Archivo de la categoría: Bibliotecas

Nuevas bibliotecas en edificios antiguos: la reutilización creativa de estructuras en desuso

 

technical-university-wildau-germany-2xxx

 

New Libraries in Old Buildings: The Creative Reuse of Disused Structures” and edited by Petra Hauke, Karen Latimer and Robert Niess. The Hague: IFLA, 2020

Texto completo

 

El libro titulado ““New Libraries in Old Buildings: The Creative Reuse of Disused Structures”  editado por Petra Hauke, Karen Latimer y Robert Niess, se publicará en 2020. Estará GRATIS en abierto en formato digital y podrá también comprarse en tapa dura.

La sostenibilidad y la conciencia ambiental son cuestiones clave a nivel mundial, y el mundo de las bibliotecas está comprometido a desempeñar su papel en la protección del planeta. La implementación de estrategias sostenibles está cada vez más presente en la mayoria de las bibliotecas.

El nuevo libro será publicado en acceso abierto por De Gruyter y es posible gracias a la colaboración entre ENSULIB y la Sección de Edificios y Equipamiento de Bibliotecas de la IFLA (LBES) . Lleva la sostenibilidad un paso más allá y muestra cómo transformar con sensibilidad los edificios históricos existentes en bibliotecas hermosas y funcionales es tanto un desafío como una empresa muy satisfactoria.

Se discute una amplia gama de adaptaciones creativas que incluyen graneros, un patio, iglesias, fábricas, estaciones de bomberos, una tienda de comestibles, un hospital, salas de locomotoras, una oficina de correos, un mercado de ganado y un matadero.

Nueva Orleans lanzará ‘centros comunitarios de aprendizaje’ en bibliotecas y centros recreativos para ayudar a los estudiantes sin acceso a Internet

 

16159760_web1_190401-sfe-schoolsuper

 

New Orleans will launch ‘community learning hubs’ at libraries, rec centers to help students without internet access by MARTA JEWSONAUGUST. The Lens 5, 2020

Ver noticia

 

Mientras los estudiantes de Nueva Orleans se preparan para comenzar el año escolar de forma remota, la ciudad se prepara para utilizar las bibliotecas públicas y las instalaciones recreativas para albergar “centros de aprendizaje comunitario” donde los niños en edad escolar pueden acceder a Internet en un entorno tranquilo y supervisado para el aprendizaje virtual.

La “brecha digital”, la brecha entre quienes tienen y no tienen acceso a la tecnología e Internet, sigue siendo una gran preocupación entre los funcionarios públicos de la ciudad. La idea fue impulsada por la decisión del distrito de Escuelas Públicas de NOLA.

Los “centros de aprendizaje” tendrán como objetivo servir a los estudiantes que carecen de acceso a Internet en el hogar, que no cuentan con la supervisión de un adulto durante el día o que tienen un ambiente en el hogar que podría distraer la atención de las tareas escolares.

En todo el país, pequeños grupos de padres han contratado colectivamente maestros o niñeras, formando lo que se llama “grupos pandémicos”, para supervisar y enseñar a los niños en edad escolar durante el día. Los centros de aprendizaje parecen tener la intención de poner algo similar a disposición de las familias que quizás no puedan pagarlo.

Actualmente, la ciudad planea abrir de tres a cuatro “centros” para niños entre las edades de 6 y 18 a partir del 17 de agosto. Las ubicaciones aún no se han anunciado y no está claro cuánto tiempo permanecerán abiertas. Pero la cantidad de sitios podría aumentar si hay demanda.

Los centros de aprendizaje basados ​​en la biblioteca estarán abiertos para aquellos que aún no tengan acceso a Internet o para los estudiantes que necesiten un lugar tranquilo y supervisado para trabajar.

 

Cómo una bibliotecaria de un pueblo pequeño de Mississippi rompio barreras en favor de los derechos civiles

 

fdkqexqejbcirkbiuoybsqmory

Kathleen Folsom McIlwain rompió las barreras raciales en los años 60 como bibliotecaria en Pascagoula

 

How a small-town librarian broke barriers in Mississippi. y Brandy McGill | (WLOX) August 7, 2020 at 7:04 AM CDT – Updated August 7 at 11:48 AM

Ver noticia

 

Kathleen Folsom McIlwain rompió las barreras raciales en los años 60 cuando fue en contra de la comisión de soberanía y permitió que los negros accedieran a los servicios completos de la biblioteca, que incluyen sentarse y leer dentro del edificio y sacar libros.

Sus acciones pusieron a muchas personas en su contra pero, a pesar del odio y el acoso que recibió, se mantuvo firme y se negó a ceder.

Kathleen Folsom McIlwain murió en 2003. La biblioteca pública de Gautier ahora lleva su nombre.

“Trate a las personas por igual, sin importar quiénes sean o lo que piensen sobre algo. Respeta a todos por igual, aunque no sea lo más popular, como lo hacía en ese entonces ”, dijo Folsom.

Ruby Murray y Folsom Berry son primas que recientemente descubrieron que su bisabuela jugó un papel en la historia durante el movimiento de derechos civiles. El video realizado por los dos estudiantes de Pascagoula ganó el primer lugar tanto en la categoría de documental como en la categoría de historia oral en la competencia del Día Nacional de Historia de Mississippi. También fue elegido para estar en exhibición en el Museo Smithsonian en Washington, DC este verano.

Los bibliotecarios de Los Ángeles trabajaron como rastreadores durante el cierre de bibliotecas por la pandemia

 

112546207_gettyimages-1219572442

 

Elise Solé. How librarians became secret weapons in fight against coronavirus. Yahoo Life John

Ver noticia

Con muchas bibliotecas cerradas u ofreciendo servicios limitados en una pandemia, muchos bibliotecarios han encontrado una salida útil para sus habilidades de búsqueda de hechos: el voluntariado como rastreadores de contactos para ayudar a rastrear la propagación de COVID-19.

Los bibliotecarios que son empleados de la ciudad pueden ser llamados para ayudar con desastres relacionados con el clima o incluso eventos como el bioterrorismo, le dice a Yahoo Life John Szabo, el bibliotecario de la ciudad de la Biblioteca Pública de Los Ángeles. “Cuando nos contratan, firmamos un documento reconociendo el potencial de un desastre, pero en marzo el alcalde de Los Ángeles declaró que todos los empleados de la ciudad podrían ser llamados para ayudar”.

Hay oportunidades de voluntariado en refugios para personas sin hogar, distribución de comidas en la ciudad o horas virtuales de cuentos para niños. Pero algunos miembros del personal de las bibliotecas de California, Carolina del Norte y Nueva York se han convertido en “rastreadores de contacto” , que trazan la ruta de exposición después de que un individuo diera positivo en una prueba de una enfermedad infecciosa con el objetivo de prevenir una mayor transmisión.

El rastreo de contactos es una estrategia de prevención que requiere pruebas accesibles, una base de datos de resultados positivos de las pruebas de los departamentos de salud del condado e investigadores de casos (ya sean enfermeras o rastreadores) que llaman a las personas infectadas para solicitar listas de personas con las que tuvieron contacto cercano.

Los rastreadores trabajan en las líneas telefónicas, pidiendo a las personas expuestas que se pongan en cuarentena durante 14 días, el período de incubación de COVID-19.

En mayo, los Centros para el Control de Enfermedades elogiaron el rastreo de contactos como una intervención “probada y verdaderamente eficaz” junto con la identificación y el aislamiento tempranos de casos.

Los bibliotecarios son ideales para el rastreo de contactos porque somos buenos en el servicio al cliente y la gestión de crisis.

Desarrollo de colecciones post COVID-19: resolución del Seminario para la Adquisición de Materiales Bibliotecarios Latinoamericanos (SALALM)

 

mexico-3215930_1280

 

SALALM resolution: collection development in the time of covid-19

Firmar

 

A la luz de la situación de COVID-19 y las reducciones presupuestarias, las bibliotecas están implementando políticas enfocadas principalmente en formatos digitales, SALALM expresa las siguientes inquietudes con respecto a los desafíos en el ecosistema de desarrollo de colecciones para Estudios Latinoamericanos y del Caribe:

  1. Considerando que la mayoría de las publicaciones de América Latina y el Caribe son sólo impresas y no están disponibles en formato electrónico, como informa el CERLALC de la UNESCO en El espacio iberoamericano del libro ;
  2. Considerando que, las políticas de desarrollo de colecciones preferidas electrónicamente excluirán los materiales en idiomas distintos del inglés y la producción cultural y académica de América Latina y el Caribe, incluidas las voces de autores negros, indígenas, LGBTQ y transnacionales, que son tan importantes para avanzar en la investigación y el aprendizaje de la región y sus diásporas en Estados Unidos;
  3. Considerando que, un cambio repentino de los materiales de investigación solo disponibles en forma impresa no solo amenaza la integridad de las diversas colecciones de las bibliotecas, sino que también pone en riesgo de cierre una red dedicada de proveedores locales de materiales de investigación académicos y efímeros;
  4. Considerando que estos proveedores regionales son importantes debido a su experiencia en regiones específicas y brindan acceso a materiales únicos y necesarios para las necesidades de aprendizaje, enseñanza e investigación de los usuarios de bibliotecas que serían pasados ​​por alto por los proveedores más grandes ubicados fuera de la región;
  5. Considerando que, los modelos pioneros de acceso abierto cooperativo como SciELO y RedALyC han hecho que las revistas académicas de la región estén ampliamente disponibles durante más de dos décadas, pero aún existe una brecha para las monografías;

Resuelve, este Seminario para la Adquisición de Materiales Bibliotecarios Latinoamericanos (SALALM), en nombre de sus miembros:

  1. Insta a las bibliotecas a que continúen adquiriendo material impreso a través de una red de proveedores regionales, que a menudo son las únicas fuentes disponibles y, por lo tanto, no limitan la diversidad en las colecciones académicas.
  2. Fomentar la colaboración y la discusión con otras organizaciones que trabajan con colecciones internacionales a nivel nacional e internacional, como el Africana Librarians Council, el Council on East Asian Libraries o la Middle East Librarians Association, entre otros.
  3. Aboga por un apoyo continuo y creciente para las iniciativas de acceso abierto en los países de América Latina y el Caribe a través del Proyecto de Materiales de América Latina (LAMP), el Proyecto de Recursos de Investigación Latinoamericanista (LARRP), el Premio SALALM a las Iniciativas de Colaboración Institucional y otros proyectos colaborativos de Acceso Abierto existentes.

Crédito de la foto: AldoRafa / Needpix.com

LACLI : recursos gratuitos en línea con contenido completo de América Latina, el Caribe, Latinx de EE.UU. y la Península Ibérica.

 

50__bruno

 

Latin American, Caribbean, U.S. Latinx, and Iberian Online Free E-Resources (LACLI)

https://salalm.org/lane/lacli/

 

El Consorcio de Bibliotecas del Noreste de América Latina (LANE) se complace en presentar este proyecto Latin American, Caribbean, U.S. Latinx, and Iberian Online Free E-Resources (LACLI)

Muchos bibliotecarios en algún momento de su vida profesional se hacen la siguiente pregunta: “¿Alguien ha creado una guía/índice/lista de recursos de acceso abierto en América Latina?” ¡Lane creó justo eso! Incluso mejor, ¡un repositorio entero de recursos sobre América Latina y el Caribe!

LACLI te permitirá encontrar respuestas a preguntas como: ¿Dónde puedo encontrar imágenes visuales gratuitas en línea sobre Cuba? ¿Y si quiero ser más exacto y sólo me interesan las fotografías y los carteles cubanos? ¿Cómo puedo tener un acceso rápido a todas las bibliotecas digitales nacionales de América Latina e Iberia? ¿Dónde puedo encontrar recursos centrados en las relaciones exteriores relacionadas con los países de estas áreas geográficas? ¿Dónde puedo encontrar los proyectos y recursos de datos de libre acceso más completos sobre la esclavitud? – ¿Dónde puedo encontrar enciclopedias, diccionarios, etc. disponibles gratuitamente en línea para apoyar mi trabajo de referencia? ¿Dónde puedo encontrar una lista de historias orales de América Latina? ¿Dónde puedo encontrar los recursos más completos centrados en las efemérides de América Latina?

LACLI es un esfuerzo colectivo para crear una página de recursos gratuitos en línea con contenido completo de América Latina, el Caribe, Latinx de EE.UU. y la Península Ibérica.

Este trabajo está licenciado bajo una Licencia Internacional Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-CompartirIgual 4.0. Cualquiera puede reutilizar estos datos para crear sus propias guías o cualquier otro material con fines no comerciales.

¿CÓMO ACCEDO A LACLI? https://salalm.org/lane/lacli/

¿CÓMO PUEDO CONTRIBUIR A ESTE PROYECTO? Nomine recursos gratuitos en línea a través de este formulario https://bit.ly/2BMiWPc

¿ALGUNA PREGUNTA? Envíenos un correo electrónico a laclilane@gmail.com

 

¿Por qué las bibliotecas fueron un salvavidas para las personas mayores durante el confinamiento?

 

Vintage phone, flat lay.

 

Why Libraries Are a Lifeline for Seniors During COVID. I love Libraries, 2020

Ver completo

 

La pandemia de coronavirus ha sido particularmente dura para las personas mayores, que enfrentan un mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19 y, como resultado, a menudo están socialmente aisladas. Las bibliotecas, que siempre han jugado un papel crucial en el apoyo a los adultos mayores en sus comunidades, han estado a la altura de las circunstancias: han estado proporcionando información y conexión humana a los ancianos mientras mantienen el distanciamiento social.

Desde el comienzo de la pandemia, las bibliotecas han ofrecido clubes de lectura virtuales y otros programas a través de plataformas como Zoom y Facebook Live; aún así, es posible que muchas personas mayores no tengan acceso a Internet en casa o no se sientan cómodas navegando. Para dar la bienvenida a todos en sus comunidades, muchas bibliotecas también ofrecen programas por teléfono, donde cualquiera puede marcar una línea de teleconferencia y disfrutar de la interacción social que tanto necesita.

Algunas bibliotecas también han establecido programas de amigos por correspondencia para ayudar a las personas mayores locales a conectarse con el mundo exterior durante este tiempo de aislamiento.

La Biblioteca Pública del Condado de Jefferson ha estado implementando lo que describen como “programas de llamadas” durante algunos años. A diferencia del formato clásico de acceso telefónico, los programas de llamadas permiten la interacción en vivo de hasta 100 usuarios en una sola llamada. Así, las bibliotecas de todo el país están encontrando que el teléfono es una herramienta de programación sólida durante la pandemia de COVID-19. Muchas de estas personas no tienen acceso a Internet, por lo que una llamada telefónica es realmente la mejor y única alternativa para ellos.

La Biblioteca Pública del Condado de Washington ha ofrecido historias por teléfono y en su sitio web contando con lectores voluntarios. La biblioteca no puede rastrear la cantidad de llamadas que ingresan a su línea Dial-A-Story, pero desde que la biblioteca cerró, han visto cómo aumenta la actividad del sitio web.

La Biblioteca Pública de Portsmouth en New Hampshire ha albergado programas remotos sobre jardinería y recolección de plantas; La Biblioteca Pública de Sausalito de California se ha asociado con un terapeuta de alimentos local para ofrecer clases virtuales enfocadas en cocina y nutrición.

La Biblioteca Pública de Park Ridge en Illinois se ha vuelto particularmente creativa al trabajar para levantar el ánimo de las personas mayores y otras personas en su comunidad. Lanzaron la Línea de la biblioteca, un número de teléfono que cualquiera puede marcar para escuchar una canción grabada, un acertijo o un mensaje del personal con los miembros  de la biblioteca. Cada día, un miembro del personal diferente crea una grabación basada en un tema de su elección que refleja los diversos intereses de los bibliotecarios y la comunidad a la que sirven.

Este servicio ha demostrado ser una forma valiosa de mantener conectados a los miembros de la comunidad, especialmente a las personas mayores locales que no disponen de acceso a un ordenador o teléfono móvil en casa; para que tengan una experiencia gratificante de llamadas desde un teléfono fijo.

Así las bibliotecas se han convertido en “ventanas a la vida” para aquellas personas que se encontraban solas durante el confinamiento en sus hogares. Esta iniciativa refleja el mayor compromiso de las biblioteca de mantenerse en contacto con los usuarios, incluso cuando no pueden pasar tiempo juntos de manera presencial.

 

Medios digitales y alfabetización informacional

 

51meozy52b8l._sr600315_sclzzzzzzz_

“Digital Media and Library Instruction,” edited by Heather Moorefield-Lang. Library Technology Reports (vol. 55, no. 5), 2019

Texto completo

 

Los profesionales en el campo de la biblioteconomía son creativos en lo que respecta a la difusión de información y formación. Si las posibilidades presenciales no están disponibles, recurrimos a medios digitales, y hay muchas opciones disponibles. Podcasting, vlogging y edutubing son solo algunos de ellas. En este número de Library Technology Reports (vol. 55, no. 5), se acerca a la figura del bibliotecario que utiliza los podcast, blogs, canales educativos de YouTube y recomendaciones para la formación desde el aula o la biblioteca.

 

Bibliotecarios como diseñadores y formadores de cursos en línea

 

510wj9jqrel

 

“Librarians as Online Course Designers and Instructors,” edited by Lucy Santos Green. Library Technology Reports (vol. 55, no. 4), 2019

 

Texto completo

 

En este número de Library Technology Reports (vol. 55, no. 4), “Bibliotecarios como diseñadores e instructores de cursos en línea”, los autores exploran cómo los bibliotecarios pueden aplicar prácticas basadas en la investigación para el diseño instruccional y la pedagogía en línea al diseñar y entregar instrucciones para la configuración de aprendizaje totalmente en línea. Este informe explica el papel de los bibliotecarios en el aprendizaje en línea, como diseñadores, instructores o co-maestros. A lo largo de este informe, los autores contribuyentes abordan varias consideraciones sobre el aprendizaje en línea, que van desde fomentar la comunidad e integrar las redes sociales hasta tratar temas específicos del aprendizaje en línea  y la evaluación. En todo momento, se proporcionan recursos y lecturas recomendadas.

¿Las bibliotecas publicas perjudican a editores y librerías?

 

libraries

 

Canadian Libraries Respond to ‘Globe and Mail’ Essay Attacking Public Libraries. by John Best. The Bay Observer. August 2, 2020

Ver completo

 

Mary Chevreau, presidenta del Consejo de Bibliotecas Urbanas de Canadá responde a un artículo de opinión de Kenneth Whyte, editor de la editorial independiente Sutherland House Books, con sede en Toronto, y antiguo editor fundador del National Post, achacó los problemas de las librerías y editoriales independientes de Canadá a la labor de las bibliotecas públicas

 

 

En su artículo de opinión del 25 de julio, “Overdue: Throwing the Book at Libraries“, Kenneth Whyte cita estadísticas, estudios y otras fuentes para demostrar que las bibliotecas están perjudicando a los editores y libreros. Si bien no se discute el hecho de que muchas editoriales y librerías tienen problemas, su retórica demuestra un enorme desprecio por los servicios públicos y un argumento a favor de la privatización. Por lo demás, es difícil entender por qué las bibliotecas públicas tienen la culpa cuando las librerías y las bibliotecas han coexistido armoniosamente y se han apoyado mutuamente durante décadas.

Entonces, ¿qué ha cambiado? Si bien hay muchos cambios que apuntan a transformaciones en el mercado, como algunas investigaciones que identifican una disminución en la lectura de ocio, junto con cada vez menos espacio para revisiones literarias en los principales medios de comunicación, estos son menores en comparación con los dos desarrollos principales que han alterado drásticamente el libro y el panorama de la lectura, y no tienen nada que ver con las bibliotecas públicas. Primero está el crecimiento explosivo en popularidad de los libros electrónicos y audiolibros digitales. En segundo lugar, está el creciente dominio de Amazon en el mercado minorista y editorial del libro.

Las librerías, grandes y pequeñas, han sido devastadas por estos dos fenómenos. Las librerías independientes generalmente no venden libros electrónicos, por lo que no se benefician de esta fuente de ingresos. Y las ventas en línea de libros físicos de Amazon ofrecen no solo comodidades y una gran selección de títulos, sino también grandes descuentos. Para 2018, Amazon representaba el 42% de las ventas de libros en los Estados Unidos.

Es cierto que las ventas de libros electrónicos de editoriales tradicionales han disminuido desde aproximadamente 2016. Sin embargo, las ventas de autores autoeditados y editores independientes continúan aumentando, en gran parte debido al sistema de autopublicacion  “Kindle Direct Publishing” de Amazon. Se estima que, incluidas las independientes, sus ingresos en las ventas de libros electrónicos es cercana al 40%, y las editoriales tradicionales representan menos de la mitad.

Amazon es ahora el mayor competidor de los editores. No solo es el minorista de libros más grande del mundo, sino también un editor de sus propios libros electrónicos y libros físicos bajo una amplia variedad de modelos. Estos títulos dominan las listas de libros electrónicos más vendidos de Amazon como, como era de esperar, las preferencias de Amazon favorecen las ventas de su propio contenido exclusivo. Los principales autores están comenzando a cambiarse a Amazon debido al margen  de beneficios que ofrece y su enorme alcance en el mercado, los últimos suman sido Dean Koontz, Patricia Cornwell y Mindy Kaling, por nombrar algunos.

Los editores están en un aprieto. Por un lado, dependen de Amazon para vender sus productos. Pero, por otro lado, Amazon controla el mercado, socavando constantemente los precios y controlando la promoción en beneficio de sus propias marcas. Como dijo el agente literario Rick Pascocello: “No están jugando con el sistema, son dueños del sistema”.

Mientras tanto, entre las muchas declaraciones desconcertantes en su columna, Kenneth Whyte sugiere que los editores están “comenzando a luchar” contra las bibliotecas, cuando en realidad las grandes multinacionales (Penguin Random House, Simon & Schuster, Hachette, Harper Collins y Macmillan) ) han estado luchando contra el préstamo de los libros electrónicos desde siempre. No fue hasta 2014 cuando todas estas multinacionales comenzaron a otorgar a las bibliotecas licencias de acceso a su contenido de libros electrónicos. Y las bibliotecas de hoy pagan una prima por el acceso digital, a menudo cuatro o cinco veces más de lo que pagan los consumidores por copia, así como otras restricciones, como las licencias con límite de tiempo y de número de préstamos por libro.

Durante muchos años, las bibliotecas de EE. UU. y Canadá han intentado atraer a los editores del Big Five a la mesa de negociación para discutir modelos de precios y licencias más razonables, sin éxito. Las bibliotecas quieren y necesitan una industria editorial vibrante. Los bibliotecarios quieren precios justos que sean sostenibles para las bibliotecas, permitan a los editores obtener ganancias y ayuden a los autores a prosperar.

Contrariamente a lo que afirma Whyte, las bibliotecas públicas son buenas para las librerías, las publicaciones y los autores. Las bibliotecas públicas compran y promueven una diversidad de material de una amplia gama de fuentes, incluidos libros de autores locales publicados por editoriales independientes.

Hay investigación que demuestran que los usuarios de las bibliotecas también son los que más libros compran en relación con los que no las utilizan. Booknet Canada investigó la intersección del uso de la biblioteca y la compra de libros y descubrió que los canadienses que compran y toman prestados libros de la biblioteca compran más libros de promedio por mes que los compradores que no usan la biblioteca en absoluto. Al exponer a las personas a ideas y contenido que de otro modo no pensarían comprar, las bibliotecas ayudan a las personas a leer más. Las bibliotecas no están quitando cuota de mercado de las librerías, estamos ampliando el mercado para todos.

Whyte también continúa haciendo una afirmación bastante sorprendente de que” el secreto oculto de las bibliotecas públicas es que su catálogo no es ni educación, ni edificación. Es entretenimiento”. Además, sugiere que es un entretenimiento para las clases media y alta, que seguramente pueden permitirse comprar sus propios libros.

Esto implica que “la subclase ignorante”, como los llama Whyte, no merece o no debería tener acceso a material recreativo. Ese tipo de sabiduría se remonta al siglo XIX, cuando los líderes cívicos se convirtieron en los precursores de las bibliotecas públicas para sus trabajadores con la esperanza de que los documentos edificantes y los libros educativos redujeran el crimen y mantuvieran a la gente fuera de bares y burdeles, ¡pero no hay novelas! También sugiere que la clase media tiene un amplio ingreso disponible y no debería usar la biblioteca en absoluto, a pesar de que ellos y todos los contribuyentes la están pagando.

Esto es preocupante. Las bibliotecas públicas son una institución democrática que es crítica en una sociedad civil. Cada vez más, desempeñan un papel crucial en el empoderamiento de los ciudadanos para prosperar en el mundo cambiante de hoy al proporcionar las herramientas esenciales, la conectividad y la información en todas sus formas. Y lo más importante, las bibliotecas se comprometen a proporcionar un acceso equitativo a la más amplia gama de conocimientos, experiencias e ideas humanas. Eso incluye a John Grisham y a Jesmyn Ward.

 

Mary Chevreau, presidenta del Consejo de Bibliotecas Urbanas de Canadá / Conseil des Bibliothèques Urbaines du Canada y directora ejecutiva de la Biblioteca Pública de Kitchener