Hoja de ruta para la estrategia de publicación de monografías en acceso abierto a nivel nacional (UK)

shared-publishing-nms

 

Showers,Ben. “A national monograph strategy roadmap. Lonson: JISC, RLUK, SCONUL, 2014

Texto completo

 

National Monograph Strategy es una colaboración entre Jisc, Research Libraries UK (RLUK) y la Society for Colleges, National and University Libraries (SCONUL) para comenzar a abordar colectivamente algunos de los desafíos centrales que enfrentan la provisión y el apoyo de la monografía académica: pasado, presente y futuro.

 

La monografía académica -el resultado de una investigación dedicada- se encuentra en una posición precaria. A medida que los presupuestos de las bibliotecas disminuyen y se reducen aún más debido al aumento de los costos de las revistas, queda poco dinero  para comprar monografías. Si bien la monografía sigue fundamental para los estudiosos, especialmente en el ámbito de las humanidades y las ciencias sociales. Por otra parte, las ventas están cayendo y como resultado los investigadores encuentran cada vez más dificultades para publicar sus investigaciones en formato  extenso.

En los últimos tiempos, la  monografía ha sido una una parte algo descuidada en el debate sobre la comunicación científica. Pero esta falta de atención está dando paso a un debate entre editores, bibliotecas,investigadores, financiadores y proveedores que exploran el papel y la forma cambiantes de la monografía y su futuro como parte de la investigación en el panorama de la comunicación de la ciencia.

El proyecto National Monograph Strategy está desarrollando una hoja de ruta que describe una serie de ideas prácticas y factibles, que evolucionarán y responderán a contextos cambiantes, a las necesidades de los usuarios y a los resultados de prototipos y proyectos piloto.

El objetivo de la hoja de ruta es proporcionar una imagen coherente de una infraestructura compartida que pueda proporcionar una colección de investigación nacional distribuida para el Reino Unido. Como tal, la solución incluye intervenciones que van desde el nivel de las políticas, la prospectiva y la concesión de licencias y modelos de negocio, hasta los principales componentes de infraestructura que permiten el desarrollo de nuevos servicios y aplicaciones.

En un plazo de 5 años, los investigadores y estudiantes del Reino Unido tendrán un acceso sin precedentes a una colección nacional de investigación distribuida, gracias a una infraestructura nacional de colaboración abierta. El proyecto tiene los siguientes objetivos:

  • Colaboración: fomentar la colaboración entre los sectores y dentro de ellos para crear el marco más eficaz de gestión de las colecciones de monografías antiguas y nuevas.
  • Experimentación – desarrollo de oportunidades para probar y experimentar con nuevos modelos y formatos.
  • Inteligencia: permite a las instituciones, organizaciones e individuos tomar las decisiones correctas a través de un mejor intercambio de datos.
  • Estrategia – reducir los gastos generales, permitir acuerdos y políticas y compartir la infraestructura
  • Integración de sistemas: reducción y racionalización del número de sistemas y procesos para minimizar la duplicación de activos, recursos y esfuerzos
  • Prestación de servicios: diseño de servicios que garanticen un enfoque compartido, rentable y transparente de la gestión de las colecciones de monografías.
  • Proporcionar beneficios a los usuarios finales: desarrollar métricas eficaces para comprender mejor lo que hacen los usuarios con las monografías y evaluar las necesidades nuevas y emergentes a la luz de la entrega digital.

 

 

 

Anuncios

Cambios en las ecologías editoriales: Un estudio de panorama de las nuevas editoriales universitarias y de las publicaciones académicas

 

report-cover-269x300

 

Adema, Janneke ; Stone, Graham “Changing publishing ecologies : A landscape study of new university presses and academic-led publishing”. Lonson: JISC, 2017

Texto completo

 

El informe, elaborado por la Dra. Janneke Adema (Universidad de Coventry) y Graham Stone (Jisc, ex Bibliotecario de Colecciones y Comunicaciones Académicas de la Universidad de Huddersfield), hace una evaluación comparativa del desarrollo iniciativas editoriales dirigidas por bibliotecas (NUP). emprendimientos editoriales dirigidos por académicos (ALP). El informe proporcionan una base de evidencia para el futuro apoyo tanto a las nuevas editoriales universitarias como a las iniciativas de publicación dirigidas por académicos y bibliotecas para ayudar a crear y mantener una ecología editorial diversa.

 

El panorama de la edición académica ha visto un aumento perceptible en las nuevas iniciativas editoriales que han entrado en el sector en los últimos años. Estas nuevas iniciativas editoriales tienen un efecto potencialmente perturbador en el entorno de la comunicación académica, proporcionando nuevas vías para la difusión de los resultados de la investigación y actuando como pioneros para la evolución de la publicación académica y el registro académico.

En 2016 se encargó un proyecto de investigación centrado en iniciativas editoriales institucionales que incluye emprendimientos editoriales dirigidos por académicos (ALP), así como nuevas publicaciones universitarias e iniciativas dirigidas por bibliotecas (NUP). este informe es el resultado de esta investigación.

Este estudio se basó en una revisión bibliográfica de los proyectos actuales de publicación de bibliotecas en EE.UU., Europa y Australia, así como en una visión general de las iniciativas internacionales dirigidas por académicos y sus direcciones actuales y futuras. El capítulo de la NUP consistió en una encuesta, que recogió 43 respuestas, en la que el capítulo de ALP se basó en entrevistas con 14 medios de comunicación dirigidos por académicos. Con diferentes enfoques para estos dos tipos de prensa, el informe recoge la aceptación, el razonamiento y las características de estas iniciativas, así como sus planes futuros.

El informe concluye con una serie de recomendaciones para ayudar a apoyar y fomentar nuevos desarrollos en este espacio, compartir las mejores prácticas, la colaboración y las herramientas y servicios para facilitar una mayor innovación. Como tal, el informe recomienda apoyar la creación de comunidades tanto para las UPN como para las ALP, el establecimiento de directrices para la creación de una editorial, la prestación de asesoramiento jurídico y directrices para la preservación y difusión, y el desarrollo de futuros proyectos para apoyar estas nuevas iniciativas. En particular, la comunidad manifestó la necesidad de desarrollar un conjunto de herramientas que ayudara tanto a las NUPs existentes como a las editoras dirigidas por académicos, así como a aquellas universidades y académicos que estén pensando en establecer sus propias iniciativas editoriales. Este conjunto de herramientas, basado en información recopilada de las comunidades, podría consistir en un manual de instrucción, directrices sobre mejores prácticas, contratos y acuerdos estandarizados y software FLOSS alternativo capaz de apoyar el proceso de producción.

Los resultados de la investigación llevada a cabo como parte de este informe proporcionan una base de evidencia para el futuro apoyo tanto a las nuevas editoriales universitarias como a las iniciativas de publicación dirigidas por académicos y bibliotecas para ayudar a crear y mantener una ecología editorial diversa.

 

 

LSE Press – una nueva plataforma de publicación de acceso abierto para las Ciencias Sociales

28376843518_6260caa380_b

 LSE Press

 LSE Press es una plataforma para la investigación de alta calidad y acceso abierto en las ciencias sociales. Su misión es apoyar el lanzamiento y desarrollo de publicaciones innovadoras, de acceso abierto dirigidas por académicos. Con sede en la Biblioteca de la London School of Economics, LSE Press está abierta a publicar propuestas que reflejen la reputación de la LSE como una fuente global y confiable de investigación excelente.

 

La insatisfacción con la publicación académica tradicional ha sido un factor motivador significativo en el surgimiento de tantas nuevas editoras universitarias. La industria editorial científica se ha consolidado cada vez más entre un puñado de grandes empresas, que continúan teniendo enormes ganancias cada año. El informe Jisc “Changing publishing ecologies: A landscape study of new university presses and academic-led publishing“, puso de relieve la frustración general de las editoriales universitaria con esta comercialización de la investigación, y la necesidad de proporcionar una alternativa al modelo existente. Los nuevos modelos tienen como principal objetivo trabajar directamente para sus comunidades de investigación, y al hacerlo ofrecen oportunidades para que las universidades muestren el trabajo de sus propios académicos.

LSE Press llega en un momento importante para la publicación académica, ya que el panorama de las políticas de acceso abierto cambian para incluir libros y artículos de revistas. LSE Press es sólo la última de una serie de nuevas iniciativas de edición universitaria. UCL Press fue la primera editora universitaria de acceso totalmente abierto del Reino Unido, que ya ha publicado un sólido programa de monografías y ha editado colecciones desde que comenzó en 2015, y a principios de este año anunció planes para lanzar su propio megajournal. Otros, como la University of Huddersfield Press, establecida en 2010, han estado publicando desde entonces en abierto, ejemplos más recientes incluyen Goldsmiths Press y White Rose University Press, un esfuerzo cooperativo dirigido conjuntamente por las Universidades de Leeds, Sheffield y York.  Lo que muchas de estas nuevas rotativas tienen en común es que son de acceso abierto, basadas en bibliotecas, y a menudo ofrecen un conjunto más pequeño de servicios que un editor tradicional, desdibujando la línea entre editor y plataforma.

LSE Press proporcionará una plataforma para la investigación de alta calidad en Ciencias Sociales y, en línea, en sintonía con el objetivo de la London School of Economics (LSE) de liderar las Ciencias Sociales internacionales, interdisciplinarias y orientadas a temas específicos, apoyará el lanzamiento y desarrollo de publicaciones académicas innovadoras en su formato, contenido y alcance. Además el proyecto cuenta con la  colaboración de Ubiquity Press

Los principios rectores de LSE Press son:

  • Proporcionar una plataforma para publicaciones innovadoras o experimentales
  • Publicar investigaciones en Ciencias Sociales de alta calidad y revisadas por pares
  • Publicar sobre una base de acceso abierto para asegurar una audiencia global

 

Y su misión tiene como objetivos:

  • Apoyar el lanzamiento y la elaboración de publicaciones de acceso abierto en el ámbito de las Ciencias Sociales .
  • Permitir que los investigadores se comprometan con una audiencia global con una investigación de alta calidad, revisada por pares y accesible.
  • Fomentar la publicación innovadora y experimental en términos de formato, contenido y alcance

 

La primera revista que lanza LSE Press es Journal of Illicit Economies and Development, pero además de revistas, LSE Press tiene la intención de publicar una serie de libros, incluyendo monografías de investigación, monografías cortas e incluso libros de texto. El nuevo modelo de edición universitaria también ofrece la oportunidad de buscar publicaciones más innovadoras y experimentar con nuevos tipos de contenido. Con este espíritu, LSE Press explorará opciones para publicaciones digitales más especializadas, como revistas de datos o de codificación. Si bien, las oportunidades de publicación se extenderán más allá de la investigación, con la posibilidad de que las revistas estudiantiles también se alojen en la plataforma.

 

Basado en:

Booluck, Kieran. “Announcing LSE Press – a new open access publishing platform for the social sciences”. LSE May 16th, 2018 http://blogs.lse.ac.uk/impactofsocialsciences/2018/05/16/announcing-lse-press-a-new-open-access-publishing-platform-for-the-social-sciences/

 

 

 

 

 

Humanidades digitales y bibliotecas universitarias – una encuesta de las biblioteca de Australia y Nueva Zelanda

3bb55d60-5dd1-4153-a7e1-04cc4d2de00d

McKenzie, Clare ; Ros,Kerry. “Digital humanities and academic libraries – an Australasian survey“, University of Wollongong, 2018

Texto completo

Informe que investiga los modelos de servicio y colaboración dentro de las bibliotecas universidades australianas y neozelandesas en apoyo de las actividades y proyectos de humanidades digitales en su institución.

El análisis de los autores no muestra un fuerte compromiso formal con las actividades de Humanidades Digitales (DH) por parte de las bibliotecas universitarias de Australasia. A pesar de que hay pruebas claras de que las bibliotecas están participando en actividades de DH, en las respuestas no se identificaron funciones específicas de DH, lo que sugiere que estas actividades se llevan a cabo además de las responsabilidades habituales del personal de la biblioteca. Además, los participantes en la encuesta no identificaron corrientes de fondos bibliotecarios dedicados y continuos para proyectos de DH para actividades financiadas con cargo al presupuesto general de la biblioteca o como parte de las subvenciones para proyectos académicos.

Los autores no pueden sacar conclusiones sólidas de los datos, pero sugieren que la DH sigue siendo un área emergente para muchos académicos y bibliotecas, con bibliotecas individuales o personal bibliotecario que responden en gran medida a la necesidad/demanda de este sector académico de la institución.

Desafortunadamente no hay datos actuales de los EE.UU. para indicar si la presencia de DH en las bibliotecas académicas se ha fortalecido o no y, por lo tanto, es difícil proyectar la dirección que puede tomar en las bibliotecas académicas de Australasia. Un análisis más detallado de los datos que acompañan a este resumen puede revelar más, y lo hará en el futuro. El modelo de servicio puede al menos proporcionar una plataforma para una evaluación comparativa en el futuro con el fin de determinar si el modelo de servicio ha cambiado de alguna manera.

Como señalan los autores, esto parece ser consistente con los hallazgos de la encuesta de 2011 realizada en las bibliotecas universitarias de EE.UU., tal como se aprecia en el informe SPEC Kit 326: Digital Humanities (Bryson, Posner, St. Pierre, and Varner). Más informes SPEC kit

 

“Aliados naturales”: Bibliotecarios, Archivistas y Datos en los Proyectos Internacionales sobre Humanidades Digitales

dh20master_photo_final_small

Poole, Alex H. ; Garwood, Deborah. ‘Natural Allies’: Librarians, Archivists, and Big Data in International Digital Humanities Project Work” Journal of Documentation 74(4):804-826 [Pre-Print]. DOI 10.1108/JD-10-2017-0137

Texto completo

 

El proyecto Digging into Data 3 (DID3) (2014-2016), diez financiadores de cuatro países (EE.UU., Canadá, el Reino Unido y los Países Bajos) concedieron 5,1 millones de dólares a 14 equipos de proyecto para llevar a cabo una investigación intensiva, interdisciplinaria e internacional sobre humanidades digitales (DH). El propósito de este trabajo es utilizar los proyectos DID3 como un estudio de caso para explorar la siguiente pregunta de investigación: ¿qué roles asumen los bibliotecarios y archiveros en los proyectos de DH internacionales, interdisciplinarios e intensivos en datos?

Se consiguió la participación de 53 personas que representaban a once proyectos. Es un estudio de caso cualitativo que incluye muestreos, entrevistas semiestructuradas y análisis fundamentado. Los bibliotecarios o archiveros participaron oficialmente en 3 de los 11 proyectos (27,3%). Tal vez lo más importante es que los profesionales de la información desempeñaron funciones no oficiales vitales en estos proyectos, como consultores y enlaces y también como apoyo técnico. La experiencia en Información y Documentación (LIS) ayudó a los investigadores de DID3 en temas como la visualización, la gestión de derechos y las pruebas de usuario. Los participantes en DID3 también sugirieron formas en las que los bibliotecarios y archiveros podrían apoyar aún más los proyectos de Humanidades Digitales, concentrándose en tres áreas clave: curaduría, extensión y formación. Finalmente, se sugieren seis áreas para la investigación futura. Existe un gran potencial sin explotar para que los bibliotecarios y archiveros colaboren con los estudiosos de las Humanidades Digitales (DH); existiendo una brecha entre el conocimiento de los investigadores y la capacidad de los profesionales de la información.

Las partes interesadas harían bien en considerar cinco recomendaciones. En primer lugar, el trabajo de los bibliotecarios y archiveros sigue siendo en gran medida invisible en estos proyectos. Debe hacerse visible para explotar los recursos existentes y proporcionar pruebas de la necesidad de recursos adicionales; una cultura de la evaluación puede ayudar a ello. En segundo lugar, se debe aprovechar la infraestructura y desarrollar o clarificar las políticas para una colaboración óptima entre los bibliotecarios y las Humanidades Digitales. En tercer lugar, las partes interesadas deben tener en cuenta sus prácticas de contratación, centrándose más en la retención de aquellos con conocimientos y habilidades tanto técnicos como de dominio. En cuarto lugar, la curaduría digital y la participación en el ciclo de vida ofrecen a los bibliotecarios y archiveros tal vez la oportunidad más sólida de trabajar con estudiosos de la DH. Quinto, los profesores de Información y Documentación deben alinear sus currículos con las necesidades actuales y futuras de investigación y las oportunidades de empleo.

A partir de este estudio de caso, cuyos resultados sólo pueden generalizarse teóricamente, las investigaciones futuras podrían considerar seis preguntas. En primer lugar, en el trabajo de DH, ¿los propios bibliotecarios prefieren ser socios o colaboradores o simpatizantes o investigadores o alguna combinación de todos ellos? La literatura sigue siendo ambigua; este estudio refuerza la ambivalencia y la ambigüedad de las posiciones de los bibliotecarios en el trabajo de DH. Notablemente, a pesar del optimismo evocado en la literatura, pocos de los responsables participantes en este estudio vieron a los bibliotecarios como socios de pleno derecho. Se insistió en que los bibliotecarios “están aprendiendo lentamente”, pero estipuló que “se necesita hacer mucho más”.

En segundo lugar, ¿qué habilidades específicas podrían adquirir los especialistas en DH y los bibliotecarios para participar eficazmente en los proyectos de DH? Por ejemplo, los tres participantes capacitados en LIS mencionaron el conocimiento del dominio, la programación y el desarrollo de herramientas, la escritura científica, los algoritmos y las taxonomías; un bibliotecario en ejercicio mencionó la interacción de imágenes, la discusión de datos y el modelado de datos.

En tercer lugar, ¿qué seguimiento han realizado los financiadores con respecto a la gestión de datos de los proyectos de DID3? Exigir un DMP en la etapa de aplicación es una cosa; monitorear los cambios y el cumplimiento en el DMP a lo largo del proyecto, y mucho menos después, es otra muy distinta.

En cuarto lugar, ¿se pueden reutilizar los datos de los proyectos de DID3 en cualquier momento y lugar en que se hayan depositado? ¿Se ha reutilizado y, en caso afirmativo, cómo? Uno de los participantes respondió”Nosotros creamos este maravilloso recurso y la gente quiere saber cómo se está usando… sería bueno hacer algún tipo de encuesta en algún momento para averiguarlo”. Sin embargo, es posible que los equipos de proyecto carezcan de incentivos para llevar a cabo dicho trabajo de seguimiento, especialmente una vez transcurrido el período activo de la subvención. Esta pregunta merece un análisis más profundo para hacer que los datos financiados con fondos públicos sean reutilizables.

Quinto, ¿ayudan los bibliotecarios y archiveros a desarrollar los corpus que se utilizan y reutilizan en el trabajo de las Humanidades Digitales? En caso afirmativo, ¿en qué medida participan y de qué manera? Como meditaba otro de los encuestados, “Supongo que si consideras que ancestry.com involucra a archiveros, [el proyecto] debe haberlo hecho”.

En sexto lugar, ¿cómo pueden los profesionales de la información, como los bibliotecarios y archiveros, aportar sus conocimientos a las funciones y responsabilidades de gestión de proyectos? Las habilidades de LIS no sólo se adaptan a la curaduría digital, sino también a la gestión de proyectos. El potencial de sinergia es evidente.

En conclusión, este estudio apoya la premisa de los financiadores de DID3 de que la colaboración interdisciplinaria en el entorno en red alimenta las sinergias entre los investigadores de LIS y DH, ya que colaboran en la creación de bases de conocimiento sostenibles más innovadoras de lo que cualquiera de los dos podría crear por sí solo. Aunque la colaboración lleva tiempo y tanto los profesionales como los académicos del LIS necesitan capacitación y experiencia relevantes, las consultas iniciales sugieren una mayor robustez a partir de la colaboración conjunta en los proyectos estudiados.

Por lo tanto, las bibliotecas y los bibliotecarios deben involucrarse desde el comienzo mismo de los proyectos de DH , a pesar de los puntos en común entre las humanidades digitales y la información y Documentación, y su evidente aunque a veces sutil congruencia tal y como la perciben los participantes en el estudio, los dos campos todavía tienen que colaborar más intensamente de manera que puedan explotar todo su potencial.

 

 

 

Audiolibros y bibliotecas escolares.

listening-station

2016 Audiobooks and School Libraries. Library Journal, 2017

Texto completo

Encuesta de Library Journal a 456 bibliotecarios escolares de todo Estados Unidos y Canadá, que ofrece información sobre el tamaño y la circulación de la colección de audiolibros, las preferencias en cuanto al formato físico frente al digital y los desafíos que implica la prestación y promoción de este servicio. Muchos de los datos están desglosados por bibliotecas de escuelas primarias, secundarias y preparatorias.

 

El ochenta y cuatro por ciento de las bibliotecas escolares que respondieron tienen actualmente una colección de audiolibros. Se espera un cambio hacia más audio descargable y, en menor medida, audio streaming, en tres años.

La ficción constituye alrededor del 86% de las colecciones de audiolibros escolares en general. Para comparar, las colecciones de libros impresos escolares generalmente se dividen en un 50% de ficción/50% de no ficción y y las colecciones  de ebook 45% ficción/55% no ficción. (Fuente: “Ebook Usage in U.S. School (K–12) Libraries. 2014 Report”. Library Journal 2014)

Los encuestados estimaron que los audiolibros tenían un promedio de alrededor de 295 títulos, representando alrededor del 4% de la circulación total de materiales (primaria y secundaria). las escuelas reportan el porcentaje más alto de circulación de audio). Tres cuartas partes de los prestamos son audiolibros en formatos físicos. Si bien, la circulación de ambos formatos aumentó durante el último año; el 54% de las bibliotecas informaron de un aumento en el uso de la tecnología digital. y el 31% experimentó un aumento en la circulación audiolibros en formato físico.

Follett es la plataforma de audiolibros descargables más popular, utilizada por más de la mitad de las bibliotecas escolares. OverDrive y Mackin son usados por aproximadamente un cuarto de las escuelas. El sesenta y seis por ciento de las bibliotecas utilizan una sola plataforma exclusivamente.

Cuando se les pidió que nombraran rasgos que les gustaban y que les disgustaban de sus plataformas de audiolibros descargables, la cuestión sobre la “facilidad de uso” fue el atributo más importante.

Alrededor de un tercio de los encuestados afirman que ofrecen asesoramiento auditivo a los estudiantes al menos una vez a la semana, mientras que la mitad dice que rara vez lo hacen o nunca lo hacen. El boca a boca de usuarios y colegas, las revisiones de fuentes profesionales, el catálogo de la biblioteca y las bases de datos de recomendaciones como NoveList son las principales fuentes que los bibliotecarios utilizan para proporcionar asesoría auditiva.

Audiolibros y bibliotecas públicas

2016 Audiobooks and Public Libraries. Library Journal, 2017

Texto completo

El informe se basa en los resultados de la encuesta exclusiva de Library Journal a casi 400 bibliotecarios públicos de todo Estados Unidos y Canadá, y ofrece información sobre el tamaño y la circulación de la colección de audiolibros, las preferencias en cuanto al formato físico frente al digital y los desafíos que implica proporcionar asesoramiento a los oyentes y promover este servicio. Gran parte de los datos se proporcionan para bibliotecas pequeñas, medianas y grandes.

 

La encuesta sobre audiolibros fue desarrollada conjuntamente con NoveList y fue examinada por un representante de la Audio Publishers Association. La encuesta fue conducida y analizada por el equipo de investigación de Library Journal.  Para ello LJ envió una invitación por correo electrónico para rellenar la encuesta a una lista seleccionada al azar de bibliotecarios públicos el 15 de enero de 2016, con un recordatorio a los que no respondieron que envió el 5 de febrero. La encuesta se cerró el 22 de febrero, con 395 respuestas, el 92% de Estados Unidos y el 8% de Canadá.

Todas las bibliotecas públicas que respondieron tienen audiolibros físicos en sus colecciones, principalmente en CD, pero casi la mitad también coleccionan de Playaways (Playaway es una marca de reproductores multimedia portátiles diseñados para su circulación en bibliotecas por Findaway World, LLC, se calcula que unas 25.000 bibliotecas de USA tienen suscripción a esta plataforma, curiosamente este formato se utiliza en bibliotecas militares y da a las tropas acceso a medios digitales en el extranjero, donde es posible que no tengan acceso a la electricidad para leer o utilizar unn ordenador). El audio descargable está disponible en el 96% de las bibliotecas y el 44% ofrece audio en tiempo real.

 

4

Las proyecciones para tres años para el desglose porcentual de los títulos de audiolibros por formato predicen un aumento de los títulos de audio descargables y en tiempo real a expensas de los audiolibros en CD.

 

27354536857_32099f48a0_o_d

 

Las colecciones actuales de audiolibros están compuestas por un 75% de títulos para adultos, un 10% para jóvenes y un 15% para niños. La ficción constituye alrededor del 79% de las colecciones de audiolibros en general (con variaciones que van desde el 72% de las colecciones en bibliotecas grandes al 82% en las bibliotecas pequeñas). Las colecciones de libros se dividen generalmente entre el 58% de género de ficción frente al 42% de no ficción. Si comparamos estas cifras con las de los libros electrónicos estas cifras son 74% de ficción frente al 26%. de los títulos de no ficción (fuente: Ebook Usage in U.S. Public Libraries, Library Journal, 2015).

 

42179229862_5a38893254_o_d

 

Las bibliotecas públicas estiman que los audiolibros representan el 13% de la circulación total de materiales prestados (17% en las bibliotecas más grandes). Dos tercios de la circulación de audiolibros todavía provienen de préstamos de audiolibros en formato físico. La circulación de ambos formatos aumentó durante el último año; el 86% de las bibliotecas informaron de un aumento en la circulación de audiolibros digitales y el 35% experimentó un aumento en la circulación de audiolibros físicos. La circulación media general de audiolibros en el último año fue de 61.222 ejemplares.

 

27354684317_a41efa53ff_o_d

 

OverDrive es la plataforma de audio descargable más popular, utilizada por más del 90% de las bibliotecas públicas. OneClick Digital y Hoopla son utilizados por aproximadamente un tercio de las bibliotecas. El 45% de las bibliotecas utilizan una sola plataforma exclusivamente.

Cuando se les pidió que nombraran aspectos que les gustaban y que les disgustaban de sus plataformas de audiolibros descargables, se plantearon dos temas : una plataforma más fácil de usar y una más amplia gama de títulos.

Las fuentes de información que utilizan los bibliotecarios para seleccionar los títulos para satisfacer las peticiones de los oyentes son: el boca en boca, revisiones de fuentes profesionales y bases de datos de recomendaciones como NoveLis. Menos de la mitad de las bibliotecas (43%) informan que tienen un experto en audio en personal. Estar informado sobre las narrativas y los narradores era una actividad frecuente. el desafío señalado por los recomendadores de audiolibros.

Los factores más importantes que influyen en las decisiones de compra de audiolibros son la solicitud del cliente, la popularidad del libro impreso, la popularidad del libro anterior del autor y si el libro está íntegro o no. El recurso número uno utilizado para tomar decisiones de compra de audiolibros son las publicaciones de reseñas profesionales impresas, seguidas del boca a boca tanto de los usuarios, los boletines y sitios web de los vendedores.

Se preguntó a los bibliotecarios involucrados en el proceso de compra de audiolibros cuánto gastaron en ellos en su último año fiscal. El promedio para todos los encuestados fue de 29.900$ y la mediana fue de 6,600$, cerca del 7% de su presupuesto total para materiales.