Archivo de la etiqueta: Clasificación bibliográfica

Llegar al verdadero orden de las ciencias

 

hj4mlzjbrxcz

 

“. …en general, cuanto más se aproxime una clasificación… se llegará al verdadero orden de las ciencias y cuanto más se acerque puede mantenerlo, cuanto mejor sea el sistema  más tiempo durará.”

 

 Richardson, Ernest C.

“Classification: Theoretical and Practical”. H.W. WilsonCo, 1935.

 

Ernest Cushing Richardson (9 de febrero de 1860 – 3 de junio de 1939) fue un bibliotecario, teólogo y académico americano. A lo largo de su vida Richardson se esforzó por hacer avances en los sistemas de catalogación y aumentar el acceso a los materiales de investigación necesarios en las bibliotecas estadounidenses.

La biblioteca está clasificada y la experiencia organizada

6bd5ea9665b09b7dd2a66ec908cab0e8

 

Las bibliotecas consideradas como instituciones de aprendizaje y enseñanza, basadas fundamentalmente en el aprendizaje experiencial, ya estaban en el pensamiento de algunos de los padres de la Biblioteconomía moderna como Melvil Dewey o William Elmer Henry, que publicó en 1931 “My own opinions upon libraries and librarianship”. The Alumni Association of the University of Washington Library School (1931), aquí recogemos esta cita:

 

“Aquellas y sólo aquellas instituciones que nos ponen en posesión con las experiencias de la vida deben ser consideradas como educativas, cualquiera que sea la economía que se pueda emplear que facilita el mayor número de experiencias en el menor tiempo con el menor esfuerzo es la más eficiente En resumen, la biblioteca está clasificada
y la experiencia organizada”.

William E. Henry, 1931

 

My own opinions upon libraries and librarianship [by] William E. Henry. The Alumni Association of the University of Washington Library School (1931)

La organización del conocimiento en las bibliotecas y el enfoque temático de los libros

 

913k9b2nx2l-1

 

Bliss, Henry Evelyn. ). The organization of knowledge in libraries and the subject-approach to books. The H, W. Wilson Company, 1933. Zenodo. http://doi.org/10.5281/zenodo.3466647

Texto completa

 

Todo bibliotecario que haya considerado los libros en cuanto a su contenido, y los buscadores de libros en cuanto a sus búsquedas, deben haber aprendido, ya sea como selector, clasificador o asesor, que definir, especificar y relacionar los innumerables temas e intereses es el problema más complicado y difícil al servicio de las bibliotecas.

La selección de libros puede ser apenas menos y, por supuesto, es lo primero en realidad. La selección juiciosa de la bibliografía es, de hecho, la prueba principal de la bibliotecología. Entonces, cómo cumplir con las múltiples demandas, urgentes o no, del acercamiento directo del lector desde el mero nombre o fama del autor puede ser lo más apremiante de los problemas económicos que han absorbido la intereses de los bibliotecarios durante el extenso desarrollo de sus servicios. Pero este inmenso “enfoque de autor” es fácil para el lector y para el bibliotecario, comparado con el velado y vacilante “acercamiento a la temática” en el biblióteca se crean laberintos a través del catálogo de materias y la clasificación. Aquí la organización de los servicios implica la organización de colecciones, de materias, de conocimientos.

Este difícil, penetrante problema es real e inevitable. Es probable que lo sea más en el cambiante mundo de las bibliotecas. Los problemas ahora son más que los hombres o las mujeres, y las materias más que los autores. Los estudios son menos para la cultura y más para las cuestiones emergentes.

La biblioteca “serendipia” de Prelinger y su sistema de clasificación geoespacial

prelinger

 

The Prelinger Library

http://www.prelingerlibrary.org/

 

Prelinger es una biblioteca de “serendipia”, una biblioteca que hace hincapié en la experiencia de navegar y descubrir cosas que antes eran desconocidas. La biblioteca también puede ser vista como un contrapeso a las modernas bibliotecas públicas, que, como parte de las iniciativas de las bibliotecas digitales, hacen hincapié en las computadoras y las bases de datos y ya no son un “mero almacén de libros”

 

La Biblioteca Prelinger es una biblioteca de investigación independiente situada en el barrio del sur de San Francisco. Está abierta a cualquiera para investigar, leer, inspirarse y reutilizar. Creada en 2004 por el matrimonio Rick Prelinger y Megan Shaw Prelinger. Se destaca por su sistema de clasificación geoespacial que se ha descrito como la ‘biblioteca como mapa’. Los estantes de la biblioteca se convierten en una ‘ayuda para encontrar’, para la colección digital correspondiente. La biblioteca es inusual en el sentido de que utiliza un sistema personalizado de organización diseñado por Megan que pretende facilitar y enfatizar la navegación. Por ejemplo, la sección de “Suburbia” está al lado de la sección de “Entornos domésticos”, luego “Arquitectura”, que se convierte en “Diseño gráfico”, que a su vez conduce a “Tipografía” y “Bellas Artes”, y luego “Publicidad” y “Ventas”. No existe un sistema de Clasificación Decimal Dewey o un catálogo de tarjetas.

La biblioteca es principalmente una colección de documentos efímeros históricos de los siglos XIX y XX, publicaciones periódicas, mapas y libros, la mayoría publicados en los Estados Unidos. Gran parte de la colección es rica en imágenes y es de dominio público. La biblioteca se especializa en material que no se encuentra comúnmente en otras bibliotecas públicas. También forma parte de una comunidad de artistas, escritores, activistas y otros creadores locales e internacionales.

la Biblioteca Prelinger tiene como objetivo recolectar material que normalmente no es recolectado por las bibliotecas, incluyendo efímeras históricas, mapas, publicaciones periódicas y guías. Tener versiones físicas y digitales del material facilita (en sus palabras) ‘una tensión creativa entre los modos de descubrimiento analógico y digital’ Se considera una biblioteca híbrida que cuenta con más de 50.000 libros, publicaciones periódicas y piezas efímeras impresas y 3.700 libros electrónicos en línea.

La biblioteca tiene tres secciones principales: Las estanterías principales, la colección efímera y, en la fila seis, las existencias de colecciones independientes y materiales de gran tamaño.

 

1.  Estantes principales

Los estantes principales están organizados de acuerdo a la taxonomía geoespacial única de la biblioteca. Este sistema de disposición clasifica los temas espacial y conceptualmente comenzando con el mundo físico, pasando por la representación y la cultura, y terminando con las abstracciones de la sociedad y la teoría. Se puede resumir como un paseo por un paisaje de ideas, desde la tierra hasta el espacio exterior. En ese marco hay docenas de vínculos asociativos entre las secciones temáticas, pasando de lo específico del sitio, a lo mediado, a lo abstracto; de lo particular a lo general, y de lo micro a lo macro-. El sistema geoespacial se establece en cinco filas, cada una de las cuales contiene parte de la estructura en una serie coherente de secciones más pequeñas. El sistema comienza en la parte delantera de la fila uno y termina en la parte trasera de la fila cinco. Cada sección etiquetada en los estantes principales es un conjunto compuesto de yuxtaposiciones, que reúne documentos gubernamentales, publicaciones periódicas, monografías y obras de ficción ocasionales, en mayor o menor orden, para iluminar un área temática. Dentro de estos conjuntos, la estructura compositiva es bastante suelta. Las publicaciones periódicas enumeradas aquí son elementos centrales de las secciones temáticas.

2. Colección Efímera

En el fondo de la sala, un par de estantes opuestos contienen más de 700 cajas de archivo grises. Estos son los materiales sueltos y frágiles de la biblioteca: panfletos, recortes, ediciones individuales de periódicos, folletos, fotografías, etc. Estos fondos están organizados a nivel de caja, y su disposición replica el sistema de disposición geoespacial de las principales estanterías. Esta parte de la colección no es de autoservicio.

3. Colecciones independientes y de gran tamaño

La biblioteca contiene varias colecciones independientes. Desde libros de artistas hasta literatura infantil, pasando por bibliotecas de revistas y materiales de referencia, estas colecciones se encuentran en la fila seis, independientemente del sistema geoespacial. También en la fila seis están las existencias de libros de gran tamaño y efímeros, y estos están dispuestos en la estantería en un patrón que hace eco del sistema geoespacial (etiquetados como “Temas de la fila uno…” etc.).

La biblioteca se inspiró en parte en la Biblioteca del Instituto Warburg de Londres, fundada por el historiador de arte alemán Aby Warburg. Su discípulo Fritz Saxl escribió: “La idea primordial era que los libros estén  juntos -cada uno conteniendo su mayor o menor parte de información y siendo complementados por sus vecinos- deberían, por sus títulos, guiar al estudiante a percibir las fuerzas esenciales de la mente humana y su historia”. Warburg construyó su biblioteca para encontrar conexiones y relaciones entre la antigüedad y el Renacimiento. De la misma manera, la biblioteca Prelinger aborda en parte las relaciones entre la propiedad intelectual, la evolución de los medios de comunicación y la producción cultural.

Megan Prelinger dijo que la biblioteca es “un taller local, no una institución”. Servimos té y fomentamos la fotografía y el escaneo y cualquier otra forma de apropiación no destructiva. Ese tipo de ambiente es muy natural para la gente de la generación milenaria y la gente que ha crecido durante el resurgimiento de la artesanía y los espacios de bricolaje”. La biblioteca suele estar abierta un día y medio a la semana, y recibe aproximadamente 1.000 visitantes al año.

Subject Savvy simplifica el proceso de búsqueda en la Clasificación de Dewey ordenando por palabras

 

subjectsavvy_image-01

 

Subject Savvy

 

Subject Savvy está concebido para que sea más fácil que nunca encontrar el libro que necesitas, cuando lo necesita. El nuevo sistema no solo facilita que sea más sencillo encontrar libros individuales, sino también navegar y descubrir libros nuevos en la colección.

 

El sistema basado en palabras y no en números piensa como lo hacen las personas, ¡en palabras! Cuando buscamos un libro en el catálogo lo hacemos por palabras clave o temas, y lo deseable es que para buscar en las estanterías también lo hiciéramos por esos temas, en lugar de traducirlos a números.

¿Alguna vez has entrado en una biblioteca buscando un 398.2? Probablemente al final has tenido que pedir la ayuda del bibliotecario para encontrar el libro que buscabas.

 

800px-sandiegocitycollegelearningresource_-_bookshelf

 

¿En que consiste el nuevo sistema? ¿Qué cambia?

¿Qué cambia?

  • No más abreviaturas. (¿Qué quiere decir FIC o PRO)
  • No mas números
  • Un tema no se aparecerá en varios lugares de la biblioteca.
  • La literatura de ficción incluirá el nombre y el número de la serie en la etiqueta del lomo.

 

Según la biblioteca, llevará algún tiempo hacer el cambio y ciertas áreas pueden parecer desorganizadas a medida que los cambios están en proceso de surtir efecto.

 

Diccionario de organización del conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología

 

largepreview-1

Barité, Mario, Diccionario de Organización del Conocimiento : Clasificación, Indización, Terminología / Mario Barité et al. 6.a ed. corregida y aumentada. Montevideo: csic, 2015.

Texto completo

 

La presente es la sexta edición (tercera edición impresa) del Diccionario de Organización del Conocimiento, que ha seguido la siguiente evolución desde el año 1990 hasta el presente: 1990. Barité, Mario. Mini-glosario de Teoría de la Clasificación. Montevideo: eubca. 16 p. Se elaboró como apoyo a un seminario de educación permanente y, posteriormente, como material de referencia para los estudiantes del curso de grado «Clasificación» de la Licenciatura en Bibliotecología de la Escuela Universitaria de Bibliotecología y Ciencias Afines de la Universidad de la República del Uruguay. Esta edición en español fue impresa a mimeógrafo, solo tuvo distribución interna y registró veinticuatro términos. 1997. Barité, Mario. Glosario sobre Organización y Representación del Conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología. Montevideo: Universidad de la República, csic. 170 p. Recogió 1300 términos en español, con equivalencias en inglés. Esta edición contó con la financiación de la Comisión Sectorial de Investigación Científica (csic) de la Universidad de la República del Uruguay y tuvo amplia distribución en América y Europa. Edición agotada. 2000. Barité, Mario. Diccionario de Organización del Conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología. Montevideo: eubca. Primera edición digital que estuvo en línea hasta el año 2009. Colaboró en su implementación la Lic. Alicia Ocaso. Revisó los contenidos de la edición 1997 y amplió el caudal de términos a 1.500, con sus respectivas equivalencias en inglés. 2008. Barité, Mario y equipo de investigación. Diccionario de Organización del Conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología. Montevideo: eubca. Segunda edición digital, hoy discontinuada. Estuvo disponible en línea hasta el mes de julio de 2013. Dispuso de 429 términos seleccionados con equivalencias en inglés y portugués. Esta edición se financió con aportes parciales de la Comisión Sectorial de Enseñanza y del Programa de Desarrollo Académico de la Información y la Comunicación (prodic) de la Universidad de la República Oriental del Uruguay. Equipo de investigación: Gabriela Cabrera Castromán, Inés Coira, José Fager, Leticia Furtado, Valeria Lemes, Mónica Miranda, María Luisa Odella y Orlando Dapueto, este último como pasante estudiantil. 2013. Barité, Mario y equipo de investigación. Diccionario de Organización del Conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología. Montevideo: prodic. Tercera edición digital, que está disponible desde setiembre de 2013 en: <www.prodic.edu.uy/investigacion/kod>. Se financió con el Barité_2015-09-08.indd 7 16/9/15 13:12 8 Universidad de la República apoyo parcial del Programa de Desarrollo Académico de la Información y la Comunicación (prodic) de la Universidad de la República Oriental del Uruguay. Recoge cerca de 900 términos del dominio, de los cuales más de 760 fueron términos autorizados con sus definiciones en español y sus equivalencias en inglés y portugués. Los términos restantes se consideraron sinónimos marcados con referencias de véase. Equipo de investigación: Gabriela Cabrera Castromán, Stephanie Colombo, Amanda Duarte Blanco, María Luisa Odella, Lucía Simón y Mario Vergara. Participaron como pasantes estudiantiles Gonzalo Alonso, Andrea Florín, Exequiel Fontáns, Irene Kutscher, Mariana Martuchello y Mayra Victoria. 2015. Barité, Mario y equipo de investigación. Diccionario de Organización del Conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología. Montevideo: csic, prodic. Sexta edición, tercera edición impresa. Se publica con el apoyo parcial del Programa de Desarrollo Académico de la Información y la Comunicación (prodic) y de la Comisión Sectorial de Investigación Científica (csic) de la Universidad de la República Oriental del Uruguay. Registra 1000 términos del dominio, de los cuales 789 son términos autorizados con sus definiciones revisadas en español, y sus equivalencias en inglés y portugués. Los 211 términos restantes se consideraron sinónimos marcados con referencias de véase. Esta edición corrige y amplía la del año 2013, que se encuentra disponible en Internet a la fecha, y ha sido revisada por los cuatro consultores internacionales. Equipo de investigación para esta edición: Stephanie Colombo, Amanda Duarte Blanco y Lucía Simón, con aportes anteriores realizados por Gabriela Cabrera Castromán, María Luisa Odella y Mario Vergara.

Sistemas de organización del conocimiento: la organización del conocimiento en las bibliotecas españolas

 

sistemas-de-organizacion-del-conocimiento

 

San Segundo Manuel, Rosa. “Sistemas de organización del conocimiento: la organización del conocimiento en las bibliotecas españolas“. Madrid:  Universidad Carlos III de Madrid, 1996

Texto completo

 

El concepto de organización del conocimiento es uno de los más antiguos con los que ha convivido el hombre. El problema de la clasificación del saber y el conocimiento científico surgió por la necesidad del hombre de sistematizar todos los conocimientos sobre el mundo exterior y sobre el proceso de conocimiento. A este respecto, el estudioso de renombre de la clasificación de las ciencias Kedrov define a ésta como «la unificación de todos los conocimientos en un sistema único, en el cual se reflejan la lógica del objeto de estudio y las concepciones generales sobre el mundo y su conocimiento por el hombre» El concepto mismo de organización del conocimiento lleva implícitos unos límites propios de una teoría general de la clasificación del conocimiento. Ello se debe, en gran medida, a la imposibilidad espacio-temporal de una clasificación de carácter general del conocimiento, ya que éste no ha alcanzado el grado universal, desde un punto de vista teórico, y está impregnada de un carácter caduco intrínseco a la misma. El determinismo en las propias estructuras de la clasificación hace, al mismo tiempo, que las propias clasificaciones respondan a parámetros y estructuras sociales determinados, más que a una concepción teórica. De esta forma la clasificación y organización del conocimiento se nos presenta meramente como un constructo artificial o como una ficción útil elaborada por el hombre.