Archivo de la etiqueta: Investigación

Correspondencia entre conteos de lectores de Mendeley y el impacto de los artículos en Scopus

 

fe4a9d9ffa014eb2c2da701f84c2518a

 

Thelwall, M. “Mendeley Reader Counts for US Computer Science Conference Papers and Journal articles.” arXiv:1909.02954 [cs] vol., n. (2019). pp.:

Texto completo

 

Aunque la bibliometría se aplica normalmente a los artículos de revistas cuando se utilizan para apoyar las evaluaciones de investigación, los artículos de conferencias son al menos igual de importantes en campos relacionados con la informática. Por lo tanto, es importante evaluar las ventajas relativas de las citas y la altmétrica para computar los documentos de conferencias, a fin de tomar una decisión informada sobre cuál, si es que hay alguna, se debe utilizar. Este artículo compara las citas de Scopus con los recuentos de lectores de Mendeley para artículos de conferencias y revistas que fueron publicados entre 1996 y 2018 en 11 campos de la informática y que tenían al menos un autor estadounidense.

Los datos mostraron una alta correlación entre los conteos de citas de Scopus y los conteos de lectores de Mendeley en todos los campos y en la mayoría de los años, pero con pocos lectores de Mendeley para artículos de conferencias más antiguos y pocas citas de Scopus para nuevos artículos de conferencias y revistas. Por lo tanto, los resultados sugieren que los recuentos de lectores de Mendeley tienen una ventaja sustancial sobre los recuentos de citas para los documentos de conferencias recientemente publicados debido a su mayor velocidad, pero no son adecuados para los documentos de conferencias más antiguos.

Las mega-revistas de acceso abierto pierden impulso a medida que madura el modelo de publicación

4luk79ei_400x400

Open-access megajournals lose momentum as the publishing model matures
By Jeffrey Brainard. Science Sep. 10, 2019 , 5:15 PM

Ver original

 

Cuando PLOS ONE debutó en 2006, sus fundadores declararon que transformaría la publicación científica. Fue la primera revista multidisciplinaria, de gran volumen y acceso abierto que publicó ciencia técnicamente sólida sin tener en cuenta la novedad. Cinco años más tarde, Peter Binfield, entonces su editor, pronosticó que para 2016, el 50% de todos los artículos científicos aparecerían en 100 de estas “megorrevistas”.

 

Con sede en San Francisco, California, PLOS ONE creció hasta convertirse en la revista más grande del mundo, publicando más de 30.000 artículos en su apogeo en 2013 y generando más de una docena de imitadores, pero las mega-revistas se han quedado muy lejos de los objetivos de Binfield. De 2013 a 2018, la producción de PLOS ONE cayó un 44%. Otro megajournal, Scientific Reports, superó a PLOS ONE en tamaño en 2017, pero su número de artículos disminuyó en un 30% al año siguiente, según datos de la base de datos Scopus del editor Elsevier. El crecimiento de las nuevas mega-revistas no ha compensado los descensos. En 2018, PLOS ONE, Scientific Reports, y 11 mega-revistas más pequeñas publicaron colectivamente alrededor del 3% del total de los documentos mundiales.

PLOS ONE y los informes científicos también han disminuido en otras medidas de rendimiento. La velocidad de publicación, un punto clave al principio, ha caído. Y un estudio publicado en agosto mostró que con ciertas medidas basadas en citas, la conexión de las revistas con la vanguardia de la ciencia se ha desgastado.

“Los editores de Megajournal claramente aún no han persuadido a muchos investigadores de que su enfoque añade un valor significativo al ecosistema de las comunicaciones académicas”, escribieron el científico Stephen Pinfield, de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido, y sus colegas, en un estudio realizado en julio en la revista Journal of Documentation.

Pero las mega-revistas siguen ocupando un nicho único e importante en la publicación científica, dicen algunos analistas. Debido a que su tasa de aceptación es alta -alrededor del 50% de los manuscritos presentados- y no insisten en la novedad, permiten a los autores publicar hallazgos valiosos, como estudios de replicación y resultados negativos, que de otro modo podrían ser rechazados por las revistas selectivas tradicionales. Siguen siendo pertinentes como una opción para los autores europeos cuyos financiadores tienen previsto exigir que sus trabajos sean de libre lectura en el momento de su publicación. Y las tasas de publicación de las megajournals: 1595 dólares por artículo en PLOS ONE, para ejemplo: se mantienen bajas en comparación con revistas de acceso abierto más selectivas, como Nature Communications y Science, la revista hermana de acceso abierto, Science Advances, que cobra 4.500 dólares.

La caída de la producción se debe a la disminución de los envíos. En Scientific Reports, los autores presentaron menos manuscritos después de una caída en su factor de impacto, una medida de las citas por artículo, dice James Butcher, vicepresidente de revistas de su empresa matriz, Nature Research en Londres. La métrica, que muchos autores siguen de cerca, por lo general disminuye cuando una revista se expande rápidamente, como lo hacían los Scientific Reports hasta hace poco.

Joerg Heber, redactor jefe de PLOS ONE, dice que su disminución en las presentaciones se debe a la creciente competencia de las revistas de acceso abierto más recientes. PLOS ONE ha añadido nuevos servicios para atraer a más autores, incluyendo la publicación de los comentarios de los revisores.

Mientras tanto, las mega-revistas han perdido una fuente de atracción: la publicación rápida. Al principio, PLOS ONE y Scientific Reports publicaron los artículos un promedio de 3 meses después de su presentación, en comparación con el promedio de las revistas tradicionales de alrededor de 5 meses. Pero para 2018, el retraso de PLOS ONE había aumentado a 6 meses y el de Scientific Reports a 5 meses, según un estudio de 2018 en Online Information Review. Tanto Heber como Butcher culpan a las dificultades logísticas de manejar grandes volúmenes y dicen que han mejorado el personal y las operaciones para reducir los retrasos.

Tal vez más preocupante: Según un estudio de Petr Heneberg, de la Universidad Carolina de Praga, a medida que los volúmenes editoriales han disminuido, también lo han hecho las conexiones de las mega-revistas con las fronteras de la ciencia. Examinó la frecuencia con la que los artículos de 11 megajournals citaban los artículos recientemente publicados en cada una de las tres revistas selectivas de alto nivel -Nature, Proceedings of the National Academy of Sciences y Science-. También analizó lo contrario: la frecuencia con que los artículos de las tres revistas selectivas citaban artículos en las mega-revistas. Para PLOS ONE, ambas medidas cayeron significativamente entre 2008 y 2016, acercándose a cero, informó Heneberg en la edición de agosto de Scientometrics. También se desplomaron otras citas de las mega-revistas a las tres revistas de élite.

Heber dice que el estudio de Heneberg es demasiado limitado para ser significativo. Por ejemplo, dice que PLOS ONE ha publicado recientemente más investigaciones clínicas, un tema que no aparece a menudo en las tres revistas más valoradas.

Aunque las mega-revistas fundadoras han perdido impulso, otras más selectivas o especializadas están prosperando. En los últimos años han crecido rápidamente tres mega-revistas centradas en la disciplina: Medicine, de la editorial Wolters Kluwer; BMJ Open; y IEEE Access. Las revistas de acceso abierto como Nature Communications y Science Advances, que consideran la novedad de los artículos, también se han expandido, señala Cassidy Sugimoto, de la Universidad de Indiana en Bloomington, coautora de un próximo estudio de dichas revistas. “Para mí, eso no demuestra que las mega-revistas se están muriendo”, dice, sino que sugiere que su carácter pionero ha conducido a una mayor diversidad de opciones de publicación útiles.

 

Reproducibilidad y replicabilidad en la ciencia

42d0f5a4ba93c018c57c26694f764d52

National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine. 2019. Reproducibility and Replicability in Science. Washington, DC: The National Academies Press. https://doi.org/10.17226/25303.

Texto completo

 

Una de las vías por las cuales la comunidad científica confirma la validez de un nuevo descubrimiento científico es repitiendo la investigación que lo produjo. Cuando un esfuerzo científico no puede confirmar de manera independiente los cálculos o los resultados de un estudio anterior, algunos temen que sea un síntoma de falta de rigor en la ciencia, mientras que otros argumentan que tal inconsistencia observada puede ser un precursor importante para un nuevo descubrimiento.

¿Mendeley y/o Zotero?. Análisis comparado de gestores de referencias bibliográficas y visibilidad de la investigación

 

noticia_servicios_gestores_bibliograficos

Mendeley vs. Zotero. Gestores de referencias bibliográficas y la visibilidad de la investigación

Descarga la presentación

 

Los gestores de referencias hoy por hoy son herramientas de un incalculable valor para apoyar las tareas de compilación, gestión y presentación de referencias bibliográficas en los trabajos de investigación. Con la llegada de Internet y el traslado por parte de los investigadores de sus tareas al entorno web, los principales sistemas de gestión de referencias han evolucionado como herramientas colaborativas, cuya función y valor va más allá de la inicial generación de bibliografías, para llegar a ser verdaderas redes sociales de investigadores que facilitan el descubrimiento y la visibilidad de la información y de los investigadores.

Después de este seminario esperamos disponga de un mayor conocimiento sobre:

  • Los gestores de referencias forman parte de una de las habilidades fundamentas en ALFIN: La escritura científica
  • Existen diferentes opciones para diferentes necesidades.  Cuál es la mejor opción a elegir y porque razones
  • Los sistemas de gestión de referencias son más que una herramienta para formatear las referencias bibliográficas, están presentes en todo el proceso de investigación e inciden en la calidad y visibilidad de la investigación,  y en consecuencia en la reputación del investigador.

Julio Alonso Arévalo, Jefe  de  la  Biblioteca  de  la  Facultad  de  Traducción  y  Documentación de  la Universidad  de  Salamanca, coordinador de la lista de información en Documentación InfoDOC y creador del blog Universo Abierto. También es director del programa de Radio USAL “Planeta Biblioteca” en el que se trata sobre recursos, servicios y tecnologías de la investigación.

Además de ex-miembro del Grupo de Investigación reconocido E‐LECTRA. Premio Nacional de Investigación en Edición y Sociedad de la Información por el trabajo “El ecosistema del Libro Electrónico Universitario”. Julio Alonso tiene publicados más de 80 artículos y 10 libros, “eBooks en Bibliotecas”, “Zotero”. “Las nuevas fuentes de información en el contexto de la Web 2.0”. “Leyendo entre pantallas “, “Social reading”

¿Cómo detectar una revista depredadora? Planeta Biblioteca 2019/10/15

 

2b92f01835adc1dff39f6257fa2650a1

ESCUCHAR

Ir a descargar

Más sobre

 

La publicación de investigaciones originales es fundamental para el logro académico y profesional. La condición sine quanum para que consideremos que una revista es científica es que haya sido sometida a un proceso de revisión por parte de expertos o pares. Una consecuencia negativa del rápido crecimiento de las publicación de acceso abierto financiadas a través de cargos de procesamiento de artículo, junto a la necesidad de los investigadores de publicar para obtener mejoras profesionales, acreditarse o obtener financiación para sus proyectos, es la aparición de editoriales y revistas “depredadoras”. Termino acuñado por Jeafrey Beal.

Las denominadas “revistas depredadoras” enmascaran publicaciones científicas que no lo son y requieren del pago para aceptar y publicar trabajos sin ningún tipo de revisión por pares. Su objetivo es engañar a los investigadores, especialmente a los que no tienen experiencia en comunicación académica.

Las publicaciones depredadoras han crecido exponencialmente en los últimos 10 años. En el mundo se calcula que hay muchas revistas académicas, 30.000 o más, y se estima que alrededor de 10.000 revistas emplean prácticas de “publicación predatoria” y deberían evitarse a toda costa. Según los datos proporcionados por Shen y Bjork, las revistas “depredadoras” publicaron más de 420.000 artículos en 2014.

Características de las revistas “depredadoras”

  • Solicitan activamente manuscritos, las revistas legítimas no solicitan regularmente envíos de manuscritos por correo electrónico
  • La mayoría de las páginas de revistas “depredadoras” contienen errores ortográficos (66%)
  • Imágenes distorsionadas o potencialmente no autorizadas (63%)
  • Títulos similares o iguales de revistas y entidades pretendidamente legítimos
  • Anuncianuna medición falsa del impacto.
  • Anuncian nombres de revisores falsos, cuya afiliación con la revista no estaba verificada
  • Las revistas “depredadoras” cobran una tasa de publicación considerablemente menor (mediana 100 $ USD, IQR 63 $ – 150 $ )
  • Ofrecen una revisión rápida, que no hacen
  • Ocultar información sobre los cargos por procesamiento de artículos (APC) hasta después de que el autor haya completado la presentación.

Todo esto tiene importantes daños colaterales para los autores, ya que muchos de los trabajos de investigación que aparecen en estas revistas fraudulentas son legítimos, y sus autores no tienen nada que ver con el falso proceso de revisión por pares, de modo que estos autores son víctimas de esta pantomima de sistema de revisión por pares, y una vez que sus documentos se retraen, será muy difícil para ellos volver a dar a conocer los resultados de su trabajo legítimos de investigación.

En última estancia, si tienes alguna duda sobre la reputación de una revista, consulte con un bibliotecario. Los bibliotecarios están capacitados para conocer el proceso de publicación, y los empleados de las universidades trabajan diariamente con una amplia variedad de revistas académicas.

En conclusión:

  • Las revistas depredadoras son un problema global y creciente que contamina todos los dominios de la ciencia.
  • Es necesario educar a los investigadores sobre cómo identificar las revistas predatorias y evitar enviar trabajos a estos puntos de venta sin escrúpulos.
  • Se necesitará una respuesta coordinada de todas las partes interesadas (investigadores, instituciones, donantes, reguladores y pacientes) para detener la influencia de estas revistas ilegítimas.
  • Hacer listas blancas de revistas
  • Todo esto tiene importantes daños colaterales para muchos autores, ya que muchos de los trabajos de investigación que aparecen en estas revistas fraudulentas son legítimos

Think. Check. Submit. Test que ayuda a detectar revistas depredadoras

 

think-check-submit

https://thinkchecksubmit.org/

 

A través de una serie de herramientas y recursos prácticos, esta iniciativa internacional e intersectorial tiene como objetivo educar a los investigadores, promover la integridad y fomentar la confianza en la investigación y las publicaciones legitimas a fin de detectar posibles revistas depredadoras.

 

La publicación de investigaciones originales es fundamental para el logro académico y profesional. Una consecuencia negativa del rápido crecimiento de las publicación de acceso abierto financiadas a través de cargos de procesamiento de artículo, junto a la necesidad de los investigadores de publicar para obtener mejoras profesionales, acreditarse o obtener financiación para sus proyectos, es la aparición de editoriales y revistas “depredadoras”. Así, las revistas depredadoras explotan la necesidad que tienen los académicos e investigadores de publicar su trabajo, y utilizan tácticas de negocios cuestionables como cobrar al autor por publicar y luego no proporcionar los servicios profesionales de una revista académica de buena reputación.

En el mundo se calcula que hay muchas revistas académicas, 30.000 o más, y se estima que alrededor de 10.000 revistas emplean prácticas de “publicación predatoria” que deberían evitarse a toda costa.

Algunas herramientas como Think. Check. Submit pueden ayudar a los investigadores a identificar revistas de confianza para su investigación por medio de una lista de verificación y preguntas.

Think. Check. Submit. es una iniciativa que guía a los investigadores y académicos a la hora de decidir si asistir a una conferencia o enviar un resumen y presentar su investigación. El enfoque de tres pasos sirve de guía a los académicos para ayudarles a identificar revistas de confianza para su investigación por medio de una lista de verificación y preguntas. `Pensar’ sobre el problema planteado por las revistas o conferencias depredadoras, `Verificar’ la conferencia contra un conjunto de criterios diseñados para resaltar los atributos de las revistas y conferencias de buena y mala calidad, y Enviar o`Asistir’ sólo si la publicación o conferencia se ajusta a los criterios consistentes confiables.

 

1. Piensa

  • ¿Estás enviando tu investigación a una revista confiable?
  • ¿Es esta la revista indicada para publicar tu trabajo?

 

2. Verifica

  • ¿Tu o sus colegas conocéis la revista?

– ¿Has leído antes algún artículo de esa revista?
– ¿Es fácil encontrar los últimos artículos de la revista?

  • ¿Puedes identificar y contactar fácilmente con la editorial?

– ¿Se encuentra el nombre de la editorial claramente consignado en la página web de la revista?
– ¿Puede contactar a la editorial por teléfono, correo electrónico y postal?

  • ¿La revista es clara respecto al tipo de revisión por pares que utiliza?
  • ¿Están los artículos indexados en servicios como Web of Knowledge o Scopus?
  • ¿Son claros los costos de publicación?

– ¿En el sitio web de la revista se explica para qué son/dichos costos y cuándo serán/cobrados?

  • ¿Reconoces a los miembros del comité editorial?

– ¿Ha oído hablar de los miembros del comité editorial?
– ¿Los miembros del comité editorial mencionan a la revista en sus páginas web personales?

  • ¿La editorial es miembro de alguna entidad reconocida?

– ¿Pertenecen al Comité de Ética de Publicación (COPE, por sus siglas en inglés)?
– Si la revista es de acceso abierto, ¿se encuentra en la lista del Directorio de Revistas de Acceso Abierto (DOAJ, por sus siglas en inglés)?
– Si la revista es de acceso abierto, ¿pertenece la editorial a la Asociación de Editoriales Académicas de Acceso Abierto (OASPA, por sus siglas en inglés)?
– ¿La revista se encuentra alojada en alguna de las plataformas de Revistas Electrónicas de INASP (para revistas publicadas en Bangladesh, Nepal, Sri Lanka, América Central y Mongolia) o en Revistas Africanas Electrónicas (AJO, por sus siglas en inglés, para las revistas africanas), o en SciELO, Latindex o RedALyC (para revistas de Iberoamérica)?
– ¿La editorial es miembro de alguna asociación comercial?

3. Envía o Asiste

Si la respuesta a la mayoría de las preguntas de esta lista es “sí”

Completa la lista de verificación y envía tu artículo sólo si respondiste “sí” a la mayoría de las preguntas anteriores

  • Debes estar seguro de que la revista que has elegido tendrá un perfil adecuado para sus pares, mejorando tanto su reputación como sus posibilidades de ser citado.
  • Publicar en la revista indicada para tu investigación mejorará tu reputación profesional, y te ayudará a progresar en su carrera.
  • Tu trabajo debería estar indexado y/o archivado en un sitio fácilmente descubrible.
  • Es necesario esperar una experiencia de publicación profesional, en la cual su trabajo sea revisado y editado.
  • Solo entonces deberías enviar tu artículo.

 

 

Recompensas, incentivos y/o reconocimientos para los investigadores que practican la Ciencia Abierta

 

osdc_520x292_opensourceprescription

Evaluation of Research Careers fully acknowledging Open Science Practices: Rewards, incentives and/or recognition for researchers practicing Open Science. Brussels: European Commission, 2017

Texto completo

 

La Ciencia Abierta representa un enfoque de la investigación que es colaborativo, transparente y accesible. Hay una amplia gama de actividades que entran bajo el paraguas de la Ciencia Abierta que incluyen publicación de acceso abierto, datos abiertos, revisión abierta por pares e investigación abierta. También incluye a los ciudadanos la ciencia o, en términos más generales, la participación de las partes interesadas, cuando los no especialistas se dedican directamente a investigación. La Ciencia Abierta va de la mano con la integridad de la investigación y requiere de un marco legal y ético. la sensibilización de los investigadores. Un factor impulsor de la Ciencia Abierta es la mejora de la transparencia y la la validez de la investigación, así como en lo que respecta a la propiedad pública de la ciencia, en particular la que es financiada con fondos públicos.

Los investigadores de toda Europa ya practican hasta cierto punto la Ciencia Abierta, por ejemplo, a través de acceso abierto a sus publicaciones. Algunos ya proporcionan datos abiertos, participan en revisiones abiertas por pares, y el compromiso de las partes interesadas o de la ciencia ciudadana. Los investigadores avanzan en su carrera a través de y este es el factor clave para asegurar que la Ciencia Abierta se convierta en una corriente dominante. El uso exclusivo de parámetros bibliométricos como indicadores de excelencia en la evaluación por parte de la mayoría de los financiadores y universidades/organizaciones de investigación no facilita la Ciencia Abierta. El compromiso con la Ciencia Abierta aumentará a través de estímulos e incentivos por parte de los empleadores y financiadores a través de la evaluación.

La Ciencia Abierta ofrece a los investigadores los medios para una mayor transparencia, reproducibilidad, difusión y transferencia de nuevos conocimientos. El sistema operativo proporciona un mayor acceso a datos y publicaciones que pueden mejorar la eficacia y el aumento de la productividad de los investigadores (lo que permite más investigación a partir de los mismos datos). En un entorno abierto puede haber una verificación más precisa de los resultados de la investigación. Estos son ejemplos de buenas razones para que los investigadores practiquen la Ciencia Abierta.