Archivo de la etiqueta: Encuestas

Libros impresos frente a libros electrónicos: ¿Cuál es la preferencia de los estadounidenses?

Faverio, Michelle, y Andrew Perrin. «Three-in-Ten Americans Now Read e-Books». Pew Research Center (blog). Accedido 29 de agosto de 2022.

Texto completo

El porcentaje de estadounidenses que declaran leer libros electrónicos ha aumentado del 25% al 30%, a pesar de que los consumidores de libros impresos y audiolibros siguen siendo los mismos. Las diferencias demográficas también influyen en la lectura de libros de los adultos en Estados Unidos. El 33% de los adultos estadounidenses lee tanto libros digitales como impresos, mientras que el 9% sólo lee libros digitales.

Los estadounidenses reparten su consumo de libros entre varios formatos. El porcentaje de adultos que han leído libros impresos en los últimos 12 meses sigue superando al de otros formatos, pero el 30% dice ahora que ha leído un libro electrónico en ese periodo.

En general, el 75% de los adultos estadounidenses dice haber leído un libro en los últimos 12 meses en cualquier formato, ya sea completo o parcialmente, una cifra que se ha mantenido prácticamente sin cambios desde 2011, según una encuesta del Pew Research Center realizada del 25 de enero al 8 de febrero de 2021. Los libros impresos siguen siendo el formato más popular para la lectura, con el 65% de los adultos diciendo que han leído un libro impreso en el último año.

Mientras que los porcentajes de lectores de libros impresos y oyentes de audiolibros se mantienen prácticamente sin cambios con respecto a una encuesta del Centro realizada en 2019, se ha producido un aumento en el porcentaje de estadounidenses que dicen leer libros electrónicos, del 25% al 30%.

Según la encuesta, los estadounidenses leyeron una media de aproximadamente 14 libros durante los 12 meses anteriores y el estadounidense típico (la mediana) leyó cinco libros en ese periodo. Estas cifras son idénticas a las de 2011, cuando el Centro comenzó a realizar encuestas sobre los hábitos de lectura de los estadounidenses.

A pesar del crecimiento de ciertos formatos digitales, sigue siendo relativamente poco el número de estadounidenses que sólo consumen libros digitales (que incluyen audiolibros y libros electrónicos) excluyendo los impresos. Un 33% de los estadounidenses lee en estos formatos digitales y también lee libros impresos, mientras que el 32% dice que sólo lee libros impresos. Sólo el 9% de los estadounidenses dicen que sólo leen libros en formato digital y no han leído ningún libro impreso en los últimos 12 meses.

Una nueva encuesta muestra que los lectores prefieren mayoritariamente los libros impresos

New Survey Shows Readers Overwhelmingly Prefer Physical Books Friday, WhatTheyThink, August 12, 2022

Texto completo

Una nueva encuesta realizada entre 2.400 lectores de libros de todas las edades en Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania revela que la gente sigue prefiriendo mayoritariamente los libros físicos por su aspecto, su tacto e incluso su olor.

El estudio, encargado por el fabricante de papel Stora Enso, mostró que el 65% de los encuestados prefiere los libros físicos, frente al 21% que prefiere los libros electrónicos y el 14% los audiolibros. Los franceses son los que más prefieren los libros físicos. Y la mayoría dijo que prefería leer o escuchar libros de ficción por ocio y para pasar tiempo a solas.

«Estos resultados confirman nuestras expectativas de que el mercado de los libros físicos se mantendrá fuerte, lo cual es una buena noticia para nuestros clientes impresores y editores», dijo Jonathan Bakewell, Vicepresidente de Stora Enso, Head of Segment Office and Book Papers. Pero hubo algunos resultados sorprendentes en el grupo más joven (de 16 a 24 años) encuestado, donde el 70% dijo que prefería los libros físicos a los electrónicos.

Este entusiasmo por los libros entre los miembros de la Generación Z, que son más propensos a ser los disruptores digitales, parece alimentado en parte por la moda de los libros manga, impulsada por las series de anime de Netflix, así como por la reciente explosión de los libros románticos para adolescentes. Para los grupos de mayor edad, los libros físicos han superado a los electrónicos en temas como el potencial humano y la atención plena, especialmente durante la pandemia, ya que la gente se tomó una pausa para mirar hacia adentro.

Desintoxicación digital

La gente ha empezado a redescubrir la lectura, en parte impulsada por la pandemia, en la que muchos estaban atados a sus pantallas todo el día por el trabajo o la escuela, y luego no querían leer en pantalla cuando lo hacían en casa cuando llegaba el momento de relajarse. La mayoría de los encuestados (63%) dijo que leyó más durante el Covid, incluyendo casi el 70% en el Reino Unido y los Estados Unidos. En el segmento de los jóvenes, el 64% dijo que leyó más y, en particular, el 76% de los jóvenes en los Estados Unidos y el 73% en el Reino Unido. Durante el aislamiento, la fisicalidad de un libro se sentía más cómoda para algunos que un lector digital. Algunos citaron incluso el olor de un libro físico que podía evocar recuerdos agradables.

Compartir los ojos y los oídos

Pero aunque los libros físicos tengan una mayor participación en los corazones y las mentes, el estudio demostró que hay un momento y un lugar para los tres formatos de libros, y pocos encuestados dijeron que se quedaban con uno solo. Los libros electrónicos y los audiolibros son más cómodos y ligeros de transportar y pueden consumirse desde múltiples dispositivos. Y mientras que el libro y el libro electrónico compiten por una parte de los ojos, el audiolibro es complementario porque compite por los oídos: podcasts, radio, música y otros medios de audio.

Los libros como almacenamiento de carbono

Los libros y el papel en el que se imprimen son circulares y renovables. El 42% de los lectores afirma que le gusta conservar los libros cuando termina de leerlos, mientras que el 26% los presta o dona. Otro 26% vende sus libros y el 5% restante los recicla o desecha. Y aunque los libros emiten carbono durante su producción y distribución, no emiten carbono una vez que están en nuestras estanterías. Y es importante recordar que los libros electrónicos requieren energía para fabricar y hacer funcionar sus dispositivos de lectura y para mantener las enormes granjas de servidores que suministran su contenido.

La neutralidad en cuanto a las emisiones de carbono ocupa un lugar destacado en la agenda de la mayoría, ya que el 61% de todos los encuestados y el 70% de los jóvenes afirmaron que pagarían más (una media del 5,7% del precio de venta al público) por los libros neutros en cuanto a las emisiones de carbono. La mayoría también compraría en un punto de venta que ofreciera libros neutros en carbono o con compensación de emisiones.

Ejemplo de encuesta para explorar la planificación de un makerspace en la biblioteca

Willingham, T., Stephens, C. (Artist / M., Willingham, S., & de Boer, J. (n.d.). Library makerspaces : the complete guide. 246.

Un «makerspace» es un lugar físico reservado para actividades creativas y prácticas que van desde las artes y las manualidades hasta la mecánica, la electrónica, el desarrollo de webs y aplicaciones, etc. Cada vez son más comunes en las bibliotecas y escuelas, proporcionando un nuevo nivel de servicios bibliotecarios y disponibilidad de recursos públicos.

La recopilación de datos, a través de encuestas en persona y en papel o en línea, es una cosa. La evaluación de los resultados de esos datos es algo totalmente distinto y puede ser difícil. Pero si se han formulado las preguntas adecuadas, también se puede hacer un trabajo razonablemente bueno de interpretación de los resultados.

La mayoría de las plataformas de encuestas en línea pueden generar informes visuales personalizados con tablas y gráficos, al igual que Excel, que permite un examen aún más preciso de los resultados entre una variedad de categorías y campos seleccionados. Busque patrones de respuestas que puedan proporcionar información sobre los intereses generales, las necesidades y las expectativas de una determinada comunidad bibliotecaria, así como las tendencias en las habilidades y los oficios existentes.

¿Está la comunidad generalmente más orientada al arte o a la tecnología? ¿Cuál es la edad media de la comunidad? ¿Existen comunidades culturales con conocimientos artesanales heredados o intereses comerciales? Resulta especialmente útil saber cuántas personas están interesadas en compartir las habilidades que puedan tener, añadiendo potencialmente una gran cantidad de recursos humanos y capital a su nuevo espacio de creación. Comprender la comunidad de su biblioteca a través del diálogo interpersonal de los grupos de discusión y de las respuestas a las encuestas de los usuarios y de la comunidad ayudará a garantizar que su biblioteca desarrolle la programación y la asignación de espacio más útiles para quienes la utilizan.

Mientras que los grupos de discusión y las encuestas le ayudan a comprender a su comunidad de usuarios inmediata, el mapeo de activos proporciona otra forma de obtener una comprensión más profunda de los recursos fuera de sus puertas y en la ciudad o pueblo circundante al que sirve su biblioteca, y que en última instancia puede servirle a usted.

Si tu biblioteca está explorando la posibilidad de implementar un espacio de creación, junto con una programación creativa. Puedes pedir a tus usuarios que rellenen la encuesta

1. ¿Es usted un usuario habitual de la biblioteca?

☐ Sí

☐ No

2. En caso afirmativo, ¿con qué frecuencia utiliza ahora la biblioteca?

☐ Diariamente

☐ Semanalmente

☐ Mensualmente

☐ Algunas veces al año

3. Cree que utilizaría un makerspace en esta biblioteca?

☐ Sí

☐ No

☐ Tal vez

4. Qué elementos/actividades/ideas harían que un makerspace fuera más interesante para ti o tu familia?

☐ Diseño de juegos

☐ Electrónica como hobby

☐ Programación informática

☐ Impresión 3D

☐ Desarrollo de aplicaciones creación audiovisual

☐ Diseño gráfico

☐ Creación de música

☐ Artesanía tradicional (carpintería, orfebrería, textil, etc.) cacharrería en general (inventos, creación de prototipos, etc.) pequeñas reparaciones domésticas (pequeños electrodomésticos, reparación de objetos rotos, etc.)

☐ Robótica

☐ Otros:

5. ¿Qué tipo de herramientas y recursos valoraría más en una biblioteca

☐ Desarrollador de webs y aplicaciones

☐ Cortadora láser

☐ Otras

6. ¿Qué tipos de talleres y clases valorarías?

☐ Electrónica carpintería

☐ Diseño mecánico

☐ CAD (diseño asistido por ordenador)

☐ Herramientas eléctricas equipos multimedia (cámaras, equipos A/V, etc.)

☐ Herramientas de mano

☐ Impresora 3D máquinas de coser

☐ Desarrollo web desarrollo de productos (patentes, marketing, etc.)

☐ Robótica

☐ Impresión en 3D

☐ Coser

☐ Realización de películas

☐ Reparaciones domésticas

☐ Otro

7. Cree que un makerspace aumentaría su uso de la biblioteca?

☐ Sí

☐ No

☐ Tal vez

8. ¿Cuáles son algunas de tus habilidades, aficiones u oficios actuales, y estarías interesado en compartir tus habilidades o intereses en un espacio maker con otras personas?

☐ Sí

☐ No

9. ¿Preguntas, comentarios, ideas?

10. Si desea mantenerse informado sobre el progreso del makerspace en esta biblioteca, por favor comparta su nombre e información de contacto.

Cuando leo… cuando escribo… : encuesta sobre prácticas de lectura y escritura de la comunidad estudiantil

Pérez Martínez, Ana… et al. Cuando leo… cuando escribo… : encuesta sobre prácticas de lectura y escritura de la comunidad estudiantil de la UNAM. Ciudad de México : Universidad Nacional Autónoma de México, Coordinación de Difusión Cultural, 2019.

Texto completo

En 2019 el Sistema Universitario de Lectura cumplió cinco años y encontró en la elaboración de una encuesta sobre prácticas de lectura y escritura la forma de ver un rostro más horizontal y activo de la lectura respondiendo a preguntas como: ¿Qué les pasa a los jóvenes cuando leen? ¿Qué relación establecen con los libros, otros lectores y la lectura en general? ¿Qué papel tiene la escritura en sus vidas?

En cuanto a las razones que estimulan a los jóvenes a leer se identifica en primer lugar el estudio, con 55 por ciento, y en segundo, el gusto, con 26 por ciento. Entre la población de licenciatura las personas que leen por razones de estudio aumentan. En bachillerato, la lectura por estudio es de 49 por ciento, mientras que, por gusto, de 32 por ciento.

22 por ciento de los jóvenes aseguró seguir las recomendaciones de sus profesores, esta confianza sólo es superada por las recomendaciones hechas por amigos, a las que les dan una importancia de 33 por ciento. Esto refleja que en las relaciones de amistad hay un núcleo importante para la práctica lectora y que entre pares se comparten los libros y lo visto.

Al abordar su historia de lectura encontramos un hallazgo relevante, la encuesta nos dice que crecer en un hogar lector, donde hay libros y se lee en voz alta a los pequeños, no es determinante para cultivar el gusto por las letras. Ya que a 49 por ciento de los jóvenes a los que no se les leía de pequeños, reportan que les gusta mucho o bastante esa práctica.

Al hablar de formatos, encontramos una distinción entre las preferencias; los encuestados prefieren leer en formato impreso: novelas, 36 por ciento; cómics o mangas, 21 por ciento; cuentos, 20 por ciento. En formato digital: noticias, 72 por ciento; artículos y blogs, 68 por ciento; reseñas de cine, 49 por ciento; música, literatura, tips, consejos y ciencia, cada una con 37 por ciento, y ensayos, 26 por ciento.

Destacamos que esta pregunta permitía respuestas múltiples. Cabe resaltar que la poesía es el género más equilibrado, ya que se lee con la misma frecuencia de forma digital o impresa:19 por ciento.

Podemos hablar de una alternancia de formatos con base en los gustos particulares y materiales de lectura. La comunidad estudiantil recurre a mecanismos de bajo costo en el formato digital y adquiere libros impresos de forma directa.

En la encuesta hubo un apartado que exploró la percepción de los jóvenes al momento de leer, algunas de esas ideas se registraron.

Internet y la pandemia

The Internet and the Pandemic. Pew Reseach Center, 2021

Texto completo

El 90% de los estadounidenses afirma que Internet ha sido esencial o importante para ellos, muchos hicieron videollamadas y el 40% utilizó la tecnología de forma novedosa. Pero mientras la tecnología era un salvavidas para algunos, otros se enfrentaban a dificultades

El coronavirus ha transformado muchos aspectos de la vida de los estadounidenses. Cerró escuelas, empresas y lugares de trabajo y obligó a millones de personas a permanecer en casa durante largos periodos de tiempo. Las autoridades recomendaron limitar el contacto social para tratar de contener la propagación del virus, lo que alteró profundamente la forma en que muchos trabajaban, aprendían, se relacionaban con sus seres queridos, realizaban tareas cotidianas básicas, celebraban y lloraban. Para algunos, la tecnología desempeñó un papel en esta transformación.

Los resultados de una nueva encuesta del Pew Research Center realizada a adultos estadounidenses entre el 12 y el 18 de abril de 2021, revelan hasta qué punto ha cambiado el uso que la gente hace de Internet, sus opiniones sobre lo útil que ha sido la tecnología para ellos y las dificultades a las que algunos se han enfrentado.

La gran mayoría de los adultos (90%) dice que Internet ha sido al menos importante para ellos personalmente durante la pandemia, según la encuesta. El porcentaje de los que dicen que ha sido esencial -el 58%- aumentó ligeramente con respecto al 53% de abril de 2020. También aumentaron los porcentajes que dicen que Internet ha sido esencial en el último año entre los que tienen una licenciatura, los adultos menores de 30 años y los mayores de 65.

Una gran mayoría de estadounidenses (81%) también afirma haber hablado con otras personas mediante videollamadas en algún momento desde el inicio de la pandemia. Y para el 40% de los estadounidenses, las herramientas digitales han adquirido una nueva relevancia: Afirman haber utilizado la tecnología o Internet de formas nuevas o diferentes para ellos. Algunos también buscaron mejoras en su servicio mientras se desarrollaba la pandemia: El 29% de los usuarios de banda ancha hizo algo para mejorar la velocidad, la fiabilidad o la calidad de su conexión a Internet de alta velocidad en casa desde el comienzo del brote.

Aun así, el uso de la tecnología no ha sido una bendición sin paliativos para todos. La «fatiga de Zoom» se especuló ampliamente como un problema en la pandemia, y algunos estadounidenses informan de experiencias relacionadas en la nueva encuesta: El 40% de los que han hablado alguna vez con otros a través de videollamadas desde el comienzo de la pandemia dicen haberse sentido agotados o fatigados a menudo o a veces por el tiempo que les dedican. Además, se produjeron cambios en el tiempo de pantalla para los estadounidenses en general y para los padres de niños pequeños. La encuesta revela que un tercio de todos los adultos dicen que intentaron reducir el tiempo que pasaban con su smartphone o con Internet en algún momento de la pandemia. Además, el 72% de los padres de niños adolescentes dicen que sus hijos están pasando más tiempo delante de las pantallas que antes del brote

Para muchos, las interacciones digitales sólo pueden sustituir a la comunicación en persona. Alrededor de dos tercios de los estadounidenses (68%) afirman que las interacciones que habrían tenido en persona, pero que en su lugar las han tenido en línea o por teléfono, han sido en general útiles, pero no han sustituido al contacto en persona. Otro 15% dice que estas herramientas no han sido de mucha utilidad en sus interacciones. Sin embargo, el 17% afirma que estas interacciones digitales han sido tan buenas como el contacto en persona.

El papel de las bibliotecas en la equidad digital

New PLA S2020 Public Library Technology Survey. Public Library Association (PLA), ALA, 2021

Texto completo

Las bibliotecas públicas han sido durante mucho tiempo el hilo conductor esencial en la red de seguridad digital y una plataforma de lanzamiento para aprender y explorar aplicaciones, servicios y dispositivos tecnológicos. La encuesta 2020 Public Library Technology Survey proporciona la imagen más actualizada y completa de la capacidad tecnológica de las bibliotecas públicas, incluidos los recursos para los usuarios de la biblioteca, la infraestructura tecnológica, y la alfabetización digital. Si bien existen diferencias significativas entre las bibliotecas urbanas, suburbanas y rurales, los resultados de la encuesta muestran cómo las bibliotecas de la ciudad y las de los pueblos pueden ser más eficaces. Los resultados de la encuesta muestran cómo las bibliotecas de todos los tamaños siguen sirviendo como centros de equidad digital en sus comunidades.

Public Library Association (PLA), una división de la ALA, realizó la encuesta representativa a nivel nacional en colaboración con American Institutes for Research a finales del año pasado. Examina los recursos de los usuarios de las bibliotecas, la infraestructura tecnológica, la programación de la alfabetización digital, la dotación de personal tecnológico y la financiación.

El nuevo informe de la Asociación de Bibliotecas Públicas (PLA) detalla cómo las bibliotecas están ampliando sus servicios y recursos tecnológicos frente a las limitaciones de la pandemia. El informe de la Encuesta sobre Tecnología de las Bibliotecas Públicas de 2020 ofrece la imagen más actual y completa de cómo las bibliotecas sirven como centros de equidad digital.

Los datos de la encuesta, recogidos por primera vez, muestran que más de la mitad de las bibliotecas públicas informan de la circulación de la tecnología (por ejemplo, puntos de acceso, ordenadores portátiles y tabletas) para el uso de los usuarios fuera de las instalaciones. Un porcentaje similar ofreció programas públicos en streaming, como horas de cuentos y eventos de autores, en los 12 meses anteriores, así como diversos contenidos digitales, recursos y formación. Con el Wi-Fi público ahora omnipresente, muchas bibliotecas también ofrecen acceso a Internet las 24 horas del día, dejando encendida o ampliando su señal Wi-Fi para que los visitantes puedan conectarse a la web dentro y fuera de los edificios.

Más del 63% de las bibliotecas públicas ofrecen recursos de trabajo y empleo en línea. Mediante el despliegue de la realidad aumentada para la formación laboral, los recursos de videoconferencia y los espacios de coworking presenciales y virtuales, las bibliotecas impulsan la recuperación económica de la comunidad y capacitan a los usuarios para encontrar nuevos trabajos y carreras a medida que se ajusta el mercado laboral.

Los libros electrónicos y los audiolibros electrónicos dominan los servicios tecnológicos de las bibliotecas públicas. Más del 93% de las bibliotecas públicas estadounidenses ofrecen colecciones digitales de gran demanda. El proveedor de libros electrónicos de las bibliotecas, OverDrive, ha informado recientemente de un aumento sin precedentes del 33% en las consultas de libros electrónicos en 2020.

Los estudiantes y las familias que dependen de sus teléfonos móviles para acceder a Internet buscan apoyo en las bibliotecas. En respuesta, más de la mitad de las bibliotecas estadounidenses ofrecen acceso a los materiales de la biblioteca, ayuda para los deberes y otros servicios a través de aplicaciones móviles intuitivas e innovadoras. Casi dos tercios de las bibliotecas ofrecen también impresión inalámbrica.

Aunque las bibliotecas mantienen y amplían su oferta tecnológica, la encuesta también revela áreas de preocupación. Los datos muestran lagunas en los recursos tecnológicos generales disponibles y en la dotación de personal entre las bibliotecas públicas urbanas, suburbanas y urbanas/rurales. Por ejemplo, el 40,4% de las bibliotecas urbanas/rurales han mejorado su ancho de banda, en comparación con el 51,4% de las bibliotecas urbanas. Además, más del 65% de las bibliotecas urbanas informan de que cuentan con personal informático a tiempo completo, pero sólo el 32% de las bibliotecas suburbanas y el 11% de las urbanas/rurales informan de ello. Además, más de un tercio no puede mejorar el ancho de banda porque no se dispone de velocidades más rápidas.

Además del acceso a la banda ancha, las bibliotecas desempeñan un papel esencial en el avance de la alfabetización digital:

  • Más del 88% de las bibliotecas públicas ofrecen programas formales o informales de alfabetización digital.
  • Más de un tercio (36,7%) de las bibliotecas públicas cuentan con programas de alfabetización digital y tecnología y con personal de formación.
  • Más de una de cada cinco bibliotecas ofrece clases o ayuda informal relacionada con la codificación, la programación informática, la robótica y la impresión 3D.

Mientras que las impresoras 3D (ofrecidas por el 20% de las bibliotecas), los auriculares de realidad virtual (13%) y las pizarras inteligentes (7%) son los «son las niñas mimadas», las bibliotecas suelen estar entre los pocos lugares públicos que mantienen un acceso fácil a la tecnología más antigua (fotocopiadoras, impresoras y faxes) que todavía necesitan muchas personas.

De los principios a las prácticas: La ciencia abierta en las universidades europeas: resultados de la encuesta sobre ciencia abierta en la EUA 2020-2021

Rita Morais, Bregt Saenen, Federica Garbuglia, Stephane Berghmans and Vinciane Gaillard From principles to practices: Open Science at Europe’s universities 2020-2021 EUA Open Science Survey results 2020-2021 EUA Open Science Survey results. EUA, 05 July 2021

Texto completo

Este informe presenta los resultados de la Encuesta sobre Ciencia Abierta en la EUA 2020-2021 y ofrece recomendaciones basadas en pruebas para instituciones, investigadores, financiadores de la investigación y responsables políticos sobre la transición hacia la Ciencia Abierta.

Con más de 270 respuestas de 36 países europeos, el informe de la encuesta se centra en el nivel de desarrollo de la Ciencia Abierta en las universidades europeas. También aborda el papel de la Ciencia Abierta en las prioridades estratégicas de las instituciones y su aplicación en las prácticas institucionales.

RESULTADOS CLAVE:

  • Principios de la ciencia abierta: más de la mitad (59%) de las instituciones encuestadas calificaron la importancia estratégica de la ciencia abierta como muy alta o alta. El acceso abierto a las publicaciones de investigación se consideró muy importante para el 90% de las instituciones, pero sólo el 60% consideró que su nivel de implementación era alto. Sin embargo, la diferencia entre la importancia y la implementación es mucho mayor en las áreas relacionadas con los datos (RDM, FAIR y el intercambio de datos): importancia alta en entre el 55-70% de las instituciones encuestadas, con un alto nivel de implementación en el 15-25%.
  • Políticas de ciencia abierta: El 54% de las instituciones tiene una política de ciencia abierta y el 37% está desarrollando una. Sólo el 9% de las instituciones encuestadas carece de una política de ciencia abierta o no tiene previsto elaborarla.
  • Seguimiento del acceso abierto a las publicaciones de investigación: El 80% de las instituciones controlan el número de publicaciones en su repositorio y el 70% supervisó los artículos publicados por sus investigadores en revistas de acceso abierto. Además, casi el 60% informó de que controlaba el coste de las publicaciones de sus investigadores en revistas de acceso abierto.
  • Infraestructura para el acceso abierto a las publicaciones de investigación: El 90% de las instituciones encuestadas tienen su propio repositorio, participan en un repositorio compartido o ambos. En el caso de las plataformas de alojamiento o publicación de revistas Esta cifra alcanza el 66% en el caso de las plataformas de alojamiento o publicación de revistas, y se sitúa en el 57% en el caso del alojamiento o la publicación de monografías. En Además, el 66% de los encuestados afirma que su institución ha participado o apoyado la publicación no comercial en acceso abierto.
  • Competencias relacionadas con los datos: más del 50% de las instituciones encuestadas indicaron que las competencias en materia de datos de investigación sólo estaban disponibles parcialmente. Además, todas las instituciones que indicaron la ausencia o la disponibilidad parcial de competencias en materia de datos, consideraron que se necesitan más competencias de este tipo a nivel institucional.
  • Áreas emergentes de la ciencia abierta: Aproximadamente el 50% de los encuestados conocen las actividades de ciencia ciudadana y actividades de educación abierta en sus instituciones.
  • Ciencia abierta en la evaluación académica: En el 34% de las instituciones, ninguno de los elementos de la ciencia abierta examinados por la encuesta se incluyó en las evaluaciones académicas. Entre las instituciones que que incluyeron actividades de ciencia abierta en sus evaluaciones académicas, el 77% tuvo en cuenta el depósito de artículos en un repositorio.

Se proponen las siguientes recomendaciones:

  • Crear las condiciones para que la Ciencia Abierta se convierta en la norma. Para que la Ciencia Abierta se convierta en la forma estándar de producir y compartir el conocimiento científico, es crucial la participación continua de todas las partes interesadas. La participación activa de los líderes institucionales, además de las directrices y los marcos normativos nacionales y europeos, también es fundamental para crear un contexto favorable para la transición a la Ciencia Abierta.
  • Seguir invirtiendo en la integración de la Ciencia Abierta en las políticas y prácticas institucionales. Las instituciones deberían seguir desarrollando políticas internas de ciencia abierta que estén en consonancia con las políticas nacionales y europeas (siempre que sea posible). Deben seguir creando incentivos y oportunidades para que los investigadores y el personal aumenten su participación tanto en las políticas establecidas (por ejemplo, el acceso abierto a publicaciones de investigación, RDM y datos FAIR) como en las áreas emergentes de la Ciencia Abierta (por ejemplo, la ciencia ciudadana educación abierta). Las instituciones también deberían ampliar la formación en las competencias clave necesarias para la transición hacia la Ciencia Abierta (por ejemplo, habilidades de datos) para los investigadores y el personal.
  • Integrar plenamente la ciencia abierta en las prácticas de recompensa e incentivo. Para que la Ciencia Abierta se convierta en la norma, debe pasar a formar parte integral de las evaluaciones académicas. Los financiadores de la investigación y las instituciones desempeñan un papel clave para hacer posible esta transición, incorporando cada vez más las contribuciones de la Ciencia Abierta en la evaluación y reestructurando los actuales sistemas de premios y reconocimientos.

10ª Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología – 2020 (Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología – FECYT)

10ª Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología – 2020 Madrid: Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología – FECYT, 2021

Texto completo

Entre los resultados que arroja la encuesta, destaca que una amplia mayoría cree que se debería invertir más en ciencia y tecnología en todos los niveles de la administración pública y las empresas privadas. Esa demanda es mayor hacia el Gobierno de España, sostenida por el 85% de la población. El 80% cree que los gobiernos autonómicos deberían aumentar la inversión destinada a la investigación en ciencia y tecnología, junto al 71% cree que debería hacerlo las administraciones locales y las empresas privadas.

En cuanto al interés por temas de ciencia y tecnología, el estudio revela que cerca de una de cada siete personas (14%) manifiesta de manera espontánea interés por los temas de ciencia y tecnología, una proporción parecida a quienes expresan interés por la economía (16%), la educación (15%) y el medio ambiente (10%). Este dato es similar al interés detectado en la encuesta realizada en el año 2018 (16%).

El interés por la ciencia y la tecnología declarado de forma espontánea continúa siendo mayor entre los hombres (19%) que entre las mujeres (10%). Sin embargo, las mujeres muestran un mayor interés por temas con una relación muy directa con la ciencia y la tecnología, como la medicina y la salud. El 32% de las mujeres muestra un interés espontáneo por estas cuestiones, frente al 20% de los hombres. También las mujeres se han mostrado más interesadas por temas relacionados con la pandemia (50%, frente al 43% de los hombres), un tema central este año y muy vinculado con el desarrollo de la evidencia científica.

Uso de terapias sin evidencia científica
La encuesta incluye un módulo específico dedicado a indagar la percepción social de algunos aspectos de la ciencia aplicada a la salud. En una nota de prensa anterior del mes de febrero, se explicaron los resultados relativos a las actitudes hacia la vacunación.

Por otro lado, uno de cada seis españoles (17%) dice confiar en los efectos beneficiosos de la homeopatía, ocho puntos porcentuales menos que hace dos años, mientras que el 11% en el reiki (imposición de manos), cinco puntos porcentuales menos que hace dos años. Este retroceso parece estar vinculado con campañas de información sobre estos tratamientos pero también con una disminución de la confianza general, también en los tratamientos convencionales, como la vacunación.

Robotización e inteligencia artificial
La población se muestra dividida respecto al balance de riesgo-beneficios de las aplicaciones de la robotización y de la inteligencia artificial. En conjunto, el 34% de la población cree que los beneficios de la robotización de puestos de trabajos supera a los riesgos, mientras que el 53% cree que los riesgos superan a los beneficios y el 13% no tiene una opinión formada.

Ciencia y tecnología: medios de comunicación
La televisión sigue teniendo un papel relevante como canal de información científica en todas las edades. El 72% de la población manifiesta que se informa de temas relacionados con ciencia y tecnología a través de este medio. La televisión ha tenido un papel especialmente importante en la información relacionada con la covid-19: ha sido la principal vía de información sobre la enfermedad para el 65% de la población, seguida de internet para el 25%.

La encuesta ha mostrado en las últimas ediciones que internet se ha consolidado como un medio fundamental de información y comunicación científica en España. En esta edición, el 61% de la población manifiesta que se informa por internet sobre ciencia y tecnología, principalmente por redes sociales y a través de medios generalistas en su versión digital.

Ficha técnica de la encuesta:
Para la X Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología se han realizado 7.953 entrevistas distribuidas en cada Comunidad Autónoma. La población estudiada son personas de 15 años de edad en adelante residentes en España durante 5 o más años.

El trabajo de recogida de la información tuvo lugar Del 14 de julio al 19 de octubre de 2020 (no habiéndose realizado trabajo de campo en el mes de agosto). El error muestral por el conjunto de la muestra es de ±1,12 puntos porcentuales para un nivel de confianza del 95%.

DOCUMENTOS SOBRE LA ENCUESTA:

Uso de las redes sociales en 2021

Brooke Auxier and Monica Anderson. Social Media Use in 2021. Pew Research, 2021

Texto completo

Cuestionario

La mayoría de los estadounidenses dicen que utilizan YouTube y Facebook, mientras que el uso de Instagram, Snapchat y TikTok es especialmente común entre los adultos menores de 30 años.

A pesar de una serie de controversias y de los sentimientos relativamente negativos del público sobre algunos aspectos de las redes sociales, aproximadamente siete de cada diez estadounidenses dicen que utilizan alguna vez algún tipo de sitio de redes sociales, un porcentaje que se ha mantenido relativamente estable en los últimos cinco años, según una nueva encuesta del Centro de Investigación Pew entre adultos estadounidenses.

Además de la pregunta general sobre el uso general de las redes sociales, la encuesta también cubre el uso de sitios y aplicaciones individuales. YouTube y Facebook siguen dominando el panorama online, con un 81% y un 69%, respectivamente, que afirman haber utilizado alguna vez estos sitios. Y YouTube y Reddit fueron las únicas dos plataformas medidas que vieron un crecimiento estadísticamente significativo desde 2019, cuando el Pew Research encuestó por última vez sobre este tema a través de una encuesta telefónica.

Cuando se trata de las otras plataformas en la encuesta, el 40% de los adultos dicen que alguna vez usan Instagram y alrededor de tres de cada diez informan que usan Pinterest o LinkedIn. Una cuarta parte dice utilizar Snapchat, y porcentajes similares dicen ser usuarios de Twitter o WhatsApp. El 21% de los estadounidenses utiliza TikTok, una aplicación para compartir vídeos cortos, mientras que el 13% dice utilizar la plataforma centrada en el entorno Nextdoor.

Aunque otras plataformas no tienen ni de lejos el alcance global de YouTube o Facebook, hay ciertos sitios o aplicaciones, sobre todo Instagram, Snapchat y TikTok, que tienen un seguimiento especialmente fuerte entre los adultos jóvenes. De hecho, la mayoría de los jóvenes de 18 a 29 años dicen que utilizan Instagram (71%) o Snapchat (65%), mientras que aproximadamente la mitad dice lo mismo de TikTok.

Estos resultados proceden de una encuesta nacional representativa de 1.502 adultos estadounidenses realizada por teléfono del 25 de enero al 8 de febrero de 2021.

Movimientos nacionales por la justicia racial y el liderazgo de las bibliotecas académicas


National Movements for Racial Justice and Academic Library Leadership: Results from the Ithaka S+R US Library Survey 2020”. Ithaka S+R, 2021

Texto completo

Los bibliotecarios universitarios, como tantos otros en los sectores de la educación superior y la biblioteca, han discutido la equidad, la diversidad y la inclusión durante muchos años. Varias iniciativas destacadas han trabajado para abordar estos problemas en toda la profesión y dentro de las instituciones individuales. Sin embargo, las bibliotecas han luchado por avanzar en estos valores declarados, especialmente en el cumplimiento de sus objetivos de diversificación de empleados.

La organización dirigida por activistas de Black Lives Matter en 2020 tras el asesinato de George Floyd provocó un aumento en las demandas de justicia racial en todo el sector de la educación superior.

Muchos líderes pidieron el fin de la violencia policial y se comprometieron a abordar la historia de racismo de sus instituciones. Las bibliotecas universitarias, a su vez, se han enfrentado a una atención renovada para aumentar la diversidad de sus empleados, abordar los problemas de retención y fomentar la equidad y la inclusión tanto para los constituyentes internos como externos. Algunos también han centrado sus esfuerzos en prácticas bibliotecarias, como aumentar la diversidad de sus colecciones.

Para comprender mejor el impacto de estos eventos nacionales y los desafíos de larga data en las bibliotecas académicas, se encuestó a 638 directores de bibliotecas en el otoño de 2020 para examinar cómo evolucionaron las perspectivas y estrategias relevantes a los temas de diversidad, equidad, inclusión y antirracismo durante el último año.

Resumen ejecutivo y hallazgos clave

  • Los directores de bibliotecas valoran más las capacidades de liderazgo para fomentar la equidad, la diversidad y la inclusión que antes . Los encuestados tienen tres veces más probabilidades de considerar esta capacidad como una de las tres habilidades más importantes que deben poseer los directores en comparación con 2019.
  • Los directores de bibliotecas tienen menos confianza en sus estrategias de personal relacionadas con la equidad, la diversidad, la inclusión y la accesibilidad. Menos directores creen que sus bibliotecas tienen estrategias bien desarrolladas en relación con 2019. Los líderes de las universidades de postgrado continúan creyendo que sus bibliotecas tienen estrategias relativamente más desarrolladas.
  • La mayoría de los directores de bibliotecas no esperaban que los empleados de color se vieran afectados de manera desproporcionada por los recortes debidos al COVID-19. Sin embargo, los tipos de trabajo con porcentajes relativamente mayores de empleados de color se vieron más afectados por los permisos recientes y la eliminación de funciones. Los directores negros y los de universidades de doctorado e instituciones públicas compartieron preocupaciones relativamente mayores sobre el potencial de que esto suceda.
  • La mayoría de directores no ha desarrollado estrategias para volver a centrar sus colecciones en torno a autores de contenido en color y / o antirracista. Asimismo, la mayoría de las bibliotecas no han desarrollado criterios para evaluar y tomar decisiones relacionadas con la diversidad de sus colecciones.