Archivo de la etiqueta: Reglas de catalogación

Reglas de catalogación para las alumnas de los cursos de Biblioteconomía de la Residencia de Señoritas. Madrid, 1934

Reglas de catalogación para las alumnas de los cursos de Biblioteconomía de la Residencia de Señoritas. Madrid: Talleres Espasa – Calpe, 1934. 25,5 cm. 104 p.

INTRODUCCIÓN

PUNTO DE VISTA MODERNO: EL LECTOR. SISTEMAS DE CLASIFICACIÓN. SISTEMAS DE CATÁLOGO,FICHAS: TAMAÑO UNIVERSAL

Hasta hace poco el propósito tradicional de las bibliotecas, como se podía notar en los detalles de su organización, era la conservación de los libros y la formación de grandes bibliotecas (cuanto más grandes más buenas).

Según esto, sería suficiente una o pocas personas que la cuidasen o, más propiamente, guardasen de posibles desperfectos y extravíos, tratando al mismo tiempo de aumentarla.

Una colocación por orden de entrada, con números, letras o cualquier otro procedimiento conocido por el bibliotecario, sin necesidad de que los volúmenes guardasen una relación sistemática entre sí, sería adecuada. Bastaría que él pudiese hallarlos al ser pedidos por el lector, ya que nadie más tendría acceso al recinto donde se hubieran de conservar; en todo caso, habría otro lugar apropiado para usarlos.

En la biblioteca moderna la idea es diferente. Si ha de merecer el nombre de tal, el lector debe tener libre acceso, por lo menos, a una parte de ella, y en este caso la división por materias es in dispensable para que la persona interesada pueda encontrar reunido todo lo que existe sobre un asunto. Así es como llegamos a la clasificación por materias, pensando en la conveniencia del lector. Hay varios sistemas de clasificación que se hacen en vista de la materia. En este folleto se indica el decimal o de Dewey, por considerarlo bastante práctico, aunque no deje de reconocerse que adolece de algunos de los defectos que sus adversarios le señalan.

El propósito esencial de estas páginas es proveer a los aficionados a libros de los elementos más indispensables para dar cierto sentido de organización a una biblioteca, bien sea particular, bien de uso público, de Asociaciones, Instituciones, etc., y no excesiva mente grande. Se dan aquí primeramente las divisiones fundamentales de todas las materias según el sistema decimal de Dewey, y se trata con más extensión de la confección del catálogo.

Siendo éste una representación abreviada del contenido de la biblioteca, será tanto más perfecto, que en nuestro sistema vale tanto como decir más útil, cuanto mayor exactitud y detalle pueda ofrecer en más simplificada forma y más reducido espacio.

La teoría que en este folleto se sustenta es que en una biblioteca debe buscarse el mayor servicio con la máxima simplificación de personal. Por eso el libro es estudiado y tratado con toda minuciosidad a su entrada, con objeto de que después todo servicio con él sea rápido, especialmente el de hallarlo, aunque se busque por procedimientos varios, y esto precisamente porque se intenta que el mismo lector pueda hacerlo cuando así lo desee.

Así, por ejemplo, si tenemos el libro La vida de las flores, por J. Dantín Cereceda, de la colección «Libros de la Naturaleza», debe ser encontrado, según nuestros principios: por una persona que llegue buscando el nombre del autor; por otra que sólo conozca el título; por alguien que desee un libro de esta clase publicado en la serie «Libros de la Naturaleza», y, en fin, por quien necesite obras de esta materia y se acerque al catálogo buscando «Botánica», «Flores» o temas análogos comprendidos en la obra.

De un modo general se siguen las reglas empleadas en las bibliotecas públicas de los Estados Unidos. No al pie de la letra, sino adaptadas a lo que hemos creído ser más útil en el presente estado de la Biblioteconomía en nuestro país. Las personas que han redactado estas instrucciones están seguras de no haber encontrado una forma definitiva, que, por otra parte, no ha de ser posible alcanzar en un sistema que pretende, es cierto, proporcionar la mayor utilidad en el uso de bibliotecas, pero que se funda en algo tan convencional y variable como es la división del conocimiento. Sin embargo, todas sus reglas han sido contrastadas por la práctica biblioteconómica y por eso puede ofrecer cierta garantía de que su uso economiza el tiempo de los estudiosos y de las personas que deben servir la biblioteca, y, además, se basa en principios normativos que tienden a darle carácter científico. Los catálogos se han llevado y se llevan aún valiéndose de medios diversos: el empleo de libro o cuaderno, las hojas sueltas o cambiables y las fichas. El primero está cayendo en rápido desuso, pues su inamovilidad y rigidez obliga a cambiar, borrar y entrerrenglonar con frecuencia, acabando por darle un aspecto poco deseable. Las hojas sueltas permiten mayor flexibilidad, pero también obligan a copiarlas por entero, con más frecuencia de lo conveniente, cuando llegan a tener mal aspecto por los borrados e intercalaciones. Aquí se acepta como lo más práctico y moderno las fichas, que se recomiendan del tamaño universal, o sea 7,50 X 12 centímetros, de cartulina blanca sin rayar. Esto último porque si han de hacerse a máquina, como es aconsejable, las líneas pueden no coincidir con las de la máquina, y eso da un mal aspecto a la ficha.

Está muy discutido si las fichas han de escribirse a mano o a máquina. Hay bibliotecas en que se prefieren escritas a mano, a causa, según se dice, de la mayor permanencia de lo escrito cuando se trata de ficheros usados con mucha frecuencia. Pero aun en el caso de hacerlas de esta manera es muy probable que no ofrezcan completa uniformidad, sin contar que para su confección se necesita emplear mucho más tiempo. Una cinta nueva y una máquina bien cuidada podrán proveer de una escritura de duración suficiente.

No hay que olvidar que el fichero es la primera impresión que el lector recibe normalmente de una biblioteca, y ésta debe ser de orden, limpieza, precisión. Y si bien es verdad que, en el caso del fichero topográfico, es de uso exclusivo de los bibliotecarios, no lo es menos que su confección debe seguir las mismas reglas que el que se ofrezca al público.

Suelen emplearse también fichas impresas. Existen en los Estados Unidos, editadas por la Biblioteca del Congreso de Washington, y las que hace el Instituto Internacional de Bruselas; pero estas fichas en nuestro país apenas son aconsejables. En esto como en todo lo demás, el criterio seguido es el de alcanzar la mayor utilidad práctica.

ISBD (CR). Descripción Bibliográfica Internacional Normalizada para Publicaciones Seriadas y otros Recursos Continuados

I.S.B.D.(CR). Descripción Bibliográfica Internacional Normalizada para Publicaciones Seriadas y otros Recursos Continuados. Revisión de 2002. Madrid: ANABAD, 2002

Texto completo

Revisión de ISBD (S). Descripción Bibliográfica Internacional Normalizada para Publicaciones Seriadas. Revisión de 2002. Recomendada por el Grupo de Trabajo de ISBD(S). Aprobada por los Comités Permanentes de Sección de Catalogación de la IFLA y por la Sección de Publicaciones Seriadas de IFLA. La revisión de la norma ISBD (S) de la IFLA fue una tarea divertida y estimulante. Ya desde la primera reunión del Grupo de Trabajo de las ISBD(S) en Amsterdam durante el congreso anual de la IFLA de 1998, el objetivo estaba claro: revisar la norma ISBSD (S) para tener en cuenta los nuevos desarrollos en las publicaciones seriadas, al mismo tiempo que buscar la armonización de los cambios con la comunidades ISSN y AACR. Los objetivos eran muy ambiciosos, y la labor de revisión llevó más de tres años hasta que se completó.

Análisis de diferencias entre RDA, Reglas de Catalogación e ISBD

Análisis de diferencias entre RDA, Reglas de Catalogación e ISBD. Grupo de Trabajo sobre RDA de BNE Departamento: Versión: 01 Fecha: 09/04/2015

Texto completo

El presente informe es el resultado de los trabajos realizados por dicho Grupo para evaluar las diferencias más significativas entre RDA: Resource Description & Access, ISBD, las Reglas de Catalogación y la práctica catalográfica en la BNE. El informe se divide en dos partes. En la primera se analizan y valoran las diferencias más importantes en lo relativo a la elección y forma de los puntos de acceso. El segundo bloque se centra en la descripción bibliográfica.

En cada elemento se explica en qué consisten las diferencias entre RDA, Reglas de Catalogación o ISBD en su caso, y la práctica catalográfica de la BNE, así como se ofrece una valoración sobre dichas diferencias y una estimación de lo que supondría implementar RDA en la actualización retrospectiva de los registros del catálogo.

Estilos y normas de citas y referencias bibliográficas vs. normas de catalogación

Martín, Sandra Gisela Estilos y normas de citas y referencias bibliográficas vs. normas de catalogación: aportes críticos centrados en el usuario., 2019 . In VII Encuentro Nacional de Catalogadores “Actualidad y perspectivas de los servicios técnicos en la Argentina”, Buenos Aires, 2,3 y 4 de octubre de 2020. [Conference paper]

Texto completo

Se presenta un estudio comparativo-crítico entre los lineamientos de los estilos y normas de citas y referencias bibliográficas y las normas de catalogación. Se parte de la conceptualización de cita, referencia bibliográfica y bibliografía para contrastar luego con la catalogación. Se reflexiona, entre otros, sobre los siguientes interrogantes: ¿Qué tienen en común y en qué se diferencian? ¿Cómo afectan estas normas en el servicio al usuario? ¿Qué rol asumen los bibliotecarios respecto a la definición de estilos y normas de citación? ¿Qué vinculación tienen los catálogos de bibliotecas con los estilos y normas de citación? ¿Cómo se presentan los datos bibliográficos al usuario? ¿Qué formación tienen los bibliotecarios respecto a los estilos y normas de citación? Finalmente se plantea la necesidad de fortalecer los vínculos entre usuarios, editores y bibliotecarios.

Resultados de la encuesta sobre catalogación de materiales especiales con RDA

 

collage-1-500x273

IFLA Survey on Rare Materials Cataloguing with RDA. The Hafue: IFLA, 2019

Texto completo

Se encuentran ya disponibles los resultados de la encuesta sobre adopción de RDA (Resource Description and Access) para catalogación de materiales especiales, realizada por la IFLA con participación de la BNE.

IFLA Survey on Rare Materials Cataloguing

Report Rare Materials Cataloguing

Survey Results compared by regions

La catalogación estandarizada de materiales raros siempre ha sido un asunto complejo, históricamente fragmentado dentro de las regiones geográficas hasta la llegada en la década de 1980 de modelos estandarizados, tales como ISBD y DCRM, que fueron rápidamente adoptados internacionalmente. En general, los materiales raros nunca son los primeros en adoptar nuevas normas. Los manuscritos son un buen ejemplo: DCRM(MSS) se publicó por primera vez en 2016 y la ISBD no ha incluido recursos inéditos hasta su revisión actual. Complejo en sí mismo y lleno de detalles que necesitan una guía completa para una descripción precisa, la relación de los materiales raros con la estandarización siempre ha sido una relación amor-odio: tal descripción estructurada es necesaria para hacerlos accesibles y, al mismo tiempo, su propia naturaleza parece estar especialmente diseñada para escapar a los modelos estandarizados.

Después de décadas de  uso de los estándares tradicionales antes mencionados para materiales raros, RDA ha irrumpido en el paisaje de la catalogación, pero su amplia adopción para materiales raros es lenta. Por qué? Cuando se trata de un nuevo estándar, la pregunta principal es probablemente qué espera un catalogador de libros raros de sus reglas de catalogación. Una pregunta que lleva a la siguiente: ¿qué necesita el investigador en la descripción de un documento para su identificación y recuperación? Los miembros de la comunidad de los libros raros han expresado a menudo la opinión de que la RDA todavía no ha emitido un estándar que satisfaga estas necesidades. Como modelo que, a diferencia de su predecesor, las RCA2, depende de las declaraciones de política que se implementen, la RDA requiere declaraciones de política específicas para el desarrollo de materiales raros.

¿Cómo se siente la comunidad de catalogación de materiales raros al respecto? ¿Están dispuestos a adoptar la RDA? ¿Extrañan la orientación detallada que la ISBD y la DCRM solían proporcionar? Y, si van a adoptar la RDA, ¿cómo planean hacerlo? Con el fin de obtener una visión precisa y mundial de los planes que las instituciones tienen al respecto, la Sección de Libros Raros y Colecciones Especiales ha desarrollado recientemente una encuesta sobre la implementación de la RDA en la catalogación de materiales raros. Aquí se publican los resultados, tanto del informe, como un análisis de los comentarios que recibidos de instituciones de todo el mundo. Además, se hace un estudio comparativo por regiones del mundo, para obtener una visión clara de la distribución geográfica de las respuestas.

 

Manual de Catalogación de Imágenes en Movimiento de la FIAF

moving-imagine-cataloguing-manual

Fairbairn, Natasha ; Pimpinelli, Maria Assunta ; Ross,Thelma. The FIAF Moving Image Cataloguing Manual.  FIAF Cataloguing and Documentation Commission, 2016

Además te puede interesar

100 libros GRATIS sobre Catalogación, Clasificación e Indización

Tesauros y glosarios disponibles en línea

 

El Manual de Catalogación de Imágenes en Movimiento de la FIAF es el resultado de muchos años de trabajo y colaboración con numerosos profesionales en el campo de las imágenes en movimiento. Es más que una simple revisión de The FIAF Cataloguing Rules for Film Archives (1991), ya que se necesitaba abordar los cambios en la tecnología de la información a la que hemos asistido durante las últimas dos décadas, y alinearse con los estándares de metadatos existentes y emergentes. FIAF Moving Image Cataloguing se basa en conceptos y estándares modernos como FRBR (Requerimientos Funcionales para Registros Bibliográficos), EN 15907, y RDA (Descripción y Acceso de Recursos), está diseñado para ser compatible con una variedad de estructuras de datos. Proporciona gráficos, árboles de yoma de decisiones, ejemplos y otras herramientas para ayudar a expertos y no expertos por igual en la catalogación de colecciones de imágenes en movimiento del mundo real.

 

Traducción al español del material de entrenamiento de RDA

el_sherbini_catarda_300_2

Traducción al español del material de entrenamiento de RDA elaborado y almacenado por Library of Congress (LC)

Acceder

Más sobre  

Este proyecto fue coordinado por la Biblioteca Nacional Mariano Moreno de la República Argentina (BNMM), en el ámbito de ABINIA (Asociación de Estados Iberoamericanos para el Desarrollo de las Bibliotecas Nacionales de Iberoamérica), contando con el aporte de las Bibliotecas Nacionales de España, Chile y Colombia y colaborando Library of Congress (LC, Biblioteca del Congreso de Estados Unidos) en la revisión de las traducciones.

Catalogación descriptiva utilizando RDA

Actualizaciones de RDA

La norma RDA (Recursos, Descripción y Acceso) y la adaptación al cambio en los sistemas bibliográficos en España

 

41283976495_dd34da6e52_b_d

Osuna Alarcón, María R. (2015). La norma RDA (Recursos, Descripción y Acceso) y la adaptación al cambio en los sistemas bibliográficos en España. Revista Ibero-Americana de Ciência da Informação, 8(1), 22-39

Texto completo

Cuando ha transcurrido un año de la implementación de la norma RDA en EEUU, consideramos necesario la actualización del tema para entender el momento en que nos encontramos. Esta norma es un gran cambio en la catalogación de documentos y la recuperación de información de la biblioteca vía web. A través del contacto con los profesionales responsables de su implantación constatamos que el éxito de su aplicación en España depende de cómo se gestione el cambio. Para ello es imprescindible la coordinación entre los diferentes grupos de bibliotecas españolas. La coordinación para su implantación pasa en primer lugar por la creación de un consorcio de gestión de la inversión que sería un elemento esencial para obtener resultados inmediatos. El éxito sería más o menos visible, costoso y rápido de pendiendo de la coordinación en su implementación. La clave está en cómo se gestione la innovación por el Sistema Integrado de Gestión Bibliotecaria. La adaptación de los actuales sistemas puede generar un coste importante para los presupuestos de nuestras bibliotecas. Muchas bibliotecas preferirán cambiar de sistema, otras tendrán que asumir los nuevos costes de las actualizaciones, etc. La realidad es que una posición fuerte y unida por parte de los usuarios potenciales permitirá ahorrar en el cambio de modelo tecnológico.

PRESSoo: Un modelo conceptual de la IFLA para la información bibliográfica sobre publicaciones seriadas y recursos continuos

pressoo-a-formal-ontology-for-continuing-resources-3-638

Definition of PRESSoo: A Conceptual Model for Bibliographic Information Pertaining to Serials and Other Continuing Resources”. The Hague: IFLA, 2017

Texto completo

PRESSOO una ontología formal diseñada para representar la información bibliográfica sobre recursos continuados, y más específicamente sobre publicaciones seriadas (revistas, periódicos, revistas, etc.). Es una extensión del modelo de FRBRoo (frbr – Orientado a Objetos). FRBRoo es a su vez es una extensión del CIDOC CRM, el modelo de referencia conceptual para la información del patrimonio cultural. PRESSoo pretende ofrecer respuestas a problemas de la implementación de la familia de los modelos FRBR a las publicaciones seriadas y a los recursos continuados.

ISBD: (Descripción Bibliográfica Internacional Normalizada) Edición consolidada

 

24788598995_095811765f_o_d

 ISBD: (Descripción Bibliográfica Internacional Normalizada) Edición consolidada Política de aplicación de la Biblioteca Nacional de España para monografías modernas.  [e-Book] Madrid, Biblioteca Nacional, 2015.

Texto completo

El presente documento ofrece la política de aplicación de la Biblioteca Nacional de España en las pautas opcionales de ISBD consolidada en lo que se refiere a recursos monográficos impresos o electrónicos. Se ha procurado que estuviera en línea con la tradición catalográfica en la medida de lo posible. Se ha seguido el orden de la propia norma. Las pautas opcionales figuran en gris y la política de aplicación en negro. Hay un concepto que se repite en algunas normas: el concepto fuente relevante. Se entiende por fuente relevante la fuente principal, el resto de preliminares y la cubierta.