Archivo de la etiqueta: Investigación

¿Cómo funciona el estilo APA?

Calderón Acero, J. ¿Cómo funciona el estilo APA? Guía para usar el estilo APA 7.ª edición. Pontificia Universidad Javeriana, 2020

Texto completo

¿Cómo funciona el sistema? En términos generales, el sistema de citación consta de dos partes: la cita y la referencia. Cada cita dentro del texto corresponde a una referencia al final del texto.

Según Menéndez Echavarría (2020), este estilo de citación es práctico porque permite leer con pocas distracciones, sin dejar de lado el reconocimiento al autor. Además, es una forma adecuada de ordenar la información, ya que al final se organizan las referencias por orden alfabético, lo cual facilita la exploración de las fuentes citadas en el texto.





El profesor en el proceso de constitución del alumno mediante la escritura académica

Incursões na escrita acadêmico-universitária [livro eletrônico]: letramento, discurso, enunciação / Cármen Agustini, Ernesto Bertoldo, organizadores. Uberlândia: EDUFU, 2017.

Texto completo

PDF

EPUB

En el espacio discursivo académico-universitario no es posible decir nada de ninguna manera. Esta confrontación provoca una relación diferente con el conocimiento y su producción. Es notorio que el conocimiento producido en los círculos académico-universitarios se caracteriza, básicamente, por apartarse radicalmente del producido en el espacio del sentido común, incluso cuando el universitario lo convierte en su punto de partida. Así, la tarea que se le presenta a un universitario en su proceso de ingreso a este orden discursivo que impone otros modos de decir implica una doble vía: por un lado, para constituirse en estos nuevos modos de decir, necesita necesariamente someterse a las leyes que conforman las reglas de construcción discursiva de tales modos; por otro lado, necesita encontrar la manera de subvertir estas reglas de tal manera que no sucumba a ellas.

Table of Contents

Ops, you need Adobe Flash Player!

Get Adobe Flash player

Las Bibliotecas de la Universidad Estatal de Florida están lanzando el primer programa de publicación de acceso abierto de FSU.

Florida State Open Publishing (FSOP) proporciona a la facultad, los estudiantes y el personal de la universidad las herramientas de publicación digital y el apoyo necesarios para producir publicaciones académicas abiertas revisadas por pares, recursos educativos y otros resultados de investigación digital.

Creado para abordar las brechas en la publicación académica tradicional, FSOP tiene como objetivo hacer que la producción académica de FSU sea más accesible, diversa e innovadora.

FSOP da la bienvenida a proyectos de todas las disciplinas, idiomas y autores afiliados a FSU independientemente del alcance de su trabajo. Fundado en principios de inclusión y diversidad, el programa está particularmente interesado en promover la erudición por o sobre grupos subrepresentados. Las publicaciones de FSOP se publican bajo licencias de derechos de autor flexibles que permiten a los autores conservar sus derechos de autor, lo que les permite compartir su trabajo con colegas y comunidades de investigación para reutilizar su trabajo de formas innovadoras

El acceso abierto supera por primera vez la publicación por suscripción a nivel mundial

Hook, D. Open Access surpasses subscription publication globally for the first time. Dimensions, 14 feb. 2021

Texto completo

La investigación abierta es un tema al que vuelvo una y otra vez. Después de más de 15 años siguiendo las tendencias del Acceso Abierto y los Datos Abiertos y su evolución hacia un enfoque más completo de la Investigación Abierta. A lo largo de este tiempo, la investigación abierta se ha ido articulando con mayor claridad y se ha ido integrando no sólo en las ciencias básicas, sino en la investigación en su conjunto.

La aparición de la investigación abierta ha sido el resultado de dos cambios a gran escala: En primer lugar, el cambio fundamental en la relación entre la investigación y los datos (a medida que los datos se han vuelto más disponibles y voluminosos, la forma en que se lleva a cabo la investigación, se realiza el análisis y se comunican los resultados ha tenido que cambiar); y, en segundo lugar, un cambio en la forma en que se espera que las instituciones públicas y privadas sean transparentes y responsables. Sin embargo, a pesar de estas fuerzas a nivel macro, el cambio ha sido difícil y el camino hacia un ecosistema de investigación abierto ha llevado más de dos décadas.

En un informe con Mark Hahnel e Ian Calvert en 2019, se analizo cómo había evolucionado el acceso abierto en base a los datos y el análisis de Dimensions. En las zonas del mundo en las que no se ha producido un impulso sostenido hacia el Acceso Abierto, el progreso no ha sido tan rápido como en aquellas que han continuado con enfoques innovadores para avanzar en el cambio.

El conjunto de datos de Dimensions fue increíblemente útil para contar esas historias: Reúne los datos de publicación, citación, financiación, Altmetric y Acceso Abierto en un solo lugar. Esta rica interrelación de datos ofrece una perspectiva única y la capacidad de contar historias con datos. Contar esas historias y mejorar las capacidades de evaluación y seguimiento en todo el ecosistema de investigación es fundamental para apoyar el avance del acceso abierto.

En la línea de mantener las cosas en movimiento, el equipo de Dimensions ha introducido muchas nuevas características en los últimos años. Recientemente, han actualizado las clasificaciones de Acceso Abierto en Dimensions y han introducido algunos campos adicionales que algunos de ustedes pueden encontrar útiles.

Los datos de acceso abierto de Dimensions proceden de Unpaywall. La nueva versión de Dimensions ahora sigue las clasificaciones de OA de Unpaywall. Esto significa que los filtros en Dimensions deberían ser más consistentes y fáciles de entender – ahora dispone de indicaciones de las diferentes rutas: Verde, Bronce, Oro, Híbrido, Todo OA y Cerrado. Por supuesto, todos los filtros de Acceso Abierto están disponibles en la versión gratuita de Dimensions también.

El porcentaje de documentos de acceso abierto ha aumentado rápidamente en los últimos años, especialmente en países como China, Alemania y el Reino Unido, no fue hasta 2020 que se publicaron más productos a través de canales de acceso abierto que de canales de suscripción tradicionales a nivel mundial.

Mientras que la ruta bronce y el verde representan una proporción significativa de todo el OA, la mayor parte del crecimiento es impulsado por la ruta dorada.

Los usuarios habituales de Dimensions habrán visto varios desarrollos importantes diseñados para apoyar la Investigación Abierta y específicamente el Acceso Abierto y los Datos Abiertos. Junto con la cobertura de preprints, datos de apoyo y complementarios, y la interconexión de estas fuentes con los artículos publicados, Dimensions le ofrece la imagen más completa de la procedencia y la evolución del origen de un artículo de investigación. Una preocupación práctica es el cumplimiento de los mandatos de acceso abierto. En algunos países y para algunos financiadores, esto requiere saber cuándo un artículo apareció en el dominio público en relación con la fecha en que fue aceptado para su publicación tras la revisión por pares. Esta fecha de publicación puede ser la fecha de aparición en un servidor de preprints, como arXiv.org, o como una copia de Acceso Abierto en el sitio web de un editor. Por tanto, la fecha de aceptación, la fecha de publicación y las fechas asociadas a los preprints pueden ser importantes.

En el caso de las publicaciones en las que se dispone de esta información sobre la fecha, ahora aparece en la sección Historial del documento del registro del artículo. Junto con la versión preprint vinculada, por lo que tendrá el historial más completo de un artículo en un solo lugar.

La Investigación en Ciencias Sociales y Jurídicas.

Elgueta R, M., & Palma. La Investigación en Ciencias Sociales y Jurídicas. 2nd ed. rev. Universidad de Chile, 2015. 978-956-332-921-6

Texto completo

Ver además

200 libros sobre Metodología de la investigación 

La metodología de la investigación jurídica tiene muy escaso desarrollo en la doctrina jurídica nacional así como en la intelectualidad iberoamericana y mundial. El conocimiento teórico sobre investigación así como una práctica investigativa a nivel básico resultan decisivas para que el estudiante logre autonomía (aprenda a aprender por si mismo). La aproximación al fenómeno investigativo enriquece las capacidades neuronales de los estudiantes en la medida que lo conecta con el desafío de conocer,
analizar, relacionar, explicar y aplicar.

¿Son las “revistas falsas” o las empresas ricas los verdaderos depredadores?

Are ‘fake journals’ or wealthy corporations the true predators?
By Dr Zainuddin Abd Manan
New Straits Time, February 26, 2021 @ 12:01am

Ver completo

Los expertos del mundo académico aún no han llegado a un consenso sobre lo que constituye una “revista depredadora”, incluso después de 10 años desde que se acuñó el término en 2010.

No es de extrañar, ya que existen casi 100 listas diferentes para diferenciar las revistas de buena fe de las falsas y muchas de las listas suelen tener criterios contradictorios.

Existen incluso marcadas diferencias de opinión sobre el uso del término “depredador” para referirse a las revistas sin escrúpulos que comprometen la calidad y la integridad de las publicaciones para obtener beneficios y lucro personal.

Por lo tanto, prefiero utilizar el término “revistas falsas” para referirme a lo que se considera unánimemente en el mundo académico como una amenaza para la proliferación responsable y saludable de la erudición académica y de investigación.

Burgess-Jackson K (BJK), en su artículo académico de 2020 “Why I Publish in Predatory Journals – and Why You Should, Too” (Por qué publico en revistas depredadoras y por qué usted también debería hacerlo), argumentó que los “verdaderos depredadores (explotadores, opresores y saqueadores)” encajan mejor con las ricas corporaciones editoriales multinacionales “que tratan a los investigadores y autores como trabajadores esclavos”.

La crítica de BJK es especialmente mordaz para mí, que como académico que pasó décadas de mi carrera renunciando a la propiedad de mis bienes intelectuales (PI) al transferir los derechos de autor de forma gratuita a las llamadas “revistas de renombre”, propiedad de corporaciones ricas que se hicieron asquerosamente ricas vendiendo los PI míos y de otros a las bibliotecas.

La afirmación de BJK de que las empresas editoriales ricas son explotadoras despiadadas de autores e investigadores es, sin embargo, un secreto a voces.

Las mejores universidades, como la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur, Harvard, la Universidad de California y muchas otras en Estados Unidos y otros países, llevan tiempo animando a sus comunidades a optar por el acceso abierto (y no por la falsificación, obviamente) para que sus investigaciones estén disponibles de forma gratuita y, al mismo tiempo, conserven sus derechos de propiedad intelectual y eviten la explotación por parte de las denominadas editoriales “reputadas” que “mantienen los artículos de los autores tras barreras de pago”.

A la luz de las dudas razonables sobre lo que constituyen las revistas y los editores depredadores, uno puede imaginarse lo divertido que puede ser el mundo ante las hiperreacciones de algunos sectores a un artículo sobre la supuesta infiltración de “revistas depredadoras” en Scopus, una base de datos de resúmenes y citas lanzada en 2004.

Dicho artículo es obra de dos investigadores checos que se basaron en la lista de Jeffrey Beall. Beall, un bibliotecario estadounidense, compiló su lista de revistas depredadoras basándose en criterios que, según se dice, carecen de transparencia y que solo conoce el propio Beall.

Bajo la amenaza de ser demandado, Beall eliminó la lista en 2017, presumiblemente por algunos problemas de credibilidad.

Los hechos mencionados no detuvieron la histeria entre los desmemoriados hasta el punto de copiar y pegar categóricamente y a ciegas el término “depredador” y los párrafos del artículo de los investigadores checos para manchar la comunidad académica, los rankings universitarios mundiales y el ejercicio de promoción académica con su misma brocha ancha y sucia.

El autor es vicerrector interino de Asuntos Académicos e Internacionales de la Universiti Teknologi Malaysia. También es profesor de la Facultad de Ingeniería de la UTM

¿Son los preprints el futuro de la ciencia? Un recorrido de treinta años

Xie boya , Zhihong Shen , Kuansan Wang. Is preprint the future of science? A thirty year journey of online preprint services. arXiv: 2102.09066, 2021

Texto completo

Un preprint es una versión de un artículo científico que se distribuye públicamente antes de la revisión formal por pares. Desde el lanzamiento de arXiv en 1991, los preprints se han distribuido cada vez más a través de Internet en lugar de las copias en papel. Permiten el acceso abierto en línea para difundir la investigación original en unos pocos días, a menudo a un costo operativo muy bajo. 

Este trabajo describe cómo los preprints han ido evolucionando e impactando a la comunidad de investigación durante los últimos treinta años junto con el crecimiento de la Web. En este trabajo, primero se informa de que el número de preprints ha aumentado exponencialmente 63 veces en 30 años, aunque solo representan el 4% de los artículos de investigación. En segundo lugar, se cuantifican los beneficios que aportan los preprints a los autores: los preprints llegan a una audiencia 14 meses antes en promedio y se asocian con cinco veces más citas en comparación con su contraparte sin preprint. Por último, para abordar la preocupación por la calidad de los preprints, descubrimos que el 41% de los preprints se publican en última instancia en un sitio donde son revisados por pares, y los lugares donde se publican son tan influyentes como los artículos sin una versión preprint. Además, se discute el papel sin precedentes de los preprints en la comunicación de los últimos datos de investigación durante las recientes emergencias de salud pública.

En conclusión, se proporcionan evidencias cuantitativas para revelar el impacto positivo de los preprints en los investigadores individuales y la comunidad. Los preprints hacen que la comunicación académica sea más eficiente al difundir los descubrimientos científicos de manera más rápida y amplia con la ayuda de tecnologías web. Las mediciones que se presentan en este estudio pueden ayudar a los investigadores y a los responsables de la formulación de políticas a tomar decisiones informadas sobre cómo utilizar eficazmente y adoptar responsablemente una cultura de preprints.

Los identificadores persistentes conectan un registro académico con muchas versiones

Persistent Identifiers Connect a Scholarly Record with Many Versions by Cynthia Hudson-Vitale and Judy Ruttenberg | ACRL February 18, 2021

Texto completo

En los últimos meses, hemos visto a grandes editoriales comerciales expresar una renovada preocupación por que el acceso abierto verde (OA) —compartir manuscritos de autor en repositorios abiertos— amenaza el registro académico dado qur múltiples versiones socavan la “versión del registro” (VOR). Los editores están presentando dos argumentos al respecto: (1) que múltiples versiones “inferiores” causarán confusión a los investigadores (y no estarán vinculadas a otros activos relacionados como datos y código) y, (2) que si los financiadores de investigación financian la ruta dorada (publicación en revistas de acceso abierto) y permitien que los autores compartan su trabajo en repositorios abiertos, la disponibilidad gratuita de manuscritos amenazará el flujo de financiación de esta ruta, que los editores necesitan para mantener la “versión de registro”.

Cuando los editores hablan de investigación y erudición vinculadas solo en términos de la transición del mercado al acceso abierto, es una visión inherentemente limitante de la investigación académica. En este contexto, la preocupación por la versión del registro refleja un interés comercial, no un valor académico. Como estrategia de gestión, insistir en solo versiones de registro alojadas por el editor no se alinea con un flujo de trabajo de investigación moderno que incluye múltiples herramientas y repositorios potenciales. Recientemente, varios editores han expresado su preocupación por la “versión de registro” con respecto a la ” Estrategia de retención de derechos ” de PlanS . Sin embargo, como se señaló en la respuesta de la cOAlition S, establecer y mantener relaciones con otras versiones de artículos o recursos de investigación ya ha demostrado ser exitoso en comunidades disciplinarias y académicas.

Mientras que la versión impresa publicada del artículo de investigación fue una vez la fuente autorizada de la investigación, los nuevos modos de publicación y la publicación de otros resultados de la investigación (preprints, protocolos, datos, código, etc.) han hecho que el término “versión de registro” todo menos irrelevante. El panorama de las comunicaciones académicas ya se ha trasladado a lo que Herbert Van de Sompel, Bianca Kramer y Jeroen Bosman llaman un “registro de versiones“, donde los identificadores persistentes (PID) mejoran la capacidad de descubrimiento y la vinculación de los resultados de la investigación independientemente de dónde se alojen esos resultados.

Sin embargo, esto no debe causar confusión a los investigadores, ya que estas versiones y activos se pueden vincular mediante identificadores persistentes. A través de la utilización de los identificadores persistentes digitales PID (como DOIPURLsORCIDROR, y RRIDs) los activos de investigación distribuidos pueden ser descubiertos y vinculados entre sí, y han afirmado relaciones.

La insistencia continua en la “versión del registro”, incluido el uso de la fecha VOR en lugar de la fecha de publicación para calcular los factores de impacto de la revista, es también un intento sutil de algunos editores comerciales de continuar ejerciendo control sobre todo el ecosistema de comunicaciones académicas y ser vistos. como autoridades únicas o administradores de publicaciones de investigación. Por lo tanto, existe una necesidad imperiosa de cambiar el diálogo de una única “versión de registro” a un “registro de versiones” que abarque múltiples versiones y resultados, y deje espacio para un entorno de publicación más diverso e inclusivo.

Las bibliotecas desempeñan un papel clave en la asociación en todo el ecosistema académico para garantizar un acceso equitativo y duradero al registro académico completo, trabajando con creadores, editores y organismos de estándares, y en diferentes modelos comerciales. Así que adoptemos el “registro de versiones” y promocionemos los PID para conectar los resultados de la investigación entre sí y con otros trabajos relacionados.

La horrible historia de la “Big Farma” : por qué no podemos dejar a las empresas farmacéuticas al mando de la respuesta al Covid-19

James Angel and Nick Dearden, Editing by Heidi Chow. The horrible history of Big Pharma: Why we can’t leave pharmaceutical corporations in the driving seat of the Covid-19 response. London: Global Justice Now, dec, 2020

Texto completo

Cualquier solución a largo plazo para la mortal pandemia de Covid-19 implica el descubrimiento y la distribución equitativa de una vacuna eficaz y de opciones de tratamiento. Sin embargo, en todo el mundo, los gobiernos están entregando la responsabilidad de las soluciones para el Covid-19 a las grandes empresas farmacéuticas, que tienen un largo historial de dar prioridad a los beneficios empresariales sobre la salud de las personas.

La industria farmacéutica es una de las mayores y más rentables del mundo. Muchas de las empresas individuales que constituyen la “Big Farma” tienen unos ingresos anuales muy superiores a los de la mayoría de los países del planeta. En términos de ingresos, Johnson & Johnson es más rica que países ricos como Nueva Zelanda y Hungría. Los ingresos de Pfizer son mayores que los de Kuwait o Malasia, países ricos en petróleo.

Dejando de lado a Moderna, las otras seis empresas gigantes incluidas en este informe obtuvieron unos ingresos combinados de 266.000 millones de dólares el año pasado, con unos beneficios de 46.000 millones. Consideremos estas cifras en comparación con el programa de gasto público sin precedentes de EE.UU. para el desarrollo de vacunas, que podría alcanzar los 18.000 millones de dólares, pero que en la actualidad se sitúa en torno a los 11.000 millones, la mayor parte de los cuales se ha entregado a las mismas ricas corporaciones detalladas en este informe.

Muchos comentaristas observan el trabajo de algunas de estas corporaciones en 2020 -desarrollando vacunas a una velocidad de vértigo- y concluyen que, sean cuales sean los problemas de la “Big Farma”, casi han entregado los productos.

Pero esto es pasar por alto muchos elementos importantes de la historia que, en conjunto, demuestran que el modelo farmacéutico actual es en realidad profundamente defectuoso, con su afán de obtener rendimientos altísimos para los accionistas, no para una población más sana. La búsqueda de rendimientos muy elevados incentiva los comportamientos más atroces.

Todo el mundo quiere acabar con esta pandemia lo antes posible. La mayoría de nosotros estamos entusiasmados por los resultados positivos de los ensayos de la vacuna y asombrados por el ingenio de los científicos que nos han llevado a esta etapa tan rápidamente. Y sin embargo, podríamos hacerlo mejor y ayudar a acabar con la pandemia de forma justa y equitativa.

Imaginemos que se eliminara de la ecuación el afán de lucro de las empresas farmacéuticas. Imagínese que pudiéramos sustituir la competencia despiadada y el secretismo por la colaboración y la apertura. Imaginemos que nuestra investigación estuviera impulsada únicamente por el deseo de librar al mundo de la enfermedad y el sufrimiento, empezando por las afecciones más graves y mortales. Si se combina con nuestros conocimientos tecnológicos, la dedicación de nuestros brillantes investigadores y la confianza que un modelo así podría inspirar a la población en general, imagínese lo que podríamos conseguir.

El coronavirus nos da la oportunidad de reajustar la forma de producir medicamentos. Si aprovechamos la oportunidad, la salud de las personas de todo el mundo podría ser muy diferente. Si lo conseguimos, esta terrible pandemia podría dar paso a un mundo mejor y más justo.