Archivo de la categoría: Tecnologías de la información

La competitividad de las regiones españolas ante la economía del conocimiento

cubierta_competitividad_de_las_regiones_387

Reig Martínez, Ernest (Dir.) La competitividad de las regiones españolas ante la economía del conocimiento. Madrid: Fundación BBVA, 2017

Texto completo

 

La sociedad española no puede aspirar simplemente a regresar a la situación previa a la reciente crisis, en que el crecimiento se asentaba sobre un modelo de baja productividad, condicionado por un peso insuficiente del capital vinculado a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), y un esfuerzo limitado en I+D. Ha surgido así un consenso sobre la necesaria modificación de ciertos rasgos de este modelo para asentarlo sobre bases más sólidas –la denominada economía del conocimiento– que garanticen mejoras en la productividad y mayores niveles de bienestar social.

El objetivo de esta obra es valorar en qué medida las regiones españolas se encuentran preparadas para aprovechar las posibilidades que ofrece la economía del conocimiento, analizando hasta qué punto su posición económica relativa está relacionada con la disponibilidad y utilización de recursos o activos del conocimiento como el trabajo altamente cualificado y determinadas categorías del capital productivo. Algunas actividades económicas son particularmente intensivas en el uso de estos activos, y por ello importa conocer su importancia en el tejido económico de cada región, ya que influye en su capacidad de crecimiento.

Uso de Internet en España y la Unión Europea

 

1030725029

 Uso de Internet en España y la Unión Europea. Fundación BBVA, 2018

Texto completo

 

La brecha digital entre España y la UE‐28 en el porcentaje de personas que usan Internet ha desaparecido y la desigualdad entre autonomías se reduce a la tercera parte desde 2008. Aunque aún así el 43,7% de los hogares que no utiliza Internet lo hace por falta de conocimientos, el 30,5% porque los equipos son caros y el 29,9% por el elevado coste de conexión.  

El porcentaje de personas que utiliza Internet en la Unión Europea (UE) doblaba hace 15 años al de España, pero esta brecha digital ha desaparecido, ya que en 2017 el 85% de los ciudadanos españoles es usuario de Internet, un punto más que la UE-28. Además, las diferencias entre las regiones españolas se han reducido a la tercera parte desde 2008 y se pueden explicar, en parte, por la composición de la población por grupos de edad y el nivel de estudios de los ciudadanos. El 16,6% de las viviendas españolas no tiene acceso a Internet, de las cuales un 43,7% no lo tiene por falta de conocimientos y un 29,9% por el elevado coste de conexión. Por lo tanto, para reducir aún más la brecha tecnológica regional es aconsejable adoptar medidas que aumenten el nivel educativo de la población y abaraten el acceso.

El principal factor que determina el uso de Internet es vivir en una vivienda que tenga acceso a la red, siendo el porcentaje de personas que utilizan Internet (85%) muy similar al de hogares con acceso (83,4%). Las causas que explican que el 16,6% restante de viviendas no tenga acceso a la red son: no necesitarlo por falta de interés o por no considerarlo útil (el 67,7% responde por este motivo), pocos conocimientos para utilizarlo (43,7%), coste del equipo demasiado caro (30,5%), coste de conexión elevado (29,9%), disponer de acceso en otro lugar (el 13,5%), por razones de seguridad o privacidad (7,5%), no estar disponible la banda ancha (4,2%), o por otros motivos (15,8%).

Esta información revela el elevado y preocupante porcentaje de hogares que no tiene acceso a Internet por motivos económicos (excesivo coste del equipo y/o de conexión) y educativos (falta de conocimientos). Madrid y Cataluña son las comunidades autónomas con los mayores porcentajes de hogares que no disponen de Internet por motivos económicos, mientras que La Rioja, País Vasco y Asturias se sitúan en el extremo opuesto del ranking. Por su parte, en Illes Balears, Galicia y Cataluña, más del 50% de los hogares sin acceso a Internet consideran que es debido a que tienen pocos conocimientos para utilizarlo, mientras que en el País Vasco y La Rioja este porcentaje es inferior al 35%.

Aunque la disponibilidad de banda ancha en la zona de residencia es un motivo que solo explica el 4,2% de los hogares sin acceso a Internet, se trata de la variable donde más diferencias existen entre regiones. En concreto, se aprecia un rango de variación de 8,7 pp entre el valor máximo de Galicia (con un 8,7% de hogares sin Internet por falta de banda ancha) y el mínimo (0%) de Murcia e Illes Balears. Junto a Galicia, en Canarias y Castilla-León el porcentaje también supera el 8%.

Dado que un elevado porcentaje de los hogares que no utiliza Internet es por falta de conocimientos y por el elevado coste de conexión, para reducir aún más la brecha tecnológica regional es conveniente implementar medidas que incrementen el nivel educativo de la población y faciliten económicamente el acceso, máxime teniendo en cuenta que el precio de Internet en España se sitúa por encima de la media europea.

Google comercializa unos auriculares con traducción instantánea en tiempo real utilizando Google Assistant

google-pixel-buds

Google Assistant es un asistente virtual desarrollado con Inteligencia artificial por Google que está disponible principalmente en dispositivos móviles y domésticos inteligentes. A diferencia de Google Now, el Asistente de Google puede participar en conversaciones bidireccionales.

Los auriculares comercializados como Google Pixel Buds se venden al precio de 159 dolares. Funcionan por Bluetooth con lo cual es posible utilizrlos para oír música, y cuando se quiera que funcione la traducción en tiempo real el usuario sólo tiene que mantener pulsado uno de los auricular con un dedo. Si tienes que comunicarte con otra persona en cualquier idioma cada uno de los comunicantes habla en su idioma y Google Pixel Buds lo traduce al otro comunicante en su idioma en tiempo real. Ambos deben de disponer del dispositivo, eviendentemente.

Entre las características técnicas: la duración de la batería es de 5 horas de conversación con una sola carga y su peso de 14 gr.  Funciona en 40 idiomas.

Ver vídeo

 

 

La conectividad a Internet tiene un impacto positivo en la vida del África subsahariana

 

pg_18-08-28_africatech_featured-image

 

Silver, Laura ; Johnson,Courtney. Internet Connectivity Seen as Having Positive Impact on Life in Sub-Saharan Africa But digital divides persist. Washington: Pew Research Center, 2018

Texto completo

 

En los últimos años, el África subsahariana ha experimentado avances espectaculares en el uso de Internet. Con este crecimiento rápido de la conectividad han surgido una serie de problemas potenciales, incluyendo noticias falsas, ataques y manipulación política y estafas financieras, entre otros. Sin embargo, según un nuevo análisis del Pew Research Center, la mayoría de los africanos subsaharianos tienen una opinión positiva sobre el papel que desempeña Internet en su país. Las gran mayoría dicen que el creciente uso de Internet ha tenido una buena influencia en la educación de su país, y la mitad o más dicen lo mismo sobre la economía, las relaciones personales y la política. Estos son algunos de los principales hallazgos de una encuesta del Pew Research Center realizada en seis países del África subsahariana entre el 21 de febrero y el 28 de abril de 2017, entre 6.795 encuestados.

Sólo cuando se trata de la cuestión de la moralidad, los africanos subsaharianos están algo más divididos sobre el papel que desempeña Internet. En seis de las principales naciones encuestadas en la región, un promedio del 45% dice que Internet ha tenido un impacto positivo en la moralidad, mientras que el 39% dice que ha sido negativo. Estas opiniones varían sustancialmente de un país a otro. Por ejemplo, la mayoría de los nigerianos (57%) cree que Internet tiene una buena influencia en la moralidad, mientras que más de la mitad de los senegaleses (54%) dicen lo contrario.

Sin embargo, en algunos países, las evaluaciones de cómo Internet afecta la moralidad han mejorado desde 2014. Hoy en día, en Ghana, el 42% piensa que el creciente uso de Internet tiene un efecto positivo en la moralidad, en comparación con el 29% en 2014. Las evaluaciones favorables del impacto de Internet en la economía y la política han aumentado aún más en el mismo período de tiempo. Por ejemplo, en 2017, alrededor de dos tercios de los nigerianos (64%) dijeron que el creciente uso de Internet tenía una influencia positiva en la política de su país, en comparación con sólo el 43% en 2014.

En general, los usuarios de Internet -es decir, las personas que dicen que usan Internet o que poseen un teléfono inteligente conectado a Internet- son más positivos acerca de su influencia. En todos los países, excepto en Tanzania, los usuarios de Internet tienen más probabilidades de pensar que Internet desempeña un papel positivo en la política del país.

La encuesta también revela que los africanos subsaharianos utilizan principalmente Internet y sus teléfonos móviles con fines sociales y de entretenimiento, aunque muchos también utilizan sus dispositivos móviles para enviar y recibir pagos. Aún así, es más probable que la gente participe en casi todas las actividades -incluso las básicas, como los mensajes de texto- si tienen teléfonos inteligentes, lo que sugiere la aparición de una nueva brecha digital basada en el tipo de teléfono. La encuesta también pone de relieve las antiguas brechas digitales en términos demográficos: Las personas de ingresos más altos, con más nivel educativo y más jóvenes son sistemáticamente más dadas a usar Internet, poseer un teléfono inteligente y participar en redes sociales.

 

 

 

 

 

La era de la voz: asistentes virtuales y voice marketing 2018

 

voice20marketing20-20como20prepararse20para20los20asistentes20de20voz20y20altavoces20inteligentes

“La era de la voz: asistentes virtuales y voice marketing 2018”. Kanlli

Texto completo

 

Los asistentes virtuales de voz están cambiando el modo tradicional de navegación por Internet. La era de la voz da pie a una nueva realidad donde la interfaz es sonora, con todos los cambios que eso conlleva: las marcas deben adaptarse a un entorno intangible, a requerimientos de voz, a nuevas necesidades de los usuarios. Los smart speakers ganan terreno y dentro de muy poco colonizarán los hogares. ¿Cómo mantener el posicionamiento? ¿Cómo diferenciarse de otras marcas? ¿Cómo vencer en las búsquedas a las marcas blancas en voice commerce?

El presente especial es una recopilación de toda la información publicada hasta la fecha sobre cómo la voz va ganando terreno a la hora de que el usuario interactúe con la máquina, siempre desde nuestra visión como agencia digital y de la evaluación de las repercusiones que tendrá sobre las marcas y la forma de hacer marketing. En “La era de la voz: asistentes virtuales y voice marketing” encontrarás información sobre:

  • Por qué la voz va a cambiar el modelo
  • Qué son asistentes de voz y smart speakers
  • Adopción y uso de asistentes de voz
  • El reto que afrontan las marcas
  • Cómo afectará al modo de hacer marketing digital
  • El auge del voice search
  • Particularidades y retos en voice commerce
  • La carrera por la voz
  • Dificultades generales en la era de la voz

Crítica despiadada de todo lo existente: Marxismo, tecnología y trabajo bibliotecario.

 

bsl

Popowich, Sam. ‘Ruthless Criticism of All that Exists’: Marxism, Technology, and Library Work The Politics of Theory and the Practice of Critical Librarianship, Karen P. Nicholson and Maura Seale, eds. (Library Juice Press, 2018).

 

Texto completo

 

 

En su discurso titulado “The Place of Machines” presentado a la Society of American Archivists (SAA) en 1968, Jay Atherton aseguró a su audiencia que “la automatización no tiene más peligro para la dignidad humana que la rueda, la máquina de vapor o el generador eléctrico”. Es irónico, dada nuestra preocupación actual por el cambio climático antropogénico, que Atherton haya elegido esos ejemplos para apoyar su afirmación de la promesa positiva del cambio tecnológico. Para Atherton, el efecto práctico de la automatización “reside en los seres humanos que intentan hacer uso de ella o administrar a los que la utilizan, y no en la naturaleza misma de la automatización” ; la automatización es “nada más que una’extensión del hombre‘”.

Finalmente Atherton discute en un lenguaje pragmático desde una posición tecno-utopica en contra de aquellos que en su profesión temen que su práctica profesional está a punto de desaparecer a consecuencia de los procesos de automatización. Atherton, en su discurso a los archiveros, sugiere que las maneras en el que la práctica de los archiveros se ve modificada por la automatización depende de cómo eligen entender la tecnología en sí misma. En otras palabras, la práctica viene determinada por una elección teórica a priori: “El hombre a su cargo no es esclavo de una máquina, sino que la domina para cumplir sus deseos.” Casi dos décadas después del siglo XX, nuestra comprensión de la tecnología y la relación de la teoría con la práctica no es tan clara. Como lo demostró la crisis financiera de 2008, cuando incluso los propios banqueros fueron esclavos de los procesos automatizados que desarrollaron, en lugar de mantener el control.

Ya en 2007, un bibliotecario podría escribir que con el auge de la automatización, “muchos han comenzado a cuestionar la necesidad de bibliotecarios“, y en 2017 esto sigue siendo un argumento común en la narrativa actual de los recortes presupuestarios de las bibliotecas. La amenaza de la reducción del trabajo a lo más simple y mecánico, llevando a la “re-proletarización” de varios sectores económicos, muchos de los cuales eran considerados demasiado intelectuales, complejos o afectivos para la automatización, está llegando rápidamente a su fin. Desde una perspectiva práctica como la de Babbage, la sustitución del trabajo humano por la máquina es una cuestión de eficacia, una cuestión práctica; el aspecto político está fuera de lugar. Para Marx, sin embargo, la automatización del trabajo humano es precisamente una cuestión teórica y política, ya que implica cuestiones de poder, libertad, justicia y sociedad. A lo largo de este capítulo, se analiza cómo se ha desarrollado la automatización de las bibliotecas desde finales de los años sesenta, cómo el enfoque teórico marxista puede ayudarnos a entender y navegar en el “vórtice digital” de la tecnología del siglo XX, y cómo todo esto afecta a la práctica profesional de los bibliotecarios y los trabajadores de la información.

Internet de las cosas: ¿cómo añadir valor a la IoT?

44999591262_f970e66d7a_b_d

The Internet of Things: How to capture the value of IoT”. McKinsey & Company, 2018

Texto completo

 

Como nos recuerdan los medios de comunicación casi a diario, la Internet de los objetos es una oportunidad masiva. A nivel mundial se estima que 127 nuevos dispositivos se conectan a Internet cada segundo. Y eso va a crecer. IoT podría tener un impacto económico anual de 3,9 billones de dólares a 11,1 billones de dólares para el año 2025 en muchos países diferentes. fábricas, ciudades y entornos de venta al por menor, según un estudio de McKinsey Global Institute informe.

Pero la IO también se ha convertido en un conjunto abrumador de iniciativas, tecnologías y promesas. A pesar de que las empresas hacen progresos significativos, la realidad es que la adopción de la IO es lenta. Para las compañías que buscan añadir ese valor, el siguiente paso importante es dar un paso atrás. El la realidad de la IO es que las empresas tienden a centrarse en como cómo utilizarla. Sin embargo, el valor de la formación se deriva de la adopción de un enfoque mucho más holístico que va desde el desarrollo de nuevos productos hasta la mejora de las operaciones que dirigen la corporación.

Al evaluar los conjuntos de oportunidades, tiende a haber un conjunto bien definido de intereses (p. ej, monitoreo, diagnóstico y detección de anomalías). Sin embargo, una mayor extracción de valor de la IoT, depende de la madurez del negocio y de dónde están sus ventajas naturales, además de tener una visión clara. sobre los casos de uso pertinentes.