Archivo del Autor: Julio Alonso Arévalo

Acerca de Julio Alonso Arévalo

Bibliotecario de la Facultad de Traducción y Doc. de la USAL. Ex-Miembro del Grupo de Investigación E-LECTRA. Premio Nacional de Investigación por la UNE Premio mejor Profesional Social Media INFOAWARDS 2019. Creador y editor del repositorio E-LIS. Más de 80 artículos científicos publicados - Ver en E-LIS -en revistas científicas. El profesional de la información, Library Hi-Tech, Electronic Library. Investigación Bibliotecológica, Anales de Documentación... 12 libros publicados: Nueva fuentes de información en el contexto de la web 2.0 (Pirámide), Gutemberg 2.0 (TREA). Social Reading (Elsevier), eBooks en bibliotecas universitarias (TREA), El ecosistema del libro electrónico universitario (UNE), Un viaje a la cultura open (Amazon), GRATIS Zotero (Creative Spaces), Leyendo entre Pantallas (Trea), GRATIS Literaçia da infomrçao (ISPA) GRATIS Espistemologia y acceso abierto (UCE) GRATIS Makerspaces y bibliotecas. Barcelona: El Profesional de la Información EPI-UOC, 2018. Makerspaces. Espacios creativos en bibliotecas: creación, planificación y programación de actividades. Salamanca: Ediciones del Universo, 2019. Los libros, la lectura y los lectores a través de la literatura y las artes. Buenos Aires : Alfagrama Ediciones, 2019 Más de 2000 citas en Google Schoolar Creador y gestor del blog Universo abierto Director del programa de Radio Planeta Biblioteca Más de 250.000 seguidores en los grupos profesionales de Facebook.

Informe de la encuesta sobre la conectividad a Internet en las bibliotecas públicas

Public Library Internet Connectivity Survey Report. Library Journal, 2020

Texto completo

Los resultados de esta encuesta revelan detalles sobre la forma en que las bibliotecas públicas de Estados Unidos proporcionan conectividad a Internet y prestan dispositivos que permiten un acceso más equitativo. Explora cómo las bibliotecas se han ajustado para responder a la pandemia de COVID-19, y cómo financian su servicio de Internet de banda ancha.

Let’s Make: una guía para promover la creación de makerspaces en las bibliotecas

Let’s Make | A guide for promoting making in libraries

Ver guía

Los makers (o cualquier persona que cree contenidos físicos o digitales en colaboración) representan una cultura de aprendizaje a través de la creación. Sus valores, al igual que los de las bibliotecas, incluyen el acceso abierto al conocimiento, las habilidades y el intercambio de datos. Los creadores pueden beneficiarse del espacio físico, las instalaciones y los recursos que ofrecen las bibliotecas.

BIBLIOTECAS: UN ESPACIO PERFECTO PARA LOS CREADORES DEL SIGLO XXI

Antes de la revolución digital, la función principal de la biblioteca era almacenar el conocimiento acumulado en el pasado, conservado en las fuentes y formatos disponibles en ese momento. Al hacerlo -y al proporcionar acceso a colecciones, catálogos o bases de datos junto con la asistencia de profesionales cualificados- las bibliotecas siempre han apoyado el aprendizaje, el intercambio de información y la construcción del conocimiento. También han desempeñado un papel importante en el apoyo a las habilidades de alfabetización, que van desde lo básico como la lectura y la escritura, hasta competencias más complejas como el uso de herramientas para buscar, analizar y evaluar la información.

Las bibliotecas públicas han ofrecido -y siguen ofreciendo- todos estos servicios al público en general, lo que les permite salvar las diferencias sociales y de alfabetización, defender los valores democráticos y combatir las desigualdades. Como resultado, las bibliotecas empoderan a los individuos y a comunidades enteras. Las bibliotecas han evolucionado a lo largo del tiempo (implementando nuevos servicios, nuevos formatos de información y nuevas actividades educativas), pero -incluso en el mundo digital actual- su misión y sus valores son los mismos: proporcionar recursos, acceso y asistencia para ayudar a las personas a aprender y entender el mundo. El gran cambio es que, en el mundo digital, las personas aprenden, se forman, comparten conocimientos, crean y utilizan la información de una nueva variedad de formas. Y la tecnología desempeña un papel crucial en este aprendizaje del siglo XXI y en la economía del siglo XXI.

DONDE SE ENCUENTRAN LAS BIBLIOTECAS Y LOS CREADORES

Se necesitan nuevas habilidades y una nueva alfabetización en un mundo en el que la información está disponible en numerosos formatos accesibles a través de medios, servicios y herramientas digitales. Los sistemas de educación formal no apoyan necesariamente este tipo de alfabetización, porque los grandes sistemas son históricamente más lentos para adaptarse a los grandes cambios. Sin embargo, las competencias digitales son esenciales hoy en día, no sólo en el mercado laboral, sino en casi todos los aspectos de la vida. Cada vez se necesitarán más competencias tecnológicas avanzadas, como la programación, el diseño de móviles o de páginas web, y habilidades prácticas de STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) para tener éxito en la nueva economía. Estas competencias y habilidades pueden adquirirse en la biblioteca.

Y aquí es donde las bibliotecas y los creadores se cruzan. Los makers (o cualquier persona que cree contenidos físicos o digitales de forma colaborativa) representan una cultura de aprendizaje a través de la creación. Sus valores, al igual que los de las bibliotecas, incluyen el acceso abierto al conocimiento, las habilidades y el intercambio de datos. Los creadores pueden beneficiarse del espacio físico, las instalaciones y los recursos que ofrecen las bibliotecas. Y las bibliotecas necesitan socios que les ayuden a desarrollar servicios nuevos y relevantes para satisfacer las necesidades cambiantes de sus comunidades. Las bibliotecas también pueden beneficiarse de la voluntad de los creadores de compartir sus conocimientos, habilidades e ideas para ayudar a otros.

Para muchas personas, las bibliotecas han perdido parte de su atractivo como lugares para buscar información o relacionarse con la cultura. La competencia es alta y los libros, que todavía se perciben como un producto básico de las bibliotecas, se pueden encontrar fácilmente y a bajo precio en otros lugares (tanto en formato analógico como digital). Sin embargo, el aprendizaje colaborativo y conectado, es decir, la participación de las personas en actividades creativas y la combinación de éstas con el acceso a los recursos e instalaciones de la biblioteca, puede ser un nicho que las bibliotecas públicas pueden ocupar con éxito. Especialmente las que ya desempeñan el papel de tercer lugar, un lugar neutral y atractivo utilizado para reuniones, actividades de ocio, programas culturales y educación informal a lo largo de la vida.

TRABAJAR JUNTOS EN LAS BIBLIOTECAS

La cultura de la creación significa aprender haciendo, mediante el ensayo y el error, la exploración, la resolución de problemas y la aplicación práctica. Implica colaboración, intercambio de información y espontaneidad. También significa hacer las cosas juntos en lugar de hacerlas uno mismo, y producir conocimiento en lugar de sólo consumirlo. Al adoptar la cultura maker e incorporarla a sus servicios y programas, las bibliotecas pueden facilitar fácilmente el aprendizaje en un mundo dinámico y digital. Este tipo de actividades educativas pueden ser muy atractivas para los jóvenes, ya que no hay presión ni competencia (o al menos, no tiene por qué haberla). En la cultura maker no hay ningún problema en equivocarse y fracasar, y esto significa que hacer -incluso cuando se está aprendiendo- puede ser muy divertido. Existe una gran sintonía entre la cultura maker/creación y la misión principal de la biblioteca, lo que significa que las oportunidades -tanto para las bibliotecas como para los makers- son infinitas.

LA FABRICACIÓN EN LAS BIBLIOTECAS PUEDE AYUDAR A LAS PERSONAS Y A LAS COMUNIDADES

Las bibliotecas públicas apoyan a los individuos y a las comunidades en su conjunto poniendo sus recursos a disposición de todos, independientemente de su estatus o ingresos, y ofreciendo una amplia gama de servicios educativos, culturales o sociales. Las que incorporan espacios para creadores y programas afines contribuyen al desarrollo local de varias maneras adicionales. Son capaces de llegar, apoyar y atraer a nuevos públicos, incluyendo a personas que no se han visto obligadas por los servicios tradicionales de la biblioteca. Este público puede incluir: negocios locales (tanto emprendedores como empresas), autores autoeditados (o jóvenes autores en ciernes), artistas (cineastas, músicos, fotógrafos), o personas interesadas o involucradas en actividades o estudios STEM.

Las bibliotecas que adoptan las actividades y los programas para creadores pueden servir mejor a las personas al ofrecer nuevos servicios u oportunidades que otras instituciones no ofrecen, llenando así un vacío en los servicios locales. Consulta los siguientes ejemplos y mejores prácticas para descubrir cómo las bibliotecas que adoptan el movimiento maker están apoyando a los individuos y a comunidades enteras:

  • Proporcionando acceso a las nuevas tecnologías (y promoviendo su uso)
  • Ofreciendo servicios específicos u oportunidades para las empresas locales
  • Ayudar a las personas a desarrollar las habilidades del siglo XXI y mejorar sus posibilidades en el mercado laboral
  • Utilizar y multiplicar los recursos propios de la comunidad
  • Apoyar a los jóvenes en la planificación de su carrera y en las oportunidades de formación continua, proporcionando experiencia laboral
  • Fomentar el interés de los niños por los sectores de la industria
  • Apoyar la resiliencia y la autosuficiencia en la comunidad
  • Apoyar el desarrollo del mercado editorial
  • Desarrollar y apoyar las asociaciones comunitarias
  • Actividades relacionadas con la salud y la discapacidad, aplicaciones médicas de los recursos de los creadores de bibliotecas

MODELOS DE FUNCIONAMIENTO

Existen varios modelos que las bibliotecas pueden utilizar a la hora de poner en marcha las actividades maker. Cada modelo requiere un espacio y un equipamiento diferentes. La elección del modelo “adecuado” depende de las necesidades e intereses de la comunidad, así como de los recursos de que disponga la biblioteca. Algunos modelos de funcionamiento adoptados por las bibliotecas son

  • Albergar un espacio dedicado a los creadores (para actividades tecnológicas o no tecnológicas)
  • Crear o acoger un “Fablab”, o laboratorio de fabricación (centrado únicamente en actividades tecnológicas)
  • Disponer de un makerspace “pop-up” (un espacio temporal para actividades maker) que podría compartir espacio con otras actividades temporales o rotar entre sucursales
  • Crear un laboratorio de medios digitales (un laboratorio de informática equipado para la creación digital de cosas como música o películas u otros medios digitales)
  • Acogida de actividades “maker” puntuales (reuniones, programas o talleres ocasionales realizados en la biblioteca, pero no necesariamente con un espacio “maker” dedicado)ç
  • Toda la biblioteca como una especie de “espacio maker” (es decir, servicios bibliotecarios altamente participativos y creados por los usuarios)

Los dos modelos más comunes son los siguientes, aunque a menudo las bibliotecas ofrecen una mezcla de ambos:

  • Espacio Maker (para hacer/crear objetos físicos)
  • Laboratorio de medios digitales (para crear contenidos digitales como películas o música).

Es importante tener en cuenta que no todas las actividades de creación o de “maker” implican tecnología. Las actividades de creación pueden incluir

  • Actividades relacionadas con la tecnología, como la impresión en 3D, la creación de contenidos digitales, la construcción de robots o la codificación
  • Actividades no tecnológicas o menos relacionadas con la tecnología, como coser, hacer manualidades, tejer, hacer libros, etc.

Las personas que ya son creadores pueden hacerlo bien por su cuenta en un espacio para creadores de la biblioteca, pero para muchos otros, es fundamental proporcionar servicios, programación y un sentido de comunidad para aprovechar al máximo el espacio para creadores. Algunos ejemplos son:

  • Clases periódicas en grupo sobre cómo utilizar el espacio o para hacer/crear algo juntos (por ejemplo: soporte de teléfono móvil impreso en 3D, robots, libros)
  • Formación 1 a 1 entre el personal/voluntarios de la biblioteca y los usuarios interesados
  • Conferencias de voluntarios (a cargo de creadores experimentados)
  • Recursos de aprendizaje en línea, como seminarios web o visitas al espacio
  • Guías de inicio rápido (impresas o digitales)
  • Demostraciones de las últimas herramientas tecnológicas en el espacio

¿QUÉ HAY QUE TENER EN CUENTA?

Todas las bibliotecas deberían recopilar normas y directrices para el uso general de su makerspace o de un laboratorio multimedia por parte de sus usuarios, y/o para el uso de herramientas específicas (por ejemplo: impresoras 3D, cámaras digitales, instrumentos musicales, máquinas de coser). El público debe ser advertido de cualquier peligro, asumir la responsabilidad de sus acciones y del uso de la(s) herramienta(s), y ser asesorado sobre cómo comportarse en el makerspace (además de recibir una formación adecuada y apropiada para ayudarles a utilizar las herramientas de forma segura y correcta). A continuación se incluyen, a modo de ejemplo, las normas y directrices de los Maker Labs de la Biblioteca Pública del Condado de Allen (Indiana, EE.UU.):

  • Los niños menores de 12 años deben estar acompañados por uno de sus padres o un tutor legal.
  • No se permite el uso de zapatos abiertos, por favor. Algunos de los materiales y equipos con los que trabajamos podrían dañar los dedos de los pies si estuvieran expuestos; nos gusta que tengas tantos dedos cuando salgas como cuando entraste.
  • No hay que llevar ropa suelta o que cuelgue. No queremos que tu camisa favorita se enganche en la maquinaria.
  • Recoge el pelo largo. No queremos que su pelo se enganche en la maquinaria


Algunas actividades del makerspace pueden ser sucias y causar daños al mobiliario de la biblioteca o al interior. También puede oler mal y crear humos, por lo que puede ser necesaria una ventilación adecuada. Si estás planeando un makerspace -especialmente si puede contener herramientas que produzcan ruido, humos, calor o polvo- considera su ubicación cuidadosamente para que no tenga efectos adversos en los visitantes de la biblioteca que no usan el makerspace.

IDEAS PARA ACTIVIDADES Y SERVICIOS

Es fundamental tener en cuenta las actividades y servicios que la biblioteca puede ofrecer u organizar para promover y apoyar su makerspace y construir su comunidad de usuarios y aficionados. Este tipo de enfoque ayudará a atraer a la gente al espacio y a crear una comunidad de usuarios que crean en el espacio y puedan apoyarse mutuamente.

¿Buscas ideas para las actividades de un makerspace de la biblioteca o un laboratorio de medios digitales? ¿Cómo apoyar el aprendizaje y ayudar a los residentes a utilizar mejor el equipo, el software y los recursos? Echa un vistazo a algunas de estas ideas de actividades y servicios.

¿QUÉ PODEMOS HACER Y QUÉ PODEMOS UTILIZAR PARA FABRICAR EN LA BIBLIOTECA?

¿Qué tipo de equipamiento necesitarás para planificar las actividades maker en tu biblioteca? ¿Qué software podría utilizar en un laboratorio de medios digitales? ¿Qué herramientas en línea -de bajo coste o gratuitas- debería conocer para ayudar a los usuarios a diseñar, crear y fabricar? En las listas que figuran a continuación, compartimos nuestras sugerencias para ayudarte a responder a todas estas preguntas en función de los tipos de actividades y servicios que desee ofrecer.

Por supuesto, existen innumerables herramientas, tipos de equipos y programas de software o aplicaciones disponibles, por lo que es importante prestar atención a varios factores a la hora de determinar la combinación adecuada de herramientas para tu espacio: el presupuesto, las limitaciones del espacio físico (incluyendo el mobiliario disponible, la electricidad, la ventilación, el ruido, etc.), los intereses de su comunidad, los objetivos de su espacio, la capacidad para soportar ciertas herramientas desde una perspectiva técnica, de costes y de sostenibilidad (es decir, ¿se puede mantener el equipo en funcionamiento a largo plazo?).

A la hora de planificar el equipamiento, puedes tener en cuenta los siguientes elementos:

  • Ordenadores: de sobremesa o portátiles
  • Tabletas
  • Cámaras digitales, videocámaras
  • Escáneres de fotos/depositos/negativos
  • Impresoras
  • Grabadores de vídeo, convertidores de VHS a DVD
  • Grabadores de cinta, reproductores de casetes, convertidores de analógico a digital
  • Giradiscos digitales
  • Impresoras 3D
  • Cortadoras láser
  • Fresadoras
  • Cortadoras de vinilo
  • Grabadores láser
  • Máquinas de coser
  • Robots o conjuntos para construir robots
  • Microcontroladores

ENCONTRAR SOCIOS PARA TU MAKERSPACE

Las bibliotecas que implementan con éxito las actividades maker a menudo han desarrollado asociaciones dentro de sus comunidades y otras instituciones. Se asocian con instituciones locales, empresas, grupos informales/voluntarios o individuos para ayudar a garantizar la vitalidad, el dinamismo y la sostenibilidad de su espacio y comunidad maker.

¿Quién puede ser un buen socio para ayudar a una biblioteca a gestionar un makerspace o un laboratorio de medios digitales? Piensa en ello:

  • Grupos locales de creadores u otros espacios de creación (quizás en universidades, espacios con fines de lucro, etc.) para obtener asesoramiento, experiencia práctica o posibles voluntarios para enseñar o guiar a otros.
  • Empresas locales de TICs: para conseguir equipos y posibles expertos/voluntarios en TICs.
  • Profesores de ciencias: para obtener experiencia, posibles voluntarios o una oportunidad para publicitar el nuevo servicio de biblioteca.
  • Estudiantes universitarios que estudian temas STEM – si tiene una universidad local, considera la posibilidad de hablar con sus departamentos STEM para ver si hay clubes de TICs, clubes de robótica, clubes de ciencias o programas de prácticas que podrían proporcionar usuarios o voluntarios interesados.
  • Aficionados o clubes STEM: pueden necesitar un lugar para reunirse o acceso a equipos especiales.
  • Grupo Asesor de Adolescentes (o cualquier grupo activo de adolescentes que acudan regularmente a la biblioteca) – para ayudarnos a estar en contacto con las ideas, necesidades y expectativas de los jóvenes, que son un gran grupo de usuarios potenciales para su makerspace.
  • También hay bibliotecas que se han asociado con empresas para apoyar las actividades maker. Piensa en las empresas tecnológicas locales o en otras que puedan sentirse alineadas con tu objetivo de desarrollo educativo de los individuos de tu comunidad. Podrían ser grandes apoyos y/o patrocinadores potenciales de tu espacio.

CONSEJOS ADICIONALES A TENER EN CUENTA

Cuando planifiques un makerspace en la biblioteca o un laboratorio multimedia, busca consejo, haz preguntas y aprende las mejores prácticas de los makerspaces y laboratorios multimedia existentes. Visítalos y habla con las personas que los dirigen: estarán encantados de compartir sus experiencias. Participa en comunidades en línea, como grupos de Facebook o LinkedIn: se pueden adquirir muchos conocimientos prácticos en estas comunidades de profesionales apasionados y curiosos.

He aquí algunos consejos más que hemos recogido de la comunidad de creadores de bibliotecas:

  • Empezar de a poco y ser flexible. La comunidad debe tener interés en las actividades del makerspace, así que averigua qué es lo que más les interesa.
  • Pregunta a tus usuarios.
  • Echa un vistazo a tus servicios actuales, como las clases de formación tecnológica, los talleres de manualidades o los grupos de aficionados: puede que te des cuenta de que ya tienes algunas actividades de tipo “maker” o un makerspace o laboratorio multimedia en desarrollo. Puedes aprovecharlas.
  • Ten cuidado con palabras como “maker” o “hacker” cuando anuncies un nuevo servicio; puede que la gente no las reconozca. Céntrate en lo que pueden crear o hacer en el espacio o la clase.
  • Es bueno que el equipo sea portátil y móvil, de modo que el equipo y los materiales puedan trasladarse a diferentes lugares según sea necesario; los escritorios con ruedas o los carros pueden ser una buena idea.
  • Utiliza la “semana de la tecnología”, la “semana del código”, la “semana de formación en línea” u otras campañas o eventos públicos para publicitar lo que haces en tu espacio de creación o laboratorio multimedia y celebrar eventos especiales.

RECURSOS

Lista actualizada de makerspaces y laboratorios de medios digitales.

Buenas prácticas del Maker Lab de la Biblioteca Pública de Chicago

Cinco cosas que debes recordar al abrir un espacio para creadores

Equipamientos de un makerspace

Plan Nacional de Competencias Digitales

Plan Nacional de Competencias Digitales. Madrid: Gobierno de España, 2021

Texto completo

El Plan Nacional de Competencias Digitales desarrolla los componentes 19, 20 y 21 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para responder a la necesidad de desarrollar las capacidades y habilidades digitales tanto de los trabajadores como del conjunto de la ciudadanía, con el fin de impulsar la creación de empleos de calidad, reducir el desempleo, aumentar la productividad y contribuir a cerrar las brechas de género, sociales y territoriales.

El Plan movilizará un total de 3.750 millones de euros en el período 2021-2023 y tiene como objetivo alcanzar un nivel de capacitación digital entre la ciudadanía española que esté a la altura del reto del proceso de digitalización.

Para ello se han establecido siete líneas de actuación:


1. La capacitación digital de la ciudadanía con especial énfasis en colectivos en riesgo de exclusión digital y que contempla también una oferta online gratuita de acceso masivo (MOOC).
2. La lucha contra la brecha digital de género mediante el fomento de la capacitación digital de las mujeres.
3. La digitalización de la educación y el desarrollo de las competencias digitales para el aprendizaje con la incorporación de la de competencias digitales y de programación en los currículos de las etapas obligatorias.
4. La formación en competencias digitales a lo largo de la vida laboral para personas desempleadas y ocupadas del sector privado.
5. La formación en competencias digitales para el empleo público.
6. El desarrollo de competencias digitales para las pymes.
7. El fomento de especialistas TIC (tanto titulados de Formación Profesional como universitarios). 

La colaboración público-privada será clave en cuanto a la identificación de las necesidades y el desarrollo de las diferentes medidas y proyectos de los programas de formación.

Los diferentes ministerios competentes liderarán la puesta en marcha de los diferentes proyectos y medidas trabajando en el marco de sus propias conferencias sectoriales con las comunidades autónomas, mediante convenios y otros instrumentos de colaboración público-privada.

Con el fin de coordinar las acciones por parte del sector público y de impulsar también la colaboración público-privada, se creará un hub de competencias digitales, como espacio de trabajo, foro de diálogo, red de conocimiento, laboratorio de ideas y canal de difusión de las medidas y resultados del Plan.  

Medidas destacadas del Plan Nacional de Competencias Digitales

• Se invertirá en la capacitación digital del conjunto de la población en todo el territorio nacional, entre otros mediante cursos masivos de formación online y el refuerzo de las aulas mentor del Ministerio de Educación y Formación Profesional, con especial atención a las poblaciones de menor tamaño.

Digitalización de la escuela, mediante el despliegue de infraestructuras, formación de profesores, técnicas educativas, refuerzo de las vocaciones STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) e integración del pensamiento computacional desde las fases iniciales de la educación. 

Plan de Formación Profesional Digital: Reforzando la oferta de plazas en el ámbito digital y la formación de profesores en digitalización aplicada, acelerando la modernización del catálogo de títulos para adecuarla a la demanda del mercado, integrando competencias digitales en todos los curricula. Además, se abordará un plan de formación digital en el ámbito laboral y de las Administraciones Públicas y se desarrollará una oferta modular y sistemas de certificación que permitan e impulso de la formación de trabajadores y su recualificación a lo largo de toda la vida laboral.

Lucha contra la brecha digital de género, a través de programas de fomento de vocaciones científico-tecnológicas y de capacitación digital para mujeres y niñas. Para ello, se incorporará al currículo escolar desde Primaria un programa de orientación, con mentorías para el desarrollo de modelos femeninos en el ámbito digital; y se impulsará la capacitación digital en las mujeres profesionales del sector tecnológico, en colaboración con las empresas, para facilitar su incorporación al empleo digital.

Plan Uni Digital: Con el fin de impulsar la digitalización de la universidad, se invertirá en medios técnicos y metodologías educativas digitales, y en formación de profesores. También se incluirá la formación digital en el currículum incluyendo la asignación de créditos a programas MOOC como elementos de Inteligencia Artificial y se desarrollará una red de centros de excelencia en IA. Además, se reducirán las trabas administrativas para agilizar la puesta en marcha de nuevos grados universitarios.​

Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas

Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas. Estrategia en materia de Administración Digital y Servicios Públicos Digitales. Madrid: Gobierno de España, 2021

Texto completo

El Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas es uno de los elementos principales del componente 11 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, de modernización de las Administraciones Públicas. 

Este Plan prevé movilizar una inversión pública de, al menos, 2.600 millones de euros para los próximos tres años, de los cuales al menos 600 millones irán destinados específicamente a las comunidades autónomas y corporaciones locales para el desarrollo de servicios públicos digitales en todo el territorio. El objetivo del Plan es el de mejorar la accesibilidad de los servicios públicos a los ciudadanos y empresas con todas las garantías para la protección de los datos personales y de las empresas, superar las brechas digitales sociales y territoriales e impulsar la eficiencia de las administraciones públicas mediante la digitalización de importantes ámbitos tractores como la Sanidad, la Justicia, o las políticas de Empleo, los servicios consulares o la administración territorial en materia de inclusión. 

Los proyectos de alto impacto en la digitalización del Sector Público contarán con una inversión de 1.040 millones de euros. Por ejemplo, en materia de Sanidad se reforzará la interoperabilidad para la gestión de la información de las distintas Comunidades Autónomas que permitan mejorar el servicio, aplicar inteligencia artificial al análisis de datos y afrontar emergencias sanitarias; en el ámbito judicial, el Ministerio de Justicia ha elaborado el Plan Justicia 2030 para mejorar los servicios digitales para ciudadanía, empresas y colectivos y avanzar a una gestión judicial sostenible en el tiempo; y en materia de Empleo se mejorarán los sistemas de información que dan soporte a las prestaciones por desempleo y a las políticas de activación para el empleo. Todo ello, con las adecuadas garantías para los derechos de la ciudadanía y las empresas en materia de datos.

Con este Plan, se avanza hacia una Administración del Siglo XXI al incluir reformas e inversiones que mejorarán tanto los procedimientos administrativos como las competencias digitales y los recursos disponibles. El sector público de las distintas administraciones servirá como punto de apoyo y palanca de las grandes transformaciones que España requiere en el ámbito digital. Este programa apoyará, además, la transformación digital de las Administraciones autonómicas y locales, de forma consistente a las directrices marcadas para la Administración General del Estado en este período.

El Plan aumentará la eficiencia de las Administraciones Públicas, mediante el refuerzo de los medios y servicios compartidos, generando así una serie de sinergias y ahorros de costes muy significativos que aseguren la sostenibilidad de las inversiones y proporcionen más medios e instrumentos para la consecución de los objetivos de resiliencia, cambio climático, medioambiente, transición digital, salud pública y cohesión territorial.

Además, y en coherencia con el Plan de Conectividad e Infraestructuras Digitales, una mejor conectividad digital en los centros públicos favorecerá la mejor prestación de los nuevos servicios que recoge este Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas como, por ejemplo, la telemedicina.

Para ello, el Plan se estructurará en tres ejes de actuación:

1. Transformar digitalmente la Administración con iniciativas trasversales para el despliegue de servicios públicos eficientes, seguros y fáciles de utilizar y para la generalización del acceso a las tecnologías emergentes.
2. Desplegar proyectos tractores de digitalización, por ejemplo, en los ámbitos de Sanidad, Justicia o Empleo. 
3. Apoyar la digitalización de las administraciones territoriales, Comunidades Autónomas y Entidades Locales.


Medidas clave del Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas

App Factory: Una iniciativa para potenciar el desarrollo de aplicaciones móviles de calidad con las que mejorar el acceso a los servicios públicos, acercar la Administración a la ciudadanía y facilitar una relación más fluida y cercana. El objetivo es que a finales de 2025 la mitad de los servicios públicos estén disponibles en app móviles. 

Administración en un Clic: Facilitará a ciudadanos y empresas el acceso a la información y a los servicios públicos digitales de la Administración General del Estado. Una medida que evitará la dispersión de información y que reducirá barreras a la consulta de información y la utilización de los servicios. 

GobTechLab: La iniciativa pondrá en marcha un laboratorio de innovación de la Administración General del Estado para mejorar la experiencia en el uso de los servicios públicos digitales a través de la participación ciudadana, la creación colaborativa y la innovación en servicios públicos. Este proyecto contempla el desarrollo de un espacio abierto donde experimentar servicios públicos con ciudadanos y empresas y recoger sus opiniones o sugerencias para la mejora de los mismos. Los principales ámbitos de aplicación serán las tecnologías emergentes como la IA, analítica del dato y blockchain.

COVID-19 y bibliotecas universitarias: informe de una encuesta de Library Journal

Academic Library COVID-19 Response Survey Report.  Library Journal, 2020

Texto completo

La pandemia de COVID-19 ha trastornado por completo nuestra economía, nuestra cultura y prácticamente todos otros aspectos de nuestras vidas, tanto en Estados Unidos como en el extranjero. Tal vez ningún ámbito se haya visto tan afectado como el de la educación, ya que los estudiantes se encontraron de repente con la educación a distancia en casa y los campus de educación superior cerraron y los estudiantes y el profesorado se pasaron al aprendizaje en línea. Todo esto ocurrió tan rápidamente que apenas hubo tiempo para prepararse.

El objetivo del estudio fue comprender el papel que desempeñan las bibliotecas universitarias en el ecosistema de aprendizaje en línea provocado por la crisis de COVID-19. La investigación también explora las predicciones de las tendencias a largo plazo, como la forma en que se espera que el aprendizaje en línea afecte a las futuras decisiones de compra de las bibliotecas.

Las instituciones académicas que ya ofrecían enseñanza a distancia o en línea estaban en mejor posición para para hacer el cambio completo, pero incluso entonces el proceso no estuvo exento de dificultades. La biblioteca universitarias tiene un papel fundamental en esta transición, ya que la mayoría de las bibliotecas han estado desempeñando un papel fundamental en esta transición. Dicho esto, ¿en qué medida ha ayudado la biblioteca la biblioteca en la rápida transición al aprendizaje en línea esta primavera? ¿Qué actividades de apoyo proporcionó y en qué medida el profesorado y los estudiantes utilizaron los servicios y la experiencia de la biblioteca?.

Las 414 personas que respondieron a la encuesta COVID-19 de Gale y LJ sobre las bibliotecas universitarias realizada entre finales de abril y principios de mayo de 2020, responden a estas y otras preguntas. Es justo decir que la pandemia mundial va a cambiar de forma inalterable muchos aspectos de la vida moderna, incluida la educación, y especialmente la educación superior.

Esta encuesta también explora las predicciones de los bibliotecarios sobre algunas de las repercusiones a corto y largo plazo en la educación superior: desde cómo serán las clases y las matrículas del próximo curso hasta el impacto en las decisiones de compra de materiales de la biblioteca y el futuro del aprendizaje.

Informe sobre contenidos de acceso abierto y recursos educativos abiertos en las bibliotecas universitarias

Open Access Content/Open Educational Resources in Academic Libraries Report. Library Journal, 2020

Texto completo

Resultados completos de la encuesta de LJ sobre la disponibilidad y el uso de los contenidos de OA/OER en las bibliotecas universitarias de Estados Unidos. El informe incluye datos sobre cómo se curan los contenidos OA, cómo se añaden al descubrimiento, si el descubrimiento identifica el contenido como OA, y si hay preocupaciones sobre la exhaustividad y la validez.

El noventa por ciento de las instituciones académicas que respondieron indicaron que tienen alguna forma de participación en en el acceso abierto o en los recursos educativos abiertos. El diez por ciento señaló que su biblioteca no tiene ninguna participación. Los métodos más comunes de curaduría, seleccionados por cerca de la mitad de los encuestados, incluyen la defensa de la biblioteca hacia el acceso abierto y/o trabajar directamente con el profesorado para crear listas de lectura de REA. Un tercio de los encuestados se esfuerza por buscar contenidos de OA en línea y hacerlos accesibles a sus usuarios.

Informe mujeres que leen en España, Argentina y México

Informe mujeres que leen en España, Argentina y México. Entre Editores, 2020

Informe Argentina

Informe España

Informe México

Que las mujeres leen más que los hombres no hay duda, pero estudiar más a fondo los hábitos, gustos y características de esa costumbre fue el objetivo de esta encuesta. En la que se invitó as a responder a las lectoras de España y México, durante dos meses y se obtuvieron más de 30.000 respuestas.

El ejercicio ya fue realizado el año pasado (2019) en Argentina, donde poco más de cinco mil mujeres dieron cuenta de los detalles de su afición lectora.

Así viajaba por Twitter el rastro de la covid-19 antes de que estallara la pandemia

Así viajaba por Twitter el rastro de la covid-19 antes de que estallara la pandemia

SINC 26/1/2021 19:04 CEST

Ver noticia completa

Un análisis de tuits enviados entre finales de 2019 y principios de 2020 en España y otros seis países europeos revela una preocupación creciente por casos de neumonía y tos seca, que luego se asociarían con el coronavirus. El estudio propone el uso de las redes sociales como una herramienta de alerta temprana y vigilancia de las epidemias.

¿Sabemos comunicar el valor de la biblioteca en la era digital? Planeta Biblioteca 2021/01/27.

¿Sabemos comunicar el valor de la biblioteca en la era digital? Planeta Biblioteca 2021/01/27.

ESCUCHAR EL PROGRAMA

Ir a descargar

Presentación PPS

Vídeo

Las bibliotecas del siglo XXI están adaptando sus funciones y necesidades a las nuevas demandas de la sociedad en la que vivimos. El papel de las bibliotecas está ampliándose para seguir siendo instituciones relevantes en un nuevo ecosistema en constante cambio, El reto de la comunicación con los responsables de la adopción de decisiones se ha convertido en algo vital para las bibliotecas: se trata de mostrar a las autoridades una estrategia de desarrollo que contribuya a construir una imagen institucional sólida. Así, la biblioteca necesita saber comunicar su valor en la era digital a través de una estrategia de comunicación sólida que permita mostrar la importancia que este servicio tiene para su comunidad, pero también saber adecuarse a las nuevas necesidades de su entorno y proporcionar servicios de valor añadido más allá del libro. De este modo las bibliotecas están diseñando planes y espacios para empoderar a sus comunidades con servicios innovadores que se han ido adaptando progresivamente a esta nueva situación.

Perspectivas de la OCDE sobre ciencia, tecnología e innovación 2021

OECD (2021), OECD Science, Technology and Innovation Outlook 2021: Times of Crisis and Opportunity, OECD Publishing, Paris, https://doi.org/10.1787/75f79015-en.

Texto completo


En las respuestas inmediatas a la crisis del COVID-19, la ciencia y la innovación están desempeñando un papel esencial para proporcionar una mejor comprensión científica del virus, así como para el desarrollo de vacunas, tratamientos y diagnósticos. Tanto el sector público como el privado han invertido miles de millones de dólares en estos esfuerzos, acompañados de niveles de cooperación mundial sin precedentes. Sin embargo, se prevé que la crisis económica que se está produciendo en la actualidad reduzca drásticamente el gasto en investigación e innovación de las empresas, mientras que los gobiernos, cargados de deudas, tendrán que hacer frente a múltiples demandas de apoyo financiero que compiten entre sí. Estos acontecimientos amenazan con causar daños a largo plazo a los sistemas de innovación en un momento en que la ciencia y la innovación son más necesarias para hacer frente a la emergencia climática, cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y acelerar la transformación digital. Los gobiernos tendrán que tomar medidas para proteger sus sistemas de innovación como parte de sus paquetes de estímulo y recuperación, pero también deberían utilizarlos como oportunidades para las reformas. En particular, la política de ciencia, tecnología e innovación (CTI) debería pasar a apoyar una agenda más ambiciosa de transformación del sistema que promueva una transición gestionada hacia futuros más sostenibles, equitativos y resilientes.