Archivo de la etiqueta: Alimentos

Alimentos para el pensamiento: bibliotecas e inseguridad alimentaria

trends-food

Food for Thought Academic libraries are fighting campus food insecurity with onsite pantries By Emily Udell | American Libraries May 1, 2019

Ver completo

“Food for Thought” (Alimentos para el pensamiento) aborda las cuestiones del hambre y la inseguridad alimentaria, presentando ejemplos de bibliotecas que intervienen para conectar a los usuarios con los alimentos y los recursos. Amber Williams, bibliotecaria administradora de iniciativas estratégicas en el Distrito de Bibliotecas del Condado de Spokane (Washington), parafraseó a una madre preescolar que conoció: “La tarea de mi hijo no está en mi radar cuando me preocupa tener suficiente comida para la cena”. Este intercambio inspiró el programa de refrigerios de la tarde para niños de la biblioteca, que el personal ha relacionado con una reducción general de los problemas de comportamiento.

“La escasez es un mito que debemos vencer”, dijo Erica Freudenberger, consultora de divulgación en el Sistema de Bibliotecas Southern Adirondack en Saratoga Springs, Nueva York, que se asocia con la organización sin fines de lucro Comfort Food Community en Greenwich para ofrecer entregas semanales de productos frescos en varias de sus bibliotecas.

Elegir una especialización, obtener ayuda financiera, obtener buenas calificaciones: estas son las preocupaciones comunes de la mayoría de los estudiantes universitarios. Pero cada vez más también se preocupan de dónde podría provenir su próxima comida. Algunas bibliotecas universitarias están interviniendo para ayudar al albergar despensas u ofrecer alimentos en el lugar.

Un informe de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de los EE. UU. (GAO) publicado en diciembre de 2018 revisó 22 estudios que estiman que más del 30% de los estudiantes universitarios enfrentan inseguridad alimentaria en medio del aumento de los costos de la educación superior.

El informe estima que hay casi 2 millones de estudiantes en riesgo, la mayoría de los cuales son estudiantes universitarios de primera generación, de bajos ingresos o padres solteros.

La Universidad Estatal de Fort Hays (FHSU) en Hays, Kansas, almacena provisiones gratuitas en su despensa, Tiger Food Exchange, ubicada en el primer piso de la Biblioteca Forsyth. La despensa ofrece productos de un jardín universitario, junto con donaciones de profesores, estudiantes y empresas locales. El personal de la biblioteca ayuda a detectar estas necesidades e informar a los estudiantes sobre la despensa y asegura que se mantenga abastecida y organizada.

La Biblioteca Mason de Keene (NH) State College se asocia con la despensa del campus para ofrecer bolsas de alimentos que los estudiantes pueden reclamar en el mostrador de circulación mostrando su identificación de estudiante, la misma que utilizan para sacar materiales que van desde libros hasta bicicletas. El sistema ofrece privacidad a los estudiantes porque verifica que asistan a la escuela sin registrar sus nombres.

Para abordar la inseguridad alimentaria y la participación de la biblioteca se recomienda:

  • Asociarse con organizaciones que ya trabajan para abordar el problema
  • lnformarse sobre otras bibliotecas con programas existentes
  • Investigar las necesidades en su entorno a través de encuestas
  • Obtener la aceptación, si es posible, de administradores, estudiantes, profesores, organizaciones y otras partes interesadas
  • Crear un comité en torno al tema con partes interesadas
  • Determinar  si alguna institución local afecta a los esfuerzos propuestos, como los que rigen las organizaciones benéficas o la manipulación de alimentos
  • Comenzar con objetos pequeños si se desarrolla un programa desde cero.

Las bibliotecas públicas de Halifax crean un nuevo servicio para hacer frente a la inseguridad alimentaria

 

karen-dahl

 

Halifax Public Libraries cooks up new approach to tackle food insecurity
Aya Al-Hakim · CBC News · Posted: Apr 30, 2019 6:00 AM AT | Last Updated: April 30

Ver original

Las bibliotecas públicas de Halifax (Nueva Escocia, Canadá) están desarrollando nuevos servicios para hacer frente a la inseguridad alimentaria ofreciendo bocadillos saludables para los niños después de la escuela a través de su programa “Snack Social”, que además de bocadillos proporciona educación alimentaria y talleres de cocina encaminados a concienciar a las personas sobre el valor de los ingredientes locales, la cocina y la nutrición.

Para Karen Dahl, oficial de la biblioteca “Proporcionar bocadillos saludables no tiene que ver necesariamente con la enseñanza, pero cuando hay bocadillos saludables en la biblioteca, las interacciones son positivas, la gente tiende a ser más optimista y está más capacitada para concentrarse y aprender, de manera que los niños puedan sentarse de repente y hacer algo de tarea” Dahl dijo que uno de cada cinco residentes de Halifax no tiene acceso a alimentos nutritivos y asequibles. Y añadió que “la comida es una de las cuestiones más asombrosas para una comunidad porque realmente comparte los valores de la cultura y la tradición, el crecimiento y el espíritu emprendedor local y la alegría de saborear y reunirse para celebrar”

Se abrirán dos cocinas también a finales de esta primavera en la Biblioteca Central de Halifax y en la Biblioteca Pública de Sackville para equipar mejor las instalaciones y ofrecer talleres de alimentación. Dahl dijo que varios miembros del personal de la biblioteca asistieron a un programa de desarrollo profesional para aprender cómo preparar juntos comidas asequibles y cómo comunicar mensajes en torno a los alimentos.

imee Gasparetto, coordinadora principal de alimentos del Centro de Acción Ecológica de Halifax, dijo que el enfoque de las Bibliotecas Públicas de Halifax es un buen primer paso. “Tenemos que hacer trabajo de incidencia y crear políticas que apoyen el cambio de sistema que se requiere”, dijo. Y añadió  que el trabajo del personal de las Bibliotecas Públicas de Halifax está realizando una labor importante porque se están conectando con los miembros de la comunidad. “Ese es el valor que vemos cada vez más en los proyectos de alimentos”, dijo. “Estos proyectos son importantes para las personas porque generaan valor social y un sentido de pertenencia”