La biblioteca como curadora y editora de contenidos en redes sociales

VIDEO

La biblioteca como curadora y editora de contenidos en redes sociales

Exposición “La Biblioteca como curadora y editora de contenidos en Redes Sociales”, a cargo de Julio Alonso Arévalo en el marco del XIV Encuentro Federal de REBIFA, Red de Bibliotecas de las Fuerzas Armadas (Argentina) realizado el 17 y 18 de septiembre de 2020.

Las 4Cs que impulsarán el desarrollo de las bibliotecas del futuro.

This is how you build the library of the future
Por Karen Connors. eSchool News, 7 de agosto de 2017

Ver noticia

Con una descripción de trabajo siempre cambiante y un espacio de biblioteca donde los libros coexisten con las impresoras 3D, el bibliotecario que colabora en las tareas de Alfabetización Informacional se centra en las cuatro C. (colaboración, comunicación, pensamiento crítico y creatividad)

Cuando se mira hacia el futuro de la biblioteca, la educación y la instrucción, el hardware no será el catalizador del cambio. Las personas que están detrás de la tecnología serán las que transformen el aprendizaje de los estudiantes. Los especialistas en medios de comunicación que operan dentro de las demandas de la innovación del siglo XXI se encuentran con la responsabilidad no sólo de ser lo más tecnológico posible, sino de aprovechar su creatividad para crear un inspirador entorno de aprendizaje en la biblioteca. Las 4 C’s (colaboración, comunicación, pensamiento crítico y creatividad) impulsarán nuestro enfoque pionero para desarrollar las bibliotecas del futuro.

Como profesores, los bibliotecarios y los especialistas en medios de comunicación de hoy en día aportan una valiosa comprensión del potencial que tienen tanto la información como la tecnología para apoyar un entorno de aprendizaje eficaz. Los bibliotecarios innovadores tienden a estar a la vanguardia en la identificación, modelado e implementación de las últimas tecnologías de manera que los estudiantes y los profesores puedan ver percibir beneficios.

Si bien la innovación suele asociarse con el último gadget o software, no siempre equivale a una solución de alta tecnología. Lo más importante es una base sólida para el enfoque del aprendizaje.

Las cuatro C nos animan a ser considerados en nuestros proyectos, esforzándonos por integrar la formación en tareas que sean auténticas y tengan relevancia en la vida real para los estudiantes. Colaborar con los profesores del aula o del área de contenidos y diseñar oportunidades de aprendizaje creativas basadas en proyectos para vincular la búsqueda de información, la resolución de problemas y la comunicación puede extender y promover el aprendizaje de manera poderosa.

Los bibliotecarios y los especialistas en medios de comunicación continuarán siendo socios docentes que no sólo ayudan a los estudiantes a comprender cómo utilizar mejor las últimas herramientas tecnológicas, sino que también proporcionan opciones y apoyo para determinar qué herramienta es la mejor para recopilar, conservar y utilizar la información, así como formas eficaces de comunicar y sintetizar ideas. Los educadores se esfuerzan por inculcar a sus alumnos el amor por el aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Los bibliotecarios y los especialistas en medios de comunicación de hoy en día están modelando y aplicando lecciones mejoradas por la tecnología para lograr ese objetivo.

Transformando los servicios técnicos: funciones en evolución en las grandes bibliotecas universitarias de investigación

Hands of librarian holding books

Davis, Jeehyun Yun. Transforming Technical Services: Evolving Functions in Large Research University Libraries. ALCTS, Vol 60, No 1 (2016) https://doi.org/10.5860/lrts.60n1.52

Texto completo

Las funciones de los servicios técnicos de las bibliotecas universitarias han evolucionado en respuesta a las presiones fiscales y a los avances tecnológicos. En este estudio el autor investiga cómo los servicios técnicos de las grandes bibliotecas universitarias de investigación se están adaptando para apoyar las funciones cambiantes de las bibliotecas universitarias. El autor realizó entrevistas telefónicas de una hora de duración a principios de 2014 con los representantes de diecinueve de las veinticinco bibliotecas universitarias del Technical Services Directors Large Research Libraries.

En este documento se presentan los resultados y el debate basados en los datos de las entrevistas: uso del nombre, Servicios Técnicos; funciones nuevas y emergentes de los servicios técnicos; estructura organizativa de las dependencias de los servicios técnicos; impulsores de los cambios que están afectando a los servicios técnicos en la actualidad y los que lo harán en el futuro; y desafíos en la gestión de los servicios técnicos. A partir de los organigramas de los participantes y de los datos de las entrevistas se elaboraron cinco modelos de estructura organizativa de los servicios técnicos. Esta investigación también pone de relieve las aptitudes necesarias entre el personal de los servicios técnicos.

Libro Blanco Data. Actualización 2020

Libro Blanco Data. Actualización 2020. Madrid: IAB Spain, 2020

Texto completo

IAB Spain, la asociación de la publicidad, el marketing y la comunicación digital en España, ha lanzado la actualización del Libro Blanco de Data.

La comunicación, marketing y publicidad digital se ha ido apoyando cada vez más en la última década en los datos para poder llegar así de una forma más precisa y eficiente a las audiencias deseadas y conseguir los objetivos de las campañas, y esto ha ocurrido tanto en el ámbito de captación de nuevos clientes con estrategias de prospecting, como en la gestión de los ya clientes con estrategias de fidelización, haciendo que las barreras entre ambas estrategias se difuminen para así complementarse y se ponga foco en la gestión de la comunicación de la persona independientemente del momento de la relación con la marca.

Biblioteca de la prisión de Alcatraz: la lectura es un derecho, no un privilegio

THE LIBRARY: READING WAS A PRIVILEGE, NOT A RIGHT

ALCATRAZ

La biblioteca de Alcatraz fue una biblioteca usada por los internos de la Prisión Federal de Alcatraz. Estaba localizada al final del Bloque-D. Cuando los presos entraban a Alcatraz se les daba una tarjeta Los presos hacían sus pedidos poniendo un comprobante con su tarjeta en una caja en la entrada del comedor antes del desayuno, y los libros se les entregaban en sus celdas por un bibliotecario. La biblioteca, tenía una colección de 10.000 a 15.000 libros, principalmente por libros que sobraban de los días de la armada.

Los presos tenían derecho a pedir un máximo de tres libros, junto con hasta 12 libros de texto, una Biblia y un diccionario. Se les permitía leer periódicos y subscribirse a ciertas revistas, pero las hojas relacionadas con crímenes eran arrancadas. El sexo, el delito y la violencia estaban prohibidos en todos los libros y revistas. La biblioteca estaba controlada por un capellán que regulaba la censura y naturaleza de los libros y revistas para asegurar que era material sano. No devolver los libros antes de la fecha indicada hacia que el preso fuera responsable de la eliminación de sus privilegios.

Un letrero en la biblioteca muestra un extracto del folleto de la Oficina Federal de Prisiones de 1960: «estos hombres leen más literatura seria que una persona ordinaria en la comunidad».. Filósofos como Kant , Schopenhauer , Hegel, etc. son especialmente populares. ” Otros autores incluyen a Jack London , Sinclair Lewis , Washington Irving , Zane Gray , Hamlin Garland , Alexandre Dumas , Daniel Defoe , Joseph Conrad , Miguel de Cervantes y revistas como Adventure to Time , Better Homes and Gardens.y Library Digest.

Texto de Wikipedia

Destrucción de bibliotecas. Planeta Biblioteca 2020/09/21.

.

.

ESCUHAR EL PROGRAMA

Ir a descargar

.

Junto al robo y sustracción de libros y otros materiales de biblioteca.s, y muy en sintonía con ello está el tema ominoso de la destrucción de libros y bibliotecas. La otra forma de desaparición del libro, e incluso del ostracismo del autor es la censura. Si bien hay otra forma de destrucción de bibliotecas que no convoca fuego alguno, su manera de destrucción es más sutil y llega en forma de reducción de presupuestos, privatizaciones o falta de atención a los servicios culturales.

Textos pertenecientes al libro:

Julio Alonso Arevalo. Los libros, la lectura y los lectores a través de la literatura y las artes. Buenos Aires : Alfagrama Ediciones, 2019

Disponible en España en Canoa Libros

¿Qué impulsa e inhibe a los investigadores a compartir y utilizar datos de investigación abiertos?

Zuiderwijk A, Shinde R, Jeng W (2020) What drives and inhibits researchers to share and use open research data? A systematic literature review to analyze factors influencing open research data adoption. PLoS ONE 15(9): e0239283. doi:10.1371/journal.pone.0239283

Texto completo

¿Qué impulsa e inhibe a los investigadores a compartir y utilizar datos de investigación abiertos? Una revisión sistemática de la literatura para analizar los factores que influyen en la adopción de datos de investigación abiertos

Tanto el uso compartido como el uso de datos de investigación abiertos tienen el potencial revolucionario para impulsar el avance científico. 

Aunque la investigación anterior brinda información sobre los factores que impulsan a los investigadores y los inhibidores para compartir y utilizar datos de investigación abiertos, estos impulsores e inhibidores aún no se han integrado a través de un análisis temático y falta un argumento teórico. 

El propósito de este estudio es revisar sistemáticamente la literatura sobre los impulsores e inhibidores de los investigadores individuales para compartir y usar datos de investigación abiertos. Este estudio analizó sistemáticamente 32 estudios de datos abiertos (publicados entre 2004 y 2019 inclusive) y obtuvo impulsores más inhibidores para el intercambio y el uso de datos de investigación abiertos en once categorías en total que son: ‘antecedentes del investigador’, ‘requisitos y obligaciones formales’, ‘ impulsores personales y motivaciones intrínsecas ‘, ‘condiciones facilitadoras’, ‘confianza’, ‘desempeño esperado’, ‘influencia social y afiliación’, ‘esfuerzo’, ‘experiencia y habilidades del investigador’, ‘legislación y regulación’ y ‘características de los datos’. 

Este estudio discute ampliamente estas categorías, y argumenta cómo tales categorías y factores están conectados mediante un análisis temático. Además, este estudio analiza varias oportunidades para aplicar, ampliar, usar y probar teorías en estudios de datos de investigación abiertos. Con tales discusiones, se puede aplicar una descripción general de las categorías y factores identificados para examinar tanto los impulsores como los inhibidores de los investigadores en diferentes disciplinas de investigación, como aquellas con tasas bajas de intercambio y uso de datos versus disciplinas con altas tasas de intercambio de datos y uso. 

Las bibliotecas son conectores comunitarios

.

FOTO: Biblioteca de Vasconcelos (México)

.

“Hay personas que quieren hacer cosas, escribir y aprender algo, y otras personas que están dispuestos a compartir lo que tienen y enseñar lo que saben. Las bibliotecas pueden ser los conectores, los facilitadores del intercambio de conocimientos. Las claves están en responder adecuadamente a estas cuestiones: ¿Cómo podemos ayudar a una comunidad a conocer sus propias historias? ¿Cómo podemos aprovechar los conocimientos y experiencia de nuestros vecinos? ¿Cómo podemos crear alianzas con organizaciones y organismos que desarrollan información cultural, histórica o demográfica? ¿Cómo podemos reunir a aquellos que quieren saber y a los que tienen el conocimiento para compartir?

Laurie Putnam de San Jose State University School of Information

Los preprints han llegado para quedarse

Kleinert S, Horton R. Preprints with The Lancet are here to stay. Lancet. September 19, 2020DOI:https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)31950-4

Los preprints han sido objeto de atención durante la pandemia de COVID-19 con consecuencias tanto negativas como positivas. Permiten el intercambio rápido y el escrutinio de la investigación, lo que llevó a que se eliminaran una serie de preprints cuando surgieron inquietudes. Sin embargo, los preprints también permitieron que otros investigadores se basaran rápidamente en los primeros resultados, lo que podría acelerar los esfuerzos de investigación en una emergencia de salud pública. Los preprints también se han citado ampliamente en la prensa para audiencias que tal vez no comprendan.

Se trata de informes preliminares de investigación, que no han sido objeto de escrutinio editorial y de revisión por pares. Agregar la precaución adecuada al citar tales investigaciones o incluirlas en revisiones sistemáticas es particularmente importante en una crisis de salud pública.

Con las comprobaciones y precauciones adecuadas, los preprints tienen un papel en el contexto más amplio de la ciencia abierta y el intercambio de conocimientos.

Guía de estilo VANCOUVER para citar sitios web y medios sociales

Como Citar Un Periodico En Linea Vancouver - tralipraireenco's diary

VANCOUVER para citar sitios web y medios sociales (actualización, septiembre 2020). Incluida en la Biblioguia. Biblioteca Universidad de Alcalá.

Texto completo

Biblioguías Univ. Alcalá de Henares

El Estilo o Normas de Vancouver es un conjunto de reglas para la publicación de manuscritos en el ámbito de las Ciencias de la Salud. También es conocido por el mismo nombre el subconjunto de esas normas referido a la forma de realizar referencias bibliográficas. El sistema de Vancouver toma su nombre de una reunión celebrada en Vancouver (Canadá) en 1978, que llevó a la creación del Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas (ICMJE). Este fue desarrollado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., cuya versión “debe ser considerado como estilo autoritario”, según la Asociación Médica Británica (BMA). Se han publicado varias versiones de los requisitos de uniformidad, la última actualización es de diciembre de 2018 (Wikipedia)

El estilo Vancouver determina que las referencias dentro del texto deben estar numeradas, con número arábigos entre paréntesis, de manera consecutiva según el orden en el que se mencionan por primera vez en el texto. Si en una misma cita se incluyen hasta dos referencias (consecutivas o no) se indicarán con números separados por comas (2, 3) o (2, 5). En el caso de que sean tres referencias o más consecutivas se podrán conectar mediante un guion (5-7).

El listado de las referencias final proporciona la información completa de las fuentes de información utilizadas para la elaboración del texto científico. El estilo Vancouver determina que las entradas deberán estar ordenadas siguiendo el orden de citación de estas en el texto de la publicación y nunca en orden alfabético.