Archivo de la etiqueta: Investigadores

Una encuesta revela la falta de diversidad entre los editores de revistas

Salazar, James W., et al. «Gender, Race, Ethnicity, and Sexual Orientation of Editors at Leading Medical and Scientific Journals: A Cross-Sectional Survey». JAMA Internal Medicine, junio de 2021. DOI.org (Crossref), doi:10.1001/jamainternmed.2021.2363.

Texto completo

Al recopilar datos sobre las distintas razas, orientaciones sexuales e identidades de género de los editores de 25 revistas científicas y médicas, los investigadores documentan la escasa representación de los grupos minoritarios.

En comparación con la población general, así como con el profesorado de las facultades de medicina o los médicos en activo, los negros y los hispanos/latinos están infrarrepresentados en las revistas científicas y médicas de primer nivel, según un estudio publicado en JAMA Internal Medicine el 11 de junio. Los blancos representan más del 75 por ciento de los editores en la encuesta y los asiáticos otro 15 por ciento.

El equipo de investigadores, dirigido por James Salazar, investigador clínico de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) y miembro de la redacción de JAMA IM, envió una encuesta por correo electrónico a 654 directores de 25 revistas (17 en EE.UU. y 8 en Europa), preguntándoles por su raza y origen étnico, así como por su orientación sexual e identidad de género. De los 368 editores que respondieron, el 1,1% eran negros. En comparación, los negros representan el 3,6% del profesorado de las facultades de medicina de EE.UU., el 5,0% de los médicos en activo y el 13,0% de los adultos estadounidenses. Entre los encuestados, el 3,8% eran hispanos, latinos o de origen español, en comparación con el 5,5% del profesorado de las facultades de medicina, el 5,8% de los médicos en activo y el 16,4% de los adultos estadounidenses.

En cuanto a la orientación sexual, el 88,3% de los encuestados se identificó como heterosexual, mientras que el 9% se identificó como LGBTQ. Uno de los encuestados se identificó como no binario, mientras que ninguno seleccionó la opción transgénero. Esto se compara con alrededor del 11-12 por ciento de los estudiantes de medicina de EE.UU. que se identifican como LGBTQ, pero Salazar señala que “hay pocos datos de poblaciones comparables, por lo que [estoy] orgulloso de que hayamos sido capaces de proporcionar datos iniciales en este frente”.

Cómo crear un perfil en ORCID

Cómo crear un perfil en ORCID

Los identificadores persistentes surgen para solucionar el problema de los cambios de ubicación y/o nombre de los archivos en Internet. Su objetivo es redireccionar a los documentos, aunque estos hayan cambiado de ubicación en la red (cambio de URL). ORCID es un proyecto abierto, sin ánimo de lucro, comunitario, que ofrece un sistema para la identificación inequívoca de investigadores y un método claro para vincular las actividades de investigación y los productos de estos identificadores.  

  • ORCID es aceptado por organizaciones y editores científicos tan importantes como Nature, Elsevier, Thomson-Reuters, CrossRef, Springer, Wiley, etc.
  • El identificador único ORCID es independiente y normalizado de acuerdo con la norma ISO 27729:2012. Consta de 16 dígitos que forman un código único, persistente asociado a cada autor registrado en ORCID.
  • Se trata de un código único personal sincronizado con los diferentes identificadores de cada investigador en los principales portales académicos
  • El identificador único ORCID permitirá a cada investigador conectar directamente con sus IDs en Scopus, WOK (Web of Knowledge), CrossRef y transferir los datos de sus publicaciones de manera automática desde estos portales hacia ORCID,

Webometrics Ranking of World Universities 2021

Webometrics Ranking of World Universities

Ranking de Universidades Españolas

Ranking de Universidades del Mundo

Ranking de Universidades Latinoamericanas

Perfiles de los investigadores más citados en Google Scholar en España

Webometrics Ranking of World Universities es una iniciativa del Laboratorio de Cibermetría, un grupo de investigación perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el mayor organismo público de investigación de España. El Ranking Web comenzó en 2004 (el actual es el 18º año de publicación. El Ranking Web o Webometrics es el mayor ranking académico de Instituciones de Educación Superior que ofrece cada seis meses un ejercicio científico independiente, objetivo, gratuito y abierto para proporcionar información fiable, multidimensional, actualizada y útil sobre el rendimiento de las universidades de todo el mundo.

Cybermetrics Lab, perteneciente al CSIC, se dedica al análisis cuantitativo de los contenidos de Internet y de la Web, especialmente los relacionados con los procesos de generación y comunicación académica del conocimiento científico.

En el ranking se incluyen más de 31 000 instituciones de investigación de todo el más de 200 países de todo el mundo. 4.000 instituciones de Latinoamérica, 265 instituciones españolas y los perfiles de 91.000 investigadores españoles. La metodología aplicada puedes encontrarla aquí.

Ranking de Universidades Españolas

Guía práctica para mejorar la igualdad de género en las organizaciones de investigación

Practical Guide to Improving Gender Equality in Research Organisations. Science Europe, 2017

Texto completo

Las organizaciones de investigación tienen un papel crucial que desempeñar en la lucha contra la desigualdad de género; no sólo en beneficio de su propio ecosistema, sino para contribuir al progreso de la sociedad en general. En esta guía práctica se exponen ejemplos de buenas prácticas y se orienta el desarrollo ulterior de enfoques específicos para cada contexto, incluida la forma de evitar los sesgos inconscientes en los procesos de examen por homólogos, la forma de vigilar la igualdad de género y la forma de mejorar las prácticas de gestión de las subvenciones.

El bibliotecario de investigación del futuro: científico de datos y co-investigador

Jeannette Ekstrøm , Mikael Elbaek , Chris Erdmann e Ivo Grigorov. The research librarian of the future: data scientist and co-investigator. LSE, 4 dic. 2016

Ver original

Sigue existiendo una cierta desconexión entre la forma en que los propios bibliotecarios de investigación ven su papel y sus responsabilidades y cómo las ven sus colegas de la facultad. Jeannette Ekstrøm , Mikael Elbaek , Chris Erdmann e Ivo Grigorov imaginan cómo podría trabajar el bibliotecario de investigación del futuro, utilizando la nueva ciencia de datos y habilidades digitales para impulsar una investigación más colaborativa y abierta. Podría decirse que este futuro ya está sobre nosotros, pero las instituciones deben implementar un enfoque estructurado para desarrollar las habilidades y los servicios de los bibliotecarios para aprovechar plenamente los beneficios.

Imagina a los bibliotecarios de investigación como socios iguales en el proceso de investigación, ayudando a un investigador en cualquier disciplina a mapear las brechas de conocimiento existentes, identificar los cruces disciplinarios emergentes incluso antes de que sucedan, y ayudar en la formulación y el refinamiento de preguntas de investigación.

Imagina un bibliotecario pertrechado de las herramientas digitales para automatizar las revisiones de la literatura para cualquier disciplina, reduciendo miles de ideas de artículos en memes y luego aplicando análisis de redes para visualizar tendencias en líneas de investigación emergentes.

¿Qué pasaría si su bibliotecario de investigación pudiera profundizar y usar un complemento ami-2word para mapear en qué secciones de artículos aparecen los términos clave de su investigación? Imagina que los resultados confirman que tu término de investigación favorito casi nunca aparece en las secciones de resultados, sino que se agrupan solo en torno a presentaciones y perspectivas.

¿Y si el bibliotecario no se detuviera allí, sino que se acercara a la nube de datos con estadísticas inteligentes, aplicando las últimas técnicas de extracción de texto y datos para satisfacer incluso a la mente científica más escrutadora, antes de formular una pregunta de investigación innovadora?

Imagina a un bibliotecario que comprende, en términos pragmáticos, los beneficios de la ciencia abierta para el proceso de descubrimiento. Imaginate a un bibliotecario que también ofrece consejos prácticos sobre cómo hacer que esas ideas formen parte de su flujo de trabajo diario. ¿Te gustaría que ese bibliotecario te ayudara a poner en marcha tu carrera académica?

Puede parecer demasiado bueno para ser verdad, pero en cierto modo ya está sucediendo.

En la era digital, muchas de las habilidades y competencias que desarrollan los bibliotecarios para realizar servicios “básicos” pueden servir directamente al ciclo de vida y al flujo de trabajo de la investigación. Competencias como mapear el panorama del conocimiento, gestionar volúmenes de datos heterogéneos o presentarlos en formatos comprensibles no son cosas con las que todos los investigadores están dotados, pero de las que todas las hipótesis pueden beneficiarse.

Al utilizar sus habilidades digitales y de ciencia de datos, los bibliotecarios de investigación tienen la oportunidad de hacer una contribución importante al flujo de trabajo de sus colegas de la universidad. Las habilidades de los bibliotecarios en ciencia de datos pueden ayudar a navegar a través de la avalancha de información y realmente pueden cambiar la forma en que se los percibe: desde un servicio general hasta su consideración como investigadores co-investigadores.

A medida que cada vez es más necesaria una investigación más abierta y transparente como una obligación de los mandatos de los financiadores, los bibliotecarios de investigación se convierten en un socio indispensable para divulgar de manera óptima los diversos resultados del proceso de investigación; desde el asesoramiento sobre la elección de las licencias adecuadas para su reutilización, hasta la mejor conservación a largo plazo y la asignación de identificadores persistentes en relación con las prácticas de derechos de propiedad intelectual existentes.

Hacer del futuro bibliotecario un socio de investigación indispensable para el profesorado no solo cerraría la brecha en cómo se percibe el rol, sino que también crearía un conducto autosuficiente para incluir las mejores prácticas en la erudición colaborativa y abierta, e implementar la ciencia abierta de forma predeterminada. Al final, todo el mundo tendría más impacto.

Tenzing permite documentar la contribución de cada investigador en un artículo a través de CRediT

Holcombe AO, Kovacs M, Aust F, Aczel B (2020) Documenting contributions to scholarly articles using CRediT and tenzing. PLoS ONE 15(12): e0244611. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0244611

Tenzing

Actualmente la investigación se desarrolla a través de la contribución de grupos de personas, no de individuos en solitario. Los diferentes miembros del equipo a menudo tienen diferentes roles. Sin embargo, hasta hace aproximadamente una década, las revistas seguían funcionando como si no hubiera necesidad de proporcionar más información que una lista de nombres. A partir de la lista de firmantes se podía deducir en función del orden de los nombres en la lista cual era la contribución de cada uno, pero la forma en que se determina el orden refleja prácticas a menudo no escritas en torno a la autoría que pueden ser poco concluyentes para las personas fuera de un subcampo y pueden diferir sustancialmente de las prácticas de otras disciplinas. Por lo que para muchas instituciones de financiación es difícil determinar los tipos de contribuciones típicamente involucradas en diferentes tipos de proyectos.

En las últimas décadas, muchas revistas han comenzado a alentar, y algunas a exigir, que los equipos den alguna indicación de quién hizo qué en el trabajo en el artículo. En algunas revistas, esto se hace en una breve sección de “nota del autor” o “información del autor”. Gracias a este desarrollo, es más probable que los investigadores obtengan el reconocimiento específico que merece cada uno.

Para abordar esto, se necesitan clasificaciones estandarizadas para los tipos de contribuciones realizadas a los proyectos científicos. Una de esas taxonomías, desarrollada en 2014, es CRediT (Contributor Roles Taxonomy), que desde entonces ha sido utilizada por docenas de editores. que incluye 14 categorías, que se puede utilizar para representar los roles que suelen desempeñar los contribuyentes a la producción científica académica. Los roles describen la contribución específica de cada colaborador a la producción académica.

Tenzing, es una aplicación basada en la web que facilita a los investigadores indicar quién hizo qué en sus investigaciones. Tenzing ayuda a los investigadores a registrar al principio de un proyecto las expectativas en torno a los diferentes roles de los investigadores en una obra, lo que facilita la identificación y contribución cuando llega el momento de enviar el artículo a una revista. La aplicación lleva el nombre del sherpa nepalí-indio Tenzing Norgay, quien fue una de las dos personas que alcanzó la cima del monte Everest por primera vez. A pesar de su contribución esencial, el logro se le atribuye menos a él que a su compañero, el alpinista neozelandés Edmund Hillary.

Image for post

Los usuarios de Tenzing ingresan información en una plantilla de hoja de Google. Hay una columna para cada una de las 14 categorías de contribución a la investigación de CRediT y una fila para el nombre de cada colaborador del proyecto. Los investigadores marcan las columnas para indicar en qué áreas contribuyeron (o en las que planean contribuir, si esto se está haciendo en la etapa de planificación). Después de que los investigadores cargan la hoja de cálculo completa, Tenzing puede generar varios resultados, como la información CRediT en forma de oración en prosa, adecuada para la sección Información del autor de un artículo de revista.

Diversidad de las prácticas documentales digitales en los ámbitos científicos

Ghislaine, C., E. Benoît, et al. (2012). [e-Book] Pratiques documentaires numériques, Presses de l’enssib.

Texto completo

PDF

ePub

Explorar las prácticas documentales en la enseñanza superior y la investigación en un momento clave del desarrollo, e incluso del crecimiento exponencial, de la utilización de las herramientas digitales.

En un momento de creciente madurez de la oferta documental digital y de su potencial en todos los campos científicos, ¿qué sabemos realmente sobre la realidad de las prácticas documentales en las universidades y organizaciones de investigación?

Hacer balance de esta cuestión fue el objetivo de la jornada de estudio « Diversité des pratiques documentaires numériques dans les champs scientifiques » organizada en el enssib en julio de 2009, que pretendía reunir un conjunto de trabajos recientes que abarcaban una amplia gama de observaciones de prácticas en la investigación y la enseñanza universitaria. Esta diversidad se refiere a las metodologías utilizadas (cuantitativas y cualitativas), a los diferentes medios de comunicación (en particular revistas y libros) y a los diferentes campos disciplinarios (física de alta energía, matemáticas e informática, ciencias de la educación, ciencias políticas): las perspectivas más transversales son también complementarias. Los puntos de vista abordados son internacionales.

ORCID llega a los 10 millones de perfiles

Después de 8 años de trayectoria ORCID llega a los 10000000 de perfiles. A fines de 2012, solo tres meses después de que lanzamos el registro ORCID, disponía de casi 50.000 investigadores ya se habían registrado para obtener un iD . Diez meses después de eso, el récord de ORCID creciera a casi 250,000 (¡con 80 miembros!) En dos años se llegó a 1,000,000 de iD , y nueve meses después de eso, en 2015,  1.5 millones de iD . 

Desde 2015 la plataforma ha estado creciendo constantemente superando incluso las más altas expectativas:

  • En 2015, el récord creció en 788.650 registros,
  • En 2016, por 1.068.295
  • En 2017, 1.388.796
  • En 2018, creció en 1.585.851
  • En 2019, por 2.006.672, y
  • En 2020 (hasta ahora), 2,293,631! 

Y la semana pasada, ORCID alcanzó otro hito importante: ¡10 millones de ORCID iD registrados! 

Descubrir, leer, publicar, compartir y monitorizar el progreso: comportamiento de los investigadores junior españoles

Juniors research medicine – The Official Student Newspaper

Rodríguez-Bravo, Blanca; Nicholas, David (2020). “Descubrir, leer, publicar, compartir y monitorizar el progreso: comportamiento de los investigadores junior españoles”. Profesional de la información, v. 29, n. 5, e290503.https://doi.org/10.3145/epi.2020.sep.03

Texto completo

Se analizan los hábitos y prácticas de comunicación científica de la nueva ola de investigadores españoles a partir de los resultados de una encuesta de ámbito internacional (2019). Los resultados de un centenar de contribuciones confirman los obtenidos previamente en entrevistas realizadas entre 2016 y 2018 en España en el marco del Proyecto Harbingers, y ponen de manifiesto similitudes y diferencias con los resultados obtenidos de la encuesta mencionada en otros países cubiertos por el Proyecto en su segunda fase. Los investigadores españoles presentan dos caras contradictorias: Son innovadores en sus percepciones aunque no tanto en sus prácticas relativas al acceso abierto y al uso de las redes sociales. Sin embargo, sus actitudes y hábitos nuevos no son desinteresados, están motivados por promocionar el trabajo propio y conseguir el reconocimiento. En este sentido, se muestran conservadores. La competición en que se encuentran inmersos para conseguir un trabajo estable y, por tanto, la necesidad de focalizarse en los méritos que les van a ser evaluados les limita para poder disfrutar del proceso de aprendizaje y dedicarse a las prácticas de ciencia abierta a las que su generación se muestra proclive de forma natural.

Factores facilitadores clave en redes de investigación eficaces y sostenibles


OMS / TDR. Key enabling factors in effective and sustainable research networks Findings from a qualitative research study. Washington: OMS, 2016

Texto completo

Este informe describe los hallazgos de un estudio de investigación cualitativa sobre redes de investigación en salud. Identificó varias ventajas en el establecimiento o mantenimiento de redes:

  • para el participante individual: desarrollo de capacidades, aprendizaje entre pares, intercambio de conocimientos y prueba de ideas con otros que trabajan en situaciones similares; y
  • para la institución: proporcionar un perfil, crear una masa crítica de organizaciones que se considera que trabajan juntas.

Los desafíos incluyen: falta de compromiso institucional e individual; la falta de un marco de resultados común (que vincule la visión con los pasos planificados y prácticos); falta de actividades conjuntas entre los miembros; falta de alineación entre la financiación y los ciclos de la red; y la falta de interés de los donantes para financiar la infraestructura.

Los factores propicios para redes eficaces y sostenibles incluyen: objetivos compartidos entre los miembros de la red; estructuras de gobernanza claras; liderazgo / campeones fuertes; recursos sostenidos (infraestructura, humanos y financieros); y soporte de comunicaciones efectivo (para comunicaciones dentro y fuera de la red).

La sostenibilidad de la red también tiene una dimensión temporal vinculada a factores que incluyen recursos, relaciones y relevancia.

Al centrarse en los factores facilitadores y los desafíos, las organizaciones e instituciones interesadas en establecer o apoyar redes pueden garantizar el desarrollo de redes eficaces y sostenibles