Archivo de la etiqueta: Censura

El Partenón de los libros prohibidos de Marta Minujín

Replica el Partenón griego hecho con más de 100.000 libros prohibidos

 

Como un desafío contra la política de privacidad, y a favor de la libertad de información, Marta Minujín, una artista argentina de 74 años en colaboración con estudiantes de la Universidad de Kassel, ha creado una réplica monumental del Partenón, utilizando una colección de alrededor de 100.000 libros prohibidos de todo el mundo. La escultura se ubicó en un emplazamiento en donde la Alemania nazi quemó más de 2000 libros en una amplia campaña de censura sobre la nación durante la Segunda Guerra Mundial. 

 

La artista argentina Marta Minujín ha creado una réplica a escala real de una de las estructuras más famosas del mundo, el Partenón de Atenas, construido a partir de libros censurados como símbolo de resistencia a la represión política. Los 100.000 libros que componen el monumento se han presentado en el festival de arte Documenta 14 en Kassel, Alemania, y se han obtenido exclusivamente de donaciones, permitiendo a personas de todo el mundo aportar títulos con los que sienten una conexión personal.

El proyecto se inspiró en una instalación anterior titulada El Partenón de libros, que fue construida en 1983 tras el colapso de la dictadura civil-militar en Argentina. La instalación pretendía celebrar la nueva libertad intelectual y democrática presentando los mismos libros que habían sido prohibidos

Para su construcción, los libros fueron atados a la estructura de acero con láminas de plástico, protegiéndolos de los elementos y permitiendo que la luz del sol filtrara a través del edificio.

books-3

Detalle de la construcción del Partenón de los libros prohibidos

Según el artista, la forma del Partenón fue elegida porque simboliza «los ideales estéticos y políticos de la primera democracia del mundo». Su relevancia se extiende también al sitio, en Friedrichsplatz, en Kassel, donde se quemaron unos dos mil libros durante la guerra. Nazi en el conocido “Aktion large den undeutschen Geist” (Campaña contra el espíritu no-alemán).

 

books-2

Encuesta sobre la selección de libros controvertidos en bibliotecas escolares

o-banned-books-facebook-e1425074428757

SLJ Controversial Book Survey: Data and Findings. Library Journal 2016

Descargar

El 4 de marzo de 2016 se envió una encuesta sobre selección de libros con preguntas que podrían ser controvertidas por correo electrónico a una muestra aleatoria de los bibliotecarios escolares. A los encuestados se les aseguró que sus respuestas permanecerían en el anonimato. La encuesta se cerró el 28 de marzo con 574 respuestas de bibliotecarios escolares de EE.UU.

Entre los resultados más destacados:

  • Más de 9 de cada 10 bibliotecarios escolares que atienden a estudiantes de primaria y secundaria se han planteado la compra o no de un libro debido a temas potencialmente controvertidos. El número se reduce al 73% entre los bibliotecarios de la escuela secundaria.
  • El contenido sexual y el lenguaje profano o vulgar fueron los temas que consideraron como ofensivos citados por los participantes con mayor frecuencia.
  • Un tercio de los bibliotecarios de primaria y secundaria, y una cuarta parte de los bibliotecarios de secundaria, sienten que necesitan tomar decisiones más a menudo actualmente sobre una materia objeto de controversia, que lo que lo hicieron hace uno o dos años. Muchos piensan que esto se debe a que los libros son más gráficos, mientras que otros culpan a la estrechez de miras de la sociedad.
  • El “contenido no apropiado para la edad” es la principal razón que apuntan para no seleccionar un libro, seguido por la posible reacción de los padres, o porque incumpla las directrices de su institución.
  • ¿Cómo determinan los bibliotecarios si un libro es apropiado para una edad? Por lo general leen las críticas, además de hacer una lectura y una evaluación de los propios libros, y piden ayuda de otros colegas o profesionales de la institución.
  • Etiquetas de contenido como por ejemplo “contenido para adultos”, son utilizadas por el 33% de las escuelas intermedias, el 27% de las de primaria, y el 11% de las de secundaria, mucho más a menudo de lo que eran cuando se realizó la anterior encuesta en 2008 (entonces los porcentajes fueron del 18%, 10% y 6%, respectivamente).
  • Existen secciones de libros restringidos en el 12% de las bibliotecas escolares que dan servicio a los estudiantes de secundaria, el 10% de primaria, y 6% de las que atiende a niños de entre 9 a 12 años. Muchas bibliotecas de clases no “Restringen” los libros, pero los ubican en estanterías diferentes según la edad del lector.
  • En general, el 77% de las escuelas tienen un procedimiento formal de selección del libro, relativamente consistente en todos los niveles de estudio. El 81% de las escuelas públicas tienen una política, en comparación con el 59% de las escuelas privada.

El nombre de la rosa, el libro sobre la censura del libro: aventura y significado

le-nom-de-la-rose-02

Peyronie, A. (2016). [e-Book] Le Nom de la rose, du livre qui tue au livre qui brûle : Aventure et signification. Rennes, Presses universitaires de Rennes. Texto completo: http://books.openedition.org/pur/29825

El nombre de la rosa es una novela a la vez popular y de culto., el libro se tradujo a más de treinta idiomas, se vendieron más de veinte millones de copias. La obra de André Peyronie que aquíi se presenta se dedica a dar cuenta de este fenómeno, mostrando como desde las primeras páginas el libro es un auténtico despliegue de deseo y aventura. El deseo de leer el libro prohibido es como la lujuria, el deseo de entender y saber que es el mismo motor de la acción. Contra la censura religiosa, contra el abuso de poder ideológico, relatada por el joven Adso tiene sus raíces en la histórico invención del pensamiento crítico y el método científico. Esta es la novela de la conquista de los conocimientos, la gaya ciencia, la única que puede establecer el libre albedrío individual y la capacidad de contar.

Los Libros arden mal

quema20de20libros

Berlin

Rivas, Manuel. Los Libros aren mal. MAdrid: Alfaguara, 2006

He aquí la historia dramática de la cultura. La pesadilla que vive la ciudad no es una ficción. Sí, es verdad. Están quemando las bibliotecas de los ateneos. El humo no levanta el vuelo. Es pegajoso. Huele a carne humana. Las vidas de los libros, las personas y el lenguaje se cruzan y entrelazan en un intenso relato de suspense que transcurre desde el siglo XIX hasta nuestros días, entre la atrocidad autoritaria y la indomable libertad. ‘Los libros arden mal’ es un universo poblado de voces insólitas, de memorias que retumban o murmuran de forma inolvidable, verdadera literatura donde todo está en vilo. Premio de la Crítica española, Premio de la Crítica de Galicia y Premio al Libro del Año 2006 del Gremio de Libreros de Madrid.

Extractos:

“La conciencia. Polca se sintió como un delincuente. Tenía que devolver cuanto antes aquel otro libro a la biblioteca. De esa semana no podía pasar. Cada vez que lo abría, leía con más devoción y con más culpa.”

“Era conocido que Santiago Casares tenía la mejor biblioteca privada de la ciudad. En Panadeiras 12 había dos clases de paredes superpuestas. El muro exterior y los estantes de los libros por dentro. Iniciada por su padre, le suministraban novedades algunas de las mejores librerías de Europa. Muchos de esos libros habían llegado por correo marítimo. El jefe de la quema recordaba haber leído alguna entrevista en la que Casares contaba que había marineros que le traían en mano a su padre libros prohibidos o imposibles de encontrar en España. Y que uno de los momentos más felices de su infancia era abrir los paquetes «que traía el mar». Eso lo recordaba con exactitud. También a él le eran familiares los paquetes que traía el mar.”

quema_chile_2_zps8897bd21

Chile

“Los libros como reos, arrestados, contra la pared. De espaldas a la gente. En fila, apretujados, sin poder estirarse, en silencio mudo. Ésos aún tuvieron un poco más de suerte que éste. Pasarán los días, los meses, los años, y los libros arrestados irán desapareciendo. Una mano descuidada. Un zarpa decidida. Libro a libro, el despiece de la biblioteca, lo que no ardió, en la sede de la Justicia. No sólo los libros, sino que también serán arrancados los estantes de madera labrada que los sostienen. Se llevaron o destruyeron las colecciones del amador de la ciencia, del curioso naturalista. Las lentes, los aparatos de medir, los instrumentos de ver lo invisible.”

“Ya se huele. Dicen que tienen a Huici, el inventor del chaleco de colores, en el cuartel de Falange. Pero lo que he oído decir es que esta noche van a por la mujer del último gobernador republicano. Van a por la bibliotecaria Juana Capdevielle. A él lo fusilaron el 25 de julio y a ella ya le han mandado también las moscas de la muerte. A la bibliotecaria irán a matarla de madrugada.”

“Había mucha limpieza que hacer. plaza de María Pita. Y otro tanto en la  Muchos libros quemados. Algo habíamos oído nosotros de que andaban quemando libros en la orilla del mar. Ya habían hecho alguna que otra quema en los primeros días del golpe. Pero esto era diferente. Bibliotecas enteras ahí quemadas.”

“También iban a visitar a una hija de Rosalía de Castro, la única descendiente viva, llamada Gala. Rosalía había nacido de padres desconocidos, eso decía su partida de bautismo, aunque era sabido que su padre era un sacerdote. Se casó con el bibliotecario e historiador Manuel Murguía y tuvieron cinco hijos”.

0000609477

España

“Allí mismo, en la Dársena, donde los militares mataron a tiros a aquella ballena a la que el pueblo aplaudía en los momentos más duros de la guerra, allí mismo, dos años antes tuvo lugar la quema de libros de los ateneos y bibliotecas populares, cuando empezó la nueva dictadura. Eso sí que lo recordaba. Volvía su recuerdo con un olor a humo viejo, encuadernado.

La primera vez que entré en Germinal, Holando me dijo que para pedir un libro tenía que dirigirme a Minerva. ¿Minerva? Sí, la bibliotecaria. A veces andaba con esas fantasías líricas para esconder la timidez. Ésa es Afrodita, esa otra Atenea. Y acababan riéndose de mí, que si me faltaba un hervor, etcétera.”

“Y ella, Minerva, la bibliotecaria a la que Holando llamaba Minerva, me dijo muy seria que había uno titulado Hipnotismo y magnetismo animal y yo le conté la historia del pato. Se acercó en varias ocasiones a la biblioteca de Germinal con la intención de devolverlo, pero al llegar a la puerta veía a Minerva y no era capaz de entrar por la culpa y la vergüenza. Y lo que él no sabía era el daño que me hacía andar removiendo las cenizas, por temor de que apareciese algo. A veces sueño que la biblioteca está abierta. Que voy a devolverlo y Minerva me dice: Pues ahora, como castigo, tienes que leerte todos los tomos. Y tengo que leerme todos los tomos, y me da tiempo porque no hubo guerra.”

quema

España. Guerra Civil

“Ardieron montones de libros. Bibliotecas enteras. Las mejores. Las de los ateneos. La de Germinal. La de Casares Quiroga. ¿Usted oiría hablar del señor Casares? Incluso quisieron arrancar la hoja de su nacimiento del registro civil. A muchas personas les pasó lo que al libro del escudo. Que las borraron. Era como estar en la boca del infierno. La biblioteca de Germinal ardió entera. Era muy buena, la de Germinal. Porque había cosas de mucha cultura, pero también prácticas.”

“En la Dársena y en la plaza de María Pita. Muchos libros acarrearon para quemar. Las hogueras ardieron durante dos días entero. Eso fue en verano. El mes de agosto. El 19 de agosto. Hay cosas que no se olvidan. Aún me temblequea el cuerpo con aquel demonio de camión, aún me parece que no se me ha pasado del todo aquel castañetear de dientes. Estaba el suelo cubierto de cenizas, pero también había unos cuantos a medio quemar.”

Ética de la información: Planeta Biblioteca

[]

Escuchar en Mp3

En esta ocasión ha visitado nuestro Planeta Genaro Luis García López, profesor del Departamento de Información y Documentación, que nos ha hablado de ética de la Información.  Luis nos ha hablado de la Ética aplicada a la información, la ética como práctica, como una reflexión sobre la información, la profesión. El análisis de la información en lo medios de comunicación, y que intereses empresariales, políticos y partidistas existen detrás de ellos.  Importancia de la Ética de la información en la sociedad. Por qué es importante para los futuros gestores de información, bibliotecarios, archiveros y documentalistas. Un programa muy ameno

Tags: Censura, Ética profesional, Información , Podcast, Prensa, Radio

Semana de los libros prohibidos

.

Exposición de libro en la semana de los libros prohibidos

 

2015 Banned Book Week (BBW)

http://www.bannedbooksweek.org/

Durante septiembre  las escuelas, bibliotecas, librerías, y organizaciones comunitarias públicas se están preparando para celebrar la libertad de leer al conmemorar la semana de los libros prohibidos, que tendrá lugar del 27 de septiembre al 3 de octubre de 2015. Para ello se han instalado estantes de libros prohibidos envueltos en cinta de color amarillo brillante marcados con la palabra “Precaución” en las bibliotecas. Cada libro se cubre con papel de estraza marcado como prohibido (Banned!!) y se deja estratégicamente rasgado para dejar revelar parte del título.

Marcapáginas conmemorativos

Banned Book Week (BBW) comenzó en 1982, cuando se produjeron una serie de desafíos sobre la conveniencia de poner a disposición de los usuarios ciertos libros en bibliotecas, escuelas y librerías. Las razones que a menudo se utilizan para censurar libros es que son sexualmente explícitos, inadecuados para un determinado grupo de edad, que contienen ideas contra el concepto de la familia o que emplean un lenguaje ofensivo. Según la ALA desde el inicio de BBW más de 11.300 libros han sido censurados. BBW es patrocinada conjuntamente por varias organizaciones nacionales y encabezado por un comité nacional que ha contribuido a la celebración del evento anual desde entonces.

Merchandising

También se organizan conversaciones informales y “booktalks” con estudiantes en torno a libros como el de Suzanne Collins Los juegos del hambre (Scholastic, 2008) y La guerra del chocolate de Robert Cormier (Pantheon, 1974). La actividad consiste en que los chicos consideren y expliquen porque creen que se prohibió un determinado libro. Cuando los estudiantes se preguntan: “¿Por qué se prohibió este libro?” El bibliotecario le contesta con otra pregunta “¿Por qué crees que fue prohibido?”, Y así comienza la discusión.

Encuentra los libros prohibidos

El objetivo de esta celebración es aumentar la conciencia de mayores y jóvenes sobre el fenómeno de la censura, por ello se hacen actividades como lectura en voz alta, maratones de lectura, juegos de rol, eventos con autores, conversaciones con personajes históricos disfrazados, y exposiciones con libros prohibidos. Este año la semana está dirigida especialmente a los libros prohibidos para adolescentes, uno de los sectores más afectados por la censura en Estados Unidos.