Archivo de la etiqueta: Citas bibliográficas

Granjas de citas y círculos de autocitación

Hill, Sarah. «Citation Farms and Circles of Self-Citation». The Big Idea, 19 de marzo de 2020,

Texto completo

Las «granjas de citas», consisten en autores que se autocitan o se citan mutuamente de forma rutinaria y masiva para aumentar el impacto de sus publicaciones. Aunque se cree que estas «granjas de citas», también conocidas como «cárteles de citas», son el sello de la mala ciencia, la mayoría de los investigadores están de acuerdo en que hay espacio para la autocitación, pero que es una buena práctica limitarla cuando sea posible.

La autocitación puede ser necesaria, por ejemplo, si usted es la única persona que ha realizado un determinado tipo de investigación antes. Citar su propio trabajo o el de sus coautores puede ser la medida adecuada. «Todo el mundo se autocita porque, tarde o temprano, todo el mundo se basa en hallazgos anteriores», afirma Hadas Shema en el blog Scientific American. Shema cita a R. Costas, et al, en su artículo de 2010, «Self-cities at the meso and individual levels» (Autocitas en los niveles meso e individual): «Dada la naturaleza acumulativa de la producción de nuevos conocimientos, las autocitas constituyen una parte natural del proceso de comunicación».

Hay una forma sencilla de medir el impacto del trabajo de un investigador: utilizando el Factor de Impacto de la Revista (JIF). Un índice h de 20 indica que un investigador ha publicado 20 artículos con al menos 20 citas. Tras 20 años de investigación, un índice h de 20 es bueno, 40 es sobresaliente y 60 es excepcional. La ventaja del índice h es que combina la productividad (el número de publicaciones) y el impacto (número de citas) en un solo número.

Según la revista Nature, en 2017, un profesor tuvo una idea para contabilizar más a fondo las autocitas. Este profesor, ahora en la Universidad de Helsinki, sugirió un índice de autocitación, o índice s, en la línea del indicador de productividad del índice h. Creado por Justin Flatt, Alessandro Blasimme, Effy Vayena, así un científico tiene un índice s si ha publicado s artículos, cada uno de los cuales ha recibido al menos s autocitaciones. Con esta nueva herramienta, un índice s de 10 significaría que un investigador ha publicado 10 artículos con al menos 10 autocitaciones cada uno.

El profesor que ideó este sistema de puntuación afirma que no se trataba de establecer umbrales para lo que era un índice s adecuadamente bajo, ni tampoco de avergonzar a los que se autocitan mucho. Utilizando los datos, se trataba simplemente de otra herramienta para medir el impacto de ciertas teorías y artículos.

Según John Ioannidis, médico de la Universidad de Stanford (California) especializado en metaciencia: «Este [estudio] no debería llevar a vilipendiar a los investigadores por sus índices de autocitación, entre otras cosas porque éstos pueden variar entre disciplinas y etapas de la carrera». Y añade: «Sólo ofrece información completa y transparente. No debería utilizarse para emitir veredictos como el de decidir que una autocitación demasiado alta equivale a un mal científico».

¿Reduce la autocitación la probabilidad de publicación? Sí, según algunos autores. «Clarivate supervisa las autocitaciones cuando calcula el factor de impacto de una revista, y puede retirar de la lista a una revista cuando las tasas de autocitación son demasiado altas o cambia la clasificación relativa de una revista dentro de su campo», dice el doctor Phil Davis, experto en comunicación científica en el blog The Scholarly Kitchen. «Ningún editor quiere ser conocido como el que puso a la revista en ‘tiempo muerto'».

«La autocitación es necesaria para informar al lector sobre el trabajo previo del autor y proporcionar información de fondo. Un índice bajo de autocitación puede llevar a un revisor a creer que los antecedentes del autor son inadecuados, mientras que un índice alto podría indicar que está ignorando el trabajo de sus colegas. Se recomienda un equilibrio», dice Paul W. Sammarco, en Ethics in Science and Environmental Politics. Así que, buena suerte con el equilibrio, sobre todo para los que trabajan en disciplinas con experimentación novedosa. Siempre que no cite a sus amigos y colegas a propósito para aumentar sus índices h, al final todo debería ser igual.

Manipulación de citas

«Citation Manipulation». COPE: Committee on Publication Ethics, 2022.
DOI: https://doi.org/10.24318/cope.2019.3.1

Texto completo

El documento de debate de COPE sobre la manipulación de las citas define las cuestiones clave y las soluciones existentes en torno a las prácticas de citación poco éticas. COPE agradece los comentarios que contribuyan a este debate en curso.

La citación manipuladora se caracteriza por comportamientos destinados a incrementar el número de citas para beneficio personal, tales como: autocitación excesiva del propio trabajo de un autor, citación excesiva a la revista que publica el artículo citado y citación excesiva entre revistas de forma coordinada. Se dan ejemplos de autocitación legítima cuando se incluye o se solicita para atender necesidades válidas. COPE recomienda que las revistas desarrollen políticas sobre los niveles apropiados de autocitación, proporcionen educación a los editores y tengan procedimientos claros para responder a la potencial manipulación de las citas.

Puntos clave

  • La manipulación de citas es un problema cuando las referencias no contribuyen al contenido académico del artículo y se incluyen únicamente para aumentar las citas.
  • Cualquier parte que incluya o solicite añadir citas cuando las motivaciones son meramente autopromocionales viola la ética de la publicación.
  • Las sanciones por la manipulación de citas pueden incluir la dimisión de los editores de sus funciones editoriales, o la eliminación o el rechazo de las revistas de los índices de citas.
  • Las revistas deben desarrollar políticas y normas para determinar los umbrales de autocitación, proporcionar recursos educativos para apoyar las mejores prácticas y establecer procedimientos para responder a una posible mala conducta.
  • Puede haber casos en los que la autocitación y las solicitudes de citas sean legítimas

Documentos relacionados

Citation games: mocking research COPE speaker presentation at ISMTE European Virtual Event, 2020

Reviewer requesting addition of multiple citations of their own work, 2019

Citations: link, locate, discover, connect Guest article, August 2018

Self-citation: where’s the line? Forum discussion, November 2017

Los peligros de la alta autocitación y las «granjas de citas»: un investigador recibió el 94% de las citas de si mismo o de sus coautores.

Van Noorden, Richard, y Dalmeet Singh Chawla. «Hundreds of Extreme Self-Citing Scientists Revealed in New Database». Nature, vol. 572, n.o 7771, agosto de 2019, pp. 578-79.

Texto completo

Más sobre Autocitas

Cientos de científicos se autocitan de forma extrema. Algunos investigadores muy citados parecen ser grandes autopromotores, pero los especialistas advierten del peligro de la autocitación.

Los investigadores más citados del mundo, según datos recién publicados, son un grupo curiosamente ecléctico. Premios Nobel y eminentes expertos se codean con nombres menos conocidos, como Sundarapandian Vaidyanathan, de Chennai (India). Lo que salta a la vista sobre Vaidyanathan y otros cientos de investigadores es que muchas de las citas de sus trabajos proceden de sus propios artículos o de los de sus coautores.

Vaidyanathan, informático del Vel Tech R&D Institute of Technology, un instituto de gestión privada, es un ejemplo extremo: ha recibido el 94% de sus citas de sí mismo o de sus coautores hasta 2017, según un estudio publicado este mes en PLoS Biology. No es el único. El conjunto de datos, que enumera a unos 100.000 investigadores, muestra que al menos 250 científicos han acumulado más del 50% de sus citas de sí mismos o de sus coautores, mientras que la tasa media de autocitación es del 12,7%.

El estudio podría ayudar a señalar a posibles autopromotores extremos y, posiblemente, a las «granjas de citas», en las que grupos de científicos se citan mutuamente de forma masiva, dicen los investigadores. «Creo que las granjas de autocitación son mucho más comunes de lo que creemos», afirma John Ioannidis, médico de la Universidad de Stanford (California) especializado en metaciencia -el estudio de cómo se hace la ciencia- y que dirigió el trabajo. «Los que tienen más de un 25% de autocitación no tienen por qué tener un comportamiento poco ético, pero puede ser necesario un examen más minucioso», afirma.

Los datos son, con mucho, la mayor colección de métricas de autocitación jamás publicada. Y llegan en un momento en el que las agencias de financiación, las revistas y otros organismos se están centrando más en los posibles problemas causados por el exceso de autocitación. En julio, el Comité de Ética de las Publicaciones (COPE), un organismo asesor de las editoriales de Londres, destacó la autocitación extrema como una de las principales formas de manipulación de las citas. Este problema se enmarca en una preocupación más amplia por la excesiva dependencia de las métricas de citación para tomar decisiones sobre contratación, ascensos y financiación de la investigación.

«Cuando vinculamos la promoción profesional y prestamos demasiada atención a las métricas basadas en las citas, incentivamos la autocitación», afirma el psicólogo Sanjay Srivastava, de la Universidad de Oregón, en Eugene.

Aunque muchos científicos están de acuerdo en que el exceso de autocitación es un problema, hay poco consenso sobre cuánto es demasiado o sobre qué hacer al respecto. En parte, esto se debe a que los investigadores tienen muchas razones legítimas para citar su propio trabajo o el de sus colegas. Ioannidis advierte que su estudio no debe llevar a denunciar a determinados investigadores por sus índices de autocitación, entre otras cosas porque éstos pueden variar según las disciplinas y las etapas de la carrera. «Sólo ofrece información completa y transparente. No debe utilizarse para emitir veredictos como el de decidir que una autocitación demasiado elevada equivale a un mal científico», afirma.

Zotero: aprende a trabajar con Zotero en 10 pasos

Zotero: aprende a trabajar con Zotero en 10 pasos

Libros sobre Zotero GRATIS

Alonso-Arévalo, J. (2015). Zotero: los gestores de referencias: software para la gestión y mantenimiento de las referencias bibliográficas en trabajos de investigación. [e-Book] Salamanca: Ediciones del Universo

Zotero es un programa de código abierto que permite a los usuarios recolectar, administrar y citar referencias bibliográficas de investigaciones de todo tipo de orígenes desde el navegador. Zotero es, en su más básico nivel, es un administrador de referencias bibliográficas diseñado para almacenar, administrar y citar referencias, además de poder integrar en la herramienta libros, artículos y cualquier otro documento.

Ventaja de citación del acceso abierto (OACA)

El proyecto OpCit ha mantenido durante muchos años una lista de estudios actualizados sobre la existencia o no de una ventaja de citación para los artículos de acceso abierto. (The Open Access Citation Advantage Service OACA).

SPARC Europa actualizó las listas de estudios, algunos detalles comparativos de sus metodologías y sus resultados. El resumen de los resultados de los estudios (hasta 2015) se puede encontrar aquí

Esta tabla resume los resultados

  • Número total de estudios hasta 2015 fueron 70
  • Estudios que encontraron una ventaja de citación 46
  • Estudios que no encontraron ninguna ventaja de citación 17
  • Estudios que no fueron concluyentes, que encontraron datos no significativos o que midieron otros

El estudio Do articles in open access journals have more frequent altmetric activity than articles in subscription-based journals? arrojo los siguientes resultados que mostraron un aumento del 18% en las citas por parte de las publicaciones disponibles en OA, sin embargo, ese efecto positivo se debió a otros mecanismos (se descubrió que el autoarchivo aumentaba las citas en un 33%) que la publicación en revistas nacidas en OA (Ruta dorada), resultó tener un efecto negativo de un 17% menos de citas que todas las publicaciones en promedio.

¿El acceso abierto aumenta realmente el impacto? Un análisis aleatorio a gran escala con 2,5 millones de documentos

Maddi, A., & Sapinho, D. (2022). Does Open Access Really Increase Impact? A Large-Scale Randomized Analysis. https://doi.org/10.48550/arxiv.2206.06874

La ventaja de la citación en acceso abierto (The Open Access Citation Advantage OACA) ha sido un importante tema de debate en la literatura durante los últimos veinte años. En este trabajo, se propone un método para constituir un grupo de control para aislar el efecto OACA. Así, comparamos el impacto de las citas (MNCS) de 2.458.378 publicaciones en revistas totalmente OA con el (MNCS ponderado) de un grupo de control de publicaciones no OA (#10.310.842). Del mismo modo, se hizo el mismo ejercicio para las publicaciones OA en revistas híbridas (#1,024,430) y su grupo de control (#11,533,001), durante el período 2010-2020. Los resultados mostraron que no hay ventaja de la citación en acceso abierto (OACA) para las publicaciones en revistas totalmente OA, y que más bien hay una desventaja. Por el contrario, la ventaja de la citación en acceso abierto parece ser una realidad en las revistas híbridas, lo que sugiere que una mejor accesibilidad en este contexto tiende a mejorar la visibilidad de las publicaciones.

Lectores de Mendeley de artículos muy citados en ciencias médicas: ¿Está relacionado con las citas?

Farshad Baroonzadeh, Maryam Shekofteh, Maryam Kazerani & Cirruse Salehnasab (2022) Mendeley Readers of Highly-Cited Articles in Medical Sciences: Is It Correlated With Citations?, Serials Review, DOI: 10.1080/00987913.2022.2066965

El número de lectores de Mendeley y el número de citas son indicadores de la evaluación de una investigación. En muchos casos, tienen una correlación significativa entre sí.

El presente estudio tiene como objetivo investigar la correlación entre el número de lectores de Mendeley y el número de citas en artículos médicos muy citados. La población de la investigación incluye todos los artículos altamente citados en varios campos de la medicina indexados en la Web of Science (WoS) en 2016. El número de citas se extrajo de la WoS, y el número de lectores de Mendeley se extrajo utilizando Webometric Analyst.

Los resultados revelaron que el mayor número de lectores de Mendeley está relacionado con el campo de la medicina general e interna con una media de 570,43, y el más bajo está dedicado a la otorrinolaringología con una media de 86,2. Asimismo, la media de citas más alta corresponde a la medicina general e interna (338,18) y la más baja a la enfermería (40,84). El coeficiente de correlación de Pearson mostró que la relación entre el número de lectores de Mendeley y el número de citas recibidas por todos los artículos médicos es positiva y significativa (valor p <0,001, r = 0,644). En varios campos de la medicina, excepto la ortopedia, existe una relación positiva y significativa entre ambas variables. La evidencia sugiere que los datos de Mendeley pueden determinar la eficacia de los artículos. Parece que el uso de Mendeley por parte de los investigadores aumentará la visibilidad y los lectores de los artículos y, en consecuencia, dará lugar a más citas.

Guía para citar y referenciar. Estilo APA 7ª edición.

Ruiz-de-Luzuriaga-Peña, Manuel Guía para citar y referenciar. Estilo APA 7ª edición., 2020

Texto completo

Esta guía es una adaptación de la 7ª edición del Publication Manual de la APA, centrándose en la parte de citas y referencias bibliográficas. También se realiza una introducción explicativa sobre qué son citas y referencias, por qué son necesarias y la forma de realizarlas correctamente. Sigue una amplia selección de ejemplos de cita y referencia de los diferentes formatos bibliográficos, para terminar con recomendaciones y consejos. Hay una explicación de cómo se debe citar y referenciar cuando se redacta en otros idiomas, en especial, en inglés y en euskera.

¿Cómo hacer citas y referencias? Guía práctica de la norma APA (2020, 7ª ed.)

Lopes, C. Como fazer citações e referências. Lisboa: Ispa Instituto Universitário, 2022

Texto completo

El libro ¿Cómo hacer citas y referencias? Guía práctica de la norma APA (2020, 7ª ed.) pretende ser un documento de apoyo para los estudiantes e investigadores que pretendan presentar un informe científico o técnico, una tesis de máster o una tesis doctoral o el resultado de una investigación, en la redacción de citas y referencias de distinto tipo según la nueva edición del Manual de Publicación de la Asociación Americana de Psicología (2020, 7ª ed.). El estilo APA es el más utilizado en las ciencias sociales y las humanidades y sigue las convenciones establecidas por la American Psychological Association (www.apastyle.org). Esta guía ofrece una serie de pautas generales para las citas dentro del texto y las referencias bibliográficas para diferentes tipos de documentos.

Patrones de autocitación de las revistas indexadas en el Journal Citation Reports

Taşkın, Zehra, et al. «Self-Citation Patterns of Journals Indexed in the Journal Citation Reports». Journal of Informetrics, vol. 15, n.o 4, noviembre de 2021, p. 101221.

Texto completo

Se examinaron los patrones de autocitación de 1.104 revistas indexadas en la edición de 2018 del Journal Citation Reports para evaluar la posibilidad de manipulaciones de rango subyacentes. Se comprobó que todas las revistas incluidas en este estudio tenían una tasa de autocitación superior al 25%. La investigación muestra que al excluir las tasas de autocitación, el rango de las revistas con un alto factor de impacto no se ve afectado; sin embargo, para otras revistas, la eliminación de incluso una sola autocita puede causar cambios significativos en el rango. Los patrones de autocitación son típicos de las revistas en idiomas locales, así como de las revistas de los países europeos de renta media-alta. Los factores de impacto utilizados en las evaluaciones del rendimiento de la investigación deberían utilizarse con más cuidado, especialmente cuando variables como el tamaño de la revista, el idioma de publicación, el país de la editorial y el área temática se correlacionan con los índices de autocitación.