Archivo de la etiqueta: Revisión científica

Cómo responder a los comentarios de una la revisión por pares

How to Receive and Respond to Peer Review Feedback. PLOS 2021

Ver original

Después de meses desarrollando y escribiendo tu artículo, redactando los resultados y enviándolos a una revista. Ahora te llegó la respuesta y es el momento de revisar el artículo. Establece un plan claro para la respuesta, a fin de mantener el rumbo y asegurarse de que las modificaciones no se pierdan. Un enfoque reflexivo y minucioso sobre la respuesta de revisión te puede ahorrar tiempo en posteriores rondas de revisión. Aquí algunos consejos:

Mantener la calma y hacer balance

De vez en cuando, recibirás comentarios frustrantes. Aunque a veces te parezca que los revisores no han dedicado suficiente tiempo a tu trabajo, que son demasiado críticos o que carecen de la experiencia adecuada, recuerda que se pueden perder muchas cosas en la interpretación. Empieza siempre por asumir que los revisores tienen las mejores intenciones.

Ten en cuenta que el objetivo de los comentarios de los revisores es verificar y reforzar tu trabajo para que, en última instancia, sea una comunicación más eficaz. Los revisores son una buena representación del público lector general de la revista y sus reacciones pueden ayudarte a elaborar una publicación mejor y más clara.

Después de revisar los comentarios del manuscrito, puede ser útil dar un paso atrás y despejar la mente. Cuando vuelvas a ella, pregúntese: ¿cuáles son las cuestiones fundamentales que el revisor quiere que aborde?

Establece un plan de revisiones y respuestas

No pierdas de vista los cambios importantes que pretendes hacer. Elaborar un plan de revisión y respuesta a los revisores puede ayudarte a organizar los pasos, a tener una mejor idea de lo que hay que hacer y a que el proceso se desarrolle con mayor fluidez.

  1. Inicia una lista de las recomendaciones esenciales frente a las no esenciales para priorizar el trabajo.
    La nota del editor puede ayudarle a ver qué condiciones son necesarias para cumplir las normas de la revista. Sin embargo, no dejes de lado la lista de lo no esencial. Aunque estas recomendaciones pueden ser “agradables” más que “obligatorias”, pueden fortalecer su trabajo para el público de esa revista. Si tiene tiempo y recursos para abordarlas, hágalo.
  2. Decide si necesitará tiempo para realizar experimentos adicionales.
  3. No rehúses proporcionar datos adicionales. Si ya tienes los datos solicitados por los revisores, pero no crees que se ajusten al ámbito de su trabajo, puedes incluirlos en la respuesta como muestra de buena fe, e indicar en tu carta por qué crees que deben quedar fuera del artículo publicado. Si necesita más tiempo para su revisión para completar la investigación adicional, asegúrete de hacérselo saber a su editor.
  4. Asegúrate de tener un sistema para responder a cada comentario y demostrar tus cambios.
    Esto puede parecer tedioso, pero una respuesta clara, punto por punto, puede ahorrarte tiempo en las siguientes rondas de revisión. Utiliza el sistema de seguimiento de cambios para mostrar sus modificaciones y/o indica en la respuesta los números de línea en los que se encuentra el cambio solicitado en el manuscrito.
  5. No ignores ningún comentario.
    Incluso si ha decidido no hacer un cambio, su respuesta a los revisores debe explicar por qué lo has hecho. Es posible que tenga que aportar pruebas adicionales de por qué no es relevante. Eso está bien. Tu objetivo aquí es asegurarte de que los revisores tengan lo suficientemente claro tu trabajo para entender tu pensamiento. Sin una razón adecuada, los revisores pueden solicitar el mismo cambio en las siguientes rondas de revisión.

Deja un poco de tiempo extra para la revisión final

Una vez que hayas actualizado y revisado su manuscrito, date un pequeño respiro: deja que el trabajo descanse uno o dos días y vuelve a leerlo, asegurándote de que sus recomendaciones tienen sentido en relación al resto del trabajo.

Comentarios contradictorios

Es casi inevitable que encuentres con revisores que no están de acuerdo con una línea de acción, o incluso con un editor que no está de acuerdo con los revisores. A continuación se ofrecen algunos consejos para sortear cada caso:

Revisor vs. Editor

En general, el editor debería poder ofrecer un comentario más ajustado al ámbito de la revista y a las políticas editoriales. Si el editor no está de acuerdo con una sugerencia de edición, debe citar los comentarios del editor en tu respuesta a los revisores.

Revisor contra revisor

  • Cuando dos revisores ofrecen consejos contradictorios, su editor puede orientar sobre las normas de la revista y sobre qué curso de acción consideran más apropiado. Al igual que antes, asegúrese de citar el consejo del editor en su respuesta.
  • Si el director no le aclara la respuesta, pregunta a un colega que conozca tu trabajo y consulta a los coautores para obtener una segunda opinión.
  • Confía en ti mismo. En última instancia, la decisión de realizar cualquier cambio depende de ti. Proporciona una respuesta clara y defendible a los revisores, citando tus razones para cumplir o no con una recomendación sugerida, para que los revisores y el editor entiendan tu decisión.

Finalmente

Incluye una carta de presentación. Se breve, destaca la información importante sobre los cambios y los puntos que desee aclarar. Si los consejos de los revisores te han resultado especialmente útiles, agradéceles sus comentarios y recomendaciones.

Kit de herramientas para revisiones abiertas

The Open Reviewers Toolkit is Now Openly Available. PREreview, 2021

Texto completo

Open Reviewer Toolkit, incluye tres guías para ayudar a la composición y evaluación imparcial de la revisión de manuscritos de investigación. Las guías están disponibles para su descarga en Zenodo bajo licencia CC-BY 4.0.

La primera es la Guía de reflexión sobre los prejuicios, una herramienta destinada a ayudar a un revisor a evaluar sus propios prejuicios y suposiciones mientras revisa un manuscrito de investigación, guiándolo a través de un proceso de auto-reflexión sin prejuicios. Darse cuenta y recordar nuestros prejuicios es el primer y necesario paso para contrarrestarlos en el proceso de toma de decisiones.

El segundo es la Guía del Revisor, un marco exhaustivo, paso a paso, para guiar a un revisor, especialmente a uno con poca experiencia, en el proceso de lectura y evaluación de un manuscrito de investigación, y en la redacción de un informe de revisión por pares. La guía incluye recursos adaptados de  PLOS Peer Review Center y citas de editores de revistas que recopilamos mediante conversaciones individuales o una encuesta. También contiene una plantilla de revisión imprimible con preguntas e indicaciones para guiar la composición de la revisión.

La tercera es la Rúbrica de evaluación de la revisión, una herramienta destinada a cualquier persona que evalúe la revisión de un manuscrito de investigación. Esto puede incluir a un mentor en el contexto de la formación de la revisión por pares, un par que ayude al autor de la revisión a evaluar su revisión, o incluso el propio revisor para autoevaluar su propia revisión. La rúbrica comprende 10 afirmaciones para las que se pide al evaluador que proporcione una puntuación y un comentario escrito para ayudar a mejorar la revisión.

¿Sería conveniente pagar por la revisión de artículos científicos a los revisores por pares?

What’s Wrong with Paying for Peer Review?. Scholary Kitchen, Tim Vines, Allison Mudditt, 16 de junio de 2021

Ver completo

Las revistas informan de que cada vez es más difícil encontrar revisores dispuestos, por lo que la idea de pagarles para que revisen se está planteando de nuevo. James Heathers ha iniciado un movimiento para que los revisores reciban 450 dólares por sus esfuerzos de revisión. Los revisores pueden pedir la cantidad que quieran, así que ¿por qué determinar el valor en 450 dólares? Algunos artículos son tan complejos que quizá sólo haya un puñado de expertos en la tierra que puedan revisarlos. El precio de un peritaje en un juicio es de unos 300 dólares por hora, por lo que una revisión de 20 horas de un artículo largo y complejo podría costar 6.000 dólares.

Está claro que incluso la tarea aparentemente menor de determinar los honorarios es un embrollo burocrático con el que no quieren lidiar ni los editores ni los académicos. Pero también está la cuestión de quién paga esta tasa. Uno de los principales objetivos es penalizar a las grandes editoriales que obtienen “demasiados” beneficios. Dejando a un lado los problemas de cómo se define eso y quién decide cuánto es demasiado, un sistema así exigiría a los editores construir una infraestructura totalmente nueva para gestionar cientos de miles de micropagos. Esto supondría una enorme carga para cualquier editor, pero especialmente para los más pequeños con márgenes estrechos, y actuaría como un enorme lastre adicional para la eficiencia del sistema de revisión por pares.

La verdad es que los pagos a los revisores sólo llevarían a las editoriales a subir sus precios. Subirían los precios para cubrir el dinero que pagan a los revisores. Y volverían a subirlos para cubrir el coste de esos pagos. Las editoriales se limitarían a trasladar los costes a las bibliotecas y a los autores, extrayendo dinero adicional de los presupuestos de las bibliotecas y de los fondos de publicación de los organismos de financiación, y poniendo un porcentaje considerable en los bolsillos de las grandes editoriales.

También merece la pena cuantificar los costes directos adicionales, especialmente en un sistema que muchos ya consideran demasiado caro. En un mundo de APC, los autores de los artículos aceptados cubren los costes de revisión de todos esos otros artículos que son rechazados. Para una revista de acceso abierto con una tasa de aceptación del 25% y una media de 2,2 revisiones por artículo, pagar a los revisores por la revisión de un artículo supone 2,2 * 450 dólares = 990 dólares. La revista revisa 1/0,25 = 4 artículos para encontrar uno que sea publicable, y los autores del artículo publicable pagan los costes de revisión de los otros tres. Por lo tanto, la modesta propuesta de una tasa de 450 dólares por cada revisión se convierte en 3960 dólares adicionales que se añaden a la tasa de procesamiento de artículos para una revista media.

Nos encontramos en un momento en el que somos cada vez más conscientes de las profundas desigualdades del sistema de investigación mundial; pagar a los revisores socavaría nuestros esfuerzos por ser más inclusivos. Sabemos que en la actualidad los revisores proceden principalmente del Norte Global (a pesar de los esfuerzos por cambiar esta situación), por lo que, una vez más, es ahí donde fluiría el dinero, perjudicando aún más a los investigadores de los países de ingresos bajos y moderados. Si cobramos a los autores por esos servicios de revisión a través de los APC, se creará otra problemática transferencia de fondos en la dirección equivocada.

Trabajar como revisor tiene, pues, las características de un servicio a la comunidad impulsado en parte por el altruismo. Queremos subrayar que hay muchas investigaciones que demuestran que el comportamiento altruista se ve rápidamente erosionado por la adición de incentivos financieros (por ejemplo, el efecto de sobrejustificación).

No podemos terminar sin hacer la pregunta obvia: ¿qué problema se intenta resolver realmente pagando a los revisores? Si se trata de la molestia por la escala de beneficios de los editores seleccionados, entonces hay una solución mucho más simple: no revisar o publicar en sus revistas. La acción más poderosa que cada uno de nosotros tiene como consumidor es donde elegimos gastar nuestro tiempo y recursos: si ciertas editoriales están generando importantes beneficios basados en el trabajo de un investigador, simplemente podemos elegir no darles proporcionarles nuestro trabajo.

Sospechamos que lo que realmente ocurre aquí es más complicado. Cuando los investigadores piden que se les pague por la revisión, podríamos descubrir que la mayoría está pidiendo simplemente reconocimiento. Como tradicionalmente reconocemos el trabajo con una paga, la “demanda” se forma como una petición de pago. Así que, en lugar de meternos en un lío intentando pagarles dinero, debemos trabajar más en recompensar a los revisores con otras monedas del mundo académico: la reputación, el reconocimiento y el éxito.

Reconocemos que, efectivamente, hay mucha gente mal pagada y con exceso de trabajo en el mundo académico, especialmente entre los investigadores que inician su carrera. Pagarles por la revisión por pares no va a resolver ese conjunto de injusticias más profundas. En su lugar, abordemos esas injusticias directamente.

Los revisores valoran mejor a aquellos investigadores varones que pertenecen a una universidad de prestigio

Gender, Institutions and Bias. Jack Grove for Times Higher Education June 18, 2021

Ver completo

Los editores de revistas evalúan mejor a los académicos varones si se revela que trabajan en una universidad de primer nivel, pero el mismo sesgo no se materializa para las académicas, según el estudio

Para explorar el efecto del sesgo institucional en las decisiones de revisión por pares, los investigadores pidieron a los editores de las principales revistas de economía del mundo que evaluaran un puñado de resúmenes para adivinar si el artículo se publicó o no, las citas que recibió y su evaluación general de su calidad.

Si bien los editores vieron los mismos resúmenes, el estudio varió si podían ver el nombre y la afiliación del autor. A pesar de que el 79 por ciento de los 165 encuestados eran hombres, el análisis encontró que no había un sesgo de género evidente en las evaluaciones, y que las mujeres no enfrentaban ningún sesgo cuando el nombre del autor era visible para el editor en comparación con cuando no lo era.

Pero el estudio, que se ha publicado en línea como documento de trabajo, encontró que los editores que evaluaron el trabajo de un autor masculino de una institución altamente calificada lo calificaron de manera más positiva si la afiliación se revelaba a los editores. Por otro lado, las mujeres de las mejores instituciones y las de menor rango no son evaluadas de manera diferente.

Los éxitos de las mujeres quizás se atribuyen a la suerte o las políticas de acción afirmativa, mientras que los éxitos de los hombres se atribuyen a sus habilidades y destrezas.

El estudio subrayó la necesidad de una revisión por pares ciega en economía, un campo tradicionalmente dominado por hombres, en la medida en que solo dos de los 84 premios Nobel de la disciplina han sido mujeres.

El análisis se suma a un creciente cuerpo de literatura que sugiere que el tema del sesgo de género en la revisión por pares es menos claro de lo que algunos han afirmado.

No obstante, pidió a las revistas que diversificaran sus equipos editoriales y grupos de revisores.

.

¿Se puede utilizar la IA de forma ética para ayudar a la revisión por pares?

Can AI be used ethically to assist peer review? LSE, 2021

Texto completo

A medida que ha aumentado la tasa y el volumen de publicaciones académicas, también lo ha hecho la presión sobre los editores de revistas para encontrar rápidamente revisores para evaluar la calidad del trabajo académico. En este contexto, el potencial de la inteligencia artificial (IA) para impulsar la productividad y reducir la carga de trabajo ha recibido una atención significativa. Basándose en la evidencia de un experimento que utiliza IA para aprender y evaluar los resultados de la revisión por pares, Alessandro Checco, Lorenzo Bracciale, Pierpaolo Loreti, Stephen Pinfield y Giuseppe Bianchi,  discuten las perspectivas de la IA para ayudar a la revisión por pares y los posibles dilemas éticos que su aplicación podría producir. .

El proceso de comunicación académica está bajo presión, particularmente debido a las crecientes demandas de los revisores pares. Los envíos de manuscritos a revistas de revisión por pares están creciendo aproximadamente un 6% anual. Cada año, se dedican más de 15 millones de horas a revisar manuscritos previamente rechazados y luego reenviados a otras revistas. Muchos de estos podrían evitarse en la fase de selección previa a la revisión por pares.

En lugar de visiones más grandiosas que sustituyan por completo la toma de decisiones humana, nos interesa comprender hasta qué punto la IA podría ayudar a los revisores y a los autores a hacer frente a esta carga. De ahí surge la pregunta: ¿podemos utilizar la IA como una herramienta básica para modelar la toma de decisiones de los revisores humanos?

Para poner a prueba esta propuesta, entrenamos una red neuronal utilizando una colección de manuscritos enviados de ponencias de conferencias de ingeniería, junto con sus decisiones de revisión por pares asociadas.

La herramienta de IA analizó los manuscritos utilizando un conjunto de características: el contenido textual, junto con puntuaciones de legibilidad y medidas de formato. El análisis abarca las partes del proceso de garantía de calidad de los resultados en las que se solapan la selección previa a la revisión por pares y la propia revisión por pares, cubriendo aspectos como el formato y la calidad de la expresión.

Una vez completada la fase de aprendizaje, se evaluó la precisión de las reglas empíricas para predecir el resultado de la revisión por pares de un manuscrito no observado previamente. Por último, se plantearon las siguientes cuestiones “¿Por qué la herramienta de IA ha marcado los artículos como aceptados o rechazados?”, ya que responder a esta pregunta puede darnos una idea de la toma de decisiones humana que la herramienta estaba modelando.

Los revisores pueden verse indebidamente influenciados por cuestiones de formato o gramaticales (o por el uso de métodos que han sido asociados con trabajos rechazados en el pasado) y se ven inconscientemente influenciados por ello en sus juicios sobre cuestiones más sustanciales de la presentación.

En ese caso, una herramienta de IA que analicen los trabajos antes de la revisión por pares podría utilizarse para aconsejar a los autores que reelaboren su trabajo antes de enviarlo a la revisión por pares. Esto podría ser especialmente beneficioso para los autores cuya lengua materna no es el inglés, por ejemplo, y cuyo trabajo, por tanto, podría verse afectado negativamente por el sesgo de la primera impresión.

Las herramientas tienen el potencial de beneficiar directamente a los editores de revistas y actas de congresos en la toma de decisiones. Tienen el potencial de ahorrar tiempo a los revisores, cuando se utilizan como sistemas de apoyo a la decisión. También podrían ser útiles para los autores, como hemos sugerido. En particular, podrían:

  • Reducir el número de rechazos
  • Mejorar la toma de decisiones humanas con datos
  • Sesgos y cuestiones éticas

Todas estas cuestiones éticas deben tenerse muy en cuenta a la hora de diseñar e implantar las herramientas de IA en la práctica y de determinar el papel que desempeñan en la toma de decisiones. La investigación continua en estas áreas es crucial para ayudar a garantizar que el papel de las herramientas de IA en procesos como la revisión por pares sea positivo.

Cientos de científicos de renombre aparecen en el comité científico de revistas depredadoras sin saber que forman parte del mismo

Big-name scientists surprised to find themselves on journal board | Science | AAAS. Nature. Por Dennis Normile28 de abril de 2021, 11:55 a.m.

Texto completo

La revista Ecosystem Health and Sustainability (EHS) cuenta con una envidiable lista de científicos de alto nivel en su consejo editorial, entre los que se encuentran el conocido biólogo Paul Ehrlich, profesor emérito de la Universidad de Stanford, y Jerry Franklin, analista de ecosistemas de la Universidad de Washington, en Seattle.

Sólo hay un problema: muchos de los miembros del consejo ya no participan en EHS, si es que alguna vez lo hicieron. “No recuerdo ningún contacto con la revista desde hace años, si es que alguna vez lo hubo”, dice Ehrlich. “No debería aparecer como asociado a la revista”, añade Franklin.

Este tipo de relleno puede hacer que una revista parezca más prestigiosa de lo que es, y ayudarla a obtener un factor de impacto, crucial para atraer propuestas.

La práctica parece ser mucho menos común entre las revistas más respetables como EHS, pero no es inédita. El redactor jefe de EHS, Lu Yonglong, ecologista de la Universidad de Xiamen, afirma que es “realmente una sorpresa para mí” que varios científicos se resistan a figurar como miembros del consejo editorial. Dice que la revista les ha informado regularmente de la situación de EHS, proporcionando una lista de nueve correos electrónicos enviados en los últimos 18 meses a todos los que figuran como asesores y editores. Pero Lu admite que el sitio web de EHS “puede no actualizarse con frecuencia” y dice que eliminará los nombres de los científicos que se lo pidan.

No es raro que las llamadas revistas depredadoras recluten científicos como miembros de la junta sin su conocimiento. Un estudio publicado el año pasado encontró que de los casi 4000 científicos en Australia que están en los consejos editoriales de revistas potencialmente depredadoras, aproximadamente una cuarta parte no lo sabe. Para exponer tales revistas, un científico inscribió a su perro, un American Staffordshire terrier llamado Ollie, como miembro de la junta editorial de seis revistas.

Recientemente, Johannes Knops, de la Universidad de Xi’an Jiaotong-Liverpool en Suzhou, China, fue eliminado como “miembro editorial” de la revista Sciences in Cold and Arid Regions ; dice que nunca estuvo de acuerdo con el trabajo. “Solía ​​decirles a los estudiantes que miraran a los editores revisores para conocer la calidad de una revista”, dice Knops. Pero ahora, “tienes que ponerte en contacto con algunos editores para ver si son reales”. (Los editores de la revista no respondieron a un correo electrónico de Science ).

Tener en el comité a científicos de alto nivel puede aumentar las probabilidades de que una revista sea incluida en el Science Citation Index Expanded de Clarivate, lo que supone un paso hacia la obtención de un factor de impacto. Hacerlo sin su consentimiento “raya en lo depredador”, dice Xiaotian Chen, profesor de biblioteconomía de la Universidad de Bradley en Peoria (Illinois).

Notify: Proyecto de Interoperabilidad de Repositorios y Servicios

Notify: The Repositories and Services Interoperability Project

Este proyecto se basa en el trabajo previo del COAR para avanzar en la visión esbozada por primera vez en la iniciativa COAR Next Generation Repositories Initiative – para posicionar los repositorios como la base de una infraestructura distribuida y en red a nivel mundial para la comunicación académica, sobre la que se desplegarán capas de servicios de valor añadido – y articulada en el Libro Blanco Pubfair, que describe un marco distribuido para los servicios de publicación abierta.

En 2020, el COAR publicó un modelo técnico genérico para permitir la vinculación de preprints y otros recursos de repositorios con servicios externos, con un enfoque inicial en los servicios de revisión por pares. El modelo técnico -que se desarrolló sobre la base de una serie de casos de uso proporcionados por servidores de preprints, repositorios, servicios de revisión por pares y revistas superpuestas- aplica un enfoque distribuido y orientado a los mensajes, basado en las notificaciones de datos enlazados (LDN) del W3C.

En la práctica, este modelo permitirá a un investigador depositar un artículo (u otros tipos de resultados de investigación) en cualquier repositorio compatible, elegir entre una lista de servicios de revisión por pares y revistas superpuestas, y solicitar una revisión. El repositorio enviará un mensaje automático al servicio de revisión por pares, y se automatizarán otras interacciones bilaterales entre el autor o autores y el servicio o servicios de revisión superpuestos.

El proyecto Notify ayudará a los socios a adoptar un modelo común e interoperable para apoyar las revisiones y aprobaciones de recursos distribuidos en repositorios, preprints y archivos.

“Revistas nepotistas”: un estudio de las revistas biomédicas.

Alexandre Scanff, Florian Naudet, Ioana Cristea, David Moher, Dorothy Bishop, Clara Lo. ‘Nepotistic journals’: a survey of biomedical journals. cherbioRxiv 2021.02.03.

Texto completo

La preferencialidad se da por parte de aquellas revistas en favor de los miembros de su consejo editorial, al estar éstos en posición de influir en la decisión de “aceptación” o “rechazo” de sus manuscritos. Esto, obviamente, significaría comprometer o eludir por completo el proceso estándar de “revisión por pares”. En otras palabras, esto casi podría considerarse como algo cercano al “nepotismo”.

Análisis convergentes en diferentes disciplinas apoyan el uso del porcentaje de artículos del autor más prolífico (PPMP) como bandera roja para identificar revistas de las que se puede sospechar que tienen prácticas editoriales cuestionables. Examinamos si este índice, complementado por el índice de Gini, podría ser útil para identificar casos de potencial sesgo editorial, utilizando una amplia muestra de revistas biomédicas.

Métodos : Extrajimos los metadatos de todas las revistas biomédicas referenciadas en la National Library of Medicine, con cualquiera de los Broad Subject Terms atribuidos, y al menos 50 artículos con autoría (es decir, por al menos un autor) entre 2015 y 2019, identificando al autor más prolífico (es decir, la persona que firmó más artículos en cada revista en particular). Calculamos el PPMP y el índice de Gini 2015-2019 para la distribución de los artículos entre los autores. Cuando se informó de la información pertinente, también se calculó la mediana del retraso en la publicación (tiempo entre la presentación y la aceptación) de los artículos firmados por cualquiera de los autores más prolíficos y la de los artículos no firmados por autores prolíficos. En el caso de las revistas atípicas, definidas como un índice PPMP o Gini superior al percentil 95 de sus respectivas distribuciones, se seleccionó una muestra aleatoria de 100 revistas y se describió en relación con el estatus en el consejo editorial del autor más prolífico.

Resultados : Se analizaron 5 468 revistas que publicaron 4 986 335 artículos entre 2015 y 2019. El percentil 95 del PPMP fue del 10,6% (mediana del 2,9%). El índice de Gini del percentil 95 fue de 0,355 (mediana 0,183). La correlación entre ambos índices fue de 0,35 (IC95: 0,33 a 0,37). Se disponía de información sobre el retraso en la publicación de 2.743 revistas. Se observó que 277 revistas (10,2%) tenían una mediana de retraso en la publicación de los artículos del autor o autores más prolíficos inferior a 3 semanas, frente a 51 (1,9%) revistas con artículos no escritos por autores prolíficos. Entre la muestra aleatoria de revistas atípicas, 98 proporcionaron información sobre su consejo editorial. Entre estas 98, el autor más prolífico formaba parte del consejo editorial en 60 casos (61%), entre los cuales 25 (26% de las 98) eran redactores jefe.

Discusión : En la mayoría de las revistas las publicaciones se distribuyen entre un gran número de autores. Nuestros resultados revelan un subconjunto de revistas en las que unos pocos autores, a menudo miembros del consejo editorial, fueron responsables de un número desproporcionado de publicaciones. Los trabajos de estos autores tenían más probabilidades de ser aceptados para su publicación en las tres semanas siguientes a su presentación. Para aumentar la confianza en sus prácticas, las revistas deben ser transparentes sobre sus prácticas editoriales y de revisión por pares.

Revisión por pares: renovación de la publicación científica

Etkin, Adam, Thomas Gaston, and Jason Roberts. Peer Review: Reform and Renewal In Scientific Publishing. E-book, Ann Arbor, MI: Against the Grain (Media), LLC, 2017, https://doi.org/10.3998/mpub.9944026. Accessed 21 Jan 2021.

Texto completo

La revisión por pares es un aspecto esencial de la publicación científica. Sin embargo, ¿hasta que punto familiarizados estamos la mayoría de nosotros con el proceso de revisión por pares? ¿Cuánto tiempo se ha considerado la revisión por pares como una piedra angular de la publicación científica y qué se pretende lograr? Con tantos cambios en el ámbito de la comunicación académica en los últimos veinte años, ¿se ha cuestionado también el estatus de la revisión por pares? ¿Es obsoleta la revisión por pares? En el libro se abordan estas preguntas fundamentales para la revisión por pares de interés para editores, investigadores, bibliotecarios, comerciales y apasionados de la ciencia que lean este trabajo.

Prácticas éticas en la investigación científica. Planeta Biblioteca 2021/01/20.

ESCUHAR EL PROGRAMA

Ir a descargar

La publicación exitosa de la investigación atrae la atención de los académicos y sus instituciones. Esto, a su vez, puede proporcionar más fondos para el instituto y también asegurar el progreso de un individuo en su campo de conocimiento. Las instituciones académicas y la universidad utilizan con frecuencia el número de publicaciones como crédito y medida de competencia de un individuo. De manera que la creciente dependencia de las métricas para evaluar publicaciones académicas está produciendo formas nuevas de fraude académico y mala conducta.