Archivo de la etiqueta: Cine

Un sistema de nanoalmacenamiento de información en cristal de cuarzo preservará todas las películas históricas de Warner Bross

casablanca-movie

Project Silica

Noticia

Microsoft y Warner Bros emprendieron hace unos meses un proyecto de colaboración en el que han conseguir almacenar y recuperar con éxito la icónica película “Superman” de 1978 en un trozo de vidrio de cuarzo aproximadamente del tamaño de 75 por 75 por 2 milímetros de espesor.

El sistema consiste en un láser que codifica datos en vidrio creando capas de rejillas y deformaciones tridimensionales a nanoescala a varias profundidades y ángulos. Los algoritmos de aprendizaje automático leen los datos nuevamente decodificando imágenes y patrones que se crean a medida que la luz polarizada brilla a través del vidrio.

Warner Bros., que se interesó por el proyecto de Microsoft después de enterarse de la investigación, buscando nuevas tecnologías para salvaguardar su vasta biblioteca de activos: tesoros históricos como “Casablanca”, programas de radio de la década de 1940, cortometrajes animados, películas teatrales digitales, comedias de televisión, diarios de platós de cine.

Warner Bros llevaba años buscado una tecnología de almacenamiento que pudiera durar cientos de años, resistir inundaciones o erupciones solares y que no requiriera mantenerse a una temperatura determinada o que necesitara una renovación constante.

Bunny Watson (Katharine Hepburn), la documentalista que todos queremos ser de mayores

 

desk-set-1957-001-spencer-tracy-katharine-hepburn-computer-pointing-00o-5gu

Spencer Tracy y Katharine Hepburn en “Su otra esposa” (Desk Set) de 1057

 

 

“Su otra esposa” (Desk Set) es una comedia romántica estadounidense de 1957 dirigida por Walter Lang y protagonizada por Spencer Tracy y Katharine Hepburn. una documentalista de televisión se enfrenta a un experto en automatización (Spencer Tracy) que ha inventado una máquina que ella teme la reemplazará.

En la “Federal Broadcasting Network” en Midtown Manhattan, Bunny Watson (Katharine Hepburn) está a cargo de su biblioteca de referencia, y es responsable de investigar hechos y responder preguntas sobre todo tipo de temas, grandes y pequeños. Es una profesional consumada con un título académico y un postgrado, tiene un conocimiento enciclopédico de su colección y una memoria absolutamente formidable. Ella era una Google ambulante antes de la existencia de Google.

La red está negociando una fusión con otra compañía, pero la mantiene en secreto. Para ayudar a los empleados a hacer frente al trabajo extra, el jefe de la red ha pedido dos ordenadores o “cerebros electrónicos”. El ingeniero de métodos y experto en eficiencia Richard Sumner (Spencer Tracy), inventor de EMERAC (“Electromagnetic MEmory and Research Arithmetical Calculator”), acude a la compañía para ver cómo funciona la biblioteca, para averiguar cómo facilitar la transición. Aunque extremadamente brillante, a medida que conoce a Bunny Watson, se sorprende al descubrir las capacidades profesionales de Bunny Watson.

Cuando se enteran de que las computadoras están llegando, los empleados llegan a la conclusión de que están siendo reemplazados. Sus temores parecen confirmarse cuando todos los miembros del personal reciben una hoja de color rosa impresa por la nueva computadora de su nómina. Pero, resultó ser un error; ya la máquina despidió a todos en la compañía, incluyendo al presidente.

Richard Sumner revela su interés romántico por Bunny Watson, pero cree que EMERAC siempre será su primera prioridad. Sumner lo niega, pero luego Watson lo pone a prueba, programando a la máquina para autodestruirse. Sumner se resiste a la tentación de arreglarla el mayor tiempo posible, pero finalmente cede. Watson lo acepta de todos modos.

 

Alicia Hull (Bette Davis) la bibliotecaria que se niega a censurar un libro de su biblioteca en “El ojo del Huracán”

 

storm-center-1956-001-bette-davis-library

 

En la película “En el ojo del huracán” (Storm Center 1956), Bette Davis interpreta a una bibliotecaria de una pequeña ciudad de Nueva Inglaterra en Estados Unidos que se opone a la censura y a la mezquindad. El libro titulado “El sueño comunista” está en los estantes de la biblioteca de su ciudad, pero durante la época de pánico de la guerra fría y de la llamada “Caza de brujas” del macartismo, los miembros del Consejo Municipal quieren que libros que alaban el comunismo sean retirados de la biblioteca. Como cualquier bibliotecaria de verdad, Alicia Hull se niega a censurar cualquier libro de las estanterías, aunque eso signifique perder su trabajo. Ella misma es acusada veladamente de haber sido comunista y condenada al ostracismo por sus vecinos. En su inimitable estilo, Davis dice al consejo municipal compuesto por hombres:

 

“Tenéis poder para eliminar el libro de la biblioteca. Tenéis el poder para despedirme. Y si hacéis una cosa, tendréis que hacer la otra”.

 

Los bibliotecarios representan muchas cosas; la principal de ellas es la libertad de expresión. Todos podemos esperar reaccionar como Bette si llega el momento en nuestras vidas profesionales.

 

Evelyn ‘Evie’ Carnahan, la bibliotecaria de la Momia

 

mummy-the-1999-001-rachel-weisz

Rachel Weisz  interpreta a Evelyn ‘Evie’ Carnahan, la bibliotecaria vestida de manera  más estereotipada en esta escena, en la serie de película “La momia”

 

 

Evelyn O’Connell (de soltera Carnahan) nació en Londres, Inglaterra, hija de Howard Carnahan. A temprana edad, Evelyn adquirió un interés en Egipto y su historia. Comenzando su carrera como bibliotecaria, Evelyn se aventuró en una expedición a la antigua ciudad de los muertos, Hamunaptra, donde, junto con otros, se encontró con una antigua momia maldita conocida como Imhotep, a la que ayudó a derrotar. Este primer relato llevó a nuevas aventuras en los años venideros como Evelyn, junto con su esposo Rick O’Connell, su hijo Alex O’Connell, y, de vez en cuando, el hermano de Evelyn, Jonathan Carnahan, se enfrentan con muchos poderes y fuerzas antiguas, algunos malvados, otros benignos, y teniendo varios encontronazos con el mismo Imhotep. En los años siguientes, Evelyn documentó sus viajes en forma de novelas de aventuras.

 

Marian, la Bibliotecaria de “Vivir de ilusión”

 

mm-carrion

Ver más sobre 

En 1962, Warner Brother’s Pictures estrenó una versión cinematográfica del popular musical de Broadway “The Music Man” de 1957, protagonizada por Robert Preston en el papel de Harold Hill y Shirley Jones como Marian Paroo. La obra se tradujo al español como “Vivir de ilusión”  “The Music Man” es un musical con libro, música y letras de Meredith Willson, basado en una historia de Willson y Franklin Lacey. En 2005, “The Music Man” fue seleccionada para su preservación en el Registro Nacional Cinematográfico de los Estados Unidos de la Biblioteca del Congreso por ser “cultural, histórica o estéticamente significativa”.

La historia está ambientada en 1912 y gira en torno a un estafador, Harold Hill, que se desplaza de un lugar a otro estafando a pequeños pueblos ingenuos para que le dé dinero para una banda para jóvenes y se lleve el dinero antes de que el pueblo se dé cuenta de lo que ha ocurrido. Buscando otro pueblo al que estafar, Hill llega a River City, en Iowa, donde intentará persuadir a sus habitantes de que la única forma de salvar a la juventud es organizando una banda de muchachos. Lo que no imagina Hill es que la bibliotecaria del pueblo, Marian Paroo, va a trastocar por completo sus planes.

El personaje de Marian Paroo es responsable de muchos estereotipos persistentes (y algunos dirían irritantes) sobre los bibliotecarios, especialmente las bibliotecarias. Se la describe como una solterona, ya que la mayoría de los hombres encuentran su intelecto intimidante y en un momento dado otro personaje la llama “engreída”. Lleva gafas de montura oscura y gruesa, el pelo recogido en un moño y un vestido profesional muy conservador. El estereotipo de la bibliotecaria solterona con gafas de montura de cuernos y un moño ha persistido a lo largo del tiempo y se ha convertido en algo común en la cultura popular, que en absoluto obedece en la mayor parte de los casos a la realidad.

Aunque el personaje de Marian se suele considerar un estereotipo negativo, hay que tener en cuenta que Marian defiende que los libros más atrevidos de autores como Chaucer, Rabelais y Balzac formen parte de la biblioteca, a pesar de las protestas de los ciudadanos que los tachan de inmorales. Aunque se la recuerda principalmente por requerir constantemente silencio, también hay que recordar que fue una defensora de la libertad intelectual.

 

Señora bibliotecaria
¿Qué puedo hacer, querida, para captar tu atención?
Te quiero con locura, con locura, señora bibliotecaria….  Marian
Que el cielo nos ayude si la biblioteca se incendia.
Y los brigadistas voluntarios de mangueras
Tenía que susurrar las noticias a Marian…. ¡Señora Bibliotecaria!
¿Qué puedo decir, querida, para que quede claro
La necesito desesperadamente, señora bibliotecaria… Marian

Si me tropezara y me rompiera mi como lo llames.
Podría tumbarme en el suelo
Hasta que mi cuerpo se convirta en carroña… Señora Bibliotecaria.
Ahora a la luz de la luna, un hombre podría cantarla
A la luz de la luna
Y un hombre sabría que su amada
Había escuchado cada palabra de su canción
Con la luz de la luna ayudando.
Pero cuando trato de decírtelo, querida.

La amo con locura, con locura, señora bibliotecaria…. Marian
Es una causa perdida desde hace mucho tiempo, nunca podré ganar.
Porque el mundo civilizado acepta como pecado imperdonable
Hablar en voz alta con cualquier bibliotecario
Como Marian…

 

Ver además

Imagen de la biblioteca y los bibliotecarios en el cine. Planeta Biblioteca 2018/05/23.

La imagen de la biblioteca en el cine (1928-2015).

La imagen del bibliotecario y de las bibliotecas en el cine

La imagen de las bibliotecarias en el cine. ¿ha cambiado la imagen en los últimos 60 años?

Ex-Libris, la película sobre la Biblioteca Pública de Nueva York (NYPL)

exlibris_quad_title

Ver información

 

La película de Frederick Wiseman, EX LIBRIS – The New York Public Library, nuestra las escenas de una de las instituciones de conocimiento más grandes del mundo como un lugar de bienvenida, intercambio cultural y aprendizaje.

EX LIBRIS – La Biblioteca Pública de Nueva York es una producción de Ex Libris Films, LLC en asociación con WGBH y Independent Television Service (ITVS), con fondos proporcionados por la Corporation for Public Broadcasting (CPB) para PBS. Productor Ejecutivo de ITVS – Sally Jo Fifer.

La película nos lleva al espectador a la trastienda de una de las más grandes nstituciones de conocimiento del mundo. La película examina cómo esta legendaria institución ha seguido con sus actividades habituales adaptándose a la vez a la revolución digital. Muestra que las bibliotecas informan y educan de múltiples formas: libros, conciertos, conferencias, clases y muchas cosas más.

El documental explora el papel de la NYPL como una red igualitaria de exploración, intercambio y aprendizaje. No hay personajes centrales, sólo una serie de viñetas que representan de todo, desde la poesía hasta la construcción de robots. La biblioteca tiene 92 puntos de servicio y atiende cada área de manera diferente de acuerdo a sus necesidades.

Incluye ponentes tan conocidos como Richard Dawkins, Patti Smith y Elvis Costello y usuarios anónimos de la biblioteca en sus vestíbulos, anexos y salas de reuniones.

Los gestores que dirigen la biblioteca exploran sus desafíos para atender un conjunto tan diverso de necesidades y Wiseman contrasta esto con los diversos usuarios de la biblioteca, incluyendo los usuarios de computadoras portátiles, investigadores y personas sin hogar.

 

Con 92 puntos de servicio en Manhattan, el Bronx y Staten Island, la biblioteca es un recurso para todos los habitantes de esta ciudad multifacética y cosmopolita, y más allá. La Biblioteca Pública de Nueva York ejemplifica la arraigada creencia estadounidense en el derecho del individuo a saber y estar informado. Es una de las instituciones más democráticas de Estados Unidos, en la que todo el mundo es bienvenido. La Biblioteca se esfuerza por inspirar el aprendizaje, promover el conocimiento y fortalecer a las comunidades.

 

 

Lugares comunes – escena bibliotecaria (Tutti Tudela)

 

“Tengo un libro de química industrial donde está todo muy bien explicado, se lo puedo prestar con la condición de que me lo devuelvas, no es mío, es del instituto.”

Lugares comunes (2002) / Adolfo Aristarain. Tuti Tudela —

 

Fernando (Federico Luppi): Creo que usted sabe mucho de perfumes.
Tutti Tudela (secretaria): Ummm, casi tanto como usted de mujeres. Con una sola mirada, muy discreta, me examinó de arriba a abajo y creo que no le pareció nada mal lo que veía, ¿me equivoco?
F: O usted es muy sabia o mi mirada está perdiendo la discreción, tal vez porque no esperaba encontrarme con alguien que despertara en mí un inequívoco sentimiento de lujuria.
T: Usted también es una presa que una mujer sin prejuicios estaría muy dispuesta a conquistar.
Carlos (amigo de Fernando): Si quieren sigo yo con las fotocopias y ustedes se van a tomar un café o algo…
T: A mí me quedan unos cuantos prejuicios. Este momento no debe pasar de ser un intercambio muy agradable de elogios eróticos. Puro coqueteo entre dos personas con mucha experiencia.
F: Experiencia no implica conocimiento… Yo no sé nada de mujeres.
T: Eso es una mentira elegante, un caballero no habla de ciertas cosas.
F: Las pocas mujeres que conocí en mi vida, las admiré, las observé e intenté descifrarlas…, nunca dejaron de ser un misterio, nunca dejaron de sorprenderme. Creo que lo único importante es disfrutar de su presencia. No me di cuenta enseguida, pero… un tiempito después aprendí a escucharlas, a valorar los silencios, las miradas, esos momentos en los que parece que no pasa nada y pasa un mundo. Aprendí a respetar su intuición, su inteligencia… y aprendí a amarlas.
T: Le quiero advertir que el nivel de mi defensa se está bajando peligrosamente. No se puede decir esas cosas así… como si nada.
C: Yo me voy, te espero en el coche… (hace gesto de irse).
F: Llevo 40 años casado con la misma mujer y le soy fiel (su amigo se queda).
T: No soy chismosa, no es necesario que me mienta.
F: No le estoy mintiendo. Nunca me obligué a serle fiel a mi mujer. No es una norma o pacto a respetar. Con Lili, con mi mujer, siempre dijimos que si alguien se cruza con alguno de los dos… mala suerte, pero sin mentiras. Estamos juntos porque queremos, nadie nos obliga a ser leales. Ninguna de las mujeres que conocí después de Lili le puede ganar. No… Las miro, las puedo admirar, me puede asombrar encontrarme con alguien como Tutti Tudela, pues yo estoy abierto a lo que sea, por lo que pueda pasar. Pero no hay caso… Lili gana… Lili gana siempre.
T: Tengo la… sensación… de que cuando habla de mujeres… está hablando de una sola mujer.
F: Sí, puede ser sí.
C: Debo advertirle, mi querida Tutti que el discurso de mi amigo es una gran mentira, magistralmente armada para seducir mujeres hermosas como usted.
T (hablando a Luppi): Me gustaría mucho conocer a su mujer.. quiero dejar de ser discreta por una sola vez y contarle todo lo que usted me dijo. ¿Ella lo sabe?
F: Nunca se lo dije, pero… Lili… qué sé yo!!!! nunca se le escapa nada.
T: Dígaselo.
F: No sé si puedo… Por eso escribo…
T: Eso también estaría bien… pero hágalo pronto… Esa mujer no se merece que la hagan esperar tanto.