Archivo de la etiqueta: Comercio editorial

Los comics y la novela gráfica experimentaron un crecimiento anual del 15% en los últimos tres años

fi-novela-gracc81fica

Comics and Graphic Novels One of Highest Growth Categories in Publishing, Reports NPD

 

Hay toda una nueva audiencia emergente de cómics y novelas gráficas; estos lectores son más jóvenes, son más diversos y están recibiendo sus libros de una gama de canales mucho más amplia de lo que normalmente pensamos para los cómics

 

Según los datos de NPD Bookscan el proveedor de información global NPD Group, la categoría de cómics y novelas gráficas en el mercado estadounidense de libros de comercio exterior ha experimentado un crecimiento anual compuesto de 15 por ciento en las ventas de unidades durante los últimos tres años, convirtiéndose en una de las categorías de mayor crecimiento en el mercado de libros de comercio.

Las mujeres representan la muestra más representativa de compradores, adquiriendo más de una de cada tres historietas y novelas gráficas vendidas en los últimos 12 meses en el mercado dominante. Los compradores del grupo de edad de 13 a 29 años representan el 57 por ciento de las compras de cómics y novelas gráficas en general, siendo el 21 por ciento mujeres y el 36 por ciento hombres.

Mientras que el mercado de las tiendas de cómics tradicionales ha experimentado un descenso en las ventas durante los últimos 12 meses, ha habido un crecimiento notable en las ventas generales a través de los minoristas de libros tradicionales, incluyendo cadenas como Barnes & Noble, librerías independientes, minoristas en línea y minoristas como Target que han dado más espacio a la categoría, particularmente en su sección infantil. En los últimos 12 meses, las ventas unitarias de cómics y novelas gráficas han aumentado un 6 por ciento, continuando un patrón de más de cinco años de fuerte crecimiento anual.

Hay muchos tipos de historietas y novelas gráficas que impulsan el fuerte crecimiento de los niños, incluyendo libros que tienen un vínculo con las principales franquicias de los medios de comunicación, historias humorísticas, superhéroes y títulos de no ficción y biográficos.

El manga, una forma gráfica nativa de Japón, es un área de crecimiento particularmente fuerte tanto para niños como para adultos. El manga está distorsionando la categoría más joven de todas las categorías de historietas y novelas gráficas, con el 76 por ciento de las compras realizadas por aquellos que tienen entre 13 y 29 años. Los compradores de manga son también el grupo más diverso de compradores de cómics y novelas gráficas.

Anuncios

Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2017

anuario-sm-2017-300x350

 

Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2017. Madrid : fundación SM, 2017

Texto completo

 

El Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil es un proyecto con el que la Fundación SM ofrece una panorámica bianual de este sector. En él podemos descubrir cómo se ha desarrollado el sector de la LIJ en los países en los que SM está presente: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México, Perú, Puerto Rico y República Dominicana. Además, hay tres artículos sobre la literatura infantil y juvenil en las lenguas catalana, gallega y vasca. En este volumen encontraremos también mucha información sobre premios, tendencias, novedades, planes lectores, redes de bibliotecas, cifras de ventas, congresos, estudios, libros digitales… En definitiva, sobre todo aquello que puede interesar a los que trabajamos en este sector.

Panorámica de la Edición Española 2016

37131580920_c1a55c588a_n_d

Panorámica de la Edición Española 2016. Madrid : Ministerio de Educación y Cultura, 2017

Texto completo

Ver también

Panorámica de la edición 2015

Panorámica de la edición 2014

Panorámica de la edición 2013

Panorámica de la edición 2012

 

La Panorámica de la edición española de libros se viene realizando desde 1988 y es un profundo estudio estadístico de la producción editorial española. Ofrece una radiografía de los distintos aspectos implicados en la edición y constituye una importante fuente de información y una herramienta de consulta indispensable para conocer, analizar y valorar la realidad del sector del libro en nuestro país. Es, por tanto, un instrumento que nos permite observar el comportamiento y características de la edición en España, ofreciéndonos una comparativa de la evolución de las cifras de producción del sector editorial.

Como dato estadístico más significativo del año 2016 podemos señalar el aumento de la producción de un 8,3 % con respecto al año anterior, pasando de 79 397 ISBN inscritos en 2015 a los 86 000 ISBN inscritos en 2016. La edición de libros en soporte papel aumenta un 6,4 %, así como la edición electrónica que se incrementa 13,3 %. La edición electrónica ya representa el 29,3 % del total de la producción. Dentro de esta, los libros digitales observan igualmente un incremento de un 13,5 %, representando el 93,7 % de la edición electrónica y el 27,5 % del total de la producción. El número de ISBN inscritos por la edición de carácter público indica un crecimiento del 14,9 %, representando el 9,6 % sobre el total de la producción editorial en 2016. Por su parte, la edición privada observa igualmente un aumento del número de ISBN inscritos en un 7,7 % y supone el 90,4 % de la producción en 2016.

Por materias, se registran aumentos en libros de ciencia y tecnología (26,0 %), en libros de Infantil y juvenil (17,6 %), en otros (16,8%), en creación literaria (11,2 %), y en ciencias sociales y humanidades (4,1 %); mientras que los descensos se producen en libros de texto (3,5 %) y libros de tiempo libre (2,5 %).

En cuanto a las lenguas de publicación el 91,4 % de los libros se editaron en lenguas españolas, destacando a gran distancia la edición en castellano (85,5 %), seguida de la edición en catalán (10,0 %), euskera (2,1 %), gallego (1,5 %) y valenciano (0,8 %). Las traducciones representan el (16,1 %) de la producción, siendo el inglés con el (50,7 %) la lengua más traducida.

Por lo que respecta a la inscripción de ISBN por comunidades autónomas, Madrid y Cataluña representan el 60,7 % del total, con una participación del 32,4 % para Madrid y del 28,3 % para Cataluña. A continuación figura Andalucía (14,5 %) y la Comunidad Valenciana (8,4 %). El libro continúa siendo una parte fundamental del tejido industrial y cultural de nuestro país.

Con su labor y dedicación el sector del libro en España mantiene su solidez y posición como una de las grandes potencias editoriales del mundo, siendo uno de los principales mercados europeos en cuanto a disponibilidad de títulos. A este respecto, y según datos de la Federación de Editores Europeos, España ocupa el quinto puesto detrás de Reino Unido, Alemania, Francia e Italia. Esta fortaleza queda patente con los datos de Panorámica 2016 que presentamos en este estudio y que muestran ya una notable recuperación y tendencia ascendente que se viene manifestando desde 2014.

 

Edición universitaria. Planeta Biblioteca RADIO USAL. 16/10/2013.

37338899066_77d9808656_b_d

Planeta Biblioteca RADIO USAL. 16/10/2013. Edición universitaria

Ir a descargar

 

Servicios de edición universitaria. En esta tarde han visitado el Planeta María José Rodríguez Sánchez de León directora de Ediciones Universidad de Salamanca y Angel Luis Redero, encargado de edición electrónica de este servicio Ver más

 — con Ángel Redero y María José Rodríguez Sánchez de León.

Los problemas que se ignoran no mejoran (Una solución en Red para el sector del libro)

36698009563_e16d0c7e08_o_d

 Los problemas que se ignoran no mejoran

(Una solución en Red para el sector del libro)

Los sectores de actividad económica son siempre redes distribuidas, una amalgama de centros que funcionan con lógicas particulares pero con un común denominador, que deben ser eficientes y competitivos por sí mismos, tal  y como los describió el economista y experto en estrategia competitiva Michael Porter.

El sector del libro no es distinto. Presenta estas características en todos los puntos de la cadena de valor (Editor, Distribuidor, Librería), en muchos casos gestionados desde una lógica productiva industrial ciertamente caduca. Esta lógica entiende la interrelación de la “cadena de valor” de la que habla Porter sólo desde la producción y la mejor colocación de bienes (“insumos”, les llama Porter) en cada punto. Este proceso ha prevalecido desde siempre sobre otro, tanto o más importante: conocer los insumos informacionales en cada lugar y momento del proceso.

Esto ha sucedido, básicamente, porque el estado de las tecnologías no lo permitía. Pero ahora que esta barrera no existe desde hace años, se continúa trabajando igual. ¿Por qué? Fundamentalmente porque dominamos desde hace muchos años los procedimientos industriales y muy poco los informacionales postindustriales. Pero no basta con aplicar la tecnología avanzada de gestión de datos -cosa fácil- sino que lo necesario es aplicarla avanzadamente.

Desde mi experiencia de más de 20 años en tratamiento y gestión de la información en grandes corporaciones internacionales, he aprendido varias cosas, quizás la más importante que para encontrar caminos que fructifiquen en productos concretos, en situaciones como la descrita en el sector libro, debe aplicarse la “lógica de las redes”. Impulsado por las siempre interesantes consideraciones del editor Manuel Gil, quisiera exponer algunos elementos de reflexión para materializar sus consejos de una forma práctica.

Son encomiables los esfuerzos realizados desde gremios y asociaciones del sector por intentar desarrollar servicios de este tipo. Pero no basta con la voluntad y la tecnología de extracción de información para construir un producto/servicio informacional: así solo se construyen artefactos, con apariencia de producto/servicio moderno, pero que chocan con los requerimientos que precisan estos servicios para ser competitivos, con valor uso y de cambio.

Es decir, que los agentes del proceso estén dispuestos a pagar para disponer de ellos, porque los perciben como una oportunidad, porque tienen garantizando un control de calidad, servicio postventa, una robustez en el tiempo, una ergonomía en la presentación de la información y una confidencialidad no salvaguardada, sólo, por la tecnología o por los contratos, sino por la esencia conceptual del servicio que se ofrece: porque sin confidencialidad no hay servicio posible. Es decir, la confidencialidad es parte esencial del servicio, es su valor principal.

Sólo explicitando este aspecto de neutralidad y salvaguarda de confidencialidad, y explicando que compartiendo la información se obtiene más valor que reservándonosla, seremos capaces de vencer los atavismos que dificultan compartirla.

Como bien destaca Manuel Gil, la crisis ha de actuar como impulsora de sistemas que aumenten la eficiencia y la productividad en el sector. Es insostenible que en pleno siglo XXI (llevamos, aunque no los parezca, 17 años en él) en el sector del libro se perpetúen situaciones como que los almacenes tengan prácticamente sin rotación más de un 60% de sus existencias, los retornos continúen siendo superiores al 30 % o que todavía haya librerías que hagan sus pedidos por teléfono.

 

De nada servirá reducir las tiradas -como se está haciendo- para ajustarlas mejor al consumo. ¿Qué criterios aplico? ¿Cómo sé que lo estoy haciendo bien? Se sigue trabajando a ciegas sin recordar que no se puede gestionar lo que no se puede medir.

¿Por qué no hacer de “comparadores” o benchmarks de procesos de trabajo de otros sectores con mejores prácticas sobre procesos informacionales avanzados, con el propósito de transferir este conocimiento de las mejores prácticas y su aplicación al sector del libro?

¿Por qué no hacerlo intrasectorialmente, comparando, por ejemplo, practicas entre librerías de un mismo perfil?

Iniciativas como Globalbook : que conecta a libreros y editores en una red que se actualiza diariamente a partir de datos reales obtenidos del punto de venta, es un ejemplo de hacia dónde deben dirigirse los esfuerzos del sector.

Tomemos ejemplos de eficiencia y éxito en dos empresas de otros sectores, como la de moda INDITEX o la de calzados Munich. La clave del éxito y el crecimiento alcanzado por estas compañías está en el modelo de gestión desarrollado, basado en la innovación, la flexibilidad, la creatividad y el diseño de calidad, junto a la integración vertical y en una respuesta ágil a las demandas del mercado.

Este modelo de gestión integrado puede ser explicado, en resumen, de la siguiente forma en el caso de Inditex:

Renovación constante de stock: que cambia en un 40% todas las semanas y cada 3 días llegan nuevas remesas de ropa a las tiendas. La ratio de rotación de existencias en almacén es de 35 días.

Integración vertical del proceso: El éxito de Zara consistió en reducir la distancia entre el proceso de producción, demasiado largo y poco dinámico, y el consumidor final. Inditex integra primero diseño y fabricación, para completar después la cadena con la distribución y venta en tiendas propias, convirtiendo al cliente en su fuente de información privilegiada y no un mero receptor de mercancía.

La implantación de un sistema continuo de “órdenes y entregas” de mercancías permite la correcta implantación de un sistema ‘Just in Time’, desarrollado con el grupo Toyota. Con este sistema las tiendas disponen de un stock mínimo de mercancías, reduciéndose así los costes de almacenamiento e inventario. Con este sistema también se consigue un sistema de producción muy flexible. En lugar de la fabricación masiva de cada modelo, el proceso productivo se adapta a las peticiones de las tiendas y, por tanto, a la demanda del mercado.

La tienda como factor estratégico. El espíritu de lo que significa el punto de venta lo expresa con estas palabras su fundador Amancio Ortega: “Somos una red de tiendas con una compañía adosada. Vivimos para que la tienda esté enfocada en vender. Todos los demás estamos a su servicio”. Por esta razón, todas sus tiendas tienen un enclave estratégico en las mejoras zonas las ciudades –

En el caso de Munich, la familia Berneda apostó por “gestionar la información de los principales indicadores de su compañía para transformarlos en decisiones útiles”, como explica su director general Xavier Berneda, quien añade: “las soluciones tecnológicas que estamos utilizando están al alcance de cualquier presupuesto al ser herramientas estandarizadas, su precio es muy razonable y su manejo también”. El ejemplo de excelencia de gestión de Munich es especialmente relevante dado que corresponde, a diferencia de INDITEX, a una red de topología distribuida de vendedores, con una fuerte equivalencia estructural con el caso de las librerías y que demuestra que puede hacerse bien y con resultados espectaculares.

Por tanto, el factor distribuido no es un obstáculo, sino un valor añadido que debe explotarse. La suma de decisiones privadas, si orientan parte de su actividad a un fin, acostumbra a obtener resultados más potentes que las que dependen de un único nodo decisor.

Estoy convencido que éste es el reto al que se enfrenta el sector del libro: aplicar estos métodos a una red distribuida de puntos de venta y a un producto que no se crea desde la demanda, sino desde la oferta. Un sector que debe iniciar su andadura por estos caminos de eficiencia ya, sin perder más tiempo ni seguir impasible al cierre progresivo de librerías.

Y para hacerlo se requiere de un “attractor” -un elemento integrador y orientador, potente, asequible y del que se perciba claramente su valor aportado- que actúe como un imán que oriente con una fuerza invisible las partículas de metal distribuidas al azar.

Este “attractor”, este producto infomediador, permitirá a editores y distribuidores situar el producto adecuado en el punto y momento adecuado, y a los libreros tener inputs informativos que vayan más allá de cómo han ido las ventas de hoy respecto a ayer, la semana pasada o el año anterior. Que le permitan ir más allá de conocer su rotación de stocks y la marcha de su negocio, mediante la comparación de cómo está evolucionando respecto al sector de una manera sostenida en el tiempo. Que le de datos para gestionar su negocio.

Este rol es el que busca ejercer Globalbook en el sector del libro, lástima que, a veces, no se entienda así por algunos representantes de instituciones gremiales del país. La convergencia de plataformas sería la opción más eficiente en términos de valor social y económico.

Debemos aprovechar los puntos fuertes que el sector tiene, como la implantación física y social de los puntos de venta en el territorio, el conocimiento del cliente y el valor de referencia, para convertirlos en activos tangibles.

Si unificamos sistemas transformamos realmente la ‘cadena de valor’ (como la definió Michael Porter) en una gran ‘red de valor’, conseguiremos ganar eficiencia en todas las facetas del proceso productivo, logístico y comercial del libro.

Ha llegado el momento en que las organizaciones sectoriales (gremios, asociaciones, etc.) ayuden a las iniciativas privadas que se orientan a la mejora del sector. En lugar de asumir directamente ellas su realización, que no garantiza -como se ha demostrado- una calidad y formaleza del servicio que con buena voluntad pretenden ofrecer. Y debe hacerse ya, sin más dilación, y con la complicidad de todos los que creemos que, en un entorno de red de valor, para competir debemos aprender a compartir.

Albert Pérez Novell

El libro en cifras: Boletín estadístico del libro en Iberoamérica

El libro en cifras, n.º 6 – Cerlalc

portada-cerlalc8

El libro en cifras: Boletín estadístico del libro en Iberoamérica  [e-Book]   Bogotá, Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc), 2017.

Texto completo

El libro en cifras n.º 11 – Cerlalc

El libro en cifras n.º 10 – Cerlalc

El libro en cifras nº 9 – Cerlac

El libro en cifras n.º 8 – Cerlalc

El libro en cifras n.º 7 Cerlalc

El libro en cifras, n.º 6 – Cerlalc

 

Undécimo número de El libro en cifras, que apareció por primera vez en junio de 2012, con un objetivo: retratar en cifras la situación del libro, la lectura, las bibliotecas y el derecho de autor en Iberoamérica. Desde entonces, dos veces al año, este boletín ha venido  ofreciendo informes sobre el registro de títulos con isbn en la región, bien concentrándose en un área geográfica específica, o bien brindando actualizaciones a partir de los datos disponibles más recientes. A esta mirada al registro de títulos, se han sumado reseñas de estudios que en el Cerlalc encontramos de interés, cuyos resultados y conclusiones glosamos y contextualizamos  para los lectores iberoamericanos. Así se ha configurado el perfil de esta publicación, que tomada en conjunto permitiría constatar en qué ámbitos específicos del ecosistema del libro ha crecido, durante este cinco años, el interés por realizar mediciones, censos, encuestas, etc., y en cuáles persisten todavía enormes vacíos.

La industria del cómic en España en 2016

129828640110699100

La industria del cómic en España en 2016. Madrid: Asociación Cultural Tebeosfera (ACyT), 2017

Texto completo

 

Este informe se emite tras el análisis practicado sobre un volcado de datos producido el día 30 de marzo de 2017, partiendo de los datos recogidos en El gran catálogo, la base de datos de la cultura gráfica española que se gestiona en el sitio www.tebeosfera.com y que sigue siendo el referente más riguroso sobre las publicaciones de y con historietas y viñetas distribuidas en España, dado que se halla siempre en proceso de revisión y mejora por los documentalistas de la Asociación Cultural Tebeosfera. Los datos extraídos para el informe son refutables en todo momento porque pueden ser contrastados por otros investigadores o analistas cuando lo estimen oportuno utilizando para ello las opciones de nuestro buscador avanzado (https://www.tebeosfera.com/buscador-avanzado/), consultando la tabla Números, pudiendo discriminarse ahí por títulos, intervalos temporales, editores, autores y formatos.

Los datos que se analizan aquí hacen referencia a las publicaciones impresas con historieta ofrecidas por sus editores como novedad y distribuidas en el mercado español entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del año 2016. Se contabilizan las revistas y libros que ofrecieron mayormente historieta a sus consumidores, no así las publicaciones impresas que contuvieron cómics aunque no fueron estrictamente tebeos (hemos considerado que solo son tebeos genuinos o auténticos los que ocupan con viñetas más de un 25% de su paginación) si bien se han catalogado igualmente para poder contrastar los datos estadísticos. De este modo, este trabajo estadístico solo tiene en cuenta los tebeos genuinos pero podemos tomar en consideración también el volumen de lanzamientos de impresos no destinados específicamente al circuito comercial del cómic, como algunas ediciones pertenecientes al ámbito del libro infantil o de los productos de quiosco propiciados por éxitos cinematográficos o televisivos. Sin embargo, no entrarán en el recuento los casos de revistas o periódicos que ofrecieron alguna viñeta suelta o testimonial (en menos del 25% de su paginación), o que hibridaron ilustración con textos con cierto afán narrativo salvo que el editor los haya considerado cómics. Las antologías satíricas que recopilan tiras se admiten en este estudio pero no las que ofrecieron exclusivamente viñetas sueltas, que se estiman aparte en el presente informe. Tampoco contabilizamos las ediciones digitales de cómics por considerar que se trata de un mercado con canales de distribución distintos. Y, por último, los fanzines con distribución autogestionada y local no los contabilizamos salvo que se tenga constancia de que estas autoediciones fluyeron por el circuito comercial convencional.