Archivo de la categoría: Informes

El impacto del COVID-19: la digitalización como bien común

Andrés Ortega Klein. El impacto del COVID-19: la digitalización como bien común. Documento de trabajo 1/2021 – 12 de enero de 2021 – Real Instituto Elcano

Texto completo

La pandemia ha puesto de relieve la importancia de la digitalización y la conectividad para mantener la vida personal, social y profesional de todas las poblaciones y de la vida económica. También ha supuesto una aceleración de la digitalización, que va a reforzarse en los próximos meses y años. Dentro de la necesidad de una renovación del contrato social, ésta se debería considerar como un bien común, público o colectivo (en su sentido económico, no jurídico) que ayudara a colmar las diversas brechas (territoriales, sociales, de género, empresariales, etc.) que se han agrandado con el COVID-19 en las sociedades y entre las sociedades. La digitalización, un fenómeno comparable al de la electricidad en su día que puede facilitar el cumplimiento de varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) , debería entrar a integrarse con más fuerzas en las políticas de cooperación al desarrollo. Se examinan aquí diversas propuestas desde España, la UE y la ONU, entre otras.

Informe sobre tecnología e innovación 2021

The Technology and Innovation Report 2021. Catching technological waves. Innovation with equity. UNCTAD, Naciones Unidas, 2021

Texto completo

Resumen largo en español


El Informe sobre Tecnología e Innovación 2021 examina de forma crítica la posibilidad de que tecnologías de vanguardia como la IA, la robótica y la edición de genes amplíen las desigualdades existentes y creen otras nuevas. Las tecnologías de vanguardia son esenciales para el desarrollo sostenible, pero también podrían acentuar las desigualdades iniciales. Corresponde a los responsables políticos reducir este riesgo y hacer que las tecnologías de frontera contribuyan a aumentar la igualdad. Los países en desarrollo de renta baja y media y los países menos adelantados no pueden permitirse el lujo de perder la nueva ola de rápidos cambios tecnológicos.

El desarrollo humano se ha visto espoleado por los cambios tecnológicos. Pero también lo ha hecho la desigualdad. Las asombrosas desigualdades actuales comenzaron a aparecer con la revolución industrial. El ritmo del cambio tecnológico se está acelerando debido a la digitalización y a las tecnologías de frontera. Las nuevas tecnologías pueden tener graves inconvenientes si superan la capacidad de adaptación de una sociedad.

Cada racha de progreso se ha asociado a una mayor desigualdad entre países. Entre 1820 y 2002, la contribución de la desigualdad entre países a la desigualdad mundial aumentó del 28% al 85%. Los resultados de una generación han afectado a las oportunidades de la siguiente, dando lugar a la transmisión intergeneracional de las desigualdades.

¿Cuáles son las ciudades más seguras e inseguras del mundo? Seguridad y resiliencia urbanas en un mundo interconectado.

Safe Cities Index : Urban security and resilience in an interconnected world. The Economist, 2019

Texto completo

El Índice de Ciudades Seguras 2019 es un informe de The Economist Intelligence Unit, patrocinado por NEC Corporation. El informe se basa en la tercera iteración del índice, que clasifica 60 ciudades a través de 57 indicadores que abarcan la seguridad digital, la seguridad sanitaria, la seguridad de las infraestructuras y la seguridad personal. El índice fue ideado y construido por Vaibhav Sahgal y Divya Sharma Nag. El informe ha sido redactado por Paul Kiestra y editado por Naka Kondo y Chris Clague. Los resultados del índice se complementaron con una amplia investigación y entrevistas en profundidad con expertos en la materia.

La humanidad es una especie predominantemente urbana, con más del 56% de nosotros viviendo en ciudades. En 2050 lo hará el 68%, lo que refleja una velocidad de urbanización aún más rápida de lo previsto. Este proceso se está produciendo de forma más visible en los países en desarrollo, algunos de los cuales tienen dificultades para hacer frente a la magnitud del cambio. En efecto, los retos de la urbanización, si no se afrontan, pueden entrañar riesgos humanos y económicos considerables. Por otro lado, si se abordan de forma eficaz, el crecimiento de las ciudades puede convertirse en una parte esencial de la forma en que las economías emergentes encuentren la manera de alcanzar a las de los países más desarrollados y de que la humanidad en su conjunto cree formas de vida más sostenibles.

Así, la gestión urbana desempeñará un papel fundamental en la definición de la calidad de vida de la mayoría de los seres humanos en los próximos años. Un elemento clave para ello será la capacidad de las ciudades para proporcionar seguridad a sus residentes, empresas y visitantes.

Tokio vuelve a ocupar el primer puesto en la clasificación general, y las ciudades de Asia-Pacífico ocupan seis de los diez primeros puestos, pero la región geográfica no tiene una relación estadística con los resultados.

Otras ciudades entre las diez primeras son Singapur (2ª), Osaka (3ª), Sydney (5ª), Seúl (8ª empatada) y Melbourne (10ª). Dos ciudades europeas están en este grupo, Ámsterdam (4ª) y Copenhague (8ª empatada), mientras que dos de América lo completan, Toronto (6ª) y Washington, DC (7ª). Sin embargo, un examen más detallado de los correlatos importantes de la seguridad, que se analizan a continuación, reveló que la seguridad de las ciudades no está relacionada con la región global: Tokio, Singapur y Osaka están a la cabeza por sus puntos fuertes específicos, no porque estén en Asia.

Los resultados de los distintos pilares del índice demuestran la importancia de conseguir lo básico. León Tolstoi escribió: “Todas las familias felices son iguales: cada familia infeliz es infeliz a su manera”. Un examen de las cinco primeras ciudades en cada pilar -digital, salud, infraestructuras y seguridad personal- arroja un mensaje similar. En cada área, las ciudades más destacadas tienen lo básico, ya sea un acceso fácil a la asistencia sanitaria de alta calidad, equipos de ciberseguridad dedicados, patrullas policiales de base comunitaria o planes de continuidad de catástrofes.

Esta es la clasificación para septiembre de 2019 de las ciudades más seguras según The Economist. Los datos fueron tomados entre julio y septiembre de 2019

Para esta clasificación, se tuvieron en cuenta 4 categorías:

  • Seguridad digital.
  • Seguridad en salud.
  • Seguridad de infraestructura.
  • Seguridad personal.
RankingCiudadPaísPuntaje
1Bandera de Tokio TokioBandera de Japón Japón92.
2Bandera de Singapur Ciudad de SingapurBandera de Singapur Singapur91.5
3Bandera de Prefectura de Osaka OsakaBandera de Japón Japón90.9
4ÁmsterdamBandera de los Países Bajos Países Bajos88.0
5SydneyBandera de Australia Australia87.9
6TorontoBandera de Canadá Canadá87.8
7Washington DCBandera de Estados Unidos Estados Unidos87.6
8CopenhagenBandera de Dinamarca Dinamarca87.4
9SeúlBandera de Corea del Sur Corea del Sur87.4
10MelbourneBandera de Australia Australia87.3
11Bandera de la Ciudad de Chicago ChicagoBandera de Estados Unidos Estados Unidos86.7
12Flag of Stockholm.svg EstocolmoBandera de Suecia Suecia86.5
13San FranciscoBandera de Estados Unidos Estados Unidos85.9
14LondresBandera de Reino Unido Reino Unido85.7
15Bandera del Estado de Nueva York Nueva YorkBandera de Estados Unidos Estados Unidos85.5
16FrankfurtBandera de Alemania Alemania85.4
17Los AngelesBandera de Estados Unidos Estados Unidos85.2
18WellingtonBandera de Nueva Zelanda Nueva Zelanda84.5
19ZúrichBandera de Suiza Suiza84.5
20Hong KongBandera de Hong Kong Hong Kong83.7
21DallasBandera de Estados Unidos Estados Unidos83.1
22TaipéiBandera de Taiwán Taiwán82.5
23ParísBandera de Francia Francia82.5
24BruselasBandera de Bélgica Bélgica82.1
25MadridBandera de España España81.4
26BarcelonaBandera de España España81.1
27Abu DhabiBandera de Emiratos Árabes Unidos Emiratos Árabes Unidos79.5
28DubaiBandera de Emiratos Árabes Unidos Emiratos Árabes Unidos79.1
29MilanBandera de Italia Italia78.1
30RomaBandera de Italia Italia76.4
31BeijingBandera de República Popular China China70.5
32ShangháiBandera de República Popular China China70.2
33SantiagoBandera de Chile Chile69.8
34Buenos AiresBandera de Argentina Argentina69.7
35Kuala LumpurBandera de Malasia Malasia66.3
36EstambulBandera de Turquía Turquía66.1
37MoscúBandera de Rusia Rusia65.8
38KuwaitBandera de Kuwait Kuwait64.5
39RiyadhBandera de Arabia Saudita Arabia Saudita62.5
40Ciudad de MéxicoBandera de México México61.6
41Río de JaneiroBandera de Brasil Brasil60.9
42San PabloBandera de Brasil Brasil59.7
43ManilaBandera de Filipinas Filipinas59.2
44JohannesburgoBandera de Sudáfrica Sudáfrica58.6
45LimaBandera de Perú Perú58.2
46MumbaiBandera de India India58.2
47BangkokBandera de Tailandia Tailandia57.6
48Ho Chi MinhBandera de Vietnam Vietnam57.6

Cultura Maker: Un estudio sobre los makerspaces educativos

Youngmoo E. Kim, Kareem Edouard, Katelyn Alderfer. Brian K. Smith. Making Culture: A National Study of Education Makerspaces. ExCite Center, 2019

Texto completo

Making Culture es el primer análisis en profundidad de los makerspaces de educación en escuelas de Estados Unidos y fue creado como parte de la iniciativa de innovación en el aprendizaje del ExCITe Center. Este informe revela la importancia de los aspectos culturales de la creación (los intereses de los estudiantes, la relevancia del mundo real y la colaboración de la comunidad) que permiten el aprendizaje.

Los espacios para creadores y el “aprendizaje de creadores” han captado la atención de los líderes educativos y los defensores de la reforma educativa. Muchos profesores, directores, superintendentes y miembros del consejo de administración están desarrollando e invirtiendo en estos espacios y programas como vías potencialmente transformadoras para el aprendizaje de los estudiantes. El panorama de la literatura sobre los makerspaces consiste principalmente en libros de jugadas bien intencionados, explicaciones sobre tecnología y guías de cómo diseñar el makerspace. Sin embargo, el mayor impacto potencial de los makerspaces educativos no radica en el equipo o en los procedimientos de creación, sino en la cultura que permiten, alimentando y promoviendo el aprendizaje a través de la creación, la colaboración y la iniciativa individual (control, autonomía y elección). Este enfoque cultural ha estado muy ausente en otras investigaciones y publicaciones sobre la fabricación.

  • La cultura de un makerspace tiene un impacto directo en el aprendizaje de los estudiantes. Más que elegir equipos o proyectos específicos, los diseñadores de nuevos makerspaces deberían considerar primero el tipo de cultura de aprendizaje que pretenden crear para sus alumnos.
  • La participación en el espacio de creación puede tener un impacto positivo en una amplia variedad de estudiantes, incluidos los que aprenden inglés. Sin embargo, los directores de los centros educativos deben tener en cuenta la posibilidad de contratar a personas de forma inclusiva, tanto para los instructores como para los estudiantes.
  • Dentro de los makerspaces escolares, la organización de horas abiertas no estructuradas (fuera del horario de clase) fomenta una mayor exploración, la asunción de riesgos positivos y la colaboración con otros estudiantes.
  • Los estudiantes suelen utilizar las habilidades aprendidas en los makerspaces para mejorar otros aspectos de la escuela y la comunidad local, como las actividades del gobierno estudiantil, el mantenimiento de las aulas y las instalaciones deportivas.

Este estudio ofrece un examen detallado de las culturas de aprendizaje que están surgiendo en los makerspaces de todo Estados Unidos y ofrece recomendaciones para aquellos que buscan crear una cultura inclusiva, vibrante y colaborativa de aprendizaje a través de la creación. Es el resultado de un análisis lingüístico de entrevistas y observaciones detalladas de 30 lugares de todo el país, centradas en la participación formal de los estudiantes desde el jardín de infancia hasta la escuela secundaria, la mentalidad de aprendizaje y las conexiones con la comunidad en el contexto de los makerspaces educativos. La investigación destaca cómo los makerspaces fomentan una serie de resultados positivos en el aprendizaje de los estudiantes, pero también reflejan algunas de las brechas de inclusión comunes en los campos STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Making Culture es el resultado de una investigación de un año de duración en la que se visitaron 30 makerspaces de educación K-12 en el mapa de 12 regiones metropolitanas, mediante entrevistas en profundidad con estudiantes, instructores y directivos, junto con la observación y el estudio de cada espacio y sus programas.

Directrices de la IFLA para programas educativos profesionales en Bibliotecología Y Ciencias De La Información (LIS)

IFLA Guidelines For Professional Library And Information Science (LIS) Education Programmes”. The Hague: IFLA, 2021

Ver

El Grupo de Trabajo de Educación de IFLA Building Strong LIS  invita a la comunidad de bibliotecas y ciencias de la información (LIS) a proporcionar comentarios sobre el borrador de Directrices de la IFLA para programas profesionales de educación en bibliotecas y ciencias de la información (LIS), completando un formulario de comentarios Y / O asistiendo a un foro en línea. Las Directrices sirven como marco para los programas de educación de LIS y ayudan a las partes interesadas a planificar, desarrollar y evaluar la calidad de la educación de LIS e identificar las áreas de conocimiento que un profesional de LIS debería tener para practicar y continuar desarrollando. Ha sido creado para ser aplicable en cualquier nivel de educación superior. Complete el formulario de comentarios  en go.illinois.edu/LISEsurvey  antes del 31 de marzo de 2021

Informe anual del Inventario de datos abiertos (ODIN) 2020/21

ODIN Open Data Inventory 2020/21

Texto completo

Open Data Watch lanza el Informe Anual del Inventario de Datos Abiertos (ODIN) 2020/21 que evalúa la cobertura y la apertura de las estadísticas oficiales en 187 países. ODIN monitorea el progreso de los datos abiertos que son relevantes para el desarrollo económico, social y ambiental. 

El año 2020 fue un año desafiante para el mundo, ya que los países se enfrentaron a la pandemia de COVID-19. No obstante, y a pesar del impacto negativo de la pandemia en la capacidad de los productores de estadísticas, en 2020 se registró un gran avance en los datos abiertos. En el informe completo se presentan las historias de ocho países que han logrado mejoras sustanciales en la cobertura y apertura de sus sistemas estadísticos.

Sin embargo, el progreso no se distribuyó de manera uniforme. Los países de todas las regiones todavía luchan por publicar datos de género y muchos de los mismos países no pueden proporcionar datos desglosados ​​por sexo sobre la pandemia de COVID-19. Y los países de bajos ingresos continúan necesitando apoyo para el desarrollo de capacidades y recursos financieros adicionales para superar las barreras a la publicación de datos abiertos.

Los puntajes promedio de apertura han aumentado de manera constante desde 2016. Los puntajes de cobertura disminuyeron en 2017, en parte debido a cambios en la metodología ODIN, pero han ido aumentando desde entonces. Para los 187 países incluidos en el ODIN 2020/21, los cinco elementos de apertura aumentaron en un 30 por ciento desde 2016, mientras que los cinco elementos de cobertura aumentaron en un 18 por ciento. Debido a un cambio significativo en la cobertura de países, los puntajes de 2015 no se muestran en este ni en los gráficos y tablas posteriores

Informe Anual del sector de las TIC, los medios y los servicios audiovisuales 2020. España

Informe Anual del sector de las TIC, los medios y los servicios audiovisuales 2020. España. Madrid: ONTSI, 2021

Texto completo

El Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) ha elaborado la edición 2020 del informe anual del sector de las TIC, los medios y servicios audiovisuales. El informe muestra las principales características estructurales del sector, su desarrollo en 2019 y su evolución en los últimos 6 años. Para ello analiza diversos indicadores clave como el número de empresas que lo componen, la cifra de negocio y el empleo generado, así como las inversiones realizadas. Estos indicadores clave se complementan con otros de carácter económico como el valor añadido que genera el sector, el comercio exterior, la inversión extranjera directa en el sector y la inversión realizada por empresas españolas del sector en el extranjero.

El sector TIC de España ha experimentado durante 2019 un comportamiento positivo en todos los indicadores que se tienen en cuenta en este informe: número de empresas, cifra de negocio, personal ocupado, inversión realizada y Valor Añadido Bruto generado.

El número de empresas del sector TIC ha crecido en 2019 de forma similar al año anterior (+3,4%), llegando a las 25.905 empresas. Las empresas del sector dedicadas a la prestación de servicios TIC son las que tienen mayor peso (96,5%) y su aumento (+3,4%) se refleja en el crecimiento global del sector. Las empresas de todas las ramas dentro de la prestación de servicios (actividades informáticas, comercio y telecomunicaciones) han aumentado en número. Las empresas de fabricación TIC han aumentado en menor medida (+1,8%).

La cifra de negocio del sector TIC creció en 2019 un 3,9% hasta los 95.473 millones de euros. De este modo, continúa la tendencia de crecimiento de los últimos años. La mayoría de la facturación corresponde a los servicios TIC (95,8%), que han experimentado un aumento del 4,1%, mientras que la facturación de la fabricación TIC, con un peso del 4,2%, se ha ralentizado notablemente, creciendo un 0,6%.

El empleo en el sector TIC creció en 2019 un 5,5%, lo que permite continuar la tendencia positiva que marca el periodo 2014-2019. En concreto, el sector emplea a 446.881 personas. El empleo en las actividades informáticas, la rama del sector que emplea a un mayor número de trabajadores, ha experimentado un crecimiento del 7,7%. La nota negativa es el descenso, por cuarto año consecutivo, del empleo en las telecomunicaciones ( 1,4%).

La inversión del sector TIC y de los Contenidos crece en 2019 un 10,3%, recuperándose así de la caída sufrida en 2018. La inversión en la rama de actividades informáticas vuelve a caer (-1,1%). En el subsector del comercio al por mayor TIC, la inversión se incrementó un 75,5%. En el de telecomunicaciones creció un 8,7%.


El Valor Añadido Bruto del sector TIC en 2019 registró un valor de 40.211 millones de euros, tras un crecimiento del 2,7%. Las actividades informáticas y las telecomunicaciones son los subsectores que más aportan a esta cifra, cuyo peso global sobre el PIB nacional es del 3,23%.

El sector de las TIC, los medios y servicios audiovisuales

En 2019, el número de empresas del sector TIC, los medios y los servicios audiovisuales continúa creciendo en 2019 (2,2%), pero reduce el ritmo respecto a los últimos años. En total, el sector está formado por 35.884 empresas. En concreto, el número de empresas del sector TIC ha crecido un 3,4%, mientras que las del sector de los Medios y los servicios audiovisuales se han reducido un 0,6%.

Del mismo modo que el número de empresas, la cifra de negocio del sector TIC, los medios y los servicios audiovisuales mantiene la tendencia de crecimiento en 2019, con un aumento del 4,7% hasta los 120.566 millones de euros. La facturación del sector de los Medios y los servicios audiovisuales crece un 7,9%, doblando el incremento del sector TIC (+3,9%).

El empleo en el sector TIC, los medios y los servicios audiovisuales también aumenta en 2019 (+4,6%), aunque a menor velocidad que en el año anterior (+7,3%). El personal ocupado en el sector se sitúa en las 557.504 personas. De este modo continúa la tendencia positiva de los últimos años.

En línea con los demás indicadores, la inversión en el sector TIC, los medios y los servicios audiovisuales de España crece en 2019 un 7,2% hasta los 18.429 millones de euros. De este modo, retoma la senda del crecimiento tras una caída del 8,1% en 2018.

El Valor Añadido Bruto a precios de mercado del sector de la Informaciones y Comunicaciones  en 2019 es de 42.480 millones de euros tras un incremento del 2,7%. A pesar de la ralentización del crecimiento respecto a 2018 (+5,2%), este indicador mantiene la tendencia de positiva experimentada en los últimos años. El peso respecto al PIB del país es del 3,41%.

El Valor Añadido Bruto a precios de mercado del sector TIC, los medios y los servicios audiovisuales alcanza en 2019 un valor de 48.295 millones de euros al crecer también un 2,7%. Su peso sobre el PIB nacional es del 3,88%.

Informe Anual del sector de los Contenidos Digitales en España 2020

Informe Anual del sector de los Contenidos Digitales en España 2020. Madrid: ONTSI, 2021

Texto completo

El Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) ha elaborado la edición 2020 del informa anual del sector de los Contenidos Digitales en España. La relevancia del sector se ha hecho notar, más si cabe, durante las excepcionales circunstancias derivadas de la pandemia del COVID-19. Si bien es cierto que la mayor parte de la información cuantitativa utilizada para la elaboración del estudio no captura aún los efectos estadísticos de la pandemia sobre el consumo de contenidos, las tendencias cualitativas descritas en esta introducción permiten obtener una primera impresión de su impacto en el sector de los contenidos digitales.

En el informe se presentan las principales novedades en el ámbito regulatorio que afectan al sector de los contenidos digitales y unas primeras impresiones sobre el impacto de la pandemia de la COVID-19 en el ámbito de los contenidos. También, se identifican las principales tendencias que van a configurar el desarrollo futuro del sector de contenidos digitales. Previamente se realiza una descripción del contexto general en el que operan los diferentes subsectores de contenidos digitales, prestando atención a las infraestructuras de telecomunicaciones utilizadas por los usuarios, los dispositivos desde los que acceden a los contenidos y sus hábitos de consumo.

El informe muestra las principales características estructurales del sector, su desarrollo en 2019 y su evolución en los últimos 6 años a nivel nacional, incluyendo la cifra de negocio, el número de empresas, el empleo generado y las inversiones realizadas en el sector de contenidos digitales. Además, se analizan los sectores específicos en el ámbito de los contenidos digitales: videojuegos, música, cine y video, audiovisual (considerando únicamente la televisión), publicaciones y publicidad digital, así como otros sectores de contenidos digitales que comienzan a tener un peso específico dentro de la industria internacional.

En 2019, la facturación de las actividades digitales de las empresas que conforman el sector de los Contenidos alcanzó los 14.550 millones de euros. Esta cifra es un 9,1% superior a la alcanzada en 2018. Todas las ramas de actividad que forman parte de la industria de contenidos digitales aumentan su facturación en 2019, con la excepción de las publicaciones de libros, periódicos y otras actividades de publicación. El crecimiento más significativo se ha producido en la rama de publicidad digital. En 2019, esta actividad facturó 3.150 millones de euros, un 59,7% más que en 2018. La tasa de digitalización (ingresos por actividades digitales sobre ingresos totales) del sector de Contenidos se situó en el 58%, 0,7 puntos más que en 2018.

El número de empresas dedicadas a actividades relacionadas con el desarrollo, edición, distribución y comercialización de contenidos digitales llegó en 2019 a las 9.979, un 0,6% menos que en 2018. Las ramas con mayor porcentaje de empresas son las de actividades cinematográficas, de video y de programas de televisión (30,8%) y la de publicación de libros, periódicos y otras actividades de publicación (30,4%).

El sector de Contenidos da empleo a 94.906 personas en 2019, manteniéndose casi constante respecto a 2018, con un mínimo descenso del 0,2%. El 36,5% desarrolla su actividad profesional en el negocio digital de las empresas de contenidos.

La inversión en el sector de Contenidos se redujo un 8,2% en 2019, hasta los 2.696 millones de euros. Por el contrario, la inversión en actividades digitales creció un 23,3% hasta los 1.166 millones de euros.

¿Qué tipos de bibliotecas disponen y ofrecen actividades de makerspaces y para que tipos de usuario?

Bronkar, Cherie. The Current State of Library Makerspaces. De: Makerspaces in practice : successful models for implementation / edited by
Ellyssa Kroski. Chicago : ALA Editions, 2021

Ver completo

¿Qué tipos de bibliotecas?

Las bibliotecas públicas siguen teniendo el liderazgo mayoritario en lo que respecta a los makerspaces en bibliotecas. Dado que no se trata de una encuesta exhaustiva, sería difícil extraer de sus resultados el número real de makerspaces; sin embargo, nos da una idea de dónde estamos en términos de ubicación de los makerspaces. Los resultados de la encuesta de Library Journal mostraron que más del 90% de las bibliotecas que ofrecían algún tipo de programa para creadores se encontraban en zonas urbanas y suburbanas; las bibliotecas de ciudades pequeñas y rurales les seguían de cerca con porcentajes en el rango del 80%. Los resultados de la encuesta de LJ indicaron que todos los tipos de bibliotecas públicas están incluyendo ofertas de makerspace en su programación habitual, con un porcentaje mínimo de bibliotecas que no ofrecen programación de makerspaces. Los resultados de la encuesta de LJ fueron más inclusivos de todos los tipos de fabricación, con la artesanía como un gran porcentaje.

La encuesta de Library Journal se envío a 7000 bibliotecas el 10 de marzo de 2017, se cerró el 3 de abril de 2017 con 404 encuestados. Los datos “incluyen “respuestas “de “Estados Unidos y Canadá.

¡Que tipos de usuario?

La figura 2 nos ayuda a comprender mejor a nuestros usuarios y sus grupos de edad media. Obviamente, a partir de los ejemplos de la figura 1.1, sabemos que los usuarios son más frecuentes en las bibliotecas públicas y universitarias, por lo que el grupo de edad refleja lo mismo. Lo interesante es que vemos un número similar de usuarios adultos y estudiantes universitarios y un número menor a medida que la edad desciende. Podría deberse al menor número de makerspaces en las escuelas, o incluso a que no hay tantas actividades adecuadas y seguras para los grupos de edad más jóvenes en un makerspace basado en la tecnología.

Los grupos de edad varían según la institución, al igual que las comunidades a las que sirven. Las escuelas primarias y los institutos son algunos ejemplos en los que encontraríamos un grupo de edad consistente. La escuela primaria necesita actividades muy específicas que se consideren seguras para los grupos de edad más jóvenes. Los institutos ofrecen muchos de los mismos tipos de equipamiento que vemos en las bibliotecas públicas y universitarias, pero no se encuentran con los mismos tipos de problemas que se experimentan cuando se atiende a niños pequeños.

Los resultados de mi encuesta muestran que la mayoría de los usuarios son adultos. Conocer los grupos de edad a los que servimos nos permite crear programas que lleguen al grupo de edad al que nos dirigimos, pero lo más importante es que nos permite recopilar datos de grupos de edad específicos sobre los tipos de programas que mejor sirven a sus necesidades. Identificar los grupos de edad de nuestros usuarios es sólo el primer paso para determinar lo que se ajusta a una institución o comunidad.

Los resultados demográficos de la encuesta de LJ variaron con respecto a esta encuesta en el sentido de que la programación infantil era ofrecida por el 83% de las bibliotecas, la programación para adolescentes era ofrecida por el 73% y la programación para adultos por el 51%. Tradicionalmente, las bibliotecas públicas han hecho hincapié en la programación para niños y adolescentes en general, por lo que los resultados de la encuesta de LJ no son sorprendentes. Los resultados de esta otra encuesta difieren ligeramente debido a la mezcla de encuestados. Además, en los datos demográficos de esta encuesta aparece una mayor cantidad de programación para adultos debido a la inclusión de los resultados de las bibliotecas universitarias.

Sistemas urbanos de bibliotecas

Sistemas urbanos de bibliotecas [Internet]. España Ministerio de Educación, Cultura y Deportes Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria; 2005 [cited 2021 Feb 18]. p. 143. Available from: http://travesia.mcu.es/portalnb/jspui/handle/10421/389

Texto completo

El grupo de SUB tiene como objetivo de elaborar un documento que abarque sistemas complejos de bibliotecas urbanas, para los que la aplicación de las Pautas sobre los servicios de bibliotecas públicas resulta insuficiente. El desarrollo de los trabajos y discusiones ha dado lugar a este texto marco, que puede servir de guía para muchos aspectos a considerar en el funcionamiento de dichos sistemas así como ser el punto de partida de ulteriores desarrollos e investigaciones.