Archivo de la etiqueta: Visibilidad

Cómo las bibliotecas universitarias garantizan la confianza en el proceso de investigación del siglo XXI

color-3207345_1280-1080x675

 

Laura Rothfritz ; Dorothea Strecker “How libraries secure trust in the research process of the 21st century” Elephant in the lab: Bold ideas and critical thoughts on science.

Ver original

 

El papel de las bibliotecas en el siglo XXI está cambiando. Una indicación es la aparición de nuevos servicios y perfiles de trabajo: las bibliotecas ofrecen servicios de apoyo a los investigadores durante todo el proceso de creación, publicación, difusión y descubrimiento de sus investigaciones. En países como Estados Unidos y el Reino Unido, las bibliotecas universitarias crean puestos especiales, llamados acertadamente “bibliotecarios de enlace” o de gestión de la comunicación académica. El perfil del puesto requiere competencias básicas en la gestión de publicaciones, políticas y mandatos de los financiadores, gestión de los derechos de publicación y la medición del impacto académico. Este conjunto de requisitos difiere considerablemente del trabajo de biblioteca tradicional  : hoy en día, los bibliotecarios se involucran en todo el proceso de investigación y en las condiciones del entorno de la publicación académica. En nuestra opinión, el papel de las bibliotecas en el proceso de investigación del siglo XXI es principalmente generar confianza en el proceso de investigación.

A continuación se exponen tres ejemplos de compromiso de la biblioteca con la confianza: alfabetización en comunicación académica, calidad de la información y seguridad jurídica.

ALFABETIZACIÓN EN COMUNICACIÓN ACADÉMICA

Si bien la cantidad de investigaciones publicadas se duplica cada nueve años (Van Noorden, 2014), la necesidad de comunicación científica y transferencia de conocimientos al público en general también está ganando atención (Wissenschaftsrat, 2016). Parte de esto es un proceso llamado comunicación académica, que se refiere a la creación, evaluación, difusión y preservación de publicaciones académicas (Association of College & Research Libraries, 2003).

Los bibliotecarios de enlace ayudan a los investigadores a encontrar una revista adecuada en la que publicar sus hallazgos y maximizar el impacto de sus publicaciones. De hecho, tener amplios conocimientos de los sistemas de comunicación académica hace que los bibliotecarios sean el aliado perfecto para los investigadores a la hora de publicar sus resultados. Además, los bibliotecarios tienen una larga tradición de apoyo a la alfabetización informativa, por lo que están acostumbrados a compartir conocimientos sobre cómo encontrar, evaluar y utilizar los recursos de información.

Lo mismo es aplicable cada vez más al apoyo a los investigadores para que fortalezcan su capacidad de comunicación académica: su capacidad para encontrar, evaluar y difundir sus investigaciones entre la comunidad, así como para comprender las diferentes formas en que se mide el impacto de la producción académica. Un estudio de anuncios de trabajo para puestos de biblioteca relacionados con la comunicación académica encontró que “instruction” era el término más utilizado en las descripciones de trabajo (Finlay et al., 2015).

La comunicación académica no es un campo fácil para los investigadores, especialmente en lo que se refiere a las editoriales y revistas. Aunque la mayoría de los bibliotecarios en general están trabajando para para mejorar el acceso a las publicaciones, también trabajan con los investigadores para protegerlos de ser presa de los llamados editores depredadores. Estos editores se aprovechan de la máxima “publica o perece” que prevalece en la ciencia y de la necesidad de que los académicos tengan que publicar para obtener financiación, reconocimiento y obtener evidencias científicas de cara a los procesos de acreditación académica.

Este modelo perjudicial aprovecha el pago de los gastos de procesamiento de artículos (APC) por parte del investigador por la publicación de su manuscrito Open Access. Las revistas depredadoras se presentan como revistas legales para el investigador, al tiempo que no ofrecen ninguna de las garantías de calidad que las revistas legítimas de acceso abierto ofrecen a cambio de los cargos de APC, como la revisión por pares, la capacidad de descubrimiento y el acceso a largo plazo. Puede resultar confuso para los investigadores distinguir la calidad y la reputación del modelo de negocio de las revistas: ya que los APC más altos no garantizan estándares de calidad más altos.

Los investigadores pueden consultar con los bibliotecarios antes de enviar un manuscrito a una revista, ya que los bibliotecarios tienen la capacidad de analizar la confiabilidad de las revistas. De hecho, la primera lista de editores depredadores en llevar un registro de revistas no autorizadas fue iniciada en 2008 por un bibliotecario de la Universidad de Colorado Denver-Jeffrey Beall. Rodeado de mucha controversia, Beall finalmente retiró la lista en enero de 2017, pero ha sido reencarnado por un grupo anónimo con un proyecto llamado “Stop predatory publishing” que se ejecuta en GitHub. Otras iniciativas para hacer frente a los bibliotecarios de publicaciones depredadoras y a los especialistas en información son el Directory of Open Access Journals (DOAJ), que indexa revistas de acceso abierto de alta calidad, y la campaña “Think, check, submit” (Piensa, comprueba, envía), que ayuda a los investigadores a identificar revistas de confianza.

CALIDAD INFORMATIVA

Las bibliotecas están equipadas para evaluar las fuentes de información, lo que sigue siendo el caso de los recursos de información digitales. Los bibliotecarios están capacitados para identificar e interpretar los metadatos, que describen la fuente de información. Pueden ayudar a los investigadores a averiguar si la información es realmente lo que parece ser (autenticidad), si ha sido alterada de alguna manera (integridad) y si ha sido proporcionada por una fuente confiable (procedencia).

En los últimos años, las bibliotecas han ampliado sus responsabilidades para incluir la . La calidad de los conjuntos de datos y su descripción (metadatos) son esenciales para su posible reutilización. La calidad de los metadatos está garantizada por la implementación de estándares, como el esquema de metadatos de DataCite. Al ofrecer la descripción y las diferentes versiones, cuyo esquema permite que otros entiendan y evalúen los conjuntos de datos.

Antes de la publicación de los resultados de la investigación, incluidos los datos de la investigación, varios financiadores exigen a los investigadores que redacten planes de gestión de datos (Data Management Plans o DMPs) que documenten la creación de conjuntos de datos, así como las estrategias para compartir y preservar (Harting y Soßna, 2016). Las bibliotecas han desarrollado una serie de herramientas para facilitar la redacción de estos planes.

La información fidedigna está en el centro de todo descubrimiento científico. Sin embargo, la ciencia está experimentando una crisis de replicación: la incapacidad de reproducir los resultados de la investigación. Según una encuesta publicada en Nature, la gran mayoría de los encuestados no lograron reproducir un experimento (Baker, 2016). Aunque la replicabilidad no es un indicador universal de la buena ciencia, como señala la mayor organización alemana de financiación de la investigación, la crisis de la replicación suscita debates sobre la confianza en los resultados de la investigación (Deutsche Forschungsgemeinschaft, 2017).

Las bibliotecas son socios importantes en el apoyo a estos debates productivos. Ofrecen servicios destinados a hacer que los datos de la investigación estén disponibles abiertamente y tienen el potencial de actuar como “centros de calidad de datos” (Giarlo, 2013). Al publicar los datos subyacentes y vincularlos a la publicación del texto, los resultados son más transparentes (Sayre y Riegelman, 2018). Los investigadores pueden fomentar la confianza en los resultados de la investigación aprovechando estos servicios y trabajando con los bibliotecarios durante el proceso de investigación y publicación.

 

SEGURIDAD JURÍDICA

La incertidumbre en cuanto a los aspectos legales es una barrera importante para la Ciencia Abierta. Las bibliotecas tienen una larga tradición en la mediación de los intereses de los investigadores y el derecho. Con el surgimiento de nuevas prácticas de investigación, las bibliotecas intentan incluir las necesidades actuales en este proceso.

En los últimos años, las cuestiones jurídicas se han puesto especialmente de manifiesto en el contexto de los datos de la investigación. A medida que los financiadores y las universidades abogan cada vez más por la publicación de datos de investigación, surgieron preocupaciones legales como la propiedad de los datos y la protección de la privacidad. Las bibliotecas alemanas son conscientes de estos problemas y están trabajando en material informativo y servicios de apoyo para los investigadores.

Otra fuente de incertidumbre es la llamada “ruta verde” de acceso abierto. Que serefiere a la práctica de subir a un repositorio una versión de un trabajo que fue publicado en una revista de pago y, por lo tanto, hacerla abiertamente disponible. Las políticas de las revistas con respecto al Acceso Abierto pueden ser confusas. Los investigadores que estén considerando subir su producción académica a los repositorios de Acceso Abierto pueden verse desanimados por esta área gris legal. A fin de aclarar la situación jurídica del acceso abierto en la ruta verde, el Bundestag alemán promulgó un derecho de publicación secundario para los titulares de derechos de autor en determinadas condiciones (Bruch y Pflüger, 2014). Las bibliotecas apoyan el acceso abierto ecológico proporcionando a los investigadores la información necesaria sobre las políticas de revistas (SHERPA/RoMEO), los repositorios de acceso abierto (OpenDOAR) y los derechos de publicación secundaria.

Los bibliotecarios dominan el uso de licencias de contenido abierto, como Creative Commons. Las licencias de contenido abierto permiten al propietario de los derechos de autor dar permiso a otros para compartir y utilizar una obra, a la vez que establecen claramente las condiciones para su (re)utilización. Por lo tanto, las licencias de contenido abierto son una herramienta esencial para que la investigación sea más inclusiva y transparente. Las bibliotecas pueden ayudar a los investigadores a elegir las licencias adecuadas para sus trabajos.

Otra área con implicaciones legales es el acceso a la información. En este momento, el acceso a los resultados de la investigación está sujeto a grandes transformaciones. Debido al aumento de los costos de suscripción a revistas, las bibliotecas están pasando de un modelo basado en suscripciones a otro basado en el acceso abierto. Al mismo tiempo, Sci-Hub, la mayor de las llamadas “bibliotecas en la sombra“, ofrece acceso a aproximadamente el 70% de toda la literatura académica con un DOI (Himmelstein et al., 2018).

Con el fin de proporcionar una base legal aceptable para el acceso a los resultados de la investigación, Project DEAL negocia acuerdos de licencia a nivel nacional con grandes editores. Casi 200 bibliotecas apoyan las negociaciones con Elsevier, uno de los mayores editores, cancelando las suscripciones. Las bibliotecas también promueven infraestructuras abiertas para el acceso abierto, como los sistemas de revistas abiertas. Al poner en común recursos financieros e iniciativas de financiación como la Open Library of Humanities, las bibliotecas apoyan la transición de las revistas existentes a un modelo de publicación de acceso abierto sin cargos de procesamiento de artículos en las humanidades.

 

CONCLUSIÓN

La digitalización del proceso de investigación y su difusión ha tenido efectos positivos, por ejemplo, en la mayor disponibilidad de los resultados de la investigación y en los nuevos enfoques para medir su impacto. Pero también ha provocado una serie de problemas a los que se enfrentan los investigadores. Debido a la gran cantidad de recursos de información disponibles a través de las nuevas formas de publicaciones académicas, puede ser difícil para los investigadores evaluar la calidad de las fuentes de información. También puede ser un desafío identificar revistas de alta calidad y conocer las implicaciones legales que ello conlleva. La confianza en los resultados de la investigación, las partes interesadas, las infraestructuras y los servicios son un requisito previo para la calidad de la investigación en general.

Aunque la confianza es difícil de medir, esta puede verse mejorada a través de relaciones de trabajo continuas. La confianza depende de las experiencias que se han adquirido a lo largo de estas asociaciones. Cuantos más investigadores y bibliotecarios trabajen juntos, mejor será la comprensión de las perspectivas de cada uno sobre las prácticas de investigación y la comunicación de los resultados de la investigación.

Los bibliotecarios pueden proporcionar una buena dosis de fiabilidad en diferentes áreas. Los investigadores y bibliotecarios pueden trabajar juntos para mejorar sus habilidades, y consecuentemente para mejorar la calidad de los resultados de la investigación.

Aunque estas colaboraciones pueden ser beneficiosas, todavía depende de ambas partes convertirse en socios colaborativos (StakeHolders). Recomendamos a los investigadores que trabajen en estrecha colaboración con los bibliotecarios, ya que pueden ofrecer una valiosa ayuda en todo el proceso de investigación. En consecuencia, los bibliotecarios también deberían desempeñar un papel más activo en la detección de las necesidades de los investigadores, ya que éstas pueden cambiar debido a las nuevas prácticas de investigación. Los bibliotecarios necesitan comunicar sus habilidades a los investigadores, ya que es posible que no las conozcan. Proponemos colaboraciones estrechas con miembros del profesorado que pueden actuar como multiplicadores entre sus colegas.

Si los investigadores y los bibliotecarios trabajan juntos, pueden confiar en el proceso de investigación del siglo XXI.

 

 

 

10 cuestiones esenciales para mejorar tu posicionamiento web

elements-high-quality-content-website-infographic

Infographic: 10 essential parts of highly ranked websites

Descargar

Los profesionales del marketing digital y las relaciones públicas deben prestar mucha atención a los resultados de los motores de búsqueda, asegurándose de que su organización ocupe un lugar destacado en el ranking de sus palabras clave. Los profesionales del marketing pueden marcar una gran diferencia con las técnicas de marketing en buscadores.

Esta infografía de Quicksprout ofrece 10 maneras para que los gerentes de marca y diseñadores web mejoren su rendimiento en Google.

¿Te has preguntado alguna vez qué hace un gran sitio web? ¿Sabes que cosas como contenido, videos e imágenes son importantes.?

Algunas de las claves son:

  • Longitud del contenido : Los sitios más visitados tienen 900 o más palabras por página.
  • Visuales: Los sitios mejor clasificados tienen un promedio de siete imágenes por página.
  • Legibilidad: Las páginas de alto rango son más fáciles de leer.

La visibilidad de una revista académica electrónica

107la_visibilidad_de_una_revista_1024x1024

López-Ornelas, Maricela. La visibilidad de una revista académica electrónica. Una perspectiva comunicacional. Mexicali: Universidad Autónoma de Baja California., 2014

Texto completo

La visibilidad de una revista académica electrónica expone, bajo una perspectiva comunicacional, la visibilidad de la Revista Electrónica de Investigación Educativa (Redie) a través del análisis de sus contenidos y procesos de comunicación. En este sentido, estudia el consumo de la información que produce la revista mediante sus procedimientos de introspección. La investigación se apoya en una metodología de corte cuantitativo que, a la vez, se auxilia con el análisis de indicadores bibliométricos (institución, grado académico, nacionalidad de los autores, género, nivel de autoría, etcétera) y cibermétricos (países desde donde se consulta la revista, el origen de la conexión, las palabras clave empleadas en la búsqueda, el número de descargas de artículos en versión de documento portátil [pdf, por sus siglas en inglés], y el total de visitantes únicos por mes y año) para evaluar dos puntos fundamentales en la publicación: la comunicación interna generada a partir de sus autores y la comunicación externa establecida por los usuarios (lectores). Finalmente, los resultados muestran el nivel de visibilidad de la publicación.

La biblioteca más allá del libro. Conferencia en BiblioMadSalud 2018 de Julio Alonso Arévalo

 

DESCARGAR PRESENTACION http://alturl.com/hdps3

El 21 de junio de 2018 se ha celebrado la II Jornada de BiblioMadSalud con el lema BiblioVisibilidad en ciencias de la salud en el Colegio de Médicos de Madrid.

Conferencia de Julio Alonso Arévalo (Biblioteca de la Facultad de Traducción y Documentación. Universidad de Salamanca) con el título “La biblioteca más allá del libro. Visibilidad y curación de contenidos en bibliotecas” en las II Jornadas de BiblioMadSalud, celebradas en el Colegio Oficial.

 

 

 

Visibilidad y curación de contenidos en bibliotecas. La biblioteca más allá del libro

La biblioteca más allá del libro. Visibilidad y curación de contenidos en bibliotecas. Julio Alonso Arévalo (Biblioteca de la Facultad Traducción, USAL) II Jornada BiblioMadSalud #BMS18 . Día 21 de junio de 2018. Conferencia inaugural

DESCARGAR PRESENTACION http://alturl.com/hdps3

VER VIDEO

 

El 21 de junio de 2018 se ha celebrado la II Jornada de BiblioMadSalud con el lema BiblioVisibilidad en ciencias de la salud en el Colegio de Médicos de Madrid.

Visibilidad de las bibliotecas públicas y la lectura en medios de comunicación españoles frente a otros hechos de la cultura y relación con su uso

bcv-n-lib

Lázaro Rodríguez, Pedro; López Gijón, Javier; Herrera Viedma, Enrique (2018). “Visibilidad de las bibliotecas públicas y la lectura en medios de comunicación españoles frente a otros hechos de la cultura y relación con su uso : medidas para su mayor promoción y difusión“. BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació, núm. 40 (juny) . <http://bid.ub.edu/es/40/lazaro.htm&gt;. [Consulta: 06-06-2018].

Resumen

Objetivos: el primer objetivo consiste en analizar la presencia de las bibliotecas públicas y la lectura en medios de comunicación españoles frente a otros hechos de la cultura como el cine, los museos y el teatro; el segundo consiste en relacionar esa visibilidad con los resultados sobre uso de las bibliotecas públicas (visitas) y uso de la colección (préstamos). Desde ahí, en la sección para la discusión, se desarrollan propuestas para la mayor promoción y difusión de las bibliotecas públicas en base al aumento de los beneficios que pueden aportar a la sociedad. Esto último se lleva a cabo por medio de una reflexión sobre la relación entre los campos de las bibliotecas públicas y la lectura, la biblioteconomía y la documentación, la política, y el de los medios de comunicación.

Metodología: con relación al primer objetivo, se utiliza la base de datos MyNews para obtener el número de noticias de los hechos culturales considerados, y se pone en relación con el total de estos hechos culturales como unidades físicas. En cuanto al segundo objetivo, se estudia la relación entre el total de noticias por 50.000 habitantes para las comunidades autónomas y las visitas y los préstamos por habitante a las bibliotecas públicas. El análisis de esta relación se lleva a cabo atendiendo a los resultados de las comunidades autónomas para las variables y calculando el coeficiente de correlación lineal entre estas.

Resultados: se constata que la visibilidad de las bibliotecas públicas y la lectura frente a los otros hechos de la cultura es pequeña hasta el punto de resultar prácticamente inexistente, aun cuando hay más bibliotecas públicas que cines, museos y teatros. A su vez, se percibe una tendencia y relación positiva en las comunidades autónomas entre una mayor visibilidad de las bibliotecas públicas y la lectura en los medios de comunicación y unos mayores préstamos y visitas a estas. A partir de esta constatación, se reflexiona en torno a la idea de la retroalimentación positiva entre los ejes de la biblioteconomía y documentación, bibliotecas públicas y lectura, medios de comunicación, y política, como vía para una mayor promoción y difusión de las bibliotecas públicas, y para aumentar los beneficios a la sociedad que se derivan de su uso.

 

 

 

 

Conéctese, colabore y comuníquese: informe sobre cómo las bibliotecas universitarias demuestran su valor

 

connect-contribute-collaborate-communicate-white-lettering-orange-blocks-illustrations-people-53621340

Brown, K. and K. J. Malenfant (2018). [e-Book] Connect, Collaborate, and Communicate: A Report from the Value of Academic Libraries Summits, Chicago: ACRL, 2012.

Texto completo

Una de las grandes preocupaciones de las bibliotecas en el siglo XXI es saber como demostrar el valor que proporcionan las bibliotecas y los bibliotecarios a sus comunidades para apoyar los objetivos de aprendizaje. ACRL presenta este libro blanco “Connect, Collaborate, and Communicate” con 5 recomendaciones para que los profesionales de las bibliotecas apoyen este objetivo.

 

Las bibliotecas como socios clave en la educación superior participan activamente en las estrategias de éxito de estudiantes e investigadores. Los profesionales de la información que trabajan en bibliotecas universitarias deben tener como uno de sus principales objetivos institucionales el fomento y facilitación de la adquisición de competencias informativas por parte de sus usuarios. Las habilidades de la información son vitales para el éxito del aprendizaje permanente de cualquier investigador o estudiante.

La Asociación de Bibliotecas Universitarias y de Investigación estadounidenses (ACRL) ha publicado un libro blanco titulado “Connect, Collaborate, and Communicate: A Report from the Value of Academic Libraries Summits”, que informa sobre dos encuentros organizados por National Leadership Collaborative Planning Grant from the Institute of Museum and Library Services.

El informe, elaborado conjuntamente por Karen Brown, profesora asociada de la Universidad Dominicana y Kara Malenfant, resume amplios temas sobre la naturaleza dinámica de la evaluación de la educación superior. A partir de estos temas, el informe presenta cinco recomendaciones para los profesionales de las bibliotecas :

  • Aumentar la comprensión de los bibliotecarios sobre el valor y el impacto de la biblioteca en relación con las diversas dimensiones del aprendizaje y el éxito de los estudiantes.
  • Articular y promover la importancia de las competencias de evaluación necesarias para documentar y comunicar el impacto de la biblioteca en el aprendizaje y el éxito de los estudiantes.
  • Crear oportunidades de desarrollo profesional para que los bibliotecarios aprendan a iniciar y diseñar evaluaciones que demuestren las contribuciones de la biblioteca al avance de la misión institucional y las metas estratégicas.
  • Ampliar las relaciones de colaboración para las actividades de evaluación con los grupos constitutivos de la educación superior y las partes interesadas conexas.
  • Integrar el uso de los recursos existentes de ACRL con las iniciativas de valor de la biblioteca.

 

Más allá de estas recomendaciones, el informe también articula un marco para la acción futura”, dijo Megan Oakleaf, copresidenta del comité del Valor de las Bibliotecas Académicas de ACRL y profesora asociada de la Escuela de Servicios de Información de la Universidad de Syracuse. “Este será un documento guía para avanzar en la discusión a nivel nacional y local.”