Archivo de la etiqueta: Noticias falsas

Iniciativas para contrarrestar las noticias falsas en diferentes países

fake-news-is-killling-the-economy

Initiatives to Counter Fake News in Selected Countries. Washington: Library of Congress, 2019

Texto completo

 

 

Este informe examina los enfoques legales de 15 países, que representan a todas las regiones del mundo, al problema emergente de la manipulación con “noticias falsas” mediante el uso de medios masivos y sociales, especialmente el impacto de las noticias falsas en los procesos políticos y elecciones en curso, y la legislación medidas emprendidas para contrarrestar la difusión de información falsa. Con la excepción de Japón, la distribución generalizada de información falsa y su impacto en la toma de decisiones y los procesos democráticos se está convirtiendo en un desafío en todo el mundo. Las encuestas de cada país analizan las iniciativas actuales y propuestas para limitar la difusión de información falsa emprendida a nivel nacional, los desafíos de cada país asociados con estos esfuerzos, y los esfuerzos emprendidos por los gobiernos nacionales para asegurar la validez y precisión de la información legal.

Informe completo (PDF, 869 KB)

 

 

El creciente flujo de informes y datos sobre noticias falsas, desinformación, contenido partidista y alfabetización

 

fake-news-public-domain-2-credit-990x550

Nuclear disasters, information vacuums: How a lack of data in Fukushima led to the spread of fake health news
En: NiemanLab by LAURA HAZARD OWEN @laurahazardowen July 12, 2019, 7:39 a.m.

Ver completo

El otoño pasado, un miembro del concejo municipal de la ciudad de Minamisoma, Japón, distribuyó un folleto impreso entre los residentes de la comunidad, cerca de donde ocurrió el desastre nuclear de Fukushima Daiichi en 2011. (Fue el primer desastre nuclear que ocurrió desde que se difundió ampliamente la Internet.) El folleto informó que las tasas de cáncer de tiroides y leucemia aumentaron drásticamente después del accidente. Pero, los investigadores de Minimisoma escribieron en la revista QJM: An International Journal of Medicine, que esos datos eran incorrectos. Fueron creados a propósito….

“…utilizando una interpretación sesgada de los datos de reclamamaciones a los seguros de salud en el Hospital General Municipal de Minamisoma, una institución médica central de la ciudad. Estos datos son a menudo inexactos y no deberían utilizarse para calcular la incidencia de cáncer, ya que la base de datos sólo muestra el número aproximado acumulado de enfermedades en un hospital. En este caso, sólo hubo una incidencia mayor del cáncer de tiroides en 2010 antes del incidente del Fukushima, y este número progresó a 29 en 2017, a pesar de que sólo hubo cuatro casos de cáncer de tiroides recién diagnosticados en el hospital en 2017. Por lo tanto, la “incidencia 29 veces mayor de cáncer de tiroides” indicada por estos datos es una interpretación sesgada. Pero sorprendentemente, un miembro del consejo de la ciudad comenzó a distribuir esta información. Además de la distribución a los ciudadanos, esta información llamó la atención nacional a través de los servicios de redes sociales e Internet. Para empeorar las cosas, el gobierno local hizo poco para impedir que el miembro del consejo difundiera esa información engañosa, ya que no tenía información precisa sobre la incidencia de la enfermedad.”

 

Parte del problema, señalan los investigadores, era que en realidad no se disponía de buenos datos. “La razón principal de la propagación de esta información engañosa fue la insuficiente acumulación de bases de datos de enfermedades fundamentales tras el incidente del FDNPP”, escriben. “Hasta la fecha, no hay datos sobre la incidencia y prevalencia de cáncer y enfermedades no transmisibles (ENCs) entre los afectados por el incidente del FDNPP”. La gente tampoco sabe mucho sobre la radiación, y hace dos años, “la intimidación hacia los niños evacuados asociada con el estigma en torno a la radiación después del incidente del FDNPP se convirtió en un problema social en Japón”.

Un estudio separado de Fukushima, publicado a principios de este año, analizó la ansiedad:

“En agosto de 2016 se llevó a cabo una encuesta por correo entre 2.000 residentes de la prefectura de Fukushima de entre 20 y 79 años de edad. Los ítems de la encuesta incluyeron preguntas sobre las ansiedades actuales de salud causadas por la radiación, fuentes confiables de información sobre la radiación y los medios utilizados para obtener información sobre la radiación. La tasa de respuesta válida de la encuesta fue del 43,4%. Los resultados del análisis de regresión lineal múltiple revelaron que la ansiedad era significativamente mayor para los grupos que indicaban “confianza en los grupos de ciudadanos” y “uso de sitios de Internet”. La ansiedad era significativamente menor para los grupos que indicaban “confianza en los ministerios del gobierno”, “confianza en el gobierno local” y “uso de la televisión local”. También la ansiedad fue significativamente menor para los grupos con mayor conocimiento de la salud.”

 

En última instancia, los investigadores piden que se recopilen más datos y que se ponga más información a disposición de los ciudadanos: El vacío de información creado en su ausencia es peligroso.

La alfabetización mediática no debería ser un opción. Un nuevo informe de la RAND analiza varios esfuerzos de alfabetización mediática en Estados Unidos, y define la alfabetización mediática como un intento de “ayudar a la gente a discernir mejor el contenido que consume, crea y comparte a través de diversas plataformas mediáticas”.

Como parte del informe, la RAND creó una base de datos de 50 recursos de alfabetización mediática con sede en Estados Unidos, que se puede descargar como archivo Excel aquí y que consta de “planes de estudio, planes de estudio, actividades, seminarios en línea, vídeos y juegos sobre alfabetización mediática”. La mayoría de los recursos se dirigen a los estudiantes de bachiller “y, en menor medida, a los estudiantes universitarios”. Hay menos programas dirigidos a los educadores, a los padres y al público en general”. Cerca de la mitad de los programas estaban en línea, más de la mitad eran gratuitos, y el tema más común que se cubrió fue la evaluación de la credibilidad de la fuente.

Los investigadores también revisaron la investigación existente sobre alfabetización mediática, pero observaron que el estudio del campo sigue siendo limitado: “Hay poca investigación evaluativa causal en el campo de la alfabetización mediática que aísle los efectos de las intervenciones. Además, los estudios que se revisaron variaron ampliamente en la forma en que definieron y midieron las competencias. Como resultado, no se está seguro de sacar conclusiones definitivas de investigaciones anteriores, tales como qué tipo de prácticas sobre Alfabetización Digital funcionan y bajo qué condiciones. Aún así, es útil resumir la investigación que existe y lo que podemos aprender de ella”.

“Un panfleto barato y sencillo.” Investigadores de Columbia encontraron que los padres que recibieron información sobre la vacuna contra la gripe en el consultorio de su pediatra eran más propensos a vacunar a sus hijos que los que no lo hicieron

 

El programa de alfabetización mediática de Google enseña a los niños a detectar noticias y direcciones URL falsas

internet20safety20be20internet20awesome

Se genial en Internet

Guías

Plan de estudios
de ciudadanía y
seguridad digital

Guía de familias

5 Consejos

 

Hace dos años, Google lanzó una campaña de educación en Internet “Be Internet Awesome” que incluía un plan de estudios y un videojuego llamado Interland. La compañía ha hecho una nueva adición al programa llamado alfabetización mediática que ha desarrollado en asociación con The Net Safety Collaborative, una organización sin fines de lucro que administra una línea telefónica de ayuda de medios sociales para las escuelas.

La alfabetización mediática se centra en enseñar a los niños la capacidad de detectar noticias falsas, evitar ataques de phishing, identificar URLs falsas y evaluar las fuentes. Hay seis nuevas actividades como parte del plan de estudios, desarrolladas con Anne Collier, directora ejecutiva de The Net Safety Collaborative, y la Dra. Faith Rogow, coautora de The Teacher’s Guide to Media Literacy y cofundadora de la National Association for Media Literacy Education.

Actividades como “Compartir con cuidado” ayudan a los niños a mantener un perfil positivo en línea a través de la gestión de su privacidad y la protección de su información personal. “It’s Cool to Be Kind” se centra en el acoso en línea, y “Don’t Fall for Fake” tiene por objeto enseñar a los niños habilidades de pensamiento crítico.

Irónicamente, el propio YouTube de Google también ha sido objeto de las mismas cuestiones de las que su nuevo plan de estudios pretende concienciar. Recientemente ha tomado medidas para eliminar canales con “contenido supremacista y odioso” y también ha retirado vídeos anti-vacunación en su plataforma, mostrando el impacto que dicha información puede tener en Internet.

Dirigido principalmente a niños de siete a doce años de edad, el nuevo plan de estudios está disponible para familias y educadores interesados y se ofrece en inglés, español y otros ocho idiomas.

5 consejos para ser inteligente en Internet:

  • Es igual de importante mantener una presencia positiva en línea como en la vida real.
  • Piensa antes de publicar algo en línea. Es importante saber cuándo no publicar nada, no reaccionar ante la publicación, la foto o el comentario de alguien, o no compartir contenido falso. (Por ejemplo: en la escuela o en tu casa). Recuerda que una vez que tu información está en línea, independientemente de quién la haya publicado, podría permanecer allí para siempre.
  • Protege tus secretos. No compartas tu dirección, número de teléfono, dirección de correo electrónico, contraseñas, nombre de usuario, o los trabajos que haces para la escuela y otros documentos propios con extraños.
  • No supongas que las personas en línea te verán de la misma manera que tú lo haces. Varias personas pueden ver la misma información y sacar distintas conclusiones a partir de lo que compartes.
  • Es importante respetar las decisiones de privacidad de los demás en todo momento, incluso si son decisiones que uno no tomaría. Diferentes situaciones requieren respuestas distintas tanto en línea como en la vida real.

 

La Alfabetización Mediática como herramienta para combatir las noticias falsas

 

2019-07-11_13-31-12

Exploring Media Literacy Education as a Tool for Mitigating Truth Decay by Alice Huguet, Jennifer Kavanagh, Garrett Baker, Marjory S. Blumenthal Related Topics: Civic Education, 2019

Texto completo

En un nuevo informe, la Corporación RAND analizó el panorama de la alfabetización mediática. A través de entrevistas con una docena de expertos en alfabetización mediática y una revisión de estudios sobre intervenciones educativas, los investigadores examinaron cómo se define la alfabetización mediática, qué recursos didácticos están disponibles y la efectividad  de la educación en alfabetización mediática para evitar la propagación de la desinformación. RAND encontró que aunque los expertos dicen que la alfabetización mediática es urgentemente importante, no existe un solo conjunto de habilidades universales, lo que dificulta la evaluación y comparación de los programas educativos.

Llénalos de noticias incombustibles, pero se creerán inteligentes.

 

uploads252fstory252fthumbnail252f74487252f5f00302f-459b-468c-b25e-b93976c668c2.jpg252f950x534

 

Llénalos de noticias incombustibles. Sentirán que la información los ahoga, pero se creerán inteligentes. Les parecerá que están pensando, tendrán una sensación de movimiento sin moverse. Y serán felices.

Ray Bradbury, Fahrenheit 451, 1953

 

Esta frase de Ray Bradbury en la que resume el actual escenario de la información en la era de la postverdad y las “fakes news” fue escrita en 1953 en su libro Fahrenheit 451

 

 

La sociedad de la desinformación: propaganda, «fake news» y la nueva geopolítica de la información

 

asesinato-verdad-arte-urbano-valencia-antoniomarinsegovia

 

Badillo Matos, Ángel. La sociedad de la desinformación: propaganda, «fake news» y la nueva geopolítica de la información. Madrid: Real Instituto Elcano, 2019

 

La desinformación ha emergido como un asunto de relevancia pública a través de varios escándalos que en el escenario internacional han recuperado el debate en torno a la circulación internacional de información, sus conexiones con los intereses geoestratégicos de ciertos países y los efectos que producen en los ciudadanos. Es un debate recurrente, pero en esta ocasión tiene ingredientes nuevos: la naturaleza de las redes digitales permite utilizarlas no solo para difundir información, sino también para atacar mediante técnicas informáticas servidores de datos (para modificarlos, robarlos o destruirlos); las redes sociales y la personalización de la información que se recibe a través de ellas suponen nuevas formas de ruptura de la esfera pública, y los ciudadanos han incorporado las prácticas de producción y consumo de información digital sin excesivo conocimiento de las lógicas de estos nuevos medios, trasladando las de los medios de comunicación tradicionales. Este texto analiza las transformaciones que han dado lugar al nuevo ecosistema y propone, desde el estudio de las iniciativas europeas sobre desinformación, un modelo de análisis de la situación y el refuerzo de la acción coordinada europea desde España.

 

Guía básica para identificar noticias falsas (antes de mandarlas a tus grupos de WhatsApp)

 

103495405_fakenews_mundo-nc

AMPLIAR IMAGEN

FIUENTE: BBC NEws

Cinco consejos…

  1. Tómate un minuto y piensa. No te creas la noticia ni compartas el texto de inmediato.
  2. ¿Te causó una reacción emocional muy grande? Desconfía. Las noticias inventadas se hacen para causar grandes sorpresas o rechazo.
  3. ¿Confirma alguna convicción que ya tenías? También es una técnica habitual de las noticias inventadas. Desarrolla el hábito de desconfiar e investigar.
  4. ¿La noticia está “pidiendo” que creas en ella o “muestra” por qué desconfiar? Cuando una noticia es cierta, es más probable que cite fuentes, que incluya enlaces y que cite documentos oficiales (en decir, que sea transparente).
  5. Producir un reportaje tan pronto como acontecen los eventos toma tiempo y exige profesionales cualificados. Desconfía de las noticias “bomba” en el calor del debate.

 

…y nueve pasos

1) Lee la noticia entera, no solo el titular.

2) Averigua la fuente.

a. ¿Es una cadena de WhatsApp sin autoría o sin enlace? Desconfía y, preferentemente, no la compartas;

b. ¿Tiene autoría? ¿Es una fuente legítima en la que hayas confiado en el pasado? Investiga el nombre del medio o del autor en Google para ver qué más hizo esa persona y para qué medios trabaja. Presta atención a si el sitio que reprodujo la noticia publica cosas solo de un lado político con algún sesgo ideológico.

c. ¿Hace referencia a un medio de comunicación? Entra a la página web de ese medio para comprobar si la noticia está ahí.

3)Busca el titular en Google. Si es verdadera, es probable que otros medios confiables la hayan reproducido; si es falsa, puede que algunos sitios de verificación de datos hayan averiguado que es un rumor falso.

4)Busca los datos que se citan. ¿Se apropia de acontecimientos verificables? Si afirma que alguna autoridad dice algo, ¿hubo otros medios que reprodujeran lo que dijo?

5)Verifica el contexto, como la fecha de publicación. Sacar una noticia de contexto y divulgarla en una fecha diferente también es una forma de desinformación.

6) Pregúntale a quien te mandó la noticia de quién la recibió, si confía en esa persona y si logró verificar alguna información.

7)¿Recibiste una imagen que cuenta una historia? Puedes hacer una búsqueda “inversa” de imágenes y comprobar si otros sitios la reprodujeron. Guarda la foto en la computadora y súbela en https://images.google.com/ o enhttps://reverse.photos/

8)¿Recibiste un audio o un video con informaciones? Trata de resumirlas y búscalas en internet introduciendo las palabras clave y “WhatsApp”.

9) Piensa en números: ¿la noticia cita cifras de investigaciones o de otros datos? Búscalos para ver si tiene sentido.

Fuentes: NewsLitTip, Consejo Nacional de Justicia de Brasil (CNJ), BBC, Factcheck.org