Archivo de la etiqueta: Libros electrónicos

La lectura, ¿revolución o crisis?: una reflexión crítica sobre su comprensión y significado.

featured1

 

La lectura, ¿revolución o crisis?: una reflexión crítica sobre su comprensión y significado.

Prof. Rosa Emma Monfasani
Bibliotecaria y Profesora en Ciencia de la Información.

Texto completo

 

La lectura ha sido una preocupación constante y aún hoy más si tenemos en cuenta que ha despertado una revolución o una crisis en muchos sentidos. La forma en que se lee, los soportes utilizados y la comprensión de lo leído incitan a una lectura diferente. Lo importante es que por medio de ella se adquieran conocimientos y se generen nuevos que posibiliten volcarlos en la comunidad a la que atiende la biblioteca.

Ya desde las pinturas en las cuevas, los guijarros y las tabletas de arcilla existía una preocupación por introducir diferentes contenidos informativos, sea para registrar intercambios comerciales como para transmitir otro tipo de contenido. Las escrituras que en un principio fueron para ciertas clases específicas de a poco se fueron adentrando en las diferentes clases sociales y con el tiempo fue cambiando el soporte. Reflejo de ello se da con el surgimiento de las universidades que nacieron a partir de las escuelas palatinas, monásticas y episcopales, existentes desde la Alta Edad Media. Pero fue que la lectura surgió en el momento en que la humanidad empezó a reconocer palabras escritas, encontró otro sentido en lo que veía y empezó a comprender.

En 2008 Bombini plantea las cuestiones relacionadas con la lectura como política pública, en ese artículo se refiere a la región latinoamericana y a la promoción de la lectura como una política pública del ámbito pedagógico. Asimismo habla de asumir una mirada sociocultural, no solo en el contexto en que la lectura se produce sino de construir el significado de los textos.

En un documento de Unesco-Cerlalc preparado por Parra (2017) dice que con el fin de mejorar la inclusión social la lectura se ha instalado en los gobiernos de Iberoamérica y que se está desarrollando “…como una vía para formar ciudadanos cada vez más informados, críticos, conscientes y participativos”. La idea de los países adheridos a Redplanes Red Iberoamericana de Responsables de Políticas y Planes de Lectura, habla de posicionar a la lectura en estos países como una política de Estado.

En Argentina se pueden mencionar a nivel nacional:

– Plan Nacional de Lectura. Campaña Nacional de Lectura del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología 2009-. ha articulado tareas con todos los niveles educativos, modalidades, y diversos programas del Ministerio de Educación.
– Programa Libros y Casas de la Secretaría de Cultura de la Nación 2007-2013. Tenía por objetivos democratizar el acceso al libro y fomentar la lectura a través de la formación de mediadores, agentes y nuevos lectores.
– Semana de la Lectura y Escritura 2017-2019, realizada en diferentes provincias del país para los niveles educativos: inicial, primario, secundario, y superior de formación docente.

Existen diferentes estadios que posibilitan reconocer estructuras ya existentes, establecer nuevas conexiones, explorar ciertos patrones de información y particularmente una habilidad para buscar, recoger, relacionar y utilizar la información. Es en esta última instancia en donde la figura del bibliotecario cumple una importante función independiente del soporte utilizado.

Hace un tiempo leí un post denominado “Adiós a las bibliotecas”, del que he rescatado algunas cuestiones como que los diferentes algoritmos con que se trabaja en las redes no podrían igualar la labor en el fomento de la lectura, la vida de relación con la comunidad, y en especial la asesoría del bibliotecario. Con palabras textuales manifiesta: “…Entrar en una biblioteca y pasear el dedo por sus estanterías buscando el próximo título tiene un cariz imprevisible que el algoritmo nos niega”.

El siglo XX nos legó una revolución científico-tecnológica con la que aún hoy los países están tratando de congeniar, y digo congeniar porque el acceso a las tecnologías no es igual en todo el planeta, no todos tienen a su alcance los productos que provee la red si con ello se tiene en cuenta que lo digital no ha encontrado todavía el camino para llegar a todos los rincones.

Muchos autores se preguntan si existe una apropiación de la palabra escrita en el entorno digital, depende de lo que se considere como apropiación de la palabra escrita ya que en ese sentido tendría que estar rodeada de otros conceptos como la selección apropiada de los contenidos y el tipo de consumo que se haga de ella.

También se habla de una crisis del libro, tal como se conoce tradicionalmente en forma impresa. Ésta, también fue una preocupación desde la aparición de la imprenta, en que se cuestionaba la perdurabilidad del soporte utilizado. Cada modo de presentación del conocimiento ha sido el reflejo de una situación social, económica, política y cultural del pensamiento de una época. Depende de la forma de lectura que se haga para interpretar esa información, depende si se está frente a una revolución que significa un cambio radical respecto del pasado inmediato o se trata de una crisis como una situación complicada que debemos resolver. Me inclinaría por esto último si tenemos en cuenta que se nos presentan diferentes situaciones y que debemos atender a ellas para encontrar una salida posible.

A un poco más de 100 años de la reforma universitaria de 1918 en nuestro país, que impulsó un cambio con proyección latinoamericana y con miras a democratizar la universidad, le dio a ésta un carácter científico. Desde este punto de vista y pasando por los distintos niveles etarios presentaré un enfoque tendiente a democratizar el acceso al conocimiento basado en las formas y problemáticas para encarar la lectura. El bibliotecario cumple en todos esos estadios un rol importante que acompaña el proceso de enseñanza-aprendizaje en el acceso a la información.
Si se parte de los primeros albores en que los lectores acceden a la palabra escrita se debe atender a su formación en relación directa con los conceptos que va adquiriendo durante la enseñanza escolar. Esta es una primera etapa donde el aprendizaje que levará consigo los símbolos del lenguaje y la comprensión de lo escrito, depende de sus maestros pero también de los bibliotecarios que desempeñan un papel importante en la comprensión lectora. Las modalidades utilizadas son infinitas y la variedad de lectura también, incluso si se tiene en cuenta que en impreso, en imágenes, en digital, y en cualquier tipo de soporte, el bibliotecario encontrará la forma de seleccionarlo, transmitirlo y hacerlo comprensible.

La segunda etapa, la de la formación secundaria, puede resultar más compleja, especialmente en esta época, debido al avance de las tecnologías y la comunicación. El adolescente tiende a leer corrientemente lo que encuentra en forma virtual, y las redes sociales influyen considerablemente en sus opiniones. La comprensión, la reflexión, y la crítica sobre lo que lee muchas veces no ocupa un lugar primordial. La figura del bibliotecario aquí se complica más porque debe buscar los medios para llegar a los textos recomendados por el docente, no interviene tanto en instalar la comprensión de lo leído, sino que se constituye en un facilitador de los conocimientos sugeridos. Es en esta instancia es cuando se deben utilizar los soportes de interés para los estudiantes, como las aplicaciones en el teléfono celular, la posibilidad de consultar en línea en la biblioteca y la de hacer difusión de los contenidos por medio de las redes. Es un poco establecer la lectura por el placer de leer, que conducirá a la comprensión de los textos y el desarrollo lingüístico tan necesario en esta etapa. Esto ayudará a adquirir una conciencia crítica, a tener comprensión de la realidad que se le presenta y a cumplir con el requerimiento de sus estudios actuales y los por venir. Es una situación evidente, donde se presenta la disyuntiva de encontrarnos aquí con una crisis en la lectura, ya que en la actualidad hablar solamente de lo impreso es como significar un adiós a las bibliotecas.

La tercera etapa en el proceso de aprendizaje es cuando se transita la educación superior que se imparte en las universidades, en las academias superiores o en otras instituciones de formación profesional. Este tipo de enseñanza forma técnicos, profesionales, investigadores y científicos en todas las ramas del conocimiento, que generalmente llevan a obtener un título para acceder a un trabajo determinado. La experticia en esta instancia, basada en una marcada formación teórico-práctica, cumple un rol fundamental en las actividades de extensión para con la comunidad.

El papel de la universidad es ser creadora de conocimiento y tiene como objetivo primordial desarrollar el pensamiento creativo para generar nuevas ideas y descubrimientos en el campo de las ciencias y las tecnologías.

El bibliotecario se encuentra en una situación más comprometida donde además de facilitar el acceso a los documentos, es preciso conocer cuando y porque el usuario necesita una información determinada, debe saber dónde encontrarla, debe evaluarla para hacerla pertinente y comunicarla de manera ética. Cumple un papel activo y reflexivo sobre los diferentes tipos de recursos informativos. Es aquí cuando la figura del bibliotecario referencista, basado en los enfoques constructivos del aprendizaje y la aplicación de metodologías, debe favorecer las necesidades del sujeto. Todo esto requiere, además, un proceso de evaluación de los resultados. La lectura en esta instancia debe ser aún más crítica, y la elección y el uso de los recursos se hacen más complejos. Por eso es importante la colaboración con docentes, el trabajo en equipo y tener muy en cuenta el contexto, tanto el académico institucional como el externo.

No todo se puede leer en Internet, no todo está en Internet, la biblioteca hoy consta de una hibridez integrada por diferentes tipos de documentos: lo textos impresos, que se encuentra en las estanterías; los recursos informativos en diferentes tipos de dispositivos; la información electrónica en las computadoras; y lo virtual, como los objetos digitales en línea que pueden ser leídos en gran variedad de soportes. Todos ellos se complementan en el proceso informativo y en su conjunto proveen y transforman la recogida de datos en algo nuevo.
La creación de conocimiento estará fundada en el uso reflexivo e intencional de la información basada en las nuevas competencias educativas. Por eso se promueve el desarrollo de experiencias, el consensuar modelos y normas, el fomento de la colaboración, y la transmisión de conocimientos a través de encuentros, jornadas y de otro tipo de actividades.

La propuesta es repensar sobre la lectura que se quiere ofrecer, dónde y cómo se puede dar, cómo gestionar la información en los diferentes ámbitos de estudio, en cualquier tipo de biblioteca, y en regiones remotas donde la biblioteca cumple un papel importante para la comunidad.
La lectura que se haga en cualquier soporte debe llevar a mejorar la comprensión y la significación de lo leído y a fomentar un pensamiento crítico y creativo. Es en este sentido que se debe repensar si se trata de una revolución o de una crisis de la lectura, la identificación y el significado que demos a este proceso posibilitará adecuar el desempeño profesional en cada situación particular.

La lectura hace ver las realidades adyacentes, nos inserta en la sociedad y nos conecta con el resto del mundo.

Referencias

Alonso Tapia, Jesús (2005). Claves para la enseñanza de la comprensión lectora. Revista de Educación, núm. Extraordinario. Sociedad lectora y educación. p. 63-93. Recuperado de:
https://www.oei.es/historico/fomentolectura/articulos.htm [Consulta: 22-11-2018]

Argentina. Ministerio de Educación (2009- ). Plan Nacional de Lectura. Recuperado de: http://planlectura.educ.ar/ [Consulta: 15-01-2020]

Bombini, Gustavo (2008). La lectura como política educativa. Revista Iberoamericana de Educación. Nro. 46 Enero-abril. Recuperado de:
https://rieoei.org/historico/documentos/rie46a01.htm [Consulta: 10-12-2018]

Cerlac. Red Iberoamericana de Responsables de Políticas y Planes de Lectura. https://cerlalc.org/redplanes/

Monfasani, Rosa (2013). Bibliotecarios, usuarios y gestión del conocimiento. 1a ed. Buenos Aires: Alfagrama. 240 p.

Parra, Sofía (2017). Planes de lectura en Iberoamérica 2017: objetivos logros y dificultades. Preparado por. Bogotá: Cerlalc. 90 p. Recuperado de: http://cerlalc.org/wp-content/uploads/2017/11/PUBLICACIONES_CERLALC_Planes_lectura_Iberoamerica_2017_07_12_17.pdf [Consulta: 02-01-2020]

ODILO se adjudica el concurso de proveedor de bibliotecas digitales para todas las bibliotecas públicas de Holanda

 

indyreads-platform-odilo-esp

ODILO ha anunciado que ha ganado el concurso internacional para proveer el servicio de préstamo digital y biblioteca digital inteligente al que podrán acceder 17 millones de holandeses.  El nuevo servicio lanzado por ODILO (ODILO 3.0) ofrecerá la primera solución que basada en inteligencia artificial  permite optimizar los recursos de la biblioteca y ofrecer el mejor contenido para cada usuario de forma inteligente y personalizada. Esta nueva adjudicación de un servicio de alcance nacional fortalece el liderazgo de ODILO como líder tecnológico para grandes redes de bibliotecas públicas y escolares donde la base de usuarios con acceso a sus servicios supera los 100 millones en Norteamérica, Latinoamérica, Europa y Australia. 

Actualmente más de 140 millones de lectores en 43 países utilizan la plataforma de esta empresa española que está apoyando programas de lectura a nivel nacional y bibliotecas públicas en economías desarrolladas y emergentes.

Nuestras soluciones son altamente atractivas, totalmente personalizadas, basadas en datos, inclusivas, trabajan online y offline, multidispositivo y centradas en e-learning.

Hoy colaboramos con más de 5,000 editoriales en todo el mundo para ofrecer más de 2 millones de títulos de libros electrónicos, audiolibros, videos, revistas, scorm, cursos y más, en más de 40 idiomas.

Plataforma de apoyo a profesores para el diseño y creación de libros de texto abiertos

 

2020-01-14_19-44-08

 

Los profesores podrán crear sus propios libros de texto abiertos gracias a una Subvención de Institute of Museum and Library Services (IMLS) para apoyar un proyecto de colaboración dirigido Open Textbook Network (OTN) y Coko

 

The Open Textbook Network y Coko se reunieron en Mineapolis con el objetivo de ayudar a los autores a escribir y diseñar libros de texto abiertos. Juntos, durante los próximos tres años y con el apoyo de fondos de IMLS, diseñarán una herramienta para apoyar a los autores en el proceso de creación del libro.

Para ello un grupo asesor compuesto por miembros de la comunidad OTN compartirá sus requisitos y comentarios para informar el diseño colaborativo y el desarrollo de esta herramienta modular de código abierto.

El grupo asesor explorará las siguientes preguntas: ¿Cómo funcionaría una herramienta para diseñar un libro de texto abierto? ¿Cómo funcionaría para ayudar a los autores a diseñar un libro estructurado y consistente? ¿Cómo sería el entorno de diseño?

La red de libros de texto abiertos está comprometida a apoyar múltiples vías para escribir y publicar libros de texto abiertos para una amplia comunidad de usuarios e instituciones.

Los diseños de los productos deberán ser interoperable con el panorama actual de las herramientas de producción de Recursos Educativos Abiertos (REA).

El libro digital. Nuevos modos de relación con lo escrito: lectura en e-readers

top-5-mejores-lectores-de-ebook-para-android2

 

Angelozzi, Silvina Marcela. El libro digital. Nuevos modos de relación con lo escrito: lectura en e-readers. Tesis doctoral. Cordoba: Universidad Nacional de Córdoba (RDU), 2017

Texto completo

 

La presente tesis es el resultado de la investigación en torno a la adopción y prácticas de lectura en los aparatos denominados e-readers y el consumo de textos digitales en general, y más específicamente de libros digitales o e-books, por parte de lectores residentes en el área metropolitana de Córdoba, llevada a cabo entre 2013 y 2016. Las prácticas de lectura en e-reader son abordadas con la apoyatura teórica de los Cultural Studies británicos y de los aportes latinoamericanos a esta vertiente, de la corriente teórica de la ecología de medios de la Escuela de Toronto, a lo cual se integra también la perspectiva de la historia sociocultural del libro y la lectura, principalmente con las contribuciones de Chartier.

El foco de interés ha sido recuperar la voz de los lectores, y a partir de allí interpretar las prácticas de lectura y la experiencia en el proceso de incorporación y domesticación de esta tecnología, considerando que no puede estudiarse aisladamente de otras tecnologías presentes en la vida cotidiana. Se propuso por lo tanto un estudio cualitativo sobre el uso y apropiación del e-reader por parte de lectores mayores de 18 años, en el cual la voz de los lectores se recupera a partir de entrevistas en profundidad, cuyos ejes principales de conversación son cuatro: 1) los procesos previos de incorporación de tecnologías digitales; 2) las trayectorias personales de lectura; 3) otros consumos culturales y sus modalidades; 4) la especificidad del uso cotidiano del e-reader. La cantidad de entrevistados fueron 23 y la cesación de inclusión de nuevos lectores respondió al criterio de saturación de las categorías consideradas en el análisis. Como complemento de las entrevistas, se solicitó a cuatro de los entrevistados, uno por franja etaria, que realizaran un “Diario de lecturas y otros consumos culturales”, llevando registro durante una semana de las lecturas, el soporte usado, el uso de los diversos aparatos digitales, otros consumos culturales como música, películas, videos y con qué dispositivos.

Los resultados y conclusiones del análisis dan cuenta de las modalidades de uso y apropiación de los e-readers, de la caracterización del e-reader como interfaz de lectura, de las prácticas cotidianas de lectura en distintos soportes y de las significaciones asociadas a la práctica de la lectura en general y en ambiente digital en particular. Se considera que los resultados son de interés en cuanto significan un aporte en relación con las continuidades y transformaciones de la práctica de la lectura en el ambiente digital, en un momento donde todos los textos nacen digitales y gran parte de ellos circulan por Internet en formato digital, a la par que los lectores conviven cotidianamente con las tecnologías digitales de la información y comunicación en diversos ámbitos de sus vidas.

 

¿Libros o audiolibros?

 

tumblr_pvez0wbzww1qkaoroo1_1280

Libros, audiolibros… rodeados de lectura estas vacaciones (ilustración de Valentine Gallardo)

 

 

Mientras que las ventas de audiolibros suben, las ventas de libros físicos bajan, y no es casualidad que ambos datos están  relacionadas. De hecho, el audio está atrayendo a nuevas audiencias – ya sea a los oyentes que no suelen comprar libros, o a los lectores que escuchan géneros en formato de audio que no leerían en formato impreso.

 

En 1878 Edison cuando inventó el fonógrafo soñaba con que la tecnología le permitiera algún día grabar toda una novela, 150 años después miles de novelas están disponibles en las plataformas de los editores y bibliotecas y avances tecnológicos como audio 3D con sonido envolvente. Los audiolibros están en pleno auge, y Deloitte predice que el mercado mundial crecerá en un 25% en 2020 hasta alcanzar los 3.500 millones de dólares. Algunos autores incluso escriben contenido de audio en exclusiva, sin siquiera sacar la obra en formato impreso. Además la creciente popularidad de los audiolibros coincide con el auge de los podcasts de programas de radio que permiten escuchar nuestro programa favorito a cualquier hora o en cualquier lugar.

Una investigación realizada por Nielsen Book descubrió que las descargas de audiolibros en el Reino Unido eran particularmente altas entre los hombres de 25 a 44 años que vivían en las ciudades. Audible – la plataforma de audiolibros propiedad de Amazon – informa de un gran crecimiento en el grupo de edad de 18 a 24 años. Este no es un grupo de edad que tradicionalmente sea un grupo fuerte de compra de libros impresos. Un estudio realizado por The Publisher’s Association descubrió que el 54% de los compradores de audiolibros del Reino Unido los escuchan para su comodidad, mientras que el 41% elige el formato porque les permite consumir libros cuando no es posible leerlos en formato impreso. Y los editores están aprovechando la ocasión para invertir en producciones y crear estudios de grabación propios para producir experiencias auditivas cada vez más creativas y ambiciosas. Incluso los libros clásicos están siendo rentables y populares en formato audible.

En cuanto a los narradores, hay algunos que tienen sus propios seguidores, cuando una persona aprecia una voz en particular suele comprar el contenido recitado por ese actor de voz, incluso tienen sus fans. Los personajes famosos sólo funcionan si tienen una conexión genuina con el material. Y los propios autores cada vez están más implicados en los procesos de producción. A veces alguna producción en audio después se ha comercializado en impreso cuando a tenido un importante éxito en audiolibro.

Hay mucho debate sobre si escuchar un libro es lo mismo que leerlo. Si bien el audio no compite con el tiempo que se pasa con los libros, las personas los utilizan de manera diferente, y en contextos distintos. Generalmente prefieren escuchar cuando van en el transporte público, cuando hacen ejercicio y mientras cocinan. También se han incorporado muchas personas que no eran lectores, pero que si les agrada escuchar una historia.

 

BookNotes: leer lo sustancial de un libro en 15 minutos

product_34727_product_shots1

BookNotes

BookNotes reúne y ofrece información clave de 15 minutos de cientos de los libros más vendidos que abordan una amplia gama de temas que incluyen finanzas, amor, carrera, felicidad, salud, productividad y mucho más.

 

BookNotes ayuda a aprovechar al máximo el tiempo de lectura al proporcionar información clave de más de 1,000 libros más vendidos que se puede asimilar en solo 15 minutos. Esta biblioteca digital por suscripción facilita que las personas ocupadas puedan utilizar los elementos más importantes de algunos de los libros más populares del mundo.

 

 

 

Historia de fusiones y adquisiciones en la industria de la tecnología de bibliotecas

 

acquisitions

Ver

Estos gráficos ilustran la historia de fusiones y adquisiciones en la industria de la tecnología de bibliotecas. Haga clic en ver y en cualquiera de las imágenes para obtener una vista más detallada.

Library Technology Guides es un servicio proporcionado por Marshall Breeding, consultor independiente, autor y conferencista.

Fusiones y adquisiciones

Ebsco

Proquest

OverDrive

Follet

SirsiDynix

OCLC

Bibliotheca

AXIELL