Archivo de la categoría: Procesos técnicos

¿Qué es la evaluación de metadatos?

Hannah Tarver y Steven Gentry. What is Metadata Assessment? DLF 2021

Texto completo

Esta entrada del blog ha sido redactada por Hannah Tarver y Steven Gentry, miembros del Grupo de Trabajo de Evaluación de Metadatos del Grupo de Interés de la Biblioteca Digital (DLF AIG MWG). Su objetivo es proporcionar una visión general resumida de la evaluación de metadatos en las bibliotecas digitales, incluyendo su importancia y beneficios.

La evaluación de metadatos consiste en valorar los metadatos para mejorar su utilidad tanto para los usuarios internos como externos. Hay tres categorías principales de metadatos:

[1] Los metadatos administrativos proporcionan información sobre la gestión o la conservación de los objetos digitales, como por ejemplo cuándo se archivó, qué acceso o restricciones tiene un elemento, un identificador único/permanente para un objeto, cuándo se migraron/copiaron/revisaron los archivos por última vez, etc.

2] Los metadatos descriptivos son el texto legible por el ser humano que describe la creación y el contenido de un elemento, como por ejemplo quién lo hizo, de qué trata y cuándo se hizo/publicó. Esta información se muestra en una interfaz de usuario de acceso público y con capacidad de búsqueda (mientras que los metadatos administrativos y estructurales pueden ser menos visibles o sólo accesibles internamente).

3] Los metadatos estructurales nombran todos los archivos asociados a un elemento (por ejemplo, un único PDF o varios archivos de imágenes individuales, archivos de metadatos, archivos OCR, etc.) y describen la relación entre ellos. Por ejemplo, si hay imágenes para páginas de texto individuales, o múltiples vistas de un objeto físico, los metadatos estructurales expresarían cuántas imágenes hay y el orden en que deben mostrarse.

En función del sistema local, pueden almacenarse datos específicos en distintos tipos de metadatos (por ejemplo, parte de la información de acceso puede estar en los metadatos descriptivos de cara al público, o parte de la información de preservación puede estar incorporada en los metadatos estructurales). Una organización podría evaluar varias características de cualquiera de estos tipos de metadatos o de todos ellos para asegurarse de que una biblioteca digital funciona correctamente; sin embargo, la mayoría de los investigadores y profesionales se centran en los metadatos descriptivos porque esta información determina si los usuarios pueden encontrar los materiales que se ajustan a sus intereses personales o académicos.

Errores en los metadatos

La evaluación de los metadatos es necesaria porque los errores y/o incoherencias se cuelan inevitablemente en los registros. Las colecciones suelen construirse a lo largo del tiempo, lo que significa que muchas personas diferentes participan en el ciclo de vida de los metadatos; las normas o directrices pueden cambiar; y la información puede trasladarse o combinarse. Hay una serie de aspectos de calidad que las organizaciones pueden querer evaluar dentro de los valores de los metadatos; he aquí algunos ejemplos:

Precisión

Errores tipográficos. Los errores ortográficos o de formato pueden producirse por accidente o debido a un malentendido sobre las reglas de formato. Incluso cuando se utilizan listas controladas, los valores pueden copiarse o seleccionarse incorrectamente.
Identificación errónea. Los creadores de metadatos pueden nombrar incorrectamente a personas o lugares representados o descritos en un elemento. Esto es especialmente problemático en el caso de las imágenes.

Registros erróneos.

Dependiendo de cómo se emparejen los ítems y sus registros de metadatos en un sistema concreto, un registro que describa un ítem puede aplicarse a un ítem totalmente diferente

Integridad

Información que falta. Ya sea por falta de recursos o simplemente por accidente, puede faltar información en los registros de metadatos. Puede tratarse de datos necesarios que afectan a la funcionalidad del sistema o de información opcional que podría ayudar a los usuarios a encontrar un elemento.

Información desconocida. Especialmente en el caso de los objetos del patrimonio cultural -como las fotos y los documentos históricos- puede faltar información que beneficiaría a los investigadores (por ejemplo, detalles sobre la creación de un elemento o personas o lugares importantes).

Conformidad con las expectativas

Terminología inadecuada. A veces, el lenguaje utilizado en los registros no se ajusta a los términos que podría preferir un grupo de usuarios primario (por ejemplo, un valor de materia para “gatitos” en lugar de “felinos” en un registro de una base de datos científica). Esto puede deberse a un uso incoherente de las palabras (por ejemplo, “coches” frente a “automóviles”) o a la falta de conocimiento de un editor sobre los descriptores más apropiados o precisos (por ejemplo, “broche de flores” para ramillete, o “tejado en forma de caricia” para tejados a dos aguas).

Lenguaje anticuado. Las colecciones que describen a determinados grupos de personas -como los grupos históricamente subrepresentados o marginados- pueden utilizar un lenguaje inapropiado y perjudicial. Esto es especialmente importante en el caso de los registros que se basan en vocabularios que cambian lentamente y que son compartidos por todos, como los Congress Subject Headings

Coherencia

Diferencias de formato. Si la coincidencia de cadenas exactas es importante, o si los campos utilizan vocabularios controlados, cualquier diferencia de formato (por ejemplo, “FBI” frente a “F.B.I.”) podría afectar a la búsqueda o a los filtros de búsqueda de la interfaz pública.

Variaciones del nombre. El mismo nombre puede introducirse de forma diferente en distintos registros en función de cómo se escriba en los artículos (por ejemplo, “tía Betty” frente a “Beatrice”), de los cambios de nombre (por ejemplo, nombres de soltera o fusiones organizativas), de la información disponible a lo largo del tiempo o del uso incoherente de una autoridad de nombres.

Oportunidad

Datos heredados o recolectados. Si las reglas de formateo han cambiado con el tiempo, o si la información ha sido migrada o importada desde otro sistema, puede haber valores incoherentes o artefactos en los registros. Entre ellos se encuentran las subdivisiones MARC en los valores de nombre/sujeto (véase la figura 4), el marcado técnico de las bases de datos (por ejemplo, “. pi. /sup +/, p”), o codificaciones de caracteres rotas (por ejemplo, “‘” en lugar de un apóstrofe).

Beneficios

La evaluación y mejora de los metadatos a lo largo del tiempo tiene una serie de beneficios para los usuarios y las organizaciones. Por ejemplo:

Los usuarios:

  • Los registros con metadatos completos, precisos y coherentes son más fáciles de encontrar en las búsquedas en línea.
  • Los materiales descritos de forma similar permiten que los elementos relevantes se coloquen más fácilmente.
  • Unos buenos metadatos pueden permitir que las interfaces públicas mejoren la experiencia del usuario (por ejemplo, mediante el filtrado de los resultados de las búsquedas).

Organizaciones que mantienen colecciones digitales:

  • Los metadatos sin errores son más fáciles de migrar de un sistema a otro o de integrar con otros recursos (por ejemplo, una capa de descubrimiento).
  • Los registros completos facilitan al personal la búsqueda y la promoción/anuncio de artículos especiales cuando surgen oportunidades.
  • Los registros de metadatos bien formados se comparten más fácilmente con otras organizaciones (por ejemplo, la Digital Public Library of America), lo que hace que esos materiales sean más accesibles.
  • Los buenos registros dan buena imagen de la organización, ya que los usuarios podrían desanimarse por la ortografía, la gramática o los problemas relacionados.

Métodos/Recursos

Aunque la evaluación de los metadatos es tremendamente beneficiosa, a menudo requiere un apoyo organizativo, como un compromiso amplio o continuo de personas y otros recursos. En primer lugar, el personal con conocimientos es crucial para el éxito de la evaluación y la mejora de los metadatos; los profesionales formados aportan su experiencia en metadatos (por ejemplo, la capacidad de determinar qué valores deben ser revisados o modificados) y las especialidades temáticas necesarias para el éxito de los esfuerzos de evaluación de los metadatos (en particular para los proyectos más grandes). Además, la evaluación y la mitigación o mejora de las colecciones requieren un tiempo considerable del personal para evaluar y editar los metadatos.

Otro componente importante de las actividades de evaluación de metadatos son las herramientas, que pueden incluir recursos basados en hojas de cálculo (por ejemplo, OpenRefine), o scripts especializados escritos en una variedad de lenguajes de programación. Es importante tener en cuenta que, aunque las herramientas pueden agilizar los esfuerzos de evaluación de metadatos, pueden requerir experiencia técnica y formación para ser utilizadas con eficacia.

Aparte del uso de herramientas para un análisis amplio, un método de evaluación popular es la evaluación manual de los registros (es decir, mirar un registro individual y revisar todos los valores). El empleo de este tipo de flujo de trabajo resulta atractivo para los profesionales por varias razones:

  • La evaluación manual de los metadatos requiere la menor cantidad de formación tecnológica.
  • Especialmente en el caso de las colecciones más pequeñas, la comprobación de todos los valores de un registro puede permitir menos ediciones y revisiones (es decir, los registros no se “tocan” tan a menudo).
  • Algunos aspectos de la calidad de los metadatos (por ejemplo, la precisión) sólo pueden determinarse mediante una evaluación manual.

Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos retos a la hora de evaluar los metadatos. Una evaluación manual eficaz, por ejemplo, puede ser difícil de escalar a medida que aumentan los registros, y puede no proporcionar información a nivel de colección. Además, a medida que las colecciones aumentan de tamaño, la evaluación exhaustiva se vuelve más difícil y requiere mayores recursos para revisar y corregir errores o valores obsoletos. Por último, es importante reconocer que la mejora de los registros es un proceso continuo y a menudo iterativo. En general, la evaluación de los metadatos es un ejercicio de equilibrio de recursos.

Más información

Los siguientes recursos proporcionan información adicional si quiere saber más sobre varios aspectos de la evaluación de metadatos:

Papers/Publications

Metadata Assessment Working Group Resources

Example images come from the Digital Collections at the University of North Texas (UNT) — https://digital2.library.unt.edu/search — and from the Digital Public Library of America (DPLA) — https://dp.la/

El catalogador, es “exhaustivo”, lo cataloga todo, lo reduce a “habas contadas”

“El realista, al describir la habitación o el paisaje, al decirnos todo
lo que hay, sin dejarse nada, hace el inventario—que es, precisamente,
lo que ya no nos permite inventar o descubrir nada nuevo—,
lo cataloga todo, lo reduce a “habas contadas”, aunque la cuenta sea
muy larga. El mundo es todo lo contrario: en el mundo hay siempre
más cosas que las que se tienen delante, más de las que se
piensa; por eso en él es posible el descubrimiento, la innovación;
por eso se puede respirar y vivir, lo que no es posible en el museo.
El realista, como el catalogador, es “exhaustivo”—esa palabra que
nos deja exhaustos y sin aliento—y nos deja sin posibilidades, que
son el aire de la vida humana.”

Julian Marías “El oficio del pensamiento

Lenguajes documentales.

Manela Juncà Campdepadrós ; Damián Martínez Ferreras. Lenguajes documentales. UOC, 2009

Texto completo

La Lingüística documental es definida por Antonio Luis Garcia Gutiérrez como la disciplina ligada a los procesos informativos-documentales (científico-informativos y profesionales) que tiene por objeto el establecimiento de un efectivo control documental mediante la utilización de mecanismos léxicos.

Esta disciplina surge de otras dos, la Lingüística y la Documentación, para proporcionar un control de los documentos de una biblioteca, archivo o centro de documentación, a través de la terminología y de todos los elementos propios de la lengua, como la morfología, la sintaxis, la lexicología o la semántica. El estudio hecho sobre la terminología dará como fruto un lenguaje controlado, que se empleará para el análisis y recuperación de información, ofreciendo grandes ventajas como la precisión y la economía de la búsqueda.

Los bibliotecarios y documentalistas elaboran a través de este disciplina, los distintos lenguajes documentales, como las clasificaciones, los tesauros o los listados de encabezamientos de materia. Esta disciplina también es empleada en ámbitos del procesamiento del lenguaje natural. De hecho, las búsquedas en lenguaje libre avanzan en la obtención de resultado interesantes, si bien solo son importantes cuando la información buscada es de tipo general.

Algunos teóricos consideran que, en verdad, la Lingüística documental es una forma de metalingüística, ya que los metalenguajes son aquellos que aparecen para explicar otro lenguaje.

Este libro se ha elaborado como un primer contacto con los instrumentos de representación del contenido de los documentos, mediante los lenguajes documentales y el resumen, con la finalidad de ser recuperados posteriormente a su procesamiento.

Dublin Core y Metadatos para las comunidades electrónicas

Proceedings of the International conference on Dublin core and metadata for  e-Communities, 2002 : DC-2002 ... : October 13-17, 2002, Florence, Italy -  Firenze University Press

Proceedings of the International Conference on Dublin Core and Metadata for e-Communities. Firenze, Firenze University Press, 2002

Texto completo


El DC-2002 es el décimo de la serie de talleres internacionales sobre Dublín Core, y el segundo que incluye un programa completo de tutorías y documentos de conferencias revisados por pares. El interés en los metadatos de Dublin Core ha crecido desde una pequeña colección de proyectos pioneros hasta su adopción por los gobiernos y las organizaciones internacionales de todo el mundo. El mayor desafío de la fase actual de desarrollo de metadatos es reunir la diversidad de convenciones locales, los requisitos específicos de los dominios y las diferentes convenciones de codificación, de modo que se pueda lograr la interoperabilidad entre dominios.

Handy Library: aplicación móvil para catalogar tu biblioteca escaneando el código de barras

 

imagen-handy-library-book-manager-2gal

Handy Library (Book manager)

Google Play

 

Escanea el ISBN la primera vez para obtener los detalles de un libro en línea y añadirlo a tu biblioteca, escanea la próxima vez para ver el libro, escribir una nota o prestarle a alguien. Esta aplicación le ayuda a catalogar su colección de libros (o su pequeña biblioteca) de una manera conveniente.

 

La aplicación utiliza muchas API de libros para obtener detalles de los libros como Goodreads, Amazon, Google book, OpenLibrary, WorldCat,… . También puedes utilizar esta aplicación para catalogar otras colecciones como: cómic, manga, juego de mesa, partituras,… No es necesario un ordenador y un escáner para gestionar los libros de una pequeña biblioteca, Handy Library tiene casi funciones. Soporta 19 idiomas: Alemán, árabe, chino (tradicional), español, francés, griego, hindi, indonesio, inglés, italiano, japonés, polaco, portugués, ruso, turco, tailandés, rumano, ucraniano y vietnamita.

Características:

  • Escanea el código ISBN (código de barras) para obtener detalles del libro como el título, autor, número de página, editor, fecha de publicación, clasificación, descripción,… y guarda el libro en tu biblioteca;
  • Gestionar una colección de libros personal o una biblioteca casera,
  • Construir una pequeña biblioteca pública, una biblioteca de clase, una biblioteca de iglesia,…
  • Gestionar los libros en una librería,
  • Permite el préstamo de libros de tu biblioteca de la escuela…
  • Buscar un libro en línea por título, autor o código ISBN para obtener los detalles del libro y guardarlo;
  • Añadir un nuevo libro a su biblioteca manualmente cuando los servicios de la aplicación no puedan coincidir con su búsqueda;
  • Realiza un seguimiento de los libros que prestas o pides prestados a tus amigos y notifica cuando un libro está atrasado;
  • Gestiona tu lista de deseos;
  • Escriba su nota para un libro;
  • Comparte la URL de un libro con tus amigos;
  • Busca un libro que ya esté en tu biblioteca escaneando su código ISBN, o ingresando una palabra clave (título, autor, ISBN);
  • Ordena los libros de tu biblioteca por título, autor o fecha añadida;
  • Filtre los libros que marque como favoritos, leídos o no leídos;
  • Organizar los libros por estantes o categorías,
  • Exportar o importar la biblioteca con archivos de Excel;
  • Realiza una copia de seguridad de tu biblioteca en Google Drive y recupérala fácilmente.

 

 

Los libros me aclararon la vida

 

sans-titre-5

 

“Como todo el mundo, sólo tengo a mi servicio tres medios para evaluar la existencia humana: el estudio de mí mismo, que es el más difícil y peligroso, pero también el más fecundo de los métodos; la observación de los hombres, que logran casi siempre ocultarnos sus secretos o hacernos creer que los tienen; y los libros, con los errores particulares de perspectiva que nacen entre sus líneas. He leído casi todo lo que han escrito nuestros historiadores, nuestros poetas y aun nuestros narradores, aunque se acuse a estos últimos de frivolidad; quizá les debo más informaciones de las que pude recoger en las muy variadas situaciones de mi propia vida. La palabra escrita me enseñó a escuchar la voz humana, un poco como las grandes actitudes inmóviles de las estatuas me enseñaron a apreciar los gestos. En cambio, y posteriormente, la vida me aclaró los libros.”

Marguerite Yourcenar, “Memorias de Adriano”

 

Nuevas perspectivas en los servicios de adquisiciones y la gestión de la colección en bibliotecas

 

71vdcgrhwil._ac_ul436_

 

Flinchbaugh, M. [e-Book] Transforming Acquisitions and Collection Services. West Lafayette, Indiana, Purdue University Press, 2019.

Texto completo

 

Este libro analiza las formas en que las bibliotecas pueden alcanzar nuevos niveles de servicio, calidad y eficiencia, a la vez que minimizan los costos mediante la colaboración en adquisiciones. En las adquisiciones consorciadas, varias bibliotecas trabajan juntas, generalmente en consorcios de bibliotecas existentes, para tener mayor capacidad de negocio a fin de incrementar las adquisiciones en cada biblioteca individual. En las adquisiciones interfuncionales, las adquisiciones colaboran para apoyar otras funciones de la biblioteca. Para el gestor de adquisiciones de la biblioteca o de servicios técnicos, o el director de la biblioteca, el conocimiento de las diferentes opciones para adquisiciones consorciadas y multifuncionales efectivas permite la optimización del personal y los recursos para alcanzar las metas.

Este trabajo presenta esas opciones en forma de estudios de caso, así como un análisis útil de los beneficios y desafíos de cada uno de los servicios de adquisición de cada uno de ellos en un consorcio, las bibliotecas aprovechan el tamaño para obtener mejores precios, y comparten sistemas y experiencia para maximizar los recursos a la vez que minimizan los costos. Dentro de las bibliotecas, la función de adquisición de bibliotecas puede combinarse con otros servicios de biblioteca en una unidad con más de un propósito, o bien las adquisiciones pueden desarrollar una estrecha relación de trabajo con otra unidad para apoyar su trabajo.

Este libro examina la práctica en diferentes bibliotecas y consorcios de bibliotecas, y presenta una descripción y análisis detallados de una variedad de prácticas sobre cómo las unidades de adquisición se apoyan entre sí dentro de un consorcio, y cómo trabajan con otras unidades de biblioteca, específicamente con la gestión de colecciones, la catalogación, el préstamo interbibliotecario y el depósito digital, en forma de estudios de caso. Una sección final del libro se abordan los fundamentos de la colaboración.

 

Diccionario de organización del conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología

 

largepreview-1

Barité, Mario, Diccionario de Organización del Conocimiento : Clasificación, Indización, Terminología / Mario Barité et al. 6.a ed. corregida y aumentada. Montevideo: csic, 2015.

Texto completo

 

La presente es la sexta edición (tercera edición impresa) del Diccionario de Organización del Conocimiento, que ha seguido la siguiente evolución desde el año 1990 hasta el presente: 1990. Barité, Mario. Mini-glosario de Teoría de la Clasificación. Montevideo: eubca. 16 p. Se elaboró como apoyo a un seminario de educación permanente y, posteriormente, como material de referencia para los estudiantes del curso de grado «Clasificación» de la Licenciatura en Bibliotecología de la Escuela Universitaria de Bibliotecología y Ciencias Afines de la Universidad de la República del Uruguay. Esta edición en español fue impresa a mimeógrafo, solo tuvo distribución interna y registró veinticuatro términos. 1997. Barité, Mario. Glosario sobre Organización y Representación del Conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología. Montevideo: Universidad de la República, csic. 170 p. Recogió 1300 términos en español, con equivalencias en inglés. Esta edición contó con la financiación de la Comisión Sectorial de Investigación Científica (csic) de la Universidad de la República del Uruguay y tuvo amplia distribución en América y Europa. Edición agotada. 2000. Barité, Mario. Diccionario de Organización del Conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología. Montevideo: eubca. Primera edición digital que estuvo en línea hasta el año 2009. Colaboró en su implementación la Lic. Alicia Ocaso. Revisó los contenidos de la edición 1997 y amplió el caudal de términos a 1.500, con sus respectivas equivalencias en inglés. 2008. Barité, Mario y equipo de investigación. Diccionario de Organización del Conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología. Montevideo: eubca. Segunda edición digital, hoy discontinuada. Estuvo disponible en línea hasta el mes de julio de 2013. Dispuso de 429 términos seleccionados con equivalencias en inglés y portugués. Esta edición se financió con aportes parciales de la Comisión Sectorial de Enseñanza y del Programa de Desarrollo Académico de la Información y la Comunicación (prodic) de la Universidad de la República Oriental del Uruguay. Equipo de investigación: Gabriela Cabrera Castromán, Inés Coira, José Fager, Leticia Furtado, Valeria Lemes, Mónica Miranda, María Luisa Odella y Orlando Dapueto, este último como pasante estudiantil. 2013. Barité, Mario y equipo de investigación. Diccionario de Organización del Conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología. Montevideo: prodic. Tercera edición digital, que está disponible desde setiembre de 2013 en: <www.prodic.edu.uy/investigacion/kod>. Se financió con el Barité_2015-09-08.indd 7 16/9/15 13:12 8 Universidad de la República apoyo parcial del Programa de Desarrollo Académico de la Información y la Comunicación (prodic) de la Universidad de la República Oriental del Uruguay. Recoge cerca de 900 términos del dominio, de los cuales más de 760 fueron términos autorizados con sus definiciones en español y sus equivalencias en inglés y portugués. Los términos restantes se consideraron sinónimos marcados con referencias de véase. Equipo de investigación: Gabriela Cabrera Castromán, Stephanie Colombo, Amanda Duarte Blanco, María Luisa Odella, Lucía Simón y Mario Vergara. Participaron como pasantes estudiantiles Gonzalo Alonso, Andrea Florín, Exequiel Fontáns, Irene Kutscher, Mariana Martuchello y Mayra Victoria. 2015. Barité, Mario y equipo de investigación. Diccionario de Organización del Conocimiento: Clasificación, Indización, Terminología. Montevideo: csic, prodic. Sexta edición, tercera edición impresa. Se publica con el apoyo parcial del Programa de Desarrollo Académico de la Información y la Comunicación (prodic) y de la Comisión Sectorial de Investigación Científica (csic) de la Universidad de la República Oriental del Uruguay. Registra 1000 términos del dominio, de los cuales 789 son términos autorizados con sus definiciones revisadas en español, y sus equivalencias en inglés y portugués. Los 211 términos restantes se consideraron sinónimos marcados con referencias de véase. Esta edición corrige y amplía la del año 2013, que se encuentra disponible en Internet a la fecha, y ha sido revisada por los cuatro consultores internacionales. Equipo de investigación para esta edición: Stephanie Colombo, Amanda Duarte Blanco y Lucía Simón, con aportes anteriores realizados por Gabriela Cabrera Castromán, María Luisa Odella y Mario Vergara.

Sistemas de organización del conocimiento: la organización del conocimiento en las bibliotecas españolas

 

sistemas-de-organizacion-del-conocimiento

 

San Segundo Manuel, Rosa. “Sistemas de organización del conocimiento: la organización del conocimiento en las bibliotecas españolas“. Madrid:  Universidad Carlos III de Madrid, 1996

Texto completo

 

El concepto de organización del conocimiento es uno de los más antiguos con los que ha convivido el hombre. El problema de la clasificación del saber y el conocimiento científico surgió por la necesidad del hombre de sistematizar todos los conocimientos sobre el mundo exterior y sobre el proceso de conocimiento. A este respecto, el estudioso de renombre de la clasificación de las ciencias Kedrov define a ésta como «la unificación de todos los conocimientos en un sistema único, en el cual se reflejan la lógica del objeto de estudio y las concepciones generales sobre el mundo y su conocimiento por el hombre» El concepto mismo de organización del conocimiento lleva implícitos unos límites propios de una teoría general de la clasificación del conocimiento. Ello se debe, en gran medida, a la imposibilidad espacio-temporal de una clasificación de carácter general del conocimiento, ya que éste no ha alcanzado el grado universal, desde un punto de vista teórico, y está impregnada de un carácter caduco intrínseco a la misma. El determinismo en las propias estructuras de la clasificación hace, al mismo tiempo, que las propias clasificaciones respondan a parámetros y estructuras sociales determinados, más que a una concepción teórica. De esta forma la clasificación y organización del conocimiento se nos presenta meramente como un constructo artificial o como una ficción útil elaborada por el hombre.

 

Escanear un documento en linea con Online OCR

 

screenshot2b25283125292bcropped

OnlineOCR.net

https://www.onlineocr.net/

 

OnlineOCR.net es una web gratuita basada en software de Reconocimiento Óptico de Caracteres (OCR), que permite convertir documentos PDF escaneados (incluyendo archivos de múltiples páginas), faxes, fotografías o imágenes capturadas de una cámara digital en documentos electrónicos editables y de búsqueda, incluyendo Adobe PDF, Microsoft Word, Microsoft Excel, Rtf, Html y Txt. Para ello subes el documento en SELECT FILE, eliges el idioma, la salida a PDF, TXTX, etc. y pulsar en CONVERT.

Si tienes un documento escaneado y desea evitar volver a escribirlo, el servicio de Free Online OCR es la forma más rápida de hacerlo. Además OnlineOCR.net admite 46 idiomas, incluidos occidentales y asiáticos, como inglés, danés, holandés, francés, alemán, italiano, portugués, ruso, español, japonés, chino, coreano y otros.

El registro te dará acceso a las funciones adicionales que no están disponibles para usuarios invitados: reconocimiento de imágenes de gran tamaño, archivos ZIP y PDF de varias páginas, elegir idiomas de reconocimiento, convertir en formatos editables y otras opciones de configuración.

OnlineOCR.net también permite y soporta:

  • Rotación automática de la imagen
  • Vista de página completa en imágenes
  • Creación de imágenes en blanco y negro a partir de archivos de imagen a color y escala de grises
  • Retener las regiones de color sin texto para la reinserción en el documento de salida