Archivo de la etiqueta: Inteligencia artificial

El primer libro científico escrito íntegramente por una máquina

 

personal-robot-02-by-franz-steiner

El libro titulado “Lithium-Ion Batterie: A Machine-Generated Summary of Current Research” está firmado por Beta Writer, y se puede descargar libremente en la web de Springer.

El programa Beta Writer fue desarrollado en un esfuerzo conjunto y en colaboración entre Springer Nature e investigadores de la Universidad Goethe de Frankfurt, Alemania. La implementación actual estará sujeta a un continuo perfeccionamiento, con el libro generado por máquinas como base para explorar las mejoras estratégicas de la tecnología, su integración en los flujos de trabajo de producción y consumo de la literatura científica, los méritos que aporta y las limitaciones a las que se enfrenta en la actualidad.

Los avances tecnológicos en torno al Procesamiento del Lenguaje Natural y el Aprendizaje Automático nos han llevado al punto de poder publicar automáticamente textos de investigación significativos. Hemos asistido al auge de la generación automatizada de textos de la literatura de ficción con resultados muy diversos. Sin embargo, en lo que se refiere a la publicación científica, se han dado muchos intentos que hasta ahora sólo tuvieron resultados negativos. Sin embargo, a menudo tales textos han sido bastante exitosos en demostrar las fallas en los procesos de revisión científica.

El libro “Lithium-Ion Batterie” es una auto-resumen de los textos actuales de la plataforma de contenido de Springer Nature “SpringerLink”, organizada mediante una rutina de agrupación basada en la similitud en capítulos y secciones coherentes. Automáticamente condensa una obrA un libro razonablemente corto. Este método permite a los lectores acelerar el proceso de sistematización de la literatura de un campo de investigación dado, en lugar de leer cientos de artículos publicados sobre un tema. Al mismo tiempo, si es necesario, los lectores siempre pueden identificar y hacer clic en la fuente original subyacente para profundizar y explorar más el tema. Puede ayudar a cualquiera que, por ejemplo, tenga que escribir una encuesta sobre literatura o que requiera realizar un rápido comienzo en un tema determinado. Este libro propone una solución (entre muchas otras) al problema de la gestión eficiente de la sobrecarga de información.

 

 

Hacia un ecosistema español de Inteligencia Artificial: una propuesta

 

tecnobienestar-2-1400x600

 

Arteaga, Félix ; Ortega, Andrés. Hacia un ecosistema español de Inteligencia Artificial: una propuesta. Madrid: Real Instituto Elcano, 2019

Texto completo

La Inteligencia Artificial (IA) no es una tecnología más o una actividad que afecte sólo al ámbito académico y científico. Es una tecnología crítica para la transformación y la economía digital, por lo que su disponibilidad o carencia afecta al bienestar, prosperidad e igualdad de la sociedad española.

Este informe pretende contribuir a un debate verdaderamente “español”, transversal, con propuestas para la construcción de un ecosistema español de IA en el que participen las administraciones públicas, las empresas, el mundo académico y la sociedad. También, se trata de engarzar ese ecosistema español con el ecosistema europeo y con el resto de los actores o ecosistemas internacionales. No es una estrategia nacional de IA que le corresponda al Gobierno impulsar, en línea con otros países y con lo que pide la Comisión Europea, sino una propuesta para la creación de un entorno que facilite la creación, desarrollo y sostenibilidad de esa estrategia.

Como señala la Comisión Europea, el éxito de la coordinación de la IA descansa sobre  tres pilares: (1) aumentar las inversiones públicas y privadas en IA; (2) prepararse para los cambios socioeconómicos; y (3) garantizar un marco ético y legal adecuado. Ninguno de estos pilares se puede construir con un enfoque exclusivamente gubernamental sino con uno ecosistémico. España dispone de actores y conocimiento especializados en IA, pero le falta un modelo de coordinación, por lo que precisa articular un ecosistema que corrija esa carencia. El Gobierno precisa asociarse con el resto de los actores del ecosistema para maximizar su potencial interno y aprovechar las oportunidades de cooperación en marcos multilaterales (como la UE) o bilaterales (como el acuerdo franco-alemán sobre IA) en Europa y fuera de ella. Siendo interdependientes, el ecosistema debe ser inclusivo y permitir la participación de las administraciones públicas, incluidas las autonómicas y municipales, así como la de los sectores económicos, académicos o sociales implicadas en el desarrollo de la IA.

Para señalar objetivos estratégicos y prioridades de IA es necesario desarrollar una capacidad de inteligencia estratégica en IA que permita analizar el estado, necesidades y opciones de la IA española. El mejor conocimiento posible del estado de la IA es imprescindible para que el análisis estratégico pueda identificar y seleccionar los nichos y cadenas de valor donde aplicar la IA con mayor impacto sobre sus objetivos públicos y privados. La prioridad de esta inteligencia estratégica, recogida y procesada por el ecosistema, consiste en estar pendiente de lo que va a venir en IA y no sólo en sacar partido de lo que ya existe, en conocer qué áreas debe desarrollar y cuáles consumir. Toda estrategia española en IA debe ser coherente con una visión de país y con otros ecosistemas y estrategias tecnológicas elaboradas o en elaboración.

La mayoría de las estrategias conocidas apuestan por concentrar los esfuerzos nacionales de IA en la prestación de servicios públicos preferentes y en la producción de alto valor añadido, en lugar de dispersar los recursos limitados en desarrollos de carácter genérico. Su necesidad es más urgente en los sectores públicos o privados ya digitalizados que disponen de datos suficientes para permitir la aplicación de la IA. El ecosistema ha de ser capaz de integrar capacidades de conocimiento con capacidades industriales y sociales. Sus esfuerzos deberían centrarse en impulsar plataformas industriales que utilicen la IA como elemento competitivo de sus negocios y en la prestación de servicios públicos con un gran impacto social.

 

Espacios de biblioteca y edificios inteligentes: tecnología, métricas y diseño iterativo

 

ltr_54n1_griffey_300

Griffey, Jason (ed.) “Library Spaces and Smart Buildings: Technology, Metrics, and Iterative Design“. Library Technology Reports, Vol 54, No 1 (2018)

Texto completo

 

Vivimos un tiempo de cambios tecnológicos que alterarán la forma en que podemos medir los espacios de las bibliotecas. Los nuevos avances en la tecnología de sensores, inteligencia artificial y aprendizaje por ordenador, visión por computador, y otros, conllevan la posibilidad de monitorear el espacio en formas que antes eran impensables. En este documento se exploran estas tecnologías y se ofrece a los bibliotecarios y otras partes interesadas un punto de vista sobre las posibilidades que brindan las llamadas bibliotecas inteligentes.

 

500_f_141021783_jnzdbfkqxqkm0hnt0lcjk08ahkjmj5at

 

El informe analiza tres proyectos diferentes que incluyen métricas espaciales y análisis de bibliotecas: Virginia Tech, la Universidad Concordia de Montreal y el proyecto Measure the Future, que están utilizando herramientas tecnológicas para analizar los espacios de las bibliotecas con el fin de mejorar el entorno para sus usuarios. La Universidad de Concordia experimentó con un proyecto que monitoreaba los niveles de ruido. Virginia Tech está investigando cómo el movimiento de muebles actúa como un sustituto de la actividad del usuario. El proyecto Measure the Future utiliza la visión por ordenador para ver cómo se mueven los usuarios en los espacios de las bibliotecas y obtener medidas de “atención” de esos movimientos, al mismo tiempo que lo hace con una fuerte nivel de protección de privacidad. Por último, se analiza lo que aportarán los próximos cinco a diez años de progreso tecnológico y cómo esto podría cambiar las posibilidades de una biblioteca inteligente.

 

 

Pautas éticas para una Inteligencia Artificial Confiable

2019-04-08_16-35-21

Ethics Guidelines For Trustworthy Artificial Intelligence. European Commission, 2019

Texto completo

Tras la publicación del proyecto de directrices éticas en diciembre de 2018, en el que se recibieron más de 500 comentarios, el grupo de expertos independientes presentó estas directrices éticas para una inteligencia artificial fiable.

Una IA fiable debe respetar todas las leyes y reglamentos aplicables, así como una serie de requisitos; las listas de evaluación específicas tienen por objeto ayudar a verificar la aplicación de cada uno de los requisitos clave:

  • Agencia y supervisión humana: Los sistemas de IA deben permitir sociedades equitativas al apoyar la agencia humana y los derechos fundamentales, y no disminuir, limitar o mal orientar la autonomía humana.
  • Robustez y seguridad: La IA confiable requiere que los algoritmos sean lo suficientemente seguros, confiables y robustos para manejar errores o inconsistencias durante todas las fases del ciclo de vida de los sistemas de IA.
  • Privacidad y gobierno de datos: Los ciudadanos deben tener pleno control sobre sus propios datos, mientras que los datos que les conciernen no se utilizarán para perjudicarlos o discriminarlos.
  • Transparencia: Debe garantizarse la trazabilidad de los sistemas de IA.
  • Diversidad, no discriminación y equidad: Los sistemas de IA deben tener en cuenta toda la gama de capacidades, habilidades y requisitos humanos y garantizar la accesibilidad.
  • Bienestar social y ambiental: Los sistemas de IA deben ser utilizados para mejorar el cambio social positivo y aumentar la sostenibilidad y la responsabilidad ecológica.
  • Rendición de cuentas: Se deben establecer mecanismos para garantizar la responsabilidad y la rendición de cuentas de los sistemas de inteligencia artificial y sus resultados.
  • En el verano de 2019, la Comisión pondrá en marcha una fase piloto en la que participará una amplia gama de partes interesadas. Ya hoy en día, las empresas, las administraciones públicas y las organizaciones pueden adherirse a la Alianza Europea de AI y recibir una notificación cuando se inicie el proyecto piloto.

 

IA, el futuro del retail. Guía para entender cómo la Inteligencia Artificial revolucionará el sector

captura-3

IA, el futuro del retail. Guía para entender cómo la Inteligencia Artificial revolucionará el sector. Madrid, Adigital, ICEX y Kairos, 2019.

Texto completo

En los últimos años se ha hablado mucho del impacto que la tecnología ha tenido y tiene sobre el retail -incluso hay quien se ha referido al ‘apocalipsis’ del sector provocado por lo online-. Sin embargo, en un contexto en el que lo digital copa todas las esferas de nuestras vidas, esa misma tecnología, y en particular los últimos avances en big data, machine learning e inteligencia artificial, pueden convertirse en los únicos y grandes aliados del comercio en nuestro país. Es la principal conclusión del informe que hoy ha presentado Adigital (la Asociación Española de la Economía Digital), en colaboración con ICEX y Kairos. IA, el futuro del retail. Guía para entender cómo la Inteligencia Artificial revolucionará el sector hace un repaso por las principales tendencias del momento y los retos y oportunidades que estas suponen para pequeñas y medianas empresas.

Robótica: una revolución que impacta en todos los sectores e industrias

900x675_0004_istock-802507798-770x578

“Robótica: Una revolución que impacta en todos los sectores e industrias” Madrid: ICEMD y Coolhunting Group, 2018

Texto completo

Aunque haya recelo entre la población y las empresas ante la automatización y el auge de la Inteligencia Artificial, sólo un 3% de los empleos en España estará en riesgo por la implantación de la IA  La impresión 3D con fines sanitarios podría ascender a un valor de 213.000 millones de $ en 2020

 

Si bien no hay que temer a la IA, es conveniente estar al día de todas las innovaciones que van apareciendo ya que tienen como fin mejorar la vida de las personas. En colaboración con Coolhunting Group, ICEMD analiza cómo la robotización se va haciendo un hueco en todos los sectores: SaludEducaciónHogar conectadoMovilidadLogísticaAgriculturaAlimentaciónRetail y Automoción.

Salud

En el ámbito Hospitalario, la robótica médica, entre otros objetivos, pretende aumentar las capacidades y el trabajo del cirujano para mejorar los procedimientos quirúrgicos. Es una herramienta más, que trata de compensar las posibles limitaciones que puedan tener los médicos en ciertas actuaciones. Además, las herramientas hospitalarias conectadas a  internet harán que el servicio que reciben los pacientes sea mucho más completo. Los exoesqueletos robóticos podrían ayudar a las personas con parálisis cerebral a mantenerse de pie ofreciéndoles la capacidad de caminar. Esto supondría un reemplazo para procedimientos ortopédicos costosos e invasivos.

Por otro lado, el 3D y la Realidad Aumentada se expande el uso para aplicaciones médica como la fabricación de tejidos y órganos, la creación de prótesis e implantes y la investigación farmacéutica en relación con las formas de dosificación y reparto de medicamentos. Según la empresa de investigación de mercado MarketsandMarkets.com la impresión 3D con fines sanitarios podría ascender a un valor de 213.000 millones de $ en 2020.

Educación

El uso de la inteligencia artificial puede llegar a revolucionar la educación superior, de modo que los estudiantes puedan contar con un aprendizaje más personalizado. La IA tiene el potencial de mejorar el aprendizaje online, el software de aprendizaje adaptable y los procesos de investigación de maneras que respondan y se relacionen más con los estudiantes de manera intuitiva. Según informe de K-12 Horizon, la IA es considerada una de las 2 tendencias tecnológicas más importantes que transformarán la educación en los próximos cuatro años.

El hogar conectado

En la actualidad, el 60% del consumo mundial del hogar inteligente se concentra en América del Norte y se prevé que siga así hasta el 2021. En Europa, el Reino Unido está siendo el mayor mercado de productos para el hogar inteligente. Debido a una combinación de marcas propias y a la mentalidad de los early adopters, Corea del Sur se posiciona como líder. Sin embargo, Oriente Medio y África se posicionan más lejos, aunque las innovaciones y oportunidades de mercado sigan adelante. Además de proporcionar dispositivos domésticos inteligentes, los proveedores pueden beneficiarse de la venta de servicios y productos complementarios, fidelizando así la conexión con sus clientes.

Movilidad

Los robots que ofrecen más movilidad a la hora de moverse por la ciudad ganan fuerza con funcionalidades innovadoras que permiten desplazamientos con orientación autónoma, interacción tridimensional y reconocimiento facial. La tecnología también ha llegado a las maletas, liberando las manos y ahorrando esfuerzos físicos de los viajeros que buscan innovación a la hora de viajar.

Logística

Las empresas de automoción ya han probado los exoesqueletos y cada vez los integran más en sus procesos. También comienzan a concebirse los primeros barcos autónomos para el transporte de mercancías a partir de la inteligencia artificial para la navegación sin intervención humana y los robots repartidores de alimentos, comestibles y paquetes.

Agricultura

Hoy en día ya se pueden ver granjas automatizadas donde se cultiva y recoge cosechas sin la participación de seres humanos, utilizando vehículos no tripulados y drones manejados desde una sala de control. Parte del futuro de la agricultura está en manos de los drones y sus sensores que pueden comprobar si un cultivo está bien regado o si tiene demasiado pesticida. Además, los ingenieros ya están trabajando en máquinas que pueden plantar semillas de manera autónoma, quitando las malezas y regando sin que un agricultor tenga que aventurarse en el campo.

Alimentación

Cada vez aumentan más los robots que ayudan a cocinar o preparar determinados alimentos. Por otro lado, nuevos restaurantes autónomos con aparatos robóticos están surgiendo con el propósito de facilitar y optimizar el tiempo de los consumidores. Además, el sector de los supermercados ya está testando robots que circulan por los pasillos realizando tareas como identificación de artículos agotados, localización de precios incorrectos y verificación de etiquetas que faltan, entre otras funciones.

Retail

Las plataformas del sector retail ya poseen chatbots de calidad, compatibles con el lenguaje natural y el reconocimiento de voz. Algunas compañías ya están incorporando asistentes de compras que utilizan Inteligencia Emocional para llevar a cabo conversaciones inteligentes entre robots y consumidores en tiendas físicas. Los sistemas de inteligencias artificial son capaces de ofrecer información detallada de los productos, recomendaciones, consultas e incluso servicio al cliente útil después que se haya realizado una venta.

Automoción

Aumenta el número de empresas implicadas en la tecnología de vehículos autónomos. Entre los vehículos pesados, se destaca la automatización en el sector de la construcción. Hoy en día los niveles de productividad de colocación de ladrillos de los robots son 10 veces mayores que los de un obrero. Mientras este último coloca entre 300 y 600 ladrillos en 8 horas, un robot puede llegar a colocar 3000.

 

Microcréditos en alfabetización en la Biblioteca Universitaria de Pennsylvania

spotlight-micro

The Making of a Microcredential
Penn State University Libraries evaluates badge steps with help from artificial intelligence
By Emily Rimland | January 2, 2019

Original

En los últimos dos años, las Bibliotecas de la Universidad Estatal de Pennsylvania han incrementado la adopción de sus microcréditos de alfabetización informativa entre los estudiantes. Las microcréditos -formas transferibles de créditos educativos basados en el rendimiento y codificados con metadatos- no son nuevos; comenzaron usarse en las bibliotecas universitarias alrededor del año 2012. Lo que es diferente en Penn State es que para ayudar a manejar el repentino volumen de solicitudes, los bibliotecarios han recurrido a un nuevo aliado: la inteligencia artificial (IA).

Los títulos y las certificaciones profesionales son valiosos, pero en muchos escenarios es importante y rentable tener una manera de mostrar las habilidades granulares. Las microcredenciales -también conocidas como credenciales digitales o insignias digitales- son métodos de aprendizaje demostrado basados en la competencia que hacen precisamente eso. Por ejemplo, una insignia puede mostrar logros en programación Java o gestión de proyectos, lo que puede ayudar a un candidato a conseguir un ascenso laboral o a obtener una calificación en el aula.

En las Bibliotecas de la Universidad de Penn State, están adoptando y repensando las microcredenciales. Se trata de una oportunidad para ampliar el alcance y profundizar el compromiso de los estudiantes con la alfabetización informativa, y situar a los bibliotecarios como el personal mejor preparado para evaluar estas habilidades esenciales mejorando su reputación en la institución.

El uso de microcréditos en Penn State ha ido en un constante incremento. De 2013 a 2016, se emitieron 160 insignias en total; en el año académico 2017-2018, fueron 3.585. Se atribuye este incremento a una mayor conciencia de la necesidad de estos créditos educativos y como la institución comercializa con éxito los beneficios del programa.

 

cropped-badgeheader2

Microcredenciales -también conocidas como credenciales digitales o insignias digitales-

 

En 2013, cuando esta moneda virtual era bastante nueva, la biblioteca llevó a cabo una encuesta entre empleadores de 10 industrias diferentes para averiguar qué conocimientos básicos de información se traducirían mejor en el mercado laboral. La bibliotecaria de aprendizaje en línea Victoria Raish y Emily Rimland utilizaron los resultados de la encuesta para informar sobre el diseño de actividades para 10 microcréditos que se incluirán en los cursos de educación general. Se crearon insignias para temas de búsqueda, investigación y organización, tales como palabras clave, ética y citas. El objetivo era que, para la graduación, los estudiantes completaran todas las insignias para obtener la “insignia über”, la cual podría ser aprovechada en currículos o en sitios de redes sociales para iniciar una conversación con posibles empleadores. Los que obtienen la credencial incluso tienen control sobre los metadatos que se muestran, como la fecha de obtención, los pasos necesarios para completar la credencial o el trabajo real presentado para obtenerla.

la obtención de credenciales para temas como “Pensamiento crítico” y “Búsqueda inteligente” obligan a evaluar la evidencia que los estudiantes presentan para demostrar que han completado con éxito una serie de pasos. Las pruebas se pueden calificar automáticamente, pero es difícil cuando las preguntas exigen respuestas escritas. En 2017, un equipo de 14 empleados de Penn State evaluó más de 10,000 ejercicios individuales para la obtención de una insignia. La retroalimentación personalizada no se adaptó fácilmente al gran número de envíos, por lo que el personal comenzó a preguntarse si la IA podría ser una solución potencial o parcial.

Se quería mantener a los bibliotecarios en el circuito de retroalimentación, pero se recurrió a IA en algunos aspectos de la evaluación. Por casualidad, la Alianza Nittany AI de Penn State estaba ofreciendo financiación inicial para proyectos internos, por lo que la biblioteca se alió con el College of Information Science and Technology para desarrollar una herramienta que integra capacidades humanas y algorítmicas. El sistema se denomino IA tecnología mArI, en honor a Mary McCammon y Mary Katherine Yntema, las dos primeras profesoras de informática en Penn State.

La tecnología, que se añadió al proceso de microcreditación en beta en 2018, ayuda principalmente de dos maneras. Para los estudiantes, una función llamada Text sobre el objetivo utiliza el aprendizaje automático para comparar las respuestas redactadas con los envíos anteriores, de modo que sepan si es probable que sus respuestas se califiquen con éxito. Para los calificadores, mArI puede detectar la complejidad y el nivel de grado de una respuesta, lo que les permite concentrarse en proporcionar retroalimentación personalizada. La esperanza es que los microcréditos y la inteligencia artificial aumenten el presupuesto educativo de los estudiantes y ahorren tiempo al personal de la biblioteca.