Archivo de la etiqueta: Calidad

Citas a los artículos depositados en Academia.edu

full_01202014-academiaedu

Niyazov, Y., C. Vogel, et al. “Open Access Meets Discoverability: Citations to Articles Posted to Academia.edu.” Plos One vol. 11, n. 2 (2016)

Texto completo

Academia.edu es una red social para investigadores que cuenta con un directorio de 12500 publicaciones científicas de todo el mundo, facilitando la tarea de los que buscan artículos para sus trabajos. Lanzado en septiembre de 2008, se convirtió en uno de los mayores sitios de redes sociales para universitarios. Actualmente tiene 830.000 visitantes mensuales y cuenta con más de 42 millones de investigadores de todo el mundo.  

Mediante el uso de análisis de correspondencia y regresión, se miden las diferencias entre los artículos publicados en Academia.edu y otros artículos de revistas similares, el control de campo, factor de impacto, y otras variables. El estudio de tamaño de la muestra es de 31,216 artículos, según datos del estudio Academia .edu recibe un 16% más de citas después de un año de ser depositado en esta red social de investigación que un artículo similar no disponible en línea, un 51% más de citas después de tres años y un 69% después de cinco años. También se encontró que los artículos publicados en Academia.edu tenían un 58% más de citas que los artículos publicados solamente en otros sitios web, como páginas personales y departamentales, después de cinco años de ser depositados.

 

Bibliometria y medición científica. Planeta Biblioteca 16/01/2014

32361270876_2b4a86a9f6_b_d

Escuchar

Ir a descargar

Ver todos programas

PLANETA BIBLIOTECA

 

En Planeta Biblioteca hoy charlamos con Crispulo Travieso, profesor de Bibliometría en la titulación de Información y Documentación. Crispulo nos ha explicado qué es y para que sirve la Bibliometria como herramienta de medición de la Investigación científica. Aplicaciones de la Bibliometría a la investigación. Capacidades y deficiencias de la medición bibliométrica, medición de la producción científica, índices de citas (ISI Thompsón, Scopus, ERIH… etc.) Planteamiento de nuevas alternativas como Altmetrics, Y la formación en Bibliometria en los alumnos de Información y Documentación.

A pesar de que el 90% de los bibliotecarios reconocen la importancia de ALFIN, un 44% piensa que su biblioteca no se implica tanto como debería

32194529302_ca6c3d5c0f_b_d

 Toward an Information Literate Society Results from a 2016 ProQuest Survey, [e-Book] ProQuest, 2016

Texto completo

 

ProQuest publica los resultados de su Encuesta sobre Alfabetización de la Información de 2016. A pesar de que el 83% de los bibliotecarios están de acuerdo en que la alfabetización informacional tiene efectos positivos en la mejora las calificaciones que obtienen los universitarios,  y el 97% cree que este conjunto de habilidades contribuye al éxito que tendrán los estudiantes cuando se enfrenten al mercado de trabajo; el 44% piensan que su biblioteca no se implica en las tareas de alfabetización tanto como debería

La encuesta que acaba de publicar la empresa editorial ProQuest  se realizó a más de 200 bibliotecarios de universidades, colegios, institutos de secundarias y personal de bibliotecas públicas con el objetivo de conocer lo que los bibliotecarios están haciendo para impulsar el desarrollo de la alfabetización informacional. En general se apunta a la falta de presupuesto y de personal suficiente como algunos de los mayores obstáculos que impiden desarrollar esta tarea adecuadamente.

31502803294_a5a3211419_b_d

Los bibliotecarios encuestados reconocen que la alfabetización informacional es importante para el éxito futuro de los estudiantes y usuarios en general. El 83,4% de los encuestados cree que la alfabetización informacional afecta a las tasas de graduación universitaria, y un 97,2% cree que la alfabetización informacional contribuye al éxito del estudiante de cara al mercado de trabajo. Ya que según la opinión de la mayoría los estudiantes que poseen habilidades [de alfabetización informativa] abordan estas tareas con más confianza y creatividad independientemente del área de conocimiento o disciplina, ya que será capaz de discernir fuentes confiables y no confiables  y evaluar el contenido que encuentre para determinar si es relevante o no.

Sin embargo, estos mismos bibliotecarios no creen que este reconocimiento del valor de la alfabetización de la información se extienda a sus usuarios – sólo 21,2% de los bibliotecarios encuestados creen que sus usuarios reconocen el efecto de la alfabetización informativa en el éxito a lo largo de toda la vida-. Para combatir esta percepción de falta de reconocimiento entre los usuarios de que la alfabetización de la información impacta en el éxito a lo largo de toda la vida, los bibliotecarios se involucran en una serie de técnicas para ayudar a sus usuarios a obtener o mejorar sus habilidades de información: El 90,8% de los bibliotecarios encuestados dice que lo hacen fundamentalmente atendiendo de manera personalizada a sus usuarios para reforzar sus habilidades de alfabetización informacional. Otros métodos e instrumentos incluyen clases que se centran en las habilidades generales de investigación (68,7%) o un tipo específico (63,5%), LibGuides y otras guías de instrucción (61,3%), libros y libros electrónicos  (55,3%). , Y video tutoriales (45.2%).

31502912214_c6ae6cd1cb_b_d

A pesar de estos intentos de mejorar de la formación informativa de los usuarios, sólo el 25,4% de los bibliotecarios encuestados consideran que su biblioteca apoya las necesidades de alfabetización de los usuarios tanto como debería. El 76,5% de los bibliotecarios encuestados trabaja en bibliotecas que no tienen un programa específico de alfabetización y sólo el 26,3% cree que la colección de referencia de su biblioteca juega un papel importante en el apoyo a la instrucción en el manejo de información. Los bibliotecarios encuestados parecen alejarse de este enfoque como una forma clave de enseñar a los estudiantes sobre cómo evaluar la información.

Las preocupaciones de los bibliotecarios sobre cómo apoyar mejor las necesidades de alfabetización informativa de sus usuarios se ven disminuidas por la incapacidad para evaluar con precisión los niveles de alfabetización informacional de sus usuarios; Sólo el 16,1% de los bibliotecarios encuestados tiene un programa formal para evaluar los niveles de alfabetización de la información y el 42,4% no evalúa a sus usuarios.

Mientras que varios encuestados creen que la implementación o mejoramiento de herramientas de evaluación podría permitir a sus bibliotecas satisfacer mejor las necesidades de instrucción en información de los usuarios, los encuestados ya tienen otras ideas sobre cómo lograr este objetivo. Por un lado, muchos bibliotecarios creen que al integrar mejor la alfabetización informativa dentro de los planes de estudios y en los currículos, aumentarían las habilidades de sus usuarios en materia de información. Y por otro lado muchos de los encuestados sienten que la respuesta radica en trabajar más estrechamente con los profesores y otros instructores – aprender sobre sus necesidades, concienciar sobre la importancia de la alfabetización informativa y los recursos que ofrece la biblioteca, y alentarlos a incluir más proyectos basados en aprender investigando en sus cursos .

Otras ideas sobre cómo satisfacer mejor las necesidades de alfabetización en información de los usuarios de la biblioteca incluyen: desarrollar un currículo de alfabetización de la información; añadir o mejorar los tutoriales y recursos en línea ; integrar la instrucción de en el plan estratégico de la biblioteca; aumentar el número de bibliotecarios y personal de bibliotecas; más formación personalizada, y  aumentar el número de recursos tecnológicos
(acceso a ordenadores, lectores de libros electrónicos, tabletas y otros dispositivos electrónicos.)

Los resultados de esta encuesta de 2016 comparten una visión de cómo las bibliotecas están atendiendo la alfabetización informacional en sus instituciones, pero también resaltan el enfoque global que ayudará a convertirnos en una sociedad más instruida en el uso y manejo de información: la formación más allá de los recursos de la biblioteca es una tarea que requiere el apoyo de profesores, alumnos  y otras partes interesadas en todos los niveles. La mayoría de los bibliotecarios encuestados declaró que la agencia de calidad de su institución cumple con los estándares de alfabetización, haciendo de la alfabetización informacional una tarea clave en el trabajo de los bibliotecarios. Pero los bibliotecarios no pueden hacerlo solos.

Cómo publicar, ganar visibilidad e identidad digital en el ámbito de la investigación científica

31530383713_ae9d872c30_b_d

Cómo publicar, ganar Visibilidad e identidad digital en el ámbito de la investigación científica Julio Alonso Arévalo Universidad de Salamanca, España Abril 2015 alar@usal.es

Ver Presentación en Prezi

¿Qué tiene que saber un investigador para mejorar los resultados de su investigación?

Cuenca, Ecuador enero de 2014

Primer Encuentro Internacional de Lectura y Escritura en las Disciplinas de la Educación Secundaria y Superior

(Cuenca, 14, 15 y 16 de enero de 2015)

Encuesta sobre habilidades de información para la evaluación de la alfabetización informacional en la educación superior

headerplan1

Ralph Catts. Information Skills Survey.  Council of Australian University Librarians (CAUL), 2005

Texto completo

Esta guía  fue desarrollada para ayudar a los bibliotecarios a medir la eficacia de las estrategias de enseñanza y el desarrollo de las habilidades y comprensiones del estudiante con respecto a la alfabetización informacional. El equipo del proyecto incluyó bibliotecarios de seis universidades: la Universidad Central de Queensland, la Universidad de Nueva Inglaterra, la Universidad de Australia del Sur, el Instituto Real de Tecnología de Melbourne, la Universidad de Melbourne y la Universidad Tecnológica de Queensland y recibió el apoyo de ANZIIL y CAUL.

La investigación ha involucrado bibliotecarios, personal académico y estudiantes de cada una de las universidades participantes. La investigación ha aumentado nuestra comprensión de cómo los estudiantes aprenden a acceder y a utilizar la información y proporciona una herramienta de medición para mejorar la calidad de los programas de enseñanza.

CiteScore: el nuevo índice de citas de Elsevier

citescore

https://journalmetrics.scopus.com/

En estos días Elsevier anunció CiteScore, un servicio de información sobre citas libre para la comunidad de investigadores. CiteScore sustituye a la métrica IPP (Impacto por artículo) que estaba anteriormente disponible en la base de datos Scopus de Elsevier. IPP y CiteScore son bastante similares. Ambos están calculados como el número medio de citas recibidas en un determinado año a las publicaciones que aparecieron en una revista en los tres años anteriores. La novedad de CiteScore en relación con IPP se encuentra en las fuentes y los tipos de documentos utilizadas para el cálculo de la métrica, ya que incluye además de los artículos de investigación, artículos de revisión, cartas, editoriales, correcciones, artículos de noticias, etc.

En líneas generales el nuevo indicador de Scopus es muy similar al factor de impacto de Thomson Reuters, ya que tanto CiteScore como el factor de impacto son indicadores a nivel de revista construidos en torno a una relación de citas a los documentos. La diferencia es que CiteScore se basa en citas que se hacen en un año dado a los documentos publicados en los últimos tres años, sin embargo, el factor de impacto se basa en documentos publicados en los últimos dos años.

Otra de las diferencias que introduce es de índole numérico. CiteScore se basa en citas de alrededor de 22.000 fuentes. El factor de impacto se basa en las citas de fuentes de aproximadamente 11.000 revistas. Hay una diferencia en cuanto al tiempo de cálculo, CiteScore se calcula y actualiza mensualmente mientras que el factor de impacto lo hace de manera anual.

Según Lupo Waltman, en el factor de impacto, el numerador incluye citas a cualquier tipo de publicación en una revista, mientras que el denominador incluye sólo las publicaciones de los tipos de documentos seleccionados. El factor de impacto es a menudo criticado debido a esto ‘inconsistencia’ entre el numerador y el denominador. CiteScore incluye todos los tipos de documentos, tanto en el recuento de citas en el numerador como en el recuento de publicación en el denominador. En comparación con el factor de impacto, CiteScore, por lo tanto, tiene la ventaja de que el numerador y el denominador son plenamente compatibles.

Alguna de las críticas que se ha hecho nuevo indicador es que al incluir todo tipo de documentos deja en muy mal sitio algunos de las revistas de más alto impacto en el resto de Índices. Otras críticas consideran que la creación de un indicador sencillo que abarca un mayor número de fuentes simplemente tiene un carácter comercial, Que simplemente firma parte de una estrategia de marketing diferente para Scopus que no tiene nada que ver con la construcción de un indicador de rendimiento mejor. En opinión de Phill Davis “Elsevier ha adoptado un modelo de negocio diferente: Hacer la métrica libre, pero cobran por el acceso al conjunto de datos subyacente.”

Mejores contenidos, mayor prestigio: adquisición de originales, evaluación y rankings

problema

Mejores contenidos, mayor prestigio: adquisición de originales, evaluación y rankings

Julio Alonso Arévalo
Universidad de Salamanca (España)
alar@usal.es

VII Foro Internacional de Edición Universitaria y Académica. Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL),
Martes 29 de noviembre de 11:45 a 13:00 horas.

PREZI

Texto completo

 

En el nuevo ecosistema informativo se están produciendo cambios profundos. Los medios sociales están modificando la forma de interactuar, presentar las ideas e información y juzgar la calidad de los contenidos y contribuciones. En los últimos años han surgido cientos de plataformas que permiten compartir libremente todo tipo de información y conectarnos a través de redes. Estas nuevas herramientas generan estadísticas de actividad e interacciones entre sus usuarios, tales como menciones, retweets, conversaciones, comentarios. .” A la par de estos cambios, la mayor parte de los investigadores han trasladado sus actividades de investigación a la web y con el éxito de los medios sociales esta situación se ha hecho más evidente, ya que estas herramientas tienen más potencialidad para desarrollar un rango mayor de influencia académica que los entornos tradicionales de publicación. Ello produce un reposicionamiento de todos los elementos que contribuyen a todo el proceso de investigación, por ello este entorno digital en expansión donde se producen nuevas interacciones científicas impulsa cambios en los criterios para medir el impacto de la investigación y erudición; de modo que es importante disponer de un método para el seguimiento del impacto de cualquier publicación en estos nuevos medios de comunicación.