Archivo de la etiqueta: Lectura digital

Declaración de Stavanger sobre el Futuro de la Lectura

Boy holds old book and tablet

Declaración de Stavanger

Inglés

El documento recoge los principales hallazgos y recomendaciones del proyecto E-READ (Evolution of Reading in the Age of Digitisation), una iniciativa europea de investigación sobre el impacto de la digitalización en las prácticas lectoras.

 

El proyecto Evolution of Reading in the Age of Digitisation (E-READ) (La Evolución de la Lectura en la Era de la Digitalización) es una iniciativa europea de investigación que ha unido a casi 200 académicos y científicos de toda Europa en el ámbito de la lectura, la edición de textos y la alfabetización, en un esfuerzo conjunto para investigar el impacto de la digitalización sobre las prácticas de lectura. Gran parte de nuestra investigación se ha centrado en cómo los lectores, particularmente los niños y los jóvenes, comprenden y recuerdan los textos escritos cuando usan materiales impresos o materiales digitales. Los miembros de esta Acción COST de investigación financiada por la Unión Europea y otras partes interesadas se reunieron los días 3 y 4 de octubre de 2018 en Stavanger (Noruega) para discutir los principales hallazgos de cuatro años de investigación empírica y debates (2014-2018). La presente Declaración de Stavanger sobre el Futuro de la Lectura representa un sumario de dicho intercambio.

 

Declaración de Stavanger de la Acción COST ‘E-READ’
Sobre el Futuro de la Lectura, 2019

Vivimos en una era caracterizada por una digitalización cada vez más rápida y generalizada. Las tecnologías digitales ofrecen numerosas oportunidades para la producción, acceso, almacenamiento y transmisión de la información, pero al mismo tiempo desafían a una serie de prácticas de lectura bien consolidadas hasta ahora. A lo largo de los últimos cuatro años, un grupo de casi 200 académicos y científicos de toda Europa en el ámbito de la lectura, la edición de textos y la alfabetización han investigado el impacto de la digitalización en las prácticas de lectura.

El papel y las pantallas fomentan, respectivamente, sus propios tipos de procesamiento. En el actual entorno híbrido de lectura en papel y en pantalla necesitamos encontrar las mejores formas de utilizar las ventajas de ambos tipos de tecnologías, para todos los grupos de edad y propósitos.

La investigación en este campo indica que el papel continúa siendo el medio preferido para la lectura de textos largos, especialmente cuando se trata de comprender en profundidad y retener la información, y que dicho medio es el más adecuado para la lectura de textos largos expositivos o informativos. Este tipo de lectura posee un valor incalculable para alcanzar logros cognitivos como la concentración, el desarrollo del vocabulario o la memoria. Por tanto, es importante que la preservemos y promocionemos como uno de los posibles modos de lectura. Asimismo, dado que el uso de las pantallas continúa en crecimiento, descubrir formas para facilitar la lectura en profundidad de textos largos en el medio digital se configura como uno de los retos más urgentes.

Hallazgos más relevantes:

– Las diferencias individuales en talentos, habilidades y predisposiciones dan forma a distintos perfiles de aprendizaje que afectan a la capacidad de los niños para aprender de fuentes digitales y fuentes impresas;

– Las herramientas digitales ofrecen excelentes oportunidades para ajustar la presentación de los textos a las preferencias y necesidades de cada individuo. Se han demostrado sus beneficios para la comprensión y la motivación cuando el entorno de lectura digital es diseñado cuidadosamente teniendo en cuenta al lector;

– Los entornos digitales también suponen desafíos. La tendencia de los lectores a sobrevalorar su capacidad de comprensión es mayor cuando leen en medios digitales que cuando leen en papel, particularmente cuando leen bajo presión temporal, lo que les lleva a leer de forma más superficial y menos concentrados;

– Un meta-estudio que incluye 54 estudios y un total de más de 170.000 participantes demuestra que la comprensión de textos expositivos e informativos es más elevada cuando se lee en papel que cuando se lee en el medio digital, particularmente cuando el lector se encuentra bajo un tiempo de lectura limitado. Una diferencia que desaparece al leer textos narrativos;

– Contrariamente a lo esperable respecto a los llamados ‘nativos digitales’, este efecto de
inferioridad de la lectura digital se ha incrementado a lo largo del tiempo, sin importar
la edad o la experiencia previa con entornos digitales.

– Nuestra cognición encarnada (esto es, el hecho de que las características de todo el cuerpo influyen en qué y cómo aprendemos, qué sabemos o qué podemos hacer) podría contribuir a las diferencias entre la lectura en papel y la lectura digital respecto a la comprensión y retención de la información. Este factor es infravalorado por los lectores, educadores e incluso por los investigadores.

A la luz de los anteriores hallazgos, consistentes con los encontrados en países de otros continentes, hemos formulado las siguientes recomendaciones.

Recomendaciones:
– Es necesario aumentar la investigación sistemática y rigurosa acerca de las condiciones
bajo las cuales aumenta o disminuye el aprendizaje y la comprensión tanto en el medio
impreso como en los entornos digitales.

– Debe enseñarse a los estudiantes estrategias para el dominio en los entornos digitales de la lectura en profundidad y los procesos superiores relacionados con ella. Asimismo, es importante que los centros educativos y sus bibliotecas continúen motivando a los estudiantes para leer libros impresos y que se destine un espacio curricular para ello.

– Los maestros, profesores y otros educadores deben ser conscientes de que, en educación primaria, el intercambio indiscriminado de los materiales impresos, el papel y el lápiz por las tecnologías digitales no es indiferente. A menos que sea acompañado por un desarrollo cuidadoso de las herramientas digitales y de las estrategias de aprendizaje,
puede retrasar el desarrollo de la comprensión lectora y de las habilidades de pensamiento crítico.

– Son necesarias acciones apropiadas para desarrollar mejores pautas y directrices para la implementación de las tecnologías digitales especialmente en educación, pero también
en los medios de comunicación en general. Respecto a la educación, esto implica, por ejemplo, el desarrollo de métodos de instrucción en habilidades de alfabetización digital validados empíricamente (selección, navegación, evaluación e integración de la información encontrada en los medios digitales). Tales habilidades serán aplicables en
multitud de contextos, por ejemplo, al tratar con comunicación gubernamental u otra información pública.

– Los educadores, expertos en lectura, psicólogos y tecnólogos deben trabajar conjuntamente para el desarrollo de herramientas digitales (y el software relacionado) que incorpore la visión aportada por la investigación acerca del procesamiento de la información en la lectura tanto del formato impreso como el digital, incluyendo el rol de la cognición encarnada.

– La investigación futura acerca de materiales para el aprendizaje digital debe implicar una mayor cooperación entre los desarrolladores de tecnología y los investigadores en ciencias sociales y humanidades para ayudar en la promoción de debates públicos acerca de la transformación digital que sean imparciales y basados en la evidencia.

Preguntas para la investigación futura:

Dado el creciente uso de materiales digitales tanto para la educación como para la lectura personal, emergen importantes preguntas acerca del futuro de la lectura, la alfabetización y la permanente importancia de la comunicación textual:

– ¿En qué contextos de lectura y para qué lectores puede ser más fructífero el uso de textos digitales?
– Inversamente, ¿en qué dominios del aprendizaje y la escritura literaria se debe fomentar el medio impreso y abogar por su uso?
– ¿Se está transfiriendo a la lectura en papel la tendencia de la lectura en pantalla hacia una actividad más fragmentada y que implica menos concentración y un procesamiento más superficial?
– ¿Es posible que el exceso de confianza en nuestras habilidades de lectura digital esté amplificando la capacidad de influencia de las noticias falsas y aumentando nuestros sesgos y prejuicios?
– ¿Qué puede hacerse para fomentar un procesamiento más profundo de los textos en general, y cuando son leídos en pantalla en particular?

 

 

 

 

 

¿Cuál es el perfil del lector de libros electrónicos?

thedigitalreader

Who is the average ebook reader?
Kira Harkonen July 17, 2018 E-Books & E-Reading, ebookcraft, Research & Analysis

Ver original

 

Estos datos se han recopilado a partir de encuestas de consumidores, por lo que obviamente existe cierto sesgo. En primer lugar, sólo se recogieron datos de aquellos que están dispuestos a responder a las encuestas en línea. En segundo lugar, sólo se encuestó a a lectores canadienses de libros electrónicos mayores de 18 años, por lo que estos datos no son representativos de la Generación Z. Aparte de estos sesgos, estos datos nos dicen mucho sobre el mercado objetivo y el perfil de los libros electrónicos.

El lector digital

El lector de libros electrónicos canadiense promedio se identifica como mujer menor de 45 años soltera y sin hijos, tiene un título académico y gana más de 50,000$ al año. De media, los lectores digitales tienden a ser más jóvenes que los lectores impresos, y los oyentes de audiolibros son aún más jóvenes.

Adquisición

Se preguntó a los lectores digitales dónde adquieren la mayoría de sus libros electrónicos. Como era de esperar, el 53% de los lectores digitales dijeron que adquieren libros electrónicos a través de los diversos servicios como Kindle de Amazon (53%). o Google Libros en segundo lugar con un 33%, -sin embargo, es posible que algunos de los encuestados estuvieran confundiendo Google Play con el motor de búsqueda de Google, por lo que este número debería ser tomado con precaución-. le siguen Kobo con el 30%, la biblioteca con el 25% y Apple con el 20%. Scribd, Proyecto Gutenburg y Barnes & Noble después están los sitios de P2P de Torrent con un 14% de lectores digitales que informan que los utilizan para descargar libros electrónicos.

Formatos

De todos los libros leídos el año pasado por los lectores digitales, el 45% fueron libros electrónicos, el 43% impresos y el 12% audiolibros. Los lectores de libros electrónicos todavía leen muchos libros en formato impreso, ya que algunos géneros se adaptan más al formato digital que otros.

Según nuestra encuesta sobre el tiempo libre de los lectores canadienses en general, el 67% de los libros se leyeron en papel, el 24% en digital, y el 9% fueron audiolibros. En términos de compras, la encuesta de consumidores de 2017 muestra que el 75% de los libros comprados eran impresos, el 19% libros electrónicos y el 2% audiolibros. Sin embargo, los números de audiolibros podrían ser tergiversados debido a que los encuestados mezclan las descargas de audiolibros, el streaming y los servicios de suscripción.

Géneros

Al observar qué géneros se prefieren en digital y qué géneros se prefieren en impreso, es importante recordar que no se trata realmente de un caso de impreso frente a digital. Muchos lectores digitales leen en ambos formatos. Por ejemplo, el 44% de los lectores digitales prefieren leer libros de cocina impresos frente al 17% en formato digital. La preferencia por la lectura impresa entre quienes leen digitalmente también se aprecia en libros de poesía, libros de referencia y libros ilustrados como libros de arte, libros para niños y novelas gráficas y cómics.

En el caso de Non-Fiction, las tasas son muy cercanas, ya que el 35% de los lectores digitales prefieren libros impresos y el 30% los libros electrónicos, mientras que en el caso de Fiction la diferencia es aún más estrecha: El 33% prefiere libros impresos y el 33% prefiere libros electrónicos, mientras que el 21% dice que no tiene preferencia por uno u otro formato, y el 5% prefiere audiolibros. También cabe destacar que el 30% de los lectores digitales no leyeron ningún libro de ficción impreso el año pasado y el 35% dijo que no leyó ningún libro electrónico de ficción.

Cuando se trata de ventas de ficción, Romance, Ficción Histórica y Misterio y Policiíca son las populares en formato ebook, mientras que Novelas Gráficas y Cómics y Ficción en general se venden mejor en versión impresa. Non-Fiction vende en gran parte en formato impreso (aunque los libros de negocios son el género más popular en el formato digital), ya que muchos de estos libros se entregan como regalo.

Determinación de precios

El precio es el factor más importante para los lectores digitales cuando deciden comprar un libro (en cualquier formato). De promedio, piensan que los libros electrónicos deberían costar 9,18 dólares y los libros impresos deberían costar un poco más, 11,68 dólares. También hay una parte importante que piensa que no debería tener que pagar por el contenido nunca: el 18% de los lectores digitales piensa que los libros electrónicos deberían ser gratuitos y el 15% piensa que los libros impresos deberían ser gratuitos. Dicho esto, estas cifras se acercan bastante al número de lectores digitales que usan redes P2P para conseguir sus ebooks (14%).

Cuando se desglosan por género, los lectores digitales están dispuestos a pagar más por libros ilustrados impresos (14$) y menos por novelas románticas, gráficas y cómics digitales (8$). Si observamos los precios de lista promedio en Canadá, podemos ver que la No-Ficción Ilustrada tiene un promedio de precio de 16.37$ para el libro electrónico y 26.43$ para el impreso, mientras que el Romance tiene un promedio de 5.79$ para el libro electrónico y 12.80$ para el impreso

Por último, más lectores digitales dijeron que creen que las novelas gráficas y los cómics deberían ser más frecuentemente gratuitos que cualquier otro género tanto en papel (20%) como en digital (18%). Esto se debe posiblemente a la popularidad de los cómics web, muchos de los cuales están disponibles de forma gratuita.

 

usability

Dispositivos

El 62/% de los lectores digitales utilizan tabletas, lo que las convierte en el dispositivo más utilizado para la lectura de libros electrónicos, y son especialmente populares entre las personas de entre 35 a 54 años. En segundo lugar, con un 61%, se encuentra el smartphone, que es el dispositivo más popular entre los lectores digitales de los menores de 34 años  (y el menos popular entre los que tienen 55 años o más). Sorprendentemente, el 59% leen en un ordenador portátil o de sobremesa, que son, de nuevo, los más populares entre los menores de 34 años, mientras que los lectores que lo hacen en dispositivos de tinta electrónica se sitúan en último lugar. Esto se debe posiblemente al hecho de que la mayoría de la gente ya tiene otros dispositivos digitales para leer libros electrónicos, lee en sus móviles o en una tableta, por lo que los lectores electrónicos dedicados no tienen mucho sentido económicamente. Sin embargo son más populares entre los lectores de 55 años o más años, que también es el grupo que menos probabilidades tiene de tener un teléfono inteligente.

Aplicaciones

También se preguntó a los lectores digitales qué aplicaciones utilizaban para leer libros electrónicos, de acuerdo con los dispositivos que utilizan. La aplicación más popular en la tabletas es Amazon Kindle (20%), seguida de Apple iBooks (16%), Google Books (14%), navegadores web (13%), Kobo (13%), OverDrive (9%), Adobe Digital Editions (6%), Barnes & Noble (3%) y otros (3%). (El resto informó que no usan un dispositivo en particular para leer libros electrónicos.)

En el smartphone, las apps utilizadas son bastante similares, aunque Google encabeza la lista con un 20% de lectores digitales que la utilizan. Le siguen de cerca Amazon Kindle (17%), Apple iBooks (15%), navegadores web (15%), Kobo (10%), OverDrive (9%), Adobe Digital Editions (4%), `Otros’ (4%) y Barnes & Noble (3%).

Cuando se trata de ordenadores portátiles, no es de extrañar que los navegadores web sean la opción más popular, con un 26% de lectores digitales que los usan. Le siguen Amazon Kindle (16%), Google Books (16%), Kobo (9%), Adobe Digital Editions (8%), Apple iBooks (7%), OverDrive (6%), `Otros’ (4%) y Barnes & Noble (3%).

Características de accesibilidad

Las funciones de accesibilidad más utilizadas, incluso entre las personas que no informaron sobre una discapacidad, son el ajuste del tamaño o el espaciado de la fuente (45%), la visualización nocturna (42%), el cambio de la orientación del texto (28%), el uso del “modo de lectura” para tableta o teléfono (26%), el cambio del texto o del color de fondo (26%), el ajuste de la ampliación de la pantalla (25%) y el uso de un lector de  audio en pantalla (13%). Aproximadamente la mitad de todos los lectores digitales utilizan características de accesibilidad de algún tipo.

Desplazamiento 

En un sorprendente giro de expectativas, la encuesta reveló que el barrido horizontal y las capturas de pantalla son las formas más populares de avanzar a través de las páginas de un libro electrónico, cada uno de estos dos métodos es utilizado por el 32% de los lectores digitales. De modo que los lectores no han sido condicionados por sus teléfonos inteligentes a utilizar el desplazamiento vertical, ya que la mayoría de los lectores digitales prefieren los movimientos horizontales de giro de página que reflejan la experiencia de manejar un libro impreso. y sólo el 18% de los encuestados dijeron que el desplazamiento vertical era su método de avance de página favorito. También al 18% informó que pulsa un botón para avanzar a la página siguiente.

Búsqueda de información

Preguntados los lectores digitales cómo buscan información en un libro electrónico: El 67% de los encuestados dijo que utiliza la tabla de contenidos; el 45% utiliza la función de búsqueda de su dispositivo; el 43% utiliza el índice; el 38% utiliza sus propios marcadores; y el 20% utiliza enlaces en el texto. (Los encuestados pudieron seleccionar más de una opción, por lo que los porcentajes no sumarán el 100%).

¿Qué quieren los lectores?

Después de ver los resultados, se revisaron los comentarios de los lectores digitales para averiguar exactamente lo que quieren de sus ebooks y dispositivos/aparatos de lectura electrónica. En primer lugar, quieren mejorar las funciones de resaltado, especialmente en los dispositivos de tinta electrónica, que sean más fáciles de usar y, en general, más funcionales.

También quieren la opción de leer sin interrupción, es decir, sin notificaciones, cuando se utiliza cualquier dispositivo que no sea un lector electrónico dedicado. Si esto significa una sugerencia para activar el “Modo Avión” antes de leer o una función que ayuda a silenciar todas las notificaciones, es evidente que los encuestados quieren escapar del mundo real durante su tiempo de lectura.

Los lectores digitales también buscan características de navegación más robustas y creativas. Quieren tener la capacidad de ir y venir fácilmente entre las secciones del libro, entre, digamos, la historia y un glosario, un mapa de una ciudad de fantasía o un árbol genealógico. Estos niveles adicionales de navegación deben anticipar las necesidades de los lectores y hacer que la experiencia sea lo más cómoda y natural posible.

Otra petición común es eliminar la cantidad de esfuerzo que debe hacerse para la adquisición y el uso de un libro electrónico, desde la compra del libro hasta la experiencia de la lectura en sí. Los lectores quieren archivos que funcionen en todos los dispositivos y una mayor duración de la batería para esos dispositivos. Los productores de libros electrónicos y lectores electrónicos necesitan igualar o, mejor aún, superar otras experiencias sin fisuras que compiten por la atención del lector. Si un cliente tiene un problema para comprar o acceder a su ebook, puede que decida ver Netflix en su lugar.

En conclusión, los lectores digitales quieren un buen diseño del libro electrónico y eso pasa porque el libro electrónico sea casi invisible. Es decir, que todo el trabajo de creación y distribución de un libro electrónico debe pasar desapercibido en última instancia, ya que el marco de trabajo de lectura electrónica se sale del camino de la experiencia de lectura tradicional.

 

RESUMEN

Lectura impresa vs. lectura digital

El año pasado, el lector digital promedio leyó 45% digitalmente, 43% en papel y 12% en audio.

¿Dónde adquieren sus ebooks?

Amazon – 53%
Google – 33%
Kobo – 30%
Biblioteca – 25%
Manzana – 20%
Sitios Torrent – 14%

Precios

El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro electrónico.¡ es 9,18 dólares
El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro impreso es 11,68 dólares .

Dispositivos

El 43% de los lectores digitales no utilizan lectores electrónicos.
El precio es el factor más importante en su decisión de compra.

El 62% de los lectores digitales en Canadá utiliza tabletas

Funciones de accesibilidad más utilizadas

Tamaño de fuente – 45%.
Visualización nocturna – 42%.
Oriente el texto – 28%
Modo de lectura – 26%.
Ajustar el color – 26%.
Ampliación de la pantalla – 25%.
Lector de pantalla – 13%.

Búsqueda de información

El 67% de los lectores digitales utilizan la tabla de contenidos

El lector digital en España es un lector más intensivo, que compra y lee más libros que aquellos que sólo leen en papel

image-20160719-7903-1gnr9zj

La lectura de contenido digital de cualquier tipo mantiene la tendencia ascendente, ha crecido de un 47,8% en 2010 al 78,4% en la actualidad. El perfil del lector digital es algo más joven que el lector exclusivo en papel, no se observan diferencias en función del sexo y del nivel de estudio. Son ligeramente más intensivos que el lector que solo lee en papel: leen y compran más libros al año y disponen de más libros en el hogar.

 

Según datos del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2018 publicado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), el lector digital es un lector más intensivo, lee una media de 13,2 libros al año, frente a los 11,2 del lector que sólo lee en papel. Tiene una biblioteca con mayor número de ejemplares en su hogar, 269 libros de media frente a los 230 de los lectores que sólo leen en papel. Estas mismas características no son exclusivas de España, también se dan en los lectores digitales en otras áreas geográficas.

El Barómetro, que tiene una periodicidad anual, también ha analizado la evolución de la lectura de otro tipo de contenidos y refleja que, desde el año 2012, se ha producido un crecimiento de la lectura de libros en general y de contenidos digitales, mientras se detecta un descenso en el número total de lectores de publicaciones periódicas (prensa y revistas) y cómics.

El 78,3% de los españoles mayores de catorce años leen algún tipo de contenido en soporte digital, una cifra que sigue en aumento, y prácticamente todos los lectores digitales son lectores frecuentes. El 28,7% de la población ya lee libros en su tiempo libre en soporte digital, un 38,7% sólo lo hace en papel. En los últimos ocho años, los lectores de libros en formato digital han pasado de un 5,3% al 28,7%.

Del 61,8% de lectores de libros en tiempo libre:

₋ Un 38,7% se mantiene como lector exclusivo de papel.
₋ Un 17,2% lee tanto libros en papel como en formato digital.
₋ Un 6,0% lee exclusivamente en formato digital.

Los lectores exclusivos de libros digitales presentan un perfil de lector ligeramente más intensivo que el que solo lee en papel:

₋ Leen y compran más libros al año.
₋ Disponen de más libros en el hogar.
₋ Además de libros, también lee más webs, blogs y foros y lee en mayor medida en el transporte público y al aire libre.

El informe de este año además apunta que se está dando un crecimiento continuo de los lectores frecuentes de libros digitales, con un 23,2% de personas que leen libros habitualmente en formato digital en España, de esta cifra sólo un 6% lee exclusivamente en formato digital y el 17,2% lee en ambos formatos.. En lo relativo a la edad, el perfil es el de un lector algo más joven que el lector en papel. Prácticamente todos los adolescentes leen algún tipo de contenido en soporte digital, especialmente webs y RRSS. Por el contrario, un 20,7% son lectores de libros por ocio en formato digital frente al 27,1% de la población adulta.

En el caso de la prensa, se observa una paulatina transferencia de lectura en papel a lectura en digital, mientras que en los últimos años ha descendido el total de lectores de periódicos, el porcentaje de lectores digitales sigue en aumento.

Sin embargo, tal como ya se observó en el Barómetro del año pasado, el incremento en la lectura de contenido digital no se traduce en un incremento en paralelo de la lectura total, lo que sugiere una paulatina transferencia de lectura en papel a lectura digital.

El E-reader y el ordenador son los dispositivos que más se utilizan para leer (12,0% y 11,0% de la población respectivamente). Hay que señalar que un 6,7% de la población lee libros en el móvil.

En cuanto a otros formatos digitales como los udiolibros, sólo el 2,5% de la población de 14 o más años señala que escucha audiolibros con frecuencia al menos trimestral. Un 1,1% lo hacen de forma frecuente, al menos una vez a la semana.

El lector digital, también compra más libros que el lector en papel, pero lamentablemente un porcentaje del 79% de los libros digitales leídos en el último año se obtuvieron sin pagar. Únicamente un 21% de los entrevistados señalaron que obtenían libros digitales pagando. El 34,8% de los entrevistados reconocieron que se descargaron libros pagando por ellos.

En cuanto a el futuro, la mayoría de los lectores opina que en el futuro el libro en papel
convivirá con el digital mientras que un 31,7% creen que en el futuro la mayor parte de los libros serán digitales.

 

El papel de la formación lectora en el contexto de la sociedad digital

051316_digitalmedia_thumb_large

Mata, Juan. El papel de la formación lectora en el contexto de la sociedad digital. Peñaranda de Bracamonte, Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2018

Texto completo

El concepto de “promoción de la lectura” necesita una revisión para adaptar su significado al tiempo contemporáneo. Leer hoy es una tarea más compleja que hace 50 años, cuando, por ejemplo, Internet no existía.

 

 

Startup del Libro

 

ebook42-1

González, Luis ; Klein, Nina. Startup del Libro. a Fundación
Germán Sánchez Ruipérez (FGSR), 2015

Texto completo

PDF español

PDF inglés

ePub

Mobi

El texto comienza con una conversación en la que los autores contrastan sus visiones en cuanto a la relación entre el nuevo negocio editorial y el impacto de las transformaciones en los comportamientos lectores. Precisamente Luis González se apoya en los hallazgos del programa experimental Territorio Ebook de la FGSR para subrayar la gran utilidad empresarial de conocer muy bien a los lectores, sus nuevos deseos y exigencias para el diseño de propuestas que realmente supongan una creación de valor. Asimismo describe el proceso de mutación impulsado por dos fuerzas: contenido multimedia y conectividad.

Luis González señala que así como la digitalización permite percibir un modio más intuitivo la disociación entre contenido y el objeto (al que hemos llamado también libro) supone una liberación para las bibliotecas, que les permite centrarse aún más en el sujeto lector en lugar de los objetos. Precisamente el tercer bloque de este texto es una propuesta de alianzas para la innovación entre bibliotecas y startups. El proceso de innovación surge de la unión de los siguientes componetes: el deseo del lector, la tecnología y la viabilidad económica. En esta parte González analiza las consecuencias que se pueden extraer del programa Nubeteca en el que la FGSR colabora con tres startups españolas para dotar de mayor calidad a la experiencia de lectura de los usuarios y ayudar también a las empresas en el aprendizaje estratégico y operativo.

González explica que en el proceso de “Just-in-time learning” del cual habla Eric Ries en “The lean startup” es mejor trabajar con usuarios o escépticos en el caso de valorar una propuesta (plano estratégico) y en cambio es más útil testar las mejoras de la experiencia (plano más operativo) con usuarios comprometidos o expertos. Este test que pueden ofrecer las bibliotecas se basa en una experimentación conjunta con los lectores que permite crear un servicio bibliotecario, pero también rediseñar una propuesta de valor.  En definitiva, para Luis González un sector industrial dedicado a los contenidos debería entender el valor que tiene no solo conocer a los lectores sino aprender y colaborar con ellos.

Por su parte Nina Klein se dedica en exclusiva a mostrar el actual comportamiento de la creación y captura de valor en el mundo editorial. Este análisis se realiza desde la perspectiva del cliente en un momento en el que se disuelven las fronteras entre la creación de contenidos y su recepción. La labor de los editores puede extenderse más allá de la detección de contenidos hasta llegar a los socios complementarios.

En este marco Klein subraya la importancia de los modelos de negocio basados en la contextualización y la individualización de contenidos, el suministro de metacontenidos para el marketing, las cooperaciones transmedia y el aumento de las pluralidad de las fuentes de ingreso.

Nuevo record de prestamos de libros electronicos en bibliotecas públicas

A pesar de que muchas de las grandes editoriales en principio establecieron condiciones abusivas o incluso se opusieron al préstamo de libros electronicos en bibliotecas, con el transcurso del tiempo los modelos de préstamo de libros electrónicos en bibliotecas se están convirtiendo en el modelo del negocio más viable de comercialización del libro en formato digital, ya que las ventas no están consolidándose; mientras los préstamos de libros en bibliotecas están consiguiendo año tras año nuevos records.

 

Rakuten OverDrive , la plataforma de lectura digital líder que proporciona rvicio a más de 43,000 bibliotecas y escuelas de todo el mundo, informó que el gasto y el uso de libros electrónicos, audiolibros y revistas en bibliotecas públicas en 2018 alcanzó niveles récord. Las bibliotecas sirvieron más de 274 millones de libros digitales a los titulares de tarjetas en los últimos 12 meses, un aumento del 22% respecto al año anterior, la tasa de crecimiento más alta desde 2015.

Además  65 sistemas de bibliotecas públicas prestaron cada uno más de 1 millón de libros digitales a los lectores en 2018. Alcanzando el mayor nivel de participación de los lectores: 44 sistemas de bibliotecas de ciudad o condado y 21 consorcios regionales o estatales. Siete bibliotecas alcanzaron el préstamo de más de millón de libros por primera vez. Las bibliotecas digitales más destacadas en 2018 incluyen a la Biblioteca Pública de Toronto (5,6 millones de préstamos, un récord histórico para cualquier biblioteca) y la National Library Board de Singapur , la biblioteca digital más importante fuera de América del Norte, con un crecimiento del 113% con respecto a 2017. El crecimiento más espectacular fue el de la biblioteca digital de Washington County Cooperative Library Services (OR), que vio crecer el uso de su colección en un 146%.

Algunos datos:

  • Total de préstamos digitales en bibliotecas y escuelas: 274 millones (+ 22% respecto a 2017, la tasa de crecimiento más alta desde 2015)
  • Libros electrónicos prestados: 185 millones (+ 19%).
  • Audiolibros prestados: 88 millones (+ 29%, superando a los libros electrónicos por 5 º año consecutivo)
  • Reservas de libros electrónicos y audiolibros / lista de espera: 107 millones (+ 28%)
  • Retiradas / retenciones de niños / jóvenes: 39 millones (+ 27%)
  • 65 sistemas de bibliotecas públicas en todo el mundo (+ 12%) con más de 1 millón de préstamos de libros digitales, incluyendo 11 con más de 2 millones de préstamo, cuatro con más de 3 millones, cinco con más de 4 millones y dos con más de cinco millones
  • Nuevos usuarios en bibliotecas públicas (digitales): 4 millones (+ 15%)

 

Libros electronicos mas populares préstados en bibliotecas en 2018:

  1. Little Fires Everywhere by Celeste Ng (Penguin Press)
  2. The Great Alone by Kristin Hannah (St. Martin’s Press)
  3. The Woman in the Window by A.J. Finn (William Morrow)
  4. Before We Were Yours by Lisa Wingate (Ballantine Books)
  5. Crazy Rich Asians by Kevin Kwan (Anchor)

Audiolibros más populares prestados en bibliotecas en 2018

  1. Harry Potter and the Sorcerer’s Stone by J.K. Rowling (Pottermore)
  2. Little Fires Everywhere by Celeste Ng (Penguin Press)
  3. The Subtle Art of Not Giving a F*ck by Mark Manson (HarperAudio)
  4. Ready Player One by Ernest Cline (Random House Audio)
  5. A Wrinkle In Time by Madeleine L’engle (Listening Library)

Libros electronicos prestados en bibliotecas por genero:

 

 

 

 

Lectura en el mundo digital: reflexiones sobre el libro electrónico

 

46447249052_9c95be70dd_n_d

Quele Pinheiro Valença Marçal A leitura no mundo digital:
reflexões acerca do livro eletrônico. Dissertação de Mestrado em Ciência da Informação, orientada pela Doutora Maria Manuel Borges, apresentada ao Departamento de Filosofia, Comunicação e Informação da Faculdade de Letras da Universidade de Coimbra.
2018

Texto completo

 

El desarrollo tecnológico y los cambios que se han producido en varios sectores de la industria de la automoción La cadena productiva del libro sirvió de base para reflexionar sobre la forma en que la el lector se encuentra en este nuevo contexto social impulsado por el nuevo tecnologías. Para entender cómo la tecnología digital influye y altera la prácticas y modos de lectura, fue necesario cubrir varios momentos históricos que fomentaron la evolución de los libros y la lectura. El objetivo de esta tesis es reflexionar sobre la cuestión de la lectura en el mundo digital, es decir, sobre el impacto generado prácticas y modos de lectura en el contexto de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), y Comunicación (TIC), con referencia a la lectura en libros electrónicos y nuevos. habilidades requeridas por la tecnología digital en el acto de leer. Se adopta como la metodología de revisión de la literatura para evitar los cambios en la prácticas de lectura y el desarrollo de sus habilidades de lectura y escritura, en especialmente en libros electrónicos. Se constató que los cambios en las prácticas de El proceso de lectura va más allá de los aspectos físicos y cubre toda la cadena del libro, del autor al lector. Estos cambios también el acto de leer y escribir, haciendo que el lector contemporáneo para participar de forma más activa y dinámica, permitiéndoles decodificar la los nuevos géneros lingüísticos y el uso de las diversas herramientas y recursos digitales