Archivo de la etiqueta: Censura

Llénalos de noticias incombustibles, pero se creerán inteligentes.

 

uploads252fstory252fthumbnail252f74487252f5f00302f-459b-468c-b25e-b93976c668c2.jpg252f950x534

 

Llénalos de noticias incombustibles. Sentirán que la información los ahoga, pero se creerán inteligentes. Les parecerá que están pensando, tendrán una sensación de movimiento sin moverse. Y serán felices.

Ray Bradbury, Fahrenheit 451, 1953

 

Esta frase de Ray Bradbury en la que resume el actual escenario de la información en la era de la postverdad y las “fakes news” fue escrita en 1953 en su libro Fahrenheit 451

 

 

Informe sobre la censura ejercida en la internet a la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible del ex presidente Obama (Obamacare)

2019-05-15_17-58-37-1

 

Bergman, R. ; John, S. ; Lemelin, A. Andrew Bergman “Erasing the Affordable Care Act: Using Government Web Censorship to Undermine the Law.” Washington: Sunlight Foundation, 2019

 

Texto completo

 

La Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (ACA), ​ llamada Obamacare ​ por los medios norteamericanos y reforma sanitaria de Obama por los hispanohablantes, fue promulgada con carácter de ley por el presidente de los Estados Unidos Barack Obama el 23 de marzo de 2010.

Según este informe, las oficinas del HHS han censurado una amplia gama de contenidos dirigidos a una variedad de audiencias, incluyendo el público en general, los beneficiarios y aquellos que sirven a los beneficiarios. Han eliminado quirúrgicamente el término “Affordable Care Act” de muchas páginas web; han quitado información sobre los derechos garantizados por la ACA; han eliminado estadísticas y datos sobre el impacto de la ACA; y han eliminado enlaces a la principal plataforma del gobierno federal para inscribirse en la cobertura de la ACA, HealthCare.gov. Si se repiten a gran escala, estas formas de censura de la información de la Ley ACA en los sitios web federales que tienen el potencial de afectar el apoyo público y el conocimiento de la ley. En última instancia, la censura que afecta a la opinión pública y el conocimiento de la ACA en general, puede poner en peligro el acceso de los estadounidenses a la cobertura y los servicios de salud y, en última instancia, la viabilidad a largo plazo de la ACA.

 

 

Una escuela de Barcelona retira 200 libros infantiles sexistas de sus bibliotecas

0acc6c7eb2ba68842267012e4a9dc5ae

Varias escuelas de  Barcelona  están considerando retirar de sus bibliotecas algunos de libros infantiles que consideran sexistas y que mantienen estereotipos de género, después de que una escuela eliminara alrededor de 200 títulos, incluyendo Caperucita Roja y la historia de la leyenda de San Jorge de su biblioteca.

La biblioteca infantil de la escuela Tàber de alrededor de 600 libros infantiles fue revisada por la “ Associació Espai i Lleure” como parte de un proyecto que tiene como objetivo destacar el contenido sexista oculto. El grupo revisó los personajes de cada libro y los roles que desempeñan, encontrando que el 30% de los libros eran altamente sexistas, mantenían estereotipos y, en su opinión, no tenían ningún valor pedagógico.

El año pasado, las investigaciones de Observer y Nielsen encontraron que los personajes masculinos tenían el doble de probabilidades de haber tenido un papel principal en los libros ilustrados para niños , a menudo en roles estereotípicamente masculinos, y que los personajes principales tenían más del 50% de probabilidades de ser hombres.

 

“Para Sexo, ver al Bibliotecario”

 

northjersey2028640x42729

 

Ver temas más sobre:

en Universo Abierto

 

La moral ha visto el desarrollo de “minorías”, a menudo importantes, de todo tipo: religiosas, sexuales, políticas…. ¿Deberían las bibliotecas atender las solicitudes de estos grupos y, de ser así, de acuerdo con qué normas? ¿Puede una biblioteca pública prescindir de la necesidad de comprar libros, a pesar de su calidad incierta? ¿Qué normas -de compra y de comunicación- deben aplicarse a este tipo de material? 

Como dice el artículo de François Lapèlerie, cuando vean en una biblioteca la ficha que ponga «For sex, see librarian» (Para Sexo, ver al bibliotecario), no se equivoquen: Esta cita comúnmente aparecía en las fichas del catálogo de materias de muchas bibliotecas públicas americanas, no significaba que el lector pudiera tener sexo con el bibliotecario. Significaba que para ver los libros sobre Sexo, en lugar de estar de acceso abierto como todos los demás, había que consultar al bibliotecario. O mejor dicho el bibliotecario se reservaba el derecho de autorizar su consulta o préstamo.

La publicación del libro de “Sex” de la cantante Madonna en 1992, genero mucha controversia entre la sociedad norteamericana por las imágenes tan explícitas de la artista. “Mucho ruido y pocas nueces”, diríamos a este lado del Atlántico. ¿Cómo puede un libro así, causar tanto escándalo? Su publicación en Europa no causó ningún revuelo en la opinión pública (ni en la comunidad bibliotecaria), excepto por una cierta ironía acerca de su propia naturaleza comercial y su falta de carácter artístico, que se remitía simplemente a exponer, si todavía Madonna tenñia un lado oculto.

En el ámbito profesional en la portada la la revista American Libraries (AL) de la American Library Association (ALA) de diciembre de 1992, marcando un cierto tradicionalismo, mostraba un cajón de un fichero de biblioteca, abierto que mostraba bajo la referencia “FOR SEX, SEE LIBRARIAN”, el registro bibliográfico del libro de Madonna: Sexo, con, en superposición en el l título que decía: “Justificar mi compra: ¿El sexo de Madonna pertenece a la biblioteca?».

A pesar de que el libro se distribuyó incluso en supermercados, se envasaba cuidadosamente en una bolsa de plástico plateado, mencionando que su uso estaba reservado: sólo para adultos. ¿Lo compraron muchas bibliotecas francesas? El único catálogo de la unión nacional francesa, el Pancatalogue, no menciona ninguna ubicación. Por otra parte, el catalogo de OCLC muestraba un gran número de ubicaciones en bibliotecas, la mayoría en Estados Unidos y algunas en Europa. En Gran Bretaña en particular, instituciones prestigiosas adquirieron el libro de Madonna: Oxford University, Cambridge University, University of London, National Art Library Victoria and Albert Museum, y en Irlanda la National Collection of Art & Design.

Prueba de que un cierto liberalismo ya entonces había cambiado ciertas mentalidades. pero sólo algunas, eso no significan todas las mentalidades. De hecho, muchos bibliotecarios experimentaron serias dificultades cuando pusieron este libro en los estantes de sus bibliotecas. La censura es un problema importante que las bibliotecas estadounidenses han enfrentado y continúan enfrentando, especialmente desde la rápida evolución tecnológica… sin embargo, los dilemas de lo que es moral o no siguen a menudo presentes en el mundo de las bibliotecas.

“Lo moral” muy a menudo se ha visto propiciado por “minorías”, a menudo importantes, de todo tipo: religiosas, sexuales, políticas…. Entonces ¿Deberían las bibliotecas atender las solicitudes de estos grupos y, de ser así, de acuerdo con qué normas?

Las nuevas tecnologías de la información han producido documentos controvertidos, primero llegaron en vídeo y CD-ROMs, y más tarde fueron accesibles en línea. Las bibliotecas entonces tienen que tener en cuenta algunas cuestiones como: ¿qué normas -de compra y de comunicación- deben aplicarse a este tipo de material?

Hace unos años se editó el libro “For SEX EDUCATION, See Librarian: A Guide to Issues and Resources” (Greenwood Press, 1996). Una bibliografía de casi 600 libros recomendados para las bibliotecas escolares y públicas. En el libro Cornog y Perper, expertos preeminentes en materiales de sexualidad para bibliotecas, proporcionan directrices para la selección de materiales, la referencia, el procesamiento, el acceso, la programación y el tratamiento de los problemas de vandalismo y censura. La bibliografía, organizada en 5 temas y 48 subtemas, contiene una colección de libros recomendados y materiales no impresos sobre información sexual para niños y adultos, la mayoría publicados desde 1985. Las obras recomendadas representan una amplia variedad de puntos de vista, incluyendo liberal, conservador, laico y cristiano.

 

51adc7np13l._sx309_bo1204203200_

Cornog, Martha ; Perper, Timothy. For SEX EDUCATION, See Librarian: A Guide to Issues and Resources (Contemporary Writers) Greenwood Press, 1992

 

Pero también: ¿Puede una biblioteca pública prescindir de la necesidad de comprar libros, a pesar de su calidad incierta? Ciertamente no (y, además, como algunos bibliotecarios han añadido sinceramente, esta es una buena oportunidad para atraer a personas que nunca antes han estado en la biblioteca). El interés público es uno de los componentes esenciales de los criterios de selección de muchas, si no de la mayoría de las bibliotecas públicas. La demanda era evidente: en algunas bibliotecas, las listas de espera llegaron a varios centenares de lectores.

 

Quema de libros y libros prohibidos a lo largo de la historia

 

1933-may-10-berlin-book-burning

Quema de libros y libros prohibidos en la historia

Descargar

 

La quema de libros es la práctica, generalmente promovida por autoridades políticas o religiosas, de destruir libros u otro material escrito; está vinculada al fanatismo ideológico y suele acompañar muchos conflictos bélicos. La práctica generalmente es pública y está motivada por objeciones morales, políticas o religiosas al material publicado. En tiempos modernos, otras formas de almacenamiento de información, como grabaciones, discos de vinilo, CD, DVD, videocasetes y páginas de Internet, se han incluido dentro de esta práctica.

La quema o incautación de libros es una ejecución pública que se justifica con objeciones morales, políticas o religiosas al material publicado. En toda tiranía y dictadura existente, la quema de libros ha eliminado las evidencias de una historia, un pasado, o un pensamiento. Lo sorprendente es que en las democracias siga haciéndose… o quizá sea que… Toda persona tiene la libertad de buscar, recibir y difundir aquellas informaciones e ideas «que las autoridades le permitan conocer».

 

El golpe al libro y a las bibliotecas de la Universidad de Chile: limpieza y censura en el corazón de la universidad

 

el-golpe-al-libro-y-a-las-bibliotecas-universidad-de-chile-limpieza-censeura-corazon-universidad-ediciones-utem

 

Rojas L., María Angélica ; Fernández P., José. “El golpe al libro y a las bibliotecas de la Universidad de Chile: limpieza y censura en el corazón de la universidad“. Santiago de Chile: UTEAM, 2015. ISBN 978-956-7359-98-1

 

Publicación surgida a partir del seminario de título: “La censura en las bibliotecas de la Universidad de Chile en la Región Metropolitana (1973-1981)”, que pretende posicionar la discusión en torno al peso del olvido impuesto en el gremio bibliotecario durante la dictadura a través de una revisión histórica de los mecanismos de censura aplicados a los libros y bibliotecas de la Universidad de Chile, en la que los testimonios de funcionarios y académicos que vivieron en carne propia tortura, exoneración, delación y exilio, son fundamentales.

Fragmentos

“La censura hegemónica y naturalizada permeó cada espacio de la sociedad chilena de manera silenciosa y muchas veces inadvertida, cambiando incluso el prisma desde el cual concebimos nuestra cultura, instituciones y profesiones. Hace ya más de un cuarto de siglo de posdictadura y aún siguen vigentes ciertos resabios de aquella época que nos mantienen conviviendo con el miedo en una sociedad hecha de olvido.”

“Que los bibliotecarios también fueron víctimas de la represión. Ese era un elemento que nosotros desconocíamos. Hay que entender este fenómeno como algo general que se dio en el país. Ahora completamos el rompecabezas y nosotros evidenciamos una especie de Operación Limpieza a nivel cultural. Hay un libro que se llama El Golpe Estético que habla de esto y nosotros hemos visto que es algo que se extendió a nivel país. Hubo un ataque a lo que fue el libro y las bibliotecas a lo largo de todo Chile, pero llegó a la Universidad de Chile como a uno de sus escenarios principales. La censura se dio de múltiples formas, a través de la quema, los libros ocultos en estanterías y también afectó al personal.”

 “Nosotros entendemos a la biblioteca como un organismo vivo. No solamente el lugar donde se encuentran los libros, los tesoros o el corazón de la universidad, como era llamada en esa época. Los bibliotecarios también hacen la biblioteca, pues la biblioteca depende también de ellos y la exoneración, la tortura que hubo en ese entonces, de eso nadie nos habló. Eso es algo que fuimos encontrando y cosas que fuimos sabiendo. No sabíamos que uno de los primeros doctores en ciencias bibliotecarias en Latinoamérica, chileno, el señor Alberto Villalón, había sido exiliado. Siempre hablaban de los éxitos, de su gran trayectoria, pero nunca nos hablaron de la parte tortuosa que nadie está reconociendo que vivieron los bibliotecarios.”

“En 1972 había un proyecto muy grande que era unificar todas las bibliotecas que tenía la Universidad de Chile en el Campus Juan Gómez Millas. Iba a ser la biblioteca más grande de Latinoamérica, nos iba a poner en la vanguardia en cuanto a las bibliotecas y el conocimiento. Sería una biblioteca de cinco pisos, una biblioteca que después se llamó Eugenio Pereira Salas. Esa biblioteca albergaba todas las colecciones patrimoniales de Chile y con la Ley General de Universidades que divide al Pedagógico y que saca carreras que según ellos la Universidad de Chile no necesitaba, se llevaron también parte de sus colecciones. Desintegran esa biblioteca y según los testigos, sacaron camiones y carretillas de libros que nunca llegaron a destino. Ese fue uno de los más grandes saqueos patrimoniales de nuestra historia.”