Archivo de la etiqueta: Censura

Biblioteca Recuperada: La Batalla por la memoria. Valparaíso, 1973

 

koen2

 

San Martín, Luciano and Ballesteros, Karin and de Armas, Tania and Castillo, Ramón and Barrenechea, Carlos and Costa, Luis and Cancino, Juan Patricio and Copolla, Pavella and Guajardo, Ernesto and Díaz, Rosa and Llorens, Ramón and Riquelme, Marcela and Barría, Ghislaine Biblioteca Recuperada: La Batalla por la memoria. Valparaíso, 1973.,  Universidad de Playa Ancha, Valparaíso – Chile, 2017

Texto completo

 

El interés por la recuperación de las memorias fracturadas o difíciles es fundamental a la hora de entender la configuración de las sociedades actuales. Sin la comprensión de esos episodios de la historia es imposible entender diversos aspectos de la sociedad del Chile de hoy; en este caso vinculado con prácticas lectoras, con la información, con el libro, con el conocimiento. 

 

En el caso del libro en Chile, el trauma que significó la dictadura militar del año 1973 es uno de los episodios que hace muy poco tiempo ha comenzado a estudiarse, abundando los últimos años diversos esfuerzos por describir y comprender distintos aspectos sobre los cuales actuó. Los estudios de memoria han destacado en América Latina por su vinculación con el análisis de los procesos sociopolíticos que la afectaron en el pasado reciente, como las dictaduras militares de las décadas de los 70-80 (Jelin, 2001). Sin embargo, respecto a la destrucción del libro estos estudios han sido insuficientes; prácticamente inexistentes. La perspectiva de la memoria permite evocar y significar desde el presente el proceso de eliminación del libro en Valparaíso; y al mismo tiempo captar la significación que la ciudadanía actualmente le asigna al libro, evidenciando el trauma social que implicó este episodio histórico, desconocido en detalle y que ha instalado en la memoria social al libro como un objeto peligroso, sospechoso, delictual.
Para la reconstrucción de este episodio del libro destruido en Valparaíso – Chile, adquieren vital importancia no solo los agentes vinculados a la cultura, sino también los miles de relatos anónimos de quienes vivieron este episodio de la historia nacional, siendo objetos de censura / autocensura, destruyendo todos aquellos títulos que pudieran constituirse como material subversivo o atentarorio al régimen que se estaba imponiendo, dando cabida a prácticas olvidadas o negadas, creando una especie de listado silencioso o imaginario de los libros considerados peligrosos.

 

 

 

 

Índice Mundial de Libertad de Prensa 2020, compilado por Reporteros sin Fronteras (RSF)

 

indian_censorship_550

 

2020 World Press Freedom Index: “Entering a decisive decade for journalism, exacerbated by coronavirus”. RSF, 2020

Texto completo

 

El Índice Mundial de Libertad de Prensa 2020, compilado por Reporteros sin Fronteras (RSF), muestra que la próxima década será decisiva para el futuro del periodismo, con la pandemia Covid-19 destacando y ampliando las muchas crisis que amenazan el derecho a la libertad de información, Información independiente, diversa y confiable.

 

Esta  edición 2020 del Índice, que evalúa la situación de los periodistas cada año en 180 países y territorios, sugiere que los próximos diez años serán fundamentales para la libertad de prensa debido a las crisis convergentes que afectan el futuro del periodismo: una crisis geopolítica (debido a agresividad de los regímenes autoritarios); una crisis tecnológica (debido a la falta de garantías democráticas); una crisis democrática (debido a la polarización y las políticas represivas); una crisis de confianza (debido a la sospecha e incluso al odio a los medios de comunicación); y una crisis económica (empobrecimiento del periodismo de calidad).

Noruega encabeza el índice por cuarto año consecutivo en 2020, mientras que Finlandia es nuevamente el segundo lugar. Dinamarca (arriba 2 en el 3er) es el siguiente, ya que tanto Suecia (abajo 1 en el 4to) como los Países Bajos (abajo 1 en el 5to) han caído como resultado del aumento en el acoso cibernético. El otro extremo del Índice ha visto pocos cambios. Corea del Norte (abajo 1 en 180) ha tomado la última posición de Turkmenistán, mientras que Eritrea (178) continúa siendo el país peor clasificado de África.

Malasia (101) y Maldivas (79) registraron los mayores aumentos en el Índice 2020, 22 y 19, respectivamente, gracias a los efectos beneficiosos de los cambios de gobierno a través de las encuestas. El tercer salto más grande fue el de Sudán (159), que aumentó 16 lugares después de la eliminación de Omar al-Bashir. La lista de los mayores descensos en el Índice 2020 está encabezada por Haití, donde los periodistas a menudo han sido blanco durante violentas protestas a nivel nacional durante los últimos dos años. Después de caer 21 lugares, ahora ocupa el puesto 83. Las otras dos mayores caídas fueron en África: por Comoras (19 en la 75) y Benin (17 en la 113), las cuales han visto un aumento en las violaciones de la libertad de prensa.

Europa sigue siendo el continente más favorable a la libertad de los medios de comunicación, a pesar de las políticas opresivas de ciertos países de la Unión Europea y de los Balcanes. Le siguen las América -Norte, Centro y Sur- aunque los pesos pesados de la región, los Estados Unidos y el Brasil, se están convirtiendo en modelos de hostilidad hacia los medios de comunicación. África, que ocupa el tercer lugar, también ha sufrido importantes retrocesos, sobre todo en forma de detenciones arbitrarias prolongadas y ataques en línea.

La región de Asia y el Pacífico es la que ha registrado el mayor aumento de las violaciones de la libertad de prensa (un 1,7%). Australia (5 menos en el 26º lugar) solía ser el modelo regional, pero ahora se caracteriza por sus amenazas al secreto de las fuentes y al periodismo de investigación. Otros dos países también contribuyeron de manera significativa al aumento de la puntuación de la región en materia de violaciones de la libertad de prensa. Uno de ellos fue Singapur (158º), que cayó siete puestos, en gran parte gracias a su ley orwelliana de “noticias falsas”, y se sumó a los países coloreados de negro en el mapa de la libertad de prensa. El otro fue Hong Kong, que también bajó siete puestos por el trato que dio a los periodistas durante las manifestaciones en favor de la democracia.

 

 

Los 10 libros más censurados en 2019 en Estados Unidos: fundamentalmente libros infantiles de contenidos LGBTQIA+

 

2020-04-20_09-27-23-768x928-1

 

ALA Posts “Top 10 Most Challenged Books in 2019” Chicago: ALA, 2020

Top 10 Most Challenged Book Lists (1990-)

 

La Oficina de Libertad Intelectual de la ALA rastreó hasta 377 casos de censura a los materiales y servicios de bibliotecas, escuelas y universidades en 2019. En total, se seleccionaron 566 libros. Aquí están los “10 libros más censurados  en 2019”, junto con las razones citadas para la censura de los libros:

1. “George”, de Alex Gino

Razones: para evitar la controversia; para el contenido LGBTQIA+ y su carácter transgénero; porque las escuelas y bibliotecas no deben “poner en manos de un niño libros que requieran ser discutidos”; por sus referencias sexuales; y por entrar en conflicto con un punto de vista religioso y la “estructura familiar tradicional”.

2. “Beyond Magenta: Transgender Teens Speak Out,”, por Susan Kuklin

Razones: El contenido LGBTQIA+, por “su efecto en cualquier joven que lo lea” y por la preocupación de que sea sexualmente explícito y sesgado.

3. “Last Week Tonight with John Oliver Presents A Day in the Life of Marlon Bundo”, de Jill Twiss, ilustrado por EG Keller

Razones: El contenido y los puntos de vista políticos LGBTQIA+, por la preocupación de que “está diseñado para contaminar la moral de sus lectores”, y por no incluir una advertencia sobre su contenido

4. “Sex is a Funny Word,” de Cory Silverberg, ilustrado por Fiona Smyth

Razones: Por el contenido de LGBTQIA+; para discutir la identidad de género y la educación sexual; y por las preocupaciones de que el título y las ilustraciones eran “inapropiados”

5. “Prince & Knight”, de Daniel Haack, ilustrado por Stevie Lewis Razones: presentar un matrimonio gay y contenido LGBTQIA+; por ser “un intento deliberado de adoctrinar a niños pequeños” con el potencial de causar confusión, curiosidad y disforia de género; y por entrar en conflicto con un punto de vista religioso.

6. “I Am Jazz”, de Jessica Herthel y Jazz Jennings, ilustrado por Shelagh McNicholas

Razones: Contenido LGBTQIA+, por la incluión de un personaje transgénero, y por enfrentar un tema que es “sensible, controvertido y políticamente controvertido”

7. “La historia de la sirvienta”, por Margaret Atwood

Razones: blasfemia y por “vulgaridad y matices sexuales”

8. “Drama”, escrito e ilustrado por Raina Telgemeier Razones: El contenido LGBTQIA+ y por la preocupación de que va en contra de los “valores/morales de la familia”

9. La serie de Harry Potter de J. K. Rowling

Razones: se refiere a la magia y la brujería, por contener maldiciones y hechizos reales, y porque los personajes que utilizan “medios nefastos” para alcanzar sus objetivos

10. “And Tango Makes Three, de Peter Parnell y Justin Richardson, ilustrado por Henry Cole Reason: Contenido LGBTQIA

En cuanto al tipo de material censurado. El 55% son libros, el 22% programas y conferencias. 8% películas y un 5% medios sociales, juegos, bases de datos

 

2020-04-20_09-43-01-768x491-1

 

En que lugares. El 66% Bibliotecas públicas, un 19% en Bibliotecas escolares, 12% en escuelas , un 2% en universidades y un 1% en prisiones

 

2020-04-20_09-45-11-768x490-1

 

Quienes proponen la censura son en un 13% la administración, 12% instituciones religiosas, 8% bibliotecarios y profesores, 3% políticos, 1% estudiantes

 

2020-04-20_09-46-23-768x490-1

 

La quema de libros y la censura

 

screen-shot-2015-04-04-at-17.37.03

 

“Debido a su poder literal, simbólico y cultural, y porque se usaron a menudo para transmitir la doctrina religiosa, la magia y los ritos arcanos y narrativas e información cultural, los libros de este período eran símbolos de la contienda entre ideologías y discursos culturales en competencia. En este contexto, los libros podían perderse, podían ser censurados y prohibidos, y podían también ser quemados o destruidos.”

Rohmann, Dirk

 

LIBRO GRATIS Rohmann, Dirk. Christianity, Book-Burning and Censorship in Late Antiquity. Studies in Text Transmission. De Gruyter, 2016. 369 p. (Arbeiten zur Kirchengeschichte). ISBN: 9783110486070

Reporteros sin Fronteras (RSF) abre ‘La biblioteca no censurada’ en Minecraft para ofrecer libros prohibidos en algunos países

 

2020-03-14_19-46-12-2

 

RSF opens “The Uncensored Library” – The digital home of Press Freedom within a global computer game. RSF, 2020

Ver original

 

En muchos países, la información libre es de difícil acceso. Los blogs, periódicos y sitios web están censurados. Los periodistas son arrestados y deben temer por sus vidas.

Tal censura conlleva que muchos jóvenes crezcan en sistemas que casi no tienen acceso a la prensa independiente. Sus opiniones se están fuertemente manipuladas por las campañas gubernamentales de desinformación.

Aunque los jóvenes en esos países tienen diferentes opiniones que aquellos que viven en países democráticos, en un mundo globalizado hacen lo que hacen los jóvenes de todo el mundo: jugar videojuegos. Minecraft es uno de los favoritos: uno de los juegos de ordeordenado más exitosos del mundo, con más de 145 millones de jugadores activos cada mes. Aquí las comunidades pueden construir mundos enteros a partir de bloques, experimentar la libertad de un mundo abierto. Su modo creativo a menudo se describe como el “Lego digital”. En estos países, donde los sitios web, los blogs y la prensa libre en general están estrictamente limitados, Minecraft aún es accesible para todos.

Reporteros sin Fronteras (RSF) utilizó esta puerta trasera para construir “La biblioteca sin censura”: una biblioteca que ahora es accesible en un servidor abierto para jugadores de Minecraft en todo el mundo. La biblioteca está llena de libros que contienen artículos censurados en su país de origen. Estos artículos ahora están disponibles nuevamente dentro de Minecraft ocultos de la tecnología de vigilancia del gobierno dentro de un juego de computadora. Todos los usuarios del servidor pueden leer los libros, pero su contenido no puede modificarse. La biblioteca está creciendo, con más y más libros que se agregan para superar la censura.

La Library of Congress desestimó poner una foto mural de la manifestación de mujeres para no ofender a Trump

 

marcha-washington

 

La Biblioteca del Congreso censuró una fotografía tamaño mural de las manifestantes en la Marcha de las Mujeres de 2017 en Washington D.C. por la preocupación de que pudiera parecer crítica con el Presidente Donald Trump, informó  The Washington Post.

 

Según un informe aparecido en estos días, la Biblioteca del Congreso desestimó exhibir una fotografía mural de las manifestantes en la Marcha de las Mujeres de 2017 en Washington debido a preocupaciones de que se percibiría como crítica al presidente Trump, según los correos electrónicos obtenidos por The Washington Post.

La fotografía de Kevin Carroll, -imagen de arriba- muestra a decenas de miles de manifestantes llenando Pennsylvania Avenue NW en la Marcha de las Mujeres el 21 de enero de 2017. En cambio, la exposición que se inauguró el 4 de junio se sustituyó esta fotografía por una imagen de ocho personas que participaban en una marcha de mujeres en Houston.

Representantes de grupos de derechos de las mujeres han expresado su enojo porque estas acciones estaban dirigidas a la exposición sobre la historia del sufragio de las mujeres en Estados Unidos “Shall Not Be Denied: Women Fight for the Vote”, que conmemoraba el centenario del derecho al voto de las mujeres. La exposición se celebró el día después de la toma de posesión de Trump y la Marcha de las Mujeres era considerada en parte una protesta por su elección.

La decisión de la biblioteca es el segundo caso conocido de una institución del gobierno federal que actúa a propósito para evitar que se muestren al público imágenes  críticas con Trump. En 2017 National Archives cometió un error cuando difuminó los signos anti-Trump en otra fotografía miural, también de la Marcha de las Mujeres 2017, que exhibió en la entrada de su exposición sobre la historia del sufragio femenino en los Estados Unidos. Desde entonces, los Archivos han eliminado la imagen alterada y la han sustituido por una versión más pequeña de la original. En una respuesta por correo electrónico a las preguntas sobre por qué se hizo el cambio en la exposición de la Biblioteca del Congreso, la portavoz April Slayton dijo que “Cuando la imagen se amplió para llenar parte de una pared y llegó al lugar sólo unos días antes de la inauguración de la exposición, quedó claro que parte del lenguaje de los letreros incluía términos vulgares que no eran apropiados para una exposición familiar”. y añadió que el lenguaje vulgar era visible y no apropiado para los niños.

 

Un legislador de Missouri presentó un proyecto ley para retirar el material de índole sexual de las bibliotecas

 

shutterstock_1392829685

 

Ben Baker, un legislador republicano de Missouri  quiere mantener los materiales sexuales en las bibliotecas fuera del alcance de los niños. Baker quiere que grupos de padres decidan qué contenido es adecuado para los menores, y que las bibliotecas públicas que ignoren los edictos de los supervsupervisores sean desprovistas de fondos. Pero muchas personas ven esta medida como una forma de censura.

 

El 8 de enero, Baker presentó la Ley de Supervisión Parental de Bibliotecas Públicas, y ya está recibiendo una reacción violenta. El proyecto de ley 2044 de la Cámara de Representantes, si se aprueba, permitiría que ninguna biblioteca que reciba ayuda estatal permita a los menores acceder a “material sexual inapropiado para su edad”. Según Baker “el proyecto de ley especifica que no se retirará el material de la biblioteca, simplemente se pondría en una sección que no es para niños.”.

El subdirector de investigación y política de libre expresión de PEN America, James Tager, calificó el proyecto de ley de Baker como un ” intento sorprendentemente transparente de legalizar la prohibición de libros en el estado de Missouri”

Entre los títulos que han sido objeto de críticas en Missouri durante la última década se encuentran el galardonado “El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial” de Sherman Alexie, que incluye referencias a la masturbación; “Matadero cinco o La cruzada de los niños”, de Kurt Vonnegut, que contiene blasfemias; y “Speak”, una novela para jóvenes adultos de Laurie Halse Anderson sobre la violación de una adolescente.

La Asociación de Bibliotecas de Missouri se hizo eco de sus sentimientos y dijo que se oponía al proyecto de ley, ya que “siempre estará en contra de la censura y a favor de la libertad de lectura”. Y añadieron que “Las bibliotecas públicas ya tienen procedimientos para ayudar a los usuarios a proteger a sus propios niños sin infringir los derechos de otros usuarios o restringir los materiales.”

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor http://www.DeepL.com/Translator

El proyecto de ley también establece una junta de revisión de la biblioteca parental de cinco personas, que decidiría qué material se considera inapropiado para menores.

Si se aprueba el proyecto de ley, también significaría que cualquier personal de la biblioteca que viole la ley enfrentará una multa de 500 dólares o un año de cárcel. Fuente CNN

 

El asesinato de la bibliotecaria Juana Capdevielle durante la Guerra Civil, el mismo día que mataron a Federico García Lorca

71s1-gnrkbl

Juana Capdevielle nació en Madrid y se fue a Pamplona para estudiar en un instituto. Regresó a Madrid para estudiar Filosofía y Letras en Madrid en la universidad, y se incorporó al cuerpo de Archiveros y Bibliotecarios. También trabajó en la capital de Madrid en la Facultad de Filosofía y Letras y en el Ateneo, donde promovió la cooperación entre ambas instituciones. luego viajó a Francia, Alemania, Suiza y Bélgica.

Se convirtió en la primera mujer jefa de una biblioteca en la universidad española, en 1933, y ocupando ese cargo, ese mismo año coordinó el traslado de importantes fondos dispersos en otras dependencias de la universidad a las nuevas instalaciones en la Ciudad Universitaria Como miembro perteneciente a la Asociación de Bibliotecarios y Bibliógrafos y colaboró  en los trabajos preparatorios del II Congreso Internacional de Biblioteconomía y Bibliografía, celebrado en Madrid y Barcelona del 20 al 30 de mayo de 1935, en el que también presentó un informe sobre bibliotecas hospitalarias con aportaciones derivadas de sus prácticas voluntarias en este medio. En su trayectoria de mujer culta y progresista, admiraba a José Ortega y Gasset, de quien fue alumna, y a María Zambrano,  quien fue compañera de estudios.

Contrajo matrimonio con Francisco Pérez Carballo, profesor universitario y político de izquierda republicana y gobernador de La Coruña, se trasladó a Galicia. Su marido fue detenido y fusilado por los militares rebeldes en julio de 1936, al comienzo de la Guerra Civil española. Poco después, el 18 de agosto, fue detenida por la Guardia Civil. A la mañana siguiente su cuerpo fue encontrado en Rábade; había sido violada y posteriormente asesinada el mismo día que Federico García Lorca. Juana estaba embarazada en el momento de su asesinato. ​Acababa de cumplir treinta y un años.

El poeta le dedico este poema Claudio Rodríguez Fer le dedicó este poema en 2009

 

Chamábase Juana Capdevielle
como podía chamarse a vida mesma;
morreu, como vivía, de amor e liberdade.

En Rábade deixounos un caravel
para reinventar o amar; un xirasol
co que pacer a paz e unha violeta
para fabricar futuros máis muller. 

 

El Centro “Xoana Capdevielle” de la Universidad de la Coruña lleva su nombre. M.ª Cristina Gállego Rubio escribió el libro Juana Capdevielle San Martín. Bibliotecaria de la Universidad Centralque recoge la historia de esta mujer que aborda la labor intelectual y profesional de esta mujer que fue protagonista del cambio de la biblioteca universitaria hacia un servicio moderno y con proyección social.

Bibliografía

Juana Capdevielle San Martín. Recuerdos personales de un aprendiz de historiador
Ignacio Panizo Santos

Civallero, Edgardo. Juana Capdevielle, bibliotecaria represaliada. Pre-print.

Herrera Tejada, Clara. Juana Capdevielle, bibliotecaria del Ateneo de Madrid (1933-1936).

Juana Capdevielle en la wikipedia

Palomera Parra, Isabel. Juana Capdevielle San Martín en el Archivo de la Universidad Complutense de Madrid 

Algunos funcionarios de las bibliotecas de China están quemando libros que difieren de la ideología del partido comunista

 

eloq9hbueaagctk

 

 

El fin de semana aparecieron en medios sociales informes y fotos de dos mujeres quemando una pila de libros frente a la biblioteca del condado de Zhenyuan en la provincia de Gansu. A principios de octubre, el Ministerio de Educación había ordenado a todas las escuelas primarias y secundarias que “limpiaran con firmeza” sus bibliotecas de material de lectura considerado ilegal, inadecuado o anticuado como parte de los esfuerzos por “crear un entorno sano y seguro para la educación”.

 

 

Según la información aparecida en The Washington Post, los funcionarios de la biblioteca en el noroeste de China esperaban recientemente demostrar su fervor ideológico y lealtad al Partido Comunista al quemar libros y materiales religiosos políticamente incorrectos de manera enfática. Después subieron un informe, y una foto, para mostrar su trabajo. La biblioteca dijo que quería mejorar su función como herramienta de propaganda principal en términos de promover los valores chinos generales. El mensaje, que se publicó originalmente el 22 de octubre, fue posteriormente eliminado. Según el mismo, el propósito de la purga era “educar a la gente” y crear el ambiente apropiado para “estudiar profundamente” el llamado Pensamiento Xi Jinping.

El incidente atrajo la atención de muchos el domingo después de que los usuarios de los medios sociales chinos encontraran un informe en el sitio web de la Sociedad de Bibliotecas de China de una biblioteca del condado de Zhenyuan. La biblioteca declaró que había eliminado “las publicaciones ilegales, las publicaciones religiosas y los papeles y libros desviados, los libros ilustrados y las fotografías” en un esfuerzo por “ejercer plenamente el papel de la biblioteca en la difusión de la ideología dominante”.

El anuncio de la biblioteca decía que el evento contó con la presencia de funcionarios de la Oficina de Educación y Cultura. Incluía una foto de dos empleadas quemando libros a la entrada de la biblioteca, que estaba adornada con una pancarta roja que decía que “proveeremos la educación y el desarrollo integral y estricto del partido”.  En total, la biblioteca destruyó 65 libros.

Durante el último año, China se ha centrado especialmente en la regulación del contenido que ven los jóvenes, desde lo que se puede publicar en línea hasta el tiempo que los menores pueden jugar a los videojuegos. El incidente fue probablemente una respuesta a una nueva directiva del Ministerio de Educación que pide a las bibliotecas escolares que eliminen los materiales de enseñanza, dijeron los analistas. La directiva del Ministerio de Educación ordena la eliminación de libros y otros materiales de lectura que pongan en peligro la seguridad nacional, perjudiquen la estabilidad social o el honor nacional. Los libros que promueven la superstición, las actividades religiosas ilegales o la “perspectiva y los valores globales incorrectos” también deben ser eliminados. Según la directiva, los libros considerados “impropios” para los estudiantes, así como los obsoletos y “sin valor”, deben ser retirados de la circulación y almacenados en un lugar diferente. La orden da a las escuelas hasta finales de marzo del próximo año para que informen sobre sus esfuerzos. Las escuelas deben revelar el nombre del autor, la editorial y la fecha, y los números ISBN de todos los libros que caen bajo estas categorías prohibidas. En las últimas semanas, las autoridades chinas han hablado de la importancia de reforzar su control sobre las aulas tras las protestas prodemocráticas de Hong Kong, que, en opinión de Pekín, son producto del sistema educativo independiente y caprichoso de esta ciudad. El memorándum nacional de octubre pedía la prohibición de materiales que dañaran la unidad y la soberanía nacionales, contradijera la dirección y el camino del Partido Comunista, o propagara la religión, entre otras cosas. El Partido Comunista en el poder controla estrictamente la publicación de libros en la China continental y todo contenido que se considere delicado, en particular el contenido político y religioso, está prohibido.

Pero para muchos chinos, e incluso para algunos de los medios de comunicación más controlados del país, es algo excesivo ver a los funcionarios locales pregonando la quema de libros. La prominente revista Beijing News escribió en un editorial que luego fue censurado: “La forma en que una sociedad trata los libros es una prueba de su actitud hacia el conocimiento y la civilización y nunca debe ser arbitraria y bárbara.El incidente de la quema de libros ha aumentado la alarma en un momento en que los intelectuales chinos ven a su sociedad  inclinarse aún más hacia el autoritarismo. Muchos otros además, recordaron el ejemplo del tiránico emperador Qin Shihuang, que unificó a China hace más de 2.000 años y dirigió el movimiento “quemar los libros y enterrar a los eruditos”  que llevó a que unos 460 eruditos confucianos fueran enterrados vivos por su oposición a las políticas imperiales en el año 212 a. c.

Destrucción de archivos durante la dictadura franquista

 

5d236d2f7d0db

 

La pormenorizada reconstrucción de la represión ha sido uno de los aspectos más notables de la reciente explosión historiográfica española. Esta tarea esencial se ha visto dificultada por la destrucción unilateral de material archivístico.

Si los franquistas no se sentían incómodos con sus acciones en el exterior y el interior, ¿por qué eliminaban las pruebas? Después de todo, los archivos que documentaban los crímenes, reales o imaginados, de la República fueron cuidadosamente reunidos y perviven al día de hoy.

En el año 1965 los franquistas empezaron a pensar lo impensable: que el Caudillo no era inmortal y que había que hacer preparativos para el futuro. En el año 1985 el gobierno español empezó a tomar algunas medidas, con retraso y vacilaciones, para proteger los recursos archivísticos de la nación.

Entre las pérdidas de aquellos decisivos veinte años figuran los archivos de la Falange, con los expedientes personales de cientos de miles de sus afiliados. Los archivos de las jefaturas de policía provinciales, de las cárceles y de la principal autoridad local del franquismo, los gobernadores civiles, también desaparecieron.

Convoyes enteros de camiones se llevaron los documentos «judiciales» de la represión. Además de la deliberada destrucción de archivos, se produjeron también pérdidas «involuntarias» cuando algunos ayuntamientos vendieron al peso sus archivos como papel para su reciclado. La consecuencia es que resulta imposible la reconstrucción completa a escala nacional del coste humano del golpe militar de 1936.

Paul Preston “Franco’