Archivo de la etiqueta: Colecciones

Reimaginando la biblioteca universitaria

 

maxresdefault

Lewis, David W. (2019). “Reimagining the academic library: What to do next. Review article”. El profesional de la información, v. 28, n. 1, e280104. https://doi.org/10.3145/epi.2019.ene.04

Texto completo

Este artículo revisa las conclusiones del libro del autor en 2016, “Reimaging the academic library” y considera los cambios en la comunicación académica y las bibliotecas universitarias que han tenido lugar desde su publicación. Se ofrecen recomendaciones para alterar la práctica de las bibliotecas individuales. Se aborda en profundidad el problema de la creación de una infraestructura abierta e integrada controlada por la comunidad, especialmente el problema de la acción colectiva que la comunidad bibliotecaria debe superar.

Las bibliotecas universitarias están en medio de una proceso  de  cambio significativo. Los bibliotecarios y los administradores universitarios saben que deben cambiar, pero no están seguros de cómo hacerlo. Los cuestiones esenciales de lo que debe cambiar están claros, pero la imagen completa es difícil de comprender.

El objetivo es explicar hacía dónde deben ir las bibliotecas universitarias y cómo llegar. Su enfoque principal está en las colecciones, ya que esta es el área con la mayor oportunidad de cambio y es el impulsor del mayor costo de la biblioteca. Lewis proporciona un marco accesible para pensar cómo la práctica de la biblioteca necesita ajustarse en el entorno digital.

 

Desarrollo de colecciones y la responsabilidad social del bibliotecario

 

veronica-juarez

Juárez Campos, Verónica. Desarrollo de colecciones y la responsabilidad social del bibliotecario. Madrid: Fundación Germán Ruipérez, 2014

Texto completo

Aunque a veces se considere que la selección y adquisición del acervo en las bibliotecas es un tema sencillo y muy técnico, lo cierto es que pensar una biblioteca en función de las necesidades de los usuarios es una tarea ardua que no siempre deja conforme a usuarios y bibliotecarios, y en el peor de los casos provoca indignación entre personas ajenas a las bibliotecas, generalmente personajes de la élite política y cultural que creen saber lo que la gente debe leer y manifiestan su inconformidad por los materiales ofrecidos, sin entender la dinámica que estos espacios tienen con sus usuarios y las necesidades que deben cubrir.

Es tal la importancia de este tema que no son gratuitas las preguntas que a menudo nos planteamos los encargados de realizar esta actividad, ¿quién decide qué se lee y qué no se lee en una biblioteca? ¿cuál es el papel que el bibliotecario debe adoptar en el desarrollo de colecciones? ¿cuál es el criterio que debe imperar al realizar esta tarea, el personal o el de la biblioteca? Sirva pues como base para la reflexión sobre la responsabilidad social del bibliotecario en el desarrollo de colecciones, la injusta polémica en la que se vio envuelto el Sistema de Bibliotecas Públicas Chilenas a raíz de la selección bibliográfica que hicieron sus bibliotecarios.

 

Aplicación de métodos cuantitativos en la evaluación de libros electrónicos en bibliotecas

LTR_53n4_Goertzen_cvr.indd

Goertzen, M. J. (2017). [e-Book] Applying Quantitative Methods to E-book Collections, by Chicago, ALA, 2017.

 

Texto completo

En el panorama digital actual, las necesidades de información a menudo superan los recursos electrónicos disponibles, y los bibliotecarios deben justificar compras o solicitudes de aumentos presupuestarios con pruebas cuantitativas. Al recopilar y analizar conjuntos de datos cuantitativos, los bibliotecarios pueden evaluar las colecciones de libros electrónicos y proporcionar a la administración evidencias que les ayude a tomar decisiones informadas que apoyen mejor las necesidades de los usuarios.

Las actividades de desarrollo de colecciones que involucran contenido electrónico requieren el conocimiento de métodos cuantitativos de investigación. La capacidad de calcular el costo por uso, identificar las tendencias de uso y proporcionar evidencia para tomar decisiones sobre el desarrollo de colecciones son habilidades esenciales en la era digital. Debido a la naturaleza dinámica de los recursos electrónicos, particularmente los libros electrónicos, ha sido difícil crear métodos normalizados para apoyar la evaluación de los materiales. Aunque el término análisis cuantitativo puede parecer desalentador, este número de Library Technology Reports, demuestra que es posible perfeccionar los conjuntos de habilidades cuantitativas y desarrollar un marco de evaluación para las colecciones de libros electrónicos basado en fuentes de datos cuantitativos fácilmente disponibles, independientemente del tamaño de un sistema bibliotecario individual o del presupuesto de equipos.

Melissa Goertzen demuestra cómo desarrollar un marco de evaluación para las colecciones de libros electrónicos utilizando fuentes de datos cuantitativos disponibles fácilmente. A lo largo del informe, se proporcionan ejemplos de métodos de investigación, conjuntos de datos y resultados de estudios que la autora ha utilizado para tomar decisiones informadas sobre la colección de libros electrónicos de las Bibliotecas Universitarias de Columbia (CUL). Este informe te servirá de guía a los responsables de bibliotecas en el proceso de análisis cuantitativo y les mostrará que los métodos de análisis pueden ser aplicados a las colecciones de libros electrónicos independientemente del tamaño de la biblioteca o presupuesto de equipo. En el libros se abordan temas tan importantes como

  • Tendencias actuales en las necesidades de información de los usuarios y la publicación;
  • Datos cuantitativos y métricas, incluyendo características clave y varios tipos de preguntas de investigación que pueden responder;
  • indicadores y medidas de resultados que pueden utilizarse en entornos de gestión de la información para apoyar las conclusiones de la toma de decisiones de desarrollo de colecciones de libros electrónicos;
  • Un estudio de caso del programa E-book Program Development Study que Goertzen llevó a cabo en La Universidad de Columbia, y un marco de investigación en el que Goertzen confía para planificar y definir sus proyectos de evaluación de libros electrónicos;
  • Ejemplos que demuestran cómo los métodos cuantitativos pueden responder a las preguntas relacionadas con la asignación de fondos, el rendimiento de la inversión, las tendencias de uso, el impacto de la recopilación y la distribución de contenidos entre los temas;
  • Discusión sobre cómo la investigación cuantitativa puede traducirse en políticas de desarrollo de colecciones y mejores prácticas.

 

Table of Contents

Melissa J. Goertzen
5-7
Melissa J. Goertzen
8-11
Melissa J. Goertzen
12-18
Melissa J. Goertzen
19-27
Melissa J. Goertzen
28-30
Melissa J. Goertzen
31

El espacio virtual en biblioteca pública

30937189102_cf605427a8_b_d

Debate: El espacio virtual en biblioteca pública

VIII Congreso Nacional de Bibliotecas

El debate sobre el espacio virtual en la biblioteca pública contará con la intervención de Kathy Settle, Nieves González Fernández-Villavicencio, Julio Alonso Arévalo y Carlos Fernández Guerra.

Alonso Arévalo, Julio. El espacio virtual en biblioteca pública. VIII Jornadas de Bibliotecas Públicas, 16-17 de noviembre de 2016.

Alfabetización tecnológica: vientos de cambio en los espacios y ampliación de los  servicios bibliotecarios en la era digital

PDF

PPS

 

31043827456_550a6c3500_b_d

Debate: de derecha a izquierda: Javier Guallar (moderador) Nieves González, Julio Alonso Arévalo, Carlos Fernandez y Kathy Settle

 

La biblioteca del siglo 21 representa el alejamiento del eje que hasta ahora había sido fundamental que era el de la construcción de colecciones para orientarse hacia la construcción de capital humano, de relaciones y redes de conocimiento en la comunidad. En este nuevo entorno, las personas son el centro de la misión de la biblioteca para inspirar y cultivar el aprendizaje, avanzar en el conocimiento y fomentar y fortalecer las comunidades.  El personal de Biblioteca se anticipa a las necesidades individuales y de la comunidad y conecta a la gente a los recursos disponibles, tanto a nivel local como global. De este modo la biblioteca pública cobra vitalidad cuando está llena de gente que desarrolla acciones en todos los ámbitos de la vida. La biblioteca de hoy es tanto un lugar físico como virtual, pero sigue siendo la presencia física de la biblioteca la que le ancla más firmemente a la comunidad. Las bibliotecas como lugar son importantes porque permiten establecer conexiones personales que ayudan a definir las necesidades e intereses de la comunidad.  Fortalecen la identidad de comunidad en formas que producen un importante retorno de la inversión. Proporcionan un lugar seguro y confiable para los servicios comunitarios. Un lugar donde los ciudadanos participan en construir sus identidades personales y ciudadanas. Por ello La biblioteca física debe someterse a una transición que se oriente a la apertura y la flexibilidad necesaria para prosperar en un mundo en constante cambio. Un aspecto vital de esta flexibilidad es la creación de espacios que pueden adaptarse a los cambiantes modelos operativos de las bibliotecas. Además de ser un espacio físico, la biblioteca en la era digital es un espacio virtual accesible desde cualquier lugar 24 horas diarias los 7 días de la semana (24/7).  En este espacio virtual la biblioteca organiza y promueve sitios web, grupos de discusión en línea, clases, clubes de libros y puntos de acceso Wi-Fi de la biblioteca, como ejemplos de la creciente presencia de la comunidad de la biblioteca virtual siempre abierta. Pero no como un espacio aparte e independiente de la biblioteca física, ambos espacios deben integrarse e interactuar, y ser tan atractivo como su espacio físico en su objetivo de servir plenamente a la misión de la biblioteca construida alrededor de un acceso equitativo, el aprendizaje y el desarrollo cívico. Con ese fin, las bibliotecas se convierten en plataformas de bases en la que los individuos y las comunidades crean servicios, datos y herramientas que benefican a la comunidad. La biblioteca como plataforma hace de la biblioteca una empresa participativa, que promueve el desarrollo de la comunidad y de la sociedad. La plataforma así concebida ayudaran empoderar a otros a ejercer sus capacidades en la creación de servicios, datos y herramientas. Por lo tanto la biblioteca tiene que operar a escala y facilitar las actividades de los usuarios que la biblioteca por sí solo no puede manejar.

Para tener éxito, la plataforma de la biblioteca se requiere:

– Un tipo diferente de infraestructura de acceso, incluyendo un sistema de identificación más sólido que proteja la privacidad individual

– Una nueva infraestructura de distribucion con el fin de obtener el material físico y digital para los usuarios

– Análisis más sofisticados que permitan a la biblioteca en sí para convertirse en una “organización de aprendizaje”

– Interoperabilidad para facilitar la innovación y la competencia

De este modo la biblioteca como plataforma opera en torno a los intereses sociales y ciudadanos, en contra de las plataformas privadas que operan en favor de intereses comerciales. Y esto se hace aún más necesario mundo en constante privatización. Por ello la biblioteca representaesta la mejor estrategia para  la mejor estrategia contra la fragilidad social  y en favor de la igualdad de las personas, en favor del empoderamiento ciudadano en un mundo cada vez en más privatización.