Archivo de la etiqueta: OPAC

Usos aceptables e inaceptables de los datos de búsqueda de las bibliotecas universitarias: una descripción interpretativa de las perspectivas de los estudiantes universitarios

Gariepy, Laura W. “Acceptable and Unacceptable Uses of Academic Library Search Data: An Interpretive Description of Undergraduate Student Perspectives” Evidence Based Library and Information Practice (EBLIP), 16(2); 2021
DOI: 10.18438/eblip29923

Objetivo – Este artículo presenta los resultados de las actitudes de los estudiantes universitarios con respecto a la privacidad de los datos de búsqueda en las bibliotecas universitarias. Aunque la literatura bibliotecaria incluye muchos artículos sobre las percepciones de los bibliotecarios en esta materia, este trabajo añade una rica evidencia cualitativa a la limitada investigación disponible sobre las preferencias de los estudiantes en cuanto a cómo las bibliotecas deben manejar la información sobre lo que buscan, toman prestado y descargan. Este trabajo abarca los usos aceptables e inaceptables de los datos de búsqueda de los estudiantes, basándose en las perspectivas de los estudiantes universitarios estadounidenses. Se trata de un área de estudio importante debido a la naturaleza cada vez más orientada a los datos de la evaluación, la responsabilidad y la mejora en la educación superior, que se basa en los datos de los estudiantes a nivel individual para el análisis del aprendizaje. Estas prácticas a veces entran en conflicto con el antiguo compromiso de las bibliotecas con la privacidad de los usuarios, que históricamente ha limitado la cantidad de datos recopilados sobre el uso de materiales por parte de los estudiantes. Sin embargo, el uso de los datos de búsqueda de los estudiantes por parte de las bibliotecas está aumentando.

Métodos – Este estudio cualitativo se abordó a través de la descripción interpretativa, un marco cualitativo riguroso para responder a preguntas prácticas de investigación en un entorno o disciplina aplicada. Se utilizó el método comparativo constante de recogida y análisis de datos para realizar entrevistas semiestructuradas a 27 estudiantes universitarios de una gran institución pública de investigación estadounidense. Las entrevistas incluían preguntas y viñetas, es decir, situaciones breves diseñadas para obtener respuestas. Mediante la codificación inductiva, se organizaron los datos en temas y subtemas interpretativos para describir las actitudes de los estudiantes.

Resultados – Los participantes consideraron que los datos de búsqueda en las bibliotecas universitarias eran menos reveladores desde el punto de vista personal que los datos de búsqueda en Internet. En consecuencia, los estudiantes se sentían generalmente cómodos con la recopilación de datos de búsqueda por parte de las bibliotecas, siempre y cuando se utilizaran en su beneficio. Se sentían cómodos con el uso de los datos para mejorar las colecciones y los servicios de la biblioteca, pero se mostraban más ambivalentes sobre el uso de los datos de búsqueda para obtener resultados de búsqueda personalizados y para la evaluación basada en el análisis del aprendizaje. Los estudiantes tenían sentimientos encontrados sobre el uso de los datos de búsqueda en investigaciones relacionadas con la actividad criminal o la seguridad nacional. La mayoría de los estudiantes expresaron su deseo de desidentificación y control de los datos por parte del usuario. Los estudiantes que no se sentían cómodos con la recopilación o el uso de sus datos de búsqueda solían mantener sus convicciones con más fuerza que los que consideraban que la práctica era aceptable, y sus preocupaciones solían estar relacionadas con el hecho de que los datos pudieran utilizarse de forma que perjudicaran a los miembros de grupos vulnerables.

Conclusión – Los resultados de este estudio sugieren que los bibliotecarios deberían seguir explorando las perspectivas de los estudiantes sobre la recopilación de datos de búsqueda en las bibliotecas universitarias para considerar cómo y si podrían ajustar sus prácticas de recopilación de datos para ser respetuosos con las preferencias de los estudiantes en cuanto a la privacidad, sin dejar de cumplir los objetivos de evaluación y mejora. Este estudio también introduce el marco cualitativo de la descripción interpretativa en la literatura bibliotecaria y de ciencias de la información, promoviendo el uso de este enfoque cualitativo aplicado, que se adapta bien a las preguntas prácticas que se plantean a menudo en los estudios de investigación bibliotecaria.

Ansiedad en la búsqueda de información y fuentes de información preferidas de los estudiantes universitarios de primera generación


Smith, J., and S. Brinkman. “Information Seeking Anxiety and Preferred Information Sources of First-Generation College Students”. Evidence Based Library and Information Practice, vol. 16, no. 1, Mar. 2021, pp. 5-24, doi:10.18438/eblip29843.

Texto completo

El objetivo del artículo es determinar si la ansiedad ante la búsqueda de información y las fuentes de información preferidas difieren entre los estudiantes universitarios de primera generación y sus compañeros de la generación continua.

Para ello se difundió una encuesta en línea en dos campus universitarios públicos. Se incluyeron en los resultados un total de 490 encuestados. Las variables independientes fueron la institución, el año en la universidad y el estatus generacional. En lugar de utilizar una variable binaria, este estudio utilizó tres grupos para la variable independiente del estatus generacional, con dos grupos de primera generación y un grupo de generación continua basado en la experiencia de los padres con la universidad. Las variables dependientes incluían 4 medidas de ansiedad de búsqueda de información y 22 medidas de fuentes de información preferidas. Las respuestas se analizaron con el programa SPSS. Se utilizaron pruebas ANOVA independientes de una vía para comparar los grupos según el estatus generacional, y se realizaron pruebas ANOVA factoriales de dos y tres vías para explorar los efectos de interacción del estatus generacional con la institución y el año en la universidad.

En los resultados no se encontraron diferencias significativas en la ansiedad general de búsqueda de información entre los estudiantes cuyos padres tenían distintos niveles de experiencia con la universidad. Sin embargo, al explorar la variable específica de experimentar ansiedad sobre “navegar por el sistema de la universidad”, se encontró una interacción bidireccional que implicaba el estatus generacional y el año en la escuela, con los estudiantes de primera generación con la menor experiencia directa con la universidad reportando niveles más altos de ansiedad en diferentes años en la universidad que sus compañeros. Se descubrió que dos categorías de estudiantes de primera generación consultaban mucho menos a sus padres que sus compañeros de la generación continua. El estudio también descubrió que las diferencias institucionales o generacionales también pueden influir en que los estudiantes pidan información a sus compañeros, bibliotecarios, centros de tutoría, profesores o asesores.

En conclusión, mientras que las investigaciones anteriores sugieren que los estudiantes de primera generación experimentan una mayor ansiedad en la búsqueda de información, este estudio no encontró diferencias generales significativas entre los estudiantes en función de su estatus generacional. El estudio reforzó la investigación anterior sobre los estudiantes universitarios de primera generación que confían menos en sus padres que sus compañeros de la generación continua. Sin embargo, este estudio complica las investigaciones anteriores sobre los estudiantes de primera generación y su utilización de compañeros, bibliotecarios, centros de tutoría, profesores o asesores como fuentes de información, y sugiere que el contexto institucional desempeña un papel importante en la búsqueda de información de la primera generación.

¿Es fácil de usar el sitio web de tu biblioteca? lecciones de usabilidad para web de bibliotecas en un mundo de servicios remotos

How User-Friendly Is Your Website?
Usability lessons for libraries in a remote world

American Libraries. By Greg Landgraf | March 1, 2021

Ver original

Como la pandemia ha limitado los servicios bibliotecarios presenciales este año, muchas bibliotecas dependen más que nunca de sus sitios web para prestar los servicios que sus comunidades necesitan y esperan. Pero un sitio web sólo es útil si permite a los usuarios encontrar y hacer lo que necesitan. El aumento de la importancia de los sitios web de las bibliotecas durante la era de COVID-19 ha puesto de manifiesto las deficiencias comunes de usabilidad y las oportunidades.

“Tengo la sensación de que mucha gente piensa que la usabilidad está por encima de la utilidad”, dice Christina Manzo, bibliotecaria de experiencia de usuario de la Radford University Carilion de Roanoke (Virginia). “Creo que se han convertido en una misma cosa. Hay una oferta aparentemente interminable de interfaces que compiten por nuestra atención, así que los usuarios están menos dispuestos a soportar un sitio web que no funcione bien.”

Manzo afirma que la pandemia no ha cambiado las necesidades de los usuarios, sino que las ha amplificado. “El agotamiento y la frustración impulsan a la gente hoy en día, porque casi todo -incluso ir al supermercado- requiere más tiempo y energía”, añade. Como resultado, los usuarios pueden ser menos pacientes si se ven obligados, por ejemplo, a refinar las búsquedas varias veces para encontrar la información que buscan.

La pandemia también ha afectado a la forma en que los usuarios buscan la información, dice James Miller, bibliotecario de enlace de descubrimiento y ciencias de la Universidad Hollins de Roanoke (Virginia), que señala que los estudiantes buscan ayudas para la búsqueda en línea con más frecuencia. Las visitas a la página web que contiene los vídeos de la biblioteca se duplicaron el pasado otoño, y el uso del chat en línea y de los libros electrónicos también ha aumentado. Mientras tanto, las descargas de artículos han disminuido, posiblemente porque los investigadores agotados están buscando en otra parte.

Maria Nuccilli, desarrolladora web del Sistema de Bibliotecas de la Universidad Estatal de Wayne, en Detroit, informa del aumento del uso del sitio web en general. En la última semana del semestre de otoño de 2020, las LibGuides de la biblioteca recibieron 6.300 visitas, frente a las 3.900 del mismo periodo del año anterior. “Incluso ahora que la biblioteca está parcialmente abierta, la gente sigue conectándose a Internet más que nunca”, dice Nuccilli, lo que demuestra la importancia de las interfaces eficaces. También señala que la proporción de usuarios que acceden a los sitios web a través de dispositivos móviles ha aumentado, lo que hace que el Diseño web adaptable (Responsive web design) -que permite una fácil visualización en pantallas más pequeñas- sea más importante que nunca.

Accesibilidad y legibilidad

Un factor crítico en el diseño de la experiencia del usuario (UX) para los sitios web es la accesibilidad para las personas con deficiencias visuales y otras discapacidades. Por ejemplo, el contenido en movimiento, intermitente o parpadeante puede suponer un obstáculo para los usuarios con déficit de atención o trastornos de procesamiento visual, mientras que un contraste de color insuficiente entre el texto y el fondo puede hacer que el contenido sea ilegible para los usuarios con baja visión.

Las Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web del World Wide Web Consortium son impresionantemente completas; muchas instituciones las han convertido en directivas fáciles de aplicar y las han incorporado a sus propias pautas de accesibilidad. Para empezar, Jaci Wilkinson, directora de descubrimiento y experiencia de usuario de las bibliotecas de la Universidad de Indiana en Bloomington, sugiere que se haga una demostración de la tecnología de lectura de pantalla para ver de primera mano cómo funciona con el sitio web, o al menos que se revisen los tutoriales de YouTube para tener un conocimiento más concreto de sus posibilidades.

Nuccilli recomienda emplear extensiones del navegador que señalen problemas de accesibilidad, como  Axe o Siteimprove. “Suelen mostrar pequeñas cosas que suponen una gran diferencia”, dice. Otras herramientas, como  Colour Contrast Check, pueden ayudar a evaluar si una combinación de colores es legible para las personas con deficiencias en la visión del color o que lean un sitio en una pantalla en blanco y negro.

Manzo, que ha realizado pruebas de usabilidad en diversos sitios web de bibliotecas, afirma que “muchas entrevistas con usuarios mencionan específicamente el lenguaje” como un reto de UX. Por ejemplo, algunos usuarios encuentran vagos términos como “investigación”, mientras que los no bibliotecarios pueden no estar familiarizados con términos como “préstamo interbibliotecario”.

Wilkinson afirma que escribir específicamente para la web -donde la gente tiende a escanear el texto en lugar de leerlo palabra por palabra- mejora la legibilidad de un sitio. Según un informe de Nielsen Norman Group, los elementos como la información cargada de antemano, las listas con viñetas y los subtítulos claros ayudan a los lectores a encontrar la información que buscan.

“Uno de los principios rectores es ir al encuentro del usuario donde se encuentra, ya sea para saber dónde poner un botón o qué tipo de terminología utilizar”, afirma Nuccilli. “No creo que exista un sitio web de biblioteca perfecto, y no se puede hacer una vez y que se mantenga indefinidamente”. Eso significa que incorporar constantemente los comentarios del personal de la biblioteca y de los usuarios es fundamental para mantener un sitio web utilizable.

Testando soluciones

“Cuando todo se cerró en marzo, nuestras prioridades cambiaron inmediatamente, y necesitábamos entregar la información a los usuarios lo antes posible”, recuerda Nuccilli. En circunstancias normales, cuando se introducen nuevos servicios se realizan breves pruebas de usabilidad en persona cada semana. Sin embargo, durante la pandemia, se basa más en los comentarios de los bibliotecarios y en los datos analíticos de Google y Springshare (la plataforma digital que está detrás de LibGuides y LibAnswers) para evaluar si los nuevos servicios satisfacen las necesidades de los usuarios.

“Antes de la pandemia, había muchas microtransacciones en referencia, sesiones de instrucción y circulación que podían dar lugar a ideas para mejorar la usabilidad”, dice Miller. Los trabajadores de circulación, por ejemplo, podían observar que los estudiantes tenían problemas para iniciar sesión en sus cuentas. “Esas interacciones no pudieron ocurrir este año, así que es más difícil definir los problemas que tienen los usuarios”.

Para contrarrestar esta situación, el bibliotecario de enlace y otros miembros del personal de la biblioteca se reunieron con grupos y clubes de estudiantes a través de Zoom para preguntarles cómo utilizan la biblioteca y si encuentran algún obstáculo. La biblioteca utilizó estos comentarios para priorizar la información en el sitio web. Cuando un estudiante mencionó que era difícil encontrar tesis y disertaciones, por ejemplo, la biblioteca creó una ayuda para encontrarlas.

Utilizar múltiples métodos para las pruebas de usabilidad clásicas con los métodos de guerrilla (en los que se aborda a los usuarios en lugar de reclutarlos) puede ser adecuado en esta situación. Miller ha aplicado y publicado una investigación sobre un enfoque de métodos mixtos para las pruebas de usabilidad, que combina técnicas para evaluar y mejorar la usabilidad (como grupos de discusión, análisis, creación de prototipos y pruebas) en todas las fases del desarrollo de un sitio. Este enfoque puede proporcionar una imagen más completa de las necesidades de los usuarios y mejorar la web ante acontecimientos como la pandemia.

Hacer mejoras

Un primer paso importante: explorar perspectivas más allá de las propias. “Como bibliotecario, conoces tu sistema y sus limitaciones”, dice Manzo. “Un nuevo usuario no tiene la ventaja de esa perspectiva: sólo sabe si el sitio web no le devuelve la información que necesita”.

La creación de un grupo de personajes -descripciones de personas ficticias que representan los principales grupos de usuarios de su sitio- puede ayudar a los bibliotecarios a tener en cuenta múltiples perspectivas. Las personas suelen incluir un nombre, un cargo y responsabilidades, y datos demográficos, así como los objetivos de uso del sitio y el entorno en el que se utiliza. “Ser consciente de qué información es más útil para los distintos grupos puede permitir a los bibliotecarios satisfacer muchas necesidades de los usuarios sin que se produzca un exceso de información”, afirma Manzo.

Los perfiles deben estar respaldados por la investigación de los usuarios y los datos analíticos. Una vez creados, no sólo dan forma a las decisiones sobre la información que satisface la gama más amplia de necesidades, sino que también identifican las lagunas de información.

Los ejercicios de clasificación de fichas también pueden ser una práctica útil para organizar los sitios web, dice Manzo. Los usuarios clasifican las tarjetas físicas con temas o etiquetas de menú en grupos que tengan sentido para ellos. El evaluador puede definir categorías para que los usuarios clasifiquen las tarjetas o dejar que los usuarios propongan las suyas propias. En algunos casos, los usuarios también reciben tarjetas en blanco para que incluyan la información que desean en el sitio web pero que no ven representada.

Nuccilli ha ayudado a poner en marcha varias iniciativas en Wayne State, incluida una nueva iteración del espacio de archivo en línea para la Biblioteca Walter P. Reuther, que alberga los archivos laborales del campus. “Estamos muy agradecidos de haber pasado ya mucho tiempo observando a los usuarios porque nos dio un marco sobre el que construir”, dice Nuccilli. Debido al enfoque especializado de la biblioteca, hacerlo requirió un cuidadoso reclutamiento de los participantes y la coordinación con el personal de referencia de Reuther. “Pero fue valioso”, dice, “pudimos ofrecer una mejor experiencia de investigación”.

Una técnica que siempre le servirá: hacer preguntas continuamente. Como dice Manzo, “lo bueno de la usabilidad es que la curiosidad no cuesta nada”.

Algunos consejos:

  • Dar prioridad a sus objetivos. “Planifica cómo conseguirás el máximo impacto con la aplicación más inteligente del esfuerzo”, dice Wilkinson.
  • Evalúa las preguntas del chat, las vistas de las preguntas frecuentes y las búsquedas en busca de tendencias. Miller dice que esto revelará las necesidades de información de los usuarios que deberían recibir más importancia en el sitio web.
  • Comunícate regularmente con el personal de la biblioteca que trabaja directamente con los usuarios. “Muchas ideas provienen de los colegas y de los problemas que surgen cuando la gente trabaja en el mostrador de referencia”, dice Wilkinson.
  • Facilita a los usuarios la obtención de ayuda. “Cuando trabajaba en una pequeña biblioteca, todas nuestras páginas de error tenían mi dirección de correo electrónico”, dice Manzo. Aunque eso no sea apropiado para todas las bibliotecas, un foro o un buzón de quejas bien visible puede ser una alternativa eficaz.
  • Aplicar la tecnología de forma creativa. “Hicimos una sala de estudio virtual con dos bibliotecarios y nuestros estudiantes a través de Zoom”, dice Miller. El profesorado también rotó a lo largo del día para responder a las preguntas.
  • Utilizar los recursos de forma novedosa. Wayne State utiliza LibAnswers para sus preguntas frecuentes, y los bibliotecarios a menudo hacen referencia a ella cuando ayudan a los estudiantes. “Nos dimos cuenta de que, en lugar de poner la información de COVID en nuestra página web de forma estática, podíamos utilizar nuestra cuenta de LibAnswers para las preguntas frecuentes de COVID, y hacerlas visibles cuando las necesitáramos y ocultarlas cuando no las necesitáramos”, dice Nuccilli.

Bibliomaps® es una aplicación de geolocalización que ofrece a los usuarios/as y visitantes de la biblioteca la ubicación en estantería

Bibliomaps®

https://bibliomaps.es/

Ver video

Ver ejemplo Universidad de Cádiz

Ir a Estado y allí abrir donde pone Ubicación en estantería Bibliomaps®

Bibliomaps® es una aplicación de geolocalización que ofrece a los usuarios/as y visitantes de Biblioteca la ubicación en estantería de cualquier ejemplar mediante el uso de mapas interactivos integrados en el catálogo. A través de este recurso los usuarios/as disponen de un acceso rápido a los recursos bibliográficos desde sus propios ordenadores, dispositivos móviles y puntos de consulta en sala. A su vez, el personal libera carga de trabajo, que se puede destinar a otras labores bibliotecarias.

Bibliomaps® utiliza la signatura topográfica del ejemplar para localizar y mostrar la localización exacta en estantería.  integra sus mapas de geolocalización mediante un enlace en el catálogo (OPAC) o en el discovery de la institución. Además trabaja con varios tipos de signaturas:  Clasificación Universal Decimal (CDU), clasificación de la Biblioteca del Congreso (LCC), número currens, clasificación UNESCO, … pudiéndose adaptar a otras necesidades del cliente. Presentando una interfaz moderna y amigable, con mapas de diseño ‘responsive’ que se adaptan a cualquier resolución y que permiten hacer zoom y navegar ya sea en escritorio o en móvil.

Los usuarios/as podrán comprobar cómo llegar a la biblioteca gracias a la tecnología integrada de Google Maps. Una vez dentro, la herramienta muestra rutas personalizadas desde la entrada hasta la ubicación exacta del libro.

Informe sobre sistemas de biblioteca 2020: nuevas oportunidades en medio de la consolidación (versión en español)

 

bccfae66c4ff6681b4d374f065bd5818

 

Informe sobre sistemas de biblioteca 2020 Nuevas oportunidades en medio de la consolidación

American Libraries [May 2020]

Breeding, Marshall
Traducción al español Marshall Breeding y Julio Alonso Arévalo

Ver completo

Español

PDF español

 

La industria de la tecnología para bibliotecas dio algunos giros significativos en 2019. Ex Libris, una empresa de ProQuest adquirió Innovative Interfaces y cambió el equilibrio de poder, fortaleciendo la posición de Ex Libris en el mundo de la tecnología para bibliotecas universitarias y consolidándose como el actor más importante en las bibliotecas públicas. Esta medida reduce la lista de competidores en una industria que ya ofrece pocas opciones viables para la mayoría de las bibliotecas.La tecnología para la automatización de bibliotecas públicas se encuentra estancada. Necesita un nivel de desarrollo considerable tanto para mantener los productos existentes como para crear tecnologías de nueva generación adaptadas a las realidades emergentes de este sector bibliotecario. ¿Optará Ex Libris por desarrollar una nueva plataforma para las bibliotecas públicas, como lo hizo para las universitarias? La forma en que la empresa responda a esta cuestión puede determinar si los sistemas de bibliotecas públicas van a continuar en un estancamiento continuo o van a desarrollar una nueva etapa de innovación.La consolidación también puede acelerar el desarrollo de nuevas alternativas. La preocupación por la falta de opciones para bibliotecas universitarias fue un factor fundamental en el desarrollo del proyecto FOLIO de código abierto. Este año FOLIO se hizo realidad cuando una biblioteca lo implementó por primera vez; y ya, un grupo de grandes bibliotecas está listo para su implementación. El éxito que tenga su funcionamiento en estos primeros sitios dará lugar a la posición futura que FOLIO pueda tener en la próxima etapa en el mercado de las tecnologías de bibliotecas universitarias.Han comenzado a surgir nuevas categorías de productos. Muchas empresas miran más allá de la biblioteca como su único cliente para el desarrollo y están diseñando productos dirigidos a sus instituciones matrices o comunidades. Los esfuerzos recientes incluyen productos tecnológicos que apoyan la enseñanza, tales como: aplicaciones de listas de lectura, servicios de descubrimiento de recursos educativos abiertos (REA), soporte para interfaces de programas de aplicación (APIs) y protocolos que conectan la biblioteca con los sistemas de información de los estudiantes. Aumentando el interés por los servicios de apoyo a la investigación en la enseñanza superior. Los sistemas de información para la investigación están disponibles desde hace bastante tiempo, y esta nueva ola de productos posiciona a las bibliotecas como partes interesadas en la investigación.

Evaluación empírica de los catálogos de las bibliotecas

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Péter Király, Empirical evaluation library catalogues. Issue 15: SWIB 2019, 2020

Texto completo

 

¿Cómo se debe describir un libro correctamente? Esta pregunta tiene un pasado largo (y un futuro aún más largo) con varios métodos propuestos que evolucionaron con el tiempo. En la época actual en la historia de la catalogación o, en otras palabras, en el control bibliográfico, vemos el final de un período y el comienzo de uno nuevo. En las últimas décadas, los profesionales e investigadores llamaron la atención sobre los diferentes inconvenientes de la catalogación legible por máquina, en breve MARC (ver frases ingeniosas famosas como “MARC debe morir” o “Síndrome de Estocolmo de MARC”), y hay una investigación intensiva sobre la próximo generación del esquema y el formato de metadatos bibliográficos adecuados, pero MARC no solo sigue con nosotros, sino que también genera la gran mayoría de los registros del catálogo.

 

Cuando en la década de 1960 Henriette Avram y sus colegas inventaron el formato MARC, el espacio de almacenamiento de información disponible era mucho menor que el de hoy en día, por lo que la información debería estar comprimida, por lo que una de las principales características técnicas del MARC es que siempre que una información puede ser descrita por un elemento de una lista cerrada de términos se optaría por este camino. El registro contiene formas abreviadas, mientras que la norma describe los términos abreviados en detalle. Esto dificulta la comprensión humana de MARC en su forma nativa, pero hace que la legibilidad de la máquina y por lo tanto la validación sea fácil. Al menos en teoría. El problema es que durante los decenios en que la estructura básica del MARC permaneció igual, éste siguió creciendo hasta convertirse en un estándar gigante, con una serie de diccionarios tan pequeños o grandes (que a veces son desarrollados y mantenidos externamente por otras organizaciones, como los esquemas de clasificación del contenido).

El propósito de esta investigación es estimar la calidad de los registros mediante la medición de las características estructurales, y encontrar los registros que podrían mejorarse. Con el análisis estadístico, los bibliotecarios y quienes deseen trabajar con datos o comprenderlos para diferentes fines pueden obtener una visión general del catálogo. Esta visión general podría ser útil también en la transición al nuevo formato bibliográfico. Conocer los datos es necesario cada vez, independientemente del formato. La investigación se manifiesta como un software de código abierto llamado Metadata quality assessment tool for MARC records. El código fuente de la herramienta se encuentra disponible en los siguientes repositorios: https://github.com/pkiraly/metadata-qa-marc (backend con una guía detallada para el usuario), https://github.com/pkiraly/metadata-qa-marc-web (interfaz de usuario basada en la web). Un sitio de demostración con los catálogos de la Universiteitsbibliotheek Gent (Bélgica) está disponible en http://134.76.163.21/gent/.

La forma ideal de flujo de trabajo de aseguramiento de metadatos sigue un ciclo particular (del cual la herramienta cubre los pasos 2-4):

  • Ingerir/transferir datos del catálogo a la herramienta de medición
    midiendo los registros individuales
  • Agregación y análisis estadístico de las métricas de nivel de registro
    informando
  • Evaluación con expertos en la materia para mejorar los registros dentro del catálogo (si es necesario)

En comparación con otras herramientas MARC de código abierto, la principal característica de ésta, es que maneja la semántica de los datos. La herramienta contiene un modelo Java del estándar MARC21, por lo que lleva un registro de la siguiente información sobre los elementos de datos MARC: nombre, URL de la definición, códigos aceptables y su significado, restricciones de valor, reglas de indexación, funciones FRBR correspondientes, códigos históricos, diccionarios aplicables, nombre del BIBFRAME (si lo hay) y otras reglas. Está construido de manera extensible, por lo que el conjunto de reglas no sólo cubre MARC21, sino también varias variaciones MARC, como la versión MARC de la Deuthche Nationalbibliothek, OCLC MARC (no implementada completamente), y campos definidos localmente en diferentes bibliotecas (Gante, Szeged, Biblioteca Nacional de Finlandia). Cuando la herramienta lee un registro MARC, crea un triplete para cada elemento de datos: ubicación (campo, subcampo, etc.), valor, la definición del elemento de datos. De esta manera, puede validar todos los datos contra su definición. Dado que la definición, o un formato legible por la máquina del estándar MARC no está disponible en ningún otro lugar, la herramienta proporciona una forma de exportar este modelo de datos a un esquema JSON llamado Avram (llamado así por el creador de MARC).

La herramienta ejecuta un par de mediciones. Sus resultados (almacenados en archivos CSV) se visualizan mediante una interfaz web ligera. La interfaz de usuario está destinada al bibliotecario, y también contiene una interfaz de búsqueda para el catálogo, con el fin de conectar los resultados de los análisis y los registros.

 

validation

Los resultados de la validación agrupados por tipos de error (CC BY-SA)

 

validation-details

Errores individuales. Las columnas son: ubicación (donde se produjo el error), valores problemáticos, enlace con la norma, número de ocurrencias, número de registros (CC BY-SA)

El análisis de validación itera todas las partes de los registros y comprueba si el valor se ajusta a las reglas de contenido, por ejemplo, si tiene una abreviatura adecuada, si la codificación de la fecha representa una fecha real o si los números ISBN/ISSN son válidos. Agrupa los errores según su ubicación (nivel de registro, campo de control, subcampo, etc.). Un problema común en casi todos los catálogos es que utilizan elementos de datos definidos localmente pero sin publicar su documentación. En esos casos, no es posible decidir si el valor de tal elemento sigue las reglas o no, por lo que la interfaz de usuario proporciona dos estadísticas: los errores que incluyen estos problemas y los errores “claros”. El resultado de la validación de 16 catálogos de diferentes bibliotecas.

completeness

 

Este análisis comprobó cómo se distribuyen los grupos de campos y subcampos en la colección. Los grupos de campos son las grandes categorías bajo las cuales la norma MARC enumera los campos individuales, tales como Números y Código (campos 01X-09X), o Edición, Impresión (25X-28X). Las tablas resultantes muestran cuántos registros contienen un elemento de datos particular (tanto en recuento como en porcentaje), muestra las ocurrencias, sus tendencias centrales (media, desviación estándar, mínimo, máximo). La herramienta también muestra los términos principales dentro del elemento de datos, y el usuario puede ver qué registros contienen ese elemento.

Análisis funcional

 

functions-with-scales

Análisis funcional (detalles). El eje y representa el número de registros, el eje x representa el porcentaje de los campos habilitantes disponibles en los registros.(CC BY-SA)

 

El FRBR define 12 funciones (como buscar, identificar, clasificar, mostrar) que deben ser apoyadas por los registros bibliográficos. Delsey inicializó un mapa entre estas funciones y los elementos de datos individuales. El análisis en esta etapa comprueba cuántas porciones de los elementos de datos pertenecientes a una función están disponibles en cada registro, y luego visualiza los histogramas del soporte de las funciones. Dado que un registro habitual contiene unos 200 elementos de datos, mientras que el mapa maneja más de 2000 elementos que apoyan funciones (el MARC21 define unos 3000 elementos), incluso los registros “más ricos” no pueden apoyar más del 10-15% de las funciones, por lo que los histogramas muestran un apoyo relativo. Su uso previsto es comparar el soporte de las funciones individuales, de modo que el bibliotecario puede concluir que un catálogo tiene más datos que apoyan la selección que la búsqueda.

 

Análisis de la materia (clasificación)

 

classification

Figura 5.  En la sección “Análisis de la materia (clasificación)”) (CC BY-SA)

 

En el MARC, hay campos para apoyar diferentes métodos de la descripción del contenido. El análisis comprueba todos estos campos y explora cómo se utilizan: cuántos registros tienen por lo menos un contenido, cuántos términos se adjuntan al registro, qué tipos de esquemas de clasificación o sistemas de organización del conocimiento (SCO) se utilizan, cuáles son los campos adicionales junto al término (como la fuente del término, la versión del SCO, etc.) La interfaz de usuario proporciona enlaces a la lista de términos individuales dentro de un SCO, donde los enlaces de los términos desencadenan las búsquedas.

Análisis del nombre de la autoridad

Los nombres de las autoridades son más similares que los temas en cuanto a que proporciona nombres normalizados para personas, reuniones, sociedades e incluso títulos, que pueden o no contener información adicional, como identificadores de vocabularios, fechas y títulos asociados al nombre, naturaleza de la contribución en el registro actual. Este análisis sigue la estructura del análisis del tema.

weighted-completeness

Figura 6. (en la sección ‘Integridad ponderada’) (CC BY-SA)

 

Integridad de los campos MARC

La simple integridad tiene la misma importancia para cada campo. En la literatura, se sugieren dos soluciones para agregar pesos de campos para enfatizar la importancia. Thompson y Traill configuran un cálculo de puntuación para 19 elementos de datos que dan puntos por ocurrencias (en el rango de 0 a teóricamente ilimitado). Su propósito era seleccionar lo mejor de los proveedores de registros MARC proporcionados junto con los libros electrónicos. Carlstone siguió una estrategia similar pero estaba interesada en los registros MARC de series electrónicas (aquí un registro puede tener números negativos si pierde determinados elementos de datos). La herramienta implementa ambos análisis y proporciona visualizaciones para los histogramas de puntuación (tanto para la puntuación total como para los factores individuales).

Planes futuros

En el próximo período, nos gustaría concentrarme en los detalles del KOS, particularmente en dos cuestiones 1) si el registro se refiere a un KOS jerárquico, ya sea que utilice términos genéricos o específicos (situados cerca o lejos de los términos de nivel superior de la jerarquía) 2) si vemos el catálogo como un gráfico en el que los registros representan los nodos y los sujetos representan los bordes que conectan los registros entre sí, ¿cuál es la naturaleza de esta red? Otra dirección de desarrollo es mejorar la herramienta para cubrir otros formatos como PICAplus y UNIMARC. Trabajo en estas tareas con Verbundzentrale des GBV (Göttingen), ZBW – Leibniz-Informationszentrum Wirtschaft (Hamburgo) y la Agence bibliographique de l’emseignement supérieur (Montpellier). Estamos buscando una cooperación adicional con bibliotecas, por lo que si está interesado en esta investigación, ponte en contacto en pkiraly.github.io/contact/

 

References:

 

 

¿Que características tiene un catálogo de biblioteca próxima generación?

 

3d laptop, magnifying glass and computer files

 

Defining the Next-Generation Catalog. En Cap. 3. de “Analyzing the Next-Generation Catalog Andrew Nagy Library Technology Reports alatechsource.org October 2011

Texto completo

 

En este capítulo se define las características del catálogo de próxima generación (NGC) y se examinan brevemente algunos de los productos del mercado. Aunque las característica de los nuevos sistemas parecen bien definidas, sin embargo las funcionalidades sólo cumplen una parte muy limitada de las expectativas.

 

 

El término catálogo de próxima generación (NGC) se hizo omnipresente en el mundo de la bibliotecas con la fundación de las lista de correo NGC4Lib. Eric Lease Morgan de la Universidad de Notre Dame fundó esta lista de correo con el fin de crear un canal de discusión sobre el tema de la próxima generación de catálogos de acceso público en línea (OPAC) para las bibliotecas.

Morgan señaló cuatro principios que definen el NGC en un anuncio titulado “Catálogo de la biblioteca de próxima generación”. Estos cuatro principios son los siguientes:

– No es un catálogo.
– Evita usar múltiples bases de datos.
– Se trata de una plataforma de servicios más allá de la búsqueda resultados.
– Se construye usando fuentes abiertas.

Los proveedores de sistemas bibliotecarios y las comunidades de código abierto han proporcionado soluciones que parecen satisfacer estas necesidades, pero a medida que se analizan más a fondo las soluciones, está claro que sólo tocan la superficie de estas necesidades. Parece evidente que las soluciones NGC que se han utilizado en las bibliotecas no cumplen estos cuatro principios.

 

Principio 1: No es un catálogo.

Un catálogo típico de  próxima generación es más que un simple catálogo, muchos de estos productos proporcionan la posibilidad de buscar más allá de sólo los registros bibliográficos de la ILS, tales como colecciones digitales producidas por la institución o datos de acceso abierto seleccionados de repositorios de acceso abierto.

Algunas de estas soluciones han incluido la posibilidad de recolectar repositorios basados en el protocolo OAI-PHM para incluir contenido adicionales en el índice. Sin embargo, esto todavía lo hace de manera muy limitada. Así, los catálogos de próxima generación (NGC) no desdibujan esos límites haciendo que la distinción entre unos recursos y otros sea aún más difícil de distinguir para el usuario general.

 

Principio 2: Evita usar bases de datos múltiples.

Mientras que el NGC en general ha evitado las bases de datos múltiples, muchos han incorporado la búsqueda federada para proporcionar un mayor nivel de acceso. El NGC fue pensado como el paradigma de caja de búsqueda única con el que las bibliotecas han estado soñando; sin embargo, la búsqueda federada sólo exacerbó el problema al crear una interfaz menos conveniente y menos simple que fue uno de los factores clave para la invención del catálogo de nueva generación. Una sola base de datos es clave para proporcionar una interfaz simple, lo que nos lleva de vuelta a los fallos en el Principio 1. Muchas soluciones de catálogo de nueva generación han intentado ser más que un simple catálogo incorporando contenido adicional, pero al hacerlo han integrado la búsqueda federada, con lo que no se cumple el Principio 2

 

Principio 3: Es una plataforma de servicios más allá de la búsqeda de resultados.

Muchas soluciones de NGC han funcionado muy bien con este principio. La interfaz y la funcionalidad han sido diseñadas para trabajar con el conjunto de resultados y proporcionar servicios a su alrededor. Por ejemplo, la incorporación de la navegación facetada permite al usuario modificar los resultados mediante el uso de filtros. Muchas soluciones NGC proporcionan funcionalidad de recomendación así como la capacidad de compartir resultados en un entorno más social y ampliar la investigación a entidades externas como Google o Wikipedia. Debido a los fracasos de los Principios 1 y 2, estos servicios siguen siendo bastante inexactos y se centran en las colecciones más pequeñas representadas en el NGC.

 

Principio 4: Se construye usando fuentes abiertas.

Aquí hay otra área donde las soluciones de NGC han brillado. Muchas han sido construidas a partir de tecnología de código abierto y han incorporado funcionalidad para incluir contenido de acceso abierto. Dos soluciones, VuFind y Blacklight, están disponibles bajo una licencia de código abierto, lo que permite que sean descargadas e instaladas sin costo alguno. Por supuesto, me refiero al costo financiero directo y no el personal y los recursos de costo “gratis”. La utilización de la tecnología de código abierto es una gran manera de que el vendedor del producto reduzca el costo y se apoye en una plataforma que otras organizaciones similares también están aprovechando.

Por ejemplo, consideremos el ampliamente popular Apache Solr y Apache Lucene, una plataforma de búsqueda y un motor de indexación respectivamente. Estos dos productos de código abierto se han vuelto extremadamente populares en el mercado de las bibliotecas y se puede encontrar en casi todos los productos del mercado de NGC. Como estos las tecnologías continúan evolucionando y mejorando, así como las soluciones que se construyen alrededor de ellos.

Ha habido un fracaso en torno a este principio, Sin embargo, el NGC no ha facilitado la apertura de compartir el contenido de una manera conveniente. Ningún NGC en el mercado hoy en día proporciona un proceso de intercambio abierto de registros MARC. Una fuente de solución abierta, SOPAC, desarrollada por John Blyberg de la Biblioteca Pública de Darién, ha asumido el papel de ser un motor de colaboración de etiquetas sociales. Uno biblioteca con SOPAC puede agrupar y compartir etiquetas en registros en sus colecciones con otras bibliotecas que están usando SOPAC. Este es un gran modelo que parece que ha tenido poca adopción; sin embargo, un nuevo producto comercial, BiblioCommons, parece ser indicado a experimentar con este enfoque más allá. Este concepto de las bibliotecas que comparten recursos y servicios parece como una propuesta muy valiosa que merece más investigación e inversión. Por último, mientras que un El típico NGC utiliza contenido y código abierto no es capaz de proporcionar acceso a todos las vastas colecciones de contenido de acceso abierto.

Las recomendaciones se están convirtiendo en parte integrante de los sistemas de descubrimiento. Amazon.com es conocido por utilizar este enfoque para ayudar a aumentar la visibilidad de sus productos y ventas; de manera similar, las bibliotecas han estado adoptando este modelo para ampliar la exposición de sus colecciones. Este camino me permite navegar por la línea de productos y llegar directamente a lo que estoy buscando. No tengo para pensar en los términos de búsqueda por adelantado pero soy capaz de navegar la taxonomía de los términos de manera jerárquica para encontrar exactamente lo que quiero de una manera muy intuitiva.

 

Los comportamientos de búsqueda de los estudiantes cuando los bibliotecarios no están mirando

 

self-service-point-2019-300x200-1

Dahlen, Sarah P.C. ; Haeger. Heather ; Hanson, Kathlene ; Montellano, Melissa. Almost in the Wild: Student Search Behaviors When Librarians Aren’t Looking. The Journal of Academic Librarianship Volume 46, Issue 1, January 2020 https://doi.org/10.1016/j.acalib.2019.102096

Texto completo

Las bibliotecas universitarias ofrecen una variedad de herramientas para que los estudiantes encuentren información, incluyendo sistemas de descubrimiento y bases de datos de bibliotecas tradicionales. Este estudio contribuye al creciente cuerpo de conocimiento sobre los comportamientos de búsqueda de información de los estudiantes al comparar cómo los estudiantes de nivel superior con especialización en Ciencias Sociales utilizan estas dos categorías de herramientas de búsqueda. El comportamiento de búsqueda de los estudiantes y el uso de las características de búsqueda, materias en particular, se cuantifican para cada herramienta. Los autores exploran con análisis estadísticos si estas prácticas ayudan o dificultan a los estudiantes en su búsqueda de información de alta calidad. Los datos cualitativos de las entrevistas a los estudiantes se emplean selectivamente para ayudar a explicar los resultados. Los resultados clave incluyen el uso diferencial de las características de búsqueda en el sistema de descubrimiento frente a la base de datos tradicional, y las relaciones entre el uso de ciertas materias y la calidad de las fuentes elegidas por los estudiantes. Se discuten las implicaciones para la alfabetización, la configuración de la interfaz de búsqueda y los ajustes por defecto.

 

Test de usabilidad para un sistema de integrado de biblioteca de código abierto en KOHA

que-es-la-usabilidad-web

Khatun, A. “Usability testing for an open-source integrated library system.” The Electronic Library vol. 36, n. 3 (2018).  pp. 487-503. URL https://www.emeraldinsight.com/doi/abs/10.1108/EL-03-2017-0049?af=R

 

El objetivo de este documento es examinar empíricamente la usabilidad del OPAC de Koha desde la perspectiva del usuario. Para ello, se llevaron a cabo una serie de pruebas de usabilidad con Koha en una universidad privada de Bangladesh. Tanto los usuarios experimentados como los principiantes participaron en estas pruebas. Los usuarios experimentados participaron sólo una vez, mientras que los principiantes participaron en tres sesiones sucesivas. Al principio, se grabó la actuación inicial de los no expertos. Luego, realizaron las mismas tareas después de un breve tutorial de capacitación. Los principiantes participaron de nuevo en el experimento de retención con las mismas tareas después de cuatro semanas. Se entregó un conjunto de siete tareas a los usuarios para que vieran su desempeño en términos de tiempo, número de errores cometidos y puntajes de éxito. Los datos de desempeño fueron capturados a través de un software de registro de pantalla de computadora, y las puntuaciones de satisfacción fueron obtenidas usando una versión modificada del Cuestionario de Satisfacción de la Interfaz de Usuario (QUIS). Se realizaron comparaciones de rendimiento y satisfacción con OPAC de Koha  entre los experimentos iniciales, de aprendizaje y de retención de los usuarios experimentados y entre las tres sesiones de prueba de los no expertos.

Los resultados mostraron una diferencia de rendimiento significativa entre la sesión inicial de los usuarios no expertos y la de los experimentados. Los principiantes podrían fácilmente aprender la funcionalidad del OPAC cuando se les proporcionara una breve capacitación. El análisis comparativo del rendimiento entre los usuarios experimentados y el aprendizaje de los principiantes no mostró diferencias significativas entre estas sesiones. Hubo una diferencia significativa entre la retención de experimentados y novatos en términos de puntajes de éxito. La comparación entre las sesiones inicial, de aprendizaje y de retención de los no expertos mostró diferencias significativas en el tiempo empleado y en los errores cometidos. Los resultados de QUIS también mostraron diferencias significativas en la satisfacción subjetiva para varios ítems entre usuarios experimentados y sesiones de no experimentados.

Este es un estudio pionero de la usabilidad basado en tareas de OPAC elaborado con Koha. Los hallazgos de este estudio alentarán a los investigadores a examinar empíricamente la usabilidad de otros sistemas integrados de código abierto, lo que podría resultar en un mejor desempeño y satisfacción de los usuarios con estos sistemas.

 

AquaBrowser Library : Una nueva manera de consulta del catálogo

33777545096_bdde7dc4c1_b_d

Ver

DUOC de Chile

AQUABROWSER LIBRARY® es una interface de consulta al catálogo (OPAC) que puede superponerse a cualquier Sistema de Gestión Bibliotecaría. La particularidad de la misma es que a partir del término de búsqueda que introducimos nos genera un mapa conceptualdesde el que podemos acceder a traducciones, tesauro, sinónimos y posibles asociaciones de ese término de búsqueda. En la parte central nos aparece la información breve sobre los docuemntos con la cubierta de cada uno de ellos; y en la parte derecha podemos filtrarlos resultados simplemente haciendo click sobre un idioma, formato, materias, geográfico… Destaca especialmente por su capacidad visual, amigabilidad y usabilidad.

En España podemos verlo implementado en la Biblioteca de la Universidad Ceu San Pablo; aunque si queremos ver un desarrollo más avanzado os invitaría a efectuar una búsqueda en la Queens Library o en el DUOC de Chile .

AQUABROWSER LIBRARY® es un producto de la empresa holandesa Medialab Solutions BV www.medialab.nl distribuido en España por Scanbit.