Archivo de la etiqueta: Industria editorial

De Cole a Michael, Porter. Propuesta para I Congreso Intersectorial del Libro en Madrid: Una nueva red de valor

porter-music

De Cole a Michael, Porter

por Albert P. Novell

27-03-07

 

A Cole Porter se le conoce por muchas composiciones musicales, una de ella es “Begin to begin” que en España, influidos por la película de Garci “Volver a empezar” de la que formaba  parte de la banda sonora, se tradujo, así, como el título.

La sensación es que el debate sobre el sector del libro y su futuro ha entrado en un bucle poco productivo, un volver a empezar continuo. Esperemos que este congreso ayude a salir del mismo. No vale la queja permanente, de que así no avanzamos, que todo está mal, sobre que nos depara el futuro, ¿cuántas veces hemos oído estos discursos?, ¿cuantas soluciones se han aportado?

La salida al bucle consiste en llevar el debate a otro nivel.

Aquí entra el otro Porter, Michael que definió el tema de reflexión de esta mesa “la cadena de valor” en nuestro caso del libro. Pero Michael, no solo se quedo en este concepto, que hoy está cambiando y se habla más de redes de valor, porque el circuito productivo y de comercialización hoy puede comenzar distintos puntos, y conectarlos con diversas combinaciones, que soslayan intermediarios de la clásica cadena de valor. Como digo, Michael no solo definió esto, sino, que definió y desarrollo la metodología del concepto “clúster” como modelo de competitividad que transcendía los clásicos circuitos cerrados sectoriales.

Comenzar a introducir este concepto de “clúster del libro” que no ha fructificado en el sector, a diferencia de otros muchos. La idea es generar debate, noticias, y equipos de trabajo con continuidad sobre este tema.

Existe un tejido empresarial suficiente en nuestro país para la construcción de al menos dos clúster Madrid-Barcelona, que trasciendan el concepto de gremio, más ligado a la política y a la subvención y menos a la competitividad y la creación de una red de clústeres de geometría variable adaptable  para desarrollos de proyectos estratégicos interdisciplinares e interempresariales.

La labor de un clúster no incide en la de los gremios que siguen con sus funciones, si incide directamente en la competitividad del sector, mejorándola.

Un clúster no siempre se construye alrededor de un único sector, existen clúster como el de la Belleza, el de Nutrición y Salud que aglutinan diversos sectores, con actores de diversa procedencia y expertise.

El escenario actual del libro es hibrido y complejo:

¿Qué será un libro?

¿Qué rol ha de tener un editor?

¿Cómo deben reinventarse las librerías?, en un entorno-   digital transmedia, crossmedia y multiplataforma,

¿Qué hará la industria gráfica y lo distribuidores?, etc.

Este escenario difícilmente puede abordarse desde la perspectiva de siempre y requiere de alianzas y proyectos que implique a actores que hasta ahora no hablaban entre sí, o no se identificaban como posibles partners.

Que es un clúster:

Un clúster es una concentración geográfica de empresas, instituciones y universidades que comparten el interés por un sector económico y estratégico concreto. Estas “asociaciones” generan una colaboración que permite a sus miembros abordar proyectos conjuntos de todo tipo.

Un clúster no es una asociación tradicional o una patronal. Un clúster es una organización orientada al negocio y al desarrollo de las herramientas adecuadas para mejorar la competitividad de las empresas de dicho negocio.

Por lo tanto, formar parte de un clúster significa poder participar en proyectos individuales o colectivos siempre vinculados al negocio: entender sus tendencias, desarrollar las capacidades para afrontarlo, innovar en producto, servicio o la propia estrategia, atender mercados internacionales, formar al personal, desarrollar partnerships…

De este modo el clúster trabaja y estructura proyectos para que todo el entorno de un negocio (instituciones, centros de investigación, centros de formación, administraciones u otras empresas) se desarrollen de tal modo que todo el tejido productivo de este negocio sea más competitivo y se adapte a las nuevas necesidades.

El clúster aporta conocimiento a sus integrantes sobre los retos y tendencias clave del mercado, para alinearse y poner en valor las propias estrategias.

Facilita el conocimiento y la interacción entre las empresas para lograr objetivos individuales y comunes.

Trabajar en clave clúster permite conocer gente de la cadena de valor de tu negocio, que posiblemente no conocerías si te basaran en la clasificación clásica sectorial.

A través del networking, crea un espacio de debate y reflexión que propicia la colaboración.

El trabajo conjunto aporta visibilidad tanto nacional, como internacional de tu empresa, bajo el paraguas del clúster.

Las empresas son las protagonistas dentro de los clusters. De ellas salen las necesidades y las soluciones, y esto requiere su implicación activa.

Que debería hacerse:

Crear un grupo de trabajo intra e intersectorial, así como extrasectorial, que identifique las empresas ya sean, editoras, distribuidoras, librerías, graficas, tecnológicas, centros de investigación, universidades, etc.. que quieran hacer las cosas de otra manera, e identificar oportunidades de futuro.

Que analice su competitividad, de acuerdo con lo que hace en la actualidad y detectar espacios de mejora estratégica no abordados.

Que actualice el análisis de la industria del libro en la Comunidad, revisando el mapeo del sector, los principales cambios en el negocio y los retos estratégicos de las empresas que lo conforman

Que se sume a iniciativas ya en marcha como lo clúster de la Comunidad de Madrid: Clúster Aeroespacial, BioCluster, Cluster ICT Audiovisual, promovidos por la industria conjuntamente con la Universidad Carlos III, o los de la Fotónica, la Moda, el Vino, el Diseño, la Educación, los Peleteros,  el clúster Gourmet. etc.. en Barcelona

© Albert P. Novell 27-03-07

¿Cómo se fabrica un libro?

Ampliar

foto: LA NACION Daniel Gigena

Cómo se fabrica un libro

Artículo 

Daniel Gigena

Industria editorial: postas de un camino sinuoso, del manuscrito a las librerías

En la trastienda de un libro intervienen autores, editores, traductores, diseñadores, imprentas; el sector tiene el desafío de salir del rojo de un 2016 con caídas de ventas y producción de un 20 por ciento

Datos de la industria editorial en Canadá durante 2016

BookNet Canada

Canadian publishing in 2016: A review
BookNet Canada January 30, 2017 Research & Analysis

Texto completo

Las ventas de libros bajaron una cantidad pequeña 2016 comparado con 2015, con una disminución de 6.4% en todos los géneros. En las categorías de ficción y no ficción, las ventas también bajaron ligeramente. Sin embargo, en el caso de los libros juveniles, las ventas fueron prácticamente similares entre 2015 y 2016.

unitssold

Ventas de libros en Canadá. Comparativa 2015-2016

El valor de las ventas también disminuyó ligeramente entre 2015 a 2016, con un valor estimado de un 3,6% menos en el año en curso. Una vez más, el valor vendido en 2016 fue inferior a la cifra de 2015 en las categorías de ficción y no ficción. Sin embargo, el valor de lo recaudado por la venta de libros juveniles vendidos aumentó en 2016 en comparación con los números de 2015.

El valor de las ventas de libros en Canadá entre 2015-2016

Respecto a las preferencias de formato por parte del consumidor.

Ventas por formato

Las ventas de audiolibros y los libros de tapa dura se han mantenido bastante planas. En 2016, las compras de audiolibros representaron de promedio, el 2,6% del total de compras de libros, mientras que en 2015 fue del 2,2%. Las compras de libros de tapa dura representaron el 24,2% en 2015 y bajaron sólo ligeramente hasta el 23,9% en 2016.

Los libros electrónicos en 2015 vendieron el 19,0% del total de compras de libros y en 2016 la cuota de ventas de libros electrónicos cayó al 16,9%. Por el contrario, las compras de libros de bolsillo tuvieron una tasa de mercado del 51.1% de las compras en 2015, y han aumentado hasta el 54.2% en 2016.

Respecto a los canales de distribución del libro se mantuvieron prácticamente con la misma tónica entre 2015 y 2016. Los canales en línea (incluida la aplicación en línea, móvil y ebook / audio) aumentaron del 46,2% de 2015 al 48,0% en 2016. En los canales físicos disminuyeron las ventas (cadenas, librerías, clubes de libros y supermercados) desde un 53,7% en 2015 a un 52,0% en 2016.

 

La publicación de libros por parte de compañías emergentes en Estados Unidos

 

startups_2014

McIlroy, T. (2017). [e-Book] An Authoritative Look at Book Publishing Startups, The Future of Publishing, 2017.

Texto completo

 

Se denomina startups a una empresa emergente. Las startups por lo general comienzan como una idea de negocio creativo, y el paso inmediato es agregar diferenciación a dicha idea a través de la innovación, para finalmente emprender el negocio.

Este estudio ofrece una visión general de la situación de la publicación de libros en Estados Unidos por parte de compañías emergentes. El núcleo del informe es una hoja de cálculo detallada que incluye unas 900 empresas, en su mayoría fundadas desde que Amazon lanzó Kindle en 1997. Lo que hace que la hoja de cálculo sea particularmente valiosa es que recopila información de interés de las empresas con datos relativos a:

· Breve declaración de la misión
· Tipo de producto o servicio proporcionado
· Financiación
· Estado de funcionamiento actual

El informe además incluye datos que definen el alcance en torno a la industria del libro, incluyendo:

· Total de fondos recaudados por todas las startups
· Promedio de recuadación por empresa
· Mediana de recaudación por empresa
·% De fondos declarados por Startups
·% De nuevas empresas que ya no están en el negocio
·% De salidas / adquisiciones / fusiones
· Número de OPI

Esto ofrece, por primera vez, una medida de cuán significativa es la actividad de la mayor industria editorial de libros.

Edición 2.0. : Los futuros del libro

fulibro2

Joaquín Rodríguez – Edición 2.0. : Los futuros del libro. 1ª ed. 1ª imp. Barcelona : Melusina, 2007
ISBN-13:978-84-96614-33-8

Descargar versión digital

 

La edición tradicional se basa en una cadena que une de manera sucesiva y escalonada a los creadores, los intermediarios —sean estos editores, distribuidores, libreros o bibliotecarios— y los lectores o usuarios. Esa concatenación casi ancestral, que supeditaba la recepción de los contenidos a los oficios de la intermediación —la puesta en página del editor, la impresión del impresor, la venta del librero o el préstamo del bibliotecario—, está sufriendo una modificación radical, porque los nuevos medios de producción y generación digital de contenidos ponen en manos de los creadores las herramientas para generar, distribuir y manipular o consultar los contenidos sin la participación obligatoria de agentes ajenos a ese proceso, de manera individual o colectiva, consintiendo o no explotaciones derivadas mediante nuevos tipos de licencias que entienden mejor el ecosistema de la web, asumiendo o no que la libre circulación de las ideas haciendo uso de los nuevos soportes y redes de comunicación es la divisa de nuestro tiempo. Todo eso y mucho más —el cambio radical de las maneras de crear, difundir y consumir los contenidos, simultánea y conjuntamente— representa un nuevo tipo de edición, la Edición 2.0. (Prólogo de Sergio Vila-Sanjuán)

 

 

El libro objeto de dos caras

pierre-bourdieu-ssociologos

 

“El libro objeto, de dos caras, una económica otra simbólica, es la vez mercancía y significación. Por lo mismo, también el editor es un personaje doble, condenado a hacer compatible el arte con el dinero, el amor de la literatura con la búsqueda del lucro. Sus estrategias se sitúan en algún punto entre dos posiciones extremas: la cínica sumisión a consideraciones de índole comercial y una indiferencia heroica y absurda con respecto las necesidades de la economía.

La ilusión de autonomía de los espacios visibles de “decisión” (editor, comité de lectura, lectores, directores de colecciones), induce a ignorar la presión ejercida por el campo de la edición contra dicha ilusión….  “

 

Bourdieu, P. “Une révolution conservatrice dans l’édition”. Actes de la recherche en sciences sociales, vol. 26, n. 1 pp. 3-28

Guía de Derecho de autor para editores de libros

gua-de-derecho-de-autor-para-editores-de-libros-1-638

Iriarte Ahon, E., R. Medina Plasencia, et al. (2013). [e-Book] Guía de Derecho de autor para editores de libros. Lima, INDECOPI, 2013.

Texto completo

El Derecho de Autor surge con un propósito: contribuir a generar y mantener un incentivo para que los creadores sigan creando; y para que aquéllos quienes opten por invertir en las obras creadas y en la explotación de las mismas, puedan asegurar un retorno a dicha inversión. Así se permite asegurar su continuidad y, por tanto, el crecimiento de las industrias culturales.