Me gusta mi librería: campaña de apoyo a las librerías en medios sociales

lybs-logo2-600x600

“Love Your Book Store”

http://www.loveyourbookstore.com/

Entre los días 10 y 16 de noviembre se lanza la campaña  “Love Your Book Store”  (Ama tu librería) lanzada impulsada por Sourcebooks and Publishers Weekly, se enviarán libros gratuitos a las personas que publiquen contenidos y fotos en las que  pongan de manifiesto su amor por las librerías en Instagram y Twitter, y que utilicen el hashtag #loveyourbookstore

Ve a tu librería favorita entre el 10 y el 16 de noviembre y toma una foto del libro que más te emocionaría regalar en esta temporada navideña y y reta a cinco amigos a que vayan a adorar su librería favorita.

Las librerías que quieran promocionar esta campaña tendrán acceso total a imágenes que podrán utilizar en su sitio web o en los canales de medios sociales.

 

 

 

Correlación entre la alfabetización y el éxito en el mercado laboral

 

literacy-entry-level

Wood, William C. “The Role of Literacy and Policy in Labor Market Success” Washington, DC  Employment Policies Institute, 2010

Texto completo

En general, las personas menos cualificadas o con menos experiencia sufrían tasas de desempleo considerablemente más elevadas y pasaban más tiempo buscando trabajo que sus homólogos con más formación. Esta desafortunada brecha de empleo no es sorprendente. Los datos de Bureau of Labor Statistics muestran consistentemente que la falta de educación en el mercado laboral se correlaciona fuertemente con una mediana de calificaciones más baja y tasas de desempleo más altas.

La nueva investigación del economista William C. Wood explora el importante papel que la alfabetización y las políticas juegan en la brecha de empleo entre estadounidenses con más y menos educación.

Utilizando datos de National Assessment of Adult Literacy (NAAL), Wood encuentra que la baja alfabetización está asociada con una variedad de resultados desfavorables en el mercado laboral. Un hecho sorprendente es que las personas con los puntajes más bajos de alfabetización tienen 16,5 veces más probabilidades de haber recibido ayuda financiera pública en el último año, en comparación con las del grupo de alfabetización más alto. También es más probable que estén en el grupo de salario mínimo, trabajando a tiempo completo pero ganando menos de $300 por semana. Incluso, aquellos que tienen más dificultad para rellenar formularios para trabajar (por ejemplo, las solicitudes de empleo, elaboración de currículos) tienen un mayor riesgo de ser empleados de bajos ingresos.

Las personas menos alfabetizadas se incorporan a la fuerza laboral con otras desventajas: Wood encuentra que casi el 64%  nunca ha usado un ordenador, y sólo el 27% psee un título de bachillerato o equivalente. Aquellos con un diploma de escuela secundaria o superior tienen entre un 2 y un 4 por ciento más de probabilidades de ser empleados a tiempo completo que sus contrapartes con menos nivel de educación.

Para aquellos que tienen un menor nivel educativo, el lugar de trabajo puede funcionar como un segundo salón de clases, una oportunidad para adquirir la valiosa experiencia necesaria para ascender en el mercado laboral. Pero en lugar de hacer que los empleados potenciales sean más atractivos para los empleadores, las políticas laborales más populares hacen que los empleados menos calificados sean más caros de contratar. Wood clasifica estos mandatos de pago y beneficios como políticas de empuje del empleador. Los gobiernos a nivel municipal, estatal y federal frecuentemente utilizan tales políticas en la forma de un salario mínimo obligatorio.

La investigación de Wood demuestra que estas políticas pueden ser una barrera para trabajar si las habilidades de un individuo no pueden justificar el aumento de los salarios. Si el dueño de una pequeña tienda de comestibles tiene que pagar un salario mínimo de 8$ o 9$ por hora para contratar a alguien para abastecer las estanterías, es mucho menos probable que se arriesgue a capacitar a un solicitante que no puede leer las etiquetas de los alimentos o usar una computadora para registrar su trabajo. En lugar de proporcionar una oportunidad a un individuo menos calificado, los salarios o beneficios obligatorios pueden quitarle esa oportunidad.

Con aproximadamente 27 millones de estadounidenses que carecen de la capacidad básica para llenar una solicitud de empleo, los resultados de este estudio tienen importantes implicaciones legislativas: Las políticas bien intencionadas que imponen condiciones más costosas de aumentos similares a los del salario mínimo pueden tener resultados perversos que terminan perjudicando a los beneficiarios previstos.

Aunque persisten los argumentos sobre la fuente de financiación adecuada, las investigaciones sugieren que las políticas diseñadas para aumentar las capacidades y habilidades tienen el potencial de aumentar los salarios y hacer que los solicitantes sean más atractivos para los empleadores. Otras opciones incluyen un salario de capacitación ampliamente aplicado que permita a los miembros menos alfabetizados adquirir habilidades laborales y ponerse al nivel de sus coleas de más capacidad educativa, evitando que se conviertan en “una estadística más”

 

El 81% de los estadounidenses consideran que una buena parte de las noticias que reciben en medios sociales provienen de robots

robot-periodistas-770x470

Stocking, Galen ; Sumida,Nami. “Social Media Bots Draw Public’s Attention and Concern” Washington: Pew Research Center, 2018

Texto completo

Desde las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, muchos estadounidenses han expresado su preocupación por la presencia de información errónea en línea, particularmente en los medios sociales. Las recientes audiencias e investigaciones del Congreso por parte de sitios de medios sociales e investigadores académicos han sugerido que un factor en la propagación de la desinformación son los bots de medios sociales – cuentas que operan por su cuenta, sin participación humana, para publicar e interactuar con otros en sitios de medios sociales.

El tema de los robots que emitan noticias como si fueran seres humanos ha llamado la atención de gran parte del público: Cerca de dos tercios de los estadounidenses (66%) han oído hablar de los robots de las redes sociales, aunque muchos menos (16%) han oído hablar mucho de este tema. Entre los que conocen el fenómeno, una gran mayoría está preocupado por el uso malicioso de las cuentas de bot, según una nueva encuesta del Pew Research Center realizada del 30 de julio al 12 de agosto de 2018, entre 4.581 adultos estadounidenses que son miembros del American Trends Panel representativo a nivel nacional del Pew Research Center (el Centro ha estudiado previamente los bots en Twitter y los sitios de noticias a los que se enlazan). Ocho de cada diez de los que han oído hablar de los robots dicen que estas cuentas se utilizan sobre todo para malos propósitos, mientras que sólo el 17% dice que se utilizan sobre todo para buenos propósitos.

Para entender mejor algunos de los matices de los puntos de vista del público sobre los bots en los medios sociales, este estudio explora las actitudes de aquellos estadounidenses que han oído hablar de ellos (alrededor de un tercio – 34% – no han oído nada sobre ellos).

Mientras que muchos estadounidenses son conscientes de la existencia de los robots de las redes sociales que emiten noticias con unos intereses determinados, menos confían en que puedan identificarlos. Alrededor de la mitad de los que han oído hablar de los bots (47%) están muy o algo seguros de que pueden reconocer estas noticias falsas en los medios sociales, y sólo el 7% dice que está muy seguro de sí mismo. En contraste, el 84% de los estadounidenses expresó confianza en su capacidad para reconocer las noticias inventadas en un estudio anterior.

Cuando se trata específicamente del entorno de las noticias, muchos encuentran que la presencia de los robots de los medios sociales es omnipresente y preocupante. Alrededor de ocho de cada diez de los que han oído hablar de los bots (81%) piensan que al menos una buena parte de las noticias que la gente recibe de los medios sociales provienen de estos bots, incluyendo el 17% que piensa que una gran parte proviene de bots. Y cerca de dos tercios (66%) piensan que los robots de los medios sociales tienen un efecto mayormente negativo sobre cuán bien informados están los estadounidenses acerca de los eventos actuales, mientras que muchos menos (11%) creen que tienen un efecto mayormente positivo.

Mientras que la impresión general del público sobre los robots de los medios sociales es negativa, ellos tienen puntos de vista más matizados sobre los usos específicos de estas cuentas – con algunos usos que reciben un apoyo u oposición abrumador. Por ejemplo, el 78% de los que han oído hablar de los bots apoyan que el gobierno los utilice para publicar actualizaciones de emergencia, la función más popular de las nueve sobre las que se preguntó en la encuesta. En contraste, estos estadounidenses se oponen abrumadoramente al uso de bots para publicar noticias inventadas o información falsa (92%). También se oponen en gran medida a que los bots se utilicen con fines políticos y están más divididos a la hora de considerar cómo las empresas y las organizaciones de noticias utilizan a menudo los bots.

 

‘Plan S’: proyecto europeo para que en 2020 la investigación financiada mediante subvenciones públicas en Europa se publique en abierto

coalitions_visual

“Plan S”. Accelerating the transition to full and immediate Open Access to scientific publications.

Texto completo

PDF

Más post sobre Acceso Abierto

 

El “Plan S” es una iniciativa de publicación científica de acceso abierto lanzada por Science Europe el 4 de septiembre de 2018, se trata de una iniciativa de “cOAlition S“, un consorcio creado por el Consejo Europeo de Investigación y las principales agencias nacionales de investigación y financiadores de doce países europeos. El plan requiere que los científicos e investigadores que se benefician de las organizaciones e instituciones de investigación financiadas por el Estado publiquen su trabajo en repositorios abiertos o en revistas que estén disponibles para todos para el año 2020.

El plan está estructurado en torno a diez principios. El principio clave establece es que para 2020 la investigación financiada mediante subvenciones públicas debe publicarse en revistas o plataformas de acceso abierto.

Los diez principios son:

  1. Los autores deben conservar los derechos de autor de sus publicaciones, que deben publicarse bajo una licencia abierta como Creative Commons;
  2. Los miembros de la coalición deben establecer criterios y requisitos sólidos para las revistas y plataformas de acceso abierto que cumplan con los requisitos;
  3. También deberían ofrecer incentivos para la creación de revistas y plataformas de acceso abierto compatibles, si aún no existen;
  4. Las tasas de publicación deben ser sufragadas por los financiadores o las universidades, no por investigadores individuales;
  5. Dichas tasas de publicación deben ser estandarizadas y limitadas;
  6. Las universidades, las organizaciones de investigación y las bibliotecas deben alinear sus políticas y estrategias;
  7. Para los libros y monografías, el plazo podrá ampliarse más allá de 2020;
  8. Los archivos y repositorios abiertos deben ser reconocidos por su importancia;
  9. Las revistas híbridas de acceso abierto no cumplen con el principio clave;
  10. Los miembros de la coalición deben supervisar y sancionar el cumplimiento de este Plan

 

“Plan S” está teniendo la oposición de varios editores de revistas bajo suscripción.  Por ejemplo, Springer Nature ha instado a los organismos de financiación de la investigación a alinearse en lugar de actuar en pequeños grupos de manera incompatible entre sí, y a los responsables políticos a tener también en cuenta esta visión global, añadiendo que la eliminación de las opciones de publicación de los investigadores no tienen en cuenta este aspecto y puede socavar todo el sistema de publicación de la investigación La AAAS, editora de la revista Science, argumentó que el Plan S “no apoya la revisión por pares de alta calidad, la publicación y la difusión de investigaciones, y que su implementación interrumpiría las comunicaciones académicas, perjudicaría a los investigadores e incidiría negativamente en la libertad académica y también sería insostenible para los editores de revistas científicas.

En la actualidad, sólo alrededor del 15% de los artículos se publicaron inmediatamente en acceso abierto. Más de un tercio de las revistas todavía publican artículos en revistas de pago, y por lo general permiten la publicación en línea de versiones gratuitas sólo después de un embargo de al menos seis meses. Algo menos de la mitad utiliza un modelo híbrido, en el que el autor paga al editor por ciertos servicios.

Ver además

Hacia un mercado competitivo y sostenible del Acceso Abierto en Europa

Europa anuncia que todos los documentos científicos deben estar libres para el año 2020

Madurez de Datos Abiertos en Europa 2017 (Open Data) : datos abiertos para una economía de datos europea

Política de ciencia abierta y datos abiertos en Europa

El impulso europeo hacia el acceso abierto se intensifica a medida que se extienden los conflictos entre bibliotecas y editoriales

La tasa de crecimiento de los artículo de acceso abierto será el doble que la del resto de toda la investigación publicada

Programa H2020: directrices sobre el acceso abierto a las publicaciones científicas y a los datos de investigación en Horizonte 2020

 

La competitividad de las regiones españolas ante la economía del conocimiento

cubierta_competitividad_de_las_regiones_387

Reig Martínez, Ernest (Dir.) La competitividad de las regiones españolas ante la economía del conocimiento. Madrid: Fundación BBVA, 2017

Texto completo

 

La sociedad española no puede aspirar simplemente a regresar a la situación previa a la reciente crisis, en que el crecimiento se asentaba sobre un modelo de baja productividad, condicionado por un peso insuficiente del capital vinculado a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), y un esfuerzo limitado en I+D. Ha surgido así un consenso sobre la necesaria modificación de ciertos rasgos de este modelo para asentarlo sobre bases más sólidas –la denominada economía del conocimiento– que garanticen mejoras en la productividad y mayores niveles de bienestar social.

El objetivo de esta obra es valorar en qué medida las regiones españolas se encuentran preparadas para aprovechar las posibilidades que ofrece la economía del conocimiento, analizando hasta qué punto su posición económica relativa está relacionada con la disponibilidad y utilización de recursos o activos del conocimiento como el trabajo altamente cualificado y determinadas categorías del capital productivo. Algunas actividades económicas son particularmente intensivas en el uso de estos activos, y por ello importa conocer su importancia en el tejido económico de cada región, ya que influye en su capacidad de crecimiento.

Uso de Internet en España y la Unión Europea

 

1030725029

 Uso de Internet en España y la Unión Europea. Fundación BBVA, 2018

Texto completo

 

La brecha digital entre España y la UE‐28 en el porcentaje de personas que usan Internet ha desaparecido y la desigualdad entre autonomías se reduce a la tercera parte desde 2008. Aunque aún así el 43,7% de los hogares que no utiliza Internet lo hace por falta de conocimientos, el 30,5% porque los equipos son caros y el 29,9% por el elevado coste de conexión.  

El porcentaje de personas que utiliza Internet en la Unión Europea (UE) doblaba hace 15 años al de España, pero esta brecha digital ha desaparecido, ya que en 2017 el 85% de los ciudadanos españoles es usuario de Internet, un punto más que la UE-28. Además, las diferencias entre las regiones españolas se han reducido a la tercera parte desde 2008 y se pueden explicar, en parte, por la composición de la población por grupos de edad y el nivel de estudios de los ciudadanos. El 16,6% de las viviendas españolas no tiene acceso a Internet, de las cuales un 43,7% no lo tiene por falta de conocimientos y un 29,9% por el elevado coste de conexión. Por lo tanto, para reducir aún más la brecha tecnológica regional es aconsejable adoptar medidas que aumenten el nivel educativo de la población y abaraten el acceso.

El principal factor que determina el uso de Internet es vivir en una vivienda que tenga acceso a la red, siendo el porcentaje de personas que utilizan Internet (85%) muy similar al de hogares con acceso (83,4%). Las causas que explican que el 16,6% restante de viviendas no tenga acceso a la red son: no necesitarlo por falta de interés o por no considerarlo útil (el 67,7% responde por este motivo), pocos conocimientos para utilizarlo (43,7%), coste del equipo demasiado caro (30,5%), coste de conexión elevado (29,9%), disponer de acceso en otro lugar (el 13,5%), por razones de seguridad o privacidad (7,5%), no estar disponible la banda ancha (4,2%), o por otros motivos (15,8%).

Esta información revela el elevado y preocupante porcentaje de hogares que no tiene acceso a Internet por motivos económicos (excesivo coste del equipo y/o de conexión) y educativos (falta de conocimientos). Madrid y Cataluña son las comunidades autónomas con los mayores porcentajes de hogares que no disponen de Internet por motivos económicos, mientras que La Rioja, País Vasco y Asturias se sitúan en el extremo opuesto del ranking. Por su parte, en Illes Balears, Galicia y Cataluña, más del 50% de los hogares sin acceso a Internet consideran que es debido a que tienen pocos conocimientos para utilizarlo, mientras que en el País Vasco y La Rioja este porcentaje es inferior al 35%.

Aunque la disponibilidad de banda ancha en la zona de residencia es un motivo que solo explica el 4,2% de los hogares sin acceso a Internet, se trata de la variable donde más diferencias existen entre regiones. En concreto, se aprecia un rango de variación de 8,7 pp entre el valor máximo de Galicia (con un 8,7% de hogares sin Internet por falta de banda ancha) y el mínimo (0%) de Murcia e Illes Balears. Junto a Galicia, en Canarias y Castilla-León el porcentaje también supera el 8%.

Dado que un elevado porcentaje de los hogares que no utiliza Internet es por falta de conocimientos y por el elevado coste de conexión, para reducir aún más la brecha tecnológica regional es conveniente implementar medidas que incrementen el nivel educativo de la población y faciliten económicamente el acceso, máxime teniendo en cuenta que el precio de Internet en España se sitúa por encima de la media europea.

Futuros de la Universidad, Futuros de la Biblioteca: alinear las estrategias de las bibliotecas universitarias con las direcciones institucionales

 

uflf-cover

University Futures, Library Futures: Aligning Library Strategies with Institutional Directions, Ohio:OCLC, 2018

Texto completo

Futuros de la Universidad, Futuros de la Biblioteca: La alineación de las estrategias de las bibliotecas con las direcciones institucionales establece un nuevo marco para comprender el encaje entre los paradigmas emergentes de los servicios bibliotecarios y los tipos de universidades.

 

Con el apoyo, en parte, de la Andrew W. Mellon Foundation, Constance Malpas, Lorcan Dempsey y Rona Stein, de OCLC Research, y Roger Schonfeld y Deanna Marcum, de Ithaka S+R, se analizó el impacto que tiene la política estratégica institucional de las universidades en relación a la organización y servicios que proporcionan las bibliotecas universitarias.

A medida que las bibliotecas se alejan del modelo centrado en colecciones, -en el que  las bibliotecas median su éxito por el tamaño de sus colecciones-, este informe establece un marco en torno a los servicios bibliotecarios, explora los patrones emergentes en diferentes entornos institucionales y evalúa la importancia de estas áreas de servicios, ahora y en el futuro, teniendo en cuenta la opinión de los directores de bibliotecas encuestados.

La obra tiene tres áreas de desarrollo fundamentales:

  • Un modelo de trabajo de las instituciones de educación superior que se caracteriza por la actividad educativa (investigación, educación liberal, orientación profesional) y su relación con el modo de prestación de servicios.
  • Un marco de servicios bibliotecarios que abarca nueve áreas clave
  • Comparación de los dos temas anteriores para probar la hipótesis de en que medida la cartera de servicios de las bibliotecas se adapta a las prioridades institucionales de la universidad de acogida