El valor de las bibliotecas para la economía familiar

 

lj381otpwaf31

 

Un recibo de una biblioteca pública que muestra y mantiene un registro de la cantidad de dinero ahorrado por los usuario que piden libros prestados en lugar de comprarlos está desatando un debate en línea sobre los miles de dólares que ahorran las familias con el uso de las bibliotecas. Ver esas cifras podría animar a más gente a usar una biblioteca.

 

 

Un recibo de la Biblioteca Pública de Wichita se volvió viral después de haber sido publicado en Reddit. La biblioteca a través del sistema integrado Polaris proporciona un recibo del ahorro que supone para las familias los libros que se llevan en préstamo.

El recibo de los artículos prestados mostró que una familia de seis miembros ahorró 164 dólares en su reciente visita (y más de 1,384 dólares en este año) al llevar prestados materiales durante su visita semanal a la biblioteca. Una forma bastante inteligente de señalar el valor de las bibliotecas y su misión principal de proporcionar acceso a los libros y la lectura.

Desde la semana pasada, los recibos de la biblioteca muestran cuánto ahorró un cliente por visita y sus ahorros totales desde el 1 de septiembre. La cantidad se calcula utilizando el costo de venta al público de los materiales que se piden prestados (por ejemplo, el precio de portada de un libro recién publicado) o el costo estimado de reposición de los mismos. El sistema es similar a los recibos de las tiendas que muestran la cantidad de dinero que los clientes ahorran con tarjetas de membresía u otros descuentos.

Los cálculos globales que se han hecho muestran que en un mes se sacaron de las sucursales de la biblioteca de Wichita materiales por un valor total de unos 2 millones de dólares. “La gente dice: ‘Esto es lo que les digo a mis amigos siempre”. Lo que ayuda a explicar que la biblioteca es beneficiosa y ahorra dinero a las personas.

Pero, también ha surgido surgido otro debate sobre la moralidad de tomar prestado un libro de la biblioteca en lugar de comprarlo, ya que algunas personas señalan que parece que la biblioteca sólo está llevando un registro de lo que sus usuarios no están pagando a los autores que escribieron los libros.

 

La sagrada profesión de bibliotecario

 

devon-divine-hzp-1ua8dve-unsplash

The librarian as religious
by John MacColl 16 AUGUST 2019, THE TABLET

 

Hay algunas analogías entre el funcionamiento de una biblioteca y la actividad de un ministro de una religión. En la Edad Media, la biblioteca requería un comportamiento virtuoso de sus lectores para funcionar, y esta virtud podría ser emblemática para el clérigo que la supervisaba. 

 

Esto es particularmente cierto en el caso de las universidades más antiguas, como la de St Andrews. Fundada en 1413, la universidad más antigua de Escocia y la tercera que se estableció en Gran Bretaña, después de Oxford y Cambridge, que se ocupó durante los primeros siglos de las necesidades curriculares de los sacerdotes en formación. Los tutores de los estudiantes destinados a la Iglesia eran sacerdotes u hombres de órdenes religiosas. Es probable que el bibliotecario fuera también un religioso, a veces también un capellán universitario.

Después de la Reforma, a medida que las universidades abrían cada vez más las puertas de la filosofía y la ciencia, a menudo se consideraba adecuado seguir empleando a religiosos como bibliotecarios. Después de todo, la biblioteca requería un comportamiento virtuoso de sus lectores para funcionar, y esta virtud podría ser emblemática para el clérigo que supervisaba la preciada colección. Este requisito fue considerado tan importante, que en el caso de algunas bibliotecas, fue prescrito por la misma Iglesia, ejerciendo su prerrogativa divina. La Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca aún tiene un aviso -ahora disponible también en una postal de regalo- que dice: ‘“HAI EXCOMUNION / RESERVADA A SU SANTIDAD / CONTRA CUALQUIERA PERSONAS, / QUE QUITAREN, DISTRAEXEREN, O DE OTRO CUALQUIER MODO / ENAGENAREN ALGUN LIBRO, / PERGAMINO, O PAPEL / DE ESTA BIBLIOTECA, / SIN QUE PUEDAN SER ABSUELTAS / HASTA QUE ESTA ESTÉ PERFECTAMENTE REINTEGRADA”’.

 

Descargar el tamaño grande 1024 de esta foto

En el espíritu de la biblioteca se da una promesa y una necesidad de confianza. El prestatario se compromete a devolver el material que ha tomado de las estanterías (o que, durante la mayor parte de la historia de nuestras bibliotecas académicas y de referencia, que eran de “acceso cerrado”). La biblioteca registra sus datos y se expide un recibo. Una vez más, en los últimos tiempos medievales y en los primeros tiempos modernos, esto era un compromiso mucho más fuerte que como lo percibimos actualmente. Los libros son eran muy costosos de producir, y el artículo que se retiraba de la custodia de la biblioteca podría costar el equivalente a un año de salario. De manera que muchos de los libros de las bibliotecas de la época no se podían tomar prestados, sino que se utilizaban en los locales sólo como material de consulta, una restricción frecuentemente impuesta por la aplicación de una cadena física a la encuadernación de cuero, fijada a una pared o a un escritorio.

Por supuesto, hay más en la promesa que pura honestidad. El interés propio juega un papel importante. Hoy, si como usuario una persona no devuelve un artículo prestado por la biblioteca, ya sea porque su plazo de préstamo ha expirado, o porque otro usuario ha hecho una solicitud de reserva de ese material, se le retirarán temporalmente los derechos como usuario de la biblioteca. En última instancia, si una persona ha llevado en préstamo una cantidad de libros y no ha atendido a las solicitudes de devolución, ya sea para devolverlos o para pagar por las pérdidas, es posible que se enfrente al equivalente universitario de la excomunión: la no graduación. Ya que en muchos sitios si no tiene formalizadas sus cuentas con la biblioteca no se le expide el título académico.

Por lo tanto, beneficia utilizar la biblioteca en la misma medida en que se esta dispuesto a compartir el recurso con el prójimo o, desde finales del siglo XIX, con una mujer. Y son muy pocos estudiantes faltan al respeto a esa regla. Siempre ha habido usuarios que roban materiales de la biblioteca, en los tiempos modernos incluso con métodos complejos para evadir el punto de seguridad de la salida, o su tecnología de sensores que lee el diminuto dispositivo escondido dentro del libro que activa una alarma si no ha sido desactivada por el proceso de emisión mecánica. Pero el personal vigilante y las cámaras de circuito cerrado de televisión son un elemento disuasorio tan fuerte como un severo servidor de la Iglesia que se asoma por detrás de su escritorio.

La biblioteca es un lugar en el campus donde se les recuerda a los estudiantes el valor de compartir un recurso precioso. Los libros que necesitan para la lectura que construye su conocimiento y ayudan a establecer los argumentos de sus tesis y ensayos se otorgan sólo por un corto período de tiempo, y serán recordados por el organismo prestatario – a menudo antes de lo esperado-. En una lección que va mucho más allá de sus jóvenes vidas.

 

 

Los libros no son lo único que puedes sacar de la biblioteca

 

bike-share-shutterstock_177052685-e1535397575283

 

Los libros no son lo único que puedes sacar de la biblioteca. Citi Bike de New York ofrece un mes gratis de membresía a los residentes que pueden recoger en las 55 bibliotecas del área de servicio de Citi Bike para realizar viajes ilimitados de 45 minutos durante un período inicial de 30 días. 

 

Los neoyorquinos pueden recoger un certificado de regalo en una de las 55 bibliotecas del área de servicio de Citi Bike para realizar viajes ilimitados de 45 minutos durante un período inicial de 30 días. La promoción es una colaboración entre la compañía de bicicletas de Lyft y las bibliotecas de la ciudad de Nueva York, Brooklyn y Queens para celebrar el primer aniversario del programa Reduce Fare Bike Share, que ofrece membresías mensuales a 5 dólares para los residentes y los beneficiarios de SNAP que no requieren un compromiso anual.

“Como recursos clave para los neoyorquinos, Citi Bike y nuestras bibliotecas públicas son socios naturales”, dijo Caroline Samponaro, directora de políticas de micromovilidad de Lyft, en una declaración. “A medida que Citi Bike se expanda en los próximos años, también lo harán nuestros esfuerzos para asegurar que el sistema sea accesible y equitativo para todos.”

El programa de tarifas reducidas está orientado a hacer que el sistema sea más equitativo y accesible, especialmente cuando la expansión de las bicicletas azules a veces se enfrenta a la oposición de quienes perciben el sistema como un presagio de aburguesamiento. Una membresía típica de Citi Bike es de 169$ por 365 días de paseos ilimitados de 45 minutos.

Hasta ahora, más de 7,500 personas han participado en el programa de tarifas reducidas durante al menos un mes, y más de 3,500 neoyorquinos están actualmente inscritos en él. Aunque esa cifra es una parte de los 150.000 suscriptores anuales de Citi Bike, la compañía dice que, de promedio, estos ciclistas montan casi el doble de veces que los que tienen membresías anuales.

Citi Bike busca potenciar el perfil del programa a medida que se lanza al Bronx y se adentra en los barrios periféricos con una expansión que duplicará su territorio geográfico para finales de 2023.

Los usuarios pueden inscribirse en línea con su cuenta de NYCHA o su número de EBT una vez que hayan reclamado un certificado de regalo de una sucursal de la biblioteca con la opción de continuar el programa a una tarifa mensual de 5$.

 

De las noticias falsas a los libros falsos

merlin_159422739_bf99070b-6650-4f26-ac4c-31dbb997a7f6-superjumbo

Paging Big Brother: In Amazon’s Bookstore, Orwell Gets a Rewrite. By David Streitfeld New York Times Aug. 19, 2019

Ver completo

 

En la librería de Amazon proliferan los textos falsos e ilegítimos, de este modo ya no sólo las noticias si no también los libros se están convirtiendo en una forma de desinformación. La venta de libros es una profesión antigua y complicada, y las ediciones falsas de todo tipo pueden aparecer en cualquier lugar. Pero Amazon es la librería más grande del mundo y los estándares que establece tienen repercusión en todas partes. La empresa dice en un blog que prohíbe los productos falsificados y que ha invertido en personal y herramientas tecnológicas para proteger a los clientes del fraude y el abuso. El problema es que en el futuro no tendremos referencia, ni certeza alguna de que es lo que realmente dijo o no el autor.

 

En Amazon se pueden encontrar al menos una docena de libros falsos e ilegítimos de Orwell. Algunos de ellos impresos en la India, donde el escritor es de dominio público, con la salvedad de que estos textos también se pueden comprar desde Estados Unidos, donde la obra del autor aún está bajo derechos de autor. Otros eran simples falsificaciones, como la edición de sus memorias “Down and Out in Paris and London”, editada para estudiantes de secundaria. Los detentores de los derechos del autor dijeron que no habían dado permiso para publicar ese libro. Algunos falsificadores llegan a reclamar los clásicos de Orwell como de su propiedad, poniendo en el copyright sus propios nombres.

Uno de los libros de Orwell  una copia de “Animal Farm” publicado por el Grapevine India. En la página de derechos de autor dice: “El autor respeta a todos los individuos, organizaciones y comunidades, y no hay intención en esta novela de dañar a ningún individuo, organización[o] comunidad”. Orwell no dijo tal cosa.

Un lector descubrió, para su sorpresa, que su nuevo ejemplar de “1984” tenía pasajes “ligeramente diferentes”. Otro ofreció una prueba fotográfica de que su edición era casi un caos. Un tercero dijo que la algunas palabras fueron reemplazadas por otras arbitrariamente en su copia

Incluso los títulos cambiaron. Una edición de ““Animal Farm: A Fairy Story” se refería a sí mismo en la contraportada como “Granja de animales”: Una historia justa”. Otra gran obra de Orwell, “Homage to Catalonia,” , se convirtió en  “Homepage to Catalonia.”

Lo que define a todos estos libros es que ninguno de ellos pagó nada al autor, lo que significa que podrían competir con los títulos legales de Orwell como una alternativa de menor costo. Después de todo, si necesitas una copia de “Rebelión en la Granja” o “1984” para la escuela, no pensamos a menudo en quién lo publicó, y creeríamos que todas las ediciones de “1984” son iguales.

La relación de Amazon con Orwell ha sido siempre especialmente tensa y reveladora. En 2009, Amazon editó en digital “1984” y “Rebelión en la Granja” sin tener permiso para su edición y comercialización en digital, lo que les llevó a ser denunciados por los legítimos detentores de los derechos el autor, Amazon sin más eliminó copias que había vendido de las que no tenía autorización de venta de los Kindles de los clientes, que alarmados por ello se dieron cuenta de que su biblioteca personal no estaban bajo su control.

Las falsificaciones y las importaciones son generalmente las ediciones más baratas, y ¿quién puede culpar a la gente por comprarlas?. Una edición legítima de 7,99 dólares de “1984” fue clasificada recientemente en el puesto 72 entre todos los libros de Amazon. Una importación india de 5 dólares estaba en el número 970, lo que sugiere que las copias se vendían a un precio fijo.

El Gremio de Autores dijo que en los últimos dos años, el número de casos de piratería y falsificación remitidos a su departamento legal se ha multiplicado por diez. Las ediciones falsificadas son un golpe contra la autoridad del libro y aceleran una peligrosa tendencia hacia la desinformación.

 

Partes interesadas institucionales en el apoyo a la investigación en universidades

14429297050_d7676a9444_z

Rebeca Bryan. Institutional Stakeholders in Research Support: Introducing a New OCLC Research Project, 2019

Ver noticia

En las universidades de investigación de hoy en día, existe una creciente necesidad de proporcionar una variedad de servicios de apoyo a la investigación, como gestión de datos de investigación, gestión de información de investigación, repositorios de acceso abierto, monitoreo, y otros más. Las unidades de campus previamente aisladas, -muchas de las cuales nunca antes habían colaborado-, deben trabajar cada vez más en conjunto para abordar desafíos institucionales complejos y apoyar los servicios de toda la organización. Operar en este ecosistema es un desafío, en gran parte porque la mayoría de las partes interesadas saben poco sobre las operaciones de las otras unidades, lo que dificulta la participación efectiva, la identificación de puntos de interés común y la colaboración para apoyar los servicios de investigación.

 

Para ayudar a llenar este vacío, OCLC Research ha anunciando un proyecto para comprender mejor las operaciones, los objetivos y los puntos débiles de las partes interesadas de la universidad en los servicios de apoyo a la investigación para mejorar las comunicaciones y la colaboración.

Las unidades del campus que juegan un papel en el apoyo a la investigación institucional. Estas unidades incluyen:

  • Oficina de investigación institucional, con subunidades como:
    • desarrollo de propuestas
    • gestión previa y posterior a la adjudicación
    • transferencia de tecnología / comercialización
    • ética y cumplimiento
  • Biblioteca
  • Investigación institucional
  • Comunicaciones del campus, avance y relaciones corporativas.
  • Tecnologías del campus / TI
  • Asuntos académicos (rector / regente, decanos, jefes de departamento)
  • Escuela de posgrado
  • Asuntos posdoctorales
  • Investigación de pregrado

 

En el documento  Research Information Management: Defining RIM and the Library’s Role, se establece cómo la biblioteca es una de las muchas partes interesadas del campus que participan en la implementación y el apoyo de las actividades del MRI. Y a través de esta publicación conjunta con  euroCRIS  en 2018 titulada  Practices and Patterns in Research Information Management: Findings from a Global Survey,, se comparten los resultados de la encuesta que demuestra la variedad de actores institucionales involucrados en las actividades de gestión de la información de la investigación. Encontramos que, en conjunto,  la oficina de investigación tenía la mayor responsabilidad en cuanto a la cantidad de actividades, seguida por la biblioteca, y otras unidades del campus.

La prestación de servicios de apoyo a la gestión de datos de investigación también involucra a múltiples partes interesadas del campus (Stakeholders). En la serie de informes Realities of Research Data Management, se determina que la responsabilidad entre unidades de los servicios de gestión de datos de investigación es común. Aunque el paquete de servicios puede ser alojado y administrado dentro de una sola unidad como la biblioteca, los servicios proporcionados son el resultado de la asociación entre múltiples unidades del campus requieren una amplia colaboración entre instituciones del campus. Esto a menudo da lugar a que la marca del paquete de servicios de RDM sea a nivel universitario, en lugar de a nivel de una sola unidad del campus.

 

Libros Libres, Gratuitos, OA y buscadores de Ebooks

 

 

Libros Libres, Gratuitos, OA y buscadores de Ebooks Julio Alonso Arévalo alar@usal.es Universidad de Salamanca Facultad de Traducción y Documentación Universidad de Salamanca

Ver También

¿Donde buscar libros electrónicos gratuitos y legales?

 

OA eBooks Se trata de una iniciativa de colaboración para desarrollar e implementar un modelo sostenible para la publicación de libros científicos en acceso abierto en las áreas de Humanidades y Ciencias Sociales. La Biblioteca OAPEN tiene como objetivo mejorar la visibilidad y la facilidad de uso de la investigación académica de alta calidad mediante la puesta a disposición en abierto de las publicaciones revisadas por pares de toda Europa. OAPEN puso en marcha un nuevo servicio el Directorio para monografías de acceso abierto (DOAB) que proporciona  un índice de búsqueda de monografías revisadas por expertos y volúmenes editados publicados bajo un modelo de negocio de acceso abierto,

Biblioteca Mundiales y Nacionales Proyectos internacionales y bibliotecas nacionales tienen proyectos de bibliotecas digitales gratuitas en línea.

Hay miles de libros bajo licencias Creative Commons que los autores ponen a disposición del público en general, su problema es la amplia dispersión de estos contenidos.

Open Culture es un proyecto que pretende recoger en un sitio web los tesoros mediáticos, educativos y culturales libres de derechos. Lo usuarios pueden encontrar en libre acceso y en formato epub, HTML, Kindle o en línea, cerca de 400 libros, por ahora. Hay 150 manuales escolares, 450 audiolibros, películas,etc. Clásicos como las obras de Shakespeare, Jane Austen, Dickens, Baudelaire, Dostoievski, se puedendescargar, junto a obras más modernas como Neil Gaiman, John Updike o David Foster Wallace. Entre laspelículas se puede encontrar a Tarkovsky, Chaplin, Hitchkock, Eisenstein, Elia Kazan o Godard. Un proyecto sumamemente interesante que esperemos vaya creciendo con el tiempo.

Openedition Freemium es un programa innovador en el dominio de la edición científica en acceso abierto.Se basa en un modelo de negocio híbrido que combina el libre acceso y la comercialización de servicios generadores de ingresos para los productores de los recursos. El programa constituye una oportunidad única para situar a las bibliotecas en el núcleo del desarrollo de la edición en acceso abierto.La oferta actual permite a las bibliotecas acceder libremente a revistas y colecciones de libros electrónicos de los editores asociados, y descargarlos sin los inconvenientes del DRM.

Los libros son el foco lógico siguiente en la evolución del acceso abierto. Springer Open Books En virtud de su nuevo programa de libre acceso para los libros electrónicos, los autores pagan una tarifa de acceso abierto en el inicio del proceso de publicación [18.000$], y el libro se hace entonces plena e inmediatamente disponible, y por lo tanto de acceso gratuito en SpringerLink para cualquier persona en el mundo con acceso a Internet. Además, los títulos de libros de programa Springer Open Book serán incluidos en el Directorio de los libros de acceso abierto (DOAB).

JSTOR permite el acceso a todo el contenido abierto a través de la plataforma “Open Content”. Actualmente, JSTOR incluye una  colección de 2.000 ebooks de acceso abierto, más de 500.000 artículos de publicaciones periódicas retrospectivas que están en el dominio público y una amplia gama de otros contenidos periodísticos.

Libros de dominio público en plataformas editoriales Todas las plataformas globales como complemento a sus servicios de venta disponen de libros gratuitos que ofertan por estar en el dominio público Así Amazon Kindle tiene unos 20000 libros de dominio público; Google Books de los 10 millones tiene 2 millones en el dominio público. Barnes & Noble 100.000

En internet hay muchos textos que están en el dominio público, pero también muchos autores y editores que publican versiones totales o parciales de sus obras en curso. Para algunos de ellos es un sistema publicitario para crear una demanda de cara a la venta del libro impreso, mientras que otros están más interesados en la presentación de su contenido a la mayor audiencia posible. Bubok Libros gratuitosAuthorama.com, con libros gratuitos completamente de una variedad de diferentes autores, recogidos aquí para leer en línea o sin conexión. Los libros proceden del dominio público.

Open Library. La literatura clásica de todo el mundo a su alcance. Más de 1.000.000 de títulos de libros electrónicos gratuitos disponibles.

InTech Open es una editorial de acceso abierto multidisciplinar de revistas y libros que cubren los campos de Ciencia, Tecnología y Medicina mediante el uso de las tecnologías de la web semántica. Desde 2004, ha publicado más de 300 libros con el objetivo de facilitar el acceso gratuito en línea para la investigación de calidad. En la actualidad publica tres revistas científicas y más de 200 libros al año, además de una colección de más de 6.500 capítulos de libros.

Bookboon actualmente con sede principal en Londres, bookboon.com tiene otras oficinas en Copenhague, Estocolmo, Ámsterdam, así como en Munich. Como editorial mundial de eBooks, bookboon.com ofrece un amplio rango de más de 1500 eBooks, disponibles para ser descargados directamente desde la página. Con su concepto de eBooks gratis descargables genera más de 10 millones de descargas por año.

FeedBooks permite descargar miles de libros que ya se encuentran en dominio público, así como libros de nuevos autores que los han puesto para descargar gratuitamente.

En 2008, las principales bibliotecas universitarias de los EE.UU. iniciaron un proyecto cooperativo para preservar y facilitar el acceso a los millones de libros que tienen digitalizados en Google y otros socios.Después de varios años de colaboración. HathiTrust es unr epositorio compartido de libros que continúa creciendo a un ritmo rápido. 2,783,506 volúmenes en el dominio público (~ 28% del total)

Ebooks libres et gratuits : libros electrónicos gratuitos en francés El objetivo de “Ebooks libres et gratuits” es la creación y publicación de libros electrónicos – o e-books – libres de derechos de autor-, es un portal internacional francés, con muchos países miembros representados. Este grupo es un foro de discusión y debate, que permite una mejor organización para la edición y publicación de libros electrónicos. Todos aquellos interesados en e-books están invitados a unirse al grupo.

Buscadores de eBooks. Luzme Es un buscador de libros electrónicos que permite comparar precios, formatos y condiciones de derechos de uso de los libros electrónicos. También tiene información sobre los formatos de libros electrónicos disponibles. Si el libro tiene DRM., lo que es especialmente útil, también se enumeran las restricciones regionales, para que de inmediato se puede saber si el libro está disponible en tu país.  eBooks Search es un motor de búsqueda gratuito que proporciona una opción para buscar y descargar diversos (PDF, DOC, PPT, RTF, XLS). Calibre. Dispone de un sistema de búqueda y comparación de libros electrónicos en diversas plataformas.

 

Indexación de revistas: normas básicas y por qué son importantes

index

 

Padula, Danielle. “Journal Indexing: Core standards and why they matter“.  LSE, 2019

Texto original

En este artículo, Danielle Padula explica la importancia de una buena indexación de revistas y cómo las revistas que aplican estándares clave pueden aumentar el alcance y el impacto de sus publicaciones.

La forma en que se indexan las revistas en línea es esencial para poder buscarlas y encontrarlas. La inclusión en ciertos índices también está estrechamente vinculada a la evaluación de la calidad, ya que los organismos financiadores de la investigación a menudo exigen a sus investigadores que publiquen en los puntos de venta que figuran en determinados índices.

Si un artículo de investigación se publica sin ser añadido a ningún índice académico, ¿tiene algún impacto? Contrariamente al experimento de pensamiento – “Si un árbol cae en un bosque y no hay nadie alrededor para escucharlo, ¿hace ruido?” – hay una respuesta bastante definitiva a la pregunta anterior. Aparte de los impactos intangibles, es casi seguro que si no aparece en ningún índice  académico, el impacto de un artículo sea bastante limitado.

La indexación es vital para la reputación, el alcance y, en consecuencia, el impacto de los artículos de las revistas. Algunos informes publicados en los últimos años han encontrado que los índices académicos, como Google Scholar, PubMed, MathSciNet y el Directory of Open Access Journals son los principales puntos de partida de la investigación para la mayoría de los investigadores. Además, la mayoría de los académicos priorizan el envío de su investigación a revistas que se incluyen en los principales índices, ya que la indexación es un indicador de la calidad de las revistas.

Toda organización que publique revistas debe priorizar la indexación, para aumentar el alcance de sus artículos y atender mejor las necesidades de los investigadores. Para que los editores de revistas logren el mayor impacto en la indexación, es fundamental cumplir tanto con los estándares básicos de publicación como con los más altos estándares técnicos de indexación.

Normas básicas de indización

Todos los índices académicos requieren que las revistas sigan ciertos estándares básicos de publicación. Para cumplir con los requisitos básicos de indexación, las revistas deben tener:

  • Un número de publicación seriada normalizado internacional (ISSN)
  • Un Identificador de Objeto Digital (DOI)
  • Un programa de publicación establecido
  • Una política de derechos de autor
  • Metadatos básicos a nivel de artículo

A partir de ahí, los índices tendrán diferentes requisitos de inclusión, tales como:

  • Alcance de la publicación: Muchos índices sólo aceptan revistas que publican dentro de áreas temáticas particulares. Por ejemplo, MEDLINE y PubMed Central sólo indexan revistas en biomedicina y ciencias de la vida.
  • Consejo editorial y políticas: A menudo los índices requieren los nombres completos y las afiliaciones de los editores de la revista, así como información sobre las políticas editoriales de la revista, tales como una política de revisión por pares disponible al público y una declaración de ética en la publicación.
  • Nivel de profesionalización editorial: Algunos índices se centran en la profesionalización de la publicación, incluida la legibilidad de los artículos y la calidad de la producción.
  • Política de archivo: Algunos índices exigen que las revistas muestren que sus artículos están siendo archivados por un servicio de preservación digital a largo plazo.

 

Puede encontrar un desglose completo de los estándares de publicación de los índices académicos en el eBook de Scholastica How to publish low-cost, high-quality open access journals online. Las normas de publicación garantizan la uniformidad y la reputación de los índices. En consecuencia, los índices con estándares más altos tienden a ser más confiables para los académicos, lo que mejora la reputación y el alcance de las revistas que los componen.

Algunos ejemplos de los principales índices generales incluyen:

  • Academic Search (EBSCO)
  • Directory of Open Access Journals (DOAJ)
  • JSTOR
  • SciELO
  • Web of Science

 

Alcanzar el máximo potencial de indexación: Por qué las normas técnicas son fundamentales

Una vez que las revistas cumplan con las normas básicas de publicación, como las descritas anteriormente, serán elegibles para los índices relevantes. Pero, para obtener el máximo valor de la indexación, las revistas también deben cumplir con los estándares técnicos más altos.

Existen dos modelos principales para la forma en que los índices recopilan y procesan la información:

  • Web crawlers: Algunos índices, como Google Scholar, indexan artículos de revistas por sí mismos a través de rastreadores web, que son programas de Internet automatizados que “rastrean” sitios web para recopilar información. Para que los rastreadores puedan identificar fácilmente nuevos contenidos, los editores deben aplicar metadatos a los artículos y mantener una estructura de sitio web que cumpla con los requisitos del índice.
  • Depósitos de metadatos/contenido: Muchos índices no tienen rastreadores web y en su lugar requieren que se les envíe información en formatos legibles por máquinas. En este caso, los archivos de metadatos legibles por máquina (a menudo XML) deben depositarse en el índice para que el índice pueda procesar la información del artículo y saber qué devolver en los resultados de búsqueda.

 

Aunque los índices de las arañas web hacen la mayor parte del trabajo para las revistas, hay pasos que los editores deben seguir para asegurar que los artículos puedan ser rastreados. Por ejemplo, para un motor de búsqueda académico como Google Scholar, los pasos técnicos incluyen:

  • Comprobación de los archivos HTML y PDF para asegurarse de que el texto es buscable
  • Configuración de sitios web de revistas para exportar datos bibliográficos en meta tags HTML
  • Asegurarse de que los robots puedan rastrear los sitios web de la revista.

 

Es importante señalar que la mayoría de los índices académicos no tienen rastreadores web y en su lugar requieren que se les envíen metadatos legibles por máquina. Aunque algunos índices tienen formularios para realizar depósitos manuales de metadatos, el depósito directo de archivos de metadatos legibles por máquinas en índices es el estándar técnico más alto y produce los mejores resultados.

Los archivos de metadatos legibles por máquina son más ricos, más uniformes y menos propensos a las inexactitudes en comparación con los metadatos introducidos manualmente. También tienen potencial de minería de datos (o potencial de minería de texto y datos si son archivos de texto completo). Los artículos que permiten la minería de texto y datos pueden ser procesados por scripts en línea y herramientas de aprendizaje automático para analizar la información de los artículos con fines tales como el análisis de lenguaje o citas. Por ejemplo, Scite, un nuevo proveedor de software, está utilizando el aprendizaje automático para escanear citas de artículos para comprobar si los documentos han sido apoyados o denostados.

El estándar de indexación técnica para revistas académicas es XML, o lenguaje de marcado extensible, en formato JATS, que significa Journal Article Tag Suite. Mientras que XML es un lenguaje, JATS es un tipo de sintaxis. Es una forma específica de formatear archivos XML desarrollados por la Organización Nacional de Normas de Información (NISO). El JATS es preferido o requerido por muchos índices académicos, incluyendo todos los índices y motores de búsqueda de la Biblioteca Nacional de Medicina (por ejemplo, PubMed, PubMed Central y MEDLINE). cOAlition S también recomienda encarecidamente que los artículos se formateen en JATS XML en sus directrices de implementación actualizadas de Plan S.

La producción de XML en formato JATS está en el lado más técnico, pero el software puede automatizar gran parte del proceso. El software también se puede utilizar para generar archivos XML de texto completo y evitar pasos como tener que añadir y comprobar manualmente datos de copyright o metadatos de citas, ahorrando tiempo y costes.

Las revistas deben producir al menos archivos XML frontales para todos los artículos con metadatos básicos como el título del artículo, el editor y el DOI. Sin embargo, como se ha señalado, los archivos XML JATS de texto completo son mejores para la minería de texto y datos. También son requeridos por algunos índices como PubMed Central. Los archivos XML JATS de texto completo incluyen todos los metadatos mencionados, así como el texto completo del artículo.

Obtienes lo que aportas

La inclusión de artículos de revistas en índices relevantes puede mejorar enormemente su reputación y alcance, proporcionando un mayor potencial de impacto para las revistas y los académicos que publican en ellas. La inclusión en los principales índices es un indicador de la calidad de las revistas para los académicos y sus instituciones, y los índices son uno de los principales puntos de venta que los académicos utilizan para encontrar artículos, sirviendo como poderosos puntos de descubrimientos. Sin embargo, los beneficios potenciales de los índices dependen de la calidad de los metadatos legibles por máquina y de los archivos de artículos que las revistas ponen en ellos. Para que los editores y autores de revistas obtengan el mayor impacto de la indexación, es fundamental que las revistas tomen medidas para cumplir con los estándares técnicos y de publicación más elevados.