Archivo del Autor: Julio Alonso Arévalo

Acerca de Julio Alonso Arévalo

Bibliotecario de la Facultad de Traducción y Doc. de la USAL. Ex-Miembro del Grupo de Investigación E-LECTRA. Premio Nacional de Investigación por la UNE Creador y editor del repositorio E-LIS. 80 artículos científicos en revistas. El profesional de la información, Library Hi-Tech, Electronic Library. Investigación bibliotecológica, Anales de Documentación... 11 libros publicados: Nueva fuentes de información en el contexto de la web 2.0 (Pirámide), Gutemberg 2.0 (TREA). Social Reading (Elsevier), eBooks en bibliotecas universitarias (TREA), El ecosistema del libro electrónico universitario (UNE), Un viaje a la cultura open (Amazon), Zotero (Creative Spaces), Leyendo dentre Pantallas (Trea), Literaçia da infomrçao (ISPA) Ontología y acceso abierto (UCE) Más de 1200 citas en Google Schoolar Creador y gestor del blog Universo abierto Director del programa de Radio Planeta Biblioteca Más de 150.000 seguidores en los grupos profesionales de Facebook

Informe ganador del Concurso de Diseño Estudiantil de Smart Cities: L.E.A.P. por un Futuro Inteligente

smart-cities-student-design-competition-header

Smart Cities Student Design Competition Winning Report: L.E.A.P. to a Smart Future.  Washington, DC: American Planning Association, 2018

Texto completo

Poster

El equipo ganador de la Competencia de Diseño Estudiantil de Ciudades Inteligentes de la APA es el equipo L.E.A.P. de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Este informe sintetiza el análisis de antecedentes y conceptos inteligentes de diseño de ciudades para la ciudad de Chelsea.

 

 

La tecnología está desempeñando cada vez más un papel integral en la forma en que planificamos, construimos y servimos a nuestras comunidades. La APA reconoce que los planificadores profesionales están excepcionalmente calificados para proporcionar liderazgo en la definición, análisis y debate de los problemas de las Ciudades Inteligentes, particularmente en lo que se refiere a las estrategias basadas en la ubicación. El término “Smart City” existe desde los años 90, y aunque las definiciones y aplicaciones varían, los elementos comunes entre ellas son que las ciudades inteligentes utilizan la información y la tecnología para involucrar a los ciudadanos, prestar nuevos servicios y mejorar los sistemas urbanos. El uso de las tecnologías de Smart City da lugar a una mayor rentabilidad, una infraestructura resistente y una experiencia urbana mejorada.

Las ciudades son “inteligentes” sólo si la tecnología es para mejorar la experiencia urbana, mitigar los efectos de la impacto en la naturaleza, y proporcionar nuevas oportunidades para el compromiso cívico y la interacción humana. Los estudiantes identificaron creativamente una visión de cuatro partes – L.E.A.P. a un Futuro Inteligente – detallando cómo las tecnologías Smart City podrían ser usadas para mejorar la habitabilidad, el empoderamiento, la accesibilidad y el juego.

 

14 consejos para diseñar la biblioteca digital perfecta en la escuela

renaissance-digital-library

14 Tips for Building the Perfect Digital Library

Todd Brekhus Expert advice for getting the most out of your technology.

November 5, 2018

Texto completo

 

¿Cómo podemos ayudar a nuestros estudiantes a convertirse en consumidores inteligentes de medios digitales? Muchos estudiantes acceden a diario a una amplia gama de contenidos a través de los medios sociales e Internet, pero a menudo sus estos contenidos no proceden de fuentes fidedignas o no son materiales de lectura de alta calidad. Las bibliotecas digitales son una manera poderosa para que los educadores ayuden a enseñar a los estudiantes a encontrar, evaluar y utilizar el contenido digital, una habilidad esencial a medida que los materiales y fuentes en línea continúan creciendo a un ritmo asombroso.

 

Con esto en mente, Todd Brekhus nos da algunos consejos, ideas y recomendaciones para  construir la biblioteca digital perfecta.

1. Piensa en bibliotecas estudiantiles, no en bibliotecas escolares.

Los niños no deberían tener que correr a la papelera para obtener la única copia de un título favorito, y tampoco deberían tener que correr a la computadora para obtener la única copia digital. Con la tecnología digital, cada estudiante puede tener su propia biblioteca. Por ello es aconsejable buscar opciones de bibliotecas digitales que permitan a todos los estudiantes leer el mismo libro simultáneamente para maximizar la elección y el compromiso de los estudiantes.

2. Expandir la lectura más allá de la clase de lengua.

En muchas escuelas, los maestros de lengua tienen sus propias bibliotecas, mientras que los maestros del área de contenido sólo tienen estantes de libros de texto y de vez en cuando van a la biblioteca de la escuela. Con la tecnología digital, cada aula del edificio puede tener su propia biblioteca, a menudo sin ningún costo adicional. Mejor aún, ya que los libros digitales pueden “viajar” de un salón de clases a otro, los estudiantes pueden tener una experiencia de lectura sin fisuras en Ciencias sociales, Ciencias y lengua, ayudándoles a construir fuertes conexiones entre los planes de estudio.

3. Recuerda que no se requieren dispositivos digitales para cada uno

Las bibliotecas digitales pueden ser muy eficaces incluso sin un modelo 1 a1. Con sólo unas pocas computadoras o tabletas, los maestros pueden establecer puntps de lectura por las que los estudiantes pueden rotar durante la formación en grupos pequeños.

Además, si su solución de biblioteca digital se basa en un navegador (en lugar de requerir software o hardware específico instalado), los estudiantes pueden leer en cualquier dispositivo, incluyendo teléfonos celulares, consolas de videojuegos o incluso televisores inteligentes.

4. Extender la lectura más allá del día escolar.

Las bibliotecas digitales presentan una oportunidad única para que las escuelas se asocien con organizaciones comunitarias. Los estudiantes pueden leer textos digitales antes y después de la escuela en la biblioteca pública, centros comunitarios o cualquier otro lugar donde tengan acceso a Internet. Dado que las investigaciones han demostrado que el acceso a los libros es a menudo más importante para la lectura de los estudiantes que su estatus socioeconómico, estas asociaciones comunitarias pueden ayudar a mejorar el rendimiento de los estudiantes, lo cual, a su vez, fortalece a la comunidad local.

5. No eliminar los materiales impresos.

Esto puede parecer un consejo extraño en un artículo sobre bibliotecas digitales, pero la mayoría de los estándares requieren que los estudiantes trabajen con confianza tanto con materiales impresos como digitales. Intenta que sus bibliotecas impresas y digitales trabajen asociadas y, en última instancia, se mejoren mutuamente.

6. Evite animaciones y otras distracciones en textos digitales.

Aunque puede ser tentador buscar textos digitales que utilicen ventanas emergentes, juegos, animaciones y otras características “divertidas” para atraer a los estudiantes, hay alguna evidencia de que estas distracciones llevan a una lectura superficial. Los textos digitales deben ser diseñados para ayudar a los estudiantes a concentrarse en la lectura.

7. Encuentra maneras efectivas para que los estudiantes se involucren con el texto.

Aunque las animaciones pueden distraer, hay muchas características interactivas que pueden mejorar la experiencia de lectura. Busca opciones digitales que tengan herramientas útiles que permitan a los lectores resaltar, dibujar, anotar, escribir diarios y citar fuentes.

8. Usa materiales digitales para leer en voz alta.

Primero, olvídate de invertir en libros grandes y caros: Con una biblioteca digital, cualquier libro puede ser proyectado para que sirva como un gran libro. Incluso los estudiantes mayores informan que una de sus actividades favoritas de lectura es hacer que su maestro lea en voz alta, y los textos digitales permiten que incluso los libros para adultos jóvenes -que casi nunca están disponibles en formato de libro grande- se usen para leer en voz alta en el aula. En segundo lugar, las opciones digitales con audio incorporado significan que los estudiantes pueden disfrutar de la lectura en voz alta en cualquier momento, incluso cuando un profesor o un miembro de la familia no está disponible. Para los estudiantes cuyas familias tienen bajos niveles de alfabetización, el audio grabado puede ser la única manera de que los padres/tutores lean libros con sus hijos y apoyen activamente su educación.

9. Apoya a los estudiantes y a sus familias con múltiples opciones de idiomas.

Una biblioteca digital puede ser un recurso poderoso para los estudiantes, especialmente si incluyen títulos en otros idiomas o textos en dos idiomas. Un diccionario incorporado permitirá a los estudiantes buscar rápidamente palabras desconocidas y construir vocabulario, mientras que el audio grabado puede proporcionar modelos auditivos de sintaxis y gramática correctas dentro del idioma. (Por esta razón, intenta recurrir a textos digitales que utilicen audio grabado por personas reales, no por voces computarizadas.). Los textos digitales en otros idiomas, como el español, también hacen posible que los miembros de la familia con conocimientos limitados de inglés puedan leer con sus hijos. En muchos casos, los textos digitales en dos idiomas también pueden proporcionar a los padres/tutores la oportunidad de desarrollar sus propias habilidades en inglés.

10. Ir más allá de los libros.

Una biblioteca digital no tiene que limitarse a los libros de clase. Puede incluir novelas gráficas, libros ilustrados, fotos y textos informativos, e incluso artículos de noticias. En particular, los artículos de noticias pueden ayudar a despertar la curiosidad de los niños sobre el mundo, desarrollar conocimientos básicos sobre una amplia variedad de temas y fortalecer las habilidades socio-emocionales como la empatía y la apreciación de la diversidad.

11. Empoderar a los estudiantes.

Con las bibliotecas digitales, los estudiantes a menudo pueden obtener información en tiempo real sobre su lectura (cuánto tiempo están leyendo, a qué nivel y qué tan bien están entendiendo el material) que simplemente no pueden obtener con los materiales impresos. Anima a los estudiantes a usar esta información para tomar posesión de su aprendizaje y tomar decisiones informadas sobre su lectura.

12. Capacitar a los maestros.

Los profesores también se benefician de tener información más detallada sobre la lectura de sus alumnos, pero esa no es la única manera en que las bibliotecas digitales pueden ayudar a los educadores. Cuando cada libro de una biblioteca digital está esencialmente disponible como un “conjunto de clases”, los profesores pueden dar rienda suelta a su creatividad. Los maestros ya no se limitan a los pocos títulos con unas treinta copias disponibles, sino que pueden crear proyectos y actividades basados en los intereses de los estudiantes, por ejemplo con los acontecimientos actuales o las noticias locales. Asegúrate de que todos los profesores estén debidamente capacitados en todas las funciones y colecciones disponibles en la biblioteca digital, para que puedan aprovechar al máximo todas las ventajas que ésta ofrece.

13. Empoderar a los bibliotecarios.

Como defensores de la lectura, los bibliotecarios trabajan para fomentar el amor por la lectura en cada estudiante. Debido a que las bibliotecas digitales amplían las opciones de los estudiantes -y más libros significan más oportunidades para que cada estudiante encuentra el libro adecuado para motivarlos a leer más- los bibliotecarios se vuelven más esenciales cuando ayudan a guiar a los estudiantes (¡y a los educadores!) hacia su próxima lectura. Además, libres de las necesidades del formato impreso, los bibliotecarios pueden actuar como líderes informando de las tendencias en la lectura de los estudiantes a los directores y profesores. Será importante proporcionar a los bibliotecarios acceso completo a todos los datos disponibles a través de la biblioteca digital para ayudar a asegurar que puedan usar su experiencia para monitorear, analizar y hacer recomendaciones sobre la lectura a nivel de la escuela o en comunidad.

14. Elimina los costos de almacenamiento, los dolores de cabeza de inventario y las multas por libros perdidos.

Al considerar el costo de una biblioteca digital, recuerda también considerar los ahorros. Con una biblioteca digital, no hay costos de almacenamiento, no hay necesidad de hacer inventario, no hay papeleo o sistemas de archivo, y no hay costos de eliminación. Para los estudiantes y las familias, las bibliotecas digitales eliminan cualquier preocupación por incurrir en multas por libros atrasados, perdidos o dañados.

 

 

 

 

La lógica del sistema categorial de la Ciencia de la información documental. Un acercamiento dialéctico

 

30855319477_bcf34b18f7_o_d

Rendón Rojas, Miguel Ángel. “La lógica del sistema categorial de la Ciencia de la información documental. Un acercamiento dialéctico“.   México, IIBI, UNAM, 2018.

 

Texto completo

PDF

ePub

Cuando una ciencia alcanza un desarrollo muy alto porque ha acumulado una gran cantidad de materiales empíricos, surge, según Engels, la necesidad de ordenarlos sistemáticamente con base en sus conexiones e interacciones internas, lo que se convierte en “una exigencia sencillamente imperativa e irrefutable”. Esa tarea fue realizada por Marx en el caso de la Economía política en su obra El Capital, donde a partir de la categoría más simple (mercancía), que al mismo tiempo contenía todas las contradicciones del modo de producción capitalista, extrajo, gracias a la lógica dialéctica, todo el aparato teórico de esa ciencia económica. Este libro propone una respuesta a ese desafío aplicado a la Ciencia de la Información Documental, lo que significa, antes que nada, que dicha ciencia ha logrado un nivel de desarrollo considerable y el siguiente paso consiste en rescatar y dar a conocer su lógica interna. La herramienta teórica que utilizamos para realizar esa tarea también es la dialéctica, aunque concebida de diferente manera a la visión hegeliana-marxista. La dialéctica que nos guía no reconoce la superación de los contrarios a través de una síntesis, lo que propicia que se siga un proceso más o menos concatenado con una direccionalidad definida. Por el contrario, en la dialéctica que concebimos los contrarios coexisten permanentemente, lo que nos conduce a resultados inesperados. La categoría inicial que proponemos es el documento y a partir de él, con base en las contradicciones internas y las oposiciones que van apareciendo, obtenemos el aparato teórico de la Ciencia de la Información Documental.

 

La Biblioteca de Libros no Prestados

 

artingeneral

The Persistence of the Real Is it a library or is it art?
Catherine E Kerrigan
Librarian, Adelaide Central School of Art
PhD candidate, University of South Australia.ARLIS/ANZ 2016

Texto completo

 

“La Biblioteca de Libros no Prestados”. “La biblioteca de reanimación”. “La Biblioteca de Ubicación Aproximada”. Estos no son nombres comunes que se den a las bibliotecas, pero lo cierto es que son tentadores y reales. Cada una de estas bibliotecas ha sido creada por un artista y no son las únicas. Estas bibliotecas funcionan como bibliotecas y como arte, algunas son exposiciones temporales y otras instalaciones permanentes.

 

Están dispersas por todo el mundo y, además de investigar temas artísticos como la pérdida, el tiempo, el lugar y la memoria, consideran la biblioteca como tema y como objeto. Como tales, plantean preguntas interesantes para los bibliotecarios. ¿Qué simbolizan las bibliotecas para el artista y el público? ¿Cuáles son las motivaciones de los artistas involucrados? ¿Qué objetivos persiguen estas bibliotecas? ¿Qué es lo que hace que el artista se convierta en bibliotecario? ¿Cuáles son las implicaciones para nosotros como profesionales?, ¿Qué podemos aprender de estas bibliotecas de artistas? Este documento explorará estas preguntas e intentar ofrecer algunas respuestas.

 

The Library of Unborrowed Books de Meriç Algün Ringborg

 

 

El proyecto, presenta cientos de libros que nunca han sido prestados de la biblioteca The Center for Fiction, New York, y cuestiona qué temas en cualquier momento contemporáneo tienen “actualidad”, y llama la atención sobre otros temas e historias que han sido temporalmente pasados por alto pero que podrían recuperar su relevancia en el futuro.

Pero ¿Cuál es el destino de un libro de la biblioteca que nunca se saca? ¿Se queda en la biblioteca de todos modos, se mantiene firme en su lugar, esperando que alguien la tome prestada? ¿O se desecha, se dona a una librería de segunda mano o se incorpora a la colección de un lugar como la Reanimation Library (Biblioteca de Reanimación de Brooklyn)? ¿Y qué dice sobre el libro en sí, que nadie ha querido leerlo? ¿Es una falla de su forma?

unborrowed-books3-320

Meriç Algün Ringborg, “The Library of Unborrowed Books” (2013), Todos los libros con la tarjeta de préstamo en blanco.

Tras su primera iteración en 2012 con la Biblioteca Pública de Estocolmo en Suecia, donde el proyecto despertó un gran interés público y crítico, Meriç Algün Ringborg hizo una selección de libros de The Center for Fiction, la única organización sin ánimo de lucro en Estados Unidos dedicada exclusivamente al tema de la ficción. Estos libros fueron cedidos en préstamo institucional a Art in General para que el público pudiera acceder por primera vez a ellos en un entorno que emulaba la atmósfera del centro, pero que estaba ubicado en el contexto de un espacio de arte contemporáneo.

Los libros están dispuestos en cinco filas de estanterías metálicas azules, como las que habitualmente encontramos en cualquier biblioteca, o con su cubierta encarada como en una librería. Es tentador saber cuales han sido los libros descartados por los lectores, y burlarse de algunos de sus horribles títulos, tales como: “Una bruja puritana”, “El libro de los muertos del sur de la Florida”, “Fuera de la sartén”, “Cucaracha”, “Cuidado con la hidrofobia”, “El asesinato de la camioneta”, “Ramblas ficticias”, “Cómo deshacerse de una mujer”, “Bebés paganos”. Pero también conlleva una reflexión profunda pensar en porque nadie se interesó en su lectura.

 

unborrowed-books1

Meriç Algün Ringborg, “The Library of Unborrowed Books” (2013), vista de la instalación en Art in General.

 

En palabras de la artista

“La Biblioteca de Libros no Prestados se basa en el concepto de la biblioteca como institución que manifiesta el lenguaje y el conocimiento, de la transmisión de la conciencia y la apertura a todo tipo de personas y literatura. Esta obra, sin embargo, comprende libros de una biblioteca seleccionada que nunca han sido prestados. El marco en este caso insinúa lo que ha sido ignorado, el conocimiento esencialmente no consumido, y pone en exhibición lo que se ha eludido. En esta biblioteca se valida su existencia, su contenido y forma por el simple hecho de poder ser prestados, poniéndolos a la vista del público en una biblioteca autónoma dedicada a los libros que aún no han sido revelados”

Meriç Algün Ringborg nació en 1983 en Estambul y actualmente vive y trabaja en Estocolmo. Estudió en la Universidad Sabancı, Estambul, de 2002 a 2007 y obtuvo una licenciatura en Artes Visuales y Diseño de Comunicación, seguida de una maestría en Bellas Artes en el Instituto Real de Arte de Estocolmo (2010-2012).

 

La Biblioteca de Reanimación

The Reanimation Library contiene una colección de libros prosaicos y peculiares, son reliquias del siglo XX, escogidos principalmente por las imágenes que contienen, han sido seleccionados de tiendas de segunda mano, mercadillos, basureros municipales, reventas llevadas a cabo por bibliotecas en todo el país.

 

pw_install_2

The Reanimation Library de Andrew Beccone

Con el tiempo, las bibliotecas han disfrutado de un privilegio especial para determinar qué materiales publicados se consideran culturalmente valiosos y merecen ser preservados. Los materiales que se mantienen dentro de una colección se consideran en gran medida más útiles que los que se retiran. Los libros y otros materiales que se retiran de las colecciones por diversas razones por falta espacio, materiales se desgastan físicamente, información obsoleta y producción de nuevas ediciones. Cualquiera que sea la motivación última (y presumiblemente sólida) para desechar un libro de una colección, hace que una tremenda cantidad de material impreso desaparece del dominio público una vez que sale de la biblioteca pública.

La Biblioteca de Reanimación está particularmente interesada en la pérdida de información visual que acompaña el proceso de expurgo. Las políticas de desarrollo de colecciones generalmente asignan poco peso a la dimensión visual de una obra, a menos que la obra tenga una orientación gráfica (por ejemplo, un libro que describa a un artista visual, un diseño gráfico o materiales similares de naturaleza explícitamente visual). La mayoría de las políticas de desarrollo de colecciones de bibliotecas dan prioridad a la adquisición de elementos que contienen información textual actualmente relevante, y reemplazan a los elementos que carecen de esa información o que están desactualizados. Este protocolo, junto con la producción continua de nuevas ediciones, crea un creciente registro fósil de libros obsoletos, una verdadera fiesta para los arqueólogos de imágenes. La Biblioteca de reanimación se dedica activamente a la creación de una colección de materiales ricos en información visual, independientemente de la actualidad de su contenido textual. La biblioteca sirve como depósito y, de manera más pertinente, como punto de acceso para dichos materiales.

La colección se inicia cuando en el año 2001 Andrew Beccone comenzó a coleccionar libros que eventualmente formarían el núcleo de la Biblioteca de Reanimación. En ese momento, utilizó las imágenes de los libros para crear obras de arte bidimensionales. Después de un año completo de estar adquiriendo libros, tuvo la idea de convertir lo que había sido hasta ese momento una colección privada de material original en una colección de acceso público.

La Biblioteca de reanimación se creó con el fin de:

  • construir una colección de recursos que inspiren la producción de nuevos trabajos creativos
  • Llamar la atención sobre las maravillas visuales y textuales de libros aparentemente normales
  • Fomentar la colaboración entre los seres humanos
  • Llamar la atención sobre el potencial generativo de las bibliotecas
  • Contribuir al enriquecimiento del patrimonio cultural común
  • Explorar los caminos entre el mundo digital y el analógico

 

La Biblioteca de Ubicación Aproximada

The Library of Approximate Location es un proyecto en curso de Charlie Macquarie que explora el paisaje, el lugar y la forma en que utilizamos la información para definir nuestras relaciones con los recursos que permiten la vida moderna. La Biblioteca pretende utilizar estos temas para triangular un espacio común de aprendizaje entre ellos y proporcionar un espacio para la conversación y la investigación. El objetivo de este proyecto espera apuntalar nuestras propias conexiones culturales con los complejos sistemas naturales, industriales e híbridos de los que dependemos completamente.

macquarie-charlie-library-of-approximate-locations-420

La función de una biblioteca en este caso es importante. Una biblioteca provee materiales para aprender, interpretar y crear narrativas de una manera abierta, y para construir o deconstruir nuestra relación con los paisajes que proveen las materias primas de la vida. Este método de biblioteca como instalación reclama un espacio físico -basado no en el comercio sino en el compartir y en el intercambio no monetario- en el que practicar lo común mientras exploramos esta relación con la tierra y los recursos, y  con nuestras percepciones.

Las instalaciones de la Biblioteca están presentes en cada lugar seleccionado durante un día desde el amanecer hasta el atardecer. El bibliotecario está presente en las cercanías del sitio de instalación durante el período de cada instalación, y proporciona orientación y consulta de investigación al mismo tiempo que involucra a los usuarios en discusiones e imaginaciones sobre el futuro de la biblioteca y el paisaje. Mientras la biblioteca está instalada, el bibliotecario también documenta sistemáticamente los elementos, momentos, piezas del paisaje y otras instancias que se añaden a la colección más grande (toda la documentación actual es fotográfica y descriptiva, y no se mueven los objetos físicos de donde se encuentran).

Charlie Macquarie es un archivista, bibliotecario, artista, escritor y, en general, una persona aventurera que está interesada en recopilar y proporcionar acceso a la información como una práctica creativa y política llevada a cabo en colaboración con el paisaje del oeste americano.

 

 

 

 

 

Ética en la evaluación de bibliotecas y la privacidad de los datos personales de los usuarios

hqdefault

Asher, Andrew  ; Briney, , Kristin; Gardner, Gabriel “Ethics in Research Use of Library Patron Data Glossary and Explainer” Digital Library Federation, 2018

Descargar

Ver vídeo

Las bibliotecas universitarias están bajo una presión constante para demostrar su valor e impacto. Con este fin, la mayoría de las bibliotecas realizan habitualmente mediciones sobre el uso de las colecciones, servicios e instalaciones por parte de los usuarios, pero el crecimiento en el uso de la analítica de aprendizaje ha creado una nueva e importante demanda de recopilación y análisis de datos. Esta tendencia ha generado preocupación por la privacidad de los clientes y la posible violación de la ética profesional.

Tomando una una discusión dentro del grupo de trabajo del Foro “Digital Library Federation” DLF de 2017 sobre la creciente inversión de la educación superior en productos y sistemas que pueden rastrear y compilar datos sobre el comportamiento de los usuarios a través de datos y tecnología, Yasmeen Shorish y Shea Swauger formaron el grupo DLF sobre vigilancia tecnológica. (Technologies of Surveillance Working Group)

La utilización de los Big Data en industrias y campos de investigación conllevan la recolección y la analizar la mayor cantidad de datos posible sobre personas, lo que aumenta la comprensión de sus comportamiento y aumenta nuestra capacidad para construir y organizar servicios. Pero, la recolección de datos a menudo se realiza a través de la tecnología de vigilancia, desde el registro de actividades en línea hasta la Web. cámaras de vídeo digitales, datos de los teléfonos móviles, seguimiento Wi-Fi y en las bases de datos.

La adopción y participación de una biblioteca en estos sistemas no está exenta de preocupaciones éticas, y podría tener consecuencias en términos de privacidad de los usuarios que contradicen directamente algunos de los principios establecidos en el Código de Ética Profesional, tales como el derecho a la confidencialidad y la priorización de los usuarios, colegas e instituciones por encima de los intereses privados.

Por ello a principios de este mes, el subgrupo de Ética Profesional de la Investigación del grupo de trabajo publicó Ethics in Research Use of Library Patron Data Glossary and Explainer.

 

 

El Bibliotecario de María Adelaide Castelli

 

2013-05-05_0004

Ya sé que me miran con pena creyéndome nacido, vivido y ya muerto aquí igual que una seta hundida detrás de unas gafas empañadas que nunca ha tocado otra cosa que no sean portadas, archivos o bolígrafos. Mentira, yo tuve mujer y de las más hermosas. Vive en un psiquiátrico. Es culpa de los libros. La tinta no es inocente ni el papel inofensivo.

Fue cuando empecé a leer, así, por aburrido, por tentación natural de mi pacífico oficio: los libros, aprovechando el silencio, entraron muy adentro de mí y me alteraron a su antojo el patrimonio genético. Literatura fantástica, enciclopedias, London, Kafka, entre otros, fueron nuestra ruina: volvía a casa de noche, en plena fase mutante, cuerpo y alma virando hacia el reino animal.

La estreché con tentáculos y la rocé con escamas, le clavé ojos de lobo y garras de rapiña; la enloquecí con sexos equinos y alientos de fiera carnívora; la piqué, la mordí, la acaricié con pelo de chinchilla y alas de mariposa. La levanté en el aire igual que un halcón a su presa, entré en su carne comiéndomela como los gusanos
a un muerto; la desperté con el grito del mono aullador, me escurrí entre todos sus pliegues con curva de serpiente. Según mi lectura del día, sin guión ni aviso, le hice compartir mi extensa bestialidad.

Y cuando llegaron los médicos diagnosticándole atónitos un síndrome alucinatorio con patología obsesiva, yo me callé, por supuesto: nadie me creería, de todas formas.

Es más, la miré ingresar con frío interés animal hacia los movimientos del peculiar ser humano: dos enfermeros implacables con caras apenadas y aburridas la arrastraban cogida de sus menudas muñecas. No importa. La muy zorra me había engañado con uno de ustedes, que miran con tan despectiva piedad. Cuidado, que hoy estoy hojeando la más famosa de Kipling.

El Bibliotecario de María Adelaide Castelli

 

 

Programación, robótica y pensamiento computacional en el aula

captura-15-150x150

Programación, robótica y pensamiento computacional en el aula: *Situación en España y propuesta normativa” Madrid: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), 2018

Texto completo 

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) ha publicado el informe Programación, robótica y pensamiento computacional en el aula. Situación en Españaenero 2018, que describe la situación actual de la enseñanza de estas habilidades en nuestro país, poniendo el foco en la situación normativa de las Administraciones educativas, pero sin olvidarse de otro tipo de iniciativas no oficiales desarrolladas desde la escuela, la universidad, la empresa o la sociedad civil.

En su elaboración han participado representantes del MECD, de las Consejerías y Departamentos de Educación de doce Comunidades Autónomas, así como de empresas, centros educativos y entidades que desarrollan actividades pioneras en este campo. Además, las opiniones del profesorado español también aparecen reflejadas en el informe, puesto que más de 350 docentes que ya utilizan la programación y la robótica en sus clases compartieron su visión y sus experiencias al participar en una encuesta pública realizada por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF).

El informe muestra que, si bien los contenidos relacionados con la programación, la robótica y el pensamiento computacional apenas aparecen en el currículo nacional actual, varias Comunidades Autónomas han comenzado a incluir nuevos contenidos en diferentes asignaturas. Así, tal como se muestra en la Figura 1, la Comunidad Foral de Navarra ha incluido contenidos de estas habilidades en educación Primaria, en concreto, integrándolos en el área de matemáticas. Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, Región de Murcia y Comunitat Valenciana han introducido nuevas asignaturas de robótica y programación en Secundaria. Comunidad de Madrid y Cataluña, por su parte, lo han hecho tanto en educación Primaria como Secundaria. Finalmente, Cantabria, La Rioja e Illes Balears no han creado ninguna asignatura nueva sobre estas cuestiones ni han incluido contenidos sobre estas habilidades en asignaturas ya existentes.