Archivo de la etiqueta: Libros electrónicos

El balance de Amazon en los Estados Unidos, perdidas de medio millón de empleos y de impuestos en el mercado editorial

 

33278623728_6087d217bb_b_d

Prime Numbers: Amazon and American Communities. Nueva York: American Booksellers Association (ABA) y Civic Economics, 2019

Texto completo

Un nuevo informe de la American Booksellers Association (ABA) y Civic Economics revela la continua y creciente pérdida de puestos de trabajo y de ingresos estatales y municipales esenciales como resultado del creciente dominio minorista de Amazon.com. El informe documenta tanto las ventas de Amazon como, por primera vez, el crecimiento explosivo de las ventas a través de su Marketplace de terceros entre 2014 y 2016. Prime Numbers estima que, sólo en 2016, las ventas minoristas de Amazon desplazaron a 44.000 tiendas que empleaban a 637.000 trabajadores del comercio minorista. Incluso considerando la red de distribución masiva de Amazon, el resultado neto es una pérdida de más de 500.000 puestos de trabajo en todo el país.Y el informe deja claro que la estrategia de evasión de impuestos sobre las ventas de Amazon ha continuado a pesar de los bien publicitados acuerdos con los estados americanos.

 

Bajo el título “Prime Numbers: Amazon and American Communities”, el estudio de la American Booksellers Association and Civic Economics examina las compras estadounidenses de Amazon y estima, a partir de esta cifra central, el número de empresas cerradas y de puestos de trabajo perdidos, así como los ingresos fiscales perdidos como resultado de las conocidas técnicas de optimización de la empresa.

Crecimiento de las ventas en el mercado y evasión del impuesto sobre las ventas

Según Civic Economics, las ventas de Marketplace crecieron de 46% de las ventas minoristas de Amazon en los Estados Unidos en 2014 a 56% en 2016, más del doble en volumen durante el mismo período. Las ventas directas de Amazon crecieron a un ritmo mucho más lento, lo que resultó en un cambio significativo hacia los vendedores de terceros, que se dejan a su propia discreción para decidir si y dónde remitir los impuestos sobre las ventas.

En otras palabras, entre 2014 y 2016, la participación de Amazon en las ventas de su Mercado creció en un 96%, comparado con un aumento del 35%, “sólo”, en sus ventas directas. Dado que Amazon cobra una comisión del 20% sobre las ventas en el mercado, los autores de Civic Economics pudieron estimar la división entre Marketplace y las ventas directas en las ventas de Amazon.

amazon20201820etats20unis20impots20emplois

Si bien Amazon puede haberse visto obligada a aplicar una tasa impositiva sobre sus ventas, todavía se beneficia de una relativa falta de criterios claros sobre las tasas obligatorias que se imponen a los vendedores terceros que, de hecho, constituyen la mayor parte de su volumen de negocios. Prime Numbers estima que el total de impuestos a las ventas estatales y locales no cobrados en 2016 será de hasta 5 mil millones de dólares, resultando en déficits que dejan a los estados, ciudades y pueblos en apuros para financiar escuelas, equipos de respuesta inmediata, infraestructura y otros servicios.

Los resultados son obviamente elocuentes: en 2016, Amazon vendió 133.000 millones de bienes físicos a los estadounidenses, lo que corresponde a 44.000 empresas (380 millones de m2), 637.000 puestos de trabajo (el estudio afirma que Amazon creó 137.000 puestos de trabajo en Estados Unidos en 2016) y entre 3.900 y 5.000 millones de dólares en impuestos no pagados.

essential-findings

El crecimiento es, por supuesto, preocupante, según la Asociación de Libreros Americanos: en 2018, las ventas de Amazon alcanzaron los 189.000 millones de dólares, lo que equivale a 62.000 tiendas, 900.000 empleos (Amazon emplea a 200.000 personas en 2018) y entre 5.500 y 7.000 millones de dólares en impuestos no cobrados.

 

 

Recursos digitales inclusivos y amigables. Guía de buenas prácticas

tapa3

Rodriguez Palchevich, Diana. “Recursos digitales inclusivos y amigables. Guía de buenas prácticas”, 2019

Texto completo

PDF

ePub

Este ebook se propone orientar a los bibliotecarios, bibliotecarias y docentes en el qué hacer para lograr un material digital inclusivo, amigable y a la vez factible de aplicar en cualquier proyecto de educación o servicio de información mediado por las tecnologías digitales, tanto presencial como a distancia.

Dentro del amplio espectro de los recursos digitales, el libro comprende aquellos de uso más frecuente en las aulas y las bibliotecas: textos con hipermedia, presentaciones con diapositivas, videos y publicaciones en línea.

En un primer momento, se explican concisamente la accesibilidad y la usabilidad, los atributos de calidad necesarios para lograr la inclusión y la amigabilidad. Después, se los relaciona con el Diseño Universal, la Experiencia de Usuario y la Lectura fácil, tres vertientes desde donde es posible planificar y elaborar recursos digitales de calidad.
A continuación, el núcleo temático del ebook: las buenas prácticas que fueron distribuidas según el tipo de material y sus etapas (elaboración y difusión). Estas buenas prácticas responden a optimizar y adecuar los recursos ofrecidos a personas con discapacidades visuales, auditivas y cognitivas.

¿Cuál es el perfil del lector de libros electrónicos?

thedigitalreader

Who is the average ebook reader?
Kira Harkonen July 17, 2018 E-Books & E-Reading, ebookcraft, Research & Analysis

Ver original

 

Estos datos se han recopilado a partir de encuestas de consumidores, por lo que obviamente existe cierto sesgo. En primer lugar, sólo se recogieron datos de aquellos que están dispuestos a responder a las encuestas en línea. En segundo lugar, sólo se encuestó a a lectores canadienses de libros electrónicos mayores de 18 años, por lo que estos datos no son representativos de la Generación Z. Aparte de estos sesgos, estos datos nos dicen mucho sobre el mercado objetivo y el perfil de los libros electrónicos.

El lector digital

El lector de libros electrónicos canadiense promedio se identifica como mujer menor de 45 años soltera y sin hijos, tiene un título académico y gana más de 50,000$ al año. De media, los lectores digitales tienden a ser más jóvenes que los lectores impresos, y los oyentes de audiolibros son aún más jóvenes.

Adquisición

Se preguntó a los lectores digitales dónde adquieren la mayoría de sus libros electrónicos. Como era de esperar, el 53% de los lectores digitales dijeron que adquieren libros electrónicos a través de los diversos servicios como Kindle de Amazon (53%). o Google Libros en segundo lugar con un 33%, -sin embargo, es posible que algunos de los encuestados estuvieran confundiendo Google Play con el motor de búsqueda de Google, por lo que este número debería ser tomado con precaución-. le siguen Kobo con el 30%, la biblioteca con el 25% y Apple con el 20%. Scribd, Proyecto Gutenburg y Barnes & Noble después están los sitios de P2P de Torrent con un 14% de lectores digitales que informan que los utilizan para descargar libros electrónicos.

Formatos

De todos los libros leídos el año pasado por los lectores digitales, el 45% fueron libros electrónicos, el 43% impresos y el 12% audiolibros. Los lectores de libros electrónicos todavía leen muchos libros en formato impreso, ya que algunos géneros se adaptan más al formato digital que otros.

Según nuestra encuesta sobre el tiempo libre de los lectores canadienses en general, el 67% de los libros se leyeron en papel, el 24% en digital, y el 9% fueron audiolibros. En términos de compras, la encuesta de consumidores de 2017 muestra que el 75% de los libros comprados eran impresos, el 19% libros electrónicos y el 2% audiolibros. Sin embargo, los números de audiolibros podrían ser tergiversados debido a que los encuestados mezclan las descargas de audiolibros, el streaming y los servicios de suscripción.

Géneros

Al observar qué géneros se prefieren en digital y qué géneros se prefieren en impreso, es importante recordar que no se trata realmente de un caso de impreso frente a digital. Muchos lectores digitales leen en ambos formatos. Por ejemplo, el 44% de los lectores digitales prefieren leer libros de cocina impresos frente al 17% en formato digital. La preferencia por la lectura impresa entre quienes leen digitalmente también se aprecia en libros de poesía, libros de referencia y libros ilustrados como libros de arte, libros para niños y novelas gráficas y cómics.

En el caso de Non-Fiction, las tasas son muy cercanas, ya que el 35% de los lectores digitales prefieren libros impresos y el 30% los libros electrónicos, mientras que en el caso de Fiction la diferencia es aún más estrecha: El 33% prefiere libros impresos y el 33% prefiere libros electrónicos, mientras que el 21% dice que no tiene preferencia por uno u otro formato, y el 5% prefiere audiolibros. También cabe destacar que el 30% de los lectores digitales no leyeron ningún libro de ficción impreso el año pasado y el 35% dijo que no leyó ningún libro electrónico de ficción.

Cuando se trata de ventas de ficción, Romance, Ficción Histórica y Misterio y Policiíca son las populares en formato ebook, mientras que Novelas Gráficas y Cómics y Ficción en general se venden mejor en versión impresa. Non-Fiction vende en gran parte en formato impreso (aunque los libros de negocios son el género más popular en el formato digital), ya que muchos de estos libros se entregan como regalo.

Determinación de precios

El precio es el factor más importante para los lectores digitales cuando deciden comprar un libro (en cualquier formato). De promedio, piensan que los libros electrónicos deberían costar 9,18 dólares y los libros impresos deberían costar un poco más, 11,68 dólares. También hay una parte importante que piensa que no debería tener que pagar por el contenido nunca: el 18% de los lectores digitales piensa que los libros electrónicos deberían ser gratuitos y el 15% piensa que los libros impresos deberían ser gratuitos. Dicho esto, estas cifras se acercan bastante al número de lectores digitales que usan redes P2P para conseguir sus ebooks (14%).

Cuando se desglosan por género, los lectores digitales están dispuestos a pagar más por libros ilustrados impresos (14$) y menos por novelas románticas, gráficas y cómics digitales (8$). Si observamos los precios de lista promedio en Canadá, podemos ver que la No-Ficción Ilustrada tiene un promedio de precio de 16.37$ para el libro electrónico y 26.43$ para el impreso, mientras que el Romance tiene un promedio de 5.79$ para el libro electrónico y 12.80$ para el impreso

Por último, más lectores digitales dijeron que creen que las novelas gráficas y los cómics deberían ser más frecuentemente gratuitos que cualquier otro género tanto en papel (20%) como en digital (18%). Esto se debe posiblemente a la popularidad de los cómics web, muchos de los cuales están disponibles de forma gratuita.

 

usability

Dispositivos

El 62/% de los lectores digitales utilizan tabletas, lo que las convierte en el dispositivo más utilizado para la lectura de libros electrónicos, y son especialmente populares entre las personas de entre 35 a 54 años. En segundo lugar, con un 61%, se encuentra el smartphone, que es el dispositivo más popular entre los lectores digitales de los menores de 34 años  (y el menos popular entre los que tienen 55 años o más). Sorprendentemente, el 59% leen en un ordenador portátil o de sobremesa, que son, de nuevo, los más populares entre los menores de 34 años, mientras que los lectores que lo hacen en dispositivos de tinta electrónica se sitúan en último lugar. Esto se debe posiblemente al hecho de que la mayoría de la gente ya tiene otros dispositivos digitales para leer libros electrónicos, lee en sus móviles o en una tableta, por lo que los lectores electrónicos dedicados no tienen mucho sentido económicamente. Sin embargo son más populares entre los lectores de 55 años o más años, que también es el grupo que menos probabilidades tiene de tener un teléfono inteligente.

Aplicaciones

También se preguntó a los lectores digitales qué aplicaciones utilizaban para leer libros electrónicos, de acuerdo con los dispositivos que utilizan. La aplicación más popular en la tabletas es Amazon Kindle (20%), seguida de Apple iBooks (16%), Google Books (14%), navegadores web (13%), Kobo (13%), OverDrive (9%), Adobe Digital Editions (6%), Barnes & Noble (3%) y otros (3%). (El resto informó que no usan un dispositivo en particular para leer libros electrónicos.)

En el smartphone, las apps utilizadas son bastante similares, aunque Google encabeza la lista con un 20% de lectores digitales que la utilizan. Le siguen de cerca Amazon Kindle (17%), Apple iBooks (15%), navegadores web (15%), Kobo (10%), OverDrive (9%), Adobe Digital Editions (4%), `Otros’ (4%) y Barnes & Noble (3%).

Cuando se trata de ordenadores portátiles, no es de extrañar que los navegadores web sean la opción más popular, con un 26% de lectores digitales que los usan. Le siguen Amazon Kindle (16%), Google Books (16%), Kobo (9%), Adobe Digital Editions (8%), Apple iBooks (7%), OverDrive (6%), `Otros’ (4%) y Barnes & Noble (3%).

Características de accesibilidad

Las funciones de accesibilidad más utilizadas, incluso entre las personas que no informaron sobre una discapacidad, son el ajuste del tamaño o el espaciado de la fuente (45%), la visualización nocturna (42%), el cambio de la orientación del texto (28%), el uso del “modo de lectura” para tableta o teléfono (26%), el cambio del texto o del color de fondo (26%), el ajuste de la ampliación de la pantalla (25%) y el uso de un lector de  audio en pantalla (13%). Aproximadamente la mitad de todos los lectores digitales utilizan características de accesibilidad de algún tipo.

Desplazamiento 

En un sorprendente giro de expectativas, la encuesta reveló que el barrido horizontal y las capturas de pantalla son las formas más populares de avanzar a través de las páginas de un libro electrónico, cada uno de estos dos métodos es utilizado por el 32% de los lectores digitales. De modo que los lectores no han sido condicionados por sus teléfonos inteligentes a utilizar el desplazamiento vertical, ya que la mayoría de los lectores digitales prefieren los movimientos horizontales de giro de página que reflejan la experiencia de manejar un libro impreso. y sólo el 18% de los encuestados dijeron que el desplazamiento vertical era su método de avance de página favorito. También al 18% informó que pulsa un botón para avanzar a la página siguiente.

Búsqueda de información

Preguntados los lectores digitales cómo buscan información en un libro electrónico: El 67% de los encuestados dijo que utiliza la tabla de contenidos; el 45% utiliza la función de búsqueda de su dispositivo; el 43% utiliza el índice; el 38% utiliza sus propios marcadores; y el 20% utiliza enlaces en el texto. (Los encuestados pudieron seleccionar más de una opción, por lo que los porcentajes no sumarán el 100%).

¿Qué quieren los lectores?

Después de ver los resultados, se revisaron los comentarios de los lectores digitales para averiguar exactamente lo que quieren de sus ebooks y dispositivos/aparatos de lectura electrónica. En primer lugar, quieren mejorar las funciones de resaltado, especialmente en los dispositivos de tinta electrónica, que sean más fáciles de usar y, en general, más funcionales.

También quieren la opción de leer sin interrupción, es decir, sin notificaciones, cuando se utiliza cualquier dispositivo que no sea un lector electrónico dedicado. Si esto significa una sugerencia para activar el “Modo Avión” antes de leer o una función que ayuda a silenciar todas las notificaciones, es evidente que los encuestados quieren escapar del mundo real durante su tiempo de lectura.

Los lectores digitales también buscan características de navegación más robustas y creativas. Quieren tener la capacidad de ir y venir fácilmente entre las secciones del libro, entre, digamos, la historia y un glosario, un mapa de una ciudad de fantasía o un árbol genealógico. Estos niveles adicionales de navegación deben anticipar las necesidades de los lectores y hacer que la experiencia sea lo más cómoda y natural posible.

Otra petición común es eliminar la cantidad de esfuerzo que debe hacerse para la adquisición y el uso de un libro electrónico, desde la compra del libro hasta la experiencia de la lectura en sí. Los lectores quieren archivos que funcionen en todos los dispositivos y una mayor duración de la batería para esos dispositivos. Los productores de libros electrónicos y lectores electrónicos necesitan igualar o, mejor aún, superar otras experiencias sin fisuras que compiten por la atención del lector. Si un cliente tiene un problema para comprar o acceder a su ebook, puede que decida ver Netflix en su lugar.

En conclusión, los lectores digitales quieren un buen diseño del libro electrónico y eso pasa porque el libro electrónico sea casi invisible. Es decir, que todo el trabajo de creación y distribución de un libro electrónico debe pasar desapercibido en última instancia, ya que el marco de trabajo de lectura electrónica se sale del camino de la experiencia de lectura tradicional.

 

RESUMEN

Lectura impresa vs. lectura digital

El año pasado, el lector digital promedio leyó 45% digitalmente, 43% en papel y 12% en audio.

¿Dónde adquieren sus ebooks?

Amazon – 53%
Google – 33%
Kobo – 30%
Biblioteca – 25%
Manzana – 20%
Sitios Torrent – 14%

Precios

El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro electrónico.¡ es 9,18 dólares
El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro impreso es 11,68 dólares .

Dispositivos

El 43% de los lectores digitales no utilizan lectores electrónicos.
El precio es el factor más importante en su decisión de compra.

El 62% de los lectores digitales en Canadá utiliza tabletas

Funciones de accesibilidad más utilizadas

Tamaño de fuente – 45%.
Visualización nocturna – 42%.
Oriente el texto – 28%
Modo de lectura – 26%.
Ajustar el color – 26%.
Ampliación de la pantalla – 25%.
Lector de pantalla – 13%.

Búsqueda de información

El 67% de los lectores digitales utilizan la tabla de contenidos

El Parlamento Europeo elige a la empresa española Odilo como ejemplo de éxito en Educación Digital en Europa

47026265281_1c795bc0c0_b_d

Rodrigo Rodríguez, Director General de Odilo recoge el galardón del Parlamento Europeo

 

El Parlamento Europeo elige a Odilo como el caso de éxito en Educación Digital en Europa.

ODILO ha sido seleccionada entre miles de proyectos europeos para representar el éxito de la tecnología educativa desarrollada en Europa en los actos institucionales acerca del Mercado Único Digital en el Parlamento Europeo en Bruselas debido al impacto positivo de su tecnología en ayudar a la equidad educativa y mejorar la comprensión lectora de los estudiantes europeos.

Ver Vídeo

Dentro de los actos celebrados en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas para presentar a los medios de comunicación los principales retos y logros conseguidos por la Unión Europea en la senda para crear un Mercado Único Digital, se ha seleccionado a Odilo (www.odilo.es) como uno de los tres casos de éxito de tecnología desarrollada en Europa que ha conseguido tener un impacto global y una mejora relevante en la vida de los ciudadanos europeos.

Odilo ha sido seleccionada como la representante en materia de educación, al ser la elegida entre los miles de proyectos realizados con participación de fondos europeos en los últimos años, gracias al impacto que están consiguiendo sus servicios de “Biblioteca digital inteligente” y “Plataforma de mejora de lectura y escritura” para mejorar la equidad educativa y los niveles de comprensión lectora y aprendizaje de idiomas en los centros educativos europeos.

Ante los más de 100 periodistas de los 28 países miembros presentes en el acto, el Director General de Odilo, Rodrigo Rodríguez, pudo mostrar los datos conseguidos por la plataforma y el impacto que está teniendo en las familias y alumnos, así como presentar la visión de la compañía que consiste en seguir innovando a través de tecnología centrada en datos inteligentes e interactividad, pero recordando que cualquier tecnología siempre debe tener un rol secundario para ayudar a los estudiantes, puesto que son las familias y los docentes el eje de su aprendizaje.

Dentro de este acto celebrado en el Parlamento Europeo, el 6 de febrero de 2019, se realizó la entrega del galardón “Odilo Young Readers 2019” que ha sido ganado por el extremeño Sergio José Sánchez Pérez, de 11 años, representante del colegio CEIP Rodeo de Jerez de los Caballeros, participante del Programa Librarium de la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura.

Sergio ha obtenido el galardón al obtener el mejor ranking lector de entre los más de 100 millones de personas que pueden acceder a contenidos digitales a través de bibliotecas, colegios, empresas y organizaciones que ya utilizan las soluciones de Odilo en 42 países, participando en la categoría de entre 9 y 11 años, lo que convierte al estudiante en uno de los mejores lectores del mundo a su edad.

Sobre Odilo:

El “Netflix de la educación” o “Netflix de los libros”, como se conoce popularmente a Odilo, es la primera biblioteca inteligente de contenido digital (libros electrónicos, audiolibros, videos, revistas, cursos, contenido interactivo, etc.) que cuenta con más de 2 millones de títulos provenientes de más de 5.000 proveedores de contenido en 42 idiomas.  Así como de la primera plataforma que utiliza el análisis de datos inteligentes para ayudar a la gestión de los planes lectores y la mejora de los niveles de lectoescritua de los estudiantes.

Odilo está presente en bibliotecas, colegios, empresas, universidades y organizaciones de más de 40 países.

Los móviles, territorio a conquistar para el fomento de la lectura de los adolescentes

dyo0am1x4aizune

Los móvilesterritorio a conquistar para el fomento de la lectura de los adolescentes. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2019

Ver

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez trabaja en una serie de proyectos orientados a la formulación de acciones de fomento de la lectura entre los adolescentes. Por primera vez, en 2018, los más jóvenes -Generación Z (16-20)- han usado los móviles como  dispositivo principal para navegar en internet y, especialmente, para participar en redes sociales. El móvil se ha convertido ya en la plataforma a la que se acude para ocupar los ratos libres -transporte urbano, espera en una consulta, antes de una reunión, etc.- con entretenimiento, noticias o cualquier otro contenido interesante.

 

 

El futuro de la edición científica: el acceso abierto y la economía de la digitalización

 

future-of-scholarly-publishing-cover-275x444

Weingart,Peter & Taubert, Niels. “The Future of Scholarly Publishing: Open Access and the Economics of Digitisation” African Minds

Texto completo

 

The Future of Scholarly Publishing documenta los materiales y resultados de un grupo de trabajo interdisciplinario encargado por la Academia de Ciencias y Humanidades de Berlín-Brandenburgo (BBAW) para analizar el futuro de la publicación académica y hacer recomendaciones sobre cómo responder a los desafíos que plantean estos desarrollos.

 

El sistema formal de comunicación científica está experimentando actualmente cambios significativos. Esto se debe a cuatro factores: la digitalización de la comunicación formal de la ciencia; la economización de la publicación académica como beneficio, que impulsa a muchos editores académicos y otros proveedores de información; el aumento de la auto-evaluación de la ciencia mediante indicadores de publicación, cita y utilidad; y la medialización de la ciencia a medida que se intensifica su observación por parte de los medios de comunicación de masas. Anteriormente, estos desarrollos sólo han sido tratados individualmente en la literatura y por los actores de la ciencia y la política.

Según la intención del grupo de trabajo, la atención se centró principalmente en las ciencias y las humanidades en Alemania. Sin embargo, en el curso del trabajo quedó claro que los temas discutidos por el grupo son igualmente relevantes para la publicación académica en otros países. Como tal, este libro contribuirá a la transferencia de ideas y perspectivas, y permitirá el aprendizaje mutuo sobre el estado actual y futuro de la publicación científica en diferentes entornos.

 

El Gremio de Autores de Estados Unidos declara la guerra a los préstamos de libros digitales en las bibliotecas

cdlmain

 

The Authors Guild Declares War on Digital Library Lending, Libraries
By Joel Hruska on February 1, 2019 at 1:01 pm

Controlled Digital Lending Is Neither Controlled nor Legal
JANUARY 08, 2019

Ver

El Authors Guild es la organización profesional de autores más antigua y más grande de Estados Unidos, que hace unos años libró una batalla de 14 años para restringir la digitalización de libros. Ahora está extendiendo esa lucha al nivel de las bibliotecas bajo el lema “Controlled Digital Lending Is Neither Controlled nor Legal” (El préstamo digital controlado no es ni controlado ni legal)”, argumentando esencialmente que es ilegal permitir que las bibliotecas se modernicen o se adapten a la forma en que los usuarios acceden a los libros digitales o digitalizados.

El auge de los libros electrónicos ofrece a las bibliotecas una manera potencial de expandir sus colecciones y ofrecer a los usuarios un método innovador de lectura de libros en los teléfonos inteligentes, tabletas y Kindle. Tal como vemos en el cuadro ofrecido por Statista, el año 2017 se prestaron 266 millones de libros electrónicos en las bibliotecas de Estados Unidos. Rakuten OverDrive, la plataforma de lectura digital líder que proporciona servicio a más de 43,000 bibliotecas y escuelas de todo el mundo, informó que el préstamo y el uso de libros electrónicos, audiolibros y revistas en bibliotecas públicas en 2018 alcanzó niveles récord. Las bibliotecas prestaron más de 274 millones de libros digitales a los titulares de tarjetas en 2018, un aumento del 22% respecto al año anterior, con la tasa de crecimiento más alta desde 2015.

 

ebook-sales

Número de millones de libros electrónicos préstados por bibliotecas de Estados Unidos entre 2010 y 2017

 

Pero, ¿cómo se controla la distribución de un archivo digital? El bibliotecario David Hansen desarrolló un sistema conocido como Préstamo Digital Controlado, o CDL. El sistema CDL permite a una biblioteca distribuir copias digitales de un libro exactamente de la misma manera que distribuiría medios físicos. Si la biblioteca tiene una copia digital de un libro, puede prestar esa copia a un único usuario a la vez. Si una biblioteca posee tres copias de un libro físico y digitaliza una de ellas, puede distribuir dos copias físicas y una digital.

El Préstamo Digital Controlado (CDL) es un método emergente que permite a las bibliotecas prestar libros impresos a los usuarios digitales de forma similar a como se prestan los libros impressos. A través de CDL, las bibliotecas utilizan controles técnicos para asegurar una relación “propiedad/préstamo” consistente, lo que significa que la biblioteca hace circular el número exacto de copias de un título específico que posee, independientemente del formato, estableciendo controles para evitar que los usuarios redistribuyan o copien la versión digitalizada. Cuando la LCC se adapta apropiadamente para reflejar las condiciones del mercado de libros impresos y los controles se implementan apropiadamente, el préstamo puede ser permitido bajo la ley de derechos de autor. CDL no tiene la intención de actuar como un sustituto de los servicios de licencias electrónicas existentes ofrecidos por los editores. De hecho, una ventaja significativa de la LCC es que aborda el “problema del siglo XX” de los libros más antiguos que aún están protegidos por el derecho de autor, pero que probablemente nunca serán ofrecidos digitalmente por los servicios comerciales.

 

libraryebooks

El sistema no permite que una biblioteca distribuya más copias de una obra de las que realmente posee en ningún momento, y las copias físicas de los libros que se prestan en forma digital se retiran de la circulación para garantizar que la biblioteca nunca preste dos libros cuando sólo compró uno. El objetivo principal del sistema CDL, tal y como se indica en el Libro Blanco propuesto, es “garantizar que las obras originales se adquieran legalmente”. El principal beneficio del sistema CDL sería digitalizar libros que actualmente no se ofrecen en formato de libro electrónico para ampliar el alcance de estos trabajos y permitir que sean descubiertos por un grupo más amplio de lectores. Es importante destacar que el sistema CDL requiere que las bibliotecas mantengan una relación de 1:1 entre los libros físicos y los medios prestados. Una biblioteca debe haber comprado una copia física de un libro para prestarlo bajo este sistema.

Según el Gremio de Autores, toda la premisa de CDL es defectuosa porque los tribunales ya han dictaminado que no se puede revender un bien digital usado. Es cierto que el caso judicial Capitol Records v. ReDigi estableció que ReDigi no podía revender música digital, incluso si tomaba medidas para asegurarse de que los archivos de música se habían eliminado permanentemente de la biblioteca de medios del vendedor. Pero hay una diferencia clave entre ReDigi y un sistema CDL: ReDigi estaba intentando revender música como modelo de negocio. Las bibliotecas están tratando de distribuir copias digitales de los medios de comunicación con fines educativos y de aprendizaje. Una cuestión muy diferente de la venta de un libro digital con ánimo de lucro. La cuestión de si una biblioteca puede distribuir una copia digital de un libro que compró físicamente en una proporción de 1:1 no lo ha sido sancionada por los tribunales, pero Authors Guild ignora este punto.

Los autores pierden ingresos adicionales por cada préstamo no autorizado que hacen bajo la teoría de CDL. Las reproducciones y los préstamos digitales simplemente suplantan la venta legítima de libros electrónicos, ya sean ediciones de bibliotecas que la biblioteca licenciaría de otra manera, o libros electrónicos que el autor o editor vendería directamente a los consumidores.

Lo que Authors Guild realmente quiere proteger son los acuerdos de licencia que los editores de libros han generado. Diferentes editores tienen diferentes reglas, pero la mayoría requiere que las bibliotecas compren una licencia de un libro electrónico a 3 veces el precio normal del libro, o que recompren un libro electrónico una vez que ha sido préstado un cierto número de veces. El sistema CDL ni siquiera debería tener un impacto sobre la venta de libros electrónicos del editor, ya que lo que establece es que las bibliotecas creen versiones de libros electrónicos de textos que no han sido digitalizados por los editores, y que probablemente nunca lo serán.

El otro problema de la argumentación de Authors Guild es que asume que cada préstamo de libro electrónico en una biblioteca representa una venta perdida. Esto es falso. El objetivo de ir a una biblioteca es leer un libro que de otra manera no habríamos comprado, o investigar utilizando materiales a los que no se tendría acceso desde el domicilio. La biblioteca es el lugar donde cualquier presona acude a buscar un nuevo autor o una nueva serie cuando no está dispuesto a comprar esa obra. El propósito de las bibliotecas es lograr un equilibrio entre el bien cívico común de poner la información a disposición de los ciudadanos y los intereses comerciales de los editores y autores.