Archivo de la etiqueta: Edición

Las bibliotecas universitarias y de investigación como titulares derechos que producen contenido creativo

 

 

Section 512: University and Research Libraries as Rightsholders. Authors Alliance, 2020

Texto completo

 

El testimonio de Hansen abordó cómo las universidades y las bibliotecas de investigación interactúan con la Sección 512 como proveedores de servicios que atienden a un gran número de usuarios y como titulares de derechos que producen contenido creativo con derechos de autor. La parte extraída a continuación aborda la primera perspectiva: la de las universidades y bibliotecas como titulares de derechos.

 

Promover la creación y difusión del conocimiento es una parte importante de lo que hacen nuestra universidad y nuestras bibliotecas. Solo en Duke, nuestra facultad y otros investigadores crean más de 10.000 artículos cada año, junto con cientos de libros, informes, contenido de video, software, obras visuales, recursos de aprendizaje, programas educativos y muchos otros tipos de materiales. Para prácticamente todo este contenido, nuestro objetivo principal es lograr que la mayor cantidad posible de personas lean y participen en las ideas que compartimos para ayudar a aumentar nuestra comprensión colectiva del mundo que nos rodea y de los demás. Estas obras de autor, más que casi cualquier otra, se encuentran en el corazón de lo que nuestra Constitución establece que es el objetivo de la Ley de Derechos de Autor: “promover el progreso de la ciencia y las artes útiles”.

En la mayoría de los casos y para la mayoría de las investigaciones publicadas que Duke produce, nuestro objetivo es difundir estos trabajos sin retorno financiero directo. Si es posible, nuestros autores generalmente no desean que haya una barrera financiera que impida el compromiso con su investigación, operando bajo la idea de que se logrará un progreso más y más rápido sin esas barreras. En muchos casos, nos encontramos licenciando en torno a los controles que la ley de derechos de autor proporciona automáticamente. Por ejemplo, hace más de diez años, la Facultad de Duke votó a favor de adoptar una política institucional de acceso abierto que proporciona la distribución gratuita y generalizada de artículos de investigación que la facultad de Duke ha creado.

Duke deja la decisión final sobre cómo difundir la investigación a los autores individuales. Muchos autores publican sus materiales en los sistemas Duke (por ejemplo, DukeSpace, nuestro repositorio institucional). Pero, muchos también comparten a través de repositorios sin fines de lucro como ArXiv o bioArxiv, así como sitios comerciales como ResearchGate y Academia.edu. Debido a la variedad de contenido y al deseo de involucrar nuestra investigación con el público, también compartimos contenido a través de sitios más populares como YouTube.

Dado nuestro interés en la difusión generalizada de ideas, para la investigación y el trabajo académico, nuestra gran preferencia es un sistema sesgado para mantener el contenido en línea a menos que haya una fuerte evidencia de que ha ocurrido una infracción. El sistema actual de notificación y eliminación no siempre cumple este objetivo.

Primero, para algunos trabajos académicos, la propiedad de los derechos está lejos de ser clara. Aunque los autores son los titulares de esos derechos inicialmente, a menudo se les pide que les otorguen licencia al menos en parte a través de contratos de publicación que son confusos y varían significativamente de una revista a otra y que pueden cambiar con cierta frecuencia. Como resultado, algunos autores académicos no están seguros de si están legalmente autorizados a compartir su propio trabajo en línea según los términos de su acuerdo de publicación. Muchos artículos de investigación también están sujetos a licencias preexistentes que se adjuntan automáticamente al momento de la creación., Por ejemplo, en Duke bajo nuestra política de acceso abierto, que estipula que los autores y sus instituciones conservan ciertos derechos para compartir y reutilizar su trabajo. Mi experiencia con las solicitudes de eliminación que recibimos en Duke es que los editores no tienen en cuenta las licencias de acceso abierto preexistentes a pesar de que su existencia es ampliamente conocida. En el caso de una solicitud de eliminación de un artículo que un autor ha publicado en una plataforma en línea, los autores pueden sentirse inseguros de cómo responder, ya que pueden no estar seguros de si realmente han conservado los derechos necesarios para distribuir o reutilizar su propio trabajo.

Estos esfuerzos para eliminar el contenido publicado por los autores pueden ser muy perjudiciales. En nuestra función de proveedor de servicios en Duke, solo recibimos algunas de esas solicitudes cada año, pero otros anfitriones en línea de contenido académico se han convertido en objetivos. En 2017, el editor comercial Elsevier, un conglomerado editorial de propiedad holandesa, emitió 100.000 avisos de eliminación a ResearchGate. ResearchGate es un sitio con fines de lucro, pero la mayoría del contenido es enviado por autores académicos para compartir de forma gratuita con otros investigadores y el mundo. Posteriormente, Elsevier y otro editor, la American Chemical Society, demandaron a ResearchGate por infracción de derechos de autor, identificando más de 3.000 artículos de los que reclamaban derechos. Es probable que al menos algunos de esos artículos estén cubiertos por licencias de acceso abierto universitarias preexistentes. En la actualidad, ResearchGate informa que alberga 150.000 artículos creados por Duke. Desafortunadamente, la Sección 512 actualmente contiene pocos mecanismos para abordar estas asimetrías de poder e información en el proceso de notificación y eliminación. Para la mayoría de los autores académicos con los que trabajo, incluidos los docentes, pero especialmente los estudiantes de posgrado, responder a un aviso de eliminación es un proceso intimidante y lento que la mayoría tratará de evitar si es posible.

En segundo lugar, y quizás lo más importante que puedo transmitir, es lo importante que es el uso justo para la investigación, la enseñanza y las bibliotecas que respaldan esas funciones. La mayoría de las investigaciones son altamente iterativas y se basan en el trabajo de otros. A menudo, para una publicación académica, eso significa que uno debe hacer referencia a trabajos anteriores copiando, ya sea mediante una simple cita en una crítica literaria, copiando cuadros o gráficos en una publicación científica, o reutilizando imágenes en un trabajo comentando o criticando. Todos estos son ejemplos comunes de uso justo en los que los autores académicos y los maestros confían todos los días. De hecho, he descubierto que rara vez reviso un trabajo académico que no se basa en el uso justo de alguna manera. Si bien los tribunales han constatado constantemente que el uso justo respalda este tipo de usos académicos y docentes básicos, otras disposiciones de la Ley de derechos de autor pueden hacer que el ejercicio del uso justo sea un desafío. Para los autores académicos que desean compartir su trabajo a través de plataformas en línea, la Sección 512 es una de ellas.

La Sección 512 no aborda explícitamente cómo los factores de uso justo en el proceso de notificación y eliminación. La decisión del Noveno Circuito en Lenz v. Universal Music Group Corp. , 815 F.3d 1145 (noveno Cir. 2016) (el caso del “bebé bailando”) fue un acontecimiento bienvenido, ya que ordenó que un titular de derechos considerara primero el uso justo en orden para hacer valer la creencia requerida de buena fe de infracción al hacer una solicitud de eliminación. Sin embargo, en la práctica sabemos que en muchos casos los sistemas automatizados de identificación de contenido son el primer método de evaluación, y no manejan bien las afirmaciones de uso justo.

Esto es predecible dado el equilibrio intensivo en hechos que requiere el uso justo. Es una “regla equitativa de la razón” que requiere una cuidadosa consideración de varios factores. Para un ejemplo reciente e irónico, el sistema ContentID de YouTube presuntamente marcó un video de un panel de discusión de una conferencia de derechos de autor de una escuela de derecho organizada por el Centro de Engelberg sobre Derecho y Política de Innovación de NYU. Identificó múltiples demandas de infracción. Los videos incluyeron varios clips cortos de canciones populares, que fueron necesarios para que los expertos musicales en el panel (expertos del conocido caso “Blurred Lines”) los incluyeran para explicar a la audiencia cómo analizar las canciones para encontrar similitudes. Aunque NYU tenía un fuerte reclamo de uso justo, ContentID no tenía forma de entenderlo.

Si bien los sistemas automatizados ciertamente tienen su lugar, es importante contar con procesos adecuados para proteger a esos usuarios, como los autores académicos, que dependen en gran medida del uso justo al compartir su propia investigación con el mundo.

 

Competencias y habilidades esenciales para la publicación en bibliotecas

 

competencies

 

Brown, Allison; Cole, Emily; Ho, Adrian; Hurford, Amanda; Kowalski, Melanie; Laird, Ally; Lange, Jessica; Soper, Devin; Syma, Carrye; Polley, Ted; Fruin, Christine; and Schlosser, Melanie, “Library Publishing Competencies” (2020). LPC Publications. Paper 3.
http://dx.doi.org/10.5703/1288284317123

Texto completo

 

Esta publicación proporciona una lista de habilidades y conocimientos útiles en el desarrollo y la prestación de servicios de publicación en bibliotecas, organizados en tres categorías: publicación, desarrollo y gestión de programas, y enseñanza y consultoría. Apoyará programas de publicación en la identificación de habilidades esenciales y ayudará a las personas en el campo a identificar sus fortalezas y las áreas en las que están interesados ​​en crecer. Las Competencias fueron creadas por el Comité de Desarrollo Profesional de LPC con el aporte de la comunidad de LPC

Cómo hacer una editatona

 

guia-lada_como-hacer-una-editatona-portada

Horrillo Guerra,  Patricia. Cómo hacer una editatona. Madrid: Ministerio de Educación y Formación Profesional. La aventura del saber, 2018

Descarga en PDF / Guía on line

 

En la guía LADA sobre ‘Cómo hacer una editatona’ veremos cómo organizar uno de estos maratones de edición con perspectiva de género en Wikipedia desde el principio y conseguir hacer visibles para el resto del mundo las biografías de más mujeres que han aportado y aportan grandes cosas a lo largo de la Historia pero que han sido invisibilizadas.

Esta guía ha sido elaborada por Patricia Horrillo Guerra (@PatriHorrillo), periodista, experta en comunicación y redes sociales. Se sirve de una formación pluridisciplinar para la realización de proyectos colaborativos en múltiples ámbitos. Muy interesada en los movimientos sociales y culturales, desde 2015 coordina Wikiesfera en Medialab-Prado (Madrid), un espacio en el que se reflexiona sobre la escritura y documentación colaborativa. Como feminista, considera necesario que las mujeres reivindiquen y ocupen su papel en Wikipedia. Sus charlas, talleres y editatonas están orientadas a concienciar sobre la situación actual de invisibilización de las mujeres en éste y otros entornos digitales, y a sumar a más editoras en la enciclopedia libre para conseguir que la narración de la Historia no quede mutilada.

La mano invisible: confesiones de un corrector iconoclasta

 

book_1308_img

Martín Fernández, Antonio. La mano invisible: confesiones de un corrector iconoclasta. Madrid: CSIC, 2019

Texto completo

 

Esta obra constituye un breve ensayo acerca de la profesión de corrector editorial.

 

Por más atención que ponga en lo que hace, uno se equivoca. Uno escribe algo, un artículo, un cuento, toda una novela, y vuelve una y otra vez sobre lo que ha escrito, repasa, corrige, tacha, sustituye, pero está demasiado cerca de su propio trabajo, de modo que hay cosas evidentes que no ve, y por eso necesita el examen de otros ojos que no sean los suyos, a ser posible de alguien especializado, un corrector, alguien que sabe hacer de verdad lo que parece evidente, que sabe mirar un texto palabra por palabra, con la atención muy afilada, con el lápiz igual de afilado y disponible, con una mezcla de proximidad y de distancia, de amor por la palabra escrita y lucidez clínica
para percibir errores.

Antonio Muñoz Molina,
«Las correcciones», El País, 5/3/2012

 

 

Panorámica de la edición española de libros 2018

 

Avance de la Panorámica de la edición española de libros 2018. Secretaría General Técnica. Centro de Publicaciones. Ministerio de Cultura y Deporte, 2019

Texto completo

 

Ministerio de Cultura y Deporte, a través de la Subdirección General del Libro, la Lectura y las Letras Españolas, presenta un avance de los datos de la Panorámica de la Edición Española de Libros 2018, un informe elaborado a partir de un detallado tratamiento y análisis de los datos proporcionados por la Agencia del ISBN.

El avance de Panorámica muestra descenso del 9,7% en la producción editorial respecto al ejercicio anterior, pasando de 89.962 en 2017 a 81.228 ISBN en 2018. Esta bajada se refleja en la edición tanto de libros en papel como digitales, con el siguiente desglose:

  • La producción de libros impresos disminuye un 1,1%, con un total de 60.835 libros (61.519 en 2017). Los libros en papel representan el 74,9% del total.
  • La edición en otros soportes ha disminuido el 28,3%, con un total de 20.393 ISBN (28.443 en 2017).
  • La edición electrónica, incluida en la edición en otros soportes, desciende un 28,7% (20.287 ISBN frente a los 28.443 de 2017), representando el 25,0%. La mayor parte de los registros electrónicos (un 93,2%) son libros digitales. Estos muestran un descenso del 31,4%, con un total de 18.900 ISBN (27.546 ISBN en 2017), representando el 23,3% del total de la producción.
  • La mayor parte de los libros digitales se publican en formato Pdf (8.027 ISBN, que suponen el 42,5%), seguidos por ePub (6.239 ISBN, el 33,0%), Mobi (580 ISBN) y otros (4.054 ISBN).
  • Las primeras ediciones descendieron un 10,2%, hasta los 79.100 ISBN (88.119 ISBN en 2017). Por su parte, las reediciones aumentaron un 15,5%, con un total de 2.128 ISBN (1.843 ISBN en 2017).
  • La edición de carácter público muestra un descenso del 3,6% y representa el 9,2% del total; mientras que la edición privada, con el 90,8% del total, disminuye un 10,3%.
  • El 24,8% de la producción privada fue editada por 90 empresas editoriales, que representan el 2,9% de las que tuvieron actividad en 2018.

La biblioteca como estrategia de visibilidad

15-11

ESCUCHAR EL PROGRAMA

 

Crear contenidos, revisarlos, editarlos e ilustrarlos, no es una tarea menor comparados con el proceso de visualización y posicionamiento en los llamados “anaqueles virtuales” que ofrece la red día a día. La idea errónea de que un texto, por sí solo, puede visualizarse de manera exponencial por estar en la red, ha hecho que muchos profesionales se enfrenten a la difícil realidad que significa acomodar de manera efectiva contenidos en el espacio virtual.

 

La industria editorial en el mundo y en México.

 

4776-pabellon_de_mexico

La industria editorial en el mundo y en México.

Texto completo

Hoy se lee más que nunca, actualmente existen más individuos alfabetizados que en toda la historia de la humanidad. Se están vendidendo más libros que nunca. Todo tipo de información ha crecido exponencialmente, y toda esa nueva información se imprime en forma de libros.

 

Según un estudio estudio “Global Entertainment and Media Outlook 2015-2019” y uno de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem): el mercado de la industria editorial tuvo un valor de mil millones de dólares en el 2015.

Cuando una edición se concreta, han participado; principalmente autores, editores,  impresores, bibliotecarios, vendedores, etc. Ellos recuperan la memoria cultural, económica y social de una época. La modernidad cambió lo artesanal de los libros en una industria

Según los resultados de la Cuenta Satélite de la Cultura en México, del INEGI, la participación de la Cultura en el PIB nacional fue de 2.8% en 2014.

Los libros generan una derrama económica de 10 mil millones de pesos anuales, de  cuerdo con cifras de Forbes. No obstante, el crecimiento de la industria se ha visto estancado. La producción editorial en México es basta, a pesar de que más de la mitad se concentra en el sector público

 

Consumo de libros.

  • En México, apenas el 1% de la población compra la mitad de libros que se editan.
  • Se leen en promedio 2.8 libros al año, mientras que el mínimo recomendado por la UNESCO es de 4 al año.
  • En el estudio “Hábitos de lectura”, la UNESCO posicionó a México en el puesto 107 de 108 países con un promedio de 2 libros leídos anualmente.
  • Se estima que por cada lector de libros digitales hay diez lectores de libros impresos en México.

 

Actividad editorial y socialización de la ciencia

 

46927502221_ec2cf95680_o_d

Paz-Enrique, Luis Ernesto . Actividad editorial y socialización de la ciencia., 2018 Editorial Feijóo.

Texto completo

Un libro de temas editoriales que viene a llenar todo el espacio vacío en esta materia a la luz de tiempos nuevos en los que, aunque la labor del editor sigue siendo la misma, surgen nuevas herramientas para clasificar la información y nuevos modos de socializar los resultados investigativos. Resultado de una investigación seria y minuciosa, el autor nos ofrece un amplio arsenal de valiosa información. Divididos en cuatro capítulos, se abordan temas específicos como: los roles y actores sociales en los procesos editoriales con destaque en las comunidades científicas, las revistas científicas con particular énfasis en el artículo científico, los procesos editoriales en general, las determinantes en torno a los procesos editoriales y la socialización de la ciencia, la web, las revistas electrónicas y mucho más, de sumo interés para el lector especializado. Demos, pues, la bienvenida a Actividad editorial y socialización de la ciencia un libro que nos ayudará a descifrar las claves para el entendimiento de la ciencia editorial actual y que con certeza sentará las bases para comprender la futura, en un mundo donde cada día la información tiene más valor e inmediatez.

Guía de las estadísticas culturales de Eurostat, 2018

 

Captura-18

Guide to Eurostat culture statistics, 2018

Texto completo

 

La presente publicación ofrece una visión general de la metodología utilizada en los diferentes ámbitos de las estadísticas culturales de Eurostat disponibles a partir de las recopilaciones de datos armonizadas de la UE.

Estas estadísticas abarcan ámbitos como el empleo cultural, las empresas de los sectores culturales, el comercio internacional de bienes y servicios culturales, la participación cultural, el gasto cultural de los hogares, etc. Están a disposición del público en la base de datos de Eurostat (Eurobase) y se analizan en varios artículos explicados por Statistics y en los cuadernos de bolsillo “estadísticas culturales” de Eurostat (cuya tercera edición se publicó en 2016).

La metodología utilizada en la compilación de las estadísticas se basa en el informe final de ESSnet-Culture, que se publicó en 2012. Desde entonces, se han realizado ligeros ajustes en el ámbito estadístico de la “cultura” y se han buscado más encuestas armonizadas en la UE en busca de datos relacionados con la cultura.

El objetivo de esta guía es resumir la metodología utilizada para las estadísticas sobre cultura, tal y como se aplica en 2018. Las definiciones y métodos que aquí se presentan se refieren principalmente a la metodología general utilizada en las diversas encuestas de la UE, pero algunas (por ejemplo, las listas de “códigos culturales” en diferentes clasificaciones, una matriz utilizada para el empleo cultural y los agregados culturales recopilados en varias recopilaciones de datos) son específicas de las estadísticas culturales.

Evolución de los formatos de los eBooks: El estado del arte y el futuro de las publicaciones digitales

32521280328_38e662c663_o_d

Pellegrino, Gregorio. “eBooks formats evolution: The state of the art and future of digital publications” Fondazione LIA. FGSR, 2018

Texto completo

A partir de 2017, el campo de los estándares de publicación digital está experimentando una nueva fase; mientras que la llegada del EPUB 3 dio la impresión de haber alcanzado su punto álgido en términos de posibilidades que ofrece el mundo digital para las publicaciones, el paso de la publicación digital internacional (IDPF) al World Wide Web Consortium (W3C) dio un nuevo ímpetu a la inventiva en este proyecto con el diseño de Publicaciones Web: publicaciones que pueden ser utilizadas en línea y fuera de línea, de forma nativa en el navegador.

Lo que se está tratando de encontrar es el Santo Grial de la edición: un formato único para cualquier tipo de publicación. A la hora de trabajar en las especificaciones de los nuevos formatos no debemos olvidar que hay un actor importante en términos de números, Amazon, que utiliza su propio formato digital (.mobi), lo que inevitablemente afecta a la percepción del consumidor final con respecto a la publicación digital.

En este trabajo se intenta describir el estado del arte de la edición digital y los escenarios de futuro que puedan surgir, intentando no olvidar el papel dominante de Amazon.