Archivo de la etiqueta: Europa

De los principios a las prácticas: La ciencia abierta en las universidades europeas: resultados de la encuesta sobre ciencia abierta en la EUA 2020-2021

Rita Morais, Bregt Saenen, Federica Garbuglia, Stephane Berghmans and Vinciane Gaillard From principles to practices: Open Science at Europe’s universities 2020-2021 EUA Open Science Survey results 2020-2021 EUA Open Science Survey results. EUA, 05 July 2021

Texto completo

Este informe presenta los resultados de la Encuesta sobre Ciencia Abierta en la EUA 2020-2021 y ofrece recomendaciones basadas en pruebas para instituciones, investigadores, financiadores de la investigación y responsables políticos sobre la transición hacia la Ciencia Abierta.

Con más de 270 respuestas de 36 países europeos, el informe de la encuesta se centra en el nivel de desarrollo de la Ciencia Abierta en las universidades europeas. También aborda el papel de la Ciencia Abierta en las prioridades estratégicas de las instituciones y su aplicación en las prácticas institucionales.

RESULTADOS CLAVE:

  • Principios de la ciencia abierta: más de la mitad (59%) de las instituciones encuestadas calificaron la importancia estratégica de la ciencia abierta como muy alta o alta. El acceso abierto a las publicaciones de investigación se consideró muy importante para el 90% de las instituciones, pero sólo el 60% consideró que su nivel de implementación era alto. Sin embargo, la diferencia entre la importancia y la implementación es mucho mayor en las áreas relacionadas con los datos (RDM, FAIR y el intercambio de datos): importancia alta en entre el 55-70% de las instituciones encuestadas, con un alto nivel de implementación en el 15-25%.
  • Políticas de ciencia abierta: El 54% de las instituciones tiene una política de ciencia abierta y el 37% está desarrollando una. Sólo el 9% de las instituciones encuestadas carece de una política de ciencia abierta o no tiene previsto elaborarla.
  • Seguimiento del acceso abierto a las publicaciones de investigación: El 80% de las instituciones controlan el número de publicaciones en su repositorio y el 70% supervisó los artículos publicados por sus investigadores en revistas de acceso abierto. Además, casi el 60% informó de que controlaba el coste de las publicaciones de sus investigadores en revistas de acceso abierto.
  • Infraestructura para el acceso abierto a las publicaciones de investigación: El 90% de las instituciones encuestadas tienen su propio repositorio, participan en un repositorio compartido o ambos. En el caso de las plataformas de alojamiento o publicación de revistas Esta cifra alcanza el 66% en el caso de las plataformas de alojamiento o publicación de revistas, y se sitúa en el 57% en el caso del alojamiento o la publicación de monografías. En Además, el 66% de los encuestados afirma que su institución ha participado o apoyado la publicación no comercial en acceso abierto.
  • Competencias relacionadas con los datos: más del 50% de las instituciones encuestadas indicaron que las competencias en materia de datos de investigación sólo estaban disponibles parcialmente. Además, todas las instituciones que indicaron la ausencia o la disponibilidad parcial de competencias en materia de datos, consideraron que se necesitan más competencias de este tipo a nivel institucional.
  • Áreas emergentes de la ciencia abierta: Aproximadamente el 50% de los encuestados conocen las actividades de ciencia ciudadana y actividades de educación abierta en sus instituciones.
  • Ciencia abierta en la evaluación académica: En el 34% de las instituciones, ninguno de los elementos de la ciencia abierta examinados por la encuesta se incluyó en las evaluaciones académicas. Entre las instituciones que que incluyeron actividades de ciencia abierta en sus evaluaciones académicas, el 77% tuvo en cuenta el depósito de artículos en un repositorio.

Se proponen las siguientes recomendaciones:

  • Crear las condiciones para que la Ciencia Abierta se convierta en la norma. Para que la Ciencia Abierta se convierta en la forma estándar de producir y compartir el conocimiento científico, es crucial la participación continua de todas las partes interesadas. La participación activa de los líderes institucionales, además de las directrices y los marcos normativos nacionales y europeos, también es fundamental para crear un contexto favorable para la transición a la Ciencia Abierta.
  • Seguir invirtiendo en la integración de la Ciencia Abierta en las políticas y prácticas institucionales. Las instituciones deberían seguir desarrollando políticas internas de ciencia abierta que estén en consonancia con las políticas nacionales y europeas (siempre que sea posible). Deben seguir creando incentivos y oportunidades para que los investigadores y el personal aumenten su participación tanto en las políticas establecidas (por ejemplo, el acceso abierto a publicaciones de investigación, RDM y datos FAIR) como en las áreas emergentes de la Ciencia Abierta (por ejemplo, la ciencia ciudadana educación abierta). Las instituciones también deberían ampliar la formación en las competencias clave necesarias para la transición hacia la Ciencia Abierta (por ejemplo, habilidades de datos) para los investigadores y el personal.
  • Integrar plenamente la ciencia abierta en las prácticas de recompensa e incentivo. Para que la Ciencia Abierta se convierta en la norma, debe pasar a formar parte integral de las evaluaciones académicas. Los financiadores de la investigación y las instituciones desempeñan un papel clave para hacer posible esta transición, incorporando cada vez más las contribuciones de la Ciencia Abierta en la evaluación y reestructurando los actuales sistemas de premios y reconocimientos.

Privacidad de los niños en línea y Protección de datos de los niños en los países europeos

Children’s Online Privacy and Data Protection in Selected European Countries. European Union, 2021

Texto completo

Este informe examina cómo algunos países de la Unión Europea (UE), a saber, Francia, Dinamarca, Alemania, Grecia, Portugal, Rumanía, España, Suecia, el Reino Unido (RU) y las leyes de la propia Unión Europea (UE), proporcionan derechos de privacidad a los niños en línea.

La UE introdujo el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) en 2016. Como reglamento, el GDPR es directamente aplicable en todos los Estados miembros, pero la mayoría de ellos han introducido legislación para garantizar la coherencia y el cumplimiento del GDPR en sus leyes nacionales. El GDPR también contiene cláusulas que permiten la derogación en ciertas áreas para permitir que los Estados miembros incorporen elementos del GDPR en su legislación nacional “en la medida necesaria para la coherencia y para que sea comprensible.” Aunque el Reino Unido ya no es un Estado miembro de la UE, incorporó toda la legislación de la UE tal como estaba el 31 de diciembre de 2020, en un nuevo cuerpo de derecho interno conocido como “legislación de la UE retenida.”

El RGPD de la UE regula el tratamiento de datos personales y establece varios principios que deben cumplir quienes tratan datos personales: legalidad, equidad, transparencia; limitación de la finalidad; minimización de los datos; exactitud y actualización de los datos; limitación del almacenamiento; e integridad y confidencialidad. El artículo 6 establece las circunstancias en las que el tratamiento de datos es lícito; la circunstancia más común es que el interesado haya dado su consentimiento.

Francia, Dinamarca, Alemania, Grecia, Portugal, Rumanía, España, Suecia y el Reino Unido han introducido legislación que sirve para aplicar o codificar el RGPD en la legislación nacional. Alemania modificó su Ley Federal de Protección de Datos para incorporar elementos del RGPD a su legislación nacional. Dinamarca introdujo una nueva Ley de Protección de Datos. España promulgó la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LPDP), cuyo objetivo es proteger la privacidad e integridad de la persona y cumplir con la Constitución española. El Reino Unido incorporó el GDPR a su legislación nacional a través de la Ley de Protección de Datos de 2018.

Dinamarca, Grecia, Alemania, España y Suecia tienen disposiciones constitucionales que proporcionan protecciones adicionales a la recogida y el tratamiento de datos para proteger el derecho a la intimidad de las personas. La Constitución española establece que el uso de las tecnologías de la información debe garantizar la intimidad personal y familiar de los ciudadanos.

Protección de datos de los niños

El GDPR de la UE establece que se debe proporcionar el consentimiento de un padre o tutor legal para que las empresas puedan procesar datos personales de niños menores de 16 años, y esta edad se utiliza en Alemania y Rumanía. El RGPD permite a los países establecer edades de consentimiento más bajas. Francia y Grecia exigen el consentimiento de un tutor legal para los menores de 15 años; España considera menores a los de 14 años; y Dinamarca, Portugal, Suecia y el Reino Unido fijan esta edad de consentimiento en los 13 años. El RGPD de la UE exige que la información proporcionada a los niños sobre el tratamiento de sus datos personales se presente en términos claros y sencillos que sean fácilmente comprensibles.

En el Reino Unido, el responsable del tratamiento de datos tiene la obligación de verificar que la persona que da el consentimiento para el niño tiene la responsabilidad parental del mismo. Portugal exige que se obtenga el permiso de un tutor legal a través de un medio seguro de autentificación. Alemania y Rumanía exigen a los responsables del tratamiento de datos que realicen esfuerzos razonables para verificar que la persona con autoridad parental ha dado su consentimiento en nombre del niño; sin embargo, ambos países no especifican ni han publicado ninguna orientación sobre cómo debe determinarse la edad de los niños. Una reciente decisión judicial de Alemania ha señalado que una barrera que exija la introducción de un número de pasaporte o de documento de identidad o un número de tarjeta de crédito con un importe mínimo retirado de la cuenta es insuficiente y ha recomendado en su lugar el uso de otras medidas más técnicas, como la información biométrica.

Aparte de exigir el consentimiento de un tutor legal para el tratamiento de los datos de los niños, Francia, Grecia y España no distinguen entre niños y adultos en lo que respecta a los derechos de protección de datos, que se recogen en el RGPD de la UE y que incluyen el derecho al olvido, el derecho de acceso, el derecho de rectificación, el derecho a la limitación del tratamiento, el derecho a la portabilidad y el derecho a oponerse al uso de los datos personales con fines comerciales. España impone a los tutores legales la obligación de velar por que los niños utilicen los dispositivos digitales y la información en línea de manera que “se garantice el adecuado desarrollo de la personalidad [del niño] y se preserve su dignidad y sus derechos fundamentales”.

En España, la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico establece que las administraciones públicas deben promover códigos de conducta voluntarios que tengan en cuenta la protección de los menores. Todavía no se ha publicado ningún código de este tipo.

Declaración conjunta de tres organizaciones europeas pidiendo a todos los editores que pongan fin a los embargos y las restricciones de uso

 


Joint Statement by Three European Organizations Calling on All Publishers to End Embargoes and Use Restrictions, mayo 2021

Ver original

25 de mayo de 2021

EUA se unió a CESAER y Science Europe para pedir a todos los editores que respeten plenamente los derechos de los investigadores y pongan fin al uso de restricciones y embargos. En una declaración conjunta publicada el 25 de mayo, los tres socios que representan a más de 880 universidades y organizaciones que realizan investigaciones y que financian la investigación pidieron a todos los editores que dejen de exigir a los investigadores que cedan sus derechos. El documento, firmado por los presidentes de las tres organizaciones, es una fuerte muestra de apoyo a la Ciencia Abierta y el Acceso Abierto.

La declaración expresa una profunda preocupación por las prácticas poco claras de algunos editores, en particular los ejemplos recientemente reportados por cOAlition S , que complican y confunden a los investigadores. Las organizaciones instan a los editores a reconsiderar su posición y modernizar sus enfoques de una manera que respeten plenamente los derechos de los investigadores, incluido el intercambio de los resultados de sus investigaciones revisadas por pares sin restricciones ni embargos.

En particular, la declaración afirma que los investigadores que deseen depositar su manuscrito aceptado por el autor en un repositorio con una licencia abierta (por ejemplo, CC BY), y sin ningún embargo, deben poder hacerlo.

“Es hora de hacer del acceso abierto una característica permanente del sistema de investigación”, dijo el presidente de EUA, Michael Murphy. “Los investigadores deben tener la libertad de elegir dónde y cómo publicar sus hallazgos, y esta opción debe incluir el autoarchivo de su trabajo en repositorios para garantizar el acceso a la Ruta Verde de Acceso Abierto. Esta es una simple cuestión de valores fundamentales y respeto ”.

Actualmente, los editores suelen exigir a los autores que firmen acuerdos de publicación exclusivos que restringen lo que los autores pueden hacer con los resultados de sus investigaciones. La declaración insta a reemplazar este sistema obsoleto y apoya la diversidad de modelos para la difusión abierta de la investigación para el mayor beneficio de la sociedad.

DECLARACIÓN

Nuestras tres asociaciones –CESAEREuropean University Association (EUA) y Science Europe, apoyan firmemente la ciencia abierta y el acceso abierto. Es fundamental que los investigadores, universidades, y otras investigaciones – Las organizaciones encargadas de difundir y reutilizar los resultados de la investigación sin restricciones o embargos.

Observamos que, si bien los editores académicos están mostrando su liderazgo en esta área al adoptar plenamente los modelos de publicación de acceso abierto y las prácticas de ciencia abierta, algunos no las apoyan lo suficiente. Estos editores todavía requieren que los investigadores firmar sobre sus derechos y / o tengan restricciones de uso y embargos sobre cómo pueden utilizar los resultados de su investigación revisada por pares.

Estamos especialmente preocupados por la comunicación y las prácticas opacas de algunos editores como lo informado por la coalición S . Este enfoque complica y confunde las cosas para los investigadores, impidiendo el progreso hacia un sistema de comunicación académica basado en el acceso abierto a los resultados de la investigación.

Instamos a esos editores a que reconsideren su posición y se modernicen, asegurándose de que desempeñen su papel para proporcionar unas condiciones más justas y transparentes para los autores. Estos deben respetar plenamente los derechos de los investigadores, incluido el derecho a compartir su investigación sin restricciones o embargos. Si un grupo o una plataforma opta por adoptar la postura de exigir a los autores que renuncien a sus derechos, deben declararlo clara y públicamente para garantizar que los investigadores tomen decisiones informadas.

En términos más generales, la posición estándar de las plataformas y los editores debería ser capacitar a los investigadores para que publiquen sus hallazgos (incluidos los datos y los activos digitales) sin perder sus derechos. Los investigadores que deseen depositar su manuscrito en un repositorio con una licencia abierta (por ejemplo, CC BY), y sin embargo, deben ser capaces de hacerlo. En resumen, los modelos que continúan dependiendo de las barreras y que restringen lo que los investigadores pueden hacer con sus hallazgos de investigación están desactualizados y deben ser puestosal día. Como tal, apoyamos plenamente a COAlition S y a otros que exploran una diversidad de modelos para apoyar la difusión abierta de la investigación. Las tres organizaciones signatarias apoyan la difusión abierta de los resultados de la investigación para el mayor beneficio de la investigación y la sociedad y exhortan a todos los editores a que dejen de exigir a los investigadores que firmen sus derechos y pongan fin al uso de restricciones y embargos.

Las bibliotecas universitarias y los libros de acceso abierto en Europa. Un estudio de la situación actual

Academic Libraries and Open Access Books in Europe: a Landscape Study ·  COPIM

Morka, Agata, & Gatti, Rupert. Academic Libraries and Open Access Books in Europe. A Landscape Study. Operas, 2021

Texto completo

Los últimos quince años han sido testigos de la aparición de un nuevo papel para las bibliotecas universitarias. Además de cumplir con su tarea fundamental de proporcionar acceso al conocimiento, además de ser llamadas de todas formas posibles, desde templos del conocimiento hasta inquietantes heterotopías, las bibliotecas se han convertido en uno de los actores cruciales en el espacio de la publicación de libros de acceso abierto. Actúan como financiadoras de las tarifas de los libros de acceso abierto, apoyan los planes de financiación colaborativa y, en ocasiones, asumen el papel de editoras ellas mismas. 

Para intentar crear un entorno editorial sostenible, en el que puedan florecer los libros de acceso abierto, es necesario, por tanto, comprender bien cómo trabajan las bibliotecas universitarias, cómo se enfrentan a las iniciativas de acceso abierto y qué retos encuentran. Estas cuestiones son el núcleo de este informe.

El panorama que se dibuja en este informe no es en absoluto exhaustivo; hay muchos más países de la comunidad europea, además de los catorce que hemos analizado, que necesitan una investigación más profunda. La muestra tomada para el estudio demuestra que la edición de acceso abierto es un organismo vivo y diverso que escapa a cualquier clasificación general fácil. Para comprender mejor el papel de las bibliotecas universitarias y de investigación en Europa en relación con los libros de acceso abierto, se han examinado varios aspectos cruciales que ayudarían tanto a identificar los hilos comunes como a señalar las particularidades regionales. De ha examinado cada país según las siguientes áreas de interés 1. características generales de los sistemas bibliotecarios para el contenido electrónico y las publicaciones de acceso abierto, 2. comunidad bibliotecaria y acceso abierto, 3. políticas de libros de acceso abierto, 4. financiación de libros de acceso abierto, 5. iniciativas de publicación de libros de acceso abierto dirigidas por bibliotecas/estudiantes, y 6. integración de libros de acceso abierto en los sistemas bibliotecarios.

Un examen general de los sistemas de bibliotecas universitarias en los catorce países europeos elegidos ha revelado ciertas polaridades. Mientras que en algunos países las bibliotecas gozan de una relativa autonomía en sus procesos de toma de decisiones y en el gasto presupuestario (por ejemplo, Alemania y Noruega), en otros dependen en gran medida de sistemas centralizados, en los que los Ministerios de Educación desempeñan un papel decisivo en las asignaciones presupuestarias estatales por institución y en la creación de colecciones a nivel nacional, más que institucional (por ejemplo, Croacia y Polonia).

Es una práctica común en toda Europa que las bibliotecas se unan y formen consorcios que representen los intereses colectivos de las bibliotecas participantes, especialmente cuando se trata de discutir acuerdos con las principales editoriales y negociar las condiciones de acceso al contenido electrónico. Estos organismos pueden desarrollarse a nivel regional (por ejemplo, los consorcios regionales españoles), nacional (por ejemplo, Couperin en Francia) o incluso transnacional (GASCO para los países de habla alemana, incluyendo Alemania, Austria y Suiza). 

La comunidad bibliotecaria europea se caracteriza por la presencia de numerosas asociaciones de bibliotecas, que tratan el acceso abierto como uno de los puntos críticos de debate. Por un lado, redes de bibliotecarios bien establecidas y con una larga trayectoria (por ejemplo, la Asociación de Bibliotecas Italianas, creada en los años 30, o BAD, la Asociación Portuguesa de Bibliotecas de Archivos, creada en 1973) han creado grupos de interés especial para tratar temas específicos del acceso abierto. Por otra parte, en la comunidad bibliotecaria europea están surgiendo nuevas organizaciones unidas en torno a los temas de la ciencia abierta (por ejemplo, ENABLE! en Alemania). La abundancia de estas iniciativas en toda Europa muestra la escala y la importancia del compromiso de las bibliotecas en las prácticas de publicación de acceso abierto.

Las políticas de libros de acceso abierto se están introduciendo lentamente en toda Europa. Sólo tres de los catorce países analizados han introducido políticas nacionales de acceso abierto que incluyen los libros (Francia, Polonia y los Países Bajos). Eslovenia, en su estrategia nacional de acceso abierto, fomenta -aunque no impone- el acceso abierto a los libros. En todos los países investigados existen mandatos institucionales de acceso abierto, y algunos de ellos también tienen requisitos de acceso abierto específicos de los financiadores (por ejemplo, la NWO o el Consejo de Investigación de los Países Bajos). 

La financiación específica para libros de OA sigue siendo una rareza en los países analizado. De los catorce casos, sólo cuatro países (Alemania, Países Bajos, Finlandia y Noruega) cuentan con fondos específicos para el libro de OA, algunos a nivel nacional y otros a nivel institucional o de los financiadores. La presencia de estos fondos en estos cuatro países no es una sorpresa: también se encuentran entre los pioneros europeos del movimiento de acceso abierto. En los diez países restantes, las publicaciones de libros en régimen de acceso abierto suelen financiarse a través de becas para investigadores, y una parte del dinero de la subvención se destina a las tasas de publicación en régimen de acceso abierto.

Las iniciativas de publicación de libros en acceso abierto dirigidas por bibliotecas o académicos no han cobrado (todavía) impulso en Europa. Aunque hay varios proyectos emergentes en los que participan las bibliotecas, en la mayoría de los casos no son a gran escala (por ejemplo, FF Open Press en la Universidad de Zagreb). Entre los pioneros de modelos innovadores de publicación de libros en régimen de OA se encuentran Alemania, Dinamarca, Finlandia y Suecia. También hay algunos ejemplos de proyectos parcialmente subvencionados por los financiadores nacionales (los libros de OA de la Facultad de Letras de la Universidad de Liubliana, en Eslovenia, y el proyecto Kallipos+ en Grecia). Sin embargo, en la mayoría de los países investigados no existen iniciativas de este tipo.

En lo que respecta a la integración del contenido electrónico en los catálogos de las bibliotecas, las bibliotecas de toda Europa dependen de los agregadores con los que deciden asociarse; por lo tanto, la presencia -o la falta de ella- de los libros de OA en los catálogos locales depende de la cobertura de estos socios. Dado que la cobertura de libros de OA por parte de los principales agregadores tiende a ser irregular (una preocupación expresada por varios de los bibliotecarios entrevistados), en muchos casos, cuando los recursos lo permiten, los registros de libros de OA se introducen en los catálogos locales de forma manual. El Directorio de Libros de Acceso Abierto (DOAB) es mencionado por los bibliotecarios como la fuente de metadatos para los libros de OA que utilizan y a menudo enlazan en los sitios web de las bibliotecas. 

Las conclusiones de este informe sugieren que existe un potencial para crear un modelo de financiación de consorcios a nivel de la UE para los libros de OA. Existe un interés indiscutible por los libros de OA en general por parte de la comunidad de bibliotecas universitarias europeas. Sin embargo, a pesar de este entusiasmo, hay que tener en cuenta que un proyecto de tal envergadura se enfrentará a numerosos retos.

Existen profundas discrepancias entre los miembros de la Comunidad Europea a la hora de abordar las cuestiones relativas al acceso abierto. En los países nórdicos, Alemania y los Países Bajos, se ha convertido en uno de los aspectos fundamentales de la comunicación académica; las instituciones lo apoyan y existen planes de financiación que permiten a las bibliotecas invertir en iniciativas de publicación de libros en abierto. Otras regiones siguen luchando por la plena integración de las publicaciones de OA en sus ecosistemas bibliotecarios: la financiación es insuficiente, no hay suficientes recursos humanos, hay poca autonomía en la toma de decisiones a nivel institucional y, por tanto, poco margen para la experimentación. 

Después de haber examinado el panorama de las bibliotecas universitarias europeas, parece claro que será difícil, si no simplemente imposible, tratar de encontrar un modelo único para un plan de financiación colaborativo a escala de la UE para los libros de OA. Sin embargo, dado que existen varias tendencias regionales y similitudes entre los países examinados, parece prudente reunirlos en grupos basados en estas similitudes y crear una variedad de modelos que funcionen para los sistemas centralizados y descentralizados, y tanto para los más veteranos como para los más noveles en el tema

El marco europeo de la digitalización

Suárez, Cristina. El marco europeo de la digitalización. ethic, 2021

Texto completo

La transformación digital ha sido una de las asignaturas que más se le han resistido a España, pero el país ha sabido dar pasos firmes hacia la implementación de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en los últimos años. Gran parte de esta evolución ha llegado a raíz de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, que obligó a múltiples ámbitos de la sociedad –especialmente el empresarial, el económico y la educación– a ser partícipes de una carrera a contrarreloj para encontrar la mejor forma de seguir funcionando en la distancia.

El estudio internacional de alfabetización informática e informacional (ICILS): principales conclusiones e implicaciones para las políticas educativas en Europa

The 2018 International Computer and Information Literacy Study (ICILS): Main findings and implications for education policies in Europe.

Texto completo

Las competencias digitales constituyen una habilidad esencial para participar en un mundo impulsado por la tecnología. Al mismo tiempo, las competencias digitales son un área con lagunas de investigación, y datos insuficientes. El Estudio Internacional de Alfabetización Informática y de la Información (ICILS) pretende colmar estas lagunas estudiando en qué medida los jóvenes son capaces de utilizar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) de forma productiva en la escuela, en casa, en la sociedad y en sus futuros lugares de trabajo.

Marco Europeo de Competencias Digitales para los Ciudadanos (DIGCOMP)

Carretero Gomez, S., Punie, Y., Vuorikari, R., Cabrera Giraldez, M. and Okeeffe, W., editor(s), Kluzer, S. and Pujol Priego, L., DigComp into Action: Get inspired, make it happen. A user guide to the European Digital Competence Framework, EUR 29115 EN, Publications Office of the European Union, Luxembourg, 2018, ISBN 978-92-79-79901-3, doi:10.2760/112945, JRC110624.

Texto completo

El Marco Europeo de Competencias Digitales para los Ciudadanos (DIGCOMP) tiene como objetivo la formación de profesionales en sintonía con las necesidades de la sociedad contemporánea. El marco proporciona la descripción detallada de todas las habilidades necesarias para ser competente en entornos digitales y las describe en términos de conocimientos, habilidades y actitudes y aporta los niveles dentro de cada competencia. Estableciendo 21 competencias en cinco áreas (Comisión Europea, 2016).

  1. Creación de contenido digital
  2. Comunicación y colaboración
  3. Información y tratamiento de datos
  4. Seguridad
  5. Resolución de problemas

Con dos tipos de competencias: 10 competencias técnicas y 10 transversales. Entre las competencias técnicas. Enumera las siguientes:

  1. Inteligencia artificial
  2. Redes de comunicaciones
  3. Impresión 3D
  4. Diseño electrónico
  5. Programación de realidad virtual
  6. Robótica
  7. Automatización industrial
  8. Programación de microcontroladores
  9. Diseño asistido por ordenador (CAD)
  10. Técnicas de diseño sostenible

Y entre las competencias transversales:

  1. Creatividad
  2. Resiliencia
  3. Responsabilidad en el cumplimiento de normas y tareas
  4. Aprender a aprender
  5. Flexibilidad
  6. Trabajo en equipo
  7. Auto- organización
  8. Iniciativa
  9. Liderazgo
  10. Comunicación

¿Qué sociedad digital queremos? Alternativas regulatorias para una Europa digitalmente soberana

Pablo García Mexía y Jorge Villarino Marzo . ¿Qué sociedad digital queremos? Alternativas regulatorias para una Europa digitalmente soberana. Fundación Alternativas, 2021

Texto completo

La regulación jurídica, en tanto que mecanismo de ordenación de la sociedad, juega un papel determinante en la configuración de la sociedad digital, pues “sociedad” y “sociedad digital” son hoy día expresiones perfectamente equivalentes. O como en relación con la economía recuerda la OCDE:

“La economía digital es ya ́la economía ́”.

El detonante y motor de la sociedad digital, Internet, fue tecnológicamente concebida como una red abierta, conforme al principio de “extremo a extremo” (end-to-end)2, que hace posible una conectividad directa y total entre cualesquiera de sus puntos. Ello condujo a sus pioneros a mostrarse particularmente reacios a cualquier factor que pudiera obstaculizar aquel principio, por ejemplo, en forma de regulación legal. Sin embargo, y tras décadas y varias etapas de compleja relación entre Internet y regulación, está hoy pacíficamente aceptado que Internet no es un mundo aparte carente de regulación o que deba permanecer al margen de ella.

Antes de adentrarnos en tales cuestiones, es no obstante necesario situarlas en su contexto tecnológico, pues es obviamente la tecnología la que ha hecho posible la sociedad digital.

La Década Digital de Europa: objetivos digitales para 2030

La Década Digital de Europa: objetivos digitales para 2030. Comisión Europea, 2021

Texto completo

Europa aspira a capacitar a las empresas y las personas para un futuro digital sostenible, más próspero y centrado en el ser humano.

El 9 de marzo de 2021, la Comisión presentó una visión y vías para la transformación digital de Europa de aquí a 2030. Esta visión de la Década Digital de la UE evoluciona en torno a cuatro puntos cardinales:

Capacidades

  • Especialistas en TIC: 20 millones + convergencia de género
  • Capacidades digitales básicas: mínimo el 80 % de la población

Infraestructuras digitales seguras y sostenibles

  • Conectividad: Gigabit para todos, 5G en todas partes
  • Semiconductores de vanguardia: duplicar la proporción de la UE en la producción mundial
  • Datos: borde y nube: 10 000 nodos frontera de alta seguridad y neutros desde el punto de vista climático
  • Informática: primer ordenador con aceleración cuántica

Transformación digital de las empresas

  • Asimilación de la tecnología: utilización de la nube, la IA y los macrodatos por el 75 % de las empresas de la UE
  • Inovadores: aumento de las empresas emergentes en expansión y la financiación para duplicar los unicornios en la UE
  • Usuarios tardíos: más del 90 % de las pymes alcanzan al menos un nivel básico de intensidad digital

Digitalización de los servicios públicos

  • Servicios públicos clave: 100 % en línea
  • Salud electrónica: disponibilidad del 100 % de los historiales médicos
  • Identidad digital: utilización de la identificación digital por el 80 % de los ciudadanos

Estos cuatro ámbitos forman parte de la «Brújula Digital» de Europa, que plasmará las ambiciones digitales de la UE para 2030 en términos concretos mediante:

  • objetivos e hitos esenciales
  • una sólida estructura de gobernanza conjunta que incluya un sistema de seguimiento para determinar los éxitos y las lagunas
  • proyectos plurinacionales en los que se combinen inversiones de la UE, de los Estados miembros y del sector privado

Infraestructuras de investigación europeas para un futuro más inteligente

European Research Infrastructures for a smarter future” Conference will be held on May 15th 2020

Texto completo

Las infraestructuras de investigación son elementos clave para proporcionar los datos y servicios para que los científicos europeos realicen investigaciones de vanguardia en una variedad de campos científicos y para que las empresas europeas desarrollen nuevos productos y servicios.

Ellos fomentan el desarrollo de nuevos tipos de materiales que permitan su análisis hasta nivel molecular y pruebas en condiciones extremas. Permiten el desarrollo de tecnologías modernas para la explotación de diversas fuentes de energía, desarrollando nuevas tratamientos para enfermedades, o hacer nuestras ciudades más habitables. Nos dan herramientas para entender mejor nuestro universo, nuestro planeta y a nosotros mismos como humanos. Nuestras inversiones compartidas en infraestructuras de investigación en las últimas décadas han nos equipó con algunas de las instalaciones más avanzadas y sofisticadas del mundo. Ahora es vital aprovechar todo el potencial de estas infraestructuras para hacer frente a complejas preguntas y servir más eficazmente a la industria, para contribuir a la educación y el empleo y para mejorar la vida de los ciudadanos. Necesitamos un enfoque más fuerte en la dirección y la sociedad impacto de nuestras inversiones compartidas.

El objetivo general de la conferencia era explorar el potencial de la industria europea Infraestructuras de investigación para tener un impacto significativo en la estrategia europea y determinar las formas en que esto podría lograrse. El resultado de este evento de alto nivel dio un nuevo impulso a la infraestructura de investigación europea política, apoyando la plena realización del potencial del Espacio Europeo de Investigación para impulsan los cambios necesarios en nuestra economía y sociedad.