Archivo del Autor: Julio Alonso Arévalo

Acerca de Julio Alonso Arévalo

Bibliotecario de la Facultad de Traducción y Doc. de la USAL. Ex-Miembro del Grupo de Investigación E-LECTRA. Premio Nacional de Investigación por la UNE Premio mejor Profesional Social Media INFOAWARDS 2019. Creador y editor del repositorio E-LIS. Más de 80 artículos científicos publicados - Ver en E-LIS -en revistas científicas. El profesional de la información, Library Hi-Tech, Electronic Library. Investigación Bibliotecológica, Anales de Documentación... 12 libros publicados: Nueva fuentes de información en el contexto de la web 2.0 (Pirámide), Gutemberg 2.0 (TREA). Social Reading (Elsevier), eBooks en bibliotecas universitarias (TREA), El ecosistema del libro electrónico universitario (UNE), Un viaje a la cultura open (Amazon), GRATIS Zotero (Creative Spaces), Leyendo entre Pantallas (Trea), GRATIS Literaçia da infomrçao (ISPA) GRATIS Espistemologia y acceso abierto (UCE) GRATIS Makerspaces y bibliotecas. Barcelona: El Profesional de la Información EPI-UOC, 2018. Makerspaces. Espacios creativos en bibliotecas: creación, planificación y programación de actividades. Salamanca: Ediciones del Universo, 2019. Los libros, la lectura y los lectores a través de la literatura y las artes. Buenos Aires : Alfagrama Ediciones, 2019 Más de 2000 citas en Google Schoolar Creador y gestor del blog Universo abierto Director del programa de Radio Planeta Biblioteca Más de 250.000 seguidores en los grupos profesionales de Facebook.

Compromiso de las bibliotecas y asociaciones profesionales en la mejora de la experiencia de usuario en el préstamo de libros electrónicos

Alonso-Arévalo, J., Cordón-García, J.-A., & Gómez-Díaz, R. (2014, enero 1). Compromiso de las bibliotecas y asociaciones profesionales en la mejora de la experiencia de usuario en el préstamo de libros electrónicos. Salamanca,  Jornada Biblioteca Digital y II Seminario E-Lectra, 2014

Texto completo

A diferencia de un libro impreso, un solo ejemplar de un libro electrónico podría ser leído por muchos usuarios simultáneamente desde cualquier lugar. Por ello, una de las principales preocupaciones de los editores es que el préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas pueda afectar negativamente a las ventas de libros. Para contrarrestar esto, muchos editores insisten en condiciones que reproducen aspectos del préstamo del libro impreso. Algunos de estos términos pueden ser necesarios y tolerables, al menos temporalmente, para eliminar los temores percibidos por los editores de cara a fomentar la venta de libros electrónicos a las bibliotecas. Otros cuestionan la demanda de los usuarios que plantean que una mayor demanda de libros electrónicos será buena para los usuarios y perjudicial para la percepción de la biblioteca como servicio. En el documento se analiza la situación actual del libro electrónico en la biblioteca y se describen las acciones desarrolladas por las bibliotecas y asociaciones profesionales en defensa del lector digital en las bibliotecas. Entre estas iniciativas destacan las llevadas a cabo por EBLIDA, ALA, FirstReaders, E.voke y las realizadas por algunos consorcios bibliotecarios como Kansas, Colorado y Marmot.

Ciudadanía digital: una nueva propuesta para un futuro inclusivo

Killeen, Molly. «Digital Citizenship: A New Proposal for an Inclusive Future». http://www.euractiv.com, 17 de noviembre de 2022.

Texto completo

Una iniciativa liderada por las partes interesadas está impulsando un replanteamiento de la inclusión en la transformación digital, centrándose en la idea de la ciudadanía digital.

En un documento oficioso, el Grupo de Trabajo sobre Ciudadanía Digital de la UE establece cinco pilares de la ciudadanía digital y recomienda medidas políticas en ámbitos como la tecnología, el compromiso social, los derechos humanos y la participación democrática.

La coalición se formó a finales de 2020 y terminó de redactar su documento oficioso, «Europeos preparados para la era digital», el año pasado. Sus miembros abarcan el mundo académico, las empresas y la sociedad civil, e incluyen organizaciones como Meta, la empresa matriz de Facebook, el grupo de expertos del Consejo de Lisboa, la ONG Foro Europeo de la Juventud y el Instituto de Estudios Mediáticos.

«Para mucha gente, palabras como ‘ciudadanía digital’ e ‘inclusión digital’ son sólo palabras de moda», dijo Mark Boris Andrijanič, ex ministro de asuntos digitales de Eslovenia, en un acto celebrado en Bruselas a principios de este mes que reunió al comité directivo del grupo de trabajo. Sin embargo, es necesario actuar para abordar el hecho de que las sociedades cada vez más digitalizadas no son igualmente ventajosas para todos los grupos, instó.

El grupo de trabajo también hace hincapié en los impactos diferenciales de la transición digital, que también esboza varios desafíos críticos dentro de la UE en relación con la ciudadanía digital.

Además de las desigualdades, también incluyen la baja calidad de la educación para la ciudadanía, el alcance limitado de las soluciones tecnológicas, una dicotomía demasiado grande entre los aspectos on y offline de la ciudadanía digital y la lentitud del movimiento normativo.

Para hacer frente a estos y otros problemas, el grupo ideó cinco pilares en los que debería basarse una visión revitalizada de la ciudadanía digital: bases digitales, bienestar digital, compromiso digital y alfabetización mediática, empoderamiento digital y oportunidades digitales.

Su concepto de ciudadanía digital se centra en minimizar los posibles perjuicios del uso de estas tecnologías y maximizar sus beneficios potenciales.

A través del pilar del empoderamiento digital, el grupo de trabajo promueve la idea de que la ciudadanía digital debe incluir el uso del espacio digital para el activismo y el compromiso político, con una comprensión de cómo la digitalización puede dar forma a los procesos democráticos.

El bienestar digital es otro de los puntos centrales del documento oficioso, en el que el grupo apoya que se preste más atención a garantizar que los usuarios sean resistentes y puedan establecer relaciones sanas y constructivas en línea, un ámbito en el que, según afirman, la UE ya va «por delante» en lo que a políticas se refiere.

En cuanto a los fundamentos digitales, el grupo sostiene que los ciudadanos de la UE deben contar con sólidas capacidades digitales para facilitar la seguridad en línea y la protección de datos, pero que «estas habilidades fundacionales faltan a nivel de la UE».

Bruselas se ha centrado en las competencias digitales dentro de sus objetivos de la Década Digital, con la intención de garantizar que el 80% de la población de la UE tenga competencias digitales básicas para el final de la década. Sin embargo, los observadores han advertido que los avances hacia este objetivo se están retrasando y que será necesario redoblar los esfuerzos si se quiere alcanzarlos.

Canciones para los amigos. Viviendo en la era pop 2022/11/25

Canciones para los amigos. Viviendo en la era pop 2022/11/25

ESCUCHAR

Ir a descargar

La amistad es una relación afectiva basada en la comunicación, la comprensión, el apoyo mutuo, el afecto y la armonía entre sus miembros. En el programa de hoy hemos escuchado y reflexionado sobre el valor de la amistad a través de algunas de las canciones más emblemáticas que hablan de los amigos,

El oligopolio de la publicación académica, pasado y futuro.

Phelps, Richard. «Challenging the Academic Publisher Oligopoly». The James G. Martin Center for Academic Renewal (blog), 16 de noviembre de 2022.

Ver artículo

El sector de las revistas académicas comprende cientos de editoriales, pero sólo cinco controlan más de la mitad del mercado: Reed-Elsevier (Países Bajos), SAGE (Estados Unidos), Springer (Alemania), Taylor & Francis (Reino Unido) y Wiley-Blackwell (Reino Unido) con beneficios netos de más del 35%

¿Quiere invertir en un negocio rentable? Podría considerar una de las cinco editoriales de investigación académica. Son muy rentables, o al menos lo han sido. El margen de beneficios es uno de los indicadores más accesibles del «poder de fijación de precios» de una empresa. Según The Economist, Elsevier obtuvo 1.100 millones de dólares de beneficios en 2010, con un margen de beneficios del 36%, más alto que el de Apple o Google, y muy superior a los de las revistas más exitosas (entre el 12 y el 15%). Sus márgenes superaron el 40 por ciento en 2013 y 2014. Wiley declaró un margen del 35 por ciento solo el año pasado.

Richard Phelps analiza el oligopolio de la publicación académica, pasado y futuro. «Durante décadas», escribe, «las editoriales académicas sufragaron al menos el considerable gasto de compilar, imprimir, comercializar y enviar copias físicas de las revistas. Sin embargo, con la digitalización, incluso esa carga ha disminuido. Pronto, la publicación académica podría acercarse a un estado de pura «renta económica»: vender un producto casi gratuito (para ellos) que los clientes quieren y no pueden comprar en ningún otro sitio».

Para ello, algunos de los académicos más preparados del mundo, que trabajan en algunas de las instituciones más prestigiosas, invierten miles de horas para crear los contenidos; los gobiernos y las fundaciones les subvencionan, con cientos o decenas de millones de dólares en pagos directos y servicios en especie; otros se ofrecen como voluntarios para revisar y editar, controlando así la calidad del producto sin cobrar; se le entrega gratuitamente, para que lo posean legalmente y tengan los derechos de autor, a pesar de no haber invertido nada; luego lo venden a los colegas y empleadores de tus voluntarios a un precio de monopolio.

También, según el escritor científico Stephen Buranyi cita al físico Adrian Sutton, del Imperial College (Londres): «Los científicos son esclavos de los editores. ¿Qué otra industria recibe sus materias primas de sus clientes, consigue que esos mismos clientes realicen el control de calidad de esos materiales y luego vende esos mismos materiales a los clientes a un precio enormemente inflado?»

Antiguamente, las revistas académicas gestionadas por las sociedades científicas servían de depósito de los resultados de la investigación: «Eran archivos científicos y no negocios de promoción de productos. Hoy, en cambio, los consejos de redacción seleccionados por editoriales con ánimo de lucro prefieren resultados de investigación nuevos o provocativos que llamen la atención de lectores y periodistas. Esto produce tanto el «sesgo de publicación» como el «p-hacking», por el que los editores prefieren los resultados positivos y los académicos siguen realizando pruebas estadísticas hasta que los obtienen. De este modo, el proceso científico se desarrolla al revés, con resultados que determinan las hipótesis de investigación».

He aquí tres de los argumentos más citados para afirmar que los editores distorsionan la ciencia.

  1. La agrupación

Las mayores editoriales académicas -el oligopolio- empaquetan sus productos en paquetes, al igual que hacen los proveedores de televisión por cable de Estados Unidos. Antes del streaming, el oligopolio de la televisión por cable estadounidense también disfrutaba de una amplia base de clientes cautivos que carecían de productos alternativos competitivos. En cada lugar, la televisión por cable podía obtener beneficios monopolísticos dentro de unos límites regulatorios que variaban de un lugar a otro.

  1. Sesgo positivo

Aunque las editoriales académicas en su conjunto han tenido poca competencia, sus revistas compiten entre sí por la atención y el estatus. Cuanto más célebre es el académico, mayor es el interés por contratarlo para un puesto editorial.

  1. La marcada desigualdad en la difusión de la información

Muchos académicos se sienten atrapados por la comercialización de las publicaciones académicas: su trabajo está atrapado detrás de un muro de pago incluso cuando consiguen publicarlo. Sin embargo, como en tantos otros aspectos de la vida, las soluciones tienden a estar más disponibles para algunos que para otros. Los académicos más prestigiosos pueden recibir financiación de ricos benefactores y fundaciones o puestos en centros de investigación financiados por el gobierno. Allí pueden acceder a sus propios presupuestos de publicación y sitios web, en los que ellos y sus colegas amigos pueden colgar publicaciones que están disponibles libremente para todos.

Hay algunas buenas noticias en este frente. Por un lado, el oligopolio está empezando a enfrentarse a la resistencia del pago de los precios que exigen. Así, la Universidad de California, informa Phelps, dijo recientemente «no» a las exigencias de Elsevier.

Y con casi todo digitalizado ahora, es imposible para los editores evitar que los artículos circulen. Phelps concluye: «La disponibilidad de copias electrónicas y de tantas soluciones para encontrarlas reduce la base de clientes reales de las editoriales a las bibliotecas universitarias que cumplen la ley y a los individuos que compran artículos individuales a precios muy superiores al coste marginal. Una vez que las bibliotecas universitarias puedan negociar con las editoriales académicas en igualdad de condiciones, el mercado de las publicaciones académicas será totalmente diferente.»

El rival de Twitter, Hive Social, se ha vuelto viral en los últimos días, pero ¿qué es?

Kevin Jiang «Twitter Rival Hive Social Has Gone Viral in Recent Days — but What Is It?», thestar.com. 23 de noviembre de 2022.

Ver noticia

Ante los problemas que está habiendo con Twitter debido a la compra de Elon Musk. La plataforma Hive Social, creada en 2019, es una de las alternativa que combina funciones por las que se caracteriza Twitter con las más destacadas de Instagram. La plataforma de redes sociales, actualmente sólo para móviles, se ha disparado en usuarios en los últimos días, pero ¿merece la pena?

Con la nueva gestión de Twitter y mientras circulan los temores por su futuro, multitud de usuarios están huyendo del sitio en busca de alternativas, o al menos están creando cuentas en esas plataformas, por si acaso.

Una de las estrellas emergentes que se ha hecho con la página de tendencias es una aplicación exclusiva para móviles llamada Hive Social, que se ha disparado en popularidad esta semana con la afluencia de refugiados de Twitter.

Hive superó el millón de usuarios el lunes por la noche después de encabezar la lista de tendencias de Twitter, y el martes siguió creciendo, ganando 250.000 nuevos usuarios durante la noche. Actualmente es la aplicación gratuita número 2 en la App Store de Canadá, lo que no está mal para una plataforma desarrollada por un estudiante universitario y codificador autodidacta.

¿Qué es Hive Social?

En pocas palabras, Hive es como el hijo predilecto de Twitter e Instagram, con características que recuerdan a MySpace. Permite publicar textos, fotos, vídeos y encuestas.

La creadora de Hive, Kassandra Pop, de 24 años, fundó la app en 2019 tras desilusionarse con las plataformas de redes sociales más populares y sus algoritmos, según su página web. Como tal, la plataforma afirma no tener algoritmos que decidan lo que los usuarios ven.

En su lugar, las publicaciones aparecen en orden cronológico en tu feed sin preferencia, a diferencia de Twitter, cuyo algoritmo promueve el contenido que cree que te interesa. No hay marcas azules que puedan amplificar tus publicaciones ni opciones de pago para aumentar tu exposición. Por ahora, Hive no tiene anuncios.

Aparte de las cuentas que sigues, la pestaña Descubrir de Hive contiene contenido de tendencia de usuarios que no sigues. Esto incluye secciones para temas individuales, incluyendo memes, mascotas, viajes y más. Al igual que en Twitter, los usuarios pueden comentar, volver a publicar contenidos en sus propias cuentas o darles «me gusta» para mostrar su apoyo.

A diferencia de Twitter, Hive ofrece opciones de personalización del perfil más profundas. Además de la imagen de perfil y la foto de portada habituales, los usuarios pueden elegir un tema de color con el que coincidan todos sus botones, indicar sus pronombres o signos astrológicos e incluso hacer que se reproduzcan determinadas canciones cada vez que alguien visite su perfil.

Otra diferencia importante es que Hive no tiene límite de caracteres, lo que es a la vez una bendición y una maldición: he leído mensajes que parecen más bien novelas.

¿Merece la pena el bombo y platillo?

Eso depende de tus preferencias personales, pero hay algunos inconvenientes importantes que debes tener en cuenta.

Actualmente, Hive Social está dirigida por sólo tres personas: Pop y dos desarrolladores no identificados, uno de los cuales se incorporó el viernes. Como tal, puede que no sea el servicio más fluido; por ejemplo, los usuarios han informado de frecuentes caídas y fallos en los últimos días con su creciente base de usuarios.

Otro problema evidente es que Hive permite actualmente que más de una persona comparta un nombre de usuario, lo que supone un riesgo de suplantación de identidad. Una búsqueda rápida revela al menos 20 usuarios diferentes con el mismo nombre de usuario @elonmusk. Sin embargo, Pop dijo a Insider que su equipo está trabajando para solucionar el problema.

Pop también dijo que el sitio actualmente no tiene moderadores de contenido, aunque está trabajando en una estrategia para moderar las publicaciones mediante algoritmos y personal humano. Por ahora, confía en que los usuarios denuncien por sí mismos los contenidos perjudiciales, como el gore o la explotación infantil.

Por último, Hive es obviamente una aplicación mucho más pequeña que Twitter. La comunidad es comparativamente pequeña, hay menos publicaciones que mirar y carece de la pulcritud de sus competidores multimillonarios. Que eso sea bueno depende de ti.

Informe anual de la IFLA 2021

. «IFLA Annual Report 2021» The Hague: IFLA, 24 de noviembre de 2022. https://repository.ifla.org/handle/123456789/2344.

Texto completo

Aunque la pandemia nos impidió la necesidad de reunirnos, intercambiar y aprender era más apremiante que nunca. Como resultado, el Congreso Mundial de Bibliotecas e Información de la IFLA volvió en 2021, celebrándose por primera vez en formato virtual.

Se hicieron todos los esfuerzos para que el que el evento fuera lo más inclusivo posible, desde precios de las entradas excepcionalmente bajos y de las entradas y un horario que reflejara los diferentes horarios de trabajo en todo el mundo, y sesiones más cortas y dinámicas. Nuestro Unidades Profesionales, aprovechando su experiencia de los seminarios web, aceptaron el el reto del nuevo formato, produciendo un excelente conjunto de debates y atractivos, además de los tradicionales, como las sesiones de nuestro Presidente y Presidente electo.

Y lo que es más importante, la celebración del Congreso digitalmente ofreció interesantes oportunidades de probar nuevos formatos e ideas, proporcionando valiosas ideas para el futuro.

Un tercio de la población de Islandia lee un libro cada día

Iceland Monitor. «One third of the population reads a book every day». Accedido 25 de noviembre de 2022.

Ver noticia

Los islandeses leen o escuchan una media de 2,4 libros al mes, y casi un tercio de la población lee un libro cada día o más a menudo, según los resultados de una encuesta sobre la actitud del país hacia la lectura.

El Centro de Literatura Islandesa, en colaboración con la Biblioteca Municipal de Reikiavik, la Asociación de Editores Islandeses, Hagþenkir – La Asociación de Escritores de No Ficción y Educativos de Islandia, la Biblioteca Nacional, la Biblioteca Universitaria, la Ciudad de la Literatura de Reikiavik, la UNESCO y la Asociación Islandesa de Autores de Literatura, fueron los responsables de la encuesta.

Desde 2017 se realiza anualmente un estudio similar, pero si se examinan los resultados de los últimos seis años, se observa que el grupo que nunca lee un libro está creciendo, mientras que el grupo que lee mucho también está creciendo.

Según los resultados de la encuesta de este año, las mujeres leen más que los hombres y los mayores más que los jóvenes. La media de libros leídos al mes aumenta con respecto al año pasado y se sitúa actualmente en 2,4 libros, frente a los 2,3 del año pasado.

Alrededor del 65% de la población lee sólo en islandés o más a menudo en islandés que en otro idioma, lo que supone un ligero cambio respecto al año pasado, que fue del 58%. Además, cerca del 18% lee con la misma frecuencia en islandés que en otro idioma, cerca del 14% lee más a menudo en otro idioma que en islandés y cerca del 3% sólo lee en otro idioma.

Más de un tercio de la población ha utilizado los servicios de la biblioteca en los últimos 12 meses. Las mujeres utilizan los servicios de la biblioteca con más frecuencia que los hombres y los que tienen dos o más hijos en casa utilizan las bibliotecas con más frecuencia que los demás.

En la biblioteca todos esos tesoros estaban expuestos como cofres abiertos

«Los libros se convirtieron para mí en algo superior, trascendente, ajeno a la insignificancia de las cosas normales. Cada uno de ellos encerraba la promesa de un tesoro. Me detenía ante los escaparates de las librerías y me preguntaba cuál de esos volúmenes cumpliría su promesa. Pero para saberlo tenía que comprarlos todos, y eso escapaba a mis posibilidades. La biblioteca la había descubierto gracias a Antonia. En la biblioteca todos esos tesoros estaban expuestos como cofres abiertos. Podía pedir hasta tres libros a la vez pero sólo podía llevarme uno a casa, de modo que me sentaba allí a leer y decidía cuál de los tres sería el elegido. […] La emoción que sentía cuando aquellos volúmenes llegaban por fin a mis manos era indecible. ¿Estaría entre ellos el tesoro que andaba buscando?»

IGNACIO MARTÍNEZ DE PISÓN – El tiempo de las  mujeres

Todavía hay pensadores que creen que todo conocimiento debe ajustarse al de un libro

Cuando los árabes tomaron Alejandría y le preguntaron al califa Omar qué hacer con la biblioteca, Omar respondió: «Si los libros coinciden con el Corán, no son necesarios y pueden quemarlos. Si no coinciden con el Corán, son peligrosos y pueden quemarlos». Todavía hoy existen pensadores al estilo de este Omar, pensadores que creen que todo conocimiento debe ajustarse al de un libro: la Biblia, y se niegan a permitir que se conciba el menor error en él.

ISAAC ASIMOV
En una entrevista de Bill Moyers

Una guía para archivar en Internet y por qué tener registros es esencial para los verificadores de hechos.

Ibrahim, Nur. «A Guide to Archiving on the Internet». Snopes, 12 de noviembre de 2022. https://www.snopes.com/articles/463946/articlesnewarchiving-on-the-internet/.

Mantener registros en Internet es esencial para entender no sólo la historia de la web, sino también para ayudarnos a rastrear si un tweet fue borrado alguna vez, o si alguien modificó una declaración en una página web.

Los gobiernos también mantienen archivos de las páginas web de cada administración, en aras de la transparencia y el acceso público. El sitio web de la Casa Blanca del ex presidente estadounidense Donald Trump es trumpwhitehouse.archives.gov, mientras que el sitio web de la Casa Blanca de Barack Obama puede encontrarse en obamawhitehouse.archives.gov. Y la administración Clinton creó el primer sitio web de la Casa Blanca en 1994. Estos sitios están etiquetados como «material histórico, «congelado en el tiempo»». Algunos sitios federales son «cosechados» y guardados por el Federal Depository Library Program Web Archive , cuyo objetivo es «proporcionar acceso público permanente al contenido de la web de las agencias federales».

Las estimaciones sobre la vida media de una página web varían con el tiempo. En 1997  Scientific American estimó que era de 44 días, y el New Yorker en 2015 sugirió que podría ser de 100 días. Pero algunas páginas web pueden ser eliminadas en cuestión de horas, especialmente si son de naturaleza políticamente sensible.

En 2014, cuando el vuelo 17 de Malaysia Airlines fue derribado sobre el espacio aéreo ucraniano, un líder separatista ucraniano, Igor Girkin, también conocido como Strelkov, habría escrito: «Acabamos de derribar un avión, un AN-26». Aunque un AN-26 es un avión de carga militar de fabricación soviética, las fotografías del post parecían ser de un Boeing 777. Wayback Machine guardó el post, que fue borrado de la página de Strelkov sólo un par de horas después. Cuando un periodista tuiteó una imagen de la página web guardada escribiendo: «Grab of Donetsk militant Strelkov’s claim of downing what appears to have been MH17», la página de Strelkov había sido editada y la afirmación borrada. La única prueba de ese post era la captura de pantalla guardada en archive.org. Aunque el post podría haber sido engañoso, el incidente puso de manifiesto el papel del Internet Archive en la recopilación de testimonios que resultaron útiles para las investigaciones periodísticas.

Internet Archive (archive.org) está considerado como uno de los mayores archivos de Internet, con unos 625.000 millones de páginas web guardadas desde su fundación en 1996. Su herramienta Wayback Machine permite a los usuarios recorrer 25 años de historia de la web, y la organización se asocia con Federal Depository Library Program Web Archive y otras organizaciones a través de  Archive-It.

¿Cómo archivar una página web?

Sin embargo, el sitio más sencillo para empezar es archive.org. Aquí, basta con introducir un enlace en la Wayback Machine para ver si ya existe, haciendo clic en «Browse History». Debajo de eso, otra opción te permite «Guardar la página ahora» y crear un nuevo enlace.

Si quieres navegar por el historial de una página web, serás dirigido a todas las instancias pasadas en las que se ha archivado, organizadas como un calendario, hasta el mes, el día y la hora en que se guardó. Puedes hacer clic en una fecha (indicada por una burbuja azul) para acceder a una página web. Cuanto más grande sea la burbuja, más veces se ha archivado una página en ese día. Hay que tener en cuenta que un enlace verde indica que una página web fue redirigida, y puede no funcionar, por lo que los usuarios deben hacer clic en los enlaces azules.

La parte superior de la página de resultados de la búsqueda también indica a los usuarios cuántas veces se archivó una página web y el intervalo de fechas. La barra superior muestra los años en que se guardaron las páginas, mientras que el calendario que aparece debajo nos permite hacer clic en el mes, el día y la hora.

¿Cómo sabemos que las páginas archivadas no están manipuladas?

Aunque la gente ha hecho capturas de pantalla de páginas web y tweets en el pasado, es más fácil manipular simples imágenes que editar una página web ya archivada.

Además, las capturas de pantalla son estáticas. No se puede interactuar con la página, ni desplazarse, ni pasar el ratón, ni hacer clic en los enlaces, ni siquiera revelar a qué páginas web se refieren los enlaces de la página.