Archivo de la categoría: Redes sociales

Funciones sociales de los youtubers y su influencia en la preadolescencia

 

youtubers

Aran-Ramspott, Sue and Fedele, Maddalena and Tarragó, Anna YouTubers’ social functions and their influence on pre-adolescence.Comunicar, 2018, vol. 26, n. 57, pp. 71-80.

Texto completo

 

El presente estudio se centra en la relación entre preadolescentes y youtubers, con el objetivo de observar cómo los primeros integran a los youtubers como referentes de una cultura digital juvenil. Desde una perspectiva sociopsicológica y comunicativa, se aplicó un diseño metodológico mixto para llevar a cabo el estudio de audiencia, organizado en dos partes: un análisis cuantitativo de la audiencia a través de un cuestionario administrado a 1.406 estudiantes de once-doce años de institutos en Cataluña, y un análisis cualitativo de la audiencia preadolescente a partir de tres «focus group». Los datos cuantitativos se analizaron con SPSS y los cualitativos con la ayuda del programa Atlas.ti. Los resultados demuestran que los preadolescentes consideran a los youtubers como referentes para el entretenimiento y por su proximidad a una cultura digital juvenil, pero no realmente como modelos o portadores de valores en tanto que «influencers». Además, los preadolescentes muestran alguna dimensión de Alfabetización Mediática, al identificar las estrategias comerciales de los youtubers y sus roles profesionales. El estudio da cuenta de un sesgo de género en algunos aspectos, y resulta una introducción a la observación sobre las funciones sociales de los youtubers entre los adolescentes, personas que están en pleno proceso de construcción de sus identidades y a punto de convertirse en jóvenes adultos.

 

Conectividad móvil y de medios sociales en las economías emergentes

 

pi_2019.03.07_global-mobile_featured

Anderson, M. ; Silver, Laura “Mobile Connectivity in Emerging Economies” Washington D.C. : Pew Research Centre, 2019

Texto completo

El uso de teléfonos inteligentes y medios sociales aumentó rápidamente en la última década en Estados Unidos, y estas tecnologías digitales también se han vuelto comunes en algunas partes del mundo en desarrollo. Un nuevo informe del Pew Research Center analiza las actitudes y experiencias del público en relación con estas tecnologías en 11 economías emergentes, incluyendo los beneficios y desafíos que la conectividad digital aporta a las vidas y sociedades de las personas.

Los usuarios de teléfonos móviles ven una mezcla de beneficios y peligros relacionados con sus dispositivos. Los usuarios de teléfonos móviles en cada uno de los 11 países encuestados son más propensos a decir que su teléfono es algo que los libera más que algo que los ata. Mientras tanto, una mayor proporción de usuarios de teléfonos móviles en siete países cree que su teléfono les ayuda a ahorrar tiempo en lugar de perderlo, aunque en algunos países como Filipinas, una mayor proporción considera que sus teléfonos son una pérdida de tiempo. Los habitantes de estos países también están algo divididos a la hora de evaluar su grado de dependencia de los dispositivos móviles. Los kenianos, sudafricanos, jordanos, tunecinos y libaneses que utilizan un teléfono móvil son más propensos a decir que su teléfono es algo sin lo que no podrían vivir. Pero en los otros seis países, la mayoría dicen que no siempre necesitan su teléfono.

La mayoría considera que los teléfonos móviles y los medios sociales han sido en su mayoría buenos para ellos personalmente, pero algo menos para la sociedad. Una media del 70% de los adultos de estos 11 países dicen que los teléfonos móviles han sido en su mayoría algo bueno para la sociedad, mientras que una proporción menor (57%) dice lo mismo de los medios sociales. Un patrón similar existe cuando se evalúa cómo estas tecnologías afectan a las personas. Un promedio del 82% dice que los teléfonos móviles han sido en su mayoría buenos para ellos en su vida personal, en comparación con el 63% que se siente de esta manera con respecto a los medios sociales. En contraste, un promedio del 19% dice que los medios sociales han sido mayormente malos para ellos personalmente, y un 27% dice que han sido mayormente malos para la sociedad. Sin embargo, a los habitantes de todos los países encuestados les preocupa el impacto de los teléfonos móviles en los niños y niñas.

Mientras que los usuarios de teléfonos móviles están de acuerdo en que sus teléfonos les ayudan a obtener noticias, muchos están preocupados por la difusión de información errónea al usar su teléfono. Aunque, en la mayoría de los países encuestados, la actitud del público es cada vez más positiva respecto a la influencia de Internet en ciertas facetas de la sociedad, como la economía y la educación. También, los usuarios de teléfonos móviles dicen que sus dispositivos les ayudan a mantenerse en contacto con los que viven lejos.

En cuanto a las redes socailes, Facebook y WhatsApp se encuentran entre las plataformas digitales más utilizadas en los países encuestados. Cuando se les preguntó sobre siete plataformas de medios sociales y aplicaciones de mensajería, un promedio del 62% de los adultos de estos países informaron que utilizaban Facebook, y un promedio del 47% dijo que utilizaban WhatsApp. Ambos sitios son ampliamente utilizados en varios países, pero son especialmente populares en Jordania y el Líbano.

 

 

 

 

¿Una nueva fragmentación social? Clases sociales,movilidad, representaciones sobre la cuestión social, incertidumbres o certezas en el espacio social.

tuku183

Pla, Jésica Lorena. ¿Una nueva fragmentación social? Clases sociales,movilidad, representaciones sobre la cuestión social, incertidumbres o certezas en el espacio social. En RECORRIDOS EN INVESTIGACIÓN II. (Argentina): Sociales Publicaciones, 2018

Texto completo

La investigación constituye sin lugar a dudas una de las funciones básicas de la universidad -junto con la enseñanza y la extensión. Asimismo, vía las actividades de investigación, la universidad aporta al desarrollo de la cultura, a mejorar la enseñanza, a la formación y actualización docente, al perfeccionamiento profesional, a la promoción de la formación de investigadores, así  como el desarrollo científico y social. Esta articulación entre investigación y enseñanza imprime un rasgo distintivo a la universidad que la diferencia de otros centros de investigación

 

 

 

Manual de buenas prácticas en las redes sociales para bibliotecas universitarias

 

f1b7414b0b1756226ffcd1c88ff76a29

Manual de buenas prácticas en las redes sociales
REBIUN Línea 3 (3er. P.E.) Biblioteca digital 2.0 – Redes sociales. Madrid: CRUE, REBIUM, 2019

Texto completo

Uno de los objetivos de este manual es tratar la importancia y los hábitos de uso de las redes sociales en España, en concreto en las Universidades españolas y en los centros de investigación. La importancia en redes sociales no es un hecho nuevo, hace tiempo que se viene hablando de su interés y de la implicación que están teniendo en las empresas. En instituciones universitarias, las redes sociales se han utilizado como espacios comunes entre la institución y sus usuarios para comunicarse y difundir sus actividades, pero también para dar más visibilidad a la institución y sus actividades más relevantes como son la docencia y la investigación. Debido a la relevancia que han tomado las redes sociales en las instituciones académicas es necesario desarrollar unas políticas para los perfiles y establecer unos usos recomendados, además de unos criterios por los cuales regirnos para entablar una comunicación fluida y correcta con nuestros usuarios.

V Estudio sobre los usuarios de Facebook, Twitter e Instagram en España 2018

captura-25-213x300

V Estudio sobre los usuarios de Facebook, Twitter e Instagram en España 2019 (The Social Media Family)

Texto completo

Informes anteriores

Como cada año The Social Media Family publica un informe sobre el comportamientos  de los usuarios de redes sociales. Para ello, los perfiles de las 50 ciudades más pobladas de España. Con este trabajo, pretende establecer un retrato robot de los usuarios de Facebook, Twitter e Instagram, especialmente en función de variables demográficas como la ciudad de residencia, el estado civil, la edad o el género. A continuación, se repasa algunos de los aspectos más destacados de dicho trabajo de investigación.

Si el informe de 2018 nos dejó cómo titular la pérdida de un millón de usuarios por parte de Facebook, en 2019 es Instagram quien toma el relevo con unos datos más que inquietantes: por un lado, sigue siendo la plataforma que más crece, con un incremento interanual de 2 millones de personas, pero no es menos cierto que dicha cifra es 20 puntos porcentuales inferior a la experimentada en 2018. Además, parece estar sufriendo un claro retroceso en las ciudades, donde apenas ha crecido un 0,9%.

Por su parte, Twitter mantiene en términos cuantitativos el mismo número de usuarios que en 2018, si bien incrementa ligeramente el porcentaje de éstos que pueden considerarse como activos (3,7%). Sin embargo, si nos centramos en el usuario urbanita – que al fin y al cabo es el protagonista de este informe- podemos apreciar cómo mientras la comunidad crecía un 2,13%, el número de usuarios activos caía un 4%.

Finalmente, y a pesar de que Facebook ha recuperado terreno frente a las cifras de 2018 (vuelve a los 24 millones de perfiles registrados), no es menos cierto que sus usuarios son cada vez más mayores, tal y como demuestra el hecho de que el 7% del total tengan más de 65 años.

A simple vista, podemos observar como Twitter es la única plataforma que se muestra atascada. Ya en la edición anterior del informe se incluyó un nuevo análisis que mostraba el lento declive de la red social frente a otras, aún así adelantamos que la cifra de usuarios activos en las 50 ciudades españolas más pobladas se ha incrementado un 2,13% en comparación con el año anterior.

FACEBOOK

Si nos atenemos a los datos específicos de las 50 ciudades españolas más pobladas, podemos apreciar que los perfiles de 18 a 39 años suponen el 42% del total. Si bien la brecha generacional no es tan pronunciada como en otras plataformas, ya que el 51% de los usuarios se sitúan en la franja entre 40 y 64 años.

Por último, destacar que Granada y Barcelona son las dos ciudades con mayor tasa de penetración entre la población de Facebook, mientras que San Cristóbal de la Laguna y Torrejón de Ardoz cierran el ranking.
INSTAGRAM

Los mismos resultados que veíamos en Facebook, aunque invertidos en la cabeza del ranking (ciudad con más penetración Barcelona seguida de Granada), los encontramos también al analizar Instagram. Por otro lado, son Dos Hermanas y Vitoria las dos últimas ciudades de las estudiadas que menos interés tienen por esta red social.

Por el contrario, Instagram se posiciona como red social para millennials. En ella, hasta el 66% de los usuarios tienen menos de 39 años, con una mayoría de mujeres entre sus usuarios.

 

TWITTER

En Twitter destacan Granada y Sevilla como ciudades con un mayor porcentaje de perfiles tuiteros entre las 50 más pobladas en España, mientras que Tarrasa y Hopitalet de Llobregat son las encargadas de cerrar el ranking.

En cuanto al género de usuarios, destacar el hecho de que dominan los perfiles sin identificar (un 41% del total), seguido por los masculinos (31%). Por último, subrayar que apenas el 0,13% de las cuentas analizadas (recordemos: 4,9 millones) están verificadas.

 

 

v-estudio-sobre-los-usuarios

Las redes sociales en las bibliotecas universitarias

 

ligamos_24676502

Rueda Murria, José ; Castells Tramoyeres, Concepción. El uso de redes sociales en cartotecas universitarias: La cartoteca de la Universitat de València. Revista Catalana de Geografia IV època / volum XXIV / núm. 59 / febrer 2019

Texto completo

 

El uso institucional de las redes sociales es una realidad desde hace años. Actualmente es uno de los cauces informativos más potentes del que disponen las instituciones, cualquiera que sea su naturaleza. En el caso de las bibliotecas, y más concretamente en el de las bibliotecas universitarias, ha generado además una abundante bibliografía donde se ha estudiado exhaustivamente su uso en el contexto bibliotecario.

Sobre las razones de su éxito, se suelen citar, entre otras:

  • Estar presentes en un medio donde los usuarios ya lo están desde hace tiempo, así como saber qué opinan estos sobre la biblioteca (GARCIA RECHE, 2016)
  • Son una importante herramienta de marketing tanto de los servicios bibliotecarios como para aprovechar información general o de actualidad de interés para los usuarios vinculándola a los intereses de la biblioteca (id.)
  • Buscar la participación de los usuarios y ganar autoridad y reputación digital (ALONSO ARÉVALO et al., 2014)
  • La fidelización de los usuarios actuales y la captación de nuevos, así como la obtención de nuevos contactos profesionales (GARCÍA GIMÉNEZ, 2010)

Las redes sociales son pues una pieza clave de la comunicación institucional. Sin embargo, como cualquier actividad bibliotecaria, debe ser planificada correctamente para optimizar en la medida de lo posible la ecuación entre personal, recursos y esfuerzo dedicado con los resultados obtenidos. Las propias redes cuentan con aplicaciones que permiten evaluar estadísticamente el uso y el impacto que tienen, de cara a la redefinición del proyecto.

 

 

Twitter no borra los mensajes eliminados por el usuario, ni tampoco los de cuentas cuentas desactivadas o suspendidas hace años

 

Delete Facebook Account

 

Cuando borras un mensaje de Twitter, esperas que se borre y no se pueda recuperar nunca más. Pero según un artículo publicado por el investigador de seguridad Karan Saini, dice que encontró sus viejos mensajes de Twitter borrados de las carpetas de archivo de los destinatarios que pertenecían a las cuentas de Twitter que fueron borradas. Twitter permite a los remitentes borrar sus mensajes directos, pero los mensajes sólo se borran desde su extremo y no desde el del destinatario (y viceversa).

 

Twitter retiene mensajes directos durante años, incluyendo mensajes que usted y otros han borrado, pero también datos enviados a y desde cuentas que han sido desactivadas y suspendidas. Saini dijo que le preocupaba que los datos fueran retenidos por Twitter durante tanto tiempo.

ya que, Saini encontró mensajes de hace años en un archivo con sus datos obtenidos a través del sitio web de cuentas que ya no estaban en Twitter. También informó de un error similar, encontrado un año antes pero no revelado hasta ahora, que le permitía utilizar una API ya depreciada para recuperar mensajes directos incluso después de que un mensaje fuera eliminado tanto por el remitente como del destinatario – sin embargo, el error no era capaz de recuperar mensajes de cuentas suspendidas.

Los mensajes directos permiten a los usuarios “des-enviar” mensajes de la bandeja de entrada de otra persona, simplemente eliminándolos de la suya propia. Twitter cambió esto hace años, y ahora sólo permite a un usuario borrar mensajes de su cuenta. “Otros usuarios podrán entrar en la conversación y ver mensajes directos o conversaciones que un usuario haya borrado”, dice Twitter su página de ayuda. Twitter también dice en su política de privacidad que cualquier persona que quiera dejar el servicio puede tener su cuenta “desactivada y luego borrada”. Después de un período de gracia de 30 días, la cuenta desaparece, junto con sus datos. Pero esto no es así. En las pruebas llevadas a cabo, se pudieron recuperar mensajes directos de hace años, incluidos los mensajes antiguos que se habían perdido en cuentas suspendidas o eliminadas. Es decir, que al descargar los datos de la cuenta, es posible descargar todos los datos que Twitter almacena sobre cualquier persona.

Saini dice que se trata de un “error funcional” más que de un fallo de seguridad, pero argumenta que el error permite a cualquiera hacer un “bypass claro” de los mecanismos de Twitter para evitar el acceso a cuentas suspendidas o desactivadas.

Pero sobre todo el problema es que es una cuestión de privacidad, y un recordatorio de que “borrar” no significa borrar – especialmente con los mensajes directos. Esto puede exponer a los usuarios, en particular a los relatos de alto riesgo como periodistas y activistas, a las demandas de datos del gobierno.