Archivo de la categoría: Redes sociales

La migración en línea de una nación: Ofcom revela un año vivido en línea

A nation’s online migration: Ofcom reveals a year lived online. Ofcom , 2021

Texto completo

Los adultos del Reino Unido pasaron más tiempo en línea que otros países europeos durante la pandemia. En 2020 la factura de las compras online del Reino Unido superó los 110.000 millones de libras por primera vez. La mitad de los adultos del Reino Unido visitaron un sitio o una aplicación para adultos en línea en 2020

Los adultos del Reino Unido pasaron más tiempo en línea en el ordenador de escritorio, los teléfonos inteligentes o las tabletas en 2020 que los países europeos comparables, según el estudio anual de Ofcom sobre los hábitos en línea de la nación.

El informe Online Nation 2021[1] de Ofcom ofrece una instantánea de un año sin precedentes, en el que la comunicación, el entretenimiento, la cultura, el comercio minorista, el trabajo y la educación se movieron más en línea.

Los adultos británicos pasaron más de tres horas y media (217 minutos) en línea cada día en 2020, más de una hora más que en Alemania y Francia y 30 minutos más que en España.

Los británicos también gastaron casi 2.450 millones de libras en aplicaciones móviles el año pasado, con Tinder, Disney+, YouTube y Netflix a la cabeza de la lista[3].

Con las tiendas de las calles principales obligadas a cerrar, las ventas de compras en línea en el Reino Unido aumentaron a la mitad (+48%) hasta casi 113.000 millones de libras en 2020. Las tiendas en línea de los minoristas de alimentos y bebidas experimentaron el mayor aumento de las ventas (+82% respecto a los niveles de 2019), mientras que los artículos para el hogar también se dispararon, debido al mayor interés en las mejoras del hogar (+76%)

El poder de compra online de los niños también está creciendo, gracias a las aplicaciones digitales de dinero de bolsillo y a las tarjetas de débito prepago adaptadas a los más jóvenes. Desde el cierre de la primavera de 2020, los adolescentes han gastado más dinero online que offline, y esta tendencia ha continuado en 2021 (68% online frente al 32% offline en marzo de 2021)

Alrededor de uno de cada ocho británicos adultos en línea (12% o seis millones) y más de uno de cada cinco (22%) de los que tienen entre 15 y 34 años dijeron que usaron un servicio de citas en línea antes del cierre de primavera en 2020. Tinder fue la aplicación de citas más popular entre los jóvenes adultos británicos online – visitada por el 11% de los 18-24 años en septiembre de 2020 – mientras que Plenty of Fish fue la más popular entre el grupo de edad de 45-54 años. El bloqueo vio un aumento en las estafas románticas, con el dinero perdido por los estafadores aumentando en un 12% a 18,5 millones de libras.

Los sitios y aplicaciones de vídeo social son utilizados por casi todos (97%) los usuarios adultos de Internet del Reino Unido, y por el 92% de los niños de 3 a 4 años. Los adultos jóvenes son usuarios especialmente intensos de las plataformas de vídeo social, y los jóvenes de 18 a 24 años pasaron una media de 1 hora y 16 minutos al día en YouTube en septiembre de 2020, lo que supone un aumento de 11 minutos desde 2019[7].

TikTok experimentó un enorme crecimiento durante la pandemia: de 3 millones de visitantes adultos del Reino Unido en septiembre de 2019 a 14 millones en marzo de 2021. TikTok también experimentó el mayor aumento en el uso diario entre los adultos jóvenes – con los 18-24 años más que duplicando el tiempo que pasan en él en el año hasta septiembre de 2020 (de 17 minutos a 38 minutos).

Alrededor de la mitad (49%) de los adultos del Reino Unido (unos 26 millones) visitaron un sitio web o una aplicación para adultos en septiembre de 2020. El más popular, Pornhub, fue visitado por alrededor de un tercio de los adultos en línea (15 millones) en septiembre de 2020, lo que representa la mitad de todos los hombres en línea del Reino Unido, en comparación con el 16% de las mujeres en línea del Reino Unido.

A pesar de que la mayoría de las plataformas fijan la edad mínima de los usuarios en 13 años, casi dos tercios (59%) de los niños británicos utilizan las redes sociales a los 11 años. A los 15 años, el uso aumenta al 95%.

Alrededor de nueve de cada diez niños mayores (de 8 a 15 años) dicen que las redes sociales les ayudaron a sentirse más cerca de sus amigos durante la pandemia. Sin embargo, una proporción similar de adolescentes dice que provoca presiones de popularidad. Dos tercios de los chicos (67%) y tres cuartas partes de las chicas (77%) de 7 a 16 años también están de acuerdo en que los medios sociales pueden provocar preocupaciones sobre la imagen corporal[9].

Más de la mitad de los niños de 12 a 15 años declararon haber tenido una experiencia negativa en Internet en 2020. La experiencia más común (citada por el 30%) fue que alguien que no conocían intentara hacerse amigo de ellos en línea. Una minoría significativa había visto algo aterrador o preocupante (18%), o contenido de naturaleza sexual que les incomodaba (17%).

Privacidad de los niños en línea y Protección de datos de los niños en los países europeos

Children’s Online Privacy and Data Protection in Selected European Countries. European Union, 2021

Texto completo

Este informe examina cómo algunos países de la Unión Europea (UE), a saber, Francia, Dinamarca, Alemania, Grecia, Portugal, Rumanía, España, Suecia, el Reino Unido (RU) y las leyes de la propia Unión Europea (UE), proporcionan derechos de privacidad a los niños en línea.

La UE introdujo el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) en 2016. Como reglamento, el GDPR es directamente aplicable en todos los Estados miembros, pero la mayoría de ellos han introducido legislación para garantizar la coherencia y el cumplimiento del GDPR en sus leyes nacionales. El GDPR también contiene cláusulas que permiten la derogación en ciertas áreas para permitir que los Estados miembros incorporen elementos del GDPR en su legislación nacional “en la medida necesaria para la coherencia y para que sea comprensible.” Aunque el Reino Unido ya no es un Estado miembro de la UE, incorporó toda la legislación de la UE tal como estaba el 31 de diciembre de 2020, en un nuevo cuerpo de derecho interno conocido como “legislación de la UE retenida.”

El RGPD de la UE regula el tratamiento de datos personales y establece varios principios que deben cumplir quienes tratan datos personales: legalidad, equidad, transparencia; limitación de la finalidad; minimización de los datos; exactitud y actualización de los datos; limitación del almacenamiento; e integridad y confidencialidad. El artículo 6 establece las circunstancias en las que el tratamiento de datos es lícito; la circunstancia más común es que el interesado haya dado su consentimiento.

Francia, Dinamarca, Alemania, Grecia, Portugal, Rumanía, España, Suecia y el Reino Unido han introducido legislación que sirve para aplicar o codificar el RGPD en la legislación nacional. Alemania modificó su Ley Federal de Protección de Datos para incorporar elementos del RGPD a su legislación nacional. Dinamarca introdujo una nueva Ley de Protección de Datos. España promulgó la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LPDP), cuyo objetivo es proteger la privacidad e integridad de la persona y cumplir con la Constitución española. El Reino Unido incorporó el GDPR a su legislación nacional a través de la Ley de Protección de Datos de 2018.

Dinamarca, Grecia, Alemania, España y Suecia tienen disposiciones constitucionales que proporcionan protecciones adicionales a la recogida y el tratamiento de datos para proteger el derecho a la intimidad de las personas. La Constitución española establece que el uso de las tecnologías de la información debe garantizar la intimidad personal y familiar de los ciudadanos.

Protección de datos de los niños

El GDPR de la UE establece que se debe proporcionar el consentimiento de un padre o tutor legal para que las empresas puedan procesar datos personales de niños menores de 16 años, y esta edad se utiliza en Alemania y Rumanía. El RGPD permite a los países establecer edades de consentimiento más bajas. Francia y Grecia exigen el consentimiento de un tutor legal para los menores de 15 años; España considera menores a los de 14 años; y Dinamarca, Portugal, Suecia y el Reino Unido fijan esta edad de consentimiento en los 13 años. El RGPD de la UE exige que la información proporcionada a los niños sobre el tratamiento de sus datos personales se presente en términos claros y sencillos que sean fácilmente comprensibles.

En el Reino Unido, el responsable del tratamiento de datos tiene la obligación de verificar que la persona que da el consentimiento para el niño tiene la responsabilidad parental del mismo. Portugal exige que se obtenga el permiso de un tutor legal a través de un medio seguro de autentificación. Alemania y Rumanía exigen a los responsables del tratamiento de datos que realicen esfuerzos razonables para verificar que la persona con autoridad parental ha dado su consentimiento en nombre del niño; sin embargo, ambos países no especifican ni han publicado ninguna orientación sobre cómo debe determinarse la edad de los niños. Una reciente decisión judicial de Alemania ha señalado que una barrera que exija la introducción de un número de pasaporte o de documento de identidad o un número de tarjeta de crédito con un importe mínimo retirado de la cuenta es insuficiente y ha recomendado en su lugar el uso de otras medidas más técnicas, como la información biométrica.

Aparte de exigir el consentimiento de un tutor legal para el tratamiento de los datos de los niños, Francia, Grecia y España no distinguen entre niños y adultos en lo que respecta a los derechos de protección de datos, que se recogen en el RGPD de la UE y que incluyen el derecho al olvido, el derecho de acceso, el derecho de rectificación, el derecho a la limitación del tratamiento, el derecho a la portabilidad y el derecho a oponerse al uso de los datos personales con fines comerciales. España impone a los tutores legales la obligación de velar por que los niños utilicen los dispositivos digitales y la información en línea de manera que “se garantice el adecuado desarrollo de la personalidad [del niño] y se preserve su dignidad y sus derechos fundamentales”.

En España, la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico establece que las administraciones públicas deben promover códigos de conducta voluntarios que tengan en cuenta la protección de los menores. Todavía no se ha publicado ningún código de este tipo.

Audiencias Vigilantes: estudios de casos sobre vigilancia digital global

Audiencias Vigilantes: estudios de casos sobre vigilancia digital global

Trottier D, Huang Q. Introducing Vigilant Audiences. Open Book Publishers; 2020

Texto completo

Esta innovadora colección de ensayos examina el alcance y las consecuencias del vigilantismo digital, un fenómeno emergente a escala mundial en el que las audiencias digitales utilizan las plataformas sociales para dar forma a la vida social y política. Las formas tradicionales de escrutinio moral y búsqueda de justicia se difunden a través de nuestro paisaje mediático contemporáneo, y los investigadores reconocen cada vez más la importancia de las repercusiones sociales que tienen los medios digitales.

Los autores abordan una serie de perspectivas interdisciplinarias con el fin de explorar las acciones de una audiencia digital vigilante -denuncia, vergüenza, doxing- y considerar el papel de la prensa y otras figuras públicas en el apoyo o la impugnación de estas actividades. A su vez, el volumen ilumina varias tensiones subyacentes a estas actividades de búsqueda de justicia, desde su capacidad para reproducir formas categóricas de discriminación hasta las diversas motivaciones del público más amplio que participa en las denuncias vigilantes. Se distingue por centrarse en la controvertida frontera entre la vigilancia y el entretenimiento, y en los diversos contextos en los que el deseo de buscar retribución converge con el deseo de consumir entretenimiento.

Introducing Vigilant Audiences será de gran valor para investigadores y estudiantes de sociología, política, criminología, estudios críticos de seguridad y medios de comunicación. También será de interés para quienes deseen comprender los casos recientes de búsqueda de justicia por parte de los ciudadanos en su contexto global.

Sociedad Digital en España 2020-2021

Sociedad Digital en España 2020-2021. Fundación Telefónica, 2021

Texto completo

Sociedad Digital en España pretende reflejar el camino que está siguiendo nuestro país para convertirse en una sociedad en red, una transformación que se ha visto acelerada por la crisis sanitaria que presenta numerosos desafíos, el más importante de los cuales es conseguir que nadie se quedé atrás, garantizando una transición inclusiva.

El año 2020 ha supuesto un antes y un después en el mundo en que vivimos. Por primera vez en tiempos recientes una pandemia global ha obligado a confinar a gran parte de la población mundial y a limitar el libre movimiento de las personas. Gracias a las tecnologías digitales, una parte nada desdeñable de la actividad económica pudo seguir funcionando en las redes y el teletrabajo se convirtió en norma para garantizar la continuidad. España ha superado la prueba de fuego que ha impuesto la crisis, lo que ha puesto en evidencia la robustez de sus infraestructuras de comunicaciones, que han sido capaces de soportar un súbito e inesperado aumento del tráfico en la red.

La presente edición del informe Sociedad Digital en España se adentra en el análisis de los efectos de la COVID-19 sobre los hábitos tecnológicos de las empresas y los ciudadanos españoles, y refleja, a la vez, el estado de desarrollo de las infraestructuras y los servicios de telecomunicaciones, así como el grado de avance en la innovación y el despliegue de las principales tecnologías de vanguardia.

Como en años anteriores, este trabajo parte de tres fuentes de información: la procedente de los principales indicadores sobre el ecosistema digital, tanto nacionales como internacionales, otra que emana de las encuestas a clientes de las unidades de negocio de Telefónica y, finalmente, una visión territorial desde las comunidades autónomas.

Una guía de campo ilustrada sobre las redes sociales

An Illustrated Field Guide to Social Media”. Knight First Amendment Institute, 2021

Texto completo

Esta guía de campo examina los medios sociales que funcionan con “lógicas” diferentes a las de Facebook, Twitter o YouTube. Presenta comunidades que han intentado conscientemente utilizar modelos diferentes al capitalismo de la vigilancia e incluye el trabajo de colaboradores de otros países y subculturas.

El Instituto ha publicado la guía ilustrada en relación con  “Reimagine the Internet” , una conferencia virtual sobre lo que podría y debería ser Internet en la próxima década

Ninguna guía de campo estaría completa sin imágenes. Al igual que una guía de campo de las aves nos ayuda a observar más de cerca los pájaros que encontramos en un paseo por nuestros barrios, las notables ilustraciones de Fiammetta Ghedini en esta guía de campo nos ayudan a mirar los medios sociales de manera diferente.

Búsquedas efectivas en internet: motores de búsqueda, metadatos y SEO

Visualizar video Facebook Live

Programa Noches de Biblioteca – Búsquedas efectivas en internet: motores de búsqueda, metadatos y SEO Invitado especial: Julio Alonso Arévalo, Jefe de Biblioteca de la Facultad de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca.

Hubo un tiempo en que lo que más tarde se conoció como Internet no era más
que un oscuro experimento para conectar computadoras. Un tiempo antes de
que Internet se convirtiera en un elemento omnipresente de la vida cotidiana de
miles de millones de personas. Un tiempo antes de que casi todos los dispositivos
imaginables pudieran conectarse con todo tipo de otros dispositivos a través de
Internet. Y una época en la que las conexiones entre personas las definíamos por
el espacio físico y la interacción física. Un tiempo antes de que nos consideráramos
ciudadanos de la web social. Ese tiempo se acabó para siempre
.”


Jacques Raubenheimer

Instagram y la imagen contemporánea

Manovich, Lev. Instagram y la imagen contemporánea– Ciudad de México: Universidad Autónoma Metropolitana, 2020

Texto completo

Las opiniones son, a menudo, excepciones altamente atípicas que eclipsan la masa de imágenes más ordinarias

Alise Tifentale, Art of the Masses: From Kodak Brownie to Instagram, 2015.

¿Qué comparte la gente en Instagram? ¿Y por qué hoy en día Instagram es una plataforma perfecta para estudiar la fotografía popular alrededor del mundo? La mayoría de las discusiones acerca de Instagram en medios populares se dedican sólo a algunos casos: autorretratos, celebridades, estrellas de instagram y blogueros de moda.

Perfil sociodemográfico de los internautas. Análisis de datos INE 2020. España

Perfil sociodemográfico de los internautas. Análisis de datos INE 2020. España, ONTSI, 2021

Texto completo

El propósito de este trabajo -basado en el análisis de microdatos de la Encuesta TIC Hogares del INE- es caracterizar  la evolución de la población internauta de España (acceso a Internet, tipos de usos, …) en función de distintas variables tales como el sexo, la edad, el nivel educativo, la renta o el lugar de residencia. Con ello se pretende proporcionar una radiografía de cuáles son los segmentos en los que se debe incidir para reducir la brecha digital.

Como novedad en el estudio de este año, se ha realizado un análisis sociodemográfico de la población española en aspectos como la confianza, seguridad y privacidad en Internet y en los usos de la ciudadanía en el ámbito del “Internet de las Cosas”.


Algunos de los datos destacados en el informe son:


•    Cada vez es mayor el número de españoles que acceden a Internet. En 2020, 37,3 millones de personas de 10 y más años ya han accedido a Internet en alguna ocasión. En el último año, el porcentaje de internautas que se conectan semanalmente a Internet alcanza el 94%, tras un incremento de 3,6 puntos porcentuales durante el último año. El 83,1% de la población accede diariamente a Internet, 5,5 puntos porcentuales más que el año anterior.


•    La brecha de género en el uso de Internet cada vez es menor. El 94,2% de hombres se ha conectado en alguna ocasión mientras que este porcentaje se sitúa en el 93,8% en el caso de las mujeres.


•    Sigue existiendo brecha en el uso de Internet al segmentar por la variable edad. La población internauta tiene un perfil ligeramente más joven que la población total, el 26,2% de los internautas semanales tiene 55 años o más frente al 31,2% de la población total.


•    El nivel educativo  es una variable diferenciadora en la utilización de Internet. Siete de cada diez personas con educación primaria, se conectan semanalmente a Internet, mientras que este porcentaje es prácticamente del 100%, en personas con estudios universitarios.


•    Existen diferencias entre hombres y mujeres en la gestión de la información personal en Internet. Las mujeres limitan en mayor medida que los hombres, el acceso a su perfil o contenido en las redes sociales o de almacenamiento compartido.


•    Los españoles confían en Internet, aunque con diferencias por segmentos de población. El 59,3% de la población española declara tener mucha o bastante confianza en Internet. Se observa que son los hombres (61,5%), los estudiantes (67,9%) y las personas de nivel educativo alto (64,9%) presentan valores por encima de la media.

Guía de la Biblioteca para TikTok: Los pros y los contras de unirse a una de las plataformas de redes sociales más populares

The Library’s Guide to TikTok: The Pros and Cons of Joining One of the Hottest Social Media Platforms. SuperLibrary Marketin. Angela Hursh, Library Marketing Expert, 2021

Ver completo

TikTok es una plataforma de medios sociales con contenido basado en vídeos, de forma similar a como Instagram (Insta) se basa en fotos. Los usuarios crean una cuenta y pueden ser consumidores de contenidos (ver los vídeos de otras personas), creadores de contenidos (hacer sus propios vídeos) o ambas cosas. La aplicación hace que sea fácil y divertido crear vídeos, que suelen durar entre 15 y 60 segundos e incorporan cosas como música, efectos especiales, texto y pegatinas. El contenido es variado y abarca cientos de cosas, desde lo divertido, lo escandaloso o lo lascivo hasta temas serios, comentarios sociales, educación, recomendaciones de libros, política y activismo.

En el último año, TikTok ha despegado de verdad. En marzo de 2021, la aplicación tenía 689 millones de usuarios activos en todo el mundo. En comparación, Facebook tiene 2.800 millones de usuarios y Twitter 192 millones de usuarios diarios activos (Twitter no informa del uso mensual). TikTok afirma que sus usuarios son aproximadamente un 60% mujeres y un 40% hombres. La mayoría de los usuarios globales son menores de 34 años. El usuario medio pasa unos 52 minutos al día en TikTok. En comparación, el usuario medio pasa 53 minutos al día en Instagram, 33 minutos al día en Facebook y seis minutos al día en Twitter.

Twitter y Facebook tardaron años en alcanzar el mismo nivel de uso que tiene ahora TikTok, así que está claro que a la gente le encanta TikTok. Pero, ¿significa eso que nuestra biblioteca debería dedicar tiempo y energía a publicar en TikTok? Y si lo hace, ¿verá algún resultado de marketing medible?

Consumir contenido de TikTok es fácil. Hacerlo es más difícil. Y por eso suelo dudar cuando me preguntan si las bibliotecas deberían publicar en TikTok.

El algoritmo de TikTok ofrece más potencial de crecimiento orgánico que cualquier otra plataforma social importante. TikTok muestra una nueva publicación a un pequeño grupo de personas (tanto seguidores como no seguidores) que probablemente estén interesadas en el contenido. Aparece en la página “Para ti” del usuario. Si ese contenido consigue mucha participación en la página “Para ti”, TikTok expondrá la publicación a más personas. A medida que el contenido sigue generando engagement (compromiso), el algoritmo se va ajustando para mostrarlo a un público cada vez más amplio.

En cambio, otras plataformas como Facebook e Instagram filtran el contenido en los feeds. Facebook e Instagram tienen muchas reglas que hacen que sea poco probable que tu contenido sea visto por todos tus seguidores. Y conseguir que las publicaciones de Facebook e Instagram lleguen a los que no son seguidores es casi imposible, a menos que tu biblioteca esté dispuesta a pagar para potenciar una publicación o comprar un anuncio.

Sin embargo, aunque TikTok tiene muchos usuarios, los niveles de competencia en el feed para el tipo de contenido que probablemente crearía tu biblioteca son muy bajos. Sólo hay un puñado de bibliotecas que publican en la plataforma en este momento.

TikTok sólo te permite añadir enlaces en tu biografía. Como es el caso de Instagram, no puedes incrustar un enlace directamente clicable en tus TikToks.

Cómo mejorar la visibilidad de la biblioteca en los medios sociales

Cómo mejorar la visibilidad de la biblioteca en los medios sociales

conferencia a cargo de Julio Alonso Arévalo

VIDEO

Presentación PPS

Seminario web Archivos-Bibliotecas: audiovisual-multimedia en tiempos de pandemia. Universidad Complutense de Madrid, miércoles 13 de mayo de 2021. 18 h.

En el nuevo ecosistema informativo se están produciendo cambios profundos. Los medios sociales están modificando la forma de interactuar, presentar las ideas e información y juzgar la calidad de los contenidos y contribuciones. Ello produce un reposicionamiento de todos los elementos que implican todo el proceso de investigación, por ello este entorno digital en expansión donde se producen nuevas interacciones de todo tipo. Cuando se utilizan con eficacia, los medios sociales pueden ser una herramienta poderosa para ayudar a despertar el interés en tu trabajo, transmitir información crucial en tiempo real y fomentar conexiones genuinas y directas con los lectores y lectores potenciales. El uso institucional de las redes sociales es una realidad desde hace años. Actualmente es uno de los cauces informativos más potentes del que disponen las instituciones, cualquiera que sea su naturaleza. Las redes sociales son pues una pieza clave de la comunicación institucional. Sin embargo, como cualquier actividad bibliotecaria, debe ser planificada correctamente para optimizar en la medida de lo posible la ecuación entre personal, recursos y esfuerzo dedicado con los resultados obtenidos. Las propias redes cuentan con aplicaciones que permiten evaluar estadísticamente el uso y el impacto que tienen, de cara a la redefinición del proyecto.