Archivo de la etiqueta: Bibliotecas públicas

Juntos más fuertes: cómo aumentar la cooperación entre bibliotecas universitarias y públicas

stock-photo-group-of-multi-ethnic-people-working-on-digital-devices-around-table-183354443

Richards, Maureen . Stronger Together: Increasing Connections Between Academic and Public Libraries. Collaborative Librarianship. Vol. 9: Iss. 2, Article 10. (2017)

Texto completo

 

Se ha escrito mucho sobre las posibles colaboraciones entre bibliotecas públicas y universitarias. Estas colaboraciones suelen adoptar diferentes formas: bibliotecas comunes, programas especiales o consorcios. Generalmente las colaboraciones entre estos dos tipos de bibliotecas están motivados por el deseo de realizar actividades de divulgación, construcción de comunidades comunes, proporcionar mejores instalaciones, servicios o recursos bibliotecarios a usuarios de ambos sistemas y, en el caso de consorcios, las razones de tipo económico.

Dado que el sitio web de la biblioteca es ahora el punto de entrada más común a una biblioteca, este documento explora las oportunidades para establecer conexiones entre los recursos de una biblioteca universitaria y pública mediante el hipervínculo a los recursos entre ambas. La profundización de estas conexiones respalda la misión de ambos tipos de organizaciones, es decir fomentar el aprendizaje permanente. También sugiere cómo estas colaboraciones virtuales pueden utilizarse para sentar las bases para futuras colaboraciones.

 

Cómo podemos ayudar a las bibliotecas, y cómo las bibliotecas pueden ayudarnos

37294c48a8c0d56b6ec9f827a96e4243

Cassie Robinson. How we can help libraries — and how libraries can help us
Doteveryone Jun 30 2017

Texto completo

 

Noticias falsas, contenido polarizado y plazos algorítmicos: vivimos en un mundo en el que Internet ofrece a todos accesos a una cantidad ingente de información, pero no garantiza que esa información sea exacta o incluso verdadera. Las bibliotecas son instituciones del siglo XIX en el siglo XXI. ¿Cuál es la razón de su supervivencia? ¿Por qué necesitan ser universales? ¿Cuál es su valor en la actualidad? 

 

 

Las instituciones públicas, incluidas las bibliotecas, son una parte importante de nuestras vidas que ofrecen un nivel alto nivel de confiabilidad a las personas. Son espacios neutrales de equidad social que garantizan un acceso igualitario a la información, la cultura y el aprendizaje. Sin embargo, Internet ha tenido un fuerte impacto en las bibliotecas. En la última década, el uso de las bibliotecas ha disminuido en un 30% en Reino Unido. Como resultado, cientos de bibliotecas en toda Gran Bretaña han cerrado y una cuarta parte del personal de la biblioteca ha perdido su empleo. Además son muchos los que se plantea porque financiar las bibliotecas cuando toda la información que antes encontrábamos en las bibliotecas, ahora la podemos encontrar fácilmente en Internet o a través de una suscripción a un servicio de lectura digital de tarifa plana.

Aunque Internet nos facilita el acceso a mucha información, también necesitamos espacios comunitarios neutros, no comerciales, para el descubrimiento, el aprendizaje y la existencia en la era digital. En este sentido, las bibliotecas son una institución pública vital, que proporcionan una infraestructura social de la que todos podemos beneficiarnos. Las bibliotecas son instituciones públicas en un mundo en constante privatización, que representan un conjunto de valores esenciales como son la igualdad de oportunidades, la solidaridad y la equidad social; porque son uno de los pocos lugares donde aún la gente somos personas antes de que consumidores. ya que son espacios neutrales, cuyos objetivo final tienen en mente el bien social, y no los intereses comerciales.

 

ugo-l5

 

Por ello las bibliotecas del siglo XXI se están orientando hacia otras maneras de utilizar los espacios de la biblioteca, de este modo muchas bibliotecas ya proporcionan un espacio para el aprendizaje de las habilidades tecnológicas necesarias para progresar en el mundo digital, pero también para la comprensión social (bibliotecas humanas), los hábitos saludables, la salvaguarda de los datos e historias locales (storytelling) y un fundamentalmente un lugar para reunirse y convocar a la comunidad.

En la actualidad la mayoría de los bibliotecarios están ayudando a sus usuarios a tener una mejor comprensión de lo digital, ofreciendo clases de destrezas digitales básicas. a entender mejor cuáles son sus derechos digitales, a utilizar la información de manera ética y a saber cómo proteger sus huellas digitales.

Por otra parte, cada vez con más frecuencia las bibliotecas se están mostrando proactivas en la generación y curación de contenidos que distribuyen a través de de boletines, tablones de anuncios y sitios web. Hoy por hoy, las bibliotecas disponemos de herramientas que pueden ayudar a las personas, y ser un canal de distribución de información objetiva de la comunidad configurándose como un medio de comunicación más.

Uno de los grandes problemas que se plantean en la era digital es que disponemos de tanta información, y a veces tan contradictoria que resulta complicado distinguir una noticia falsa de una noticia verdadera. Recientemente se hizo un estudio en la universidad de Stanford que determinaba que la mayoría de los estudiantes eran incapaces de diferenciar entre una noticia real de una falsa. Los bibliotecarios como expertos en el manejo de información podemos ayudar a discernir aquello que es real de lo que es falso.

Pero sobre todo las bibliotecas necesitan demostrar su posición perfecta como una institución pública o comunitaria que proporcionar servicios y espacios que reflejen las necesidades cambiantes del público, como una infraestructura social vital que conecta a las personas y comunidades entre sí. Por lo tanto deben hacer hincapié en las actividades que están realizando y en que medida estas reflejan las necesidades de sus usuarios. Todo ello marca una nueva línea de trabajo, un nuevo punto de vista, una nueva estrategia y un nuevo concepto de biblioteca que implica la identificación de aquellas áreas emergentes de interés de las personas para poder abordar servicios que sean de utilidad para nuestra comunidad.

 

 

Los millennials son la generación que más visita las bibliotecas

102083_main_full

 

Geiger, Abigail. Millennials are the most likely generation of Americans to use public libraries. New York: Pew Research, 2017

Texto completo

 

A pesar de que  frecuentemente se afirma que las nuevas generaciones o  Millennials leen cada vez menos, un estudio de la agencia Pew Research  confirma que los jóvenes son quienes más veces han visitado la biblioteca en el último año. Además las mujeres destacan considerablemente sobre los hombres.  Si bien este cambio puede tener que ver con las transformaciones que están realizando las bibliotecas, incorporando nuevas tecnologías y espacios para el aprendizaje y la socialización.

Un nuevo análisis de los datos de la encuesta del Pew Research Center realizada en otoño de 2016 encuentra que el 53% de los Millennials (las edades de 18 a 35 años) dijeron haber utilizado habitualmente una biblioteca o bibliobús en los 12 meses anteriores. En comparación con el 45% de la generación X (los nacidos entre 1980 a 1996) el 43% de los Baby Boomers y el 36% (nacidos entre 1946 a 1964) de los de la generación silenciosa (nacidos entre los años 1920 a 1940).

En total, el 46% de los adultos mayores de 18 años dicen que utilizaron una biblioteca pública o biblioteca móvil en los 12 meses anteriores, un por entaje consistente con los hallazgos de Pew Research Center en los últimos años.

El uso de aplicaciones móviles de bibliotecas públicas es menos común que el uso in situ de las bibliotecas y sus sitios web. La encuesta encontró que sólo el 8% de los Millennials utilizó una aplicación de biblioteca en los últimos 12 meses, frete al 9% de la generación X y el 9% de los Boomers.

 Otros hallazgos de esta encuesta son:

Un 54% de las mujeres visitaron una biblioteca pública o biblioteca móvil en los últimos 12 meses frente a un 39% de los hombres.  También las mujeres son igualmente más dadas a usar los sitios web de la biblioteca (37% vs. 24%).

Las personas con estudios universitarios usaron más las bibliotecas el último año que las personas con formación escolar o secundaria (56% vs. 40%). Y una diferencia similar se aplica al uso de los sitios web de la biblioteca.

Los padres de niños pequeños son más dados a usar los servicios de biblioteca que los no padres (54% vs. 43%).

Actas del VIII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas (Toledo, 2017)

poster

VIII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas, que se celebró en el Palacio de Congresos de Toledo los días 16 y 17 de noviembre de 2016.

Texto completo

Actas de la octava edición del Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas, organizado por la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria en Toledo, los días 16 y 17 de noviembre de 2016. Esta edición del Congreso estuvo dedicada a las nuevas tendencias en relación a los espacios físicos y virtuales de las bibliotecas públicas, prestando especial atención a los nuevos usos y servicios que demanda una sociedad cada vez más tecnológica.

Esta edición del congreso estuvo dedicada a las nuevas tendencias en relación a los espacios físicos y virtuales de las bibliotecas públicas, prestando especial atención a los nuevos usos y servicios que demanda una sociedad cada vez más tecnológica.

La función social de la biblioteca pública siempre ha sido una cuestión prioritaria, si bien es cierto que en estos momentos es necesario ir un paso más allá para adaptarse a los cambios y hábitos lectores de nuestros usuarios, cambios que pasan por adaptar o crear nuevos espacios –físicos y virtuales- más abiertos, accesibles e integradores.El programa dedicó cada jornada a estos dos bloques temáticos:

El espacio físico de la biblioteca. Nos encontramos ante un cambio de paradigma dentro de nuestro ámbito profesional: de una gestión de la biblioteca desde el punto de vista de la colección tenemos que pasar, si no lo hemos hecho ya, a otra centrada en los servicios y en la gestión cultural. Abordamos el tema de qué necesidades nuevas tienen los usuarios y qué servicios se están introduciendo para cubrirlas. En definitiva, cómo afecta este cambio de paradigma a los espacios físicos de la biblioteca.

El espacio virtual en la biblioteca pública. Las bibliotecas públicas están ofreciendo cada vez más servicios virtuales y aplicaciones como parte de una estrategia digital, conscientes de la importancia que tiene estar presentes en los entornos virtuales. Se debatió sobre qué se hace y qué se puede hacer en este ámbito, con especial atención a cuestiones como la reutilización de la información en bibliotecas, cómo las redes sociales están transformando la interacción y comunicación con nuestros usuarios, servicios basados en contenidos digitales locales o generados en torno al préstamo digital en bibliotecas, servicios prestados a través de dispositivos móviles, etc.

 

Préstamo de instrumentos musicales en bibliotecas canadienses

Library borrows a tune

Sandra Singh de la Biblioteca Pública de Vancouver con los instrumentos musicales que ahora están disponibles como parte del programa de préstamos musicales de la biblioteca.

 

Las bibliotecas siempre han sido un catalizador para la innovación creativa, por eso en el siglo XXI ofrecen el acceso al conocimiento, la información y el intercambio cultural en múltiples formatos con el objetivo de proporcionar un acceso igualitario al conocimiento, la información y la cultura

El programa de préstamo de instrumentos musicales en las bibliotecas canadienses se inició por primera vez en Toronto en 2016 antes de expandirse a Vancouver, Montreal y Calgary. Ha demostrado ser muy popular, con los tiempos de espera para pedir prestado instrumentos de ces tres ciudades. 

La Biblioteca Pública de Calgary presta un total de 150 instrumentos y accesorios como guitarras, ukeleles, violines, tambores, xilófonos y teclados portátiles a disposición de cualquier persona que tenga carnet de la biblioteca. El proyecto ha contado con una inversión inicial de 140.000 $, y también se aceptan instrumentos en donación. Además la biblioteca cuenta con un programa de formación para empezar a aprender o perfeccionar el uso de los instrumentos.

Sólo se puede pedir prestado 1 instrumento por vez. El período de préstamo para un instrumento es de 3 semanas. Se permiten 2 renovaciones , lo que significa que puede mantener el instrumento durante un máximo de 9 semanas en total. Si se devuelve tarde un instrumento, se cobrará una multa vencida. Si el usuario pierde o daña un instrumento o sus accesorios, se le cobrará una tarifa de reemplazo.

 

El microcosmos de una gran biblioteca

ouverte-de-12-a-22h-la-bibliotheque-publique

Agnès Camus, Jean-Michel Cretin, Christophe Evans. Les habitués: Le microcosme d’une grande bibliothèque. Paris: Éditions de la Bibliothèque publique d’information, 2000

PDF
ePub

 
“Una casa mágica”, “fábrica cultural”, “una mina de oro”, “laboratorio social”, “un buen espacio productivo”, “un ventrículo”, “guión” … Así que muchos ‘imágenes que tienen muchas de las personas que habitualmente utilizan la Bibliothèque publique d’information, ´del Centro Georges Pompidou . Aquí encontramos la síntesis de muchas voces – ricamente ilustrado con fotografías, extractos y entrevistas accesorios – una investigación de calidad …
 

Cómo los ciudadanos usan las bibliotecas públicas en Reino Unido e Irlanda y qué opinan sobre ellas.

shining

Peachey, Jenny. Shining a light: How people in the UK and Ireland use public libraries and what they think of them. London, Carnegie UK Trust, 2017

Texto completo

Hace cinco años, el Carnegie UK Trust realizó investigaciones sobre el uso de las bibliotecas públicas y las actitudes del público hacia las bibliotecas de Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda del Norte e Irlanda. Esta fue la primera vez que se generaron datos que permitieron la comparación directa entre jurisdicciones.

En 2016 volvieron a realizar la encuesta para examinar si las actitudes hacia las bibliotecas y los niveles de uso habían cambiado desde 2011. Añadieron algunas preguntas nuevas para reflejar parte del debate actual sobre voluntarios y cambios en los servicios.