Archivo del Autor: Julio Alonso Arévalo

Acerca de Julio Alonso Arévalo

Bibliotecario de la Facultad de Traducción y Doc. de la USAL. Ex-Miembro del Grupo de Investigación E-LECTRA. Premio Nacional de Investigación por la UNE Premio mejor Profesional Social Media INFOAWARDS 2019. Creador y editor del repositorio E-LIS. Más de 80 artículos científicos publicados - Ver en E-LIS -en revistas científicas. El profesional de la información, Library Hi-Tech, Electronic Library. Investigación Bibliotecológica, Anales de Documentación... 12 libros publicados: Nueva fuentes de información en el contexto de la web 2.0 (Pirámide), Gutemberg 2.0 (TREA). Social Reading (Elsevier), eBooks en bibliotecas universitarias (TREA), El ecosistema del libro electrónico universitario (UNE), Un viaje a la cultura open (Amazon), GRATIS Zotero (Creative Spaces), Leyendo entre Pantallas (Trea), GRATIS Literaçia da infomrçao (ISPA) GRATIS Espistemologia y acceso abierto (UCE) GRATIS Makerspaces y bibliotecas. Barcelona: El Profesional de la Información EPI-UOC, 2018. Makerspaces. Espacios creativos en bibliotecas: creación, planificación y programación de actividades. Salamanca: Ediciones del Universo, 2019. Los libros, la lectura y los lectores a través de la literatura y las artes. Buenos Aires : Alfagrama Ediciones, 2019 Más de 2000 citas en Google Schoolar Creador y gestor del blog Universo abierto Director del programa de Radio Planeta Biblioteca Más de 250.000 seguidores en los grupos profesionales de Facebook.

La biblioteca como espacio proyectivo para el desarrollo de alfabetizaciones múltiples

La biblioteca como espacio proyectivo para el desarrollo de alfabetizaciones múltiples.

2nd International Congress on 21st Century Literacies
Satarem (Portugal) July 7-8, 2022

Las nuevas bibliotecas son el ejemplo más llamativo del cambio que están operando los edificios públicos, disponen de cafeterías, escenarios, rincones acogedores para sentarse y espacios multifunción diseñados para acomodar espacios creativos, clases de baile y gimnasia, o exposiciones de arte público que muestran obras contemporáneas de los artistas de la región. Pero también espacios par el desarrollo de habilidades y conocimientos que los ciudadanos y estudiantes necesitan para desarrollar su potencial en la vida y en el trabajo. Cuyo objetivo es situar las habilidades del siglo XXI en el centro del aprendizaje.

Cómo hacer un portafolio

Cómo hacer un portafolio.  Madrid: Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), 2022

Texto completo

El portafolio es una poderosa herramienta para documentar, recoger y estructurar la información de tus progresos, aquella que compartes, la que te permite mirar hacia atrás, en el presente y hacia el futuro. Si eres estudiante, profesor o profesional el portafolio será muy útil para DIBUJAR tu aprendizaje en movimiento.

Como punto de partida en esta guía vamos a compartir la reflexión que hemos realizado para expresar lo que entendemos por portafolio. Sabemos que es una herramienta que nos ayuda a documentar, a recoger y estructurar la información que evidencia nuestros progresos y que queremos compartir con quien lo mira (o con nosotros mismos), que nos da la libertad de expresarnos hacia fuera, desde una composición creativa personal o colectiva, poniendo en valor nuestra identidad.

De hecho, el origen de esta herramienta nos conecta con la imagen de aquellas enormes carpetas que ayudaban a «portear» las creaciones de artistas y ser mostradas como carta de presentación de un trabajo. Desde ahí hubo una interesante transferencia a la educación artística y posteriormente al mundo educativo en su conjunto; desde la escuela infantil y la influencia del trabajo de Montessori hasta su presencia como una de las más conocidas herramientas que acompañan a las metodologías de aulas que se centran en el desarrollo de proyectos.

El portafolio es, en definitiva, un instrumento que nos ayuda a comunicar los qué y los cómo de nuestro proceso de aprendizaje, retándonos a ser más creativos y más críticos con aquello que producimos al aprender.

Veréis a lo largo de la guía que los contextos de uso de los portafolios son diversos y nos atrevemos a decir que ilimitados, porque documentar, crear y aprender son tres acciones inherentes a cualquier acción humana. Por último, queremos destacar que si bien encontramos que la herramienta tiene mucho recorrido en el campo artístico y educativo, también es útil para la selección de personal, del mismo modo que ayudaría a documentar otros procesos de aprendizaje de profesionales como por ejemplo abogados, médicos, escritores, investigadores, o facilitadores, entre otros.

Servicios en la nube para repositorios digitales.

Bogucki, Jarrod. Cloud Services for Digital Repositories. Library Technology Reports vol. 57, no. 5 (July 2021)

Texto completo

Un repositorio digital puede proporcionar a una biblioteca o institución similar la capacidad de ofrecer a los usuarios una variedad de medios y ricas colecciones culturales. Los repositorios pueden ser recursos sólidos y valiosos, pero para una biblioteca pueden ser grandes y potencialmente difíciles de crear y gestionar. Los recursos en la nube ofrecen una amplia gama de herramientas y servicios que pueden utilizarse para crear un repositorio de cualquier tipo y gestionarlo de forma sostenible y con éxito. Los servicios de suscripción, las herramientas de desarrollo y la infraestructura virtual pueden utilizarse para aprovechar el software de repositorio existente o para construir un repositorio personalizado según las especificaciones exactas. Tenga en cuenta las capacidades y las deficiencias de los recursos en la nube a la hora de crear un repositorio digital.

Alexandra Elbakyan y la resistencia a los cercamientos del conocimiento científico (Sci-Hub)

Melero, C. S. Alexandra Elbakyan y la resistencia a los cercamientos del conocimiento científico. Universitas: Revista de filosofía, derecho y política, 39, 2-26. (2022)

Texto completo

En este artículo analizamos la figura de Alexandra Elbakyan y su proyecto Sci-Hub, en cuya web se encuentran alojados más de 85 millones de documentos científicos a los que se puede acceder gratuitamente. Reflexionaremos sobre los cercamientos al conocimiento científico, el colonialismo en la producción académica y las propuestas que trabajan por un acceso abierto a la información científica. Tomaremos como referencia la desobediencia protagonizada por Elbakyan que, como mujer joven, no occidental e ideológicamente comprometida con posiciones anti neoliberales, representa una identidad no hegemónica.

Cómo hacer humanidades digitales

Cómo hacer humanidades digitales. Madrid: Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), 2022

Texto completo

Continuamente escuchamos que estamos en una sociedad digital. Pasamos buena parte de nuestro tiempo enganchados al teléfono móvil, al portátil, a la televisión o la videoconsola. Todas tienen en común el disponer de una pantalla con conexión a Internet, proporcionando un sinfín de posibilidades de ocio, trabajo, aprendizaje, etc. Sin embargo, cuando pensamos un poco más en las tecnologías digitales, más allá de nuestro papel de usuarios, parece que estamos en un terreno dominado por personas con una carrera de informática o ingeniería. Es aquí donde nos preguntamos ¿y qué pasa con las Humanidades en todo este entorno de «transformación digital»? ¿Es la informática cosa también de humanistas? ¿Necesita la tecnología el conocimiento que aportan las Humanidades?

Resulta controvertido formular una definición de Humanidades Digitales que contente a todo el mundo. Quizá la mejor forma de abordarla es considerando el modo en que las tecnologías digitales y las Humanidades se relacionan en nuestro tiempo.

Los laboratorios o labs constituyen espacios para la generación y experimentación de ideas así como para el desarrollo de prototipos, constituyendo un conjunto de prácticas y formas de producción de conocimiento que les son propias. Al laboratorio todos vamos a producir, en equipo, generando comunidades, mezclando saberes. El lab debe ser un espacio de acogida en conexión con el mundo que nos rodea, de modo que el trabajo resultante sea significativo y transformador. Las formas de trabajo han de ser de código abierto, para aprovechar el trabajo de otros y que otros puedan construir sobre el nuestro.

Montando un laboratorio de Humanidades Digitales, con la ayuda de esta guía, podrás construir una iniciativa de transformación en tu colegio, asociación o universidad, que te permita pensar de otra manera las clásicas preguntas de las Humanidades, al tiempo que formular nuevas preguntas en el contexto de la transformación digital de nuestra sociedad.

El laboratorio te permitirá desarrollar competencias y adquirir conocimientos que son de gran utilidad en nuestro tiempo; por ejemplo, todo tipo de competencias digitales, desde las más básicas a las más avanzadas, como usuario de servicios ya existentes o incluso programando tu propio código.

El laboratorio te proporciona además libertad organizativa, ya que puede desarrollarse en una amplia variedad de formatos.

X Jornadas de Investigación en Innovación Docente de la UNED. Innovación educativa en la era digital

X Jornadas de Investigación en Innovación Docente de la UNED. Innovación educativa en la era digital. UNED, 2019

Texto completo

El objetivo principal es que los participantes en estas jornadas presenten los resultados obtenidos en los proyectos desarrollados, intercambiando sus experiencias y compartiendo las mismas con el resto de la comunidad académica e investigadora.

Como en anteriores ediciones, la sesión presencial se dedicará al debate sobre la importancia de la innovación educativa en el desarrollo profesional del docente. Además, se llevarán a cabo varias sesiones on-line relacionadas con temáticas diversas en torno a la investigación y la práctica innovadora en la docencia. 

Se invita a participar en las Jornadas que se celebraran los próximos 28 y 29 de noviembre ( Facultad de Educación. UNED) a docentes, estudiantes y personal técnico de la UNED y de otras universidades, interesados en la mejora de la calidad educativa y en la innovación docente.  

Cómo hacer un Laboratorio biomaker: Bioimpresión con bacterias.

Cómo hacer un Laboratorio biomaker: Bioimpresión con bacterias. Madrid: Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), 2021

Texto completo


¿Y si pudiéramos producir colores a partir de las bacterias en nuestras cocinas? ¿Y si pudiéramos reciclar materiales, colores y máquinas para crear de otra manera? La biología garaje o biohacking es la idea de hacer por uno mismo aquellas actividades reservadas al sistema de producción industrial y académico; es imaginar a la gente apropiarse de un conocimiento reservado, para construir y crear con biotecnología abierta.

A medida que la tecnología amplía nuestra capacidad humana para dar forma a objetos y entornos, el desarrollo de las biociencias añade una paleta más diversa para crear: la materia viva.

Además, el movimiento biohacking, biología «hazlo tu misma» o «do-it-yourself» (DIYBio) han otorgado, desde hace poco más de una década, acceso a herramientas para las personas ajenas al mundo de las ciencias o la biotecnología. Esta peculiar sinergia apoya el resurgimiento de proyectos transdisciplinarios influyendo en la forma en que los artistas y diseñadores trabajan. 

Esta guía nos introduce a la creación con pigmentos biológicos, en concreto a la bioimpresión con bacterias. Los pigmentos biológicos o bio-pigmentos son partículas coloreadas en organismos vivos como las bacterias, plantas o algas. 

Aprenderemos también sobre la microbiota humana. La microbiota es una comunidad ecológica de microorganismos, como bacterias, que habitan nuestro cuerpo y de otros seres multicelulares desde plantas a animales. Estos seres microscópicos se encuentran generalmente asociados a tejidos sanos (piel, mucosas, etc.) y son esenciales para llevar a cabo funciones inmunológicas, hormonales y metabólicas. Exploraremos las bacterias productoras de color, asi como sus métodos de cultivo para imprimir con ellas.

¿Papel o pantalla? Preferencias de los estudiantes en lo referente a la lectura

Carrión, C. R. N., Astudillo, N. C. L., Cruz, E., Maiguashca, J. C. A., & Tafur, E. E. C. (2022). ¿Papel o pantalla? Preferencias de los estudiantes en lo referente a la lectura. La Revista Vínculos, 7(2), 45-59.

Texto completo

La lectura es uno de los procesos que facilitan en mayor medida el proceso de aprendizaje y ha sido característica del género humano desde hace siglos. Paralelamente, el desarrollo tecnológico de las últimas décadas ha cambiado la manera de ver el mundo en los más diversos ámbitos y la lectura no ha sido la excepción. Sin embargo, la transición hacia el nuevo formato de los documentos, a través de los dispositivos electrónicos no ha sido adoptada de manera inmediata por distintos factores. El presente estudio tiene como objetivo determinar la preferenciaen cuanto al soporte de lectura (una muestra no estadística por conveniencia de 1.251 de los estudiantes universitarios ha sido encuestada para tal fin). Tiene un enfoque cuantitativo con la finalidad de comprobar la hipótesis mediante la medición numérica y el análisis estadístico, al combinar con el diseño no experimental para analizar de manera natural los resultados. El tipo de investigación por el alcance es descriptivo. Se detallan algunas características relevantes a la vez que se identificaron algunos de los motivos que sustentan dicha preferencia. Unade las características es la concentración, siendo el principal determinante en lo que se refiere a la preferencia por el soporte físico, es decir papel, para su lectura. Sin embargo, cabe destacar que la fatiga visual no es causada por los medios tecnológicos, sino que no se considera los periodos de lectura, mismos que no deben ser extensos adicionando que la lectura de la pantalla favorece la distracción debido a la sobrecarga cognitiva.

Los libros malditos

Los libros malditos SER Historia con Nacho Ares 01/05/2022

. Ir a descargar

Existen algunos libros que nunca pudieron ser leídos. Algunos de ellos, como el Códex Gigas, tenían un tamaño extraordinario, casi 1 m de alto y 75 kg de peso. Y lo más impresionante, el grabado en una de sus páginas de un demonio como nunca antes se había visto. A este y otros libros malditos dedicamos el cronovisor de Jesús Callejo esta semana

El lamento del bibliotecario: los libros digitales no están hechos a prueba de fuego

Librarian’s lament: Digital books are not fireproof
Publishers are using copyright law as a battering ram to assert corporate control over the public good.

Written by Chris Freeland

ZDnet, feb 2022

Ver original

La preocupante tendencia de los consejos escolares y los legisladores a prohibir libros en las bibliotecas y las escuelas públicas se está acelerando en todo el país. Como respuesta, Jason Perlow defendió la semana pasada un argumento de peso lo que él llama un «Archivo de la Libertad», un depósito digital de libros prohibidos. Este archivo es el antídoto adecuado contra la prohibición de libros porque, afirmó, «no se puede quemar un libro digital». El problema es que sí se puede.

¿Por qué? Porque, en sus palabras, «el interés de los consumidores por «Maus» se ha disparado» como resultado de la decisión de un consejo escolar de Tennessee de prohibir la enseñanza del libro. Por su propia admisión, para maximizar los beneficios, un Goliat de la industria editorial está prohibiendo a nuestra biblioteca sin ánimo de lucro que preste un libro prohibido a nuestros usuarios: una auténtica quema de libros digital.

Somos la biblioteca de último recurso, en la que cualquiera puede acceder a libros que pueden ser controvertidos dondequiera que vivan: una versión existente del «Archivo de la Libertad» propuesto por Perlow. En la actualidad, Internet Archive presta una gran selección de otros libros prohibidos, como Rebelión en la granja, Winnie the Pooh, La llamada de la selva y las series de libros infantiles Junie B. Jones y Goosebumps. Pero todos estos libros también están en peligro de ser destruidos.

En el verano de 2020, cuatro de las mayores editoriales de Estados Unidos -Penguin Random House entre ellas- demandaron para obligar a Internet Archive a destruir los más de 1,4 millones de libros digitales de su colección. En su demanda pendiente, las editoriales están utilizando la ley de derechos de autor como un ariete para afirmar el control corporativo sobre el bien público. En este caso, eso significa destruir libros y otros materiales de libre acceso en los que la gente confía para convertirse en participantes productivos y con criterio en la vida cívica, económica y social del país.

La ley de derechos de autor concede a los autores y editores un monopolio limitado sobre los libros que producen. La ley también consagra una serie de usos socialmente beneficiosos que el público puede hacer de esos libros sin permiso ni pago. La famosa y flexible doctrina del uso justo ha permitido a las bibliotecas seguir sirviendo al público frente a los rápidos cambios tecnológicos y sociales.

Si alguna vez hubo un momento en el que el acceso a los libros fue «socialmente beneficioso», fue en marzo de 2020, cuando la pandemia del COVID-19 interrumpió el uso de las bibliotecas en persona en casi todo el mundo. En respuesta a esta crisis sin precedentes, más de 100 bibliotecas que tenían libros críticos que no podían prestar firmaron una declaración de apoyo al establecimiento por parte de Internet Archive de una National Emergency Library temporal. La NEL permitía a los usuarios un acceso digital controlado a las colecciones que estaban bloqueadas físicamente. Era una vía de acceso a información fiable para padres, profesores y estudiantes de todo el mundo.

Sin embargo, en una reacción extremadamente exagerada a los hechos, los editores demandaron en junio de 2020 el cierre de la NEL, junto con la práctica de préstamo de libros en su conjunto. Y además de exigir millones de dólares en daños y perjuicios monetarios, la demanda pide al Internet Archive que destruya todos los libros digitales de sus colecciones. Es una quema de libros digitales a gran escala.

Si los editores se imponen, estará en peligro mucho más que el futuro de Internet Archive. Lo que los editores quieren es acabar con la propiedad de las bibliotecas sobre sus propias colecciones. En su lugar, los editores quieren alquilar los libros digitales a las bibliotecas, como si fueran propietarios. Quieren controlar nuestro patrimonio cultural para su propio beneficio comercial.

Piensa en lo que acaba de ocurrir con Maus. Cuando una entidad gubernamental local prohibió este libro, la editorial decidió retirarlo de las estanterías de una biblioteca digital, restringiendo a nuestros usuarios su lectura para obtener los máximos beneficios. Ya sea por la intimidación de las empresas o por la prohibición del gobierno, los libros digitales no son inmunes a la censura.

El préstamo de una versión digital del libro por parte de Internet Archive no disminuyó el reciente aumento de las ventas de Maus. Aun así, la editorial decidió que tenía que hacer todo lo posible para eliminar el libro de nuestra biblioteca. Resulta que se puede quemar un libro digital.

Chris Freeland (@chrisfreeland) es bibliotecario y director del programa Open Libraries del Internet Archive.