Archivo de la etiqueta: Lectura digital

RLUK ofrece un conjunto de herramientas comunitarias para el desarrollo y la creación de salas de lectura virtuales (VRR)

Virtual Reading Rooms (VRRs) Toolkit

Las salas de lectura virtuales (VRR) ofrecen acceso digital a distancia a colecciones que no dependen de la digitalización. Mediante la transmisión en directo a través de visualizadores de alta resolución colocados en espacios físicos de investigación, los académicos, profesores o miembros del público pueden ver las colecciones patrimoniales y culturales de una institución y relacionarse digitalmente con ellas, solicitando a un miembro del personal que las coloque y reposicione para facilitar su investigación a distancia. Se trata de servicios emergentes y personalizados que proporcionan otro medio de acceso a materiales no digitalizados.

Los VRR formaron parte de la respuesta de emergencia de bibliotecas y archivos a los retos impuestos por la pandemia de Covid-19. Gracias a los VRR, muchas instituciones pudieron proporcionar acceso geográficamente remoto a colecciones y materiales didácticos no digitalizados a un público mundial.

Desde entonces, los VRR se han integrado cada vez más en la oferta de servicios existente de las instituciones como forma de garantizar su sostenibilidad y desarrollo ulterior. Además, las bibliotecas y los archivos son cada vez más conscientes del potencial de las RVR para hacer accesibles diferentes tipos de colecciones a una variedad de grupos de audiencia.

El conjunto de herramientas para salas de lectura virtuales (VRR) es un recurso para todas las instituciones que albergan colecciones, incluidas bibliotecas, archivos y museos, que estén interesadas en crear un servicio de consulta de VRR o se encuentren en las primeras fases de desarrollo de VRR.

En octubre de 2022, RLUK, en colaboración con sus socios, celebró un simposio internacional de sobre la «Creación de un conjunto de herramientas impulsadas por la comunidad para el desarrollo y la prestación de servicios de salas de lectura virtuales». Este conjunto de herramientas impulsadas por la comunidad constituye el resultado colaborativo del simposio y se basa en la información recopilada a través de charlas, debates y sesiones interactivas en las que los delegados compartieron sus experiencias en el desarrollo y la gestión de las VRR en beneficio del sector.

Lo digital no va contra la pasión de leer

«No me interesa el libro como objeto bonito, me interesa para leerlo y nada más. No me parece que lo digital vaya en contra de la pasión de leer. Yo comprendo muy bien la pasión de coleccionar libros y el gusto por ellos, por las primeras ediciones, por el libro como objeto, aunque yo no he conocido esa pasión».

Luis Landero

Josefa Vicente Fernández, más conocida como «la tía Pepa»,  es una vecina de Horcajo de los Montes (Ciudad Real) cuyo amor por la lectura es parte de sí misma. A sus 98 años de edad, esta horcajeña acaba de superar otra barrera más en su longeva vida: la digital.

Los libros han acompañado durante buena parte de su vida a «La tía Pepa» pero, recuerda cómo hace unos años le era ya casi imposible seguir devorando los cientos de libros que han pasado por sus manos al ir pendiendo vista, cuenta en una entrevista a EFE

Uno de sus hijos, Javier, no dudó en hacer posible que su madre no dejara por ningún motivo su pasión por la lectura y decidió comprarle un libro digital que se ha convertido en el mejor de sus regalos, al poder aumentar el tamaño de la letra, que hace más fácil la lectura.

Otra de sus hijas, María Sagrario, recuerda la pasión por las aventuras literarias de su madre.»Un libro de 400 páginas no le dura una semana. Antes hacía ganchillo, pero, ahora su única distracción es la lectura y escuchar una hora una novela en televisión»

Fuente

Enclm/Efe. «La pasión por la lectura de “la tía Pepa” traspasa barreras: del papel al libro digital». ENCLM (blog), 20 de abril de 2022.

.

Bibliotecas digitales: ¿Qué pedimos las bibliotecas a los editores y a las plataformas para dar un buen servicio de acceso al libro electrónico

Bibliotecas digitales: ¿Qué pedimos las bibliotecas a los editores y a las plataformas para dar un buen servicio de acceso al libro electrónico.

Alonso-Arévalo, Julio. Bibliotecas digitales: Reflexiones desde la práctica: ¿Qué le pedimos a los editores y a las plataformas para dar un buen servicio a los lectores? En: «El mercado bibliotecario como oportunidad de negocio para la edición digital» Peñaranda de Bracamonte (Salamanca). 12 de diciembre de 2012. Peñaranda de Bracamonte (Salamanca): CITA, 2012.

Texto completo

Las bibliotecas están siendo uno de los motores fundamentales de impulso del libro electrónico en aquellos países que antes han iniciado la carrera digital del libro electrónico, y han sido muchas las bibliotecas que han respondido positiva y rápidamente a este cambio de expectativas. Uno de los factores clave es la evidencia de un crecimiento exponencial en los hábitos y actitudes de lectura en dispositivos electrónicos móviles, convirtiéndose de este modo las pantallas en interfaces privilegiadas de lectura y aprendizaje La biblioteca es un punto más de difusión, descubrimiento y venta de libros electrónicos para las editoriales. Existen diferentes plataformas que ofrecen libros electrónicos para bibliotecas, y una amplia multiplicidad de modelos de negocio. Por parte de las bibliotecas es importante evaluar todos los vendedores, determinar el gasto y la concesión de licencias de cada uno, y calcular los costes en curso para determinar si el modelo seleccionado es sostenible. Si bien los libros electrónicos son un área de crecimiento robusto de las bibliotecas y a pesar de que la existencia de ebooks en bibliotecas estadounidense es un hecho habitual, se trata de una normalidad frágil debido a las barreras que imponen los grandes grupos editoriales ante el gran empuje de las cifras de préstamos. Se establecen las premisas fundamentales para que los editores se animen a poner a disposición de las bibliotecas este modelo de negocio poco explotado en nuestro país, y se establecen algunos de los aspectos clave que los editores deben tener en cuenta a la hora de ofertar sus títulos en bibliotecas.

Compromiso de las bibliotecas y asociaciones profesionales en la mejora de la experiencia de usuario en el préstamo de libros electrónicos

Alonso-Arévalo, J., Cordón-García, J.-A., & Gómez-Díaz, R. (2014, enero 1). Compromiso de las bibliotecas y asociaciones profesionales en la mejora de la experiencia de usuario en el préstamo de libros electrónicos. Salamanca,  Jornada Biblioteca Digital y II Seminario E-Lectra, 2014

Texto completo

A diferencia de un libro impreso, un solo ejemplar de un libro electrónico podría ser leído por muchos usuarios simultáneamente desde cualquier lugar. Por ello, una de las principales preocupaciones de los editores es que el préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas pueda afectar negativamente a las ventas de libros. Para contrarrestar esto, muchos editores insisten en condiciones que reproducen aspectos del préstamo del libro impreso. Algunos de estos términos pueden ser necesarios y tolerables, al menos temporalmente, para eliminar los temores percibidos por los editores de cara a fomentar la venta de libros electrónicos a las bibliotecas. Otros cuestionan la demanda de los usuarios que plantean que una mayor demanda de libros electrónicos será buena para los usuarios y perjudicial para la percepción de la biblioteca como servicio. En el documento se analiza la situación actual del libro electrónico en la biblioteca y se describen las acciones desarrolladas por las bibliotecas y asociaciones profesionales en defensa del lector digital en las bibliotecas. Entre estas iniciativas destacan las llevadas a cabo por EBLIDA, ALA, FirstReaders, E.voke y las realizadas por algunos consorcios bibliotecarios como Kansas, Colorado y Marmot.

Los estudiantes dicen los libros de papel más fáciles de leer que los libros electrónicos

Shimbun The Yomiuri. «Students find paper books easier to read than e-books», 29 de octubre de 2022. https://japannews.yomiuri.co.jp/society/general-news/20221029-67391/.

Los estudiantes de primaria, secundaria y bachillerato que han utilizado libros electrónicos tienden a encontrar los libros de papel más fáciles de leer, según una encuesta reciente realizada por la Asociación de Bibliotecas Escolares de Japón.

En la encuesta se preguntó a unos 7.000 estudiantes que dijeron haber leído un libro electrónico: «¿Qué te parece más fácil de leer y entender: los libros de papel o los libros electrónicos en un smartphone o una tableta?»

«Los libros de papel» fue la elección del 45,6% de los estudiantes de primaria, el 40,4% de los de secundaria y el 45% de los de bachillerato. «Por su parte, los libros electrónicos en un smartphone o una tableta fueron la opción elegida por el 34,4% de los estudiantes de primaria, el 38,5% de los de secundaria y el 34,9% de los de bachillerato. Una pluralidad de encuestados en cada grupo prefiere leer libros en papel en lugar de libros electrónicos.

Los estudiantes de primaria, secundaria y bachillerato que han utilizado libros electrónicos tienden a encontrar los libros de papel más fáciles de leer, según una encuesta reciente realizada por la Asociación de Bibliotecas Escolares de Japón.

La encuesta anual se realiza para determinar las tendencias de lectura entre los estudiantes. Un total de 14.091 estudiantes matriculados en 161 escuelas de todo el país, desde alumnos de cuarto curso de primaria hasta estudiantes de tercer curso de secundaria, respondieron a la encuesta realizada en junio.

En la encuesta se preguntó a unos 7.000 estudiantes que dijeron haber leído un libro electrónico: «¿Qué te parece más fácil de leer y entender: los libros de papel o los libros electrónicos en un smartphone o una tableta?»

En general, se considera que las chicas leen más que los chicos y, según la encuesta, tienden a preferir la lectura de libros de papel, ya que el 47,6% de las chicas de primaria, el 45% de las de secundaria y el 49,2% de las de bachillerato afirman que el papel facilita la lectura. En cambio, sólo el 43,1% de los chicos de primaria, el 34,9% de los de secundaria y el 39,1% de los de bachillerato se decantan por los libros de papel.

«Los libros de papel son más adecuados para leer cuentos y novelas, que requieren una gran concentración en el contenido», afirma Kuniyoshi Sakai, profesor de neurociencia del lenguaje en la Universidad de Tokio.

El lector «distraído»: leer y comprender en la era de las pantallas digitales

Nardi, Andrea. Il lettore «distratto». Firenze University Press, 2022,

Texto completo

En el panorama mediático actual, los dispositivos digitales parecen socavar las prácticas tradicionales de aprendizaje y lectura. Abrumados por la sobrecarga cognitiva y la avalancha de estímulos informativos, ocupados constantemente en desplazarse por las pantallas táctiles, los lectores de hoy en día muestran a menudo un enfoque «distraído», apresurado e «impaciente»; leen por encima el texto sin comprenderlo en profundidad, con lo que corren el riesgo de perderse la plena comprensión de los significados.

Tras la creciente difusión de la lectura digital, tanto dentro como fuera de la escuela, los investigadores están llamados a evaluar sus puntos fuertes y débiles, sus prerrogativas y sus riesgos. ¿Las nuevas modalidades de lectura reestructuran nuestros hábitos cognitivos y nuestro pensamiento? ¿Es mejor leer en papel o a través de textos digitales? ¿La lectura en línea requiere nuevas competencias y habilidades? ¿Cómo podemos enseñar a los alumnos a leer «críticamente» en la pantalla? Éstas son sólo algunas de las preguntas a las que este volumen intentará dar respuesta, beneficiándose de la contribución de diversas ramas del conocimiento que van desde la pedagogía a los estudios sobre los medios de comunicación, desde la psicología cognitiva a la neurociencia; situándose entre las dos visiones opuestas del «mito de la superficialidad» y el «mito de la profundidad», y evitando tanto el optimismo acrítico con respecto al presente como la idealización nostálgica de un pasado siempre perdido.

Libros impresos frente a libros electrónicos: ¿Cuál es la preferencia de los estadounidenses?

Faverio, Michelle, y Andrew Perrin. «Three-in-Ten Americans Now Read e-Books». Pew Research Center (blog). Accedido 29 de agosto de 2022.

Texto completo

El porcentaje de estadounidenses que declaran leer libros electrónicos ha aumentado del 25% al 30%, a pesar de que los consumidores de libros impresos y audiolibros siguen siendo los mismos. Las diferencias demográficas también influyen en la lectura de libros de los adultos en Estados Unidos. El 33% de los adultos estadounidenses lee tanto libros digitales como impresos, mientras que el 9% sólo lee libros digitales.

Los estadounidenses reparten su consumo de libros entre varios formatos. El porcentaje de adultos que han leído libros impresos en los últimos 12 meses sigue superando al de otros formatos, pero el 30% dice ahora que ha leído un libro electrónico en ese periodo.

En general, el 75% de los adultos estadounidenses dice haber leído un libro en los últimos 12 meses en cualquier formato, ya sea completo o parcialmente, una cifra que se ha mantenido prácticamente sin cambios desde 2011, según una encuesta del Pew Research Center realizada del 25 de enero al 8 de febrero de 2021. Los libros impresos siguen siendo el formato más popular para la lectura, con el 65% de los adultos diciendo que han leído un libro impreso en el último año.

Mientras que los porcentajes de lectores de libros impresos y oyentes de audiolibros se mantienen prácticamente sin cambios con respecto a una encuesta del Centro realizada en 2019, se ha producido un aumento en el porcentaje de estadounidenses que dicen leer libros electrónicos, del 25% al 30%.

Según la encuesta, los estadounidenses leyeron una media de aproximadamente 14 libros durante los 12 meses anteriores y el estadounidense típico (la mediana) leyó cinco libros en ese periodo. Estas cifras son idénticas a las de 2011, cuando el Centro comenzó a realizar encuestas sobre los hábitos de lectura de los estadounidenses.

A pesar del crecimiento de ciertos formatos digitales, sigue siendo relativamente poco el número de estadounidenses que sólo consumen libros digitales (que incluyen audiolibros y libros electrónicos) excluyendo los impresos. Un 33% de los estadounidenses lee en estos formatos digitales y también lee libros impresos, mientras que el 32% dice que sólo lee libros impresos. Sólo el 9% de los estadounidenses dicen que sólo leen libros en formato digital y no han leído ningún libro impreso en los últimos 12 meses.

Toda la lectura es buena, pero la lectura en papel está vinculada a resultados de rendimiento académico muy superiores entre los adolescentes

Ikeda, M. and G. Rech «Does the digital world open up an increasing divide in access to print books?«, PISA in Focus, No. 118, OECD Publishing, Paris, 2022

Texto completo

Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) realizado en unos 30 países descubrió que los adolescentes que dijeron leer libros en papel con mayor frecuencia obtuvieron una puntuación considerablemente más alta en una prueba de lectura realizada en 2018 por jóvenes de 15 años, en comparación con los adolescentes que dijeron que rara vez o nunca leían libros. Incluso entre los estudiantes de entornos socioeconómicos similares, los que leen libros en formato impreso obtuvieron la friolera de 49 puntos más en el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes, conocido como PISA. Eso equivale a casi 2,5 años de aprendizaje. En comparación, los estudiantes que tienden a leer libros más a menudo en dispositivos digitales obtuvieron sólo 15 puntos más que los estudiantes que rara vez leen, una diferencia de menos de un año de aprendizaje.

En otras palabras, toda la lectura es buena, pero la lectura en papel está vinculada a resultados de rendimiento muy superiores. Cada tres años, cuando 600.000 estudiantes de todo el mundo realizan la prueba PISA, rellenan encuestas sobre sus familias y sus hábitos de lectura. Los investigadores de la OCDE compararon las respuestas de estas encuestas con las puntuaciones de los exámenes y observaron interesantes relaciones entre los libros en el hogar, la preferencia por la lectura en papel y el rendimiento en la lectura

Es imposible decir a partir de este estudio si los libros de papel son la principal razón por la que los estudiantes se convierten en mejores lectores. Puede ser simplemente que los más lectores prefieran el papel y que lean igual de bien si se les obliga a leer en pantallas. Decenas de estudios anteriores han encontrado una ventaja de comprensión entre la lectura en papel frente a las pantallas. Pero estos estudios suelen realizarse en un entorno de laboratorio en el que las personas realizan pruebas de comprensión inmediatamente después de leer un pasaje en diferentes formatos. Este informe sugiere la posibilidad de que existan beneficios acumulativos a largo plazo para los estudiantes que leen regularmente libros en formato impreso.

Los más lectores que obtuvieron puntuaciones más altas en la prueba de lectura PISA también leían en pantallas en casa, pero tendían a utilizar sus dispositivos para recopilar información, como leer las noticias o navegar por Internet para realizar trabajos escolares. Cuando estos grandes lectores querían leer un libro, optaban por hacerlo en papel o equilibrar su tiempo de lectura entre el papel y los dispositivos digitales.

Por otra parte, los investigadores de la OCDE están preocupados por los estudiantes más pobres. Los estudiantes de bajos ingresos hicieron grandes avances en el acceso a la tecnología digital mucho antes de la pandemia. El 94% de los estudiantes de familias de bajos ingresos en 26 países desarrollados tenían acceso a Internet en casa en 2018, frente al 75% en 2009. «Mientras que los estudiantes desfavorecidos se están poniendo al día en términos de acceso a los recursos digitales, su acceso al capital cultural, como los libros impresos en casa, ha disminuido», señaló el informe de la OCDE.

¿Papel o pantalla? Preferencias de los estudiantes en lo referente a la lectura

Carrión, C. R. N., Astudillo, N. C. L., Cruz, E., Maiguashca, J. C. A., & Tafur, E. E. C. (2022). ¿Papel o pantalla? Preferencias de los estudiantes en lo referente a la lectura. La Revista Vínculos, 7(2), 45-59.

Texto completo

La lectura es uno de los procesos que facilitan en mayor medida el proceso de aprendizaje y ha sido característica del género humano desde hace siglos. Paralelamente, el desarrollo tecnológico de las últimas décadas ha cambiado la manera de ver el mundo en los más diversos ámbitos y la lectura no ha sido la excepción. Sin embargo, la transición hacia el nuevo formato de los documentos, a través de los dispositivos electrónicos no ha sido adoptada de manera inmediata por distintos factores. El presente estudio tiene como objetivo determinar la preferenciaen cuanto al soporte de lectura (una muestra no estadística por conveniencia de 1.251 de los estudiantes universitarios ha sido encuestada para tal fin). Tiene un enfoque cuantitativo con la finalidad de comprobar la hipótesis mediante la medición numérica y el análisis estadístico, al combinar con el diseño no experimental para analizar de manera natural los resultados. El tipo de investigación por el alcance es descriptivo. Se detallan algunas características relevantes a la vez que se identificaron algunos de los motivos que sustentan dicha preferencia. Unade las características es la concentración, siendo el principal determinante en lo que se refiere a la preferencia por el soporte físico, es decir papel, para su lectura. Sin embargo, cabe destacar que la fatiga visual no es causada por los medios tecnológicos, sino que no se considera los periodos de lectura, mismos que no deben ser extensos adicionando que la lectura de la pantalla favorece la distracción debido a la sobrecarga cognitiva.

Aplicaciones móviles y bibliotecas. 7. Evaluación de aplicaciones móviles.

Alonso-Arévalo. Aplicaciones móviles y bibliotecas. 7. Evaluación de aplicaciones móviles. Curso GALICIA CESGA 2020. Servizo do Sistema de Bibliotecas de Galicia. En Línea En línea del 31 de mayo y terminamos el 14 de junio 2020

Texto completo

El mercado de las aplicaciones móviles dedicadas a lectura e investigación dispone de miles herramientas para la lectura, la anotación, el subrayado, la exposición pública de contenidos, la compilación de noticias y bibliografías; y proporciona también la posibilidad de compartir contenidos a través de redes sociales (Concretamente hay 200.000 aplicaciones en la categoría educación en cada uno de los sistemas IOS y Android. Por ello es necesario evaluar algunas de las principales aplicaciones y las características de unas y otras para que el usuario o el bibliotecario pueda utilizarlas con criterios informados de cara a su aplicación o formación en alfabetización digital.