Archivo de la etiqueta: China

China retira los libros de destacados opositores de bibliotecas y librerías de Hong Kong

 

HONG KONG-CHINA-CENSORSHIP-POLITICS

 

Los libros de figuras pro-democráticas han sido retirados de las bibliotecas públicas de Hong Kong a raíz de una nueva y controvertida ley de seguridad.

 

Los libros del destacado manifestante, Joshua Wong, y el político de Hong Kong, Tanya Chan, han sido retirados de las bibliotecas públicas y librerías con la nueva Ley de Seguridad que China implementa en Hong Kong.

Las obras serán revisadas para ver si violan la nueva ley, dijo la autoridad que dirige las bibliotecas.

La legislación apunta a la secesión, la subversión y el terrorismo con castigos de hasta cadena perpetua.

Los opositores dicen que erosiona las libertades del territorio como una región semi-autónoma de China. Pekín rechaza esto.

La soberanía de Hong Kong fue devuelta a China por Gran Bretaña en 1997 y se suponía que ciertos derechos debían ser garantizados por lo menos durante 50 años bajo el acuerdo de “un país, dos sistemas”.

Desde que la ley de seguridad entró en vigor el martes, varios activistas pro-democracia han dejado sus puestos. Uno de ellos – el antiguo líder estudiantil y legislador local Nathan Law – ha huido del territorio.

Por lo menos nueve libros han dejado de estar disponibles o están marcados como “bajo revisión”, según el periódico South China Morning Post. Entre ellos se encuentran libros escritos o co-escritos por Joshua Wong, un destacado activista pro-democracia, y la política pro-democracia Tanya Chan.

El sábado, el Sr. Wong tweeteó que la nueva ley “impone un régimen de censura al estilo del continente” en Hong Kong, calificándolo de “un paso más allá de … la prohibición real de los libros”.

La Asociación Internacional de Editores está extremadamente preocupada ante la situación.

China prohíbe los incentivos en efectivo por publicar artículos

1020nba-superjumbo

 

Smriti Mallapaty. China bans cash rewards for publishing papers. Nature feb 2020

Ver completo

 

La nueva política aborda los incentivos perversos que impulsan la cultura de ‘publicar o perecer’ y podrían alentar prácticas de investigación cuestionables.

 

En una orden emitida la semana pasada, los ministerios de ciencia y educación de China dicen que las instituciones no deben promover ni reclutar investigadores únicamente en función del número de artículos que publican o de sus citas. Los investigadores dan la bienvenida a la política, pero dicen que podría reducir la competitividad científica del país.

En China, uno de los principales indicadores utilizados actualmente para evaluar a los investigadores, asignar fondos y clasificar a las instituciones es la métrica recopilada por Science Citation Index (SCI), una base de datos de artículos y registros de citas de más de 9,000 revistas. Desde 2009, los artículos en estas revistas escritos por autores de instituciones chinas aumentaron de unos 120.000 al año a 450.000 en 2019. Algunas instituciones incluso pagan bonos a los investigadores por publicar en ellos.

Estas prácticas han incentivado a los investigadores a publicar muchos artículos a expensas de la calidad, dice Jin Xuan, ingeniero químico de la Universidad de Loughborough, Reino Unido. La evidencia sugiere que el enfoque en las métricas también ha impulsado un aumento en las prácticas inapropiadas, como los investigadores que presentan documentos plagiados o fraudulentos, o que citan de manera inapropiada el trabajo propio o de un colega para aumentar las citas.

El objetivo de la nueva política no es disuadir a los investigadores chinos de publicar artículos en revistas que figuran en el SCI, sino detener las prácticas inapropiadas de publicación y citas.

Como parte de la nueva política, las evaluaciones de los investigadores ahora necesitarán usar indicadores de la calidad de la investigación, como cuán innovador es el trabajo, si representa un avance científico significativo o su contribución a la resolución de problemas sociales importantes. Estas evaluaciones también deberían basarse más en las opiniones profesionales de pares expertos, y considerar la investigación en revistas publicadas en China, muchas de las cuales no figuran en el SCI.

 

“Mass Makerspace”: lanzamiento del movimiento maker en China

 

sz-middle-school-1_60cef719c536e50a55cf8b9adc957012

 

Si bien el aprendizaje memorístico puede haber servido para satisfacer las necesidades de una economía impulsada por “Hecho en China”, un cambio en la agenda hacia “Diseñado o creado en China” requiere ahora un tipo diferente de enseñanza y aprendizaje para fomentar el pensamiento creativo y de diseño.

 

En enero de 2015, el Gobierno de China publicó una nueva política nacional denominada “zhongchuang kongjian (“mass makerspace” o “makerspaces for the people”). La nueva política se anunció sólo semanas después de que el primer ministro chino Li Keqiang visitara un espacio comunitario de base en Shenzhen: Chaihuo, uno de los primeros makerspaces de China (o espacios de hackers, como suelen llamarse) que había reunido a aficionados, empresarios, artistas, diseñadores y fabricantes en torno al tema del hardware de código abierto. La visión subyacente de la política -tal como se articuló en numerosos discursos y textos del Gobierno- era que un enfoque de “fabricante” estaba en condiciones ideales para ayudar a China a cultivar una actitud de “fabricación propia” y “autoempresariado”, lo que a su vez ayudaría a democratizar la innovación, la tecnología y los avances científicos más allá de un conjunto de pocos privilegiados. En otras palabras, la “masa” en el espacio de los fabricantes de masas representa el objetivo de cultivar una mentalidad empresarial y movilizar a muchas -si no masas- de personas en China para que pongan en marcha sus propias empresas. En un discurso pronunciado en el Foro de Innovación de Pujiang de Shanghai en 2015, el Ministro de Ciencia y Tecnología de China, Wan Gang, lo describió de la siguiente manera:

“Esto es parte de la nueva normalidad; necesitamos transferir mejor la investigación académica a los productos comerciales; la ciencia debe estar al servicio de nuestra economía… el código abierto y el hardware abierto pueden ayudar a realizar esta estrategia de innovación. Fomentamos el crowdsourcing y el emprendimiento masivo en la sociedad para que los recursos estén mejor distribuidos… Es la oportunidad de la mayoría, más que el privilegio de unos pocos, de realizar un sueño de toda la vida”.

 

Wan Gan. Ministro de Ciencia y Tecnología de China

 

El término chino para designar al fabricante, “chuangke”: que figura de manera central en los documentos de política nacional actuales, no existía hasta hace muy poco. Y no fue un invento del gobierno chino. Más bien, el término fue acuñado por los propios makers chinos, un colectivo de personas que habían estado trabajando en temas de bricolaje (hágalo usted mismo) y que crearon los primeros espacios para hackers y empresas de hardware de código abierto de China a partir de 2008.

Desde la iniciativa de creación del programa “mass makerspace” (espacio de fabricación en masa), se han puesto a disposición de los gobiernos locales fondos para crear espacios de fabricación, incubadoras y laboratorios de fabricación. Escuelas medias y secundarias, universidades, pero también empresas y fábricas han abierto estos nuevos espacios. El objetivo no es sólo formar a la próxima generación de empresarios de China, sino también mejorar las empresas tradicionales de fabricación y producción industrial mediante la tecnología digital, el pensamiento innovador y la automatización.

 

Algunos funcionarios de las bibliotecas de China están quemando libros que difieren de la ideología del partido comunista

 

eloq9hbueaagctk

 

 

El fin de semana aparecieron en medios sociales informes y fotos de dos mujeres quemando una pila de libros frente a la biblioteca del condado de Zhenyuan en la provincia de Gansu. A principios de octubre, el Ministerio de Educación había ordenado a todas las escuelas primarias y secundarias que “limpiaran con firmeza” sus bibliotecas de material de lectura considerado ilegal, inadecuado o anticuado como parte de los esfuerzos por “crear un entorno sano y seguro para la educación”.

 

 

Según la información aparecida en The Washington Post, los funcionarios de la biblioteca en el noroeste de China esperaban recientemente demostrar su fervor ideológico y lealtad al Partido Comunista al quemar libros y materiales religiosos políticamente incorrectos de manera enfática. Después subieron un informe, y una foto, para mostrar su trabajo. La biblioteca dijo que quería mejorar su función como herramienta de propaganda principal en términos de promover los valores chinos generales. El mensaje, que se publicó originalmente el 22 de octubre, fue posteriormente eliminado. Según el mismo, el propósito de la purga era “educar a la gente” y crear el ambiente apropiado para “estudiar profundamente” el llamado Pensamiento Xi Jinping.

El incidente atrajo la atención de muchos el domingo después de que los usuarios de los medios sociales chinos encontraran un informe en el sitio web de la Sociedad de Bibliotecas de China de una biblioteca del condado de Zhenyuan. La biblioteca declaró que había eliminado “las publicaciones ilegales, las publicaciones religiosas y los papeles y libros desviados, los libros ilustrados y las fotografías” en un esfuerzo por “ejercer plenamente el papel de la biblioteca en la difusión de la ideología dominante”.

El anuncio de la biblioteca decía que el evento contó con la presencia de funcionarios de la Oficina de Educación y Cultura. Incluía una foto de dos empleadas quemando libros a la entrada de la biblioteca, que estaba adornada con una pancarta roja que decía que “proveeremos la educación y el desarrollo integral y estricto del partido”.  En total, la biblioteca destruyó 65 libros.

Durante el último año, China se ha centrado especialmente en la regulación del contenido que ven los jóvenes, desde lo que se puede publicar en línea hasta el tiempo que los menores pueden jugar a los videojuegos. El incidente fue probablemente una respuesta a una nueva directiva del Ministerio de Educación que pide a las bibliotecas escolares que eliminen los materiales de enseñanza, dijeron los analistas. La directiva del Ministerio de Educación ordena la eliminación de libros y otros materiales de lectura que pongan en peligro la seguridad nacional, perjudiquen la estabilidad social o el honor nacional. Los libros que promueven la superstición, las actividades religiosas ilegales o la “perspectiva y los valores globales incorrectos” también deben ser eliminados. Según la directiva, los libros considerados “impropios” para los estudiantes, así como los obsoletos y “sin valor”, deben ser retirados de la circulación y almacenados en un lugar diferente. La orden da a las escuelas hasta finales de marzo del próximo año para que informen sobre sus esfuerzos. Las escuelas deben revelar el nombre del autor, la editorial y la fecha, y los números ISBN de todos los libros que caen bajo estas categorías prohibidas. En las últimas semanas, las autoridades chinas han hablado de la importancia de reforzar su control sobre las aulas tras las protestas prodemocráticas de Hong Kong, que, en opinión de Pekín, son producto del sistema educativo independiente y caprichoso de esta ciudad. El memorándum nacional de octubre pedía la prohibición de materiales que dañaran la unidad y la soberanía nacionales, contradijera la dirección y el camino del Partido Comunista, o propagara la religión, entre otras cosas. El Partido Comunista en el poder controla estrictamente la publicación de libros en la China continental y todo contenido que se considere delicado, en particular el contenido político y religioso, está prohibido.

Pero para muchos chinos, e incluso para algunos de los medios de comunicación más controlados del país, es algo excesivo ver a los funcionarios locales pregonando la quema de libros. La prominente revista Beijing News escribió en un editorial que luego fue censurado: “La forma en que una sociedad trata los libros es una prueba de su actitud hacia el conocimiento y la civilización y nunca debe ser arbitraria y bárbara.El incidente de la quema de libros ha aumentado la alarma en un momento en que los intelectuales chinos ven a su sociedad  inclinarse aún más hacia el autoritarismo. Muchos otros además, recordaron el ejemplo del tiránico emperador Qin Shihuang, que unificó a China hace más de 2.000 años y dirigió el movimiento “quemar los libros y enterrar a los eruditos”  que llevó a que unos 460 eruditos confucianos fueran enterrados vivos por su oposición a las políticas imperiales en el año 212 a. c.

China tienen bloqueados a 30 millones de usuarios en las populares plataformas de libros electrónicos por contenidos “obscenos”

 

https3a2f2fs3-ap-northeast-1.amazonaws.com2fpsh-ex-ftnikkei-3937bb42fimages2f02f22f22f82f21758220-3-eng-gb2fcropped-1563460002midu20novel

 

La Oficina Nacional de China contra las Publicaciones Pornográficas e Ilegales ha bloqueado tres plataformas populares de libros electrónicos por su contenido “obsceno”. Esto significa que estas plataformas están suspendidas de la distribución de nuevos trabajos, informó Inquirer. El gobierno chino solicitó a estas plataformas que empiecen a implementar un control más preciso sobre los contenidos para evitar la distribución de obras nocivas.

Y se ordenó a las novelas Midu Novels de Qutoutiao y Tomato Novel de Bytedance que suspendieran sus actualizaciones durante tres meses, hasta el 15 de octubre de 2019.Jinjiang Literature City, con más de 30 millones de usuarios, fue suspendida por dos semanas.

Según Nikkei Asian Review, no se explicó lo que se considera un “trabajo dañino”, pero algunos de los libros disponibles en las aplicaciones tienen cubiertas que representan a mujeres escasas de ropa o contenido con temas sexuales o LGBTI. Se cree que a las autoridades les preocupaba que obras similares pudieran ser una mala influencia para la juventud.

La tendencia a censurar el arte en China sigue siendo una lucha para los artistas, ya que el gobierno fue responsable del 91% de las violaciones de la libertad artística documentadas por Freemuse en China en 2018.

China, el mayor productor mundial de artículos científicos.

 

a5b9571e-6c41-490f-9d45b69eede0a517

Tollefson J. China declared world’s largest producer of scientific articles. Nature. 2018 Jan 25;553(7689):390. doi: 10.1038/d41586-018-00927-4.

Texto completo

Por primera vez, China ha superado a Estados Unidos en número total de publicaciones científicas, según las estadísticas de la National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos.

 

El informe de la agencia, publicado el 18 de enero, documenta la creciente competencia de Estados Unidos con China y otros países en desarrollo que están aumentando sus inversiones en ciencia y tecnología. No obstante, el informe sugiere que Estados Unidos sigue siendo una potencia científica, que impulsa la investigación de alto perfil, atrae a estudiantes internacionales y traduce la ciencia en una valiosa propiedad intelectual.

El panorama cambiante ya es evidente en términos del volumen de publicaciones: China publicó más de 426.000 estudios en 2016, o el 18,6% del total documentado en la base de datos Scopus de Elsevier. Eso se compara con los casi 409.000 de los Estados Unidos. La India superó al Japón, y el resto del mundo en desarrollo continua su tendencia al alza.

Estados Unidos ocupó el tercer lugar, detrás de Suecia y Suiza, cuando el equipo de la NSF examinó de dónde procedían las publicaciones más citadas. La Unión Europea ocupó el cuarto lugar y China el quinto. Estados Unidos sigue produciendo la mayor cantidad de doctorandos en ciencia y tecnología, y sigue siendo el destino principal de los estudiantes internacionales que buscan títulos avanzados, aunque su proporción de estos estudiantes cayó del 25% en 2000 al 19% en 2014, según el informe.

d41586-018-00927-4_15372070

También, Estados Unidos fue el país que más gastó en investigación y desarrollo (I+D): alrededor de 500.000 millones de dólares en 2015, es decir, el 26% del total mundial. China quedó en segundo lugar, con aproximadamente 400.000 millones de dólares. Sin embargo, el gasto de EE.UU. se mantuvo estable como porcentaje de la economía del país, mientras que China ha aumentado su gasto en I+D, proporcionalmente, en los últimos años.

 

Publicación de libros electrónicos académicos en China

 

digital-marketing-in-china-1

 

Fu, W.-Q., M. Zhang, et al. “Academic e-Book Publishing in China: An Investigation of Current Status and Publishers’ Attitudes.” The Journal of Academic Librarianship vol. 44, n. 1 (2018). pp. 15-24. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0099133317302951

 

Este estudio investiga el estado actual y las actitudes hacia la publicación de libros electrónicos académicos por parte de editores académicos de China continental a través de una encuesta en línea. Este estudio recopiló datos de encuestas de 49 editoriales académicas autorizadas en China, centrándose en sus perfiles de venta de libros electrónicos y sus percepciones de cómo las ventas de libros electrónicos afectan a las editoriales y bibliotecas. Los datos revelan que la industria de libros electrónicos académicos de China se encuentra todavía en una fase temprana de desarrollo y tiene un mercado relativamente pequeño. Los resultados muestran diferencias significativas en la voluntad y las actitudes hacia la publicación de libros electrónicos entre los editores en Humanidades y los editores de Ciencias, y también demuestran que el aumento de la demanda de libros electrónicos por parte de las bibliotecas académicas promueve el proceso de transformación digital de los editores académicos. Este estudio argumenta que las editoriales académicas chinas necesitan mejorar aún más la calidad de los libros electrónicos académicos, acelerar la transición de los proveedores de contenido académico a los proveedores de servicios de contenido académico y fortalecer su cooperación con las partes interesadas.

Censura de los medios de comunicación occidentales en Internet en China

 

cyber-cover-500px

 

Jiang, Y. (2012). [e-Book] Cyber-Nationalism in China. Challenging Western media portrayals of internet censorship in China. Adelaide, University of Adelaide Press, 2012

Texto completo

 

Si bien el cibernacionalismo en China examina cuestiones fundamentales en torno a las implicaciones políticas de Internet en China, evita simplemente predecir que Internet conduce o no a la democratización. Aplicando un enfoque teórico basado en la noción foucaultiana de gobierno, el libro se basa en los estudios actuales que han intentado ir más allá del examen de la dinámica del uso sociocultural y político de las nuevas tecnologías de los medios de comunicación. En cambio, el enfoque teórico más intrincado de este libro no sólo da cabida al tipo de uso liberal (apolítico o político) observado en Internet en China, sino que indica que los deseos de cambio político, tal como están, están implícitamente arraigados en la relación entre las comunidades en línea de China y el aparato del Estado, señalando, sin embargo, que este último reclama una gobernanza total a través de Internet en nombre del pueblo.