Archivo de la etiqueta: Servicios bibliotecarios

Incorporación de trabajadores sociales a las bibliotecas para conectar mejor los servicios y recursos bibliotecarios con las necesidades de la comunidad

items.[0].image.alt

Local public library looks to hire a social worker to connect community to resources. Por: Whitney MillerPublicado a las 6:56 PM, 31 de agosto de 2020 y actualizado por última vez a las 2:06 AM, 01 de septiembre de 2020

Ver noticia completa

La Biblioteca Pública del Condado de Cincinnati y Hamilton está buscando un nuevo trabajador social para ayudar en sus esfuerzos de conectar al público con los recursos. “El trabajo social en las bibliotecas es un campo en crecimiento en las bibliotecas de todo el país”, dijo David Siders, el coordinador de participación cívica de la biblioteca. “La pobreza generacional, la falta de salarios dignos. La necesidad de viviendas asequibles. Somos muy conscientes de esas cuestiones”.

Siders trabaja diariamente con los miembros de la comunidad, y trabajará junto a la persona que la biblioteca elija como su nuevo trabajador social. Siders dijo que la persona que desarrolle ese papel proporcionará una inestimable ayuda en la búsqueda y ayuda a la gente necesitada. “Creemos en la autodeterminación, por lo que queremos escuchar a la gente y saber de ellos y ayudarles a conectarse con los servicios”, dijo.

El trabajador social de la biblioteca conectará a los miembros de la comunidad con los servicios de agencias externas a la biblioteca, como la Cincinnati Scholar House, un programa que ofrece alojamiento subvencionado para padres solteros inscritos en la educación post-secundaria.

“Tenemos nuestros servicios, nuestros recursos, tenemos nuestro equipo en el lugar”, dijo el director de la Casa de Becas Rainie Moody. “Pero no lo sabemos todo, así que necesitamos conectar mejor con nuestra comunidad. Necesitamos saber como conectarla mejor con nuestros recursos conectar otros recursos”.

El personal del centro de información virtual de la biblioteca ha continuado recibiendo llamadas del público durante la pandemia desde sus casas. “Recibimos cientos de llamadas al día”, dijo Siders. “Intentamos proporcionar una sensación de normalidad a la gente tanto como fue posible con nuevas preguntas sobre el desempleo repentino: ‘¿Cómo me afecta la ley CARES*? ¿cómo solicito el desempleo?'”

*La Ley CARES proporciona una ayuda económica rápida y directa a los trabajadores y familias estadounidenses, a las pequeñas empresas y preserva los puestos de trabajo para las industrias estadounidenses.

El vídeo viral del vaquero Larry Curbside anunciando con entusiasmo los productos y servicios de la biblioteca

Internet se está enamorando de Larry Curbside, el vaquero con sombrero, ultra entusiasta de la Biblioteca Pública del Condado de Harris en Texas (HCPL). En un vídeo promocional que se ha hecho viral de la biblioteca Barbara Bush de la HCPL, Larry comparte un tono irresistible para usar los servicios de recogida de la sucursal.

“Tenemos estantes y estantes de libros, Blu-rays y DVDs, y nada nos gustaría más que encargarnos de todas sus necesidades de lectura, investigación y entretenimiento”, exclama Larry en el video. “¿Cuánto cuesta todo esto? Cero dólares! Es una locura lo mucho que obtienes gratis”.

Curbside Larry es el alter ego del empleado de la biblioteca John Schaffer, que ha ganado adeptos más allá del área de servicio de la HCPL con su parodia de anuncios de coches usados. Texas Monthly apodó al personaje un héroe “instantáneamente icónico” y Houstonia escribió que está “ayudándonos a ser lo mejor de nosotros mismos”. La autora Catherynne M. Valente escribió en Twitter: “Por favor, envíe esto por Internet en 80 segundos porque es la única cosa feliz que he visto en meses. Las bibliotecas son nuestro corazón”.

Park City Library ofrece música en vivo en su local en apoyo a los músicos locales

 

musiconthepatio-tpr-062420-1-1024x732-1

 

The Music on the Patio

 

La serie “Music on the Patio” presentará conciertos acústicos semanales que se realizarán de 10:30 a.m. a 1:30 p.m. los miércoles del 24 de junio al 2 de septiembre, gracias a una asociación entre la biblioteca, Friends of the Park City Library y Mountain Town Music, dijo Kate Mapp, bibliotecaria de servicios para adultos.

“Este es uno de los eventos más esperados del verano para la biblioteca y la comunidad, porque es como un puente que une el patio, la cafetería Lucky Ones y los músicos locales”, dijo Mapp (ver el calendario adjunto).

También es uno de los pocos lugares en Park City y el condado de Summit que ofrece música en vivo gratis durante la pandemia de coronavirus.

“Con el COVID, todos están tratando de descubrir cómo podemos estar juntos, por lo que tenemos la suerte de tener un patio y el campo de la biblioteca donde las personas pueden extenderse tanto como quieran para mantener el distanciamiento social”, dijo Mapp. “También tendremos algunos conos que también designarán áreas donde las personas pueden instalarse”.

“Aunque la música se amplifica, no es muy ruidosa, pero la gente todavía puede escucharla a través del campo de la biblioteca, que se conecta con el patio”, dijo. “Además, la biblioteca abrirá las grandes puertas corredizas de vidrio que se abren al patio, para que los usuarios de Lucky Ones también puedan disfrutar de la música”.

La idea original de Music on the Patio se inspiró en las actuaciones de cantautores en cafeterías en todo el país

“La idea es crear un pequeño ambiente para las personas que estaban sentadas afuera en un ambiente agradable, las personas que estaban allí prestando algunos libros, disfrutando de una taza de café o reuniéndose con alguien”, dijo. “Es un gran lugar para pasar el rato”.

Aunque Mountain Town Music quiere promover el talento local, Friends of the Park City Library, la organización sin fines de lucro que recauda dinero para complementar el presupuesto anual de la biblioteca a través de las cuotas de membresía, es el patrocinador principal de la serie de conciertos.

La biblioteca está actualmente abierta de manera limitada para los titulares de tarjetas de la biblioteca, y mantendrá restricciones durante los conciertos del miércoles, dijo Mapp.

“Los titulares de tarjetas de la biblioteca pueden reservar una sala para estudiar o usar una computadora”, dijo. “También pueden llamar para sacar un libro, y podemos entregárselos a la acera o encontrarse en el patio durante las presentaciones”.

 

¿Tu biblioteca ofrece servicios centrados en los adolescentes o servicios dirigidos por adolescentes? ¿Y cuál es la diferencia entre los dos?

 

maxresdefault

 

Give Teens the Lead
How to move from teen-centered to teen-driven services
By Linda W. Braun | American Libraries, May 1, 2020

Ver original

Luke Kirkland, jefa del departamento de adolescentes de la Biblioteca Pública de Waltham (Mass.), describe los servicios dirigidos a los adolescentes, como aquellos son iniciados por los jóvenes: “Se invita a los adultos a apoyar a los adolescentes en la ejecución de sus ideas. Los adolescentes retienen el poder de decisión y agencia durante la ejecución”.

 

Es importante que nuestras bibliotecas pasen de ser un modelo centrado en los adolescentes a uno dirigido por ellos. Este último permite a los adolescentes desarrollar las competencias sociales y emocionales destacadas por la Colaboración para el Aprendizaje Académico, Social y Emocional: habilidades de relación, conciencia social, autoconciencia, autogestión y toma de decisiones responsables. Kirkland también observa que los servicios dirigidos por jóvenes ayudan a los adolescentes a convertirse en partes interesadas activas de la comunidad de adultos.

Si tienes una junta asesora de adolescentes (teen advisory board – TAB) en tu biblioteca, podrías estar pensando hacemos esto ya. Pero en la profesión lo que se encuentra es que la mayoría de las bibliotecas trabajan en un ambiente centrado en los adolescentes en lugar de uno dirigido por ellos.

Joanna Harris, coordinadora de programas y asociaciones para adolescentes de la Biblioteca Pública del Distrito de Columbia, describe el modelo centrado en los adolescentes como servicios creados teniendo en cuenta las necesidades e intereses de los jóvenes. Los adolescentes pueden dictar el aspecto de los servicios a través de respuestas formales, como encuestas y sondeos, o mediante comentarios verbales. “Esto puede llegar hasta el punto de hacer que los adolescentes den forma a la programación”, dice Harris, “o hacer que los adolescentes elijan qué recursos explorar bajo la guía de un mentor del personal de la biblioteca”. Sin embargo, en su mayor parte, estos servicios son creados y dirigidos por personal.

Para pasar de la adolescencia a la adolescencia real, es útil revisar la escala de participación (Roger Hart’s Ladder of Young People’s Participation) de los jóvenes. En los peldaños inferiores de la escalera -en los que los jóvenes son manipulados, tratados como decoración o como fichas- los jóvenes pueden tener la oportunidad de decir lo que piensan, pero no la de explorar o actuar según sus ideas. Los peldaños del medio de la escalera se centran en proyectos en los que los adultos deciden la actividad y los jóvenes tienen la oportunidad de ayudar. En estos niveles, los adultos se toman en serio las ideas de los jóvenes. Muchos TAB (teen advisory board) de bibliotecas se sientan en la parte media de la escalera. Son los peldaños superiores de la escalera los que proporcionan el marco para los servicios dirigidos a los adolescentes. En el peldaño más alto, los adultos ayudan a los adolescentes a actualizar los servicios compartiendo la toma de decisiones y trabajando junto a ellos.

¿Qué se necesita para que las bibliotecas suban los peldaños de la escalera de Hart?

El riesgo. Cuando se les da a los adolescentes la oportunidad de decidir programas, no todo va a salir como se planeó. Los errores y los fracasos son una posibilidad clara. Josie Watanabe, gerente de servicios para jóvenes y familias de la Biblioteca Pública de Seattle, señala: “Lleva más tiempo, más incertidumbre y renunciar al control”. Los adolescentes y el personal tienen la oportunidad de aprender a través de la toma de riesgos  con el objetivo de mejorar su trabajo.

Las relaciones. No te limites a preguntar en qué están interesados los adolescentes. El personal necesita hablar con los adolescentes sobre lo que encuentran desafiante en el mundo y qué problemas les gustaría resolver. Las conversaciones deben abordar las oportunidades que los adolescentes quisieran tener para hacer una diferencia en su comunidad.

Redefiniendo el éxito. “Con tanto énfasis en aumentar su circulación y participación, el personal de las bibliotecas tiene dificultades para pasar de estar centrados en los adolescentes a estarlo en la adolescencia”, dice Danielle Margarida, coordinadora de servicios para jóvenes de la Oficina de Servicios de Información y Bibliotecas de Rhode Island. Cambiar la percepción de cómo se ve el éxito elimina las barreras para la implementación de los servicios dirigidos a los adolescentes”.

No es un reto pequeño hacer esta transición, pero es invaluable dar a los adolescentes una voz y una propiedad sobre los servicios”. “Hay muy pocos espacios para que los adolescentes hagan eso”, señala Cheryl Eberly, bibliotecaria principal y voluntaria de adultos jóvenes de la Biblioteca Pública de Santa Ana (California). “Una biblioteca es el espacio comunitario perfecto para que los adolescentes participen en este tipo de aprendizaje y crecimiento”.

 

Las bibliotecas ayudan a cerrar la brecha de justicia: información y asistencia legal en bibliotecas

 

spotlight

 

Meeting Legal Needs Libraries help bridge the justice gap By Greg Landgraf | May 1, 2020

Ver completo

 

Cuando las personas en los Estados Unidos no pueden pagar los servicios de un abogado o no saben las respuestas a las preguntas legales, a menudo recurren a su biblioteca local. 

 

Los asuntos legales civiles abarcan cuestiones no criminales como la atención médica, la vivienda, la familia y la legislación laboral. Si bien cada uno de ellos puede tener un gran impacto en la vida de una persona, no hay garantía de representación legal como en los casos penales. Es posible que muchas personas no reconozcan que algunos de estos problemas tienen soluciones legales, y muchas personas de bajos ingresos no pueden pagar la representación legal, lo que ha creado lo que se conoce como la brecha de justicia

Aaron Mason, director de servicios de extensión y programación de la Biblioteca Pública de Cleveland (CPL), dice que el ejemplo de asistencia legal de CPL muestra cómo varias bibliotecas satisfacen una necesidad significativa en sus comunidades al conectar a los usuarios con la asistencia legal civil.

Según el Informe de Brecha de Justicia 2017 de la Corporación de Servicios Legales (LSC) , el 71% de los hogares de bajos ingresos experimentó al menos un problema legal civil en el año anterior, pero el 86% de esos problemas no recibió asistencia legal adecuada.

Las bibliotecas están en una posición casi ideal para ser el primer encuentro de personas que tienen necesidades legales civiles que no se satisfacen”, dice Betha Gutsche, gerente del programa WebJunction de OCLC, que ofrece capacitación a través de la mejora al acceso a la justicia legal civil a través de Iniciativa de capacitación de Bibliotecas Públicas con LSC y otros socios.

Los gabinetes de asesoramiento legal en bibliotecas como las de Cleveland van un paso más allá de la referencia legal: están atendidas por abogados (o, en algunos casos, estudiantes de derecho bajo la supervisión de un abogado) que a menudo pueden responder preguntas y ayudar a archivar la documentación necesaria, incluso si no proporcionan representación legal.

Una necesidad común es la eliminación de antecedentes. Los registros de arrestos a menudo descalifican a las personas para obtener un trabajo, pero la eliminación puede “sellar” esos eventos para que no aparezcan en las verificaciones de antecedentes y no necesiten ser revelados durante el proceso de solicitud de empleo. SPPL ofrece talleres de eliminación de los datos criminales junto con la red de abogados voluntarios dos veces al mes y organiza dos visitas por mes de la Red de Derecho Móvil. La biblioteca también presenta 10 programas de referencia legal por mes en asociación con la Biblioteca de Derecho del Estado de Minnesota.

LLNE Legal Link, es un centro de intercambio de información, tutoriales y mejores prácticas para bibliotecarios públicos. LLNE, es un capítulo regional de la Asociación Estadounidense de Bibliotecas de Derecho con más de 250 miembros formado por bibliotecarios y profesionales de la información que trabajan en escuelas de derecho, juzgados, bufetes de abogados, agencias gubernamentales y legislaturas. El sitio incluye opciones de referencia de usuarios, fuentes primarias y secundarias, y contenido específico para los seis estados de Nueva Inglaterra.

Una advertencia. Los bibliotecarios debemos tener siempre en cuenta que no somos abogado y que no podemos brindar asesoramiento legal, no podamos decirle a los usuarios qué hacer ni aconsejarles sobre cómo interpretar la ley. Sin embargo, podemos ayudarles a encontrar recursos de información, personas y organismos públicos que podrían ser útiles para ellos.

 

Lego, aprendizaje y risas: cómo trabajan las bibliotecas durante los cierres en la cuarentena

 

5760

 

Jane Dudman. Lego, learning and laughter: how libraries are thriving in lockdown.The Guardian 2020 / 05 / 06

Ver completo

 

Las bibliotecas del Reino Unido están en el corazón de las comunidades locales a medida que aumenta el volumen de préstamos, las impresoras producen equipos de protección PPE y el personal se vuelve creativo en línea.

“Gran parte de nuestro trabajo se trata de interacción social. Especialmente en bibliotecas más pequeñas, a veces somos los únicos que la gente ve en una semana ”, dice Carol Stump, bibliotecaria jefe del consejo de Kirklees en West Yorkshire. “Queríamos asegurarnos de incluso con las bibliotecas cerradas, las personas aún pudieran acceder a nuestros servicios. Y sentimos que podrían alegrarse de una conversación ”.

Stump dirige un equipo de 110 empleados de la biblioteca. Muchos de ellos se han redistribuido durante la pandemia, pero los que aún trabajan para el servicio de la biblioteca se mantienen en contacto con la población local, especialmente los mayores de 70 años. Las llamadas ayudan a las personas a sentirse menos aisladas y el personal de la biblioteca puede verificar si tienen suficientes alimentos y medicamentos. suministros, o necesita otro soporte. Un hombre de 90 años, por ejemplo, no puede hacer el viaje habitual que hacia a la biblioteca para leer el periódico local, pero ahora puede leerlo en línea. “Esta muy bien. La gente se siente muy agradecida “, dice Stump.

El cambio repentino de prestar servicios en un espacio físico a un espacio en línea ha sido un desafío para el personal y los usuarios, pero también ha destacado el papel vital de los servicios de biblioteca y las habilidades del personal. Desde el desafío Lego de Orkney hasta la hora del cuento de Truro en las sesiones en el hogar, los bibliotecarios están ideando formas innovadoras de mantenerse involucrados con los usuarios y entre ellos.

Si bien muchos miembros del personal de la biblioteca han sido reasignados a roles de emergencia con sus consejos, como trabajar en líneas telefónicas de ayuda, empacar y distribuir paquetes y trabajar como registradores, aquellos que aún están en sus roles principales están viendo un salto en la demanda de todo tipo de servicios digitales.

Los préstamos en línea se han disparado desde el 23 de marzo, cuando las bibliotecas del Reino Unido cerraron. Hampshire, por ejemplo, ha informado un aumento del 770% en la absorción de sus servicios digitales. En el este de Yorkshire, el personal de la biblioteca está trabajando con una estación de radio local para alentar a los niños a unirse a su Big Spring Read-In, mientras que las bibliotecas de Manchester enfrentan un desafío creativo para los jóvenes.

Suffolk,  lanzó un nuevo servicio de asesoramiento en línea . “Es fácil olvidar lo que hacemos como bibliotecarios públicos, que es proporcionar información en la que se puede confiar”, explica Krystal Vittles, jefe de prestación de servicios de la biblioteca de Suffolk. “Algunos cuestionan por qué necesitamos bibliotecarios para esto cuando tenemos Internet, pero incluso las personas más conocedoras de Internet están preocupadas acerca de en qué confiar, y estamos capacitados para esto”. También permite al personal tener una conversación, aunque en línea, con las personas como lo harían en la vida real. “Podemos reírnos un poco con los usuarios”.

Los bibliotecarios también usan las redes sociales para compartir momentos con usuarios, como una conversación en Twitter sobre marcadores interesantes que han encontrado en los libros de la biblioteca, incluida una moneda de After Eight todavía en su envoltorio y una tarjeta Blockbuster (“un artefacto antiguo apropiado” “).

El personal y los lectores también están creando grandes cantidades de contenido en línea, con un tiempo de poesia que alcanza más de 2,000 vistas.

El bibliotecario Ian Anstice, editor de Public Libraries News , ha escrito que la pandemia ha destacado el ingenio y la capacidad del personal de la biblioteca. “Covid-19 ha sido para los servicios de biblioteca el equivalente de lo que fue la segunda guerra mundial para la fabricación de armas”, escribe. “De repente, en una semana en muchos casos, los bibliotecarios han cambiado a los servicios en línea”.

Poder demostrar el valor de los servicios para sus comunidades, y ser apreciado por los políticos locales, es una buena noticia para muchas bibliotecas después de años de recortes: desde marzo de 2018, cerraron 127 bibliotecas británicas , con 35 cierres más que el año siguiente.

También ha habido inversión durante la crisis. Arts Council England ha anunciado una subvención de £ 1,000 para cada uno de los 151 servicios de biblioteca pública en Inglaterra para ayudarlos a comprar nuevas colecciones digitales.

Las bibliotecas están encontrando formas innovadoras de usar recursos, incluido el uso de impresoras 3D y cortadoras láser para producir equipos de PPE. En Gateshead, donde las bibliotecas se convirtieron recientemente en parte del servicio de salud pública del consejo, un pequeño equipo dedicado comenzó a imprimir válvulas de mascarilla para el personal del hospital local y ahora pasó a producir visores para hogares de cuidado local, utilizando una red de impresoras 3D en bibliotecas y los hogares de las personas.

Al igual que en otras áreas, parte del personal de la biblioteca de Gateshead ha sido redistribuido. Un empleado ayudó a un residente a recuperar sus servicios públicos después de haber estado fuera durante semanas. “Los empleados de la biblioteca se adaptan perfectamente a este nuevo rol”, dice Walters. “Son intrínsecamente creativos y positivos, y abordan las diversas necesidades de los clientes a través de su trabajo normal. Esta es solo una versión muy mejorada de lo que hacen día a día “.

Posibles aplicaciones de la tecnología Blockchain a las bibliotecas y al mundo de la investigación

 

1p5xcs04rupxoa_nagcrm2a

 

Alonso-Arévalo, Julio ; Ledesma-Ayora, Marco. Posibles aplicaciones de la tecnología Blockchain a las bibliotecas y al mundo de la investigación. Desiderata, vol. 14, p. 104-109

Texto completo

 

Blockchain (cadena de bloques) es uno de esos ámbitos tecnológicos, junto con otros como el big data, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, que prometen cambiarlo todo. De esta manera, en la mayoría de los informes sobre tendencias tecnológicas aparece blockchain como una de las propuestas de futuro más firmes en relación con los sistemas de ciberseguridad y los intercambios seguros. Si bien cuando pensamos en esta tecnología de inmediato nos viene a la mente el mundo de la bitcoins y de las criptomonedas, sus aplicaciones pueden ser muy diversas, aunque Bitcoin y otras criptodivisas son los ejemplos más populares de uso de la tecnología blockchain, se están explorando su aplicación al almacenamiento de datos, los bienes inmuebles, la gestión de activos, al medio ambiente, sanidad y muchos otros usos.

La tecnología de “cadenas de bloques” (blockchain) es una tendencia tecnológica llamada a revolucionar los sectores público y privado. Se ha hablado mucho de la capacidad de la tecnología de blockhain, y en particular, su potencial para transformar la forma en que los seres humanos realizan transacciones, lo que podría redefinir fundamentalmente la forma en que operan las empresas, las instituciones, los gobiernos y la sociedad. Por ejemplo, tal como apunta Pablo Rodríguez Cafranc, para que entendamos claramente que implica que es blockchain “Imagina que vas de viaje en avión y que en todo momento puedes saber dónde está tu maleta, si reposa en la bodega de la aeronave o si por desgracia vuela despreocupadamente en dirección opuesta. Imagina que puedes firmar contratos sin intermediarios y sin preocuparte de que la otra parte los incumpla. Imagina que eres músico y que cada vez que alguien se descarga una canción tuya en cualquier parte del mundo se ingresan automáticamente en tu cuenta los derechos de autor.”

¿Cuáles serían los posibles usos en el mundo de las bibliotecas? La idea de utilizar la cadena de bloques para su uso en las bibliotecas comenzó a tenerse en cuenta a partir de 2016. Sandra Hirsh y Susan Alman (Hirsh and Alman, 2019) establecen una serie de usos posibles en bibliotecas que tienen relación con la verificación de identidad de personas, préstamo interbibliotecario, precisión, reconocimiento de méritos para los investigadores y consistencia de los datos.

 

 

Conocimientos básicos y habilidades especializadas en bibliotecas universitarias

1250d5c333cc3409ff7a66f993667d3f

 

Sanders, Laura. Core Knowledge and Specialized Skills in Academic Libraries. C&RL Vol 81, No 2 (2020)

Texto completo

 

Las bibliotecas universitarias tienen el desafío de mantenerse al día con los principales cambios y tendencias en los campos de las bibliotecas y las ciencias de la información y la educación superior en general. Los cambios en la pedagogía están impulsando la necesidad de herramientas y los espacios físicos y virtuales para apoyar el aprendizaje activo y colaborativo. Los grandes aumentos en las fuentes de información y datos y los cambios en las comunicaciones académicas están afectando la forma en que los académicos encuentran y usan la información y requieren que las personas se organicen, administren y brinden acceso a esas fuentes. Estas tendencias tienen implicaciones para el conocimiento, las habilidades y las capacidades que los profesionales de la información actuales y emergentes necesitan para tener éxito en su trabajo.

A través de una encuesta nacional de profesionales de la información y el profesorado de LIS, este estudio explora los conocimientos, habilidades y capacidades (KSA) que actualmente demandan los bibliotecarios universitarios y los compara con los que se espera de los profesionales de la información en otras áreas del campo. En total, a la encuesta 830 bibliotecarios universitarios.

Los resultados muestran un fuerte énfasis en las habilidades interpersonales y de comunicación, así como ciertos conocimientos de dominio. Los resultados también sugieren algunas diferencias significativas entre las expectativas de los bibliotecarios universitarios en comparación con otros profesionales de la información. Además, el informe sugiere que, durante los próximos años, las bibliotecas universitarias esperan desviar los recursos de los servicios centrados en el acceso a la información y las colecciones a medida que se concentran más en permitir el aprendizaje de los estudiantes.

b7911b7a5ea43e256eb993135b718c2c

La Figura 2 muestra el porcentaje de bibliotecarios académicos que clasificaron cada una de estas habilidades como núcleo.

Así, el énfasis en la alfabetización informacional y la capacidad formativa por parte de la biblioteca en estas encuestas sugiere la importancia de la pedagogía y las habilidades de instrucción por parte de los bibliotecarios universitarios, una sugerencia que es confirmada por varios estudios.

Por supuesto, los cambios en la tecnología han permeado todos los aspectos de las bibliotecas universitarias, y varios estudios señalan la importancia de las habilidades técnicas.

También, reconociendo la creciente necesidad de los bibliotecarios académicos de recopilar datos para demostrar su valor, varios estudios han subrayado la importancia de las habilidades relacionadas con la evaluación.

Sin olvidar la importancia de la comunicación, interpersonal y otras “habilidades blandas” cómo pueden ser todas habilidades relativas a liderazgo, capacidad de toma de decisiones, resolución de problemas, adaptabilidad,  flexibilidad y la voluntad de aprender.

De las 53 áreas de habilidades y conocimientos, 10 fueron clasificadas como básicas por el 50 por ciento o más de los bibliotecarios académicos: conocimiento de ética profesional; evaluación y selección de fuentes de información; competencia cultural; práctica reflexiva basada en la diversidad y la inclusión; comunicación interpersonal; escritura; Servicio al Cliente; habilidades de búsqueda; capacidad de interactuar con diversas comunidades; y trabajo en equipo.

Quizás uno de los aspectos más llamativos de los resultados del estudio es que, de las 10 habilidades principales consideradas fundamentales por los bibliotecarios académicos, todas menos tres son las que podrían considerarse habilidades “blandas” o personales. Las áreas como la escritura, las habilidades interpersonales y el trabajo en equipo, aunque ciertamente son importantes, no son específicas del campo de la biblioteconomía ni del dominio del conocimiento que define el campo.

Esto podría significar elegir cursos que integren la atención a habilidades blandas, así como destacar habilidades transferibles relevantes de otras experiencias laborales o actividades extracurriculares.

 

 

La biblioteca visible: cómo mejorar la imagen y aumentar la visibilidad de la biblioteca universitaria

 

charleston-whitepaper-cover

 

The visible library: 5 ways to see and be seen in your university community. Routledge, 2020

Texto completo

Ver también vídeo

Estrategias para mejorar la visibilidad de la biblioteca en los medios sociales

 

Una preocupación compartida por los bibliotecarios universitarios es cómo mantener la biblioteca relevante y cómo promoverla como un espacio activo, orientado a las soluciones, social y altamente visible en el contexto de su comunidad.

 

Para ello se recogieron diversos testimonios de conversaciones con bibliotecarios que ofrecieron algunas pautas que aquí se recogen:

1. Diviértete. Mostrando el lado más desenfadado de tu biblioteca atraerás a la gente. Establece conexiones emocionales duraderas y genera un grupo de ardientes defensores de la biblioteca.

  • Consigue más dando más. Cuanto más ofrezcas, más beneficios tendrás de tu comunidad de usuarios
  • Redefine tu espacio. Anima a los usuarios a utilizar las bibliotecas y sus espacios, a reunirse en ella, a generar  ideas, y a producir contenidos de alta calidad a través del trabajo cooperativo. Crea un un “espacio de innovación” a través de grupos definidos de intereses concretos, lo que atraerá a más gente a la biblioteca
  • Usa la tecnología. Haz que la gente hable de las capacidades tecnológicas de la biblioteca.

2. Socialízate. Haz que la biblioteca sea “el lugar para cualquier propuesta”. Si tienes cosas emocionantes que decir, dilo a través de los canales que te ayudarán a llegar a las personas adecuadas en los momentos adecuados.

  • Compartir la riqueza del conocimiento. Comunica regularmente la información relevante a través de tus listas de contactos de redes sociales o por medio del correo electrónico.
  • Hazte social. Centraliza tu estrategia a través de medios presenciales o medios sociales para que todos estén representados.
  • Estar donde están. Llega a tus usuarios clave en los lugares, canales y formatos en los que también están ellos.

3. Ser “Biblioteca del equipo”. Se el mayor animador de tu biblioteca. Atrae a la gente a tu biblioteca tomando la iniciativa y llevando la conversación sobre la biblioteca fuera de la biblioteca.

  • Piensa en los usuarios de la biblioteca como si fueran clientes. Cambia su perspectiva para fomentar los intereses de sus interacciones diarias.
  • Desconéctate La interacción cara a cara o por teléfono añade un toque personal.
  • Déjate ver. Si es apropiado y factible, asiste a los eventos de otros departamentos. Eso te permitirá conocer mejor tu universidad desde el punto de vista de los demás, y además será importante para el resto de los departamentos tu interés y presencia en sus actividades.

4. Inspirar a los estudiantes. Llama la atención de los estudiantes, gánate su confianza y aprovecha los beneficios que conlleva. Muéstrales las ventajas de la biblioteca, y déjales que se lo cuenten a sus amigos. Una alianza con los estudiantes puede traer un flujo de estudiantes que utilicen sus recursos y reconozcan el valor que la biblioteca añade a su comunidad.

  • Hazlos creyentes. Deje que los estudiantes más entusiastas sean los mejores promotores de los servicios de la biblioteca
  • Promueve las ventajas. Anima a los estudiantes a aprovechar los beneficios gratuitos o de bajo costo que proporciona la biblioteca.
  • Haz que tu voz sea escuchada. Alinea tu biblioteca con las organizaciones del campus a las que los estudiantes ya acuden para obtener información.

5. Sintoniza con el profesorado. Los profesores e investigadores también son usuarios de la biblioteca. Satisfacer sus necesidades tiene un impacto duradero en la reputación de la biblioteca y de los profesionales que trabajan en ella. Los miembros del profesorado que sienten una verdadera conexión con la biblioteca y los bibliotecarios es probable que nos consulten a menudo, que aprendan sus procesos o informen a los gestores de la universidad sobre lo indispensable que es la biblioteca para su desarrollo profesional.

  • Busca puntos de acuerdo. Cuando un docente plantea una queja, usa tus recursos para ayudar a encontrar una solución.
  • Reciprocidad. Los bibliotecarios y profesores de la universidad tienen mucho que enseñar y aprender los unos de los otros.
  • Colaboración. Ayudar a un docente puede generar un vínculo de confianza con la biblioteca que en muchas ocasiones se convierte en un apoyo de por vida.

 

Conclusión

A través de diferentes conversaciones, se pidió a bibliotecarios universitarios que señalaran los factores clave que hacen que sus bibliotecas prosperen. Informaron que el aspecto más valioso e irremplazable de una biblioteca es la propia biblioteca, su existencia como espacio físico. Frente a los recursos cada vez más en formato electrónicos, frente a los presupuestos en crisis y a las búsquedas ubicuas en Internet, los usuarios de las bibliotecas siguen informando de que ven (y recurren) a las bibliotecas como lugares.

 

No es lo que tienen las bibliotecas, sino a quién sirven las bibliotecas: Buscando un futuro centrado en el usuario para las bibliotecas universitarias

 

nllwebthompson1

 

Gwen Evans : Roger C. Schonfeld. It’s Not What Libraries Hold; It’s Who Libraries Serve: Seeking a User-Centered Future for Academic Libraries. Ithaka S+R, 2020
DOI: 10.18665/sr.312608

Texto completo

 

El negocio de la educación superior, en lo que se refiere a las bibliotecas, se encuentra en medio de un cambio continuo y drástico. Administrar colecciones es ahora solo un aspecto más de la gestión de bibliotecas. Las bibliotecas apoyan la enseñanza, el aprendizaje asequible y la investigación innovadora. Están gestionando servicios y productos, en línea y fuera de línea, en medio de la expansión de las ofertas de servicios y los avances tecnológicos, mientras están bajo presión adicional para reducir los costos y las barreras para las personas que desean aprender, ya sea por un certificado, un título de dos o cuatro años, o un doctorado.

Las responsabilidades de las bibliotecas académicas han evolucionado, sin embargo, los Sistemas Integrados de Bibliotecas (ILS) todavía se centran estrechamente en la adquisición, gestión y entrega de objetos mientras el usuario final permanece en segundo plano. OhioLINK cree que es imperativo cambiar ese enfoque, pasar de las colecciones y las propiedades a las que las usan. No es lo que contienen las bibliotecas, sino a quién sirven las bibliotecas.

El consorcio OhioLINK incluye 117 bibliotecas de educación superior con una variedad de tipos de instituciones y una plantilla total de más de 800,000. Su membresía consta de 16 bibliotecas universitarias públicas, 48 ​​bibliotecas universitarias independientes, 23 bibliotecas universitarias de dos años, 16 bibliotecas regionales del campus, ocho bibliotecas de facultades de derecho, cinco bibliotecas de facultades de medicina y la Biblioteca Estatal de Ohio. La gran diversidad de la colección de bibliotecas que componen este consorcio hace de OhioLINK un microcosmos de las bibliotecas académicas de EE.UU en educación superior. Su importancia e influencia en el mercado de la educación superior está bien establecida y sus necesidades han superado las ofertas existentes de la industria.

Con este objetivo, este documento no sirve como una acusación, sino como una invitación a colaborar: Los miembros de OhioLINK publican este libro blanco para afirmar que los sistemas en los que se compra e invierte requerirán una reorientación fundamental a las necesidades del usuario de la biblioteca, y de manera similar una re-arquitectura y re-configuración fundamental para satisfacer los cambiantes requerimientos de negocios de las instituciones. Este documento sirve para articular esas necesidades con mayor detalle, así como su actual disponibilidad o no disponibilidad en el mercado. Este whitepaper no trata sobre una migración de sistemas, o una crítica de los actuales ILS de OhioLINK. Si bien su membresía no está iniciando un cambio inmediato, está haciendo una clara declaración de que los sistemas que apoyan el retorno de la inversión de las instituciones de educación superior que proporcionan un gran valor a la gama de sus usuarios, desde estudiantes hasta investigadores de clase mundial, son imperativos para permitir a las bibliotecas cumplir con sus respectivas misiones y objetivos. Ahora es el momento de invertir en la creación de un nuevo tipo de sistema bibliotecario centrado fundamentalmente en el usuario, que permita a las bibliotecas crear una colección curada, que se integre con la institución de educación superior y que proporcione una rica analítica e inteligencia.

La visión de OhioLINK

  • Las bibliotecas se están reorganizando para centrarse en el usuario. Sin embargo, todos los sistemas de bibliotecas que existen en la actualidad se centran en la colección de una biblioteca determinada. Esto es totalmente incompatible con la dirección estratégica de las bibliotecas. Los sistemas, como las bibliotecas a las que prestan servicios, deben rediseñarse por completo para centrarse en el usuario .
  • Las bibliotecas de hoy son responsables de facilitar el acceso a las colecciones en una multitud de formatos, a través de la recopilación, la concesión de licencias, los modelos de acceso abierto y una variedad de colaboraciones interinstitucionales; sin embargo, los sistemas de bibliotecas permanecen demasiado centrados en las colecciones tangibles de las instituciones individuales. Los sistemas deben ser rediseñados por completo para permitir la recolección curada de contenidos.
  • La biblioteca está cada vez más integrada en cualquier número de procesos de investigación, enseñanza y aprendizaje dentro de una institución de educación superior. Pero, aparte de los procesos comerciales básicos, sus sistemas tienden a permanecer demasiado aislados. Los sistemas de biblioteca deben rediseñarse por completo para integrarse de manera efectiva en una capa de servicio y datos con otros sistemas que permitan la investigación, la enseñanza y el aprendizaje.
  • En la mayoría de los sectores, las herramientas digitales han permitido la provisión de inteligencia empresarial ampliamente mejorada. La inteligencia empresarial moderna debería permitir a las bibliotecas analizar, mejorar y comunicar su valor, optimizar sus operaciones y fortalecer su posición de negociación. Los sistemas de bibliotecas deben ser completamente rediseñados para proporcionar capacidades modernas de inteligencia empresarial para bibliotecas individuales, así como para sus consorcios.