Archivo de la etiqueta: Préstamo digital

Bibliotecas digitales: ¿Qué pedimos las bibliotecas a los editores y a las plataformas para dar un buen servicio de acceso al libro electrónico

Bibliotecas digitales: ¿Qué pedimos las bibliotecas a los editores y a las plataformas para dar un buen servicio de acceso al libro electrónico.

Alonso-Arévalo, Julio. Bibliotecas digitales: Reflexiones desde la práctica: ¿Qué le pedimos a los editores y a las plataformas para dar un buen servicio a los lectores? En: «El mercado bibliotecario como oportunidad de negocio para la edición digital» Peñaranda de Bracamonte (Salamanca). 12 de diciembre de 2012. Peñaranda de Bracamonte (Salamanca): CITA, 2012.

Texto completo

Las bibliotecas están siendo uno de los motores fundamentales de impulso del libro electrónico en aquellos países que antes han iniciado la carrera digital del libro electrónico, y han sido muchas las bibliotecas que han respondido positiva y rápidamente a este cambio de expectativas. Uno de los factores clave es la evidencia de un crecimiento exponencial en los hábitos y actitudes de lectura en dispositivos electrónicos móviles, convirtiéndose de este modo las pantallas en interfaces privilegiadas de lectura y aprendizaje La biblioteca es un punto más de difusión, descubrimiento y venta de libros electrónicos para las editoriales. Existen diferentes plataformas que ofrecen libros electrónicos para bibliotecas, y una amplia multiplicidad de modelos de negocio. Por parte de las bibliotecas es importante evaluar todos los vendedores, determinar el gasto y la concesión de licencias de cada uno, y calcular los costes en curso para determinar si el modelo seleccionado es sostenible. Si bien los libros electrónicos son un área de crecimiento robusto de las bibliotecas y a pesar de que la existencia de ebooks en bibliotecas estadounidense es un hecho habitual, se trata de una normalidad frágil debido a las barreras que imponen los grandes grupos editoriales ante el gran empuje de las cifras de préstamos. Se establecen las premisas fundamentales para que los editores se animen a poner a disposición de las bibliotecas este modelo de negocio poco explotado en nuestro país, y se establecen algunos de los aspectos clave que los editores deben tener en cuenta a la hora de ofertar sus títulos en bibliotecas.

Más de 550 millones de libros electrónicos prestados en bibliotecas en 2022 a través de Overdrive

OverDrive. «OverDrive Releases 2022 Digital Book Circulation Data and Highlights», 6 de enero de 2023.

Ver completo

En 2022, el préstamo de libros digitales creció significativamente debido a las innovaciones que las bibliotecas públicas, escuelas y otras instituciones de alto rendimiento utilizaron para servir a sus lectores. Estos esfuerzos dieron lugar a una circulación récord de libros digitales, con libros electrónicos, audiolibros, revistas y cómics que contribuyeron en gran medida al crecimiento interanual, según el líder del sector OverDrive.

A lo largo del año, los lectores tomaron prestados 555 millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas digitales, cómics y otros contenidos digitales, lo que supone un aumento del 10% respecto a 2021. Este récord de circulación dio lugar a otro hito: Los lectores han sacado un total de 3.000 millones de libros digitales de bibliotecas públicas, escuelas y bibliotecas universitarias de la red OverDrive desde el primer préstamo digital de ebooks en 2003. Los datos han sido comunicados por OverDrive, la principal plataforma de lectura digital para 88.000 bibliotecas y escuelas de 109 países de todo el mundo, y creadora de las galardonadas aplicaciones de lectura  Libby y Sora.

Datos de 2022 registros de préstamo de libros digitales de la red mundial OverDrive:

  • Total de préstamos digitales de bibliotecas y escuelas: 555 millones (+10% respecto a 2021)
  • Los préstamos de la aplicación Libby aumentaron un 30% y millones de lectores más instalaron la aplicación (+42%).
  • Los préstamos de la aplicación Sora crecieron un 10%, y un número récord de sistemas escolares (4) tomaron prestado 1 millón de libros digitales a través de la aplicación Sora.
  • Libros electrónicos prestados: 331 millones (+4%)
  • Audiolibros prestados: 191 millones (+17%)
  • Revistas prestadas: 32 millones (+38%)
  • Cómics y novelas gráficas: 33 millones (+18%)
  • Libros digitales prestados por los estudiantes desde el aula a través de Public Library CONNECT: 4,8 millones (+3%)
  • Libros electrónicos y audiolibros en reserva: 214 millones (+13%)
  • Sistemas de bibliotecas públicas que superan el millón de préstamos de libros digitales: 129 sistemas de bibliotecas públicas en siete países (+7%)
  • Incluye un sistema que supera los 10 millones de consultas de libros digitales y otros 61 sistemas que superan los 2 millones de consultas (la lista completa estará disponible próximamente).
  • Principales títulos en 2022 (véase la lista de libros electrónicos, audiolibros y revistas)

OverDrive publica la lista de los libros electrónicos y audiolibros más populares de 2022 de las bibliotecas públicas

OverDrive empodera a 22 000 bibliotecas en 45 países, con millones de lectores que acceden convenientemente a materiales de lectura populares todos los días en la aplicación Libby. Como resultado, la circulación digital en las bibliotecas públicas continúa creciendo cada año. Desde que las bibliotecas públicas lanzaron el servicio hace casi dos décadas, los lectores han tomado prestados más de tres mil millones de libros digitales de las bibliotecas de la red OverDrive.

Libros electrónicos más populares prestados de  la red global OverDrive  en 2022:

  1. The Last Thing He Told Me by Laura Dave (Simon & Schuster)
  2. Apples Never Fall by Liane Moriarty (Henry Holt and Co.)
  3. The Four Winds by Kristin Hannah (St. Martin’s Publishing Group)
  4. Verity by Colleen Hoover (Grand Central Publishing)
  5. The Seven Husbands of Evelyn Hugo by Taylor Jenkins Reid (Washington Square Press)
  6. The Lincoln Highway by Amor Towles (Penguin Publishing Group)
  7. It Ends with Us by Colleen Hoover (Atria Books)
  8. The Girl in His Shadow by Audrey Blake (Sourcebooks)  *Big Library Read title
  9. The Judge’s List by John Grisham (Knopf Doubleday Publishing Group)
  10. The Invisible Life of Addie LaRue by V. E. Schwab (Tor Publishing Group)

Compromiso de las bibliotecas y asociaciones profesionales en la mejora de la experiencia de usuario en el préstamo de libros electrónicos

Alonso-Arévalo, J., Cordón-García, J.-A., & Gómez-Díaz, R. (2014, enero 1). Compromiso de las bibliotecas y asociaciones profesionales en la mejora de la experiencia de usuario en el préstamo de libros electrónicos. Salamanca,  Jornada Biblioteca Digital y II Seminario E-Lectra, 2014

Texto completo

A diferencia de un libro impreso, un solo ejemplar de un libro electrónico podría ser leído por muchos usuarios simultáneamente desde cualquier lugar. Por ello, una de las principales preocupaciones de los editores es que el préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas pueda afectar negativamente a las ventas de libros. Para contrarrestar esto, muchos editores insisten en condiciones que reproducen aspectos del préstamo del libro impreso. Algunos de estos términos pueden ser necesarios y tolerables, al menos temporalmente, para eliminar los temores percibidos por los editores de cara a fomentar la venta de libros electrónicos a las bibliotecas. Otros cuestionan la demanda de los usuarios que plantean que una mayor demanda de libros electrónicos será buena para los usuarios y perjudicial para la percepción de la biblioteca como servicio. En el documento se analiza la situación actual del libro electrónico en la biblioteca y se describen las acciones desarrolladas por las bibliotecas y asociaciones profesionales en defensa del lector digital en las bibliotecas. Entre estas iniciativas destacan las llevadas a cabo por EBLIDA, ALA, FirstReaders, E.voke y las realizadas por algunos consorcios bibliotecarios como Kansas, Colorado y Marmot.

Los lectores tomaron prestados más de 3.000 millones de libros digitales en bibliotecas a través de OverDrive

Grunenwald, Jill. «Readers Have Borrowed over 3 Billion Digital Books through OverDrive». OverDrive (blog), 16 de noviembre de 2022.

Ver noticia

Desde el primer préstamo de un libro electrónico en una biblioteca a través de OverDrive en 2003, hasta la actualidad, los lectores y las bibliotecas de todo el mundo alcanzaron un hito importante cuando el número total de títulos digitales prestados desde entonces, este año por OverDrive superó los tres mil millones.

Este hito se produce gracias a bibliotecarios de las 81.000 bibliotecas, escuelas, colegios y organizaciones de 106 países que colaboran con esta plataforma.

Costó cuatro años alcanzar el primer millón de préstamos en 2007 y otros cinco para llegar a los 100 millones en 2012. En 2018, las transacciones históricos alcanzaron los mil millones. Y ahora, veinte años después de ese primer préstamo de libros electrónicos, gracias a lectores, bibliotecarios y amantes de los libros se han alcanzado un total de tres mil millones de préstamos.

Préstamo digital controlado.

Klosek, Katherine. Controlled Digital Lending. Washington, DC: Association of Research Libraries, June 17, 2022. https://doi.org/10.29242/report.controlleddigitallending2022.

Texto completo

Este documento analiza la posición de la ARL sobre el préstamo digital controlado de materiales bibliotecarios y expone las consideraciones que pueden ayudar a las bibliotecas de investigación a elaborar su caso de uso y prepararse para un análisis de uso justo. El documento también refleja un debate sobre las prácticas, las preocupaciones y las oportunidades de los préstamos digitales que mantuvieron el Comité de Promoción y Política Pública de la ARL e invitados durante la reunión de otoño de la Asociación de octubre de 2021. Esa discusión, y las conversaciones posteriores en torno a una versión anterior de este documento, informaron la posición de ARL sobre el préstamo digital.

Préstamo digital controlado.

Klosek, Katherine. Controlled Digital Lending. Washington, DC: Association of Research Libraries, June 17, 2022.

Texto completo

Este documento analiza la posición de la ARL sobre el préstamo digital controlado de materiales bibliotecarios y expone las consideraciones que pueden ayudar a las bibliotecas de investigación a elaborar su caso de uso y prepararse para un análisis de uso justo. El documento también refleja un debate sobre las prácticas, las preocupaciones y las oportunidades de los préstamos digitales que mantuvieron el Comité de Promoción y Política Pública de la ARL y los invitados durante la reunión de otoño de la Asociación de octubre de 2021. Esa discusión, y las conversaciones posteriores en torno a una versión anterior de este documento, informaron la posición de ARL sobre el préstamo digital.

La Asociación de Bibliotecas de Investigación (ARL) lanza KnowYourCopyrights.org, para ayudar a las bibliotecas a hacer valer sus derechos en la era digital

KnowYourCopyrights.org

Más información sobre Uso justo

Association of Research Libraries (ARL) lanzó KnowYourCopyrights.org, un recurso renovado para apoyar a los líderes de las bibliotecas, los profesionales y los defensores en la afirmación proactiva de los derechos de las bibliotecas en la era digital.

Las bibliotecas, así como las actividades de investigación, enseñanza y aprendizaje que apoyan, gozan de derechos especiales en la legislación estadounidense, empezando por el propósito constitucional de los derechos de autor: promover el progreso de la ciencia y las artes útiles. El núcleo de estos derechos es el uso justo, una doctrina flexible que permite el uso de obras protegidas por derechos de autor sin permiso del titular de los derechos en determinadas circunstancias. En la era actual de la enseñanza, el préstamo y el préstamo digital, las bibliotecas de investigación pueden basarse en el uso justo para seguir ejerciendo estos derechos fundamentales.

El nuevo sitio web también alberga una serie de nuevos documentos que profundizan en cuestiones de derechos digitales que no han sido resueltas por los tribunales:

Copyrights and Contracts: Issues and Strategies: Cuestiones y estrategias es un borrador de debate que delinea los problemas a los que se enfrentan las bibliotecas de investigación cuando los términos de los contratos prohíben o limitan estos derechos, y propone una serie de estrategias de defensa.

Controlled Digital Lending (Préstamo digital controlado) describe cómo las bibliotecas de investigación pueden basarse en el análisis de uso justo expuesto en el libro blanco sobre el préstamo digital controlado.

Copyright and Streaming Media in the US Context (Derechos de autor y medios de transmisión en el contexto de los Estados Unidos) es un informe elaborado conjuntamente con Ithaka S+R sobre las consideraciones políticas y las oportunidades de defensa en torno al uso de contenidos de transmisión en la enseñanza, el aprendizaje y la investigación,

Modern Interlibrary Loan Practices: Moving beyond the CONTU Guidelines. Este libro blanco de la ARL reexamina el papel de las New Technological Uses of Copyrighted Works (CONTU), de hace décadas, en el préstamo interbibliotecario. El libro blanco incluye la historia y el estatus legal de CONTU, junto con una revisión de la ley de derechos de autor aplicable, incluyendo la Sección 108 de la Ley de Derechos de Autor (reproducción por parte de bibliotecas y archivos) y la Sección 107 (uso justo). Este libro blanco puede servir de base para la práctica de las bibliotecas y la defensa de sus derechos en relación con el préstamo interbibliotecario, la concesión de licencias y las suscripciones a revistas.

Los bibliotecarios y los legisladores impulsan un mayor acceso a los libros electrónicos

Librarians and Lawmakers Push for Greater Access to E-Books. By: Caitlin Dewey Pew Stateline, September 6, 2022

Texto completo

Los bibliotecarios y sus aliados legislativos están presionando a los editores de libros electrónicos para que bajen sus precios y flexibilicen las condiciones de las licencias, un esfuerzo que podría facilitar a millones de usuarios de bibliotecas el préstamo de las cada vez más populares versiones digitales de los libros.

Sus partidarios afirman que la legislación sobre el préstamo de libros electrónicos en varios estados permitiría a las bibliotecas ofrecer más material digital y acortar las listas de espera de los títulos más populares. A largo plazo, las medidas podrían reforzar la misión principal de las bibliotecas en un entorno cada vez más digital.

Desde principios de la década de 2010, las bibliotecas y los editores se han enfrentado por las condiciones y los costes de las licencias de libros electrónicos, que conceden a las bibliotecas permiso para prestar libros digitales. En la actualidad, estas licencias suelen caducar tras un determinado tiempo o número de préstamos. Además, las bibliotecas deben pagar varias veces el precio de portada de las versiones impresas equivalentes.

Los editores argumentan que los márgenes y otras restricciones protegen los derechos de propiedad intelectual de los autores e incentivan a las empresas a invertir en su trabajo. Sin embargo, a medida que el coste de las licencias de los libros electrónicos ha ido aumentando, los bibliotecarios y sus defensores en al menos nueve estados han presionado para que se apruebe una legislación que exija a las editoriales -especialmente a las «Cinco Grandes» que producen la inmensa mayoría de los libros de consumo- que ofrezcan a las bibliotecas unas condiciones de licencia más «razonables».

Los legisladores estatales han dado un apoyo bipartidista a estos proyectos de ley, pero varias medidas han fracasado antes de que los estados pudieran aplicarlas. La gobernadora demócrata de Nueva York, Kathy Hochul, vetó el proyecto de ley de libros electrónicos de su estado a finales de diciembre, alegando problemas de derechos de autor. En junio, un juez de Maryland asestó un segundo golpe al movimiento, dictaminando que la ley federal se opone a los intentos de los estados de regular las licencias de libros electrónicos.

Sin embargo, los bibliotecarios y los legisladores de estados como Maryland, Massachusetts y Nueva York han declarado que están preparando una nueva estrategia legislativa de cara a la sesión del próximo año. Los nuevos proyectos de ley pretenden sortear los escollos que hicieron fracasar la legislación en Maryland y Nueva York.

El último impulso legislativo de los bibliotecarios llega después de dos años vertiginosos para los préstamos digitales. Según OverDrive, el mayor distribuidor de contenidos digitales para bibliotecas, los préstamos de este tipo (incluidos libros electrónicos, audiolibros y revistas digitales) superaron los 500 millones en 2021, lo que supone un aumento del 55% respecto a los dos años anteriores.

En respuesta, muchas bibliotecas estadounidenses han ampliado rápidamente sus colecciones digitales y han desplazado el gasto hacia los libros electrónicos y los audiolibros digitales. Sin embargo, las bibliotecas rara vez son «propietarias» de los libros electrónicos. En su lugar, conceden licencias para prestarlos, un modelo más parecido a la compra de software que a la de una librería.

Según estos modelos, los editores pueden fijar fechas de caducidad para las licencias de libros electrónicos, limitar el número de veces que se puede tomar prestado un libro electrónico, retrasar las ventas a las bibliotecas o negarles el acceso por completo. En la actualidad, es habitual que las licencias de libros electrónicos de las principales editoriales caduquen al cabo de dos años o 26 préstamos, y que cuesten entre 60 y 80 dólares por licencia, según Michele Kimpton, directora mundial del grupo de bibliotecas sin ánimo de lucro LYRASIS.

Todo ello, además de poner a prueba los limitados presupuestos, que desde principios de la década de 2000 se han mantenido prácticamente fijos en la mayoría de los lugares, los bibliotecarios afirman que los actuales modelos de concesión de licencias han vaciado sus catálogos digitales y desviado sus colecciones actuales. Obligados a gastar más dinero en menos libros, los bibliotecarios se centran inevitablemente en los superventas y los títulos de autores de renombre.

«El modelo actual es frustrante para las bibliotecas y los archivos, cuya misión de servicio es totalmente diferente a los objetivos capitalistas de una empresa con ánimo de lucro», dijo Kyle K. Courtney, asesor de derechos de autor de la Universidad de Harvard y fundador de Library Futures, un grupo de defensa que impulsa los proyectos de ley. «Hemos tratado con editores y titulares de derechos durante siglos, pero nunca ha sido tan malo como ahora».

«Los libros electrónicos solían estar en las estanterías digitales de las bibliotecas para siempre, pero ahora estás pagando 60 dólares por un título cada dos años», dijo [Michele] Kimpton [el director senior global del grupo de bibliotecas sin ánimo de lucro LYRASIS]. «Eso definitivamente no es favorable para las bibliotecas, pero es más o menos donde estamos ahora».

«Creemos que mucha gente en todo el país está siendo perjudicada», dijo Blackwell, que también dirige la coalición mundial de bibliotecas ReadersFirst. «No debería ser necesario tener una tarjeta de crédito para ser un ciudadano informado».

Los préstamos de audiolibros digitales aumentaron un 156% entre 2017 y 2021

Listening In, a new study about audiobook use in Canada BookNet Canada July 12, 2022

Texto completo

PDF

ePub

Desde las guías para disfrutar de los audiolibros y los artículos que profundizan en lo que constituye un gran audiolibro, hasta los datos sobre el crecimiento de las ventas de audiolibros, pasando por la gran inversión de Spotify en audiolibros, está claro que los audiolibros no son el futuro, sino el presente.

El préstamo de audiolibros

Según OverDrive, la plataforma de lectura digital líder en el mundo para bibliotecas y escuelas, los préstamos de audiolibros digitales aumentaron un 156% entre 2017 y 2021. De hecho, el 30% de todos los préstamos digitales de las bibliotecas en 2021 fueron audiolibros, un 4% más que en 2020.

Volviendo a centrarnos en los datos recogidos por Book Consumer Study 2021, descubrimos que el 9% de todos los préstamos de las bibliotecas en 2021 fueron audiolibros. En promedio, los prestatarios de audiolibros canadienses llevaron en préstamo dos audiolibros en un solo mes.

Estas son algunas de las razones por las que los consumidores de audiolibros optaron por el préstamo en lugar de la compra:

  • El 46% tomó prestados libros para ahorrar dinero (frente al 47% de todos los prestatarios de libros);
  • El 34% no quería gastar dinero (frente al 41% de todos los prestatarios de libros); y
  • El 27% quería leer el libro pero no quería tenerlo (frente al 34% de todos los prestatarios de libros).

Otros aspectos destacados

  • Los títulos de ficción para adultos fueron populares entre el 61% de los oyentes de audiolibros en 2021.
  • Los títulos juveniles fueron el tema menos popular para los oyentes de audiolibros en 2021, con un 9%.
  • Los títulos juveniles fueron el tema con mayor aumento de oyentes de audiolibros en 2021. Leída por el 15% de los oyentes de audiolibros en 2021, la categoría de temática juvenil aumentó un 71% entre 2019 y 2021.
  • La mayoría de los oyentes de audiolibros canadienses escucharon entre uno y cinco audiolibros (48%) en su smartphone (42%) en 2021.

El número medio de audiolibros adquiridos por los compradores de libros canadienses en un solo mes fue de dos – el número máximo de audiolibros comprados por un comprador de libros fue de 13, mientras que la mayoría compró sólo uno.

Este estudio gratuito utiliza datos recientes de las encuestas de consumidores de BookNet Canadá para explorar el continuo interés de los canadienses por adquirir y escuchar audiolibros. Descubre más sobre los comportamientos de compra, préstamo, transmisión y escucha de los canadienses en el estudio completo.