Archivo de la etiqueta: Censura

Planeta Biblioteca 2020/081/03. Censura en bibliotecas

Ir a descargar

La libertad de la palabra impresa es un rasgo definitorio del mundo moderno. Sin embargo, la censura y la supresión de la literatura nunca cesan, y siguen siendo temas de actualidad incluso en la más liberal de las democracias. La lista incluye libros cuestionados por una variedad de razones: contenido LGBTQIA +, referencias sexuales, puntos de vista religiosos, contenido que aborda el racismo y la brutalidad policial y la blasfemia. La libertad de la palabra impresa es un rasgo definitorio del mundo moderno. Sin embargo, la censura y la supresión de la literatura nunca cesan, y siguen siendo temas de actualidad incluso en la más liberal de las democracias.

Carta de Derechos de la Biblioteca

Library Bill of Rights

American Library Association

Adoptado el 19 de junio de 1939 por el Consejo de la ALA; modificado el 14 de octubre de 1944; el 18 de junio de 1948; el 2 de febrero de 1961; el 27 de junio de 1967; el 23 de enero de 1980; el 29 de enero de 2019.

La American Library Association afirma que todas las bibliotecas son foros de información e ideas, y que las siguientes políticas básicas deben guiar sus servicios.

I. Los libros y otros recursos de la biblioteca deben proporcionarse para el interés, la información y la ilustración de todas las personas de la comunidad a la que sirve la biblioteca. Los materiales no deben ser excluidos por el origen, los antecedentes o los puntos de vista de quienes contribuyen a su creación.

II. Las bibliotecas deben proporcionar materiales e información que presenten todos los puntos de vista sobre cuestiones actuales e históricas. Los materiales no deben ser prohibidos o eliminados por motivos de desaprobación partidista o doctrinal.

III. Las bibliotecas deben desafiar la censura en el cumplimiento de su responsabilidad de proporcionar información y esclarecimiento.

IV. Las bibliotecas deben cooperar con todas las personas y grupos preocupados por resistirse a la limitación de la libertad de expresión y el libre acceso a las ideas.

V. El derecho de una persona a utilizar una biblioteca no debe ser negado o restringido debido a su origen, edad, antecedentes u opiniones.

VI. Las bibliotecas que pongan a disposición del público al que sirven espacios de exposición y salas de reunión deben poner a disposición dichas instalaciones de forma equitativa, independientemente de las creencias o afiliaciones de los individuos o grupos que soliciten su uso.

VII. Todas las personas, independientemente de su origen, edad, antecedentes u opiniones, tienen derecho a la privacidad y confidencialidad en el uso de la biblioteca. Las bibliotecas deben defender, educar y proteger la privacidad de las personas, salvaguardando todos los datos de uso de la biblioteca, incluida la información de identificación personal.

Aunque los artículos de la Carta de Derechos de las Bibliotecas son declaraciones inequívocas de los principios básicos que deben regir el servicio de todas las bibliotecas, surgen preguntas sobre la aplicación de estos principios a prácticas bibliotecarias específicas. Véanse los documentos designados por el Comité de Libertad Intelectual como Interpretaciones de la Carta de Derechos de las Bibliotecas.

Cómo responder a las quejas de los usuarios sobre los recursos y servicios de la biblioteca

How to Respond to Challenges and Concerns about Library Resources. Garnar, Martin, and Trina Magi. Intellectual Freedom Manual. Tenth Edition. Chicago: ALA Editions. 2021

Como cualquier servicio público, las bibliotecas reciben quejas y muestras de preocupación. Una de las responsabilidades del bibliotecario es manejar estas quejas de manera respetuosa y justa. Las Las quejas que más preocupan a los bibliotecarios son las que se refieren a los recursos de la biblioteca o a las políticas de libre acceso. La clave para gestionar con éxito estas quejas es asegurarse de que el personal de la biblioteca y las autoridades gestoras conozcan los procedimientos de reclamación y su aplicación. Como procedimiento operativo normal, cada biblioteca debería:

  • Mantener una política de selección de materiales. Debe estar por escrito y ser aprobada por la autoridad competente. Debe aplicarse a todos los materiales de la biblioteca por igual.
  • Mantener una política de servicios bibliotecarios. Ésta debe abarcar las políticas de registro, la programación y los servicios de la biblioteca que impliquen cuestiones de acceso.
  • Mantener un método claramente definido para gestionar las quejas. La queja debe presentarse por por escrito y el denunciante debe estar debidamente identificado antes de que se tomen medidas. Una decisión debe aplazarse hasta que la autoridad administrativa competente la estudie en su totalidad. (Se adjunta un modelo de formulario adjunto). El proceso debe seguirse, tanto si la queja se origina internamente o externa.
  • Mantener la formación continua. Llevar a cabo una formación periódica en el servicio para familiarizar al personal, la administración y la autoridad gestora con la política de selección de materiales y la política de de servicio de la biblioteca y los procedimientos de gestión de las quejas.
  • Mantener líneas de comunicación con los organismos publicos, religiosos, educativos y políticos de la comunidad. La participación del consejo de administración y del personal de la biblioteca en las organizaciones cívicas locales y las presentaciones a estas organizaciones deben enfatizar el proceso de selección de la biblioteca y los principios de libertad intelectual.
  • Mantener un sólido programa de información pública en nombre de la libertad intelectual. Los periódicos, la radio y la televisión deben ser informados de las políticas que rigen la selección y el uso de los recursos, así como de las actividades especiales relacionadas con la libertad intelectual. y uso de recursos, y de cualquier actividad especial relacionada con la libertad intelectual.
  • Estar familiarizado con la legislación municipal y estatal relativa a la libertad intelectual y los derechos. Seguir estas prácticas no impedirá recibir recibir quejas de grupos de presión o individuos, pero debería proporcionar una base para actuar cuando se expresen estas preocupaciones. Cuando se presente una queja, sigue uno o varios de los siguientes pasos los pasos que se indican a continuación:

a) Escucha con calma y cortesía la queja. Recuerda que la persona tiene derecho a expresar su preocupación. El uso de buenas habilidades de comunicación ayuda a muchas personas a entender la necesidad de diversidad en las colecciones de la biblioteca y en el uso de los recursos de la misma. En caso de que la persona no esté satisfecha, informa al denunciante de la política y los procedimientos de que dispone la biblioteca sobre la política y los procedimientos para tratar las quejas sobre los recursos de la biblioteca. Si la persona rellena un formulario sobre su inquietud, asegúrese de que se le envía una respuesta por escrito relacionada con la inquietud.

b) Es esencial notificar a la administración y/o a la autoridad de gobierno (consejo de la biblioteca, etc.) la queja y asegurarles que se están siguiendo los procedimientos de la biblioteca. Presenta la información completa y por escrito sobre la naturaleza de la queja y la identificación de la fuente.

c) Cuando sea apropiado, busca el apoyo de los medios de comunicación locales. La libertad de lectura y la libertad de prensa van de la mano.

d) Cuando sea apropiado, informe a las organizaciones cívicas locales de los hechos y consigue su apoyo. Responde a la presión negativa con presión positiva.

e) Hacer valer los principios de la Carta de Servicios de la Biblioteca como responsabilidad profesional. Las leyes que rigen la obscenidad, el material subversivo y otras materias cuestionables están sujetas a la interpretación de los tribunales. Los recursos de la biblioteca que cumplan con las normas establecidas en la política de selección de materiales o de desarrollo de la colección no deben ser retirados hasta que se celebre una vista contradictoria que dé lugar a una resolución judicial definitiva.

f) Ponte en contacto con organizaciones profesionales para informarles de la denuncia y conseguir su apoyo y ayuda de otros organismos

Los principios y procedimientos expuestos anteriormente se aplican a todo tipo de quejas relacionadas con los recursos o intentos de censura y son apoyados por grupos como la National Education Association, the American Civil Liberties Union and the National Council of Teachers of English, así como la Asociación Americana de Bibliotecas (ALA). Si bien las prácticas proporcionan medios positivos para preparar y de grupos de presión, sirven al propósito más general de apoyar la Carta de Derechos de las Bibliotecas, en particular el artículo 3, que establece que “las bibliotecas deben desafiar la censura en el cumplimiento de la responsabilidad de proporcionar información e ilustración”.

Censura, expurgo y control en la biblioteca colonial neogranadina

Campillo Pardo, Alberto José. Censura, expurgo y control en la biblioteca colonial neogranadina. Bogotá: Editorial Universidad del Rosario, 2017

Texto completo

En esta obra se muestra la manera como funcionó el proceso de censura inquisitorial en los libros en la Nueva Granada, específicamente en las bibliotecas de Santafé. Aunque también se hace referencia a algunas censuras llevadas a cabo en las ciudades de Popayán y Cartagena, debido a la importancia de estas en la época. Este proceso se estudiará en uno de los ámbitos en donde el conocimiento podía hacer más daño por su difícil control: las bibliotecas privadas, con el fin de probar que la Inquisición utilizó la censura como forma de dominación cultural y social en el mundo colonial, para reproducir la mentalidad católica. El libro está estructurado en tres capítulos. En el primero se analiza la censura como elemento positivo, esto es, con una función creadora que forjaba el espíritu de la sociedad colonial. El segundo trata sobre el carácter represivo de la censura y su papel en el control social y cultural. El capítulo final está dedicado al expurgo y sus distintas formas, es decir, al modo en que se censuraba.

10 libros más cuestionados y censurados durante 2020 según ALA

Top 10 Most Challenged Books of 2020” . Chicago: ALA, 2021

En 2020, más de 273 libros fueron cuestionados o prohibidos. Las demandas para censurar libros que abordan el racismo y la justicia racial o los que comparten las historias de negros, indígenas o personas de color aumentaron en número. Al mismo tiempo, los libros que abordan temas y cuestiones que preocupan a las personas LGBTQIA+ siguieron dominando la lista.

  • Libros para niños: Una de las razones más comunes para impugnar un libro es “inadecuado/inapropiado para la edad”. Autores como Alvin Schwartz, Mildred D. Taylor y Roald Dahl aparecen más de una vez en esta lista de 130 libros infantiles censurados con frecuencia.
  • Libros para jóvenes: Esta lista incluye libros escritos para el público juvenil y los que tienen un protagonista juvenil.
  • Clásicos: Al menos 46 de las 100 mejores novelas del siglo XX del Radcliffe Publishing Course han sido objeto de intentos de prohibición.
  • Libros con contenido diverso: La OIF descubrió que de los diez libros más impugnados de 2015, nueve de ellos tenían contenido diverso. Los 86 libros de esta lista incluyen contenido de o sobre personas de color, personas LGBT y/o personas con discapacidad.

Infografía y estadísticas: Estas infografías anuales -publicadas en el Informe sobreState of America’s Library Report- muestran quién inicia las impugnaciones, por qué se impugnan los libros y dónde se impugnan.

Lista de los 10 libros más censurados

Por décadas: los 100 libros más impugnados de 1990-19992000-20092010-2019

Por año: Estas bibliografías anuales incluyen información sobre los libros impugnados, restringidos, retirados o prohibidos. El número actual está disponible en ALA como folleto impreso o como descarga digital.

El museo de los libros prohibidos

Maximillian Dunnigan creador del Banned Books Museum

Banned Books Museum

Banned Books Museum, situado en en el casco antiguo de Tallin (Estonia), se especializa en la censura y promueve el libre intercambio de ideas. La colección cuenta con más de cien libros diferentes que están o estuvieron prohibidos en todo el mundo. La clasificación de los libros se realiza por países (Reino Unido, Estonia, Rusia, China), pero también tienen secciones sobre libros quemados, libros infantiles y sobre el tema de la censura.

En el museo se compilan y exponen libros de diferentes partes del mundo para contar sus historias y debatir cuestiones relacionadas con la libre expresión de las ideas. Pudiendo los visitante leer libros prohibidos, tocarlos, y comprar ediciones de la mayoría de ellos.

El museo está dirigido por Joseph Maximillian Dunnigan, originario de Escocia, que tras licenciarse en cinematografía se trasladó a China durante unos años, donde se interesó profundamente por la libertad de expresión y la censura. Durante los últimos cinco años, ha vivido en Estonia, trabajando en el campo de la industria cinematográfica y estudiando emprendimiento social en la Universidad de Tallin. Fue durante sus estudios de máster en emprendimiento social cuando Dunnigan tuvo la idea de crear un museo de libros prohibidos.

Su objetivo es preservar ideas, conversaciones, debates y pensamientos. En su consecución los libros desempeñan un papel muy importante en este sentido, ya que representan una conexión directa con la mente del autor, y la concreción de las ideas que se consideraron dignas de compartir en un momento histórico determinado. Lo que garantiza que la gente pueda seguir progresando en el poder compartir, desafiar y concretar libremente sus ideas. Para ello el museo organiza además eventos, grupos de debate, club de lectura, podcasts y un programa educativo. La meta es ampliar y desarrollar la conciencia en su conjunto empezando por el nivel individual para que la ciudadanía esté más preparada para afrontar la libertad de expresión.

Un bibliotecario de la Biblioteca Pública de Chattanooga ha sido expedientado después de haber sido acusado de quemar libros de la biblioteca de Donald Trump y otros autores conservadores.

BLM Activist Arrested For Rioting Now Caught Burning Conservative Library Books
Cameron Williams

Un empleado de la Biblioteca Pública de Chattanooga ha sido retirado de empleo y sueldo después de haber sido acusado de quemar libros de la biblioteca de autores conservadores. El Chattanooga Times Free Press informa que un video de Instagram mostró a Cameron Williams quemando libros de Ann Coulter y del Presidente Donald Trump. Una portavoz de la biblioteca dice que Williams ha sido retirado de su puesto durante cinco días hábiles mientras la biblioteca investiga el caso.

En el video publicado brevemente en Instagram el martes, Williams quema copias de ““How to Talk to a Liberal (If You Must)” de la comentarista conservadora Ann Coulter y “Crippled America” del presidente Donald Trump en un incendio al aire libre, rociando cada uno con líquido para encendedores mientras suena de fondo “FDT”, una canción de protesta contra Trump de YG y Nipsey Hussle.

Censurados : historias que no pudieron callar

Tejedor, Santiago; Gramsch Silva, Catalina; Lezaeta Marín, Millaray; [et al.]. Censurados : historias que no pudieron callar. Bellaterra: Màster Universitari en Periodisme i Innovació en Continguts Digitals ; Departament de Periodisme i de Ciències de la Comunicació, 2020. 240 pag. ISBN 978-84-121566-7-6.

Texto completo

Los estudiantes del Máster oficial de Periodismo e Innovación de contenidos digitales del Departamento de Periodismo y Ciencias de la Comunicación de la UAB presentan su libro Censurados: Historias que no pudieron callar, elaborado en el marco de la asignatura Estrategia digital y posicionamiento de contenidos digitales, bajo la dirección del profesor Santiago Tejedor. El libro recoge más de una veintena de entrevistas a periodistas iberoamericanos que han sufrido censura. Censurados: Historias que no pudieron callar presenta entrevistas a periodistas de todo Iberoamérica que han sufrido censura. El exilio durante gobiernos militares o democráticos hasta la violencia física o el asesinato de colegas son algunas de los problemas que estos periodistas han tenido que atravesar para contar historias, transmitir ideas o difundir información sensible. Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Perú y Venezuela son los países que dan forma a las historias recogidas en el libro. Los estudiantes entrevistaron a una veintena de periodistas para conocer sus historias “censuradas” y su visión sobre esta problemática y los retos que introduce el periodismo. El libro ha sido elaborado por los alumnos del Master en Periodismo e Innovación en contenidos digitales de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), bajo la dirección de Santiago Tejedor, profesor, investigador y director del Departamento de Periodismo y Ciencias de la Comunicación de la UAB. Junto a las entrevistas a periodistas de diferentes países de Iberoamérica, este material cuenta con un prólogo de Pere Ortín, creador del “Periodismo Dadá” y director del Magazine Altaïr. También cuenta con una ilustración del caricaturista ecuatoriano Roque Maldonado y de una colección de collages del creador chileno José Manuel Vilches.

100 libros más prohibidos y desafiados de la última década

.

.

100 libros más prohibidos y desafiados de la última década.


La Oficina de Libertad Intelectual (OIF) de ALA publica una lista de los 100 libros más prohibidos y desafiados de la última década.

El lanzamiento de la lista lanza la Semana de Libros Prohibidos, del 27 de septiembre al 3 de octubre, una semana vibrante de programación para atraer a los lectores a la causa de las protecciones de la Primera Enmienda y recordarles que permanezcan atentos a las continuas amenazas a nuestra libertad de lectura.

The Absolutely True Diary of a Part-Time Indian” de Sherman Alexie encabeza la lista como el libro más prohibido y desafiado de 2010-2019. Alexie se une a Toni Morrison, Alex Gino, John Green y EL James como algunos de los autores más censurados. Muchos de los títulos de la lista también se han adaptado para la pantalla, incluidos “Captain Underpants”, “Los juegos del hambre”, “Gossip Girl”, “The Hate U Give”, “The Glass Castle” y “Extremely Loud”

La lista incluye libros cuestionados por una variedad de razones: contenido LGBTQIA +, referencias sexuales, puntos de vista religiosos, contenido que aborda el racismo y la brutalidad policial y la blasfemia. Aunque las razones difieren, la censura de la literatura en las bibliotecas comparte un resultado común: la violación de los derechos de la Primera Enmienda.

Los 20 más prohibidos

  • The Absolutely True Diary of a Part-Time Indian by Sherman Alexie
  • Captain Underpants (series) by Dav Pilkey
  • Thirteen Reasons Why by Jay Asher
  • Looking for Alaska by John Green
  • George by Alex Gino
  • And Tango Makes Three by Justin Richardson and Peter Parnell
  • Drama by Raina Telgemeier
  • Fifty Shades of Grey by E. L. James
  • Internet Girls (series) by Lauren Myracle
  • The Bluest Eye by Toni Morrison
  • The Kite Runner by Khaled Hosseini
  • Hunger Games by Suzanne Collins
  • I Am Jazz by Jazz Jennings and Jessica Herthel
  • The Perks of Being a Wallflower by Stephen Chbosky
  • To Kill a Mockingbird by Harper Lee
  • Bone (series) by Jeff Smith
  • The Glass Castle by Jeannette Walls
  • Two Boys Kissing by David Levithan
  • A Day in the Life of Marlon Bundo by Jill Twiss
  • Sex is a Funny Word by Cory Silverberg

Destrucción de bibliotecas. Planeta Biblioteca 2020/09/21.

.

.

ESCUHAR EL PROGRAMA

Ir a descargar

.

Junto al robo y sustracción de libros y otros materiales de biblioteca.s, y muy en sintonía con ello está el tema ominoso de la destrucción de libros y bibliotecas. La otra forma de desaparición del libro, e incluso del ostracismo del autor es la censura. Si bien hay otra forma de destrucción de bibliotecas que no convoca fuego alguno, su manera de destrucción es más sutil y llega en forma de reducción de presupuestos, privatizaciones o falta de atención a los servicios culturales.

Textos pertenecientes al libro:

Julio Alonso Arevalo. Los libros, la lectura y los lectores a través de la literatura y las artes. Buenos Aires : Alfagrama Ediciones, 2019

Disponible en España en Canoa Libros