Archivo de la categoría: Bibliotecas

Bibliotecas Nacionales. Planeta biblioteca 2019/03/20

 

8df34d1aa9f57defc225263c50e359d5

Bibliotecas Nacionales. Planeta biblioteca 2019/03/20 con José Luis Bueren, Director Técnico de la Biblioteca Nacional de España

Escuchar el programa

Ir a descargar

 

En esta ocasión hemos tenido en nuestro programa a José Luis Bueren Gómez-Acebo, director técnico de la Biblioteca Nacional de España. José Luis nos ha hablado de la institución que dirige, de sus colecciones, persona, tareas de gestión y de los servicios que ofrece a autores, investigadores y al público en general la institución cabecera del Sistema Español de Bibliotecas. También nos ha hablado de la participación en proyectos nacionales e internacionales, y de algunos servicios novedosos que proporciona la biblioteca como el “préstamo de espacios”.

Wiley llega a un acuerdo de acceso abierto y suscripción con las universidades noruegas

 

unit-inngaar-avtale-med-wiley

John Wiley & Sons y Norwegian Directorate for ICT and Joint Services in Higher Education  anunciaron un acuerdo combinado de acceso abierto y suscripción que entra en vigor el 14 de marzo de 2019. 

Ver noticia

Este acuerdo de tres años proporcionará a 33 instituciones noruegas acceso continuo a las revistas de suscripción de Wiley y permitirá a sus autores afiliados publicar artículos de acceso abierto en las revistas de Wiley. Esta asociación hará avanzar la ciencia abierta y el descubrimiento para generar más impacto en la investigación académica.

Como parte del acuerdo, todos los investigadores y estudiantes serán automáticamente identificados y notificados de la oportunidad de publicar en acceso abierto a través de su conexión institucional, sin cargo adicional. Las 33 instituciones también tendrán acceso a un panel de control de cuentas de acceso abierto para facilitar la administración de su cuenta, la aprobación rápida de artículos y la elaboración de informes detallados.

Este acuerdo de colaboración es un ejemplo de cómo las asociaciones críticas están creando impacto para el trabajo de los investigadores, mejorando los servicios de publicación para autores y bibliotecarios, y la importancia de ofrecer modelos de publicación sostenibles”.

Este acuerdo incluye el acceso abierto a la publicación y los derechos de lectura de artículos de investigación de aproximadamente 1.500 revistas académicas. Este acuerdo es el primero de este tipo en Noruega, y el objetivo de Unit es celebrar acuerdos similares con otros editores como manifesto el director de Unit, Roar Olsen.

Las instituciones de investigación de Noruega han decidido no renovar su acuerdo con Elsevier

 

open-access-cost1

 

Hace unos días en este foro hablábamos de como las universidades de Califormia habían llegado a boicotear los contenidos de la  multinacional Elsevier, por no llegar a un acuerdo que les permita unas condiciones más adecuadas para apoyar una ciencia más abierta. En esta ocasión son las universidades noruegas de Bergen, Oslo, Tromsø y Trondheim las que han decidido no renovar las suscripciones a las revistas de Elsevier.

 

Ver noticia

Escuchar programa de radio

Plan S: El camino hacia la Ciencia Abierta. Planeta Biblioteca 2019/03/13.

 

 

Tras la negativa a renovar las suscripciones del gigante de la distribución de contenidos académicos por parte de la  Universidades de Califormia hace apenas una semana, el gobierno noruego pretende que todos los artículos de investigación financiados con fondos públicos estén disponibles abiertamente para el año 2024 y cambiar de pagar por leer artículos mediante acuerdos de suscripción a pagar por la publicación de artículos que estén disponibles abiertamente. Así, la Dirección de TIC y servicios compartidos en Educación Superior e Investigación ha estado en conversaciones con Elsevier desde la introducción de las directrices nacionales del gobierno para el acceso abierto desde 2017. La unidad negocia y gestiona los acuerdos en nombre de las instituciones de investigación noruegas. El acuerdo con Elsevier incluye 44 instituciones miembros, entre las que se encuentran universidades, colegios universitarios, institutos de investigación y hospitales.

Los investigadores noruegos publican alrededor de 2000 artículos al año en las revistas de Elsevier. En 2018, las instituciones participantes pagaron alrededor de 9 millones de euros en concepto de gastos de suscripción. Además, se calcula que se gastó un millón de euros para que los artículos de las revistas de suscripción estuvieran disponibles abiertamente.

En julio de 2018 las Universidades de Noruega (UHR) dieron su pleno apoyo a los principios de negociación establecidos por Dirección de TIC y servicios compartidos en Educación Superior e Investigación, y nombraron a representantes de los rectorados de las universidades de Oslo y Bergen para participar en las negociaciones con Elsevier.

Para asegurar una transición exitosa hacia el acceso abierto, se aplican los siguientes principios rectores a todas las negociaciones:

* Los artículos con los autores correspondientes de Noruega deberán estar abiertamente disponibles en el momento de su publicación.

* La publicación del acceso abierto no incrementará los costes totales.

* Los acuerdos de licencia, los costes y los modelos de negocio deben ser totalmente transparentes.

* El acceso perpetuo a los contenidos publicados en revistas de suscripción debe estar garantizado.

* Los acuerdos deben demostrar una tendencia hacia modelos en los que los costes estén relacionados con el volumen de producción de artículos noruegos.

A pesar de la buena disposición a negociar, la oferta propuesta por Elsevier está muy lejos de cumplir los principios y, por lo tanto, ha sido rechazada, de manera que  no habrá acuerdo de renovación de las suscripciones de la multinacional durante 2019, si bien las negociaciones entre universidades y la editora siguen adelante, y los investigadores noruegos podrán seguir publicando en las revistas de Elsevier.

 

La biblioteca en llamas: Historia de un millón de libros quemados y del hombre que encendió la cerilla

 

 

46496663105_f9ecd52bb7_b_d

Orlean, Susan Traducción de Juan Trejo “La biblioteca en llamas: Historia de un millón de libros quemados y del hombre que encendió la cerilla” Temas de Hoy, 2019. ISBN: 978-84-9998-722-4

Primeras páginas

FRAGMENTO

Incluso en una ciudad como Los Ángeles, donde no escasean los peinados estrambóticos, Harry Peak llamaba la atención. «Era muy rubio. Muy muy rubio», me dijo su abogada mientras se pasaba la mano por la frente intentando hacer una ridícula imitación del flequillo en forma de cascada de Peak. «Tenía mucho pelo. Y de lo que no cabe duda es de que era muy rubio.» Uno de los investigadores de incendios a quienes entrevisté describió a Peak entrando en la sala del juzgado «con aquella cabellera suya», como si su pelo tuviese vida propia.

Para Harry Peak Jr., que notasen su presencia era un asunto de vital importancia. Nació en 1959 y creció en Santa Fe Springs, un pueblo en la zona más llana del valle, a una hora  de distancia de Los Ángeles, hacia el sudeste, incrustado entre los cerros parduzcos de Santa Rosa Hills y envuelto por una amenazante sensación de monotonía. Santa Fe Springs era entonces un lugar asentado en la comodidad y la calma que conlleva la resignación; Harry, sin embargo, anhelaba destacar. Siendo niño había sido un poco gamberro, había cometido delitos menores y llevado a cabo algunas trastadas que, por lo visto, habían hecho las delicias de la gente que lo conocía. Gustaba a las chicas. Era encantador, divertido, temerario y tenía hoyuelos en las mejillas. Podía hablar con cualquier persona de cualquier cosa. Se le daba muy bien inventarse historias. Era un cuentista, sabía mantener la atención de sus oyentes y sus mentiras eran siempre de primera; tenía especial habilidad a la hora de maquillar los acontecimientos para que su vida pareciese menos simple y mezquina. En opinión de su hermana, era el mayor trolero del mundo, tan dado a contar bulos y a inventarse cosas que ni siquiera en su familia le creían.

Si al hecho de vivir cerca de Hollywood y al constante canto de sirenas que ello suponía le sumamos su tendencia a la fabulación, resultaba casi predecible que Harry Peak decidiese ser actor. Tras acabar el bachillerato y cumplir el servicio militar, Harry se trasladó a Los Ángeles y empezó a perseguir sus sueños. En sus conversaciones solía dejar caer la frase: «Cuando sea una estrella de cine». Decía siempre «cuando», no «si llego a ser». Para él se trataba de un hecho consumado más que de una especulación.

Aunque nadie llegó a verlo nunca en ninguna película ni serie de televisión, su familia estaba convencida de que, durante el tiempo que pasó en Hollywood, Harry dio la impresión de tener un futuro prometedor. Su padre me dijo que estaba convencido de que Harry había trabajado en una serie de médicos, tal vez en Hospital General, y que consiguió un papel en la película El juicio de Billy Jack. En IMDb, la mayor base de datos de cine y televisión del mundo, es posible encontrar a un Barry Peak, a un Parry Peak, a un Harry Peacock, a un Barry Pearl, incluso a un Harry Peak de Plymouth, Inglaterra, pero no hay nadie que aparezca como Harry Peak Jr. de Los Ángeles. Por lo que yo he llegado a saber, la única ocasión en la que Harry Peak apareció en la televisión fue en el noticiario de una cadena local en 1987, cuando lo arrestaron acusado de haber provocado el incendio de la Biblioteca Central de Los Ángeles, en la que ardieron casi medio millón de libros y otros setecientos mil resultaron dañados. Fue uno de los mayores incendios en la historia de la ciudad, y sin duda el mayor incendio de una biblioteca en la historia de Estados Unidos.

La Biblioteca Central, diseñada por el arquitecto Bertram Goodhue e inaugurada en 1926, está situada en el centro de Los Ángeles, en la esquina de la calle Quinta con Flower, aprovechando la pendiente de un cerro conocido antaño como Normal Hill. Dicho cerro era originariamente más alto, pero cuando se decidió que iba a ser allí donde se ubicaría la biblioteca, la cima fue allanada para que resultase más fácil su construcción. En la época en la que se abrió la biblioteca, esa parte del centro de Los Ángeles era un ajetreado vecindario plagado de macizas casas de madera estilo victoriano que pendían de los flancos de Normal Hill. Hoy en día esas casas ya no existen y el vecindario al completo está formado por adustas y oscuras torres de oficinas, pegadas unas a otras, que vierten sus franjas de sombra sobre lo que queda del cerro. La Biblioteca Central ocupa toda una manzana, pero solo tiene ocho plantas de altura, lo cual la hace parecer la suela del zapato de todas esas alargadas torres de oficinas. Aunque la horizontalidad que transmite hoy en día no debía apreciarse en absoluto en 1926, pues en aquel entonces era el punto más alto del barrio, habida cuenta de que en el centro de la ciudad imperaban los edificios de cuatro plantas de altura.

 

 

Habilidades de alfabetización como capital local intangible

 

22541373981

Kotilainen,Sofia. Literacy Skills as Local Intangible Capital: The History of a Rural Lending Library c. 1860–1920. Helsinki: Finnish Literature Society. SKS, 2016. ISBN 978-952-222-796-6

Texto completo

Este libro estudia la “zona gris” de la historia de éxito de las bibliotecas rurales de los países nórdicos a través de las actividades de las bibliotecas populares en una zona de Finlandia central. El estudio explora la influencia de fenómenos sociales, culturales, geográficos y económicos, como la propagación de los movimientos de reactivación, en los hábitos de lectura de la población local y revela interesantes razones por las que el establecimiento de escuelas primarias y bibliotecas populares y el crecimiento de la alfabetización funcional no aumentaron automáticamente el capital informativo de la gente común de regiones remotas ni condujeron a su progreso social.

Este estudio representa un experimento metodológico para describir la historia de vida de una biblioteca popular. La combinación de métodos comparativos biográficos colectivos y transnacionales con fuentes originales raramente utilizadas en este estudio es innovadora y no se ha utilizado antes en la investigación histórica finlandesa sobre alfabetización funcional y bibliotecas populares. La ventaja de la comparación es que revela las actitudes hacia las bibliotecas que eran características de cada una de las culturas involucradas. Para la gente del campo finlandés a finales del siglo XIX, las bibliotecas representaban una forma de adquirir nueva información que seguía siendo extraña e inoportuna. La distribución del capital inmaterial era extremadamente desigual en cuanto a la edad, el género y el rango social. En la investigación finlandesa anterior no se ha analizado muy a menudo cómo el estatus comunitario del lector campesino y sus redes personales en la comunidad local afectaba la calidad de sus hábitos de lectura. Este libro muestra que la ubicación de la biblioteca en su comunidad local y, por otra parte, el estado y la posición de sus clientes en sus redes, tuvo una gran importancia en el uso de la biblioteca y, por lo tanto, en la mejora de las habilidades de lectura.

Cambio, rediseño, refundación de una biblioteca universitaria: El caso de la Biblioteca de Ciencias Sociales de la Universidad de Florencia

 

1979

Galeota,Gianni (ed.) Traslocare, riaggregare, rifondare: Il caso della Biblioteca di Scienze Sociali dell’Università di Firenze. Firenze: Firenze University Press, 2006

Texto completo

El libro describe las etapas más significativas del camino hacia la construcción de la nueva sede de la Biblioteca de Ciencias Sociales de la Universidad de Florencia.

La mudanza fue una oportunidad para reagrupar las colecciones que se encontraban dispersas por toda la ciudad, en los siete puntos de servicio y en una docena de otros lugares cerrados al público. Al mismo tiempo, fue una oportunidad para repensar los servicios ofrecidos, adaptándolos y reorganizándolos en función de las necesidades de la nueva sede.

La primera parte describe cómo se concibió y diseñó la nueva biblioteca, con especial atención a la estructura organizativa de los grupos de trabajo de los bibliotecarios que prepararon el traslado, proyectando los cambios en la nueva ubicación; la segunda parte trata de los problemas de organización y gestión de los servicios ofrecidos en la nueva biblioteca.

 

¿De qué manera la biblioteca y los bibliotecarios aportan valor a la investigación y la docencia en la universidad?

 

university-libraries

The University Librarian: Providing Value to the Research University. Otawa: CARL-ABRC, 2019

Texto completo

 

Las bibliotecas promueven la misión educativa y el apoyo a la investigación en la universidad, impulsando el éxito de los estudiantes y la contribución de la universidad a la erudición global y al avance del conocimiento. Y el bibliotecario aporta valor a la universidad, a su profesorado, a los estudiantes y a las partes interesadas.

 

 

Las bibliotecas universitarias apoyan y promueven las actividades  de investigación y la misión educativa de la universidad, impulsando el éxito de los estudiantes y la contribución de la universidad a la erudición global y al avance del conocimiento.

El director de la biblioteca de la universidad, es el encargado de dar forma a la visión y ofrece la capacidad de excelencia en la provisión de servicios de información, recursos e instalaciones para promover los objetivos estratégicos de la universidad.

De este modo, el bibliotecario universitario:

  • Posiciona el sistema de la biblioteca como un lugar de aprendizaje más allá del aula, asegurando el provisión de programas dinámicos para estudiantes y profesores; asiste a las tareas de instrucción e investigación ; proyecta y fomenta instalaciones inclusivas, centradas en el alumno para el estudio individual y en grupo; y favorece el uso de tecnologías para apoyar la creación, el acceso, la difusión, la preservación y el uso de la información. Al evolucionar y mejorar constantemente los servicios, las instalaciones y las tecnologías de las bibliotecas, el bibliotecario mejora la experiencia del estudiante y contribuye a la retención y el éxito de los estudiantes en la institución.
  • Asegura que los estudiantes, el profesorado y los investigadores tengan un acceso óptimo al mercado internacional de la información. Impulsa la riqueza de los recursos de información en consonancia con a la misión de la universidad. Fomenta la investigación y mejora la calidad de vida de las personas. Apoya el perfil de investigación y el posicionamiento de la universidad en los rankings.
  • Permite la preservación y el acceso a largo plazo a la producción intelectual de la universidad a través de relaciones de colaboración con todas las áreas que apoyan la los objetivos de la investigación, en particular con las oficinas de investigación y los vicerrectorados de investigación. Entendiendo la creciente importancia de la ciencia abierta y la intersección de la investigación con la investigación avanzada sobre gestión de datos de investigación (RDM). Así, el bibliotecario fomenta la la función de la biblioteca como un recurso de apoyo a la gestión de datos en todo el campus, y proporciona asesoramiento experto relacionado con los desafíos de la información digital y la gestión de datos.

 

Como miembro de la dirección académica y administrativa de la universidad, el bibliotecario se asegura de que la biblioteca sea un socio en la enseñanza y el aprendizaje, la investigación, el profesorado y el público en general, que favorece el reclutamiento y retención de estudiantes, la gestión de riesgos, el desarrollo del personal, la elaboración de los presupuestos, la recaudación de fondos y las relaciones con la comunidad, implicándose en la equidad, la diversidad y la inclusión de todos y cada uno de los miembros de la universidad.

Por lo general, los bibliotecarios universitarios disponen de nombramientos administrativos, generalmente a través de nombramientos de libre designación como profesionales bibliotecarios. Por lo que a menudo tienen responsabilidades más allá del sistema bibliotecario, lo que les permite contribuir a la estrategia digital universitaria, a la gestión de la edición universitaria, a la gestión de los derechos de autor, a los programas de gestión de registros, archivos, tecnología de la información y/o a los servicios de aprendizaje en línea. En general, disponen de conocimientos avanzados en estudios bibliotecarios y de información, que aportan valiosos conocimientos sobre el tema del dominio de la información en un mundo en rápida evolución, tales como la creación, producción, difusión, adopción de normas esenciales, la gestión, la preservación y la deselección de la información en la era digital.

Así el bibliotecario aporta valor a la universidad, al profesorado, a los estudiantes y a las partes interesadas (Stakeholder), ya que:

  • Capitaliza las oportunidades y los desafíos a los que se enfrenta la educación superior en un mundo digital cada vez más interdependiente ;
  • Contribuye a la creación de una red regional, nacional e internacional a la que se puede recurrir para promover las necesidades y objetivos del desarrollo local;
  • Aporta una visión innovadora y de futuro que anticipa, investiga y crea capacidad para las nuevas funciones de las bibliotecas y la aplicación de las nuevas tecnologías que permitirán avanzar en la investigación y el aprendizaje;
  • Establece una dirección estratégica y de liderazgo en la adopción de tecnologías emergentes;
  • Favorece la defensa persuasiva de los valores y normas profesionales a un amplio espectro de organizaciones externas;
  • Gestiona el liderazgo y la administración colaborativa de los recursos humanos, físicos y financieros de las bibliotecas;
  • Aporta una amplia capacidad de contribución profesional a la administración superior de la universidad y la habilidad de comunicarse exitosamente e influenciar a otros; y,
  • Participa en programas de investigación regionales, nacionales e internacionales. con organizaciones profesionales que aportan crédito a la universidad.