Archivo de la etiqueta: Alfabetización digital

Alfabetización digital de personas mayores: superar el aislamiento en un mundo conectado

Digital literacy: overcoming isolation in a connected world. South Carolina Public radio, 2021

Ver original

Cuando se produjo la pandemia de Covid-19, muchas personas se aislaron; pero la tecnología les ofreció una forma de seguir conectados. Sin embargo, para muchas personas mayores, las nuevas tecnologías son como un idioma extranjero. «Si no aprendes tecnología, te quedas atrás y mucha gente se queda atrás ahora», dice Paul Dukes, un anciano que vive en Columbia.

Dukes se inscribió en un curso de alfabetización digital ofrecido por Palmetto Care Connections, una red de telesalud sin ánimo de lucro que trabaja para conectar a los proveedores de atención sanitaria con los pacientes de las comunidades rurales a través de la telesalud.

Financiado por la Corporación de Apoyo a las Iniciativas Locales Rurales y el Departamento de Envejecimiento de Carolina del Sur a través de la Ley CARES, el programa de inclusión digital entrega 100 tabletas a personas mayores de cinco condados: Allendale, Barnwell, Clarendon, Lower Richland y Williamsburg. El programa proporciona a los ancianos servicio de Internet y formación en habilidades digitales.

Kathy Schwarting, directora ejecutiva de PCC, dijo que además de enseñar sobre telesalud, las clases también ayudan a los ancianos a aprender los fundamentos de la comunicación a través de llamadas virtuales, y el correo electrónico.

«A los mayores les encanta aprender a hacer fotos, les encanta aprender a hacerse selfies», dijo Schwarting. «Se les iluminan los ojos y se emocionan mucho cuando pueden hacer cosas que damos por sentadas y que todo el mundo sabe hacer, y ellos no».

Kay Hightower, asesora principal de divulgación y creación de asociaciones de la SCDOA, dijo que la inclusión digital es la clave para conectar a los mayores que están socialmente aislados. «Al permitirles conectarse con su dispositivo, les lleva al mundo exterior», dijo Hightower. «Me recuerda a las bibliotecas de antaño, en las que se decía: dale a un niño un libro y le mostrará el mundo; dale a una persona mayor una tableta y le mostrará el mundo».

Reducción de la brecha digital: un marco para la cooperación digital

Reducir las brechas digitales: un marco de colaboración digital. Digital Future Society, 2020

Texto completo

Digital Future Society es una iniciativa transnacional sin ánimo de lucro que conecta a responsables políticos, organizaciones cívicas, expertos académicos y empresarios para explorar, experimentar y explicar cómo las tecnologías se pueden diseñar, usar y gobernar, con el fin de crear las condiciones adecuadas para una sociedad más inclusiva y equitativa.

El objetivo es ayudar a los responsables políticos a identificar, comprender y priorizar los desafíos y las oportunidades fundamentales, ahora y en los próximos diez años, en relación con temas clave que incluyen la innovación pública, la confianza digital y el crecimiento equitativo

Aprender en el contexto de la alfabetización digital

Learning the Landscape of Digital Literacy. Learning for justice, 2021

Texto completo

Internet y la tecnología digital no sólo han cambiado nuestra vida cotidiana, sino que han modificado los límites de la educación. La mayoría de los educadores aceptan las oportunidades (y responsabilidades) que ofrecen los nuevos medios de comunicación y el mayor acceso a la información.

Con una biblioteca global de recursos al alcance de la mano, los estudiantes y los educadores pueden investigar con más amplitud y profundidad que nunca. Las plataformas sociales permiten establecer conexiones personales y profesionales, independientemente de la ubicación. Las redes de personas conectadas por una causa común han ampliado la definición de activismo y acción colectiva. Y aunque el acceso a los recursos digitales sigue siendo una importante cuestión de equidad, la información nunca ha estado tan extendida, lo que permite a muchos estudiantes y educadores llegar más allá de los límites que les imponen sus ubicaciones, presupuestos u otras circunstancias.

Pero a medida que el panorama digital se vuelve más complejo y amplio, también se vuelve más difícil de navegar y más fácil de manipular, como revelan los informes de alto perfil sobre la influencia de las «noticias falsas» y los bots de Twitter. La capacidad de navegar por este panorama de forma eficaz sin sucumbir a las trampas de la manipulación de los medios de comunicación requiere un conjunto de habilidades polifacéticas a las que a menudo se hace referencia bajo el término de alfabetización digital.

La alfabetización digital es algo más que la capacidad de identificar la información errónea o evitar a los malos en línea; significa ser capaz de participar de manera significativa en las comunidades en línea, interpretar el cambiante paisaje digital y liberar el poder de Internet para el bien. La alfabetización digital, en los Estados Unidos modernos, es fundamental para la alfabetización cívica. La necesidad de la alfabetización digital se extiende a múltiples ámbitos de la vida, incluida la vida allá del teclado.

Reducir la brecha de competencias digitales de los trabajadores a través de las bibliotecas

The New Landscape of Digital Literacy, National Skills Coalition, 2020

Texto completo

La brecha digital ha persistido durante décadas, pero el COVID la ha puesto de manifiesto de forma inevitable. Según algunos informes, la pandemia aceleró diez años de cambios tecnológicos planificados en los lugares de trabajo en menos de un año. Y esta situación afecta a cómo las desiguales competencias digitales de los trabajadores inciden a la movilidad económica y a la competitividad de las empresas.

La pandemia de Covid-19 ha puesto de manifiesto la importancia de las competencias digitales para los trabajadores de prácticamente todos los sectores y profesiones. En todo Estados Unidos, la gente se esfuerza por adaptarse a una nueva realidad en la que los paramédicos clasifican a los pacientes a través de la tecnología de telesalud; los trabajadores del comercio minorista utilizan aplicaciones personalizadas para procesar el inventario; y los educadores trasladan sus clases a Internet. Pero incluso antes de la pandemia, muchos trabajadores carecían de las habilidades digitales básicas necesarias para adaptarse rápidamente y actualizar sus conocimientos a medida que sus trabajos evolucionan.

Según el último informe del NSC, The New Landscape of Digital Literacy: How workers’ uneven digital skills affect economic mobility and business competitiveness, and what policymakers can do about it, casi uno de cada tres trabajadores carece de habilidades digitales fundamentales. En particular, el 13% no tiene habilidades digitales y el 18% tiene habilidades muy limitadas. Otro 35% ha alcanzado un nivel básico de competencia, y el 33% restante tiene competencias avanzadas.

The New Landscape of Digital Literacy, ofrece datos concretos para ilustrar el panorama desigual de las competencias digitales de los trabajadores estadounidenses, y describe las oportunidades para invertir en la creación de competencias digitales como parte de una recuperación económica inclusiva.

Día de las Personas Mayores: La edad no debe ser una barrera para la tecnología y la alfabetización digital

Day of Older Persons: Age must not be a barrier to technology and digital literacy. irish Examiner, 2021

Texto completo

El 1 de octubre fue designado por las Naciones Unidas como Día Internacional de las Personas de Edad en 1990. Es un día para destacar y celebrar a nuestra población mayor, que constituye una parte importante de nuestra comunidad. Age Action predice que una de cada cuatro personas de nuestra población tendrá más de 65 años en las próximas dos décadas.

El tema del Día Internacional de las Personas Mayores de este año, «Igualdad digital para todas las edades», es muy apropiado, ya que estamos saliendo del impacto de la pandemia, y las personas mayores soportaron una carga importante cuando la sociedad se cerró y se produjo el distanciamiento social.

Sin embargo, muchos descubrieron que la tecnología podía ayudar a llenar los vacíos, y la adoptaron. Los que tenían teléfonos inteligentes u otros dispositivos pronto descubrieron que se podía asistir a los servicios religiosos «virtualmente»; que la cara sonriente de un nieto querido podía aparecer en una pequeña pantalla; que se podía jugar al bridge «a distancia»; que se podían pedir libros de la biblioteca; que se podía charlar en grupo y divertirse a través de Zoom; que se podía elegir y entregar la compra; que se podían dar clases de ejercicio, salsa y pilates en línea; que se podía asistir a conciertos y charlas, y todo ello a menudo de forma gratuita.

No hay nada que pueda sustituir al contacto social, algo que ahora -afortunadamente- está de vuelta. Pero en su ausencia, para aquellos que podían aprovecharlas, estas conexiones digitales podían marcar, y de hecho lo hacían, la diferencia a la hora de reducir la sensación de aislamiento social, no sólo para los que vivían solos, sino también para las personas mayores, cuyo bienestar y felicidad se beneficiaban de una serie de actividades estimulantes.

Los más afortunados de entre nosotros se beneficiaron de las habilidades adquiridas en los tiempos anteriores a la crisis, cosechando la recompensa de las familias intergeneracionales y los conocimientos digitales recogidos de los miembros más jóvenes de la familia.

Sin embargo, a pesar de todas sus ventajas, también es cierto que la exclusión digital sigue siendo una realidad para una parte importante de nuestra población mayor. Mientras que muchos no tienen los medios, el equipo, la conectividad o las habilidades para conectarse, otros prefieren no involucrarse con lo digital, y están en su derecho.

Pero si la pandemia de Covid nos ha enseñado algo, es que debemos tratar de eliminar todas las barreras que podamos para el acceso digital de quienes lo deseen. La accesibilidad a Internet sigue mejorando con la banda ancha y el WiFi, cada vez más disponibles. El acceso suele ser gratuito en las bibliotecas y los centros urbanos, y cada vez más asequible a través de nuestros teléfonos. La formación en conciencia digital debe ir de la mano de la alfabetización y el acceso.

Cuando las personas mayores pueden acceder a las nuevas tecnologías y utilizarlas, sus vidas y las de quienes les rodean, cerca y lejos, pueden mejorar hasta un grado inimaginable. En este Día Internacional de las Personas Mayores, tomemos medidas para animar y ayudar a todos los que podamos a unirse al plan de igualdad digital para todas las edades.

La biblioteca de Greene ofrece un consultorio de asistencia técnica sin cita previa

Greene library to offer tech support drop-in clinics. CM, 2021

Ver completo

Las bibliotecas se están convirtiendo en centros de capacitación tecnológica para cualquier ciudadano que lo necesite. Además, desde que comenzó la pandemia, nuestras vidas digitales se han disparado y las personas cada vez necesitan de más y mejor apoyo para adaptarse a aprovechar las posibilidades que ofrecen las tecnologías de la información.

El grupo de voluntariado de la biblioteca de Greene ayuda a solucionar problemas tecnológicos generales o responder a preguntas sobre tecnología basada en la web o sobre autoprotección digital básica, incluyendo temas como el antivirus o la concienciación sobre las estafas. Las personas que necesiten ayuda serán atendidas en la medida de lo posible por orden de llegada sin cita previa.

La biblioteca también recibió fondos de la Ley del Plan de Rescate Americano de 2021, administrada por el Instituto Federal de Servicios de Museos y Bibliotecas a través de la Biblioteca Estatal de Maine. La biblioteca ha utilizado los fondos para comprar cinco Chromebooks, que están disponibles para que los clientes los usen en la biblioteca.

El objetivo es empezar a ofrecer algunas clases básicas de alfabetización digital y ayudar a cualquier persona que tenga problemas con la tecnología a sentirse más cómoda y segura

El programa de alfabetización digital en Langford y Sooke junta a los adolescentes con los mayores de 55 años

Digital literacy program in Langford, Sooke pairs teens with 55+
WorkLink program’s first cohort boots up in October
GOLDSTREAM NEWS STAFFOct. 3, 2021 6:30 a.m

Ver noticia

Una nueva iniciativa de la Sociedad de Empleo WorkLink en Langford y Sooke espera ayudar a los residentes de 55 años o más a aumentar sus conocimientos digitales. ¿Sus maestros? Los adolescentes locales, por supuesto.

El curso Digital Duos, de cinco semanas de duración, financiado por el programa Nuevos Horizontes para la Tercera Edad del Gobierno de Canadá, hará que personas de ambos grupos de edad se asocien para repasar distintos conocimientos informáticos.

Los participantes aprenden a proteger su identidad en línea, a utilizar el correo electrónico y a entender los términos tecnológicos. Tras completar el programa, los alumnos mayores recibirán un ordenador portátil, mientras que los jóvenes voluntarios recibirán una carta de referencia y un certificado de agradecimiento.

¿Cómo podemos garantizar la inclusión digital de los adultos mayores?

How can we ensure digital inclusion for older adults? World Economic Forum, 2021

Texto completo

El 1 de octubre es el Día Internacional de las Personas Mayores, y el tema de este año es «Equidad digital para todas las edades». A medida que los servicios se vuelven cada vez más digitales, las personas mayores corren el riesgo de perderse. He aquí seis ideas del Consejo Mundial del Futuro del Foro Económico Mundial sobre Envejecimiento Saludable y Longevidad sobre cómo podemos garantizar la inclusión digital de los adultos mayores.

De media, las personas de todo el mundo viven más tiempo. En 2020, 727 millones de personas tenían 65 años o más y se prevé que la población de 65 años o más se duplique hasta alcanzar más de 1.500 millones en 2050, un aumento del 16,3%.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden permitir un envejecimiento saludable y activo al facilitar el acceso a la información, la salud y la asistencia sanitaria, la participación socioeconómica y otros factores que promueven el pleno compromiso y la participación a medida que envejecemos. Pero por desgracia, la mitad de la población mundial sigue sin tener acceso a Internet. Aunque muchos mayores son usuarios frecuentes de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), muchos aún carecen de acceso, y el ritmo de la innovación digital aún no incluye sus necesidades. El COVID-19 aceleró este reto al convertirse los servicios digitales, como la telesalud y la banca, en algo cada vez más habitual. Esto es un obstáculo para la participación de muchas personas mayores. La inclusión digital tiene que hacer posible la participación de todas las edades desde el punto de vista técnico y práctico.

También requiere que las personas mayores permanezcan abiertas y aprendan a vivir y trabajar con las herramientas digitales. Como en tantas áreas, el apoyo intergeneracional -aquí desde los jóvenes hasta los mayores- es fundamental.

Garantizar la inclusión digital de los adultos mayores significa superar cinco barreras clave: acceso, instalación, conocimiento, diseño y confianza. Proporcionar Internet y dispositivos de alta velocidad y bajo coste, junto con la instalación y el apoyo, es fundamental para abordar la conectividad. Los consumidores necesitan programas de alfabetización digital e información actualizada sobre la tecnología pertinente.

Diseñar tecnología inclusiva

La propia tecnología debe estar diseñada de forma inclusiva para todos, teniendo en cuenta las necesidades únicas de los adultos mayores. Por último, la gente debe tener confianza en que su privacidad y sus datos personales estarán seguros y se utilizarán de forma ética. Ninguna entidad puede resolver estos retos por sí sola, por lo que es imprescindible la colaboración y un enfoque público-privado para alcanzar la equidad digital.

Detener la discriminación por edad

La discriminación por razón de edad es un grave obstáculo para la inclusión digital. La discriminación por razón de edad limita la forma en que pensamos sobre las personas mayores y las TIC (por ejemplo, las personas mayores no tienen conocimientos técnicos), la forma en que planteamos los problemas (por ejemplo, las personas mayores no pueden aprender) y las soluciones que encontramos.

Garantizar el acceso para mejorar la salud

La prevención y la gestión de las condiciones de salud son importantes para garantizar la inclusión digital de los adultos mayores. Las deficiencias visuales, las enfermedades articulares, las deficiencias auditivas y las deficiencias cognitivas son algunas de las condiciones de salud más comunes que pueden impedir el uso de dispositivos o servicios digitales entre los adultos mayores.

Cuestionar la igualdad de datos

La diversidad y la inclusión serán pilares fundamentales que impulsarán una mayor equidad digital para todas las edades. Se pueden dar algunos pasos sencillos para gestionar una tecnología accesible para todos. En primer lugar, tenemos que poner al usuario final en el centro del universo. Tenemos que entender que todas las edades tienen necesidades únicas. A continuación, hay que asegurarse de que las aplicaciones, las tecnologías y las plataformas se desarrollen con conjuntos de datos que se adapten a todas las edades.

Considerar las necesidades de las personas mayores en el mundo empresarial

Desarrollo de una cultura empresarial que tenga en cuenta las necesidades digitales de las personas mayores. Vivimos en un mundo cada vez más digitalizado, acelerado por la pandemia, en el que los servicios cotidianos se han trasladado a Internet y las personas mayores, que a menudo están menos conectadas digitalmente que las nacidas en la era digital, corren el riesgo de quedar excluidas.

No dejar a nadie atrás

La digitalización es uno de los más poderosos impulsores y facilitadores potenciales de un cambio positivo entre generaciones hacia la salud de las poblaciones que envejecen. La pandemia ha servido de propulsor para acelerar la adopción de dispositivos, modelos y digitalización más rápidamente de lo que podría haber ocurrido de otro modo. El reto global y el llamamiento urgente a la acción para salvaguardar la inclusión digital de los adultos mayores consiste en garantizar que casi la mitad de la población mundial disponga de conectividad a Internet para que no se pierdan días de oportunidades.

El papel de las bibliotecas en la equidad digital

New PLA S2020 Public Library Technology Survey. Public Library Association (PLA), ALA, 2021

Texto completo

Las bibliotecas públicas han sido durante mucho tiempo el hilo conductor esencial en la red de seguridad digital y una plataforma de lanzamiento para aprender y explorar aplicaciones, servicios y dispositivos tecnológicos. La encuesta 2020 Public Library Technology Survey proporciona la imagen más actualizada y completa de la capacidad tecnológica de las bibliotecas públicas, incluidos los recursos para los usuarios de la biblioteca, la infraestructura tecnológica, y la alfabetización digital. Si bien existen diferencias significativas entre las bibliotecas urbanas, suburbanas y rurales, los resultados de la encuesta muestran cómo las bibliotecas de la ciudad y las de los pueblos pueden ser más eficaces. Los resultados de la encuesta muestran cómo las bibliotecas de todos los tamaños siguen sirviendo como centros de equidad digital en sus comunidades.

Public Library Association (PLA), una división de la ALA, realizó la encuesta representativa a nivel nacional en colaboración con American Institutes for Research a finales del año pasado. Examina los recursos de los usuarios de las bibliotecas, la infraestructura tecnológica, la programación de la alfabetización digital, la dotación de personal tecnológico y la financiación.

El nuevo informe de la Asociación de Bibliotecas Públicas (PLA) detalla cómo las bibliotecas están ampliando sus servicios y recursos tecnológicos frente a las limitaciones de la pandemia. El informe de la Encuesta sobre Tecnología de las Bibliotecas Públicas de 2020 ofrece la imagen más actual y completa de cómo las bibliotecas sirven como centros de equidad digital.

Los datos de la encuesta, recogidos por primera vez, muestran que más de la mitad de las bibliotecas públicas informan de la circulación de la tecnología (por ejemplo, puntos de acceso, ordenadores portátiles y tabletas) para el uso de los usuarios fuera de las instalaciones. Un porcentaje similar ofreció programas públicos en streaming, como horas de cuentos y eventos de autores, en los 12 meses anteriores, así como diversos contenidos digitales, recursos y formación. Con el Wi-Fi público ahora omnipresente, muchas bibliotecas también ofrecen acceso a Internet las 24 horas del día, dejando encendida o ampliando su señal Wi-Fi para que los visitantes puedan conectarse a la web dentro y fuera de los edificios.

Más del 63% de las bibliotecas públicas ofrecen recursos de trabajo y empleo en línea. Mediante el despliegue de la realidad aumentada para la formación laboral, los recursos de videoconferencia y los espacios de coworking presenciales y virtuales, las bibliotecas impulsan la recuperación económica de la comunidad y capacitan a los usuarios para encontrar nuevos trabajos y carreras a medida que se ajusta el mercado laboral.

Los libros electrónicos y los audiolibros electrónicos dominan los servicios tecnológicos de las bibliotecas públicas. Más del 93% de las bibliotecas públicas estadounidenses ofrecen colecciones digitales de gran demanda. El proveedor de libros electrónicos de las bibliotecas, OverDrive, ha informado recientemente de un aumento sin precedentes del 33% en las consultas de libros electrónicos en 2020.

Los estudiantes y las familias que dependen de sus teléfonos móviles para acceder a Internet buscan apoyo en las bibliotecas. En respuesta, más de la mitad de las bibliotecas estadounidenses ofrecen acceso a los materiales de la biblioteca, ayuda para los deberes y otros servicios a través de aplicaciones móviles intuitivas e innovadoras. Casi dos tercios de las bibliotecas ofrecen también impresión inalámbrica.

Aunque las bibliotecas mantienen y amplían su oferta tecnológica, la encuesta también revela áreas de preocupación. Los datos muestran lagunas en los recursos tecnológicos generales disponibles y en la dotación de personal entre las bibliotecas públicas urbanas, suburbanas y urbanas/rurales. Por ejemplo, el 40,4% de las bibliotecas urbanas/rurales han mejorado su ancho de banda, en comparación con el 51,4% de las bibliotecas urbanas. Además, más del 65% de las bibliotecas urbanas informan de que cuentan con personal informático a tiempo completo, pero sólo el 32% de las bibliotecas suburbanas y el 11% de las urbanas/rurales informan de ello. Además, más de un tercio no puede mejorar el ancho de banda porque no se dispone de velocidades más rápidas.

Además del acceso a la banda ancha, las bibliotecas desempeñan un papel esencial en el avance de la alfabetización digital:

  • Más del 88% de las bibliotecas públicas ofrecen programas formales o informales de alfabetización digital.
  • Más de un tercio (36,7%) de las bibliotecas públicas cuentan con programas de alfabetización digital y tecnología y con personal de formación.
  • Más de una de cada cinco bibliotecas ofrece clases o ayuda informal relacionada con la codificación, la programación informática, la robótica y la impresión 3D.

Mientras que las impresoras 3D (ofrecidas por el 20% de las bibliotecas), los auriculares de realidad virtual (13%) y las pizarras inteligentes (7%) son los «son las niñas mimadas», las bibliotecas suelen estar entre los pocos lugares públicos que mantienen un acceso fácil a la tecnología más antigua (fotocopiadoras, impresoras y faxes) que todavía necesitan muchas personas.

¿Cómo están evolucionando las bibliotecas en la era digital?

Advancing Queensland’s Public Libraries. Queensland : State Library of Queensland, 2016

Texto completo

Infografía

«Las bibliotecas siguen teniendo como objetivo la preservación del conocimiento, el acceso y la orientación, pero cada vez se hace más hincapié en el acceso y la alfabetización digital, las nuevas tecnologías, la creatividad, la comunidad, la conexión y la diversión.»

Esta investigación se encargó en 2016 para identificar el objetivo común hacia el que trabajan las bibliotecas públicas de Queensland, los factores que facilitan y los obstáculos para alcanzar ese objetivo y el papel de la Biblioteca Estatal de Queensland en la transformación. Se estudiaron catorce bibliotecas públicas de todo Queensland, de las cuales ocho incluyeron extensas entrevistas con el personal de la biblioteca, visitantes y no visitantes, representantes del gobierno local y otros grupos comunitarios relevantes. Los resultados indican que el papel de las bibliotecas se ha ido ampliando para incluir la facilitación del acceso a las nuevas tecnologías y el intercambio con la comunidad, la enseñanza de la creatividad, la estimulación de las personas para que se conecten entre sí y con el mundo, y la diversión.