Archivo de la etiqueta: Servicios bibliotecarios

Nuevas perspectivas en los servicios de adquisiciones y la gestión de la colección en bibliotecas

 

71vdcgrhwil._ac_ul436_

 

Flinchbaugh, M. [e-Book] Transforming Acquisitions and Collection Services. West Lafayette, Indiana, Purdue University Press, 2019.

Texto completo

 

Este libro analiza las formas en que las bibliotecas pueden alcanzar nuevos niveles de servicio, calidad y eficiencia, a la vez que minimizan los costos mediante la colaboración en adquisiciones. En las adquisiciones consorciadas, varias bibliotecas trabajan juntas, generalmente en consorcios de bibliotecas existentes, para tener mayor capacidad de negocio a fin de incrementar las adquisiciones en cada biblioteca individual. En las adquisiciones interfuncionales, las adquisiciones colaboran para apoyar otras funciones de la biblioteca. Para el gestor de adquisiciones de la biblioteca o de servicios técnicos, o el director de la biblioteca, el conocimiento de las diferentes opciones para adquisiciones consorciadas y multifuncionales efectivas permite la optimización del personal y los recursos para alcanzar las metas.

Este trabajo presenta esas opciones en forma de estudios de caso, así como un análisis útil de los beneficios y desafíos de cada uno de los servicios de adquisición de cada uno de ellos en un consorcio, las bibliotecas aprovechan el tamaño para obtener mejores precios, y comparten sistemas y experiencia para maximizar los recursos a la vez que minimizan los costos. Dentro de las bibliotecas, la función de adquisición de bibliotecas puede combinarse con otros servicios de biblioteca en una unidad con más de un propósito, o bien las adquisiciones pueden desarrollar una estrecha relación de trabajo con otra unidad para apoyar su trabajo.

Este libro examina la práctica en diferentes bibliotecas y consorcios de bibliotecas, y presenta una descripción y análisis detallados de una variedad de prácticas sobre cómo las unidades de adquisición se apoyan entre sí dentro de un consorcio, y cómo trabajan con otras unidades de biblioteca, específicamente con la gestión de colecciones, la catalogación, el préstamo interbibliotecario y el depósito digital, en forma de estudios de caso. Una sección final del libro se abordan los fundamentos de la colaboración.

 

Bibliotecas alternativas. Planeta Biblioteca 2019/11/06.

 

a2244bedb56dd4ef10ff9fbc3ad4e400

ESCUCHAR EL PROGRAMA DE RADIO

Ir a descargar

 

Como Willy Fog. por bus, por tren, por avión, en canoa o en camello; las iniciativas populares para hacer llegar el libro y la cultura a los lugares más recónditos de la tierra son parte de una realidad en todo el mundo. Por ello hemos dedicado este programa a las que hemos denominadas bibliotecas alternativas a través de múltiples iniciativas altruistas y solidarias. Con historias como:

¿Por qué las bibliotecas están renunciando a cobrar las multas por retraso?

library-fees-fines-consumers-768x564

 Why Libraries Are Giving Up On Late Fees ByPYMNTS, 2019

Ver original

Más sobre Multas

 

En Estados Unidos, contrariamente de lo que ocurre en Europa, las multas se pagan con dinero en lugar de penalizar por días de no uso del servicio. Según informes recientes en The Wall Street Journal, la multa promedio es de aproximadamente 17 centavos por día que un libro llega tarde, y tiene un límite de entre 5 a 10 dólares o el costo de los libros prestados.

Esta semana, Chicago se convirtió en el área metropolitana más grande en decir oficialmente no a las multas de la biblioteca, uniéndose a St. Paul, Minnesota; Dallas, Texas; y Oakland, California, en lo que se conoce últimamente como el movimiento de amnistía de las tarifas por multas de la biblioteca.

La razón fundamental de esta medida es que las bibliotecas necesitan que los usuarios sigan acudiendo a la biblioteca, sobre todo porque han comprobado que un cargo por pago atrasado crea una muy mala experiencia para el usuario…  que sin embargo se rectifica con bastante facilidad.

¿Por qué las bibliotecas están eliminando las multas? 

En un mundo digital, donde la mayoría de los libros clásicos se pueden descargar de forma gratuita, los libros de referencia se están convirtiendo rápidamente en una cosa del  pasado y la cultura digital ha eliminado en gran medida la necesidad de que exista un centro físico para el acceso gratuito a los medios de entretenimiento; de modo  que las bibliotecas están luchando por atraer usuarios. Por ello, las bibliotecas están eliminando medidas qué hacen que los usuarios se alejen de la biblioteca. Por otra parte las bibliotecas tampoco tienen mecanismos para que el pago de estas multas sea efectivo. A cambio, emplean lo que llaman una política “suave”, cuyo objetivo es hacer que las personas devuelvan sus libros y de ese modo vuelvan de nuevo utilizar los servicios de la biblioteca con normalidad. De esa manera recuperan libros y usuarios.

Hay muchas personas que no visitan la biblioteca no porque deban dinero, sino simplemente por falta de interés y porque  prefieren otras opciones. Pero si es cierto que eliminar las multas atrasadas favorece que más personas utilicen la biblioteca. Siendo un método efectivo para aumentar el entusiasmo de los usuarios por la lectura y la biblioteca. Ya que se dieron muchos casos de personas que nunca volvieron a biblioteca por la vergüenza de tener que afrontar una multa.

 Y los primeros datos sobre el tema lo confirman: desde que St. Paul, Minnesota, eliminó las multas vencidas, algunas sucursales han visto un aumento porcentual de dos dígitos en la circulación. En toda la ciudad, la circulación aumentó casi un 2 por ciento, lo que puede no parecer mucho, pero es el primer aumento que la ciudad ha visto en 10 años. Y, al parecer, los usuarios no dejan de devolver los libros, o al menos no menos de lo que lo hacían antes.

La Biblioteca Pública de Toronto más allá de los libros

6000

 

La Biblioteca Pública de Toronto (TPL) ha comenzado a promover una nueva identidad de marca, parte de una estrategia más amplia en torno a la experiencia del usuario destinada a ayudar a satisfacer las necesidades cambiantes de su comunidad para conectar a las personas con la gama completa de servicios que ofrece.

Los usuarios participantes en ese proceso le dijeron a la  TPL que querían una mayor visibilidad de sus espacios y servicios, más personalización y experiencias más acogedoras en línea y presencial, así como un servicio al usuario excepcional. 

La nueva identidad, creada por la agencia Trajectory en asociación con el Centro de Investigación de Diseño Inclusivo de la Universidad de OCAD y el Laboratorio de Futuros de Diseño, tiene como objetivo brindar una mayor flexibilidad y visibilidad al diseño, basado en el lema “Activate Something Great” de la biblioteca.

Involucrar a las bibliotecas

apo-nid227346-1347381.pdf

 

Heydecker, Rachel. Engaging Libraries: Learning from Phase 1. London: Carnegie UK Trust, 2019.

Texto completo

 

El objetivo de la Fase de Participación de las Bibliotecas era permitir que las bibliotecas públicas llevaran a cabo actividades piloto de participación pública en materia de salud y bienestar. Involucrar a las bibliotecas: El aprendizaje de la Fase 1 proporciona una visión general de los 14 proyectos de Participación de las Bibliotecas en 16 servicios de bibliotecas públicas, identifica los factores que facilitaron la ejecución exitosa de los proyectos de Participación de las Bibliotecas y los factores que inhibieron algunos proyectos, y utiliza estudios de caso para ilustrar las reflexiones del programa sobre el trabajo con los asociados, las nuevas habilidades, los conocimientos y enfoques y los beneficios de una red.

 

Las bibliotecas públicas de Halifax crean un nuevo servicio para hacer frente a la inseguridad alimentaria

 

karen-dahl

 

Halifax Public Libraries cooks up new approach to tackle food insecurity
Aya Al-Hakim · CBC News · Posted: Apr 30, 2019 6:00 AM AT | Last Updated: April 30

Ver original

Las bibliotecas públicas de Halifax (Nueva Escocia, Canadá) están desarrollando nuevos servicios para hacer frente a la inseguridad alimentaria ofreciendo bocadillos saludables para los niños después de la escuela a través de su programa “Snack Social”, que además de bocadillos proporciona educación alimentaria y talleres de cocina encaminados a concienciar a las personas sobre el valor de los ingredientes locales, la cocina y la nutrición.

Para Karen Dahl, oficial de la biblioteca “Proporcionar bocadillos saludables no tiene que ver necesariamente con la enseñanza, pero cuando hay bocadillos saludables en la biblioteca, las interacciones son positivas, la gente tiende a ser más optimista y está más capacitada para concentrarse y aprender, de manera que los niños puedan sentarse de repente y hacer algo de tarea” Dahl dijo que uno de cada cinco residentes de Halifax no tiene acceso a alimentos nutritivos y asequibles. Y añadió que “la comida es una de las cuestiones más asombrosas para una comunidad porque realmente comparte los valores de la cultura y la tradición, el crecimiento y el espíritu emprendedor local y la alegría de saborear y reunirse para celebrar”

Se abrirán dos cocinas también a finales de esta primavera en la Biblioteca Central de Halifax y en la Biblioteca Pública de Sackville para equipar mejor las instalaciones y ofrecer talleres de alimentación. Dahl dijo que varios miembros del personal de la biblioteca asistieron a un programa de desarrollo profesional para aprender cómo preparar juntos comidas asequibles y cómo comunicar mensajes en torno a los alimentos.

imee Gasparetto, coordinadora principal de alimentos del Centro de Acción Ecológica de Halifax, dijo que el enfoque de las Bibliotecas Públicas de Halifax es un buen primer paso. “Tenemos que hacer trabajo de incidencia y crear políticas que apoyen el cambio de sistema que se requiere”, dijo. Y añadió  que el trabajo del personal de las Bibliotecas Públicas de Halifax está realizando una labor importante porque se están conectando con los miembros de la comunidad. “Ese es el valor que vemos cada vez más en los proyectos de alimentos”, dijo. “Estos proyectos son importantes para las personas porque generaan valor social y un sentido de pertenencia”

 

 

40 aniversario de los servicios de prestamo interbibliotecario… ¿cuál es el futuro?

2019-03-28_-rsc

After 40 years of resource sharing … what’s next?

Cathy King Cathy King

OCLC 01 April 2019

Texto original

En estos dias se cumple el 40º aniversario de primer intercambio de recursos de OCLC. Así es, hace 40 años, el 1 de abril de 1979, se realizó el primer préstamo interbibliotecario a través de los sistemas de OCLC. Ese año, OCLC procesó 565,680 transacciones de préstamos entre bibliotecas. En el año 2018, se procesaron casi 7 millones.

Comparado con lo que tenemos ahora el trabajo de PI de hace 40 años suena como si fuera una aventura. Historias de direcorios telefónicos, notas post-it y retrasos de semanas y meses. Ahora, una aventura a menudo hace una buena historia en retrospectiva, pero no es algo que esperamos un lunes por la mañana.

¿Quién podría predecir, en 1979, los cambios masivos que llegarán a nuestras vidas? Estábamos a décadas de distancia de la web, por no hablar de teléfonos inteligentes, aplicaciones, Google, Amazon, Facebook, Twitter y todos nuestros otros servicios de información que ahora son cotidianos.

Pero, ¿todo ello es realmente diferente hoy? Estamos preparados, en todo el entorno de servicios de información, para avanzar aún más en áreas de automatización, inteligencia artificial y servicios en red.

El futuro de los servicios bibliotecarios, hoy.

Actualmente, ya estamos viendo a grandes rasgos estos cambios, y se tuvo la oportunidad de revisar algunos de ellos en la Conferencia de intercambio de recursos del mes pasado en Jacksonville, Florida. Más de 325 colegas se reunieron a para hablar sobre sus desafíos y éxitos. Fue una gran agenda, llena de información y sabiduría de muchos de los miembros de nuestras bibliotecas. Pronto tendremos un enlace para el contenido de la conferencia que puede revisar.

Uno de los temas principales que me llamó la atención en la conferencia fue que el futuro de los servicios de biblioteca ya está, esencialmente, aquí. Simplemente no siempre en nuestra profesión. Podemos ver una amplia gama de otros servicios comerciales con fines de lucro y ver herramientas y características para adoptar y adaptar a nuestro trabajo.

De alguna manera, esto es muy positivo para las bibliotecas. Nos permite obtener una vista previa de otras actividades relacionadas saber cómo adaptarlas para utilizarlas en la biblioteca. Dado que muchas de estas aplicaciones están basadas en datos e información, podemos ver una correlación directa con el trabajo que hacemos.

Pero eso también significa que nuestros usuarios esperan que cumplamos y superemos los tipos de servicios que esperan de las tiendas en línea, los servicios de entrega, los proveedores de contenido … incluso los juegos.

¿Cómo podemos igualar esas expectativas?

La biblioteca bajo demanda

Satisfacer las necesidades de los usuarios hoy y mañana requerirá que nos comprometamos a proporcionar “la biblioteca bajo demanda”.

Todos sabemos que la búsqueda de información es solo una de las muchas actividades realizadas en entornos amigables para el usuario. Para tener éxito, la biblioteca bajo demanda nos posicionará cuatro acciones para competir:

  1. Descubrimiento intuitivo que anticipa y entiende el contexto.
  2. Cumplimiento inteligente a través de sistemas que hacen el trabajo pesado para usuarios y bibliotecarios.
  3. Una cuenta personal, única para todas las actividades de la biblioteca.
  4. Acceso a un inventario universal de contenido masivo y de alto valor.

Esta es una estrategia de “el usuario primero”. Tomará nuevas formas de pensar sobre el trabajo que hacemos en la biblioteca. Requerirá eliminar ciertas funciones. Y tendremos que trabajar en los departamentos de bibliotecas, instituciones y procesos de proveedores.

Podemos hacelo. Pero tenemos que trabajar juntos. Esta no es una tarea que cualquier organización (o cualquier cooperativa) pueda asumir sola. Sin embargo, creo que OCLC está especialmente calificado para impulsar el concepto de la biblioteca bajo demanda, ya que posee:

  • La colección más grande y completa de metadatos de bibliotecas.
  • una red mundial de miles de bibliotecas que comparten datos, recursos y conocimientos técnicos
  • muchas asociaciones con proveedores de contenido, proveedores de servicios de biblioteca y servicios al consumidor
  • liderazgo en productos e investigación, incluido el trabajo sobre estándares y con organizaciones sobre normalización.

También es importante que OCLC sea una organización sin fines de lucro neutral y “independiente del servicio”. En términos de visibilidad y acceso al contenido, esa ofre un poderoso impulso que podemos usar en nombre de nuestros miembros.

Hay mucho trabajo por hacer que se basará en las grandes cosas que las bibliotecas ya están haciendo para brindar un servicio excepcional. Tres áreas principales de enfoque son importes en este momento:

  • Experiencia del usuario: abordar las deficiencias funcionales a través de la investigación, las pruebas de usabilidad, las mejores prácticas de la industria minorista y los comentarios de los miembros
  • Velocidad y previsibilidad: identificando materiales que se pueden entregar rápidamente, con el mayor acceso automático y con el menor número de intermediarios que sea posible
  • Interoperabilidad: integración de la flexibilidad en los productos para que puedan trabajar fácilmente con otros servicios, transfiriendo datos, solicitudes y materiales sin problemas

Para hacer todo esto, tendremos que asociarnos con otros proveedores y la comunidad de bibliotecas, como siempre lo hemos hecho. La mayor fortaleza es la diversidad de experiencias, la creatividad y el conocimiento que nuestros miembros nos brindan todos los días.

¿El logro? La biblioteca bajo demanda: servicios que mueven a los usuarios de forma natural desde su punto de necesidad hasta la llegada del recurso perfecto.