Archivo de la etiqueta: Recursos Educativos Abiertos

Recursos educativos para el aula del siglo XXI

Ramírez Paredes, Karina Gabriela (coord.). Recursos educativos para el aula del siglo XXI. Eindhoven, The Netherlands: Adaya Press, 2019

Texto completo

Este volumen editado se compone de dieciséis capítulos que tratan de proyectos y recursos educativos para la educación infantil, primaria, secundaria, universitaria y profesional.

Saber, hacer, ser y estar; las cuatro misiones del sistema educativo visto como un macro-ecosistema repleto de reformas, procesos y recursos, que en cuanto mejor diseñado se encuentre, mayor será su impacto en la formación holística de nuevas sociedades del conocimiento que tenemos como reto los docentes en cualquier nivel educativo. El principal instrumento para lograr esta formación es la creación de nuevos ecosistemas educativos que resulten congruentes con las nuevas realidades y necesidades sociales.

La calidad de nuestros recursos educativos no depende del biotopo (tecnología, internet, infraestructura o aulas) de este ecosistema, si no, de cómo el docente lo emplea para establecer un cambio en la biocenosis implicada, es decir, en la comunidad académica, los estudiantes y el contexto local, nacional e internacional. Entonces, el docente está pensado como un administrador del aprendizaje, responsable de establecer las relaciones entre el biotopos y la biocenosis académica para aprovechar así, la potencialidad de la tecnología y lo que ofrece y demanda el mundo actual y con ello lograr el arraigo de la innovación en los recursos didácticos; dejando atrás las paleoactividades educativas del siglo XX que persisten todavía en muchas aulas

Recursos Educativos Abiertos en ambientes enriquecidos con tecnología: innovación en la práctica educativa

Recursos Educativos Abiertos en Ambientes Enriquecidos con
Tecnología: Innovación en la Práctica Educativa
/ coordinadores
Maria Soledad Ramírez Montoya; José Vladimir Burgos Aguilar
México, Monterrey 2010

Texto completo

Un ambiente de aprendizaje enriquecido con tecnología como el Internet, permite ofrecer al educador nuevas formas de enseñar y reflexionar sobre su práctica educativa, permitiendo facultar al estudiante en el uso de dicha tecnología para estimular el proceso de aprendizaje. La tecnología de información y comunicación (TIC) permite distribuir el conocimiento y facilitar el libre acceso a la información de las universidades, instituciones educativas, organizaciones y gobiernos; además, permite soportar el diseño de innovadoras estrategias educativas que permita mejorar el diseño de los ambientes de aprendizaje y potencializar las experiencias de enseñanza-aprendizaje. REA es un término acuñado por la UNESCO (2002) que se define por sus siglas como “Recursos Educativos Abiertos” con el objetivo de ofrecer de forma abierta de recursos educativos provistos por medio de las TIC, para su consulta, uso y adaptación con fines no comerciales. La fundación “William and Flora Hewlett Foundation” define los REA como “recursos destinados para la enseñanza, el aprendizaje y la investigación que residen en el dominio público o que han sido liberados bajo un esquema de licenciamiento que protege la propiedad intelectual y permite su uso de forma pública y gratuita o permite la generación de obras derivadas por otros. Los Recursos Educativos Abiertos se identifican como cursos completos, materiales de cursos, módulos, libros, video, exámenes, software y cualquier otra herramienta, materiales o técnicas empleadas para dar soporte al acceso de conocimiento”

Recursos educativos abiertos : conceptos, herramientas y procesos para la producción de materiales digitales

Educ.ar S.E. Recursos educativos abiertos : conceptos, herramientas y procesos para la producción de materiales digitales / dirigido por Laura Marés. – 1a ed . – Ciudad Autónoma de Buenos Aires : Educ.ar S.E., 2021.

Texto completo

Este libro surge en un contexto muy particular marcado por dos hitos: por una parte, la construcción colectiva de un repositorio federal de recursos educativos en el marco del Plan Federal Juana Manso y por otra parte, el vigésimo aniversario del Portal educ.ar, un organismo del Ministerio de Educación dedicado, entre otras tareas, al desarrollo de recursos educativos digitales.

El tema de este trabajo es presentar ideas, marcos teóricos, experiencias y prácticas sobre la producción de recursos educativos digitales. En algunas páginas encontraras reflexiones fundadas en recorridos bibliográficos sobre los recursos educativos del mundo digital, mientras que en otras se abordan sugerencias, procesos y recomendaciones basadas, fundamentalmente, en prácticas de trabajo. En este doble juego de pinzas -la reflexión y la acción- se disparan varios objetivos.

  • En primer lugar, los capítulos apuntan a constituirse en una herramienta y un espacio de documentación para el trabajo de todos los equipos federales del Repositorio de la Plataforma Juana Manso.
  • En segundo lugar, se trata de una oportunidad de poner negro sobre blanco las experiencias en desarrollo de recursos que hemos llevado a cabo en el Portal educ.ar y el Ministerio de Educación durante más de dos décadas.
  • Puede ser también un espacio de consulta para diferentes profesionales que desarrollan recursos educativos.
  • Y finalmente, pero no menos importante, un espacio de reflexión e información para docentes, que pueden optimizar su rol de editores y productores de contenidos; una importante línea didáctica de Educación con TIC

Acceso desigual: Un plan anticompetitivo de las editoriales de libros de texto y los Recursos Educativos Abiertos (REA)

Inequitable Access: An Anti-Competitive Scheme by Textbook Publishers
BY RORY MIROCTOBER 28, 2021

Ver completo

El Acceso Inclusivo es un modelo de venta de libros de texto que añade el coste de los contenidos digitales del curso a la matrícula y las tasas de los estudiantes. Si bien el Acceso Inclusivo pretende hacer frente a los elevados costes de los libros de texto, también genera problemas para los estudiantes y el profesorado.

Los educadores se inclinan cada vez más por los libros de texto digitales, especialmente durante la pandemia del COVID-19. Esto ha hecho que las editoriales se esfuercen por mantener el acceso limitado y los ingresos elevados con barreras de pago, DRM y acceso con caducidad. Estas opciones obligan a los estudiantes a elegir entre un mal negocio o jugarse la nota omitiendo la compra.

En lugar de desafiar estas tácticas de escasez artificial adoptando la Educación Abierta, las universidades están haciendo un trato con los editores mediante la creación de modelos de «acceso inclusivo», pero este nombre que suena positivo no es inclusivo en absoluto. Con el acceso inclusivo, las universidades se limitan a cobrar a los estudiantes por los libros de texto y materiales digitales en la factura de la matrícula, y su acceso a menudo expira cuando se termina el curso. Esta facturación automática sólo sirve para atraer a los estudiantes. Los libros de texto digitales no deben figurar en la factura de la matrícula cuando las licencias abiertas ofrecen alternativas más equitativas.

Las editoriales mantienen una vieja treta

El aumento del coste de los libros de texto universitarios ha sido una broma absurda durante décadas. Las editoriales convencen a un instructor para que utilice su libro y ganan potencialmente cientos de clientes estudiantiles obligatorios, con una demanda renovada cada semestre. Aunque los molestos hábitos de los estudiantes de compartir y revender los libros de texto ejercen cierta presión a la baja sobre el precio de los nuevos libros, los lanzamientos estratégicos de nuevas ediciones han conseguido mantener a raya esas fuerzas.

Sin embargo, con el aumento de la demanda de material didáctico digital, que se ha acelerado durante la pandemia, los editores han buscado nuevas formas de imponer una escasez artificial. Los productos digitales prácticamente no tienen costes de reproducción y pueden remezclarse fácilmente para nuevos productos innovadores, pero en lugar de transmitir esas ventajas, las editoriales implementan la gestión de derechos digitales para dificultar o imposibilitar el uso, el intercambio y la conservación de estos materiales. La otra estrategia en auge es la de los «libros de texto como servicio», en la que los libros de texto se sustituyen por un acceso de pago a plataformas educativas en línea plagadas de problemas de privacidad y obstáculos a la accesibilidad, y cuyo acceso se revoca igualmente al final del curso.

Una carga «inclusiva» y «equitativa»

Ante tal parodia, algunos centros educativos están contratando directamente a las editoriales y a las librerías de los campus (a menudo operadas por grandes librerías) para simplemente cobrar a todos los estudiantes a través de su factura de matrícula tras un breve periodo de exclusión o reembolso.

Estos programas en más de 30 instituciones no sólo son descaradamente anticompetitivos, sino totalmente innecesarios. Todos los supuestos beneficios de estos programas están cubiertos de forma más completa y equitativa por las iniciativas de Educación Abierta.

Recursos Educativos Abiertos (REA)

La educación abierta es la simple idea de que el poder de las licencias abiertas debe aplicarse a los materiales educativos. Esto significa que los estudiantes tienen acceso instantáneo a todos los materiales digitales sin coste alguno y, lo que es aún mejor, tanto ellos como su instructor son libres de utilizar y remezclar los materiales bajo licencias Creative Commons y otras licencias abiertas. Esto abre la posibilidad de adaptar estos recursos para que sean más relevantes y respondan a los estudiantes de una determinada escuela y clase.

Como ejemplo de acceso verdaderamente equitativo, la Universidad de Rice puso en marcha en 2012 la iniciativa tecnológica sin ánimo de lucro OpenStax, que publica gratuitamente contenidos digitales de alta calidad y revisados por expertos. Esto no sólo beneficia a sus propios estudiantes, sino a los de cientos de universidades y escuelas superiores de todo el mundo.

Tampoco es sólo un buen negocio para los estudiantes cuyos campus e instructores adoptan la Educación Abierta. Proyectos como OpenStax han encendido la competencia en el mercado de los libros de texto, y desde 2017, los precios de los libros de texto se han mantenido estables después de 50 años de crecimiento que superaron la inflación. Afortunadamente no están solos. Hay muchas universidades que contribuyen, conservan y mantienen una enorme cantidad de recursos educativos que eliminan o reducen el coste de los materiales del curso para los estudiantes.

Entonces, ¿cuál es el obstáculo si se dispone de una biblioteca de materiales de alta calidad desde mucho antes de que se generalizara la práctica de la facturación automática de los libros de texto? Uno de los principales obstáculos es que la mayoría de los profesores aún no han oído hablar de los REA.

Contra los contratos de acceso excluyentes

Afortunadamente, una amplia coalición de grupos que defienden la cultura libre, coordinada por el SPARC, ha lanzado recientemente InclusiveAccess.org, un sitio que ofrece puntos de discusión e información para ayudar a los estudiantes y otros miembros de la comunidad escolar a educar a los responsables de la toma de decisiones. Si ya tienes una facturación automatizada de libros de texto en el campus, la biblioteca de contratos de SPARC te ayudará a escudriñar la letra pequeña del acuerdo.

Llegar a los bibliotecarios y administradores sobre cómo apoyar la Educación Abierta es el mejor primer paso. Si estos esfuerzos convencen a un solo instructor para que adopte los Recursos Educativos Abiertos -o libere su propio material bajo una licencia abierta- puedes contribuir a una mayor equidad para los estudiantes y menos tiempo de preparación del curso para los instructores.

Código de buenas prácticas en el uso justo de los recursos educativos abiertos

Best Practices in Fair Use for Open Educational Resources, 2021

Texto completo

Código de Buenas Prácticas de Uso Justo para los Recursos Educativos Abiertos. Este documento pretende apoyar a los autores, maestros, profesores, bibliotecarios y a todos los educadores abiertos a la hora de evaluar cuándo y cómo pueden incorporar materiales de terceros con derechos de autor en los Recursos Educativos Abiertos para cumplir con sus objetivos pedagógicos.

Los recursos educativos abiertos permiten una pedagogía flexible y abierta; aumentan el acceso a la autoría y facilitan la representación de las diferentes experiencias de los estudiantes; y aumentan la equidad al reducir las barreras del coste para acceder a materiales de aprendizaje de alta calidad. Los REA existen para todos los niveles de la educación, desde la primaria hasta la postsecundaria, y en todas las disciplinas. Los creadores y usuarios de REA suelen estar motivados por un compromiso compartido de aumentar el acceso a los materiales y contribuir al bien común.

Centros de Aprendizaje Conectado de AT&T amplía sus esfuerzos para reducir la brecha digital en todo Estados Unidos

AT&T Expands Efforts to Bridge the Digital Divide in Communities Across the Nation. AT&T, 2021

Texto completo

Connected Learning Center (AT&T) se estrena en Dallas; Dell Technologies y Public Library Association proporcionan dispositivos, alfabetización digital y herramientas de aprendizaje para estudiantes y familias

Millones de estudiantes tienen dificultades con el aprendizaje virtual, debido a las malas conexiones de Internet en casa, la falta de ordenadores portátiles u otros dispositivos y las escasas competencias digitales. Estas carencias se han visto magnificadas por la pandemia del COVID-19, que ha obligado a millones de familias a asistir a la escuela y a trabajar a distancia.

AT&T está dando nuevos pasos para ayudar a los estudiantes y a las familias más desfavorecidas afectadas por la brecha digital, ampliando los programas de dispositivos gratuitos, aumentando el acceso a herramientas educativas y de alfabetización digital y abriendo el primero de los más de 20 Connected Learning Centers de AT&T en todo Estados Unidos

Estos centros estarán ubicados en organizaciones comunitarias locales y proporcionarán a los estudiantes y familias desfavorecidas acceso gratuito a Internet, ordenadores y recursos educativos. De momento, está previsto abrir Centros de Aprendizaje Conectado AT&T en Dallas, Los Ángeles, Atlanta, Cleveland, Detroit, Houston, Miami y San Francisco.

Esta expansión se produce tras el anuncio del programa AT&T Connected Learning en abril, que forma parte de un compromiso trienal de 2.000 millones de dólares para reducir la brecha digital a través de esfuerzos que promuevan la asequibilidad, la accesibilidad y la adopción de la banda ancha.

«Lo que está en juego para cerrar la brecha digital es increíblemente alto, y es imperativo que eliminemos las barreras a las oportunidades para los niños y las familias», dijo Jeff McElfresh, director ejecutivo de AT&T Communications. «La educación desempeña un papel vital en el éxito a largo plazo de nuestra sociedad, y nos comprometemos a invertir en las necesidades educativas y de conectividad de las comunidades desatendidas, al tiempo que ampliamos el acceso a los servicios de banda ancha de bajo coste.»

La Universidad Rockefeller ofrece acceso a una colección curada de materiales de educación científica

Tras años de impartir talleres en el campus para las comunidades educativas de la ciudad de Nueva York, el equipo de divulgación científica de RockEDU ha acumulado una rica gama de materiales de educación científica. Con el lanzamiento de un nuevo sitio web, RockEDU Online, estos recursos están ahora disponibles para estudiantes, educadores y científicos de todo el mundo.

El sitio se creó teniendo en cuenta los retos y las limitaciones de participar en actividades de educación científica fuera de los entornos de laboratorio tradicionales.

RockEDU Online ofrece recursos creativos y bien diseñados que los educadores pueden incorporar para mejorar su práctica de la enseñanza de las ciencias -incluyendo experimentos de laboratorio, demostraciones y temas de debate-, así como una Guía de divulgación en la que los científicos pueden conocer herramientas y estrategias eficaces para participar en la divulgación científica.

cOAlition S publica una declaración sobre «Acceso abierto para libros académicos»


cOAlition S Releases Statement on “Open Access for Academic Books” cOAlition S, 2021

Texto completo

Los libros académicos, definidos aquí para incluir monografías, capítulos de libros, colecciones editadas, ediciones críticas y otros trabajos extensos, son un modo importante de publicación para los investigadores, especialmente en Ciencias Sociales y Humanidades. Varios estudios han señalado los beneficios de la publicación de libros en acceso abierto (AA). En 2019, Science Europe publicó cinco principios para el acceso abierto a libros académicos y recomendaciones para seis tipos de partes interesadas en la investigación. Springer Nature ha demostrado recientemente que los libros de OA reciben 2,4 veces más citas y se descargan 10 veces más que los libros que no son de OA .

El Principio 7 del Plan S reconoció que el cronograma para lograr el Acceso Abierto a los libros requiere un proceso independiente y debido. La Guía de implementación especificó que “ para fines de 2021, se emitirá una declaración sobre los principios del Plan S que se aplican a monografías y capítulos de libros, junto con la guía de implementación relacionada ”.

Desde que se publicaron los principios del Plan S para los artículos de investigación, muchos patrocinadores de COALition S han desarrollado sus propias políticas de OA en torno a los libros académicos. (Para obtener una descripción general de los financiadores de COAlition S con una política de libros de acceso abierto existente, consulta el Anexo A ) . En elementos críticos, como embargos y licencias, las políticas de las organizaciones de COAlition S ya han convergido. La mayoría de los financiadores de cOAlition S han adoptado o aconsejado licencias CC, y los embargos oscilan entre 0 y 12 meses.

cOAlition S reconoce que la publicación de libros académicos es muy diferente de la publicación de revistas. Nuestro compromiso es avanzar hacia el acceso abierto total a los libros académicos lo antes posible, en el entendimiento de que los estándares y los modelos de financiación pueden necesitar más tiempo para desarrollarse. En lugar de decretar una política uniforme sobre los libros de AA, por lo tanto, hemos decidido formular un conjunto de recomendaciones con respecto a los libros académicos, de acuerdo con los principios del Plan S, que todas las organizaciones de la COALición S tratarán de adoptar dentro de sus propias competencias y jurisdicciones.

Recomendaciones

  1. Todos los libros académicos basados ​​en investigaciones originales que fueron financiados directamente con fondos de organizaciones de COALition S deben estar disponibles en acceso abierto en el momento de su publicación.
  2. Los autores o sus instituciones deben conservar suficientes derechos de propiedad intelectual para que sus libros académicos estén disponibles en acceso abierto y permitan su reutilización.
  3. Los libros académicos deben publicarse en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons.
  4. Cualquier período de embargo de libros académicos debe ser lo más corto posible y nunca exceder los 12 meses.
  5. Los financiadores de cOAlition S deben apoyar financieramente el acceso abierto de libros académicos a través de sus esquemas de financiamiento y modelos comerciales de publicación de acceso abierto a través de acuerdos específicos.

La historia y el futuro de los recursos educativos abiertos en las bibliotecas universitarias

Roncevic, M.  Open Educational Resources: The Story of Change and Evolving Perceptions. No Shelf Required, 2021

Ver texto completo

Aunque el término todavía no resulte familiar para el público en general -incluidos los estudiantes y profesores universitarios-, los recursos educativos abiertos (REA) forman parte de la educación en todo el mundo desde hace dos décadas.

En general, los REA se refieren a materiales educativos digitales que cualquier persona, en cualquier lugar, puede utilizar libre y legalmente, incluido el derecho del usuario a copiarlos, compartirlos, mejorarlos y/o modificarlos con el fin de compartir el conocimiento y facilitar la educación. Estos recursos abarcan toda la gama de soportes y van más allá de los libros de texto digitales -que suelen percibirse como los recursos educativos más comunes-, e incluyen desde materiales de cursos, cursos universitarios, plataformas de aprendizaje electrónico, software y vídeos en streaming hasta conferencias y repositorios digitales de monografías y revistas.

Independientemente de lo diferentes y variados que puedan parecer los REA al principio -que van desde libros individuales hasta plataformas multifuncionales y completas-, lo que hace que un recurso sea un REA es que está disponible de forma gratuita para cualquiera, independientemente de la ubicación y la afiliación de la persona. Los usuarios de REA pueden ser estudiantes universitarios, pero también pueden ser estudiantes independientes, investigadores o lectores no profesionales. Por supuesto, «abierto» no significa «sin ninguna restricción» o «gratuito», sino simplemente «de libre acceso». Simplemente significa «acceso libre».

Del mismo modo, «abierto» no significa «sin apoyo financiero». Los mecanismos a través de los cuales los recursos se convierten en «abiertos» y «libres» son complejos, están siempre en evolución y requieren un apoyo financiero continuo. En el mercado existen diversos modelos financieros que contribuyen a la sostenibilidad de los REA (Downes, 2007), que van, entre otros, de los modelos de dotación (la financiación suele proceder de fundaciones benéficas) y de los modelos de afiliación (las organizaciones participantes aportan una determinada cantidad como miembros) a los modelos de patrocinio (una serie de mensajes comerciales, más o menos sutiles, pueden interrumpir el aprendizaje y la lectura), y a los modelos de institución (varias instituciones asumen toda la responsabilidad de sus iniciativas de REA y soportan la carga financiera).

Recursos educativos abiertos: las Bibliotecas y Archivos del Smithsonian ofrece sus colecciones sobre alfabetización informativa disponibles en línea

Educational Resources: Smithsonian Libraries and Archives Introduces Information Literacy Collections Available Online
Filed by Gary Price on August 23, 2021

Ver noticia

Ver recursos

LasBibliotecas y Archivos del Smithsonian quieren ayudar a comprender mejor la alfabetización informativa y a mejorar sus habilidades en esta área crucial. En una época en la que existen innumerables fuentes de información, una cobertura informativa interminable y un mundo digital vasto y a menudo no regulado, ¿cómo se puede saber en qué fuentes confiar para obtener información fiable? Por ello acaban de lanzar una serie de colecciones interactivas en línea en el Smithsonian Learning Lab, dedicadas a ayudar a los usuarios a pensar de forma crítica sobre cómo identificar, encontrar, evaluar y utilizar la información de forma eficaz.

Estas primeras colecciones de alfabetización informativa ayudarán a reflexionar sobre qué es lo que hace que una fuente sea fiable. En las próximas semanas, se pondrán a disposición del publico nuevas recopilaciones que profundizarán en otras competencias informativas fundamentales.