Archivo de la etiqueta: Bibliotecas públicas

Plan Estratégico 2022-2026 de Public Library Association (PLA)

Strategic Plan 2022—2026. Public Library Association (PLA), 2022

Texto completo

El Plan Estratégico 2022-2026 de Public Library Association (PLA) está disponible en el sitio web de PLA, tras su aprobación unánime por parte de la Junta Directiva de PLA en junio de 2022. El plan estratégico de la APA, que se basa en las encuestas a los miembros, las entrevistas a los miembros y a los socios, y los compromisos del liderazgo y del personal de la APA, se centra en la equidad, la diversidad, la inclusión y la justicia social (EDISJ) y amplía el papel de la APA como plataforma de innovación y amplificador para compartir los impactos de la comunidad de las bibliotecas públicas.

La pandemia y el clamor nacional por la justicia racial y social, y el impacto de ambos en las bibliotecas públicas fueron consideraciones clave en la actualización del plan estratégico. Muchas cosas han cambiado desde 2018, y el plan estratégico 2022-2026 de PLA tiene como objetivo seguir el ritmo de estos cambios. El plan incorpora la Equidad, la Diversidad, la Inclusión y la Justicia Social a través de los otros cuatro objetivos estratégicos renovados: Transformación; Crecimiento Profesional; Promoción; y Excelencia Organizacional. Además de centrarse en EDISJ, estos objetivos pretenden centrarse en todos los trabajadores de las bibliotecas como algo fundamental para el éxito de las mismas. El plan describe además el papel de PLA como socio de confianza de las bibliotecas públicas en su labor de satisfacer las necesidades de la comunidad y servir al bien público.

Préstamo de Instrumentos Musicales Sun Life en las Bibliotecas Públicas de Halifax

Sun Life Financial Musical Instrument Lending Library

Sun Life Financial donó 150 instrumentos a la colección a la biblioteca en un esfuerzo por hacer que las artes sean más accesibles la comunidad. Violines, guitarras, ukeleles, teclados, doumbeks, mandolinas, banjos y bongos de diferentes tamaños están ahora disponibles para ser prestados en las 14 sucursales de las Bibliotecas Públicas de Halifax. La colección también incluye una guitarra tenor donada por el artista ganador de los premios JUNO y East Coast Music Award, Joel Plaskett.

Guitarras acústicas
Bajos acústicos
Guitarras eléctricas
Ukeleles
Mandolinas
Banjos
Violines (varios tamaños)
Teclados
Campanas
Bongos
Cajones
Dumbeks
Djembes

Al igual que un libro, los instrumentos se pueden sacar con el carné de la biblioteca y se prestan por períodos de tres semanas. Puede tomar prestado un instrumento por tarjeta a la vez, con un máximo de 3 renovaciones si no hay reservas.

Las multas por instrumentos atrasados se cobrarán a 0,25 dólares por día de retraso.
Puede aplicarse una tasa de reposición a los artículos perdidos o dañados. Todos los instrumentos musicales deben ser devueltos en persona en un mostrador de Servicios de Préstamo de la Biblioteca.

Quien lo desee también puede donar instrumentos para ampliar la colección.

Los ciudadanos y padres de bibliotecas de Estados Unidos tienen una alta consideración por los bibliotecarios y el papel que desempeñan las bibliotecas en las comunidades y las escuelas

«Voters Oppose Book Bans in Libraries», American Library Association, March 21, 2022.

Ver completo

Según los datos recogidos por la American Library Association (ALA) en una encuesta en torno a las crecientes limitaciones a la libertad de expresión y censura de libros en bibliotecas de Estados Unidos Existe una alta estima casi universal por los bibliotecarios y un reconocimiento del importante papel que desempeñan las bibliotecas públicas locales y las bibliotecas escolares en las comunidades.

Algunos datos:

  • Nueve de cada 10 votantes (90%) y padres (92%) tienen una opinión favorable de los bibliotecarios que trabajan en las bibliotecas públicas locales y en las bibliotecas escolares, incluyendo el 66% de los votantes y el 65% de los padres que son muy favorables hacia los bibliotecarios.
  • La gran mayoría de los votantes (89%) y de los padres (93%) afirman que las bibliotecas públicas locales desempeñan un papel importante en las comunidades de todo el país, incluida la suya, incluyendo el 64% de los votantes y el 70% de los padres que creen que desempeñan un papel muy importante.
  • En porcentajes aún más altos, los votantes (92% importante, 72% muy importante) y los padres (95% importante, 71% muy importante) dicen que las bibliotecas escolares desempeñan un papel importante en las escuelas públicas de primaria, secundaria y preparatoria.
  • Los votantes de todo el espectro político tienen un gran sentido de la importancia de las bibliotecas públicas (95% de los demócratas, 78% de los independientes, 87% de los republicanos) y de las bibliotecas escolares (96% de los demócratas, 85% de los independientes, 91% de los republicanos).

Manifiesto IFLA-UNESCO sobre Bibliotecas Públicas 2022 (Traducción al español)

Manifiesto IFLA-UNESCO sobre Bibliotecas
Públicas 2022
. The Hague IFLA, 2022

Texto completo

Traducción al español del documento “IFLA 441” realizada por la Subdirección Traducciones de la Biblioteca del Congreso de la Nación Argentina (traducciones@bcn.gob.ar)


La libertad, la prosperidad y el desarrollo de la sociedad y de los individuos son valores humanos fundamentales. Estos valores solo podrán alcanzarse mediante la capacidad de ciudadanos bien informados de ejercer sus derechos democráticos y desempeñar un rol activo en la sociedad. La participación constructiva y la consolidación de la democracia dependen tanto de una educación satisfactoria como de un acceso libre y sin límites al conocimiento, el pensamiento, la cultura y la información.

La biblioteca pública, un portal local hacia el conocimiento, constituye un requisito básico para el aprendizaje a lo largo de toda la vida, la toma independiente de decisiones y el desarrollo cultural de los individuos y los grupos sociales. Promueve sociedades del conocimiento sólidas brindando acceso y permitiendo la creación e intercambio de todo tipo de conocimiento, incluido el conocimiento científico y local, sin impedimentos comerciales, tecnológicos o jurídicos.

En cada nación, pero especialmente en el mundo en desarrollo, las bibliotecas ayudan a garantizar que los derechos a la educación y la participación en las sociedades del conocimiento y en la vida cultural de la comunidad sean accesibles para la mayor cantidad de personas posible.

Este Manifiesto proclama la convicción de la UNESCO en la importancia de las bibliotecas públicas como fuerza viva de la educación, la cultura, la inclusión y la información, y como agente esencial para lograr el desarrollo sostenible y para que los individuos alcancen la paz y el bienestar espiritual a través de su pensamiento. Por lo tanto, la UNESCO alienta a las autoridades nacionales y locales a apoyar y participar activamente en el desarrollo de las bibliotecas públicas.

Las Bibliotecas Públicas

Las bibliotecas públicas son centros locales de información que facilitan a sus usuarios el acceso a toda clase de conocimiento e información. Son un componente esencial de las sociedades del conocimiento que se adaptan continuamente a nuevas formas de comunicación para cumplir su misión de proveer acceso universal a la información y permitir que todos los individuos hagan un uso significativo de ella. Ofrecen un espacio accesible al público para la producción de conocimiento, el intercambio de información y cultura, y la promoción de la participación ciudadana.

Las bibliotecas crean comunidades, actuando proactivamente para llegar a nuevos usuarios y apelando a la escucha eficaz para promover el diseño de servicios que satisfagan las necesidades locales y contribuyan a mejorar la calidad de vida. Los usuarios confían en sus bibliotecas y las bibliotecas públicas, por su parte, tienen como objetivo mantener a sus comunidades informadas de manera proactiva.

Las bibliotecas públicas prestan sus servicios basándose en la igualdad en el acceso a la información para todas las personas, independientemente de su edad, raza, género, religión, nacionalidad, idioma, condición social o cualquier otra característica. Deben ofrecerse servicios y materiales especiales para aquellos usuarios que, por una u otra razón, no puedan hacer uso de los servicios y materiales que se prestan de manera habitual, por ejemplo, minorías lingüísticas, personas con discapacidades, personas con habilidades digitales e informáticas limitadas, personas con escasas habilidades de lectura y escritura, o personas en hospitales o en prisión.

Todos los grupos etarios deben poder encontrar material adecuado a sus necesidades. Las colecciones y los servicios deben incluir tanto todo tipo de medios y tecnologías modernas, como materiales tradicionales. Es fundamental que sean de gran calidad, se adecuen a las necesidades y condiciones locales, y reflejen la diversidad cultural e idiomática de la comunidad. Los materiales deben reflejar las tendencias actuales y la evolución de la sociedad, así como el desarrollo derivado del esfuerzo y la imaginación de los individuos. Las colecciones y los servicios no deben estar sujetos a ninguna forma de censura ideológica, política o religiosa, ni a presiones comerciales.

Misiones de las Bibliotecas Públicas

Las siguientes misiones clave, relacionadas con la información, la alfabetización, la educación, la inclusión, la participación ciudadana y la cultura, deben ser la esencia de los servicios que ofrecen las bibliotecas públicas. A través de estas misiones clave, las bibliotecas públicas contribuyen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y a la construcción de sociedades más justas, humanas y sostenibles.

  • Brindar acceso a todo tipo de información e ideas sin censura, y promover la educación formal e informal en todos los niveles, así como el aprendizaje a lo largo de toda la vida, que permita que las personas puedan acceder al conocimiento de manera permanente, voluntaria y autónoma;
  • Brindar oportunidades para el desarrollo personal creativo, y estimular la imaginación, la creatividad, la curiosidad y la empatía;
  • Crear y consolidar hábitos de lectura en los niños desde sus primeros años hasta la adultez;
  • Prestar apoyo y participar en programas y actividades de alfabetización para desarrollar habilidades de lectura y escritura, y facilitar el desarrollo de la alfabetización mediática e informacional y de las habilidades digitales para personas de todos los grupos etarios, con el fin de contribuir a una sociedad informada y democrática;
  • Prestar servicios a las comunidades de manera presencial y remota a través de tecnologías digitales, permitiendo el acceso a la información, las colecciones y los programas siempre que sea posible;
  • Garantizar el acceso de las personas a todo tipo de información de la comunidad y a oportunidades para la organización de la comunidad, reconociendo el rol central de las bibliotecas en el tejido social;
  • Brindar a las comunidades acceso al conocimiento científico, como por ejemplo resultados de investigaciones e información sobre salud que pueda tener un impacto en la vida de sus usuarios, y permitir la participación en los avances científicos;
  • Prestar servicios adecuados de información a empresas, asociaciones y grupos de interés del ámbito local;
  • Preservar y brindar acceso a los datos, conocimientos y patrimonio de comunidades locales y originarias (incluida la tradición oral), ofreciendo un entorno en el que las comunidades locales puedan tener un rol activo en la identificación de los materiales que deben ser obtenidos, preservados y compartidos, de acuerdo con los deseos de las comunidades;
  • Fomentar el diálogo intercultural y favorecer la diversidad cultural;
  • Promover la preservación y el acceso significativo a las expresiones y el patrimonio cultural, la valoración de las artes, el acceso abierto al conocimiento, la investigación y las innovaciones científicas, conforme se expresan en los medios tradicionales, y en el material digital y digitalizado.

Financiación, legislación y redes


El acceso a las bibliotecas públicas y a sus servicios debe ser, en principio, gratuito. Las bibliotecas públicas son responsabilidad de las autoridades locales y nacionales. Deben regirse por una legislación específica y actualizada, compatible con tratados y acuerdos internacionales, y estar financiadas por los gobiernos nacionales y locales. Deben ser un componente esencial de cualquier estrategia a largo plazo para la cultura, la provisión de información, la alfabetización y la educación.

En la era digital, la legislación sobre derechos de autor y propiedad intelectual debe garantizar a las bibliotecas públicas la capacidad de obtener y brindar acceso a contenido digital en términos razonables, como sucede con los recursos físicos. Para lograr la coordinación y cooperación bibliotecaria a nivel nacional, la legislación y los planes estratégicos deben definir y promover, también, una red nacional de bibliotecas, basada en normas de servicio convenidas.

La red de bibliotecas públicas debe ser diseñada teniendo en cuenta a las bibliotecas nacionales, regionales, especializadas y de investigación, así como a las bibliotecas escolares, de institutos y universitarias.


Funcionamiento y gestión

Debe formularse una política clara que defina objetivos, prioridades y servicios en relación con las necesidades de la comunidad local. La importancia del conocimiento local y de la participación comunitaria es fundamental para este proceso, y las comunidades locales deben ser incluidas en la toma de decisiones.

Las bibliotecas públicas deben organizarse eficazmente y mantener normas profesionales de funcionamiento. Todos los miembros de la comunidad deben poder acceder a los servicios de manera física o digital. Esto requiere que los edificios de las bibliotecas públicas estén bien situados y equipados, cuenten con buenas instalaciones para la lectura y el estudio, y con tecnologías adecuadas, y presten servicios en un horario conveniente para los usuarios. También requiere que presten servicios de extensión para quienes no pueden acudir a la biblioteca.

Los servicios de las bibliotecas deben adaptarse a las necesidades de las distintas comunidades en áreas rurales y urbanas, y a las necesidades de los grupos más desfavorecidos, usuarios con necesidades especiales, usuarios multilingües, y pueblos originarios dentro de la comunidad.

Los bibliotecarios son intermediarios activos entre los usuarios y los recursos tanto digitales como tradicionales. Para que las bibliotecas garanticen servicios adecuados es indispensable que cuenten con recursos humanos y materiales suficientes, y con bibliotecarios que tengan una formación profesional y permanente que les permita enfrentar los desafíos actuales y futuros. Deben realizarse consultas con bibliotecarios profesionales sobre la definición cuantitativa y cualitativa de los recursos suficientes. Deben establecerse programas de extensión y de formación de usuarios para ayudarlos a aprovechar todos los recursos.

La investigación actual debe centrarse en evaluar el impacto de las bibliotecas y la recopilación de datos, con el fin de demostrar el beneficio social de las bibliotecas para los responsables de la formulación de políticas. Los datos estadísticos deben ser recopilados a largo plazo, ya que los beneficios de las bibliotecas en las sociedades suelen verse en generaciones posteriores.


Alianzas

Establecer alianzas es fundamental para que las bibliotecas lleguen a un público más amplio y diverso. Debe garantizarse la cooperación con socios pertinentes —por ejemplo grupos de usuarios, escuelas, organismos no gubernamentales, asociaciones de bibliotecas, empresas y otros profesionales del ámbito local, regional, nacional
e internacional.


Aplicación del Manifiesto

Se insta a los responsables de la toma de decisiones del ámbito nacional y local, y a la comunidad bibliotecaria en general, en todo el mundo, a que apliquen los principios expuestos en el presente Manifiesto.

18 de julio de 2022


Las bibliotecas locales se han convertido en un importante campo de batalla político y cultural en torno a los libros que visibilizan la inclusión LGBTQ

«Local Libraries Have Become a Major Political and Cultural Battleground», WITF 31 de agosto de 2022.

Ver completo

La guerra cultural dentro de las bibliotecas de Estados Unidos se desarrolla en las reuniones mensuales de los consejos de bibliotecas locales. Los activistas conservadores exigen la retirada de libros controvertidos, los bibliotecarios son acusados falsamente de promover la pornografía y los defensores de la libertad de expresión claman por la censura.

Los grupos de defienden valores tradicionales exigen que se retiren o se restrinjan los libros con educación sexual explícita y los que documentan sin tapujos las realidades LGBTQ y la experiencia de los negros estadounidenses. La American Library Association -en su recuento no oficial- informa de que las impugnaciones de libros de la biblioteca se han multiplicado por cuatro, pasando de 416 libros en 2017 a 1.597 impugnaciones de libros en 2021.

La reunión de agosto en Lafayette fue bastante monótona -informes rutinarios sobre el bibliobús, los horarios de la biblioteca y los planes para una nueva sucursal- hasta que se abrió el atril para los comentarios del público.

«Todo lo que ha sucedido en los últimos 18 meses con esta junta y con la biblioteca ha sido básicamente una pesadilla distópica», declaró un usuario de la biblioteca descontento.

Desde que los conservadores se hicieron cargo de la junta de la biblioteca de Lafayette el año pasado, las controversias han sido rápidas y furiosas:

  • La junta de la biblioteca rechazó una subvención para financiar un programa sobre el derecho al voto, diciendo que era demasiado de izquierdas.
  • Se canceló una exposición sobre el Mes del Orgullo, y hoy se prohíben las exposiciones en la biblioteca sobre cualquier grupo distintivo, incluso la cultura cajún francesa, de la que Lafayette es la capital no oficial.
  • Y este verano, cuando una popular bibliotecaria, Cara Chance, hizo caso omiso de esa orden y colocó una exposición que incluía libros románticos para adolescentes homosexuales, la junta intentó despedirla.

«Levanten sus carteles para Cara de nuevo», dijo un orador a la audiencia. «No apoyamos el fascismo en la Biblioteca Pública de Lafayette».

Lafayette Parish es un país profundamente religioso y conservador como Trump. Así que otros en la comunidad han aplaudido el giro a la derecha de la junta.

«Soy padre de cuatro niños pequeños», dijo un hombre con corbata y americana azul, «y mi hija encontró un libro de dibujos animados que era básicamente pornográfico. Animaba a los niños a explorarse a sí mismos de diversas maneras. Estaba en la sección infantil».

El padre concluyó: «Estas son bibliotecas locales que deberían reflejar las normas locales imperantes».

Para muchos críticos, éste es el quid: ¿las normas de la comunidad de quién?

Una sombría bibliotecaria llamada Connie Milton subió al estrado y explicó que las bibliotecas se esfuerzan por seguir el ritmo de los cambios sociales que hacen hincapié en la inclusión de diversos géneros, razas y orientaciones sexuales.

«Sólo queremos que todo el mundo pueda entrar en una biblioteca y verse representado. Eso es todo lo que hacemos», dijo en medio de un fuerte aplauso.

Milton anunció que acababa de dar su preaviso de dos semanas.

«La moral no es buena», dijo. «La gente tiene miedo de perder su trabajo».

Lafayette Parish no es en absoluto un caso único. En todo Estados Unidos, los debates sobre la libertad de expresión en las bibliotecas públicas y escolares han convertido estos reinos silenciosos en zonas de combate. Los policías son llamados regularmente para desalojar a los manifestantes.

Texas está a la cabeza del país en cuanto a la prohibición de libros. En las ciudades de Katy y Granbury, agentes de la paz uniformados entraron en las bibliotecas escolares para investigar libros de contenido sexual tras las denuncias de los ciudadanos. Y el distrito escolar de Keller (Texas) retiró de sus estanterías 41 libros cuestionados, entre ellos una adaptación gráfica del «Diario de Ana Frank», «Gender Queer: A Memoir» y la Biblia.

Los grupos de defienden valores tradicionales exigen que se retiren o se restrinjan los libros con educación sexual explícita y los que documentan sin tapujos las realidades LGBTQ y la experiencia de los negros estadounidenses. La American Library Association -en su recuento no oficial- informa de que las impugnaciones de libros de la biblioteca se han multiplicado por cuatro, pasando de 416 libros en 2017 a 1.597 impugnaciones de libros en 2021.

Manifiesto de la IFLA-UNESCO sobre la Biblioteca Pública 2022

IFLA-UNESCO Public Library Manifesto 2022

Texto completo

El Manifiesto de la IFLA/UNESCO sobre la Biblioteca Pública proclama la creencia de la UNESCO en la biblioteca pública como una fuerza viva para la educación, la cultura y la información, y como un agente esencial para el fomento de la paz y el bienestar a través de las mentes de todas las personas.

Por lo tanto, la IFLA y la UNESCO se complacen en anunciar el inicio de un nuevo capítulo en la defensa de las bibliotecas con el lanzamiento de un Manifiesto actualizado de la IFLA y la UNESCO sobre las bibliotecas públicas.

Este anuncio se produce tras la aprobación del texto actualizado por parte de la Oficina del Programa Información para Todos de la UNESCO el 18 de julio de 2022. Tras la consulta virtual sobre el Manifiesto de la IFLA 2022, lanzada el lunes 18 de julio de 2022 y completada el martes 19 de julio de 2022, la Mesa del Programa Información para Todos ha votado por unanimidad la aprobación del Manifiesto de la IFLA/UNESCO sobre la Biblioteca Pública 2022.

El manifiesto actualizado defiende a las bibliotecas como agentes del desarrollo sostenible a través de su posición como espacios accesibles al público para el intercambio de información, la puesta en común de la cultura y la promoción del compromiso cívico.

Esto incluye destacar la inclusión, el acceso y la participación cultural de las comunidades marginadas, los pueblos indígenas y los usuarios con necesidades especiales.

Refleja el papel de la biblioteca pública para ayudar a todos los miembros de la sociedad a acceder, producir, crear y compartir conocimientos. Esto incluye un mayor enfoque en el acceso remoto y digital a la información y los materiales, así como el acceso a las competencias y la conectividad necesarias para superar la brecha digital. La actualización hace hincapié en el desarrollo de la alfabetización mediática e informativa y de las competencias digitales con el fin de equipar a las sociedades informadas y democráticas.

El texto actualizado afirma además que las bibliotecas apuntalan las sociedades del conocimiento saludables al proporcionar acceso y permitir la creación y el intercambio de conocimientos de todo tipo, incluidos los conocimientos científicos y locales, sin barreras comerciales, tecnológicas o legales.

Además, afirma que, en la era digital, la legislación sobre derechos de autor y propiedad intelectual debe garantizar a las bibliotecas públicas la misma capacidad de adquirir y dar acceso a los contenidos digitales en condiciones razonables que en el caso de los recursos físicos.

Entrevista a José María Pineda. Biblioteca Torrente Ballester. Planeta Biblioteca 2022/08/01.

Entrevista a José María Pineda. Biblioteca Torrente Ballester.

Planeta Biblioteca 2022/08/01.

ESCUCHAR EL PROGRAMA

Ir a descargar

Entrevista de nuestra colaboradora Marlene Quinde Cordero a José María Pineda, bibliotecario de la Biblioteca Municipal Torrente Ballester de Salamanca, encargado de la Comiteca. Con él hemos hablado de la biblioteca, de los espacios, de los servicios y del futuro profesional.

La Biblioteca Pública de Missoula (Montana) premiada como Biblioteca Pública del Año 2022 por la IFLA

Missoula Public Library

En Missoula, Montana, la conciencia medioambiental va de la mano de la cultura local y la innovación digital, por lo que la Biblioteca Pública de Missoula ha sido nombrada Biblioteca Pública del Año 2022 por la IFLA

Entre las bibliotecas nominadas se valoraba la amplitud del alcance dentro de los nuevos edificios de bibliotecas. Desde grandes e impresionantes edificios de prestigio hasta soluciones innovadoras y sostenibles y lugares de reunión locales más pequeños. Pero la Biblioteca Pública de Missoula lo tiene todo. El edificio destaca por su hermosa arquitectura que rinde homenaje al paisaje circundante, al tiempo que funciona como una biblioteca con una gran cantidad de ofertas y posibilidades que también sirve como lugar de encuentro para la comunidad local. Por lo tanto, la biblioteca obtiene una alta puntuación en todos los criterios del premio. Es una biblioteca que uno desearía tener en su propia localidad. Es una biblioteca construida para el futuro.

La Biblioteca Pública de Missoula se encuentra al pie del Monte Sentinel, un edificio hermoso e innovador donde la gente se reúne para la cultura y el aprendizaje. La biblioteca, de reciente construcción, alberga desde equipos de cámara y estudios de producción hasta instalaciones de investigación genealógica, talleres familiares y, por supuesto, un montón de libros. La Biblioteca Pública de Missoula ofrece a sus ciudadanos un lugar único donde reunirse para jugar, aprender y experimentar.

El magnífico entorno natural que sirve de telón de fondo a la biblioteca se refleja de forma impresionante en su construcción e interior. La naturaleza y el paisaje circundante pueden verse en muchos aspectos de la arquitectura y el mobiliario de la biblioteca. MSR Design y A&E Design crearon la visión detrás de la recién construida Biblioteca Pública de Missoula. Encontraron la inspiración para el diseño de la biblioteca en la naturaleza que la rodea: las escaleras, las paredes y el mobiliario están revestidos de madera, y el color violeta del interior es un homenaje a la flor del estado de Montana, el bitterroot. Así, la escalera central entre las plantas recuerda a la escalada de una montaña. Cada una de las plantas ofrece diferentes actividades y opciones. En la planta superior, los visitantes pueden disfrutar de unas magníficas vistas del monte Sentinel desde la terraza de la biblioteca. En consecuencia, la biblioteca no pudo evitar captar la atención del jurado, y la Biblioteca Pública de Missoula puede ahora reclamar ser la mejor biblioteca pública nueva del mundo año 2022.

El premio a la Biblioteca Pública del Año lo concede cada año la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA). Se realiza en colaboración con la empresa danesa de software Systematic, que también patrocina el premio de 5.000 dólares que se paga al ganador. Este año, 20 bibliotecas de 17 países diferentes optaban al premio. Cuatro fueron nominadas y la ganadora final, la Biblioteca Pública de Missoula, acaba de ser anunciada en el Congreso Mundial de Bibliotecas e Información (WLIC) de la IFLA, que este año se celebra en Dublín del 26 al 29 de julio.

Kitchen which can be used by citizens

A la hora de diseñar la nueva Biblioteca Pública de Missoula, MSR y A&E se guiaron por tres principios: La nueva biblioteca debía ser duradera, flexible y sostenible. Por ello, el diseño del edificio incluye un sistema de distribución de aire que ahorra energía, y el edificio se calienta con energía geotérmica.

Los 106.676 metros cuadrados de la biblioteca principal se distribuyen en cuatro plantas:

La planta baja funciona como lugar de encuentro. Aquí hay una cafetería, una tienda y material bibliotecario seleccionado. Además, el estudio de producción de alta tecnología de Missoula Community Access Television (MCAT) está disponible para que la gente experimente con la tecnología y la producción de medios. En la planta baja también se encuentra el Living Lab de la Universidad de Montana, que tiende un puente entre la biblioteca y el mundo de la investigación.

La primera planta está dedicada a los niños y las familias. Aquí hay espacios para el juego y el aprendizaje con la Biblioteca Infantil Hank y Nancy Harrington, el Laboratorio de Aprendizaje Families First y el Área de Descubrimiento SpectrUM de la Universidad de Montana.

La segunda planta alberga las colecciones de libros de la biblioteca, una cocina que puede ser utilizada por los ciudadanos, zonas de estudio y un centro de investigación genealógica.

La planta superior está destinada a eventos, recepciones y otros actos sociales. Si se sale a la terraza exterior, es posible disfrutar de las excepcionales vistas del paisaje montañoso.

La Biblioteca Pública de Missoula alberga así otras cuatro organizaciones, y su papel multifuncional como biblioteca y centro de conocimiento, aprendizaje y comunidad hacen de la Biblioteca Pública del Año de este año un lugar único para que la gente se reúna, interactúe e innove en un entorno moderno y pintoresco.

Las bibliotecas rurales y de pueblos pequeños son una bendición para la sociedad

Keith Roysdon. Every Library Card a Miracle: Rural and Small-Town Libraries are a Boon to Society The Daily Yonder, July 27, 2022

Texto completo


Las bibliotecas rurales ofrecen interesantes propuestas para las personas. No sólo prestan libros, sino que también proporcionan un acceso a Internet crucial para los que buscan trabajo y los estudiantes, y entretienen con vídeos y música. Ofrecen un lugar donde la gente puede refugiarse del clima y pasar las horas de soledad.

La labor de las bibliotecas es doblemente importante en los pueblos pequeños y las zonas rurales, donde los kilómetros de distancia y la falta de conexiones fiables a Internet pueden dificultar el aprendizaje y hacer que la vida parezca muy aislada.

Todas estas tareas que llevan a cabo las bibliotecas han sido aún más importantes durante la época de Covid. Según el informe State of America’s Libraries 2021 de la Asociación Americana de Bibliotecas, «nada de lo ocurrido en 2020 fue normal, y las bibliotecas y sus trabajadores, usuarios y servicios se vieron profundamente afectados por la pandemia».

Según el Institute of Museum and Library Services.(IMLS), más de 4.000 bibliotecas rurales y de pueblos pequeños dan servicio a al menos 30 millones de estadounidenses. Cuatro de cada 10 bibliotecas de Estados Unidos se encuentran en comunidades rurales y los estadounidenses de zonas rurales visitaron sus bibliotecas 117 millones de veces en 2017.

Las bibliotecas, grandes y pequeñas, tienen un valor incalculable. Sin embargo, las bibliotecas de pueblos pequeños y rurales no tienen el acceso a los fondos que tienen algunas bibliotecas de las «grandes ciudades». A menudo se las arreglan sin ningún tipo de ingresos por impuestos sobre la propiedad. A menudo obtienen sus ingresos de funcionamiento de donaciones, subvenciones y membresías, que se ven afectadas por los descensos en las donaciones benéficas. A veces operan en edificios viejos, pequeños e improvisados y pueden tener dificultades para ampliar y mantener al dia su colección.

Sin embargo, siguen prestando importantes servicios a sus usuarios, y la labor de las bibliotecas es aún más importante en las zonas rurales y los pueblos pequeños. El impacto de las bibliotecas rurales es inmenso. Proporcionan a sus usuarios 100 millones de libros, 154 millones de libros electrónicos, 65 millones de materiales de audio descargados y 11 millones de DVD, cintas VHS y vídeos en streaming, informó Institute of Museum and Library Services.

La Biblioteca del Banco de la República en Manizales (Colombia). Planeta Biblioteca 2022/07/26. 

La biblioteca del Banco de la República en Manizales (Colombia). Planeta Biblioteca 2022/07/26. 

ESCUCHAR EL PROGRAMA

Ir a descargar

Hemos entrevistado a Siomara Flórez, que estudió Maestría en Educación y es Licenciada en Filosofía y Letras en Universidad de Caldas, y que desarrolla su trabajo como docente en Liceo León de Greiff y como tallerista en la Biblioteca Banco de la República de Manizales (Colombia) para que nos hable de su país, de la biblioteca en la que desarrolla sus trabajos y de sus actividad a través de los talleres de Filosofía para niños.