Archivo de la etiqueta: Investigación

Guía de estilo VANCOUVER para citar sitios web y medios sociales

Como Citar Un Periodico En Linea Vancouver - tralipraireenco's diary

VANCOUVER para citar sitios web y medios sociales (actualización, septiembre 2020). Incluida en la Biblioguia. Biblioteca Universidad de Alcalá.

Texto completo

Biblioguías Univ. Alcalá de Henares

El Estilo o Normas de Vancouver es un conjunto de reglas para la publicación de manuscritos en el ámbito de las Ciencias de la Salud. También es conocido por el mismo nombre el subconjunto de esas normas referido a la forma de realizar referencias bibliográficas. El sistema de Vancouver toma su nombre de una reunión celebrada en Vancouver (Canadá) en 1978, que llevó a la creación del Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas (ICMJE). Este fue desarrollado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., cuya versión “debe ser considerado como estilo autoritario”, según la Asociación Médica Británica (BMA). Se han publicado varias versiones de los requisitos de uniformidad, la última actualización es de diciembre de 2018 (Wikipedia)

El estilo Vancouver determina que las referencias dentro del texto deben estar numeradas, con número arábigos entre paréntesis, de manera consecutiva según el orden en el que se mencionan por primera vez en el texto. Si en una misma cita se incluyen hasta dos referencias (consecutivas o no) se indicarán con números separados por comas (2, 3) o (2, 5). En el caso de que sean tres referencias o más consecutivas se podrán conectar mediante un guion (5-7).

El listado de las referencias final proporciona la información completa de las fuentes de información utilizadas para la elaboración del texto científico. El estilo Vancouver determina que las entradas deberán estar ordenadas siguiendo el orden de citación de estas en el texto de la publicación y nunca en orden alfabético.

Investigación 4.0: Investigación en la era de la automatización (2020)

Porter, R. Elliot, J. Glove, B. Research 4.0: Research in the Age of Automation. London: Demos/JISC, 2020

Texto completo

Informe 2019

JISC junto con el grupo de reflexión Demos ha producción este informe para permitir una visión independiente del impacto de las tecnologías avanzadas en el investigador y el entorno de investigación.

Hace una década Demos, con el apoyo de Jisc, publicó The Edgeless University analizaron cómo Internet, las redes sociales y las herramientas de colaboración en línea se establecieron para transformar la creación de conocimientos y el acceso a los mismos. El nuevo informe analiza cómo la tecnología está transformando el mundo académico, considerando cómo la cuarta revolución industrial y la IA, en particular, están reconfigurando el panorama de la investigación. Para ello se realizaron una serie de entrevistas con destacados investigadores y académicos, así como una mesa redonda sectorial y una amplia investigación documental.

Visibilidad y reputación del investigador conferencia en Colombia septiembre de 2019

Visibilidad y reputación del investigador conferencia en Colombia. Universidad de Santo Tomás, Villavicencio, septiembre de 2019

1. ¿Qué es la visibilidad

2. Gestión de la identidad y reputación digital del investigador

3. ¿Cómo se ha medido la ciencia los últimos 60 años?

4. ¿Por qué, para que y donde publicar?

5. El nuevo ecosistema de comunicación científica

6. Impacto del OA – Crear un perfil en Google Scholar

7. Una ciencia interconectada – Crear un perfil en ORCID

8. Altmetrics – Mendeley el Facebook de los científicos

9. ¿Que es la ciencia abierta?

Apoyo de las bibliotecas a la investigación en lengua y literatura

Cooper, Danielle, et al. “Supporting Research in Languages and Literature.” Ithaka S+R. 9 September 2020. Web. 13 September 2020. https://doi.org/10.18665/sr.313810

Texto completo

El programa de servicios de apoyo a la investigación de Ithaka S + R investiga cómo las necesidades de apoyo a la investigación de los académicos varían según la disciplina. Desde 2018 hasta principios de 2020, Ithaka S + R examinó los métodos y prácticas de investigación cambiantes de los académicos de la lengua y la literatura en los Estados Unidos con el objetivo de identificar servicios para apoyarlos mejor. El objetivo de este informe es proporcionar resultados prácticos para las organizaciones, instituciones y profesionales que apoyan los procesos de investigación de los estudiosos de la lengua y la literatura.

Este proyecto se llevó a cabo en colaboración con equipos de investigación de catorce bibliotecas universitarias estadounidenses. Se contó con la Asociación de Idiomas Modernos (MLA) como socio y patrocinador del proyecto, y a Paula Krebs, directora ejecutiva de MLA, como asesora del proyecto. MLA también proporcionó un decimoquinto equipo de investigación que se centró en académicos de colegios y universidades regionales de Estados Unidos. El proyecto también se basó en académicos que son líderes en el campo para participar como asesores.

El campo de la lengua y la literaturas abarca una amplia gama de influencias interdisciplinarias, lenguas y regiones estudiadas y “textos”, en formas variadas que abarcan desde libros hasta periódicos y videojuegos. Sin embargo, tiene un carácter distintivo entre otras disciplinas de humanidades. Los académicos de la lengua y la literatura comparten una tendencia a centrar la investigación en los textos fundamentales, y el campo está profundamente involucrado en la fisicalidad de los textos como herramientas de investigación y como objetos de investigación. Estas cualidades únicas informan los flujos de trabajo de los investigadores de la lengua y la literatura al navegar por los archivos, identificar la literatura académica relevante, usar herramientas de descubrimiento impulsadas por algoritmos y relacionarse con colegas. Las prácticas de los académicos también están significativamente moldeadas por las formas que adoptan los resultados de la investigación. Como en otros campos, la monografía y el artículo revisado por pares siguen siendo los modos primordiales de comunicación académica, respaldados por incentivos de tenencia y promoción que favorecen los formatos tradicionales. Los enfoques de las humanidades digitales y las humanidades públicas permanecen al margen, por ahora.

Este informe destaca oportunidades para quienes centraron el esfuerzo de investigación en lengua y literatura —gestores universitarios, bibliotecarios y archiveros, editores, proveedores de herramientas de investigación y los propios investigadores — para apoyar las prácticas cambiantes de investigación de los académicos de lengua y literatura. Se ofrecen recomendaciones para brindar capacitación en habilidades de investigación fundamentales, acelerar el descubrimiento de recursos de archivo y académicos, ayudar a los académicos a conectarse con sus colegas y mejorar el camino para nuevas direcciones de investigación.

Al describir la importancia duradera de los textos físicos y el surgimiento de horizontes académicos digitales, este informe arroja luz sobre la interrupción de la “investigación como de costumbre” por la pandemia y apunta hacia posibilidades futuras.

Ciencia Abierta. Concepto y situación actual

Ciencia Abierta. Concepto y situación actual

En el nuevo ecosistema informativo se están produciendo cambios profundos. Los medios sociales están modificando la forma de interactuar, presentar las ideas e información y juzgar la calidad de los contenidos y contribuciones. En los últimos años han surgido cientos de plataformas que permiten compartir libremente todo tipo de información y conectarnos a través de redes. Ello produce un reposicionamiento de todos los elementos que contribuyen a todo el proceso de investigación, por ello este entorno digital en expansión donde se producen nuevas interacciones científicas impulsa cambios en los criterios para medir el impacto de la investigación y erudición; de modo que es importante disponer de un método para el seguimiento del impacto de cualquier publicación en estos nuevos medios de comunicación. La transición hacia la Ciencia Abierta no sólo requiere inversiones en infraestructuras y mejorar las capacidades, sino también un cambio cultural en la forma en que se realiza y se recompensa la investigación.

La Ciencia Abierta, tal como la define Foster Open Science, es la práctica de la ciencia de tal manera que otros puedan colaborar y contribuir, donde los datos de la investigación, las notas de laboratorio y otros procesos de investigación estén disponibles gratuitamente, bajo términos que permiten la reutilización, redistribución y reproducción de la investigación y sus datos y métodos subyacentes.

Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027

Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027. Madrid: Ministerio de Ciencia e Innovación, 2020

Texto completo

El Consejo de Ministros ha aprobado la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027, que se concibe como el marco de referencia plurianual cuyos objetivos son compartidos por la totalidad de las Administraciones Públicas con competencias en materia de fomento de la investigación científica, técnica y de innovación. Uno de los principales objetivos de la Estrategia es fomentar la inversión privada en I+D para poder duplicar la suma de inversiones pública y privada en I+D+I, hasta alcanzar en 2027 el 2,12% del PIB (en 2018, último dato disponible, la inversión fue del 1,24% del PIB). Este importante aumento se hace imprescindible tras una década de disminuciones presupuestarias y dificultades administrativas para la ciencia y la innovación españolas. El Gobierno ya ha dado el primer paso para ello con el Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación, aprobado el pasado mes de julio, que contempla 1.000 millones de euros en inversión directa en 2020 y 2021.

La Estrategia está diseñada para una fase de expansión de recursos, con una orientación gradual que permita la consolidación de un Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación de mayor tamaño y potencia a largo plazo. Aumentar el presupuesto dedicado a la I+D+I durante el periodo 2021-2027, e incentivar la inversión privada, hasta alcanzar la media de la UE, en particular a través de ayudas directas (subvenciones), y favorecer el establecimiento de líneas adecuadas para facilitar el uso de los fondos europeos, así como el cumplimiento de la normativa de Ayudas de Estado.

El objetivo es generar un tejido productivo, basado en las fortalezas actuales, más innovador y dinámico. Esto permitirá incrementar la competitividad y, con ello, la generación de empleo de calidad y procurar la sostenibilidad de nuestro sistema social a largo plazo, invirtiendo en la calidad de vida de las generaciones futuras.

Para ello, la Estrategia plantea la necesidad de un Pacto de Estado, equivalente a otros llevados a cabo por la comunidad europea e internacional, que dé estabilidad y se traduzca de manera inmediata en una acción contundente de inversión en ciencia e innovación.

El papel de la evaluación de la investigación en el fortalecimiento de los sistemas de investigación y salud

Annette Boaz and Stephen Hanne. The role of the research assessment in strengthening research and health systems. LSE, 2020

Texto completo

Las evaluaciones del impacto de la investigación se consideran habitualmente una parte tediosa del proceso de investigación. Sin embargo, Annette Boaz y Stephen Hanney encuentran que adoptar un enfoque de sistemas para la investigación en salud demuestra el valor de evaluar el impacto. Basándose en ejemplos de una nueva revisión de la Red de Evidencia Sanitaria de la OMS, destacan el papel que desempeñan las evaluaciones de impacto para asegurar la financiación de la investigación y fortalecer el sistema de salud.

Se entiende que la investigación es crucial para las mejoras del sistema de salud. Sin embargo, asegurar la financiación para financiar la investigación y desarrollar la capacidad, y garantizar que la investigación se utilice para mejorar los sistemas de salud, sigue siendo un desafío.

Si bien para muchos investigadores la necesidad de proporcionar una evaluación del impacto de la investigación es una carga, la nueva  revisión para la OMS de las políticas para fortalecer los Sistemas Nacionales de Investigación en Salud (SNIS), destacan el valor y la importancia de incluir la evaluación del impacto de la investigación social en las estrategias para lograr fortalecimiento del sistema.

En un enfoque de sistemas, la necesidad de evaluaciones de impacto de la investigación como parte del componente de M&E se vuelve clara como un elemento fundamental que combina otras funciones para facilitar los objetivos clave:

1.Asegurar la financiación : la evaluación de los impactos puede proporcionar evidencias importantes para ayudar a respaldar los esfuerzos tanto para justificar la financiación pasada como para asegurar la financiación futura para desarrollar la capacidad y realizar investigaciones.

2. Lograr impactos : cuando los investigadores en salud saben que su trabajo podría evaluarse en parte según el impacto que tiene en la mejora de los sistemas de salud, tienen incentivos y justificaciones adicionales para dedicar tiempo a mejorar la probabilidad de que surjan tales impactos. Esto incluye involucrar a las partes interesadas en el establecimiento de la agenda y en la producción y difusión de la investigación. El análisis de 36 evaluaciones de programas de investigación en salud muestra que tales actividades de participación contribuyen a que la investigación satisfaga las necesidades de los sistemas de salud, lo que resulta en un mayor impacto.

Si bien un número cada vez mayor de sistemas de investigación en salud, y otros, están introduciendo la evaluación del impacto de la investigación, hacerlo plantea muchos desafíos, incluso en relación con los retrasos, las cuestiones de atribución y contribución, y la unidad de evaluación adecuada. 

Generar la evidencia para ayudar a mejorar la salud y los sistemas de salud es a menudo una motivación importante para muchos investigadores. Si bien la recopilación de datos para la evaluación de impacto puede parecer engorrosa, existe una creciente evidencia, ilustrada de que dicha evaluación tiene un papel vital que desempeñar en un sistema de investigación en salud que funcione bien, especialmente para ayudar a asegurar la financiación e incentivar y justificar los esfuerzos.

Principios para las infraestructuras académicas abiertas

Bilder, G, Lin J, Neylon C (2015) Principles for Open Scholarly Infrastructure-v1, recuperado [fecha], http://dx.doi.org/10.6084/m9.figshare.1314859

Texto completo

Durante la última década, hemos logrado avances reales para garantizar aún más la disponibilidad de datos que respalden las afirmaciones de las investigaciones. Este trabajo está lejos de terminar. Creemos que los datos sobre el proceso de investigación en sí merecen exactamente el mismo nivel de respeto y cuidado. La comunidad académica no posee ni controla la mayor parte de esta información. Por ejemplo, podríamos haber construido o tomado la infraestructura para recolectar datos bibliográficos y citas, pero esa tarea se dejó a la empresa privada. De manera similar, hoy en día los metadatos generados en las discusiones académicas en línea están cada vez más en manos de empresas privadas. No responden a ninguna iniciativa comunitaria. No tienen la obligación de seguir prestando servicios a sus tarifas actuales, especialmente cuando esa tarifa es cero.

No cuestionamos las fortalezas de la empresa privada: innovación y orientación al cliente. Hay mucha innovación emocionante en este espacio, en gran parte proveniente de asociaciones privadas, con fines de lucro o de asociaciones público-privadas. Incluso los proyectos financiados con fondos públicos están sometidos a presiones sustanciales para mostrar oportunidades de ingresos. Creemos que corremos el riesgo de repetir los errores del pasado, donde la falta de participación de la comunidad conduce a una falta de control comunitario y al bloqueo de los recursos comunitarios. En particular, nuestra opinión es que los datos subyacentes que se generan por las acciones de la comunidad de investigación deben ser un recurso de la comunidad, que respalde la toma de decisiones informadas para la comunidad y que sirva de base para que la empresa privada brinde servicios de valor añadido.

¿Cómo debería ser una infraestructura compartida? La infraestructura en su mejor momento es invisible. Tendemos a notarlo solo cuando falla. Si tiene éxito, es estable y sostenible. Sobre todo, la amplia comunidad a la que sirve confía y confía en él. La confianza debe correr fuertemente en cada una de las siguientes áreas: administrar la infraestructura (gobernanza), financiarla (sostenibilidad) y preservar la propiedad comunitaria de la misma (seguridad). Con este espíritu, hemos redactado un conjunto de principios de diseño que creemos que podrían apoyar la creación de infraestructuras compartidas exitosas.

La biblioteca como socio colaborativo de su universidad en el contexto del sigo XXI

La Biblioteca universitaria como socio colaborativo from Julio Alonso Arévalo on Vimeo.

PPS

AUDIO

Ir a descargar

El diseño participativo es más que una evaluación de necesidades, un grupo focal o incluso un estudio etnográfico: las partes interesadas contribuyen activamente a definir problemas y diseñar soluciones. Se les considera miembros iguales de un equipo de investigación y diseño en lugar de ser tratados como sujetos de investigación.

La Investigación en Ciencias Sociales y Jurídicas

La Investigación en Ciencias Sociales y Jurídicas. - Dialnet

Elgueta R, María Francisca ; Palma G, Eric Eduardo. (2010). La Investigación en Ciencias Sociales y Jurídicas. Centro de Pedagogía y Didáctica del Derecho, Facultad de Derecho, Universidad de Chile. 367 p.

Texto completo

Ver además 200 libros Gratis sobre metodología de la investigación

La metodología de la investigación jurídica tiene muy escaso desarrollo en la doctrina jurídica nacional, así como en la intelectualidad iberoamericana y mundial. En Chile tuvo importancia a nivel de pregrado entre los años de 1940 y principios de 1970 para volver a recuperar su relevancia desde principios del siglo XXI. Aníbal Bascuñan publicó en 1948 su obra Técnica de la investigación jurídica y en 1949 Manual de Técnica de la Investigación Jurídico-Social1. La obra se estructuró con una parte general dedicada al estudio de la ciencia, el método, la técnica, las fuentes jurídicas y de conocimiento jurídico; y una parte especial que trata de las etapas de la investigación jurídica. El 24 de mayo de 1969 un grupo de académicos de las Escuelas de Derecho de la Universidad de Chile (sede Santiago y Valparaíso), Universidad Católica de Santiago, Universidad de Concepción y Universidad Católica de Valparaíso fundaron el Instituto de Docencia e Investigación Jurídica, corporación de derecho privado que editó entre los años de 1970 y 1975 el Boletín de Docencia e Investigación Jurídicas…