Archivo de la etiqueta: PreTextos

…ese libro es el otro lugar que tiene la forma de la felicidad perfecta

 

pauls

“Irrumpen en su habitación, le hablan en voz alta, le recuerdan todo lo incalculablemente valioso que olvida, que posterga, que reemplaza por estar ahí tirado con sus libritos. Le exigen que haga algo.

…ese libro es el otro lugar que tiene la forma de la felicidad perfecta, y que, como escribió alguien que él leerá recién veinte años más tarde, cuando ya no esté circunstancial sino crónicamente enfermo, tanto que solo será capaz de hacer lo único que quiere hacer, quemarse los ojos leyendo, quizá no haya habido días en nuestra infancia más plenamente vividos que aquellos que creímos dejar sin vivirlos, aquellos que pasamos con el libro por el que más tarde, una vez que lo hayamos olvidado, estaremos dispuestos a sacrificarlo todo.”

“Trance” de Alan Pauls

 

Anuncios

El “Señor de los libros” un trabajador de la limpieza que ha dedicado su vida a rescatar libros de la basura y donarlos a bibliotecas y escuelas

 

José Alberto Gutiérrez. conductor de un camión de la basura en Bogotá ha dedicado su vida profesional a recoger los libros que han sido desechados en la basura por otras personas, con el propósito de que estos sean reutilizados en bibliotecas y centros de lectura de todo el país. Incluso el y su familia llegaron a montar una biblioteca en su propio domicilio a la que denominaron “La fuerza de las palabras”

 

Hace unos meses hablábamos en este blog de como los trabajadores de la basura de Ankara en Turquia juntaron los libros que la gente tiraba e hicieron una biblioteca comunitaria en una fábrica abandonada. Hoy hablamos de una historia paralela, la de José Alberto Gutiérrez, conocido como  ‘El Señor de los Libros’, un colombiano de 55 que desde hace una decena de años se dedica a rescatar libros que alguien ha arrojado a la basura y de esta manera enriquecer bibliotecas, escuelas o centros vecinales de Bogotá.

El primer libro que José Alberto dice haber rescatado fue “Ana Karenina” de Leon Tolstoi hace 21 años, cuando comenzó a trabajar como conductor en la empresa de Limpieza Metropolitana de Bogotá. Y desde entonces, dice haber rescatado más de cincuenta mil libros de todas las materias y disciplina que alguien había arrojado a la basura, proporcionándoles una nueva oportunidad de volver a ser leídos y enriquecer la vida de muchas personas carentes de este beneficio.

5b2433f6df40f

En el año 2008, con la ayuda de su mujer e hijos, montó una biblioteca en su propia casa, que bautizaron como “La Fuerza de las Palabras“, un espacio que funcionó durante 16 años como centro de aprendizaje para cientos de niños del sur de Bogotá, una zona especialmente vulnerable; y se enorgullece de que la mayoría de los niños del barrio que asistían a la Fundación llegaron a la universidad. Hace dos años cerraron “La Fuerza de las Palabras” para donar sus libros a otras zonas necesitadas del país. Incluso en una ocasión enviaron una remesa de cinco cajas repletas de libros a la comunidad indígena Huitotacueimani,  ubicada en el municipio La Chorrera, en Caquetá, una zona selvática del sur de Colombia.

José afirma que “La lectura es el símbolo de la paz y de la esperanza en nuestro país. Si a mí un libro me cambió la vida, imagínese el impacto de un texto en uno de esos lugares que ha sido víctima del conflicto armado y del olvido del Estado”. El año pasado una empresa colombiana le cedió un local cercano a su domicilio donde está montando su soñada biblioteca museo, que contará con un taller de reciclaje, en el primer piso con un banco de libros, y en el segundo piso, con un museo biblioteca. Proyectos como el que ha dedicado la vida José son de vital importancia para un país como Colombia, donde la media de lectura de los niños hasta cinco años es de 2,9 libros de promedio, y asisten a la universidad sólo 2 de cada 5 personas que inician los estudios, y donde la media desciende de manera alarmante en las zonas marginadas de la ciudad. “El mundo necesita de más acciones como esta, porque en un territorio donde no hay acceso a muchas cosas, un libro se convierte en el símbolo de la esperanza”, dice José Alberto,

 

 

 

Evolución de lectura durante el desayuno

 

cwozptsueaasmu9

De la prensa impresa a la digital, del eReader a la tablet

 

La velocidad de la vida moderna es de 2,3 palabras por segundo, o unas 100.000 palabras al día. Esa es la palabrería que bombardea a la persona promedio (estadounidense) en las 12 horas en que típicamente está despierta y “consumiendo” información, según un nuevo estudio de la Universidad de California en San Diego: “¿Cuánta información?

Desde 1980 hasta 2008, el número de bytes que consumimos ha aumentado un 6 por ciento cada año. En 28 años, tendrá un aumento del 350 por ciento.

“Leer es un golazo”, un programa para fomentar la lectura en las bibliotecas argentinas durante el Mundial de Rusia 2018

a1ju3bd0

 

Argentina, que tienen en Leo Messi a la máxima estrella futbolística del mundo, y donde se vive el futbol con verdadera pasión ha lanzado el programa de fomento de la lectura “Leer es un golazo”, impulsado por por el vicegobernador Gustavo Canteros de la provincia de Corrientes.

El programa coincide con el Mundial Rusia 2018 y la celebración del Día del Escritor, el 13 de junio, y del Día del Libro, el 15 de junio y utiliza los mismos colores que la camiste de la selección argentina, la conocida “albiceleste“. Para llevarlo a cabo fueron convocados escritores, docentes, músicos y otros actores de la cultura correntina, quienes compartirán charlas y lecturas con niños, jóvenes y adultos, en encuentros que se realizarán fuera del espacio tradicional de lectura.

Durante el anuncio del programa “Leer es un golazo”, se lanzó una convocatoria pública a la comunidad para participar de la campaña “Doná libros, hacé un gol” #DonaLibrosHaceUnGol”, una acción solidaria para posibilitar el acceso a los libros de jóvenes en situación de vulnerabilidad, entendiendo a la lectura como un derecho social fundamental de todos los niños. Los libros, que se recibirán hasta el 11 de julio serán donados una institución de la ciudad que no cuente con biblioteca.

La primer actividad de este particular programa es la participaron de un “Mundialito de Poesía”, una competición en la que se leyeron poemas de autores de todo el mundo. El próximo encuentro se realizará en el Hogar Escuela Domingo Savio, con la participación de Silvia Pozo, y consistirá en un evento de cuentos contados y dibujados.

 

 

 

#LeerNoEsUnDelito: un estudiante denuncia su detención por intentar leer en la biblioteca pública del Metro de la Ciudad de México

 

metro

 

José Luis Gallegos trató de utilizar la sala de lectura de la biblioteca pública “Benito Juárez”, ubicada en el metro Chabacano, de la Ciudad de México, pero fue llevado a un juzgado cívico. El joven denunció que la encargada del lugar le aseguró que las instalaciones sólo pueden ser usadas por trabajadores del Metro.  La postura que contradice aquello que se publica en la página del sistema de transporte colectivo, en donde además de indicarse que se trata de espacio pensados en el “público usuario” se ofrecen los horarios de atención.

Tras cinco horas en el juzgado se concluyó que no había cometido ninguna falta y el joven fue puesto en libertad. “Lo que sigue es luchar para que este tipo de espacios puedan usarlos cualquier persona y concienciar a las autoridades que no pueden detenernos arbitrariamente por usar una sala de lectura”, expuso José Luis cuando fue liberado.

Con el hashtag #LeerNoEsUnDelito cientos de usuarios de redes sociales denunciaron el hecho. Para exigir que este acto no vuelva a repetirse y una mayor apertura de estos espacios, el joven y 18 organizaciones convocaron mañana a una jornada de lectura en voz alta frente la biblioteca.

Ver Video

leernoesundelito

“Subway Library” la biblioteca digital gratuita del metro de Nueva York

 

maxresdefault1

La iniciativa, denominada “Subway Library”, es una colaboración entre la Biblioteca Pública de Nueva York, la Biblioteca Pública de Brooklyn, la Biblioteca de Queens, la Autoridad Metropolitana de Transporte y Transit Wireless. Sigue al lanzamiento de Wi-Fi gratuito en todo el sistema de metro de la ciudad de Nueva York a finales del año pasado. Antes de esta inicativa, las únicas opciones de lectura para los pasajeros eran las copias impresas o los materiales digitales descargados con antelación. Ahora, cualquier persona con un dispositivo inteligente puede decidir lo que quiere leer después de subir al tren.

El sistema de bibliotecas de la ciudad de Nueva York está pasando a la clandestinidad. Diez vagones de metro rediseñados para que coincidan con el interior de la Sala de Lectura Rose de la Biblioteca Pública de Nueva York saldrán a las vías el 8 de junio. Los lomos de los libros que decoran los asientos, las paredes y las pancartas publicitarias son sólo para la decoración, pero cientos de textos reales están disponibles para los viajeros tan pronto como entran en la estación. Durante las próximas seis semanas, cualquiera puede descargar libros gratuitos de las bibliotecas de la ciudad de Nueva York cuando se conectan a la red Transit Wireless Wi-Fi, informa The New York Times.

 

 

 

 

Segovia propone disfrutar de la gastronomía y la lectura a través de los pinchos literarios

pincho-literario

En Segovia durante las jornadas de “Pincho literarios” al pedir una consumición, se le acompaña de una tapa y un texto literario escrito o en viva voz de los grandes autores de la literatura española con citas sobre los placeres de la gastronomía. Los integrantes del Taller de Creación Literaria “¡Cuéntame un cuento que no te sepas!”, te invitan a dejarte sorprender en esta JORNADA del PINCHO LITERARIO de DEGUSTACIÓN GRATUITA

Por ejemplo de textos como este del poeta chileno Pablo Neruda, un juego de palabras en torno a las palabras y la comida.

“…Amo tanto las palabras… Son tan hermosas que las quiero poner todas en mi poema… Las agarro al vuelo, y las limpio, las pelo, me preparo frente al plato, las siento vibrantes, vegetales, aceitosas, como frutas, como algas, como aceitunas… Y entonces las revuelvo, las agito, me las bebo, me las zampo, las trituro, las emperejilo, las libero…. ¡Qué buen idioma el mío!

P. NERUDA