Archivo de la etiqueta: Sostenibilidad

Comunicar los objetivos de desarrollo sostenible: un conjunto de herramientas para la radio comunitaria

 

79bc7ea32fad1d419e42d1602bb4fc1f

 

Kapoor, Archana, Chandran, Pinky. Communicating the Susutainable Development Goals: a toolkit for community radio. PAris: Unesco, 2020

Texto completo

 

La importancia de la participación ciudadana y el empoderamiento de la comunidad en los procesos de política y los proyectos de desarrollo ha sido ampliamente debatida por académicos, educadores, economistas, estudiosos y activistas. Hay suficientes pruebas basadas en la investigación para afirmar que los enfoques impulsados por la comunidad conducen a un impacto sostenible y al empoderamiento local. Por lo tanto, la clave del éxito en la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible es la participación de los ciudadanos y la colaboración con las organizaciones que trabajan realmente sobre el terreno y son poblaciones profundamente comprometidas y vulnerables. Comunicación de los objetivos de desarrollo sostenible: A Toolkit for Community Radio, es un esfuerzo único en su género para desmitificar y simplificar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y sus 169 metas para las radios comunitarias, a fin de asegurar su contribución al cumplimiento de la Agenda 2030. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son los objetivos del pueblo. A diferencia de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, los SDG han sido moldeados por los ciudadanos y por lo tanto necesitan su participación si queremos acercarnos a la consecución de los objetivos.

 

 

 

 

 

Leer, imaginar, actuar. Catálogo Cerlalc-Ibby de libros infantiles para el desarrollo sostenible

 

a5d6ceeef5da4ff9fe628046d16435a3

 

Leer, imaginar, actuar. Catálogo Cerlalc-Ibby de libros infantiles para el desarrollo sostenible. Cerlalc

Texto completo

El presente catálogo recoge una selección de libros para niños que se destacan por su calidad literaria y editorial, y cuya temática o contenido se relaciona con la Agenda 2030. En este marco, esta primera edición se enfoca en el cambio climático y la sostenibilidad ambiental, por lo que los títulos que hacen parte del listado están relacionados con algunos de los siete ODS relativos a este tema.

 

Cómo luchan las Bibliotecas de las Cosas contra el cambio climático, unen a las comunidades y aumentan la capacidad de resilencia

 

newsites-image.3e0b14ce

 

Libraries of Things (LoT)

Más sobre

 

 

La Biblioteca de las Cosas describe colecciones de cosas que no son libros que se prestan como libros, sin costo alguno. Una biblioteca de cosas puede prestar aparatos de cocina, herramientas, equipos de jardinería y semillas,  electrónica, juguetes y juegos, arte,kits de ciencia, suministros de artesanía, instrumentos musicales, equipos recreativos, y más. Estos nuevos tipos de colecciones de préstamo varían mucho, pero van mucho más allá de los libros, revistas y medios de comunicación que han sido el foco principal de las colecciones de la biblioteca en el pasado.

 

 

Una Biblioteca de las Cosas (LoT) o una bibliotecas de herramientas específicamente es como una biblioteca normal, en la que además de sacar libros, puedes sacar herramientas para jardinería, plomería, carpintería u otros proyectos a bajo costo o, en algunos casos, sin costo alguno. Ahora hay muchas en todo el mundo. La gente está compartiendo casi todo lo que puedas imaginar. Son un gran ejemplo de lo que en compartir se refiere como la economía social o sostenible, con lo que nos referimos a un compartir basado en principios y plataformas que son equitativos, y no se dan relaciones de explotación.

Tipos de colecciones

  • Artes y artesanía
  • Electrónica y tecnología
  • Instrumentos musicales
  • Equipo de cocina
  • Jardinería y bibliotecas de semillas
  • Recreación
  • La ciencia y el creador
  • Herramientas
  • Juguetes

El movimiento de la Biblioteca de las Cosas es una tendencia creciente en las bibliotecas públicas, universitarias y especiales de muchos países. También existen organizaciones independientes fuera de las bibliotecas que ofrecen servicios de préstamo, como bibliotecas de herramientas, ludotecas, centros de intercambio comunitario, organizaciones independientes sin fines de lucro e iniciativas individuales.

Las bibliotecas de las cosas se han hecho  populares en los últimos años, ayudadas por nuevas y asequibles plataformas de software de LoT como myTurn y evangelistas como Gene Homicki (co-fundador y CEO de myTurn). MyTurn ha sido un patrocinador de Shareable durante muchos año e incluye más de 400 bibliotecas de este tipo en todo el mundo. MyTurn es una empresa impulsada por la misión que tiene como lema la “reutilización radical” y el intercambio para aumentar el acceso asequible a los productos, al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de esos mismos recursos. Específicamente, ofrece una plataforma basada en la nube para ayudar a las organizaciones a rastrear, alquilar y compartir herramientas, equipos o cualquier recurso duradero. Las instituciones educativas están utilizando MyTurn para gestionar el préstamo de bicicletas y el intercambio de equipos tanto en el campus como entre campus.  También lo utilizan empresas privadas cuando necesitan equipos y no desean invertir tanto dinero en los mismos. Los productos duraderos y reparables que se gestionan con myTurn suelen utilizarse entre un mil y un diez mil por ciento (de 10 a 100 veces más) en comparación con la propiedad individual. Reutilizar y compartir los productos, en lugar de comprarlos nuevos, puede reducir las emisiones de GEI hasta en un 99%, según un informe reciente del Panel de Recursos de la ONU.

El movimiento de la Biblioteca de las Cosas comenzó con las bibliotecas de herramientas. La que se cree que es la primera biblioteca de herramientas ha estado en funcionamiento desde 1943 en la Biblioteca Pública de Grosse Point, Michigan. Había por lo menos un par de docenas de bibliotecas de herramientas en la década de 1970, pero muchas cerraron debido a una combinación de dificultades para operar manualmente (sin soluciones tecnológicas), el auge de la cultura de consumo, la “terapia de venta al por menor”, y la disponibilidad de productos baratos a menudo hechos en el extranjero en lugares sin los mismos requisitos ambientales o laborales que tienen aquí en los Estados Unidos. La necesidad de la comunidad y la alegría de trabajar con herramientas y productos duraderos y de alta calidad no desapareció por completo, pero pareció olvidarse por un tiempo.

A mediados de la década de 2000, sólo unas pocas de las bibliotecas de herramientas originales seguían funcionando, pero ayudarían a inspirar un nuevo movimiento de Bibliotecas de Cosas, que hoy en día se está expandiendo por todo el mundo. En 2008-2009, dos cosas se combinaron para inspirar este movimiento. Primero, la crisis financiera mundial dejó a millones de personas sin trabajo, por lo que no podían permitirse el mantenimiento de sus hogares o iniciar nuevos negocios. En segundo lugar, el aumento del desarrollo de software basado en la nube y otras tecnologías de consumo que estaban bajando de costo hizo más factible la creación de las bibliotecas de las cosas.

Con tanta gente sin trabajo o desempleada durante la crisis financiera, el cambio a un acceso asequible en lugar de tener que comprarlo todo uno mismo comenzó a tener sentido para más y más personas. Lo que ha sido sorprendente es que, incluso con una economía mucho más fuerte para muchas personas, el crecimiento y el entusiasmo en torno a las Bibliotecas de las Cosas sigue estando muy presente. Cada día estamos viendo un número creciente de organizaciones sin fines de lucro, empresarios y, más recientemente, bibliotecas públicas que se unen al movimiento LoT

El objetivo es ayudar a que muchos de los artículos que acumulaban polvo en los garajes, armarios y áticos de la gente se utilizaran de forma productiva, además cuando se ayuda a la a la gente a reutilizar los recursos, las bibliotecas de herramientas favorecen la capacidad de construir comunidades.

Iniciar un proyecto de biblioteca de las cosas es relativamente sencillo y asequible para cualquier biblioteca, en principio simplemente deberemos tener un armario o estantería para ubicar los objetos, añadirlos al catálogo de la biblioteca, ponerlos un código de barras y prestarlos como si fueran libros, tal como hacemos con los ordenadores. Muy buena parte de los objetos que alberga una biblioteca de herramientas se reúnen mediante donaciones de los propios usuarios, asociándose con otras organizaciones o por medio de compra de algunos de ellos.

Son muchas las razones por las que las Bibliotecas de Cosas funcionan tan bien y tienen sentido. En primer lugar, proporcionan un lugar seguro y fiable para recoger y dejar objetos. No hay necesidad de organizar dos intercambios con alguien que probablemente no conoces. En segundo lugar, la mayoría acepta donaciones de productos, lo que aumenta el sentido de propiedad de los participantes y pone en línea simultáneamente la oferta y la demanda al mismo tiempo. Y lo más importante, proporcionan servicios que favorecen las relaciones cara a cara que crean comunidades más vibrantes.

Una de las grandes ventajas de las Bibliotecas de Cosas y las bibliotecas de herramientas es que unen a la gente. Son un gran punto de encuentro intergeneracional donde  las personas mayores con habilidades de carpintería, metalurgia y reparación pueden compartir esas habilidades con las generaciones más jóvenes. Esto se ha hecho evidente en la popularidad de los encuentros de reparación y eventos en las bibliotecas de herramientas. Los cafés de reparación y los eventos de reparación reúnen a la gente para arreglar artículos.

Según una investigación que se publicará próximamente, la mayoría de la gente pide prestado artículos de las Bibliotecas de Objetos al menos de seis a diez veces al año, y los usuarios más prolíficos piden prestados 50 o más artículos. El número y la variedad de artículos disponibles, la conveniencia de los horarios y los lugares y la demografía de una zona influyen en la utilización.

Oto aspecto positivo es que aumenta el espíritu empresarial, el desarrollo económico y la innovación social se está produciendo tanto mediante el uso de productos disponibles en bibliotecas de herramientas, como en la creación de nuevas empresas de economía circular y de reparto. Además.proporcionaron las herramientas y el aprendizaje necesario para ayudar a estos individuos a crear productos de valor añadido a partir de materiales locales recuperados, lo que incide en la revitalización urbana y creación de empleo.

Además, las bibliotecas de herramientas pueden desempeñar un papel muy importante en la resiliencia climática y en ayudar a las comunidades a recuperarse después de una crisis o una catástrofe. Las herramientas, las habilidades y la comunidad que apoyan una biblioteca de herramientas pueden ser ingredientes esenciales para una respuesta rápida y la reconstrucción.

Un último beneficio importante, y a menudo pasado por alto, de las Bibliotecas de las Cosas y otros servicios de intercambio de productos es el gran papel que pueden desempeñar en la reducción de emisiones y atenuación del cambio climático. Según investigaciones recientes de grupos de Europa y C40 Cities, el consumo de productos de consumo es el sector de la economía tiene uno de los impactos ambientales más altos, si no el mayor, cuando se tiene en cuenta la extracción de recursos, la fabricación y las cadenas de suministro mundiales, el transporte, el almacenamiento, el uso y la eventual eliminación de los productos.

Las bibliotecas públicas, creadoras de la “verdadera” economía del intercambio, ofrecen cada vez más Bibliotecas de Cosas. Por ejemplo, la Biblioteca Pública de Sacramento, entre otras, ofrece Bibliotecas de Cosas completas y muchas más ofrecen al menos colecciones especiales más pequeñas.

Algunas bibliotecas que ofrecen este servicio en el mundo

 

Biografía:

How Libraries of Things Build Resilience, Fight Climate Change, and Bring Communities Together By Tom Llewellyn, originally published by Shareable April 18, 2019 Ver

Mead, Brian; Dankowski, Terra (1 June 2017). “The Library of Things”American Libraries Magazine. Retrieved 19 July 2017.

Johnson, Cat (June 15, 2016). “The Library of Things: 8 Spaces Changing How We Think About Stuff”shareable.net. Retrieved May 12, 2019.

Figueroa, Miguel (6 October 2014). “Sharing Economy”American Libraries. Retrieved 1 August 2017.

 

Bibliotecas y sostenibilidad en el Día Mundial de la Tierra

 

btn-solar

 

By the Numbers: Libraries and Sustainability Stats to mark 50 years of Earth Day By Alison Marcotte | American Libraries March 2, 2020

 

El Día de la Tierra se celebra el 22 de abril.

 

1
Hace un año la Asociación Americana de Bibliotecas (ALA) añadió la sostenibilidad como un valor central de la bibliotecología. En la Reunión de Invierno de 2019 en Seattle, el Consejo de la ALA se comprometió con el marco de la triple línea para la sostenibilidad: comprometiendose con prácticas que son ambientalmente sanas, económicamente viables y socialmente equitativas.

50
Número de años que se ha celebrado el Día de la Tierra -ampliamente reconocido como el lanzamiento del movimiento ambiental moderno. La Mesa Redonda sobre Sostenibilidad de la ALA promoverá 50 medidas que las bibliotecas pueden adoptar para celebrar el Día de la Tierra en 2020.

3
Número de bibliotecas públicas que han sido certificadas hasta ahora en el marco del Programa de Certificación de Bibliotecas Sostenibles de la Asociación de Bibliotecas de Nueva York. La Biblioteca Conmemorativa Lindenhurst, la Biblioteca Pública de Saratoga Springs y la Biblioteca Gratuita Hendrick Hudson en Montrose terminaron el programa, el año pasado.

1.2 billones de dólares
Cantidad que los edificios con certificación LEED que ahorraron en costos de energía entre 2015 a 2018, según el Consejo de Edificios Ecológicos de los Estados Unidos. Los edificios LEED también ahorraron 715 millones de dólares adicionales en costos de mantenimiento y 54 millones de dólares en ahorro de desechos.

92.5%
Porcentaje de productos de limpieza utilizados en la Biblioteca Presidencial de Clinton que son respetuosos con el medio ambiente. La biblioteca de Little Rock, Arkansas, tiene una certificación LEED de nivel platino. Cuando abrió sus puertas en 2004, se convirtió en la primera biblioteca presidencial de EE.UU. certificada por LEED y en el primer edificio certificado por LEED en el estado.

470
Número de paneles solares en el techo de la Biblioteca McMillan Memorial en Wisconsin Rapids, Wisconsin. Los paneles producen anualmente suficiente electricidad para alimentar 25 hogares.

80%
Porcentaje en el que Santa Cruz, California, se propone reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en toda la comunidad para 2050 (en comparación con los niveles de 1990). Este año se invitó a los clientes de la Biblioteca Pública de Santa Cruz, situada en el centro de la ciudad, a conocer los planes de gestión de las inundaciones, la erosión y la costa de la ciudad a través de una experiencia de realidad virtual.

11,2 millones de toneladas
Cantidad de textiles enviados a los vertederos en 2017, según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos.

1.200
Número de artículos intercambiados en el intercambio de ropa de la Biblioteca Pública de Burlington (Iowa) en 2018.

2,7 millones de dólares
Cantidad de fondos de la Comisión de Energía de California que se destinaron a la modernización de la eficiencia energética en tres sucursales de la Biblioteca Pública de San Diego. Como parte de un proyecto estatal destinado a luchar contra el cambio climático, las localidades de Point Loma, Serra Mesa-Kearney Mesa y Valencia Park/Malcolm X fueron equipadas con paneles solares, controles de temperatura y monitores de reducción de iluminación el año pasado.

 

Fomento de la ciudadanía digital mediante el uso seguro y responsable de las TIC

 

23501aa23a4b398319a14fd0792f0877

 

Fostering Digital Citizenship through Safe and Responsible Use of ICT: A review of current status in Asia and the Pacific as of December 2014. APEID-ICT in Education, UNESCO Asia-Pacific Regional Bureau of Education, 2015

Texto completo

 

La tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) desempeña un papel fundamental en la facilitación de un desarrollo humano inclusivo y sostenible al proporcionar a las personas no sólo “acceso” a la información y los servicios, sino también oportunidades de participar y contribuir a la economía del conocimiento (“establecimiento de redes”). El “potencial catalizador de las TIC para hacer avanzar los programas de desarrollo y prioridades”, como se establece en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), se ha destacado y se ha visto como vehículo para promover, posibilitar y apoyar los tres pilares del desarrollo sostenible, a saber crecimiento económico, inclusión social y sostenibilidad ambiental

 

 

 

Industria 4.0: en la intersección de la preparación y la responsabilidad

 

960x0

 

The Fourth Industrial Revolution. At the intersection of readiness and responsibility Deloitte Insights, 2020

Texto completo

Más sobre  ,

 

La cuarta revolución industrial abarca áreas que normalmente no se clasifican como industria, como las ciudades inteligentes, por ejemplo. El desarrollo de la industria 4.0 se basa en máquinas que se amplían con una conectividad inalámbrica y sensores, conectados a un sistema que puede visualizar toda la línea de producción y tomar decisiones por sí mismo. En esencia, la industria 4.0 es la tendencia hacia la automatización y el intercambio de datos en las tecnologías y procesos de fabricación que incluyen los sistemas ciberfísicos (CPS), la Internet de las cosas (IO), la Internet industrial de las cosas (IIOT), la computación en nube

En la tercera encuesta anual de Deloitte Global a más de 2.000 ejecutivos de C-suite en 19 países, examinamos la intersección entre la preparación y la responsabilidad para ver cómo los líderes están equilibrando esta transición a la Industria 4.0-capitalizando en tecnologías avanzadas para ayudar a impulsar sus negocios hacia adelante mientras actúan de una manera más responsable socialmente, particularmente en el área de la administración del medio ambiente.

Es revelador que casi todos los líderes empresariales que hemos encuestado temen que los efectos del cambio climático puedan afectar negativamente a sus organizaciones, y la mitad citan la lucha contra el cambio climático como la principal prioridad de su generación. Los líderes empresariales aceptan la responsabilidad de actuar, y muchos están desarrollando programas que abordan la escasez de recursos y la sostenibilidad ambiental. Más del 90% de los encuestados dicen que sus empresas tienen iniciativas de sostenibilidad en marcha o en proyecto.

 

OpenDesk mobiliario de espacios Maker basado en un modelo sostenible

 

fablab-006-oda01r937ehwwuqr00x2rleb0nm8yvpi4wteu75g20

https://www.opendesk.cc

OpenDesk ofrece a los makers un marketplace en el que ofrecer sus ficheros de diseño de OpenDesk mobiliario. La plataforma permite también que sus visitantes puedan encargar estos muebles a un artesano/maker local, repercutiendo una comisión en el diseñador original.

 

Opendesk es un mercado en línea que alberga muebles de diseño independiente y conecta a sus clientes con fabricantes locales de todo el mundo. En lugar de la fabricación en masa y el envío a todo el mundo,  construyen una cadena de suministro distribuido y ético a través de una red de fabricantes globales.

Opendesk es una plataforma global para la fabricación local. Diseño de muebles digitales que se hacen en cualquier parte del mundo a través de una red global de fabricantes locales.

Conecta a los clientes con una biblioteca de diseños, y una gran cantidad de artesanos cercanos, asegurando que los muebles se hagan a pedido, localmente, de forma sostenible y asequible.

A diferencia de la industria tradicional, que tiende a explotar a los diseñadores y fabricantes, El modelo de negocio asegura que todos en la cadena de suministro sean apoyados y recompensados justamente.

  • Los diseñadores obtienen un canal de distribución global
  • Los fabricantes consiguen trabajos rentables y nuevos clientes
  • Obtienes productos de diseño sin la etiqueta de precio de diseñador, una alternativa más social y ecológica a la producción en masa y una forma asequible de comprar productos hechos a medida.

 

Faberin es un proyecto similar a OpenDesk, aunque esta vez lanzado desde España. Este portal online permite a los makers ofrecer sus productos, fabricados por el propio diseñador o por un tercero a partir del diseño original. La misión de Faberin es crear las condiciones para que diseñadores y makers de todo el mundo ofrezcan al consumidor productos con diseño original fabricados por manos expertas. Su mision es reinventar los procesos de creación y fabricación de productos para crear un mundo más sostenible y amable.

Gestión cultural sostenible

largepreview

 

Wróblewski, u., A. Gaio, et al. (2019). [e-Book] Sustainable Cultural Management, MDPI – Multidisciplinary Digital Publishing Institute, 2019

Texto completo

Las conexiones entre la cultura y la sostenibilidad han estado en la agenda pública desde el siglo XX. Sin embargo, mientras que los programas de sostenibilidad global a nivel institucional internacional todavía no han reconocido el papel de la cultura en sus políticas de sostenibilidad, el intento (aunque fallido) a principios de la década de 2000 de añadir formalmente la “cultura” a la trilogía de pilares de la sostenibilidad (económico, social y medioambiental) movilizó un nuevo discurso para la reformulación de la narrativa de la política cultural, que a su vez instó a una reevaluación de los métodos de gestión cultural que reflejara las mismas preocupaciones entre las bases del sector. La idea de que la sostenibilidad y la cultura trabajen juntas y su papel previsto en la sociedad y el desarrollo humano a prueba de futuro capturó la imaginación de los comentaristas culturales, los responsables de las políticas y los profesionales por igual, deseosos de cumplir estos principios “ahí fuera”, en organizaciones y eventos culturales grandes y pequeños, en ciudades y regiones, locales y globales. Los artículos de este número especial reflejan este llamamiento.

Esta publicación cubre una amplia selección de temas relacionados con la gestión cultural sostenible, lo que significa que puede ser recomendada a un público variado. En primer lugar, puede recomendarse a gestores con experiencia en gestión cultural, donde el éxito se mide más por el grado de cumplimiento de la misión y los beneficios sociales conseguidos que por el beneficio. Otro grupo está formado por los empleados de las organizaciones culturales que quieren mejorar sus conocimientos sobre la gestión cultural sostenible. Este número especial también puede recomendarse a artistas, investigadores, estudiantes, empleados de gobiernos estatales y locales, fundadores y mecenas del arte, y a todos aquellos que quieran comprender la importancia de la gestión cultural sostenible.

 

Bibliotecas verdes: recursos sobre sostenibilidad y bibliotecas

 

tree-green-libraries

Sustainability and Libraries: Green Libraries. ALA, 2019

Ver

Recursos para que la comunidad bibliotecaria apoye la sostenibilidad a través del desarrollo curricular, colecciones, exhibiciones, eventos, promoción, comunicación y construcción de bibliotecas y diseño de espacios.

 

Las bibliotecas, por su propia naturaleza, son “verdes” en el sentido de que sus recursos son compartidos por la comunidad en general. Pero las bibliotecas pueden extender aún más el beneficio ambiental a través de prácticas sostenibles, que reducen el impacto ambiental de las operaciones cotidianas, y de los edificios ecológicos, que buscan minimizar el consumo de recursos, ya sea en su edificio o en su operación.

 

Sitios web para bibliotecas ecológicas

Blogs

Otros Recursos

 

Socialismo bibliotecario: una visión utópica de un futuro sostenible desde la biblioteca

 

189

 

Library Socialism: a utopian vision of a sustaniable, luxuriant future of circulating abundance.  CORY DOCTOROW / 4:55 PM SUN, NOV 24, 2019

Ver original

 

El socialismo bibliotecario está conectado a varias tensiones en el pensamiento radical, como el usufructo – la idea de que la propiedad podría ser mantenida en común, pero que los individuos podrían asumir el control sobre ellos según sea necesario y disfrutar tanto de su uso como del uso de los frutos de la propiedad, pero con la condición de que no destruyan la propiedad y que la devuelvan cuando hayan terminado con ella.

 

SRSLY Wrong es un “podcast de comedia basada en la investigación” dirigido por un par de tipos canadienses con experiencia en política radical, ocupación; en una serie de tres partes, los anfitriones Aaron Moritz y Shawn Vulliez; en una serie de tres largos episodios de podcast (123) elucidan y elaboran una visión utópica para el futuro que ellos denominan “Socialismo de biblioteca”.

En primer lugar, las bibliotecas tienen un nexo con los principios socialistas; son instituciones públicas, dedicadas a la asignación eficiente de recursos, a través de las cuales se pueden obtener los beneficios de poseer grandes cantidades de libros y otros materiales sin las desventajas de tener que organizarlos, almacenarlos o mantenerlos. Están a disposición de todos los visitantes sin costo alguno y se prestan como servicios públicos. También está conectado “el mínimo irreductible”: el compromiso de una sociedad de asegurar que cada persona que vive en ella debe tener las bases para una vida feliz y plena, independientemente de su estatus. Finalmente, existe la “complementariedad”, la idea de que el mundo puede mejorarse combinando las cosas que encontramos en él, las combinaciones correctas de nosotros mismos y nuestro trabajo pueden ser más de lo que cualquiera de nosotros puede lograr por sí mismo.

En segundo lugar, la biblioteconomía está impregnada de varios valores adyacentes a los principios socialistas, como “a cada libro su lector y a cada lector su libro”, es decir, hay un libro que se adapta a cada lector, y un lector que se adapta a cada libro, y la Biblioteconomía es en parte el arte de consumar los encuentros entre libros y lectores.

En tercer lugar, las bibliotecas ya están en el camino de proporcionar acceso compartido a muchas cosas (puntos de acceso wifi, trajes de negocios y corbatas, herramientas, juguetes, etc.) y podemos imaginar un futuro en el que la mayoría de las necesidades materiales de la vida se satisfagan de esta manera, desde maletas hasta cortacéspedes y lanchas rápidas. Tal futuro les daría acceso a un incalculable confort y abundancia material, sin toparse con los límites de un planeta finito que carece de la riqueza material para producir uno de cada uno para todos, que luego se moldearía en áticos y garajes la mayor parte del tiempo. Además, algo diseñado para la circulación en bibliotecas podría diseñarse con mejores especificaciones que algo que sólo se utiliza durante largos períodos de almacenamiento interrumpidos por un uso individual ocasional.