Archivo de la etiqueta: Comercio editorial

Durante 2016 volvió a caer la venta de libros electrónicos

free-audiobooks-online-e1338328300722

Publishers Sales Down at the Start of 2016, eBooks Decline

La Asociación de Editores Americanos (APA) informó que de enero a noviembre de 2016 las ventas de libros electrónicos cayeron un 16,4%, mientras que los audiolibros digitales aumentaron un 29,2%. Esta es una buena noticia para la industria del audio que lleva acumulando ganancias durante los últimos tres años. No así para la industria del libro electrónico que tras un primer empuje lleva un par de años en receso descendiendo un 16,4 %.

De enero a noviembre de 2016 la venta de libros en general se mantuvo estables con un crecimiento del 0,5% en lo que va del año.

Por categoria:

  • Las ventas libros para adultos descendieron un 2,1%
  • Las ventas de libros para niños subieron un 5,8%
  • Los libros religiosos subieron un 8,6%

Por Formato:

  • Los libros en rústica crecieron 6.5%
  • Libros de tapa dura crecieron 2,1%
  • El audio descargado creció 29.2%
  • Los eBooks bajaron 16.4%

 

 

Librerías independientes, de la sumisión a la cooperación

32734728243_5e7953e4d9_o_d

 por Albert Pérez Novell, 13 de marzo de 2017

 

Son crecientes las evidencias que vamos hacia una sociedad con una economía más colaborativa y en red.

 

En el artículo “Amazón versus pequeñas librerias, cooperacion y conflicto” inicie una reflexión sobre los mecanismos que hacen que una articulación en red de las librerías independientes las fortalezca frente a otras redes  centralizadas aparentemente más poderosas como Amazon.

Tras un breve paso por Princeton, quizás imbuido por el espíritu de John Forbes Nash, me ha reafirmado en mi tesis sobre el poder de los débiles cuando se estructuran en formas eficientes de red.

Un estudio publicado el pasado noviembre en Nature “Competition among networks highlights the power of the weak” y realizado por científicos españoles del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), de la Agencia de Salud estadounidense (NIH), de la Universidad Rey Juan Carlos y del Centro de Tecnología Biomédica (UPM).. Este estudio basado en la teoría del equilibrio de Nash concluye que la cooperación no es sólo la mejor estrategia para que los débiles hagan frente a los fuertes, sino que además es la opción que más beneficia al conjunto y la que da mejores resultados a la comunidad.

El objetivo del trabajo era contestar a estas preguntas porque “si tengo una empresa pequeña y quiero contactar con otras ¿qué alianzas debo elegir: unirme a la más grande o aliarme con otras parecidas a mí?”. En este juego solamente existen dos soluciones estables según Nash: la cooperación o la sumisión.

El sector de las librerías y el editorial en general nunca ha sido proclive a este tipo de colaboración entre competidores.

Aunque, está meridianamente claro, que las condiciones en que fueron creadas las librerías se han modificado sustancialmente, y necesitan reinsertarse en un nuevo escenario productivo, tecnológico, comercial y de negocios, en el que la cooperación será un elemento clave: el sector se empecina seguir aislado y atomizado, considerándose cada elemento como el centro del universo.

Para ser competitivo en este escenario y frente a nuevos entrantes es fundamental:

  • Compartir conocimiento y estructuras en red, que desde lo micro (el nodo) alcancen cotas de excelencia en escenarios más amplios.
  • Mejorar las estrategias de futuro del sector, con la creación de una red de librerías que aporte sinergia a todos los participantes y permita enfrentarse al futuro en mejores condiciones de adaptación.
  • La “cooperación en competencia” que permita, mejorar aspectos claves de comercialización, costes de transacción y aprovisionamiento.

En nuestro país, sólo desde una perspectiva muy siglo XX se intentan unir esfuerzos para centralizar servicios tipo compras y distribución. Pero en ello existe el germen de la cooperación que debe explotarse y ampliarse desde otra visión.

De esto, tenemos ejemplos como  Librerías L, Bestiari, etc, que parten de esta filosofía cooperativa. Estos proyectos que intentan homogeneizar la heterogeneidad, si añadieran una capa de tecnología que facilitara su gestión cooperativa, mediante  el diseño de un CRM propio que les permitiera realmente monitorizar que ocurre en su red, sell-in, sell-out, stocks, multiplicarían su valor de forma exponencial. Esto requiere una fuerte inversión si se realiza aisladamente y una pequeña inversión, si se realiza aprovechando soluciones actuales, con las que solo hace falta cooperar.

Existen otros proyectos, encomiables, como Librired, que se acercan más a un modelo de centralización de datos de librerías y difusión-comercialización  aguas arriba en la cadena de valor. Les falta cambiar de visión para acercarse a un verdadero formato colaborativo, pasar de extraer información de una red (librerías) para proporcionarla a otra (editores) a un modelo que retroalimentara a los primeros y añadiera espacios colaborativos más allá de compartir fichas de libros como en Cegal en Red.

Todos tus libros” es una buena iniciativa para poner en valor los stocks en librerías, permite que sepas que libros tiene en existencia una gran red de librerías independientes. A esta iniciativa le falta añadir inteligencia y recursos logísticos para que sea eficaz, y hacer que el libro te llegue a tu casa rápida y económicamente. Otra opción  colaborativa, Libelista, intenta hacerlo, lástima que no parta del conjunto de librerías existentes en “Todos tus libros”.

Recientemente, aparecen nuevos agentes en el sector, como Globalbook, que ha iniciado un camino que aporta, de entrada,  retroalimentación y modelos bench para la librerías, pero con el objetivo puesto en crear un espacio realmente colaborativo. Utilizando un símil, su concepción como herramienta, en formato “lego”, le permite articularse de diversas formas con los existentes y así añadir valor al conjunto.  Aporta, no sólo, la tecnología que lo hace posible; sino la visión, la escalabilidad y la estrategia que aplana el camino para su consecución. Este proyecto apunta a que podría evolucionar hacia un elemento de vertebración del espacio editorial, siempre que pudiera articularse con los anteriores, para lo que hace falta voluntad de cooperación.

Que pasa fuera: Iniciativa  parecida a Libelista es la británica Hive a través de la cual pueden adquirirse libros, discos, películas…, eligiendo el comprador la librería a través de la que recogerá los productos que ha comprado, de las más de 300 librerías independientes de Gran Bretaña que se han adherido a la iniciativa, y cada librería percibe su porcentaje de las compras. Otro modelo lo representa Aer.io plataforma Norteamericana de venta de libros (tanto impresos como digitales) con funcionalidades de marketing, gestión a través de redes sociales y una muy flexible integración en cualquier soporte en Internet. Permite que, cualquier librería, por pequeña que sea, puede ofrecer una variedad de referencias, similar al de las grandes plataformas de venta en Internet.

En esta línea, cada vez será más importante diseñar servicios exclusivos de infomediación para la industria editorial y el sector de la venta y distribución del libro.

¿Porque no hacer “la plataforma en red del sector” en lugar de ir malgastando esfuerzos, o incluso poniendo trabas a unir proyectos que se complementan entre sí?

Sí sería innovación en red, el desarrollo e implementación de una plataforma tecnológica de nuevo cuño integrada con los principales programas de gestión del editor, distribuidor y punto de venta, permitiera la construcción de servicios avanzados de infomediación estructurados en red; con objetivos que se orienten a la mejora de los sistemas de aprovisionamiento, y a la creación de múltiples servicios comunes de valor añadido.

Esta plataforma debería ser facilitadora de un estándar a todos los agentes que quieran desarrollar proyectos de interconexión, y a los que ya tengan desarrollos en marcha, que facilitase la posibilidad de utilizar y combinar sus soluciones, con el fin de ampliar la eficiencia, riqueza y el alcance de cada proyecto individual.

 

En definitiva, el desarrollo de un sistema de estructuración de una red basada en librerías, que son los terminales de conexión con el público, concebida sobre una base tecnológica que facilite la creación de nuevos servicios avanzados de inteligencia económica, comunicación, infomediación y gestión en el sector tanto de la venta, como de la edición y la distribución de libros.

Esta red de colaboración e infomediación de topología distribuida entre los agentes del sector, será más fuerte y eficiente, en cuanto crezca y participe en redes de mayor alcance internacional.

Qué pasa en otros sectores:

Tu información ya no es tu tesoro.

La realidad es que vemos cada vez más ejemplos de empresas que, incluso siendo competencia, colaboran para progresar: fabricantes de automóviles que colaboran para desarrollar tecnologías comunes; compañías telefónicas que combinan sus redes para mejorar el servicio al cliente, con menores inversiones; empresas farmacéuticas que unen esfuerzos para desarrollar fármacos que requieren inversiones que superan sus capacidades individuales.

Día + Eroski: compiten en la venta, colaboran en la compra.

El grupo de alimentación Pascual y la farmacéutica Laboratorios Esteve crearon hace unos años Balance Labs, una sociedad conjunta para fabricar y comercializar productos de alimentación dirigidos especialmente a personas con diabetes.

Los grandes grupos de prensa británicos han acordado iniciar un periodo de investigación para ver cómo pueden trabajar más estrechamente y compartir costes.

Tesla Motors libera sus patentes para potenciar el mercado de los vehículos eléctricos.

La verdadera innovación será el resultado de la cooperación en red.

Un ejemplo de éxito en USA, explica como la información recogida por un agricultor puede aportarle valor, y como la agregación de la información recogida por miles de agricultores en red, incrementa exponencialmente este valor.

Farmers Business Network, Agricultores Red de Negocios, es una red independiente de miles de agricultores los más avanzados de América, que agrega la información recogida por sus usuarios a lo largo y ancho de todos los Estados Unidos, de manera que los agricultores puedan aprender unos de otros. Por 500 dólares al año y el envío de la información generada en su propia explotación, granjeros y agricultores independientes pueden acceder a la información agregada de todos los miembros de la red para obtener comparativas de rendimiento y recomendaciones imparciales de los más variados productos, en base a prácticas y datos generados en el mundo real. Después de sus dos primeros años de funcionamiento, Farmers Business Network agregaba información sobre las explotaciones agrícolas en casi tres millones de hectáreas en 17 diferentes estados norteamericanos.

En el sector del libro existen las soluciones que se orientan en esta línea, solo hay que combinar unas con otras, para realmente producir valor y que todos los agentes del sector ganen.

Es más, un problema cultural que tecnológico.

Quizás vale la pena fijarse.

 

© Albert Pérez Novell, 13 de marzo de 2017

 

 

Amazon vende más del 80% de los libros electrónicos

country-bars-all-redux-1024x770

Tal como vemos en la estadística de ventas de 2016. Durante este año Amazon acaparó el 82% de todos los libros en inglés vendidos en el mundo, en segundo lugar lo ocupó la tienda de Apple que un 10% del mercado, el tercer lNarnes & Noble con un 3%, y el cuarto  Kobo con un 1%.  Las ventas totales de Amazon Kindle en el último año fueron de más de 518 millones de unidades en el mundo.  Barnes and Noble vendió 19 millones de libros en Estados Unidos desde principios de 2016 hasta principios de 2017. Kobo vendió 10,6 millones de libros electrónicos en cinco países diferentes. (1,2 millones en EE.UU., 1,1 millones en el Reino Unido, 6 millones en Canadá, 1,3 millones en Australia y 416.000 en Nueva Zelanda.

nook-kobo

Por países Estados Unidos vende el 77% de los libros en ingles vendidos en todo el miundo. Reino Unido un 15%. Y Canadá y Australia un 4% cada una

Stop COUNTERFEIT Textbooks! buenas prácticas contra la falsificación de libros de texto impresos

counterfeit-textbooks-thin-pages

Cengage, McGraw-Hill Education y Pearson han unido sus fuerzas con Ingram y Chegg, Inc. para que adopten e implementen un conjunto de buenas prácticas para abordar el creciente problema de los libros de texto falsificados. Las mejores prácticas describen los pasos para verificar proveedores y evitar fuentes ilegítimas

http://stopcounterfeitbooks.com

PDF

Las mejores prácticas de lucha contra la falsificación tienen por objeto ayudar a los distribuidores a combatir la falsificación de libros de texto impresos que según su opinión perjudican a estudiantes, educadores, editores y distribuidores.

Objetivos:

  • Saber cómo evitar los libros falsificados
  • Aprender a identificar un libro de texto falsificado
  • Averigüar qué hacer si su libro de texto es falsificado

Las mejores prácticas contra la falsificación están a disposición de los interesados en el sitio web con el objetivo de que todos los editores y distribuidores las adopten y pongan en práctica. Donde se advierte que los editores ejercerán sus derechos legales contra cualquier persona involucrada o que facilite la distribución y venta de libros de texto falsificados, así como aquellos que se dedican a la piratería digital.

¿Cómo se fabrica un libro?

Ampliar

foto: LA NACION Daniel Gigena

Cómo se fabrica un libro

Artículo 

Daniel Gigena

Industria editorial: postas de un camino sinuoso, del manuscrito a las librerías

En la trastienda de un libro intervienen autores, editores, traductores, diseñadores, imprentas; el sector tiene el desafío de salir del rojo de un 2016 con caídas de ventas y producción de un 20 por ciento

El porcentaje de títulos editados en formato digital en España alcanzó el 28%

book-stack-and-ipad-1200w-600x569

El sector editorial español en 2016 Nota de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) (febrero 2017

Descargar en PDF

El número de títulos registrados correspondientes a ediciones digitales alcanzó los 23.061 títulos, lo que representa el 28% del total de la producción editorial en España, esto supone un incremento de dos puntos con respecto a las cifras obtenidas en el año 2015. Sin embargo la facturación por este formato sólo es del 5%. del total de la industria editorial, situación muy similar a la que se produce en países del entorno europeo como Francia, Alemania o Italia.

Los libros de temática infantil, juvenil y didáctica representaron el 22,8% de los libros
registrados, entre otros factores por la adaptación de los libros de texto y materiales
curriculares a la LOMCE.

Madrid y Cataluña continúan siendo las comunidades que mayor número de títulos
registraron, seguidas de Andalucía, Valencia y País Vasco.

El porcentaje de títulos editados en formato digital alcanzó el 28%, lo que refleja un paulatino

incremento de la producción de títulos en este formato, que podría ser superior si se
desarrollasen políticas de protección de la propiedad intelectual.

La producción de las editoriales españolas alcanzó, en el año 2016, los 81.391 títulos en todos los formatos y en todas las lenguas, según los datos de títulos registrados en la Agencia del ISBN. Estas cifras no incluyen los títulos registrados por autores-editores.

El número de títulos registrados correspondientes a ediciones digitales alcanzó los 23.061 títulos, lo que representa el 28% del total de la producción editorial en España, esto supone un incremento de dos puntos con respecto a las cifras obtenidas en el año 2015. Esto evidencia la apuesta que están realizando los editores españoles por este formato. Según los datos de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), la facturación de este tipo de libros sólo alcanza el 5% del total de la industria editorial, situación muy similar a la que se produce en países del entorno europeo como Francia, Alemania o Italia.

Madrid y Cataluña, las dos comunidades con mayor presencia de editoriales en sus territorios, fueron, registraron un mayor número de obras durante 2016, con 27.223 (33,4%) y 23.538 (28,9%) respectivamente. Tras estas comunidades se sitúan Andalucía, con 11.774 títulos (14,5%); Valencia, 6.822 (8,4%); País Vasco, 2.844 (3,5%); Galicia, 2.156 (2,7%) y Castilla y León, 1.228 (1,5%).

Madrid y Cataluña son también las Comunidades que mayor número de títulos digitales han registrado con 8.904 y 5.737 respectivamente.

En cuanto a las temáticas de los libros registrados en la Agencia del ISBN en 2016, el 22,8% correspondieron a libros infantiles, juveniles y didácticos. Como ya ocurriera en los últimos dos años, esta categoría ha seguido registrando el mayor número de libros como consecuencia, entre otros factores, a la edición de nuevos libros de texto y materiales didácticos para adaptar sus contenidos a los nuevos currículos LOMCE.

Tras esta temática se sitúan los libros de ficción y temas afines (16%); Medicina (9,8%); Sociedad y Ciencias Sociales (8,2%); Humanidades (7,1%) Literatura y estudios literarios (6,8%); y Derecho (5,5%). El 4,7% de los libros catalogados fueron de Arte; de Estilo de vida, deporte y ocio (3,9%) y Economía, finanzas, empresa y gestión (3,3%).

En el resto de materias, los títulos catalogados han sido: Salud y Desarrollo Personal, (2,6%); Biografías e historias reales, (2,4%); Matemáticas y Ciencia, (1,5%); Tecnología, Ingeniería y Agricultura, (1,4%); Lenguas, (1,1%); Ciencias de la Tierra, Geografía y Medioambiente, (0,9%); Enseñanza de la lengua inglesa, (0,9%); Consulta, Información y Materias interdisciplinares, (0,7%) y Computación e Informática, 7 (06%).

La industria editorial mueve anualmente cerca de 3.000 millones de euros, y da empleo directo e indirecto a más de 30.000 personas en España. Las 840 empresas editoriales agrupadas en la FGEE representan cerca del 95% de la facturación del sector. En el ámbito exterior, el sector del libro español exportó en 2015 libros por un importe de 552 millones de euros.

Datos de la industria editorial en Canadá durante 2016

BookNet Canada

Canadian publishing in 2016: A review
BookNet Canada January 30, 2017 Research & Analysis

Texto completo

Las ventas de libros bajaron una cantidad pequeña 2016 comparado con 2015, con una disminución de 6.4% en todos los géneros. En las categorías de ficción y no ficción, las ventas también bajaron ligeramente. Sin embargo, en el caso de los libros juveniles, las ventas fueron prácticamente similares entre 2015 y 2016.

unitssold

Ventas de libros en Canadá. Comparativa 2015-2016

El valor de las ventas también disminuyó ligeramente entre 2015 a 2016, con un valor estimado de un 3,6% menos en el año en curso. Una vez más, el valor vendido en 2016 fue inferior a la cifra de 2015 en las categorías de ficción y no ficción. Sin embargo, el valor de lo recaudado por la venta de libros juveniles vendidos aumentó en 2016 en comparación con los números de 2015.

El valor de las ventas de libros en Canadá entre 2015-2016

Respecto a las preferencias de formato por parte del consumidor.

Ventas por formato

Las ventas de audiolibros y los libros de tapa dura se han mantenido bastante planas. En 2016, las compras de audiolibros representaron de promedio, el 2,6% del total de compras de libros, mientras que en 2015 fue del 2,2%. Las compras de libros de tapa dura representaron el 24,2% en 2015 y bajaron sólo ligeramente hasta el 23,9% en 2016.

Los libros electrónicos en 2015 vendieron el 19,0% del total de compras de libros y en 2016 la cuota de ventas de libros electrónicos cayó al 16,9%. Por el contrario, las compras de libros de bolsillo tuvieron una tasa de mercado del 51.1% de las compras en 2015, y han aumentado hasta el 54.2% en 2016.

Respecto a los canales de distribución del libro se mantuvieron prácticamente con la misma tónica entre 2015 y 2016. Los canales en línea (incluida la aplicación en línea, móvil y ebook / audio) aumentaron del 46,2% de 2015 al 48,0% en 2016. En los canales físicos disminuyeron las ventas (cadenas, librerías, clubes de libros y supermercados) desde un 53,7% en 2015 a un 52,0% en 2016.