Archivo del Autor: Julio Alonso Arévalo

Acerca de Julio Alonso Arévalo

Bibliotecario de la Facultad de Traducción y Doc. de la USAL. Ex-Miembro del Grupo de Investigación E-LECTRA. Premio Nacional de Investigación por la UNE Premio mejor Profesional Social Media INFOAWARDS 2019. Creador y editor del repositorio E-LIS. Más de 80 artículos científicos publicados - Ver en E-LIS -en revistas científicas. El profesional de la información, Library Hi-Tech, Electronic Library. Investigación Bibliotecológica, Anales de Documentación... 12 libros publicados: Nueva fuentes de información en el contexto de la web 2.0 (Pirámide), Gutemberg 2.0 (TREA). Social Reading (Elsevier), eBooks en bibliotecas universitarias (TREA), El ecosistema del libro electrónico universitario (UNE), Un viaje a la cultura open (Amazon), GRATIS Zotero (Creative Spaces), Leyendo entre Pantallas (Trea), GRATIS Literaçia da infomrçao (ISPA) GRATIS Espistemologia y acceso abierto (UCE) GRATIS Makerspaces y bibliotecas. Barcelona: El Profesional de la Información EPI-UOC, 2018. Makerspaces. Espacios creativos en bibliotecas: creación, planificación y programación de actividades. Salamanca: Ediciones del Universo, 2019. Los libros, la lectura y los lectores a través de la literatura y las artes. Buenos Aires : Alfagrama Ediciones, 2019 Más de 2000 citas en Google Schoolar Creador y gestor del blog Universo abierto Director del programa de Radio Planeta Biblioteca Más de 250.000 seguidores en los grupos profesionales de Facebook.

El laboratorio de la MIT está diseñando respiradores de emergencia de código abierto ante la falta de respiradores convencionales.

 

002-testing-scaled-e1585667885526-1024x613-1

 

MIT E-Vent Unit 002

MIT Emergency Ventilator (E-Vent) Project

 

El MIT está trabajando para encontrar una solución a la anticipada falta global de ventiladores debido a la crisis de la pandemia mundial COVID-19. Sólo en los EE.UU., el COVID-19 puede causar escasez de ventilador en el orden de 300.000 a 700.000 unidades. Pero, es muy probable que un aumento en la producción de ventiladores convencionales se quede corto y con un costo asociado significativo

El objetivo de este sitio es proporcionar la mejor información que podamos, centrada en la seguridad, en la automatización de un reanimador manual, como un medio potencial para la ventilación a largo plazo.

Este respirador puede permitir que los pacientes menos severos sean atendidos por médicos menos especializados, mientras que los recursos se centran en los más necesitado.

Casi todas las camas en un hospital tienen un resucitador manual (Ambu-Bag) cerca, disponible en caso de una respuesta rápida o un código donde los trabajadores de la salud mantienen la oxigenación apretando la bolsa. La automatización de esta parece ser la estrategia más simple que satisface la necesidad de ventilación mecánica de bajo costo, con la capacidad de fabricarse rápidamente en grandes cantidades.

Diseño de código abierto

En la actualidad, MIT está produciendo cuatro conjuntos de material, que lanzarán e irán actualizando en este sitio en código abierto:

  1. Funcionalidad mínima segura del ventilador basada en orientación clínica
  2. Diseño de hardware de referencia para cumplir con los requisitos clínicos mínimos
  3. Estrategias de control de referencia y diseños electrónicos y conocimientos de apoyo.
  4. Resultados de las pruebas en modelos animales

Están lanzando este material con la intención de proporcionar a aquellos con la capacidad de fabricar respiradores, las herramientas necesarias para hacerlo de una manera que busque garantizar la seguridad del paciente. Los médicos que visitan este sitio pueden ayudar a proporcionar información y experiencia e informar sobre sus esfuerzos para ayudar a sus pacientes.

Como afirma la MIT, “Aunque no puede reemplazar un respirador ICU aprobado por la FDA, en términos de funcionalidad, flexibilidad y eficacia clínica, se anticipa que tendrá utilidad para ayudar a liberar el suministro existente o en situaciones de vida o muerte cuando no hay otra opción”.

Construcción epistemológica de la imagen y la lectura de imagen como objetos de conocimiento en el campo bibliotecológico

 

4caccabd331939d110d9d3db83b7eaea

 

López, A. and H. Guillermo (2018). [e-Book]  Construcción epistemológica de la imagen y la lectura de imagen como objetos de conocimiento en el campo bibliotecológico, Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información.

Texto completo

PDF

ePub

La acelerada transformación que vivió el universo de la información como consecuencia de los profundos cambios experimentados por las sociedades (sobre todo occidentales) en todas sus estructuras en la centuria pasada fue un llamado para que el campo bibliotecológico pusiera atención en otras manifestaciones informativas distintas a la información bibliográfica, entre las que destaca la información visual, propia de las imágenes. En este libro se plantea el acercamiento, más allá de lo empírico y pragmático, al objeto visual, en tanto objeto propiamente bibliotecológico. Nos ubicamos en un enfoque cognoscitivo que tiene una toma de posición. El ángulo desde el que se desenvuelve la presente investigación es una propuesta epistemológica de donde se desprende el problema central que articula y orienta esta indagación: ¿cómo puede llevarse a cabo la fundamentación, esto es, la construcción epistemológica de la imagen y la lectura de imagen como objetos de conocimiento en el campo bibliotecológico?

Infraestructura, políticas públicas y el desafío de los Big Data

 

markitech_smart_cities

 

Sosa Escudero, Walter. Infrastructure, Public Policy and the Challenge of Big Data. IBD, 2020

Texto completo

 

En este artículo se analizan las posibilidades de utilizar datos masivos y estrategias de aprendizaje automático para mejorar la prestación de servicios públicos en muchas dimensiones, entre ellas un mejor acceso o calidad y la reducción de costos. Se presentan varios ejemplos para el caso del agua, la electricidad y el transporte. En la nota también se destacan los retos a los que se enfrenta el sector de la infraestructura y, en general, el sector público en relación con las posibilidades y limitaciones de los big data.

¿Acabará el coronavirus con los ‘dinosaurios’ de la publicación científica?

 

bccdad2e-676e-11ea-9de8-4adc9756b5c3_image_hires_091706

Linda Lew. Will the coronavirus kill off the ‘dinosaur’ world of academic publishing? South China Morning Post. Publicado: 11:00 pm, 16 mar, 2020 

La pandemia mortal ha traído de vuelta un largo debate sobre las empresas que se benefician de la publicación de investigaciones a menudo proporcionadas libremente por el autor. A medida que los nombres más importantes en el negocio responden a las demandas de los académicos para derribar las barreras de pago, las nuevas plataformas están obteniendo nuevos estudios de uso público.

 

Investigadores médicos en Asia, Europa y Estados Unidos están trabajando las 24 horas para luchar contra la pandemia de Covid-19, buscando pistas y datos procedentes de décadas de estudios sobre patógenos similares al nuevo coronavirus.

La importancia de esa investigación se destacó el viernes cuando las autoridades científicas de 12 países, incluidos los EE. UU., Italia y Corea del Sur, emitieron un comunicado en el que instaban a los editores corporativos de trabajos académicos a poner toda la información relevante disponible de manera abierta y rápida.

El comunicado decía “Instamos a los editores a que acepten voluntariamente hacer sus publicaciones relacionadas con Covid-19 y coronavirus, y los datos disponibles que los respaldan, inmediatamente accesibles”

La declaración no solo señaló la necesidad urgente de información a medida que la epidemia mata a miles de personas, sino que también marcó un conflicto detrás de escena entre editores académicos, como Elsevier, con sede en Amsterdam, y el grupo estadounidense Taylor & Francis, y científicos críticos con las prácticas de publicación. que bloquean la investigación líder detrás de los pagos de suscripción.

Si bien este no es un argumento nuevo, la pandemia de Covid-19 está poniendo de relieve cómo funciona la publicación académica, una industria que, según algunos científicos, se basa en un modelo agotado que necesita ser reemplazado.

Los editores académicos han creado negocios altamente rentables al realizar investigaciones científicas de vanguardia, someterlas a revisión especializada y luego venderlas a empresas, bibliotecas y universidades de todo el mundo.

Involucra a instituciones como la Universidad de California que pagan millones de dólares al año para obtener acceso a la investigación que el autor generalmente entrega gratuitamente al editor.

Lo cuál ha enojado al mundo universitario durante años, y el brote mundial de coronavirus ha revitalizado a los críticos. Cientos de científicos firmaron una petición en línea este mes que llevó a los editores a desbloquear miles de páginas de investigación sobre coronavirus ocultas detrás de los muros de pago.

En el sistema actual, un científico presenta un trabajo de investigación, que luego es revisado por pares en un proceso que puede llevar meses. En la mayoría de los casos, los autores hacen esto sin recibir ninguna recompensa, simplemente por amor al progreso científico.

El 31 de enero, la organización benéfica británica de investigación sanitaria Wellcome Trust pidió que  “Los resultados de la investigación y los datos relevantes para este brote se compartirán rápida y abiertamente para informar la respuesta de salud pública y ayudar a salvar vidas”.

Wellcome Trust pidió signatarios para apoyar el esfuerzo y decenas lo hicieron, desde los mismos editores académicos, incluido Elsevier; a instituciones médicas como los centros de control de enfermedades de EE. UU. y China; y grandes fabricantes de medicamentos como Takeda Pharmaceutical de Japón.

Al mismo tiempo, los científicos que intentaban combatir el virus comenzaron a publicar más investigaciones en plataformas gratuitas de Internet conocidas como servidores de preprints, como bioRxiv y medRxiv. Un preprints es un artículo que aún no se ha revisado o publicado en una revista científica.

Desde el comienzo de este año, se ha depositado más de 180 documentos sobre el nuevo coronavirus en bioRxiv. El servidor de preprints de ciencias de la salud medRxiv, que comenzó en 2019, sumó 380 documentos relacionados con virus depositados en los últimos tres meses. En comparación, la epidemia de zika que apareció en Brasil en 2015, en la cuál solo se depositaron 96 artículos en bioRxiv hasta 2016.

En medio de estos desarrollos, apareció una petición en línea, diciendo que a pesar de la llamada de Wellcome Trust, aun permanecian bajo barreras de pago años de investigación sobre la familia de patógenos del coronavirus en servicios basados ​​en tarifas, que podrían ascender a cientos de dólares por acceso. La petición instó a los editores a hacer que todo el trabajo sea de libre acceso.

“Miles de estudios científicos sobre el coronavirus están bloqueados detrás de los pagos de suscripción, lo que impide que los científicos tengan acceso a la investigación necesaria para descubrir tratamientos antivirales y una vacuna para detener el virus”, decía la petición, que tenía casi 2.000 firmas de apoyo el 3 de marzo .

Entre los que pusieron su nombre en la petición estaban Chris Bourg, director de bibliotecas del MIT, y Brooks Walsh, un médico de medicina de emergencia en Connecticut.

Cuatro editoriales académicas importantes, Taylor & Francis, Wiley, Oxford University Press y Springer, respondieron haciendo que casi todos sus documentos relacionados con el coronavirus tengan acceso abierto, según un aviso posterior en la petición.

Sin embargo, a partir del 3 de marzo, Elsevier, el editor académico más grande del mundo por ventas, todavía tenía miles de artículos sobre investigación de coronavirus detrás de una barrera de pago, según el organizador de la petición, un investigador con sede en EE. UU. Que no deseaba ser identificado públicamente, citando preocupación por posibles demandas legales.

El organizador dijo que los motores de búsqueda propiedad de Elsevier, conocidos como ScienceDirect y 1Science, realizaron investigaciones combinadas de coronavirus que totalizaron 7,945 artículos. Hasta el 3 de marzo, un total de 4.110 documentos se habían puesto a disposición de forma gratuita, pero eso dejaba 3.800 documentos que requerían el pago para acceder.

“No es así como funciona la ciencia”, dijo el organizador de la petición. “La ciencia funciona aprendiendo de investigaciones previas y uniendo todo en una nueva comprensión”.

Sin embargo, Elsevier eliminó el muro de pago del resto de los documentos, diciendo en un correo electrónico que desde que se intensificó el brote de Covid-19, recibió más solicitudes para hacerlo.

“[Esto] nos llevó a aumentar nuestro compromiso de abrir más artículos con ScienceDirect de Elsevier y el Repositorio de Investigación 1Science Coronavirus de Elsevier y desbloqueó casi 20.000 artículos de investigación”, dijo un portavoz de la compañía el 10 de marzo en una respuesta por correo electrónico a las preguntas.

Agregó que Elsevier haría que la “investigación sea de libre acceso mientras la Organización Mundial de la Salud considere las situaciones actuales y futuras como un riesgo para la salud pública”. La compañía se comprometió a apoyar el esfuerzo de contener y erradicar Covid-19.

El organizador de la petición confirmó que Elsevier había desbloqueado más de 19.000 documentos sobre investigación de coronavirus antes del 7 de marzo, cumpliendo con las solicitudes de los firmantes.

Pero, la epidemia de Covid-19 no causó esta brecha entre algunos científicos y editores sobre el acceso a la investigación, solo resurgió y la agravó.

Los críticos de la comunidad científica han cuestionado durante mucho tiempo este modelo de investigación compartida, que ha hecho que la industria editorial científica sea muy lucrativa. 

El Grupo Relx, con sede en Gran Bretaña, propietario de Elsevier, tenía un margen de ingresos operativos del 26,16 por ciento en comparación con un promedio del 9,82 por ciento de media de las 17 editoriales europeas que cotizan en bolsa, según los últimos datos de Bloomberg Intelligence.

El margen de ingresos operativos de Relx fue el mayor en la lista, y las publicaciones científicas, médicas y técnicas representan aproximadamente el 35 por ciento de sus ingresos, o el mayor.

Los críticos dicen que tales márgenes de beneficio de las prácticas que limitan el acceso a la investigación no responden adecuadamente a los intereses de la ciencia. Si bien el sistema tradicional de publicación académica está lejos de ser desplazado, los gobiernos y las universidades de todo el mundo están presionando para compartir más abiertamente en el mundo de la investigación y los datos.

La Universidad de California es un ejemplo. En 2019, la institución, que se extiende por 10 campus, mantuvo conversaciones con Elsevier sobre la renovación de las suscripciones de investigación.

La universidad quería “opciones de publicación de acceso abierto” para sus investigadores en las revistas de Elsevier sin costo adicional. Tal como están las cosas, si el autor de la investigación quiere ponerla a disposición del público de forma gratuita, en la opción de acceso abierto, el autor tiene que pagar tarifas al editor.

La universidad dijo que ya le estaba pagando a Elsevier 11 millones de dólares al año en costos de suscripción, pero Elsevier se negó a otorgar la opción de acceso abierto, y propuso en cambio que la universidad pagara 30 millones adicionales durante tres años por ese servicio, un aumento de aproximadamente 80 por ciento La Universidad de California se negó.

Mientras tanto, los servidores de preprints fuera del control de las grandes editoriales académicas están experimentando un aumento en la actividad.

Un  preprint de un equipo del Laboratorio Nacional de Los Alamos en los EE. UU. Modeló el número de reproducción de Covid-19 en base a datos disponibles públicamente. El número de reproducción, conocido como R0 o R-nada, indica cuántas personas corren el riesgo por una persona infectada o el contagio de la enfermedad. La información tiene implicaciones importantes para las estrategias sobre cómo controlar el virus, según el investigador Ruian Ke.

Según el documento preliminar, la tasa de transmisión de la enfermedad podría haber disminuido hasta un 59% después de que China introdujera medidas de bloqueo en el país cerca de finales de enero. “Creo que la  atención prestada al servicio de preprints no tiene precedentes”, dijo Ke. Nick Hengartner, líder del grupo de biología teórica y biofísica del laboratorio de Los Álamos, dijo que los preprints eran parte de la democratización del proceso científico. En lugar de que unas pocas personas revisen el trabajo, muchos científicos podrían participar en este proceso, poner los hallazgos en contexto y en tiempo real junto con toda la información disponible, dijo Hengartner.

Tanto Ke como Hengartner reconocieron que algunos de los primeros hallazgos publicados en los preprints podrían ser defectuosos, debido a la limitación de datos durante las etapas iniciales del brote. Entre los preprints que suscitaron controversia figuraba uno de científicos de la India que comparaba el nuevo coronavirus con el VIH. En otro documento de investigadores de la Universidad Tecnológica de China Meridional se sugería que el virus se había filtrado desde el Instituto de Virología de Wuhan. Ambos documentos fueron retirados, pero no antes de su difusión en los medios de comunicación social, lo que alimentó la desinformación sobre la emergencia de salud pública.

Para tratar de reducir estos incidentes y destacar el trabajo más valioso, los científicos y los expertos en salud pública han puesto en marcha una plataforma de investigación en línea llamada Outbreak Science Rapid PREreview para ofrecer una retroalimentación estructurada y oportuna a los preprints, según Daniela Saderi, una de las fundadoras.

“Durante un brote, no tenemos tiempo para un proceso de tres a seis meses para la tradicional revisión por pares. Con la nueva plataforma de código abierto, podemos trabajar juntos para examinarlos rápidamente y ayudar a otros a encontrar la mejor ciencia”, dijo Saderi.

La plataforma se lanzó el 1 de enero, coincidiendo con la aparición de Covid-19. Aunque los preprints pueden difundir la ciencia no probada, eso también es un problema en la publicación académica tradicional, según Saderi. “Ha habido muchos ejemplos de investigación que han sido técnicamente examinados por dos o tres revisores a través del sistema de revisión por pares organizado por la revista y han resultado ser incorrectos”, dijo.

Un ejemplo es un documento que vincula el autismo con las vacunas publicado en la revista médica The Lancet en 1998, que contribuyó a apoyar el movimiento antivacunación. Fue retirado en 2010, después de que se determinara que era un engaño médico.

Elsevier, que publica The Lancet, dijo que consideraba los preprints como un complemento de la publicación de la revista, y una forma de que la comunidad de investigadores compartiera información antes del importante proceso de revisión por pares.

“Al mismo tiempo, advertimos que los preprints no se han beneficiado del papel fundamental de la revisión por pares, que valida y mejora la calidad de los artículos finales publicados en las revistas”, dijo un portavoz de la compañía. Hengartner de Los Álamos no está del todo de acuerdo: “Creo que los editores que piden precios exorbitantes para compartir el conocimiento científico son dinosaurios.

 

Informe sobre Bibliotecas universitarias 2019 de Ithaka S + R (2020)

 

page_1_thumb_large

 

Jennifer K. Frederick , Christine Wolff-Eisenberg. Academic Libraries: Ithaka S+R Library Survey 2019 Published; Report Now Includes Coverage of Equity, Diversity, and Inclusion Strategies. Ithaka S+R, 2020

Texto completo

 

Ithaka S + R Library Survey 2019 analiza los problemas de estrategia y liderazgo desde la perspectiva de los decanos y directores de bibliotecas universitarias. Este proyecto tiene como objetivo proporcionar a los bibliotecarios universitarios y líderes de educación superior información sobre las visiones de los directores de bibliotecas y las oportunidades y desafíos que enfrentan para dirigir sus organizaciones.

En el otoño de 2019, se convocó a decanos y directores de bibliotecas de instituciones universitarias sin fines de lucro de Estados Unidos para completar una encuesta, se recibieron 662 respuestas con una tasa de respuesta del 46 por ciento.

Estos son algunos de los resultados clave de la encuesta:

  • Los directores sienten que están menos valorados, involucrados y alineados estratégicamente con sus supervisores y otros líderes académicos de alto nivel. Además, a medida que las percepciones de los directores de biblioteca sobre el valor de varias funciones de la biblioteca desde la perspectiva de sus supervisores han disminuido, la brecha de valoración percibida entre los directores de biblioteca y sus supervisores se ha ampliado.
  • El éxito de los estudiantes sigue siendo un objetivo principal y ven las contribuciones de su biblioteca hacia este éxito con mayor valor en relación con la mejora del aprendizaje y del bienestar de los estudiantes. Las contribuciones a métricas de éxito más tradicionales, como la inscripción y la graduación, no se han identificado de manera similar.
  • Las prioridades continúan cambiando de colecciones a servicios. Los directores anticipan mayores gastos por servicios y personal relacionados con el apoyo a la enseñanza y la investigación. En consecuencia, se anticipan disminuciones en los gastos en colección en los próximos cinco años.
  • Una parte de los directores espera aumentar el apoyo financiero para tecnología, sistemas e infraestructura. Mientras que en las encuestas anteriores, los directores bibliotecas universitarias expresaron relativamente más interés en añadir apoyo en esta área, esto se ha estancado hasta niveles similares a otros tipos de instituciones.
  • El gasto en libros electrónicos ahora es más o menos igual al de los libros impresos. Por primera vez, el porcentaje del presupuesto de la biblioteca gastado en libros electrónicos ha aumentado casi al mismo nivel que los libros impresos. Esto refleja la tendencia general de aumentar el gasto en todas las formas de recursos electrónicos y disminuir el gasto en todo tipo de recursos impresos.
  • La mitad de los directores de bibliotecas probablemente cancelarán un paquete importante de revistas en los próximos cinco años. Menos encuestados en comparación con la encuesta anterior creen que el valor de los recursos electrónicos está aumentando más rápido que el costo, posiblemente contribuyendo a la probabilidad de cancelaciones. Un plan de participación relativamente pequeño para pivotar hacia acuerdos transformadores para agrupar los costos de publicación y suscripción. Aproximadamente la mitad de los directores de bibliotecas están interesados ​​en contribuir a las herramientas de análisis de aprendizaje institucional. Sin embargo, aproximadamente la mitad también están preocupados por los proveedores externos que tienen acceso a datos a nivel individual. Tanto el interés como la preocupación son los más altos entre los líderes de las universidades que imparten doctorado.
  • Relativamente pocos directores de bibliotecas están de acuerdo en que su biblioteca, así como su institución, tienen estrategias bien desarrolladas relacionadas con la equidad, la diversidad, la inclusión y el acceso. Si bien solo uno de cada tres se siente confiado en estas estrategias, muchos están implementando prácticas relevantes para reclutar y seleccionar candidatos, que incluyen requisitos mínimos separados y calificaciones en las descripciones de puestos.

 

 

AlbaLearning – Biblioteca Digital Gratis de libros y audiolibros en español

 

03afb9a05a6516d5b6727623705bb363

 

AlbaLearning – Biblioteca Digital Gratis y Sin Registrarse

Acceso al catálogo

 AUDIOLIBROS | AMOR ERÓTICA | HUMOR | INFANTIL | MISTERIO | POESÍA | NO FICCIÓN | BILINGUAL | VIDEOLIBROS | NOVEDADES |

 

Libros para ser leídos, escuchados mientras se leen, y descargados en formato Mp3. Cientos de archivos a su disposición, GRATIS, para uso exclusivamente personal. La página se actualiza casi diariamente con nuevas incorporaciones a al catálogo.

 

En el momento actual, la capacidad de subsistencia de las bibliotecas depende de la habilidad de adaptarse al nuevo entorno

04c3142b1636a0c3fad8945b86447cd1

Entrevista a Julio Alonso Arévalo

Un “bibliotecario de bibliotecarios”, que a pesar de llevar más de 30 años
en la profesión le apasiona lo que hace. »p. 2-5

Entrevista: Maria del Carmen Rivero

Texto completo

Soy Bibliotecario de la Facultad de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca, una de las Universidades más antiguas del mundo con 800 años de historia, ello conlleva una enorme responsabilidad…
»
Foto: Lic. Julio Alonso Arévalo

Su canción favorita: Cash, la chica más guapa de la ciudad de Más Birras
Su libro: “Pedro Páramo” de Juan Rulfo
Una ciudad: Muchas ciudades… Salamanca, La Habana, Cuenca de España, Cuenca de Ecuador, Cáceres, Mendoza, Buenos Aires, Villavicencio en Colombia …
Su color: Azul serenidad
Una manía: Soy muy apasionado y eso a veces te trae de cabeza.

 

Entrevista

 

1. ¿Quién es Julio Alonso Arévalo y cuál es su profesión?

2. ¿Cuál es su labor dentro de su puesto de trabajo?

3. ¿Qué es lo que más le gusta de su profesión? y… ¿qué detesta?

4. ¿Sabría decir cuál es y cómo ve el futuro de los bibliotecarios y archiveros?

5. ¿Hay “crisis” dentro de nuestro campo?

6. ¿Qué cree que hace falta para ser reconocidos por la sociedad?

7. ¿Qué importancia tienen para usted las Redes Sociales? ¿Cree qué son un avance para las relaciones con otros profesionales?

8. Hace unos días un ponente en un evento decía que “las bibliotecas están muertas” que “Google lo resuelve todo” … ¿qué opina al respecto?

9. ¿Usted aboga por bibliotecas presenciales o virtuales?

10. Algo curioso que le haya pasado dentro de su profesión y que recuerde con una sonrisa

11. ¿Tiene algún proyecto en mente para el futuro?

12. Para finalizar por favor, nos puede responder: