¿Cuál es la dieta informativa más saludable? Un estudio revela que leer, ver y respirar noticias todo el día puede dejarnos menos informados

What’s the healthiest news diet? Probably traditional media, but don’t gorge yourself: Too much can leave you less informed. Nieman Lab. By Joshua Benton May 17, 2021

Texto completo

Un nuevo estudio publicado en The International Journal of Press/Politics, en el que se analiza el uso de las noticias en 17 países europeos, concluye que los viejos medios de comunicación tradicionales son probablemente los mejores para el coeficiente de inteligencia política, incluidos los medios públicos de alta calidad, si se pueden encontrar. Un régimen vigoroso de noticias en línea también puede ser bueno para el conocimiento, en su mayoría. Pero, irónicamente, atiborrarse de todas las noticias que puedas encontrar puede dejarte menos informado que alguien más selectivo.


Castro L, Strömbäck J, Esser F, et al. Navigating High-choice European Political Information Environments: A Comparative Analysis of News User Profiles and Political KnowledgeThe International Journal of Press/Politics. May 2021. doi:10.1177/19401612211012572

¿Cuál es la dieta informativa más saludable? Probablemente los medios tradicionales, pero no te atiborres: Demasiado puede dejarle menos informado.

«Nuestros resultados muestran que pueden identificarse cinco perfiles de usuarios -minimalistas de noticias, usuarios de noticias de medios sociales, tradicionalistas, buscadores de noticias en línea e hiperconsumidores de noticias-, aunque la prevalencia de estos perfiles varía según los países. Los resultados muestran además que tanto el consumo de noticias tradicionales como el de noticias en línea están correlacionados con un mayor conocimiento político. Sin embargo, el uso de noticias en línea está más extendido en el sur de Europa, donde se asocia con niveles más bajos de conocimiento político que en el norte de Europa.»

Los minimalistas de las noticias: 17%. «Aquellos que rara vez consumen noticias y utilizan muy pocos medios o plataformas, si es que utilizan alguno… también son los menos interesados políticamente, no perciben que estarán bien informados independientemente de que sigan activamente las noticias… y son mayores y ligeramente más educados que el usuario medio de noticias».

Usuarios de noticias en medios sociales: 22%. Se «informan principalmente a través de los medios sociales y consumen poca información más allá de eso… niveles ligeramente más altos de visualización de noticias inadvertidas que los minimalistas… están frecuentemente expuestos a las noticias a través de plataformas sociales como Facebook, Twitter o Instagram». Tienden a pensar que las noticias importantes les encontrarán sin que se esfuercen en buscarlas, y tienen bajos niveles de confianza en los medios. «Son además los menos educados e interesados políticamente» de la muestra.

Tradicionalistas: 19%. Son personas «que prefieren las fuentes de noticias tradicionales y orientadas al servicio público. Ven más la televisión que los dos perfiles anteriores (apoyados también por niveles más altos de exposición a programas televisivos de infoentretenimiento) y utilizan los periódicos y la radio tradicionales. Además, son los de mayor edad y mejor formación, se interesan por la política, confían en los medios de comunicación y apenas sienten que las «noticias les van a encontrar». Son, en su mayoría, hombres».

Buscadores de noticias online: 32%. Están «expuestos a menudo a las noticias y tienden a utilizar activamente varios medios de comunicación y plataformas en línea (aunque también puntúan alto en el uso de noticias tradicionales) y son generalmente mujeres». Utilizan más medios de comunicación en más tipos de medios diferentes que los tres primeros grupos, pero también son «más propensos a buscar perspectivas afines en la información política». A pesar de todas las noticias que consumen, son los más escépticos y desconfiados de las marcas de los medios de comunicación de masas de todos estos grupos; también son «más propensos a utilizar medios alternativos y fuentes no periodísticas» que los grupos mencionados anteriormente.

Hiperconsumidores de noticias: 10%. (Advertencia, lector de Nieman Lab: este puede ser usted.) Los hiperconsumidores de noticias consumen todo tipo de noticias de todo tipo de medios y plataformas, todo el maldito tiempo. Tienen el mayor interés en la política, los niveles más altos de educación y la mayor confianza en los medios de comunicación. Declaran haber recurrido a seis o más medios de comunicación y a más de tres plataformas sociales para mantenerse al día en los últimos 30 días.

Los investigadores también buscaron variaciones entre países. Las mayores economías del norte de Europa -Alemania, Francia, Reino Unido y Holanda- tienden a tener un alto porcentaje de «minimalistas de las noticias». (Los investigadores lo relacionan con el mayor nivel de integración internacional de estos países): «Los minimalistas de las noticias son más frecuentes en las sociedades globalizadas y heterogéneas que presentan un elevado movimiento de personas a través de la movilidad laboral, la migración y el cosmopolitismo»). Pero en gran parte del sur de Europa (España, Italia, Grecia), los minimalistas son mínimos.

Mientras tanto, los habitantes de esos países del sur son mucho más propensos a buscar noticias online o a ser hiperconsumidores de noticias que sus vecinos más ricos del norte. (¿Por qué? Los medios de comunicación online son más baratos, y sus medios de comunicación establecidos son menos fiables). Los países más ricos también tienden a tener una mayor dependencia de las emisoras públicas, que suelen estar financiadas a un nivel más alto que en otros lugares.

Todo eso es interesante, pero ¿qué tipo de dieta informativa lleva realmente a la gente a saber más sobre la situación política en la que vive?

Además de todas esas preguntas sobre los patrones de consumo, a los encuestados también se les planteó un banco de preguntas de opción múltiple sobre conocimientos políticos para comprobar su grado de información. (Algunas preguntas eran las mismas para todos países, y otras eran específicas para cada país). Las preguntas incluían: ¿Quién es Greta Thunberg? ¿Quién es el nuevo líder de la Comisión Europea? ¿Quién es el actual Ministro de Asuntos Exteriores de su país? ¿Qué porcentaje de personas que viven en su país han nacido fuera de él?

…un hallazgo clave es que sólo dos perfiles de usuarios (los tradicionalistas y los buscadores de noticias en línea) están correlacionados positiva y consistentemente con el conocimiento político en comparación con el resto de los perfiles de usuarios…
Más concretamente, los resultados muestran que aquellos que tienen un consumo de noticias en línea más selectiva y rica (buscadores de noticias en línea) son más dados a tener niveles más altos de conocimiento sobre la vigilancia en comparación con todos los grupos de usuarios de noticias, con la excepción de los que utilizan los medios tradicionales y públicos, que están comparativamente mejor informados que el resto.

Llamativamente, el perfil de hiperconsumidor de noticias muestra asociaciones no significativas con el conocimiento político o (cuando se compara con los buscadores de noticias tradicionales y en línea) incluso correlaciones negativas. Se anticipa que la explicación más plausible de esto se deriva de la sobrecarga de información, como se discute más extensamente en la sección final del trabajo.

Así pues: Las personas que dependen en gran medida de los medios de comunicación tradicionales y públicos responden correctamente a más preguntas sobre política que el resto. Las personas que buscan muchas noticias en Internet también se sitúan por encima de la media.

Por lo tanto, consumir noticias de una gama más amplia de medios, canales, programas y plataformas de noticias no hace necesariamente que la ciudadanía esté más informada, e incluso puede llevar a lo contrario. Como muestran nuestros análisis, los encuestados incluidos en el perfil de hiperconsumidores de noticias tienen menos conocimientos políticos que el usuario medio de noticias. En línea con investigaciones anteriores, esto puede deberse a la sobrecarga de información y a la tendencia a consumir noticias en lugar de leerlas.

La avalancha de información y el flujo constante de noticias a las que la gente está expuesta actualmente (sobre todo en las redes sociales) hace que sea plausible que los individuos que utilizan una multitud de fuentes encuentren cada vez más difícil recuperar y procesar la información de sus medios disponibles. De hecho, en comparación con los demás perfiles informativos, los hiperconsumidores de noticias utilizan un mayor número de medios de comunicación online y plataformas sociales para informarse.

Análisis de los preprints en los repositorios institucionales y generalistas

Kathleen Shearer, Jessica Polka. Delving deeper into preprints in institutional and generalist repositories. COAR, 2022

Texto completo

A finales del verano de 2021, el COAR y ASAPbio llevaron a cabo una encuesta entre los repositorios institucionales y generalistas (IR) para conocer sus prácticas y planes en relación con la recogida de preprints. Los resultados preliminares revelaron que aproximadamente dos tercios de los repositorios que respondieron albergan actualmente preprints.

116 repositorios institucionales y generalistas de 35 países respondieron a la encuesta, incluyendo una representación particularmente fuerte de Brasil, el Reino Unido (UK) y los Estados Unidos (US). Con más de 3.000 repositorios institucionales y generalistas de todo el mundo, los encuestados representan una muestra muy pequeña y, por tanto, los resultados no deben generalizarse. De las 116 respuestas que se analizaron, el 61% (71) de los encuestados declararon albergar actualmente preprints.

Varios repositorios (12) indicaron que no saben cuántos preprints tienen en sus colecciones. Esto se debe probablemente a que no distinguen entre preprints y otras versiones de artículos en sus registros de metadatos.

En el caso de los repositorios que sí etiquetan los preprints de forma única (53), el número medio de preprints en sus colecciones era de 704. En particular, este número es significativamente mayor que las colecciones de algunos servidores de preprints existentes. La mayoría de los encuestados que alojan preprints (68%) tampoco estaban seguros de si una parte de los preprints de sus colecciones estaban también alojados en un servidor de preprints.

Se preguntó a los encuestados si sus repositorios admiten algunas de las funcionalidades comunes que ofrecen los servicios de preprints dedicados. Entre los 71 repositorios que alojan preprints, la mayoría (62%) enlaza con la versión publicada. La asignación del DOI (40%) y el soporte para el versionado (32%) son también características comunes. Por otro lado, el cribado (16%), el enlace a revisiones externas por pares (10%), las herramientas de comentarios (7%) y los banners o avisos de responsabilidad que explican lo que es un preprint (5%) se admiten con menos frecuencia.

La comunidad de preprints ha estado desarrollando buenas prácticas que responden a los desafíos únicos asociados con la gestión de preprints, tales como la identificación de las versiones de preprints, la vinculación con las versiones de revistas, y el etiquetado transparente de estos objetos para aclarar su estado de revisión por pares a una amplia gama de lectores. En el ámbito biomédico, los criterios de indexación de preprints de Europe PMC y NCBI definen características importantes que afectan a la visibilidad de los preprints en estas bases de datos, y como tales pueden influir en las decisiones de los servidores de preprints en estas disciplinas. Todavía no está claro cómo se puede dar soporte a los requisitos únicos de gestión de preprints en repositorios con un mandato más amplio y con acceso a diversos tipos de recursos. Sin embargo, a medida que se generaliza la compartición de preprints, está claro que estos repositorios generalistas tienen un papel que desempeñar en el apoyo a la compartición abierta y temprana de los manuscritos de investigación, especialmente en los casos en que los investigadores prefieren publicar sus preprints en una infraestructura local o nacional o en los que las instituciones buscan archivar una colección más completa de productos académicos.

Para ayudar a la comunidad a apoyar mejor la compartición de preprints, COAR y ASAPbio convocarán conjuntamente un grupo de trabajo para entender mejor los retos de los repositorios, desarrollar recomendaciones de buenas prácticas y definir una estrategia para avanzar en la recogida de preprints en repositorios institucionales y generalistas.

Protocolos, recomendaciones y guías para la reapertura de Bibliotecas en pandemia

Monfasani, R.E., Borrajo, C.S. Protocolos, recomendaciones y guías para la reapertura de Bibliotecas en pandemia. Buenos Aires, Reciaria, 2022

Texto completo

Durante la pandemia Reciaria creó y desarrolló una serie de secciones para colaborar con las redes y la comunidad bibliotecaria. Pensando en la reapertura de las bibliotecas, unidades de información, archivos, museos, y otras comunidades bibliotecarias, fue necesario adaptarnos a nuevas y estrictas situaciones de funcionamiento que requirieron repensar la forma de trabajar.

Reciaria decidió reunir algunas herramientas como los protocolos, recomendaciones y guías de actuación sobre Covid-19 de organismos internacionales, gobiernos nacionales, provinciales y municipales, y los referidos a las propias bibliotecas. En ellos se hace referencia a la preparación de las instalaciones, de los recursos, de los servicios, de los cuidados del personal y de los usuarios.

Debido a las constantes modificaciones que se han ido produciendo en estos dos largos años de pandemia, Reciaria consideró que era pertinente dar un cierre a esta sección convirtiéndola en una compilación con formato de e-book, para que sirva de material de consulta a la comunidad bibliotecaria. Para ello se realizó una revisión de los enlaces verificando su actualidad, modificación o baja, también se destacaron aquellos que son de actualización permanente.ibliotecas en pandemia. Buenos Aires, Reciaria.

Centro Documental de la Memoria Histórica

Centro Documental de la Memoria Histórica. Madrid: Ministerio de Cultura y Deporte. Dirección General de Bellas Artes, 2021

Texto completo

El Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH) es la última fase en la evolución institucional de una serie de organismos que iniciaron su actividad durante la guerra civil (1936-1939). El objetivo de aquellos organismos era confiscar los documentos, libros y otros tipos de objetos a las instituciones y personas afines a la II República, proclamada el 14 de abril de 1931. Se está, por tanto, ante algo más de 80 años de una intensa trayectoria.

Una de las funciones que tiene encomendadas el CDMH en la actualidad es la de recuperar, reunir y organizar los fondos documentales originales, así como los fondos bibliográficos, hemerográficos y fuentes secundarias que puedan resultar de interés para el estudio de la guerra civil, la dictadura franquista, la resistencia antifranquista, el exilio, la deportación de los españoles a los campos de concentración nazis y la transición a la democracia.

Durante la dictadura franquista, que se prolongó desde el final de la guerra civil hasta 1975, los documentos incautados fueron utilizados con fines de carácter represivo. Con la llegada de la democracia, lo que hasta entonces habían sido los Servicios Documentales se transformaron en la Sección Guerra Civil, dependiente del Archivo Histórico Nacional. Sus fondos se pusieron al servicio de la investigación y, con este mismo fin, se ampliaron mediante transferencias, compras y donaciones, para convertirse en un centro de referencia para el estudio de un periodo fundamental dentro de la historia de España.

Tales fondos también han sido y siguen siendo un instrumento fundamental para llevar a cabo la reparación de las víctimas de la guerra civil y de la dictadura franquista.

Hoy en día, para llevar a cabo los fines que tiene encomendados, el CDMH ha ampliado sus instalaciones y acrecentado el patrimonio documental, bibliográfico y museográfico que había heredado. El fin último es poner a disposición de las víctimas, los ciudadanos e investigadores este patrimonio, así como llevar a cabo una función de carácter pedagógico en el seno de la sociedad.

Quintas Jornadas sobre Bibliotecas de Museos: bibliotecas de museos, un espacio común

Quintas Jornadas sobre Bibliotecas de Museos: bibliotecas de museos, un espacio común. Ministerio de Cultura y Deporte. Dirección General de Bellas Artes, 2021

Texto completo

Las V Jornadas de la Red de Bibliotecas de Museos (BIMUS) se celebraron en noviembre de 2019, en el Museo de América, bajo el título «Bibliotecas de museos, un espacio común». Estas permitieron reunir a alrededor de ciento veinte profesionales, estudiantes e interesados en las bibliotecas de museos para reflexionar en torno a ellas.

El objetivo de las Jornadas era plantear un marco para el debate sobre dos grandes ejes temáticos. En primer lugar, el tratamiento y la gestión de las colecciones especiales en las bibliotecas de museos. Y en segundo lugar, el uso y la accesibilidad del patrimonio bibliográfico en ellas, incidiendo especialmente en el papel que desempeñan dentro de la comunidad. Además de un interesante debate en torno a las líneas propuestas, estas V Jornadas supusieron la conmemoración de los diez años de existencia de la Red BIMUS, que nació en 2009, y cuyo desarrollo ha proporcionado importantes mejoras para las bibliotecas que la conforman.

Leer, imaginar, actuar. II Catálogo Cerlalc-IBBY de libros infantiles para el desarrollo sostenible

«Leer, imaginar, actuar. II Catálogo Cerlalc-IBBY de libros infantiles para el desarrollo sostenible». Cerlalc, 2021

Texto completo

El catálogo recoge un listado de 72 libros infantiles publicados en los últimos diez años en la región, relacionados en su temática o contenido con los ODS 3 – Salud y Bienestar, y 4 – Educación de calidad. La selección, dirigida por la Gerencia de Lectura, Escritura y Bibliotecas del Cerlalc en coordinación con la Presidencia de IBBY LAC, estuvo a cargo de 151 secciones nacionales de IBBY en los países de América Latina y el Caribe, y da cuenta de la enorme diversidad y riqueza de la oferta editorial para el público infantil en la región, cuya calidad y nivel de desarrollo la consolidan hoy como uno de los segmentos más importantes del sector.

Documentalidad: evidencia, ontología e inscripción.

Day, Ronald. Documentarity: Evidence, Ontology, and Inscription. MIT Press. Book, 2019. https://doi.org/10.7551/mitp

Texto completo

En este libro, Ronald Day ofrece un relato histórico-conceptual de cómo algo se hace evidente. Cruzando la ontología filosófica con la ontología documental, Day investiga los diferentes géneros, tecnologías, modos de inscripción y poderes innatos de expresión por los que algo se hace presente y se hace evidente. Llama a esta filosofía de la evidencia documentaridad, y es a través de esta lente teórica que examina la evidencia documental (y la documentación) dentro de la tradición de la filosofía occidental, entendida en gran medida como representacional en su epistemología, ontología, estética y política.

Monografías abiertas: MIT publica un informe sobre el desarrollo del modelo «Direct to Open» (D2O)

MonOpen Monogra Crow, Raym. “MIT Press Open Monograph Model (Direct to Open).” Chain Bridge Group and the MIT Press. Last modified 20 December 2021.

Texto completo

Hace tiempo que se reconoce que los modelos de mercado convencionales no ofrecen una base económica viable para la publicación de monografías académicas especializadas. El informe examina el contexto para el diseño del marco y explica la lógica detrás del diseño del modelo.

«Direct to Open es una alternativa muy necesaria a los modelos de negocio tradicionales basados en el mercado para los títulos académicos», dijo Amy Brand, directora y editora de MIT Press. Estamos encantados de compartir este informe para que las bibliotecas y las editoriales académicas sin ánimo de lucro puedan beneficiarse de las conclusiones y el marco que hemos desarrollado».

El diseño del modelo debe proporcionar unos ingresos suficientes y estables, a la vez que ser equitativo para los autores, los lectores, las bibliotecas y otras partes interesadas. Para acelerar la aceptación en el mercado, la oferta de monografías en abierto aprovecha los canales de distribución existentes de Press y los procesos de adquisición de las bibliotecas.

Al mismo tiempo, D2O se está introduciendo en un mercado de bibliotecas que está experimentando una importante reducción presupuestaria que dificulta la incorporación de nuevos compromisos seriados y que cada vez da menos prioridad a las compras de monografías. Este entorno plantea importantes retos para los modelos de venta existentes, y los enfoques abiertos innovadores se enfrentan a obstáculos aún mayores para su comprensión y aceptación. En este contexto, el éxito de D2O y otros modelos de monografías abiertas dependerá en gran medida de que las bibliotecas académicas actúen con un interés propio ilustrado para buscar enfoques de apoyo colectivo que ofrezcan alternativas viables a los modelos de mercado convencionales.

Investigado y redactado por Raym Crow, socio director del Chain Bridge Group, el informe describe los criterios de éxito y los objetivos estratégicos que impulsaron el diseño de D2O. Explora la lógica económica y las cuestiones organizativas que afectan a la financiación de los recursos abiertos. A continuación, el informe describe un modelo prototipo de D2O que responde a los requisitos de diseño específicos. Concluye con una consideración de D2O en el contexto de otros modelos de monografía abierta.

El acceso abierto a las publicaciones de investigación en las universidades europeas

A Closer Look at Open Access to Research Publications in European Universities”. European University Association, 2022

Texto completo

Este informe presenta específicamente las conclusiones sobre el acceso abierto de la Open Science Survey 2020-2021 de la EUA.

¿Cómo supervisan las universidades las actividades de acceso abierto? ¿Cómo se están preparando las universidades para la aplicación del Plan S, que se aplicará a todos los beneficiarios de la financiación de Horizon Europe? ¿Qué medidas importantes han tomado recientemente las universidades para impulsar la aplicación del acceso abierto?

Este seguimiento de la Encuesta 2020-21 EUA Open Science Survey 2020-21 aborda estas y otras preguntas, proporcionando una mayor comprensión de las experiencias de las universidades en materia de acceso abierto.

Forma parte de una serie de tres informes de seguimiento del informe principal de la Open Science Survey de la EUA 2020-2021, que examinan en mayor profundidad la Ciencia Abierta en la evaluación académica y los datos de investigación. El tercer informe (que se publicará en 2022) examinará más detenidamente el tema de los datos de investigación

La Oficina de Derechos de Autor de EE.UU. permite el acceso a los libros electrónicos a las personas con discapacidad, pero las licencias pueden seguir restringiendo el acceso

US Copyright Office Allows Access to E-books for People with Disabilities, but Licenses May Still Restrict Access
ARL by Katherine Klosek | January 18, 2022

Texto completo

Las bibliotecas de investigación se han comprometido a hacer que los recursos de información sean lo más ampliamente accesibles posible, independientemente de las capacidades o discapacidades de los usuarios, pero la legislación sobre derechos de autor ha desempeñado un papel en la prohibición del intercambio internacional de libros y otros materiales accesibles.

Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), menos del 10% de las publicaciones están disponibles en formatos accesibles, a pesar de que más de 250 millones de personas tienen discapacidades visuales. La mayoría de los libros publicados en el extranjero en idiomas distintos del inglés no están disponibles en los Estados Unidos en formatos accesibles. Las restricciones de los derechos de autor han agravado ese problema de acceso mediante la prohibición de crear y distribuir obras accesibles, lo que crea barreras adicionales para que las personas con discapacidades puedan participar plenamente en las clases o en la investigación académica, o simplemente leer por ocio.

A pesar de la promesa global del Tratado de Marrakech y de la legislación de aplicación en EE.UU., las personas ciegas no siempre pueden acceder a las obras literarias electrónicas que desean o necesitan. La mayoría de los editores utilizan medidas tecnológicas de protección (TPM), o bloqueos digitales, para impedir que los usuarios accedan al contenido sin utilizar los lectores electrónicos designados por el editor. En ésta y otras normas anteriores, el registro de derechos de autor de EE.UU. ha señalado el importante papel que desempeñan los libros electrónicos en la mejora de la accesibilidad para las personas ciegas, con discapacidad visual o con problemas de impresión, al tiempo que ha reconocido que las medidas tecnológicas de protección interfieren con el uso de las tecnologías de asistencia. Los firmantes del Tratado de Marrakech están obligados explícitamente a garantizar que la protección legal de las TPM «no impida a las personas beneficiarias disfrutar de las limitaciones y excepciones previstas en el presente Tratado».

Desde 2020, un grupo de trabajo compuesto por miembros de la Asociación de Bibliotecas de Investigación (ARL) y de la Asociación Canadiense de Bibliotecas de Investigación (CARL) ha trabajado para aplicar el Tratado de Marrakech, creando un proyecto piloto para que los usuarios puedan solicitar y tomar prestados libros dentro de los Estados Unidos y Canadá, y a través de las fronteras. El proyecto piloto también informará sobre la forma en que las bibliotecas miembros de EE.UU. y Canadá -que poseen colectivamente millones de libros impresos y electrónicos- aplicarán el tratado. En Canadá, el grupo de trabajo está trabajando con las entidades autorizadas para entender cómo se aplicará la legislación y qué se requiere para el préstamo internacional. En EE.UU., la ARL tratará de garantizar que las licencias de contenidos electrónicos no renuncien a derechos como el uso justo, y no exijan al usuario que solicite permiso a un titular de derechos para usos que sean justos.