Archivo de la etiqueta: Bibliotecas escolares

¿Cómo crear un makerspace en una biblioteca escolar?

 

magnatiles

Makerspace Made Easy
BY COLLEEN R. LEE on Knowledge Quest 05/06/2019

Ver origial

 

Muchos bibliotecarios se sienten intimidados por la idea de crear un espacio de creación en su biblioteca. Generalmente se piensa que no se tiene el tiempo o el espacio para crear un makerspace. Crear un makerspace no es tan difícil como parece. La clave es empezar de a poco y construir su espacio de creación paso a paso.

Obtención de materiales

Existen algunos materiales y juegos que se pueden utilizar en un espacio de creadores y que no suponen un coste exageradamente alto tipo el Lego, o los juegos de bloques.

  • Tegu Blocks: a los niños les encanta construir con estos bloques magnéticos de madera. Con este juego los niños pueden crear dibujos usando varios imanes.
  • Juegos de imanes: Estos juegos vienen con varitas, canicas magnéticas, chips magnéticos y muchos otros tipos de imanes.
  • Stick BotsPermita que los estudiantes hagan películas de animación de stop-motion usando estas figuras geniales.
  • Boligrafos 3D: Para aquellos que no estamos listos para dar el salto de obtener una impresora 3D, esta es una alternativa fácil y económica.
  • Magna Tiles: Estas coloridas baldosas son otro gran éxito para mis estudiantes.

 

Se pueden vincular estas actividades en el espacio del fabricante con la literatura. Después de leer un cuento, los estudiantes eligen los materiales de construcción que quieren usar (Legos, Baldosas Magna, Bloques IO, o Bloques Tegu) y se les propone un reto. Por ejemplo, después de leer How to Catch a Leprechaun de Adam Wallace, reté a mis alumnos a construir su propia trampa para duendes. Cada grupo tenía su propio trébol brillante recortado para utilizarlo como cebo para el duende. Después de leer varias versiones del Hombre de Jengibre, reté a mis estudiantes a crear un vehículo que ayudara a su hombre de jengibre a cruzar el río y evitar al zorro.

Deje que los estudiantes se hagan cargo

Muchas veces, mis estudiantes han inventado sus propias ideas sobre el espacio de creación. El año pasado, para nuestra Noche Internacional, transformamos la biblioteca en el Museo Internacional de la Cenicienta. El museo contenía artefactos relacionados con diferentes historias de Cenicienta de todo el mundo. Un grupo de estudiantes de 5º grado preguntó si podían crear el carruaje de Cenicienta. Les di un montón de cartulina, luces del árbol de Navidad, tul y cualquier otra “chatarra” artesanal que tuviera a mano. Este grupo creó un hermoso carruaje en el que los estudiantes de K-2 podían sentarse para tomar fotos! Otro grupo creó un tipi de tamaño natural para The Rough Face Girl de Rafe Martin.

Cada día, estos estudiantes venían durante su tiempo libre para trabajar en sus proyectos. Me sorprendió lo bien que colaboraron para hacer estos complejos artefactos para nuestro museo. Yo sólo proporcioné el espacio y los materiales. Mis estudiantes eligieron sus propios grupos y su proyecto. Mi flexibilidad y mi enfoque de no intervención permitieron a estos estudiantes llevar sus creaciones al siguiente nivel.

Mantenga la simplicidad

No hay una respuesta correcta o incorrecta cuando se trata de espacios de fabricación. Se trata de dejar que los estudiantes creen y sean creativos. Lo admito, mis Stick Bots y mis bolígrafos 3D aún están en sus paquetes. No he tenido tiempo de empezar con ellos, pero está bien. Empieza de forma sencilla. Mira la “basura” que se ha ido acumulando en tu biblioteca. Las revistas y libros desechados por sí solos pueden utilizarse para todo tipo de actividades creativas. Hice que un padre tomara un libro de Calvin y Hobbes desechado y creara hermosos marcadores laminados. Ahora tengo un área de creación de marcadores para que los estudiantes la usen.

Menos es más

La belleza del makerspace es que los estudiantes hacen el trabajo. Como maestros, hemos sido entrenados para tener todos los aspectos de nuestras lecciones planeados a la perfección. Esto no es necesario en el caso de los espacios de fabricación. Una vez que los estudiantes conozcan sus expectativas, déjelos que se diviertan con los materiales. Su flexibilidad permitirá que la creatividad de los estudiantes crezca.

 

Abies 2.0: programa para automatizar bibliotecas escolares

 

fb564500472f99ec3fc3eabe481dfa8e

 

Instalación y configuración de Abies 2.0.8.3. Documentación, enlaces y videotutoriales

Descargar e instalar ABIES

Instalador Abies 2.0.8.3. (ZIP / 2749,4Kb)

Abies 2 y AbiesWeb son aplicaciones para la gestión de fondos documentales de las bibliotecas escolares en los centros escolares no universitarios del estado español. Son propiedad del Ministerio de Educación. Actualmente, la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía solo distribuye y facilita licencia de usuario para la versión oficial de Abies 2.0.8.3., de instalación local.

 

 

 

 

Bibliotecas públicas y bibliotecas escolares: una colaboración imprescindible.

41ad5m5zusl._sx324_bo1204203200_

Salaberría, Ramon. Bibliotecas públicas y bibliotecas escolares: una colaboración imprescindible. Madrid: Ministerio de Educación Cultura y Deporte, 1997

Primeras páginas

Vista parcial en Google Books

Ver también

Informe del Grupo Estratégico de Colaboración entre Bibliotecas públicas y Escolares, 2016

 

Analiza las relaciones entre las bibliotecas escolares y públicas y su integración en las actividades de los centros educativos.

 

 

Guía práctica para el desarrollo y dinamización de la biblioteca escolar en secundaria

5173aa50fcaacc3c10de991216b95b91

Zamora, Mª José ; Yáguez, Elena. Guía práctica para el desarrollo y dinamización de la biblioteca escolar en secundaria. Madrid: Secretaría General Técnica. Centro de Publicaciones. Ministerio de Educación y Ciencia

Texto completo

Guía que pretende ser un documento de apoyo para el desarrollo y dinamización de la biblioteca escolar en secundaria, donde se encuentran informaciones, propuestas de actividades organizativas y formativas, etc… que ayudarán a mejorar el uso de la misma.

La importancia de las bibliotecas escolares para la vida de las personas

libraryview4

The importance of having a school library

Learning Curve

POR RACHEL NOBEL | 4 DE ABRIL DE 2019

Ver

Lisa Kent, marstra en Bedford-Stuyvesant, Brooklyn, ha enseñado allí durante 22 años. En todo ese tiempo, la escuela nunca ha tenido una biblioteca en funcionamiento.

Eso finalmente cambió esta primavera, gracias a los directores actuales y anteriores de la escuela, a las subvenciones y donantes de la comunidad, a los voluntarios de la PTA y a la tenacidad de la profesora de arte Lisa Ryan. El 6 de marzo, la comunidad escolar se reunió para  para inaugurar una biblioteca en la que se invirtieron 10.000 dólares en libros nuevos.

¿Qué significará para los estudiantes y profesores tener acceso a la biblioteca de su escuela? “Va a significar todo”, dice Kent.

En nuestros tiempos de tensión política, a medida que el auge de los medios de comunicación social ha hecho que la recopilación de información fiable sea más difícil, las bibliotecas están experimentando un renacimiento. En un artículo de opinión del New York Times de septiembre, el sociólogo Eric Klinenberg declaró: “Restaurar la sociedad civil, empieza por la biblioteca”.

Décadas de investigación sobre los “estudios de impacto de las bibliotecas escolares” nos dicen que las escuelas que disponen de programas bibliotecarios generan estudiantes con mejores resultados en los test de comprensión lectora, mayores habilidades de alfabetización en información y mayores tasas de éxito del estudiante. Esto es aún más cierto en las escuelas que han experimentado una disminución general del personal o en las que un alto porcentaje de estudiantes viven en la pobreza.

Los estudios de impacto de las bibliotecas también nos dicen que los programas de las bibliotecas escolares son más efectivos cuando bibliotecarios profesionales trabajan mano a mano con los maestros.

“Los estudios de impacto en las bibliotecas sugieren que los resultados de las pruebas tienden a ser más altos cuando los gestores, maestros y los propios bibliotecarios piensan que el bibliotecario es un líder de la escuela; un maestro, un co-maestro y un proveedor de desarrollo profesional; un diseñador de planes de estudio, un administrador de recursos educativos y un motivador de la lectura”, escribieron los investigadores Keith Curry Lance y Debra E. Kachel en 2018.

Pero encontrar espacio, personal y recursos para una biblioteca bien mantenida puede ser un desafío. En el Estado de Nueva York, las regulaciones requieren que las escuelas secundarias -pero no las escuelas primarias- sean atendidas por especialistas bibliotecarios certificados en medios de comunicación, también llamados maestros bibliotecarios.

“Un bibliotecario certificado es alguien que ha sido certificado y formado como bibliotecario y como maestro” dice Nira Psaltos, bibliotecaria de Bayside HS en Queens. “Al igual que desearías tener a un médico especializado para una enfermedad específica, un bibliotecario es un profesor que ha sido formado en este áreas concreta y que ha estudiado este tema.”

Estos profesores bibliotecarios están capacitados para ayudar a los estudiantes a comprender la información y las habilidades de alfabetización digital que necesitan para aprender investigando y recopilar información, especialmente en Internet. Los bibliotecarios ayudan a los estudiantes a comprender cómo evaluar la información que encuentran en línea y los orientan hacia los recursos en los que pueden confiar.

“Proporcionamos el conocimiento que los estudiantes necesitan saber para navegar por un paisaje de información complejo”, dice Michael Dodes, un bibliotecario escolar que ahora trabaja como coordinador de operaciones bibliotecarias y de instrucción en la Oficina de Servicios Bibliotecarios del Departamento de Educación de la ciudad. “Nos centramos en tres pilares: la investigación, o el proceso de resolución de problemas; la lectura por placer y por propósito; y la responsabilidad social, o cómo usar la información de manera responsable”.

Los bibliotecarios también pueden ser fuentes inestimables de apoyo para los maestros en el aula. Así pueden ayudar a los maestros a reunir una variedad de textos para satisfacer las diversas necesidades de los estudiantes. También trabajan con los profesores para despertar el interés de los estudiantes en la lectura y apoyarlos en la evaluación de los contenidos que encuentran en sus investigaciones.

“Los bibliotecarios saben dónde están los mejores recursos, saben cómo enseñar y saben cómo enseñar a los maestros”, dice Dodes. “Son un punto central para unir la pedagogía y los recursos alineados con las necesidades de los estudiantes.”

La mayoría de las bibliotecas de las escuelas secundarias están diseñadas para ser de “acceso abierto”, lo que significa que los estudiantes pueden visitar la biblioteca siempre que tengan tiempo libre. Además de los recursos académicos que la biblioteca puede proporcionar, Psaltos dice que la biblioteca proporciona un valor como espacio acogedor donde los estudiantes pueden pasar el tiempo, socializarse, aprender y leer por placer.

“Todos los estudiantes deben tener acceso a la biblioteca y la oportunidad de ir allí”, dice Dodes. “Se trata de crear un espacio donde los estudiantes puedan leer, explorar información, trabajar juntos y relacionarse.”

Las habilidades que los estudiantes desarrollan en sus bibliotecas escolares – mientras aprenden a comparar la relación entre fuentes de información como Wikipedia y ERIC, por ejemplo – continuarán siendo útiles a lo largo de toda su vida, mucho más allá del aula.

“Obtenemos información, pero luego tenemos que procesar esa información y usarla de manera ética y responsable, no sólo en un sentido académico, sino también en un sentido de la vida”, dice Psaltos. “La responsabilidad social y en lo que nos convertiremos como ciudadanos es parte de lo que enseñan las bibliotecas”.

Learning Curve es una columna bimestral de Rachel Nobel que se centra en temas y prácticas educativas.

Espacios para aprender: Ideas e inspiración para transformar los espacios de aprendizaje

space-to-learn_web_page_01

Space to Learn: Ideas and inspiration for transforming learning spaces. Pittsburgh, PA: The Grable Foundation, 2017

Texto completo

 

El folleto es un punto de partida para cualquier persona interesada en transformar un espacio de aprendizaje. En su interior encontrarás grandes ideas para guiar su pensamiento sobre cómo podría ser un espacio reimaginado, consejos prácticos sobre cómo comenzar el proceso, recursos para mantenerlo en marcha e inspiración a lo largo del camino.

 

Los educadores han estado organizando y reorganizando los espacios de las aulas desde los días de la escuela unidireccional. Desde asientos compartidos y bancos largos a escritorios individuales, desde pizarras a pizarras blancas a pizarras inteligentes, los espacios de aprendizaje han evolucionado con el tiempo en respuesta a un mundo cambiante y a las necesidades cambiantes de los estudiantes. Esa tradición continúa hoy en día a medida que la ciencia del aprendizaje remodela la forma en que los maestros preparan a los estudiantes para trabajar en colaboración, actuar de manera independiente, pensar de manera creativa y utilizar las nuevas tecnologías.

Diseñar espacios de aprendizaje no se trata de decorando las aulas. para ello se está trabajando junto a educadores para hacer frente a los retos y oportunidades a los que se enfrentan una nueva generación de estudiantes, se están diseñando (y rediseñando) sus aulas para apoyar aprendizaje moderno y colaborativo.

Diversas investigaciones demuestran que los lugares donde aprenden los estudiantes puede tener una importante contribución en como aprenden. Incluso, el absentismo escolar disminuye cuando las aulas tienen mala luz de día. La presencia de pinturas y plantas en aulas se ha vinculado a una mayor motivación y concentración. Un estudio encontró que el el entorno del aula puede afectar al aprendizaje de los alumnos y el progreso académico hasta en un 25%. Incluso los ajustes más pequeños al diseño de un espacio de aprendizaje pueden contribuir a un cambio que fomente la participación activa y haga que los estudiantes se apropien de su aprendizaje. Cualquiera puede hacer espacio para el aprendizaje.

Principios del diseño del espacio de aprendizaje

Aunque no hay una manera correcta de rediseñar un espacio de aprendizaje, los investigadores, diseñadores y educadores han encontrado algunos conceptos clave que forman la base del uso efectivo del espacio para el aprendizaje.

Space to Learn explora cómo se han aplicado estos principios para ayudar a los estudiantes a Colaborar y Comunicarse, Estudiar y Enfocar, Investigar y Experimentar, Actuar y Crear, Hacer y Construir, Socializar y Crecer.

 

 

 

25 actividades de Makerspaces para niños

Makerspace-Projects-Header

25 Makerspace Projects For Kids

Original

Los proyectos Makerspace o STEM para niños no tienen por qué ser complicados o caros. De hecho, algunos de los mejores proyectos utilizan artículos reciclados o reutilizados como botellas de cartón o de soda, lo que no significa nada para comprar.

A continuación, hemos recopilado algunos de nuestros proyectos favoritos que son excelentes para los espacios de los fabricantes.

Aprende a hacer un barco con una botella de soda, crea un coche de cartón y mucho más.