Archivo de la etiqueta: Lectura digital

¿Qué le pedimos a los editores y a las plataformas para dar un buen servicio de lectura digital en las bibliotecas?

33143999005_a361757f59_o_d

Alonso-Arévalo, Julio. Bibliotecas digitales: Reflexiones desde la práctica: ¿Qué le pedimos a los editores y a las plataformas para dar un buen servicio a los lectores? En: “El mercado bibliotecario como oportunidad de negocio para la edición digital” Peñaranda de Bracamonte (Salamanca). 12 de diciembre de 2012. Peñaranda de Bracamonte (Salamanca): CITA, 2012.

Texto completo

Las bibliotecas están siendo uno de los motores fundamentales de impulso del libro electrónico en aquellos países que antes han iniciado la carrera digital del libro electrónico, y han sido muchas las bibliotecas que han respondido positiva y rápidamente a este cambio de expectativas. Uno de los factores clave es la evidencia de un crecimiento exponencial en los hábitos y actitudes de lectura en dispositivos electrónicos móviles, convirtiéndose de este modo las pantallas en interfaces privilegiadas de lectura y aprendizaje La biblioteca es un punto más de difusión, descubrimiento y venta de libros electrónicos para las editoriales. Existen diferentes plataformas que ofrecen libros electrónicos para bibliotecas, y una amplia multiplicidad de modelos de negocio. Por parte de las bibliotecas es importante evaluar todos los vendedores, determinar el gasto y la concesión de licencias de cada uno, y calcular los costes en curso para determinar si el modelo seleccionado es sostenible. Si bien los libros electrónicos son un área de crecimiento robusto de las bibliotecas y a pesar de que la existencia de ebooks en bibliotecas estadounidense es un hecho habitual, se trata de una normalidad frágil debido a las barreras que imponen los grandes grupos editoriales ante el gran empuje de las cifras de préstamos. Se establecen las premisas fundamentales para que los editores se animen a poner a disposición de las bibliotecas este modelo de negocio poco explotado en nuestro país, y se establecen algunos de los aspectos clave que los editores deben tener en cuenta a la hora de ofertar sus títulos en bibliotecas.

 

¿Impreso o digital?: desajustes entre el comportamiento de lectura y la preferencias declaradas por los lectores

Leisure time

Kurata, K., E. Ishita, et al. “Print or digital? Reading behavior and preferences in Japan.” Journal of the Association for Information Science and Technology vol., n. (2016).  pp.: http://doi.wiley.com/10.1002/asi.23712

Estudio en torno a el comportamiento del lector en el que se contrapone los hábitos de lectura frente a las preferencias expresadas por los lectores respecto a uno y otro formato en una encuesta a 1755 personas. El hallazgo principal fue que aproximadamente el 70% del tiempo total de lectura se invirtió  en medios digitales, a pesar de que las preferencias de los encuestados apuntaban a la lectura en formatos impresos

En la era digital, la lectura diaria fundamentalmente es lectura digital. Para entender este posible cambio de la lectura de medios impresos a la lectura de medios digitales, se investigó el comportamiento de lectura en 11 medios y las preferencias de lectura entre lo impreso y lo digital en diferentes circunstancias. En agosto de 2012, se utilizó una encuesta en línea para indagar el comportamiento de lectura y la preferencia de 1.755 participantes, con edades comprendidas entre 18 y 69 años. Entre los participantes había un número igual de hombres y mujeres que se dividieron en cinco grupos de edad. El hallazgo principal fue que aproximadamente el 70% del tiempo total de lectura se invirtió  en medios digitales, a pesar de que las preferencias de los encuestados apuntaban a la lectura en formatos impresos. El método utilizado por la investigación fue un análisis de clusters de los tiempos de lectura por los medios de comunicación con el objetivo de clasificar a los encuestados en ocho grupos, y un segundo grupo de análisis sobre la preferencia declarada (digital o impreso) dio lugar a seis grupos. El análisis de correspondencia entre clústeres de comportamiento de lectura y clusters de preferencias reveló que existe un desajuste entre el comportamiento de lectura y la preferencia declarada por los encuestados sobre la lectura en medios impresos o digitales.

‘Leemos’, una plataforma digital gratuita para jóvenes lectores

leemos-sin-logos-730x400

Ir a LEEMOS

Ver BibliotecaBiblioteca

“leemos” es una iniciativa de Fundación Telefónica y Fundación José Manuel Lara. Las dos fundaciones se unen en un entorno online para impulsar el hábito de la lectura en el ámbito escolar y la mejora de las competencias lectora y digital de nuestros jóvenes.

El nuevo proyecto digital de Fundación Telefónica y la Fundación José Manuel Lara para fomentar la lectura en las aulas se ha presentado el 15 de febrero en Madrid.

El 15 de febrero en el auditorio  de Espacio Fundación Telefónica presentó‘Leemos’, un nuevo proyecto digital de fomento de la lectura que nace con el objetivo de crear un programa de mejora real de la comprensión lectora de los alumnos. Desarrollada por Fundación Telefónica y la Fundación José Manuel Lara, ‘Leemos’ es una plataforma digital gratuita basada en un entorno de lecturas recomendadas con tres espacios diferenciados: profesorado, jóvenes lectores y familias.

‘Leemos’ afronta el reto de proporcionar una nueva manera de favorecer el hábito lector, dirigida tanto a estudiantes como al profesorado y familias, a través de una plataforma con servicios y lecturas gratuitas única en España. El objetivo es que 100.000 alumnos se sumen a la aventura de la lectura.

 

Posturas que adoptamos al leer en una tablet

Aquí os dejo este Kamasutra de la lectura digital, según 24sutra estas son las posturas para leer en una tablet. Desde luego que no tienen ningún desperdicio, sobre todo por los propio nombres relacionadas todas ellas con una obra literaria ¿Cual es la tuya preferida? La mía es la metamorfosis

Ampliar imagen

24sutra-many-ways-to-read-a-book

Aprendizaje en el hogar

 

gatherround

Rideout, V. [e-Book] Learning at Home: Families’ Educational Media Use in America, The Joan Ganz Cooney Center, 2014.

Texto completo

Muchos niños tienen acceso y usan dispositivos de lectura electrónicos. Casi dos tercios (62%) de los niños de 2 a 10 años tienen acceso a un lector electrónico o a una tableta. Sin embargo, sólo la mitad (49%) de todos los niños con acceso a dicho dispositivo han leído o leen en él. En promedio, los niños pasan ahora: 5 minutos al día con libros electrónicos, en comparación con los 29 minutos que diarios de lectura en libros impresos. 

Joan Ganz Cooney Center ha llevado a cabo una encuesta nacional a más de 1.500 padres de niños de 2 a 10 para averiguar la cantidad de tiempo que utilizan los medios de comunicación dedicados a contenidos educativos en función de las diferentes plataformas y edades. “Learning at home: families’ educational media use in America” es el primer análisis exhaustivo en el que se recogen las opiniones de los padres sobre el usado y las experiencias con los medios de educación de sus hijos: ¿Sobre que temas consideran los padres que sus hijos están aprendiendo más as través de los medios de comunicación? ¿Qué plataformas se perciben como más eficaces? Y ¿cuáles son algunos de los obstáculos para un mayor uso de los medios educativos?

1. Casi la mitad (44%) de los padres considera que los medios que utilizan pantallas son educativos para los niños de entre 2 a 10 años de edad, que utilizan estos medios durante 56 minutos de un total de 2:07 dedicados a otras tareas educativas. Ocho de cada diez niños (80%) usan estos medios educativos al menos una vez a la semana, incluyendo un tercio (34%) que los usan a diarios.

2. La mayoría de los padres piensan que su hijo ha aprendido de estos medios educativos. Entre los padres de los usuarios de los medios educativos más de la mitad (57%) dicen que su hijo ha aprendido “mucho” sobre una o más materias (por ejemplo, lectura / vocabulario, matemáticas o habilidades cognitivas) de los medios educativos. Un Cincuenta y cuatro por ciento dicen que su hijo “a menudo”

3. El uso de medios educativos es más común entre los niños muy pequeños (1:16 horas al día entre los niños de 2 a 4 años), con un gran descenso en el uso a medida que los niños crecen (50 minutos al día entre 5 a 7 años de edad, y: 42 minutos al día entre 8 a 10 años de edad). A medida que los niños crecen, la cantidad de tiempo que pasan con los medios que tienen pantalla aumenta (de 1:37 a 2:36 al día), y la proporción de otros medios educativos disminuye (de 78% a 27%).

4. Los niños pasan mucho más tiempo con la televisión educativa (un promedio de: 42 al día) que con contenidos educativos en otras plataformas, como los dispositivos móviles (05), los ordenadores (05) o los videojuegos (03) . Para cada tema excepto matemáticas, los padres son más dados a decir que su hijo ha aprendido más a través de la televisión educativa que de cualquier otra plataforma. El contenido educativo de los dispositivos móviles se clasificó como el más bajo en el aprendizaje.

5. Los padres no creen que sus hijos aprendan tanto de los medios educativos acerca de la ciencia como de otras materias. Diecinueve por ciento de los padres dicen que su hijo ha aprendido “mucho” sobre la ciencia desde una plataforma de medios educativos, en comparación con el 37% para lectura y desarrollo de habilidades cognitivas y el 28% para matemáticas.

6. A través de cada plataforma y casi todas las materias estudiadas, los padres hispano-latinos son los que tienen menos probabilidades de decir que su hijo ha aprendido de los medios educativos.

7. Muchos niños tienen acceso y usan dispositivos de lectura electrónicos. Casi dos tercios (62%) de los niños de 2 a 10 años tienen acceso a un lector electrónico o a una tableta. Sin embargo, sólo la mitad (49%) de todos los niños con acceso dijeron que han leído o leen en un dispositivo electrónico. De promedio, los niños leen 5 minutos al día con libros electrónicos, en comparación con los 29 minutos diarios de lectura en libros impresos.

¿Qué quiere el lector digital, y qué es lo que no le proporcionan las plataformas de venta?

 

ebook-germany

Roncevic, M. “What readers want (and what we are not giving them).” No shelf required vol., n. (2017).  URL.: http://www.noshelfrequired.com/what-readers-want-and-what-we-are-not-giving-them/

Con el debido respeto a todos argumentos sobre el apego emocional al papel; los libros electrónicos conllevan la promesa de un futuro en el que los libros en papel no desaparecen, y a pesar de algunas críticas y a que las cifras de ventas de libros electrónicos están bajando durante los últimos meses, existe un interés genuino entre los consumidores por leer libros electrónicos siempre que se proporcionen las condiciones adecuadas para ello, así como existe un interés natural en involucrarse con todo tipo de información en formato digital.

Los lectores leen con entusiasmo libros en formato digital cuando se les ofrecen de forma gratuita. Desde hace unos meses cualquier persona en Croacia, incluidos los residentes y los turistas, pueden leer (en línea y sin conexión) libremente más de 100.000 libros de editores conocidos tanto antiguos como lanzamientos más recientes, en varios idiomas, a través de una aplicación de lectura gratuita a través del proyecto Free Reading Zones.   ¿Significa esto que no se paga a los editores? Por supuesto que si. Todo el concepto del proyecto Croatia Read se diseñó en torno a la idea de que a los editores siempre se les paga por todo lo leído (por eso se optó por el modelo Total Boox, que paga a los editores sólo por el contenido leído). Pero lo que es más importante, la lectura siempre es patrocinada por un tercero. En otras palabras, el coste de pagar por la lectura se transfiere del lector al patrocinador. El patrocinador puede ser cualquier organización dispuesta a participar en la misión, incluyendo bibliotecas, pero también incluyendo, por ejemplo, bancos, compañías de seguros, entidades gubernamentales, etc. ¿Por qué no permitir que alguien con dinero para gastar en alfabetización, educación y difusión del conocimiento y la cultura participe en favor de toda la sociedad?

En un país como Croacia el salario medio no supera los 800 dólares al mes, por lo que la gran mayoría de la gente no compra un solo libro al año, ya que un libro de bolsillo tiene un precio similar al de Estados Unidos. Así decenas de miles de personas leen vorazmente en sus teléfonos y tabletas, y leen no sólo en su lengua materna, sino también en otros idiomas (inglés, francés, alemán, español, italiano)

Un equipo de voluntarios supervisó cada aspecto del proyecto piloto desde el primer día. Se creo una página de Facebook donde los lectores podían hacer preguntas allí mismo o por teléfono y correo electrónico. Algunos necesitaban asistencia técnica, otros querían ofrecer sugerencias sobre cómo mejorar la aplicación, otros llamaron desde los más pequeños pueblos de montaña o de las islas para contar que esta era la primera vez que leían libros electrónicos. Algunos de los hallazgos clave de estas intervenciones y comentario sde los lectores fueron los siguientes:

  • El contenido digital quiere ser leído en cualquier lugar y no necesita ser controlado (los lectores son muy inteligentes y capaces de censurar el contenido que consumen)
  • Los lectores disfrutan de leer libros electrónicos mucho y a menudo quedán gratamente sorprendidos por lo fácil que es navegar a través de ellos y con la mejoras tecnologicas de las aplicaciones de lectura en los últimos años
  • Los lectores no se preocupan por obtener libros electrónicos a través de las bibliotecas; como ocurre con otros contenidos digitales, simplemente quieren acceder a los libros electrónicos libremente y sin un proceso engorroso
  • Los libros electrónicos tienen el potencial de estimular más la lectura entre las personas que no leen mucho; muchos dijeron que la aplicación les convención para leer mientras se desplazan en el trasnporte público, lo que aumentó la cantidad de lectura general; algunos incluso informaron que la aplicación los convirtió en lectores
  • Los lectores no quieren pagar por los libros electrónicos y no consideran que amenacen la supervivencia de los libros impresos de ninguna manera
  • Los lectores también quieren leer libremente; Y sólo pueden lograr la verdadera “libertad de lectura” a través de los libros electrónicos. Cuando entran en una biblioteca virtual gratuita para todas las personas (como en el caso de Croatia Read), son capaces de leer discretamente lo que quieren y como quieren; No hay un registro de lo que estaban pidiendo prestado o comprado; No necesitan reseervar el libro y tener que esperar la llegada de su un plazo.
  • La mayoría de los lectores comprendieron que Croatia Read era un paso importante hacia la democratización de la palabra escrita en formato digital y alentó a los esfuerzos para continuar más allá de la fase piloto
  • La gran mayoría de los lectores estaban satisfechos con la experiencia de lectura

 

La promesa del libro electrónico para hacer del mundo un lugar mejor es profunda. No se trata de poner a los editores fuera de negocio o devaluar las bibliotecas. Se trata de unir fuerzas con ellos y potenciarlos a través del uso de la tecnología. Más que nada: se trata de la justicia que podemos lograr cuando nivelamos el campo de juego. Pero para lograrlo, debemos hacer más.

Mirela Roncevic es editora jefe de No Shelf Required . También es la fundadora de la iniciativa de lectura libre.

.

La lectura en el entorno digital: nuevas materialidades y prácticas discursivas

ebook_tiempo_edicion_digital

Cordón-García, J.-A. “La lectura en el entorno digital: nuevas materialidades y prácticas discursivas.” Revista Chilena de Literatura, n. 94 (2016).URL.: http://gredos.usal.es/jspui/handle/10366/132295

La lectura ha experimentado numerosas transformaciones a lo largo de la historia configurando una serie de cambios que se han trasladado a las prácticas y discursos sobre la misma. La aparición de los contenidos digitales y la generación de un ecosistema en torno a estos ha generado profundas transformaciones en una tradición de siglos, arbitrando nuevos modelos de producción y recepción en los que la práctica individual, ensimismada y concentrada se complementa con sistemas algorítmicos en los que lo sustancial recae en los modelos subyacentes en miles de obras, más que las particularidades de una sola. Socialización y editorialización de la web representan dos de las principales tendencias de la lectura digital.