Archivo de la categoría: Alfabetización informacional

Enseñanza y aprendizaje sin un libro de texto: percepciones de estudiantes de pregrado de recursos educativos abiertos

 

oer-logo-600x360

Hong Lin. Teaching and Learning Without a Textbook: Undergraduate Student Perceptions of Open Educational Resources. International Review of Research in Open and Distributed Learning
Vol. 20 No. 3 (July 2019)
DOI: 10.19173/irrodl.v20i4.4224

Texto completo

Dado el aumento de los costos de los libros de texto, los estudiantes universitarios esperan cada vez más que las universidades y los instructores ofrezcan alternativas a los libros de texto tradicionales.Una alternativa de libro de texto es usar recursos educativos abiertos (REA). Si bien los REA sin duda ahorran dinero a los estudiantes, la pregunta sigue siendo si la adopción de REA (materiales de instrucción) está alineada con la pedagogía abierta (métodos).

Este estudio investigó las percepciones de 46 estudiantes de pregrado que usaron solo REA en un curso introductorio en una universidad pública estadounidense. Según lo informado por los participantes del estudio, las ventajas de usar REA incluyen el ahorro de costos de los libros de texto, el acceso a materiales REA abundantes y dinámicos, que REA permite el aprendizaje móvil y que REA fomentan el desarrollo de habilidades autodirigidas y pautas de derechos de autor

Los desafíos en opinión delos estudiantes incluyen la falta de un sentido táctil con los REA, conexiones lentas a Internet, instrucciones y orientación poco claras y habilidades de autorregulación insuficientes. Se discutieron las consideraciones de diseño e implementación del curso con REA.

Iniciativas para contrarrestar las noticias falsas en diferentes países

fake-news-is-killling-the-economy

Initiatives to Counter Fake News in Selected Countries. Washington: Library of Congress, 2019

Texto completo

 

 

Este informe examina los enfoques legales de 15 países, que representan a todas las regiones del mundo, al problema emergente de la manipulación con “noticias falsas” mediante el uso de medios masivos y sociales, especialmente el impacto de las noticias falsas en los procesos políticos y elecciones en curso, y la legislación medidas emprendidas para contrarrestar la difusión de información falsa. Con la excepción de Japón, la distribución generalizada de información falsa y su impacto en la toma de decisiones y los procesos democráticos se está convirtiendo en un desafío en todo el mundo. Las encuestas de cada país analizan las iniciativas actuales y propuestas para limitar la difusión de información falsa emprendida a nivel nacional, los desafíos de cada país asociados con estos esfuerzos, y los esfuerzos emprendidos por los gobiernos nacionales para asegurar la validez y precisión de la información legal.

Informe completo (PDF, 869 KB)

 

 

Bibliotecarios: nuevas competencias, nuevas habilidades

largepreview

Bibliotecarios: nuevas competencias, nuevas habilidades / Ana Gricelda Morán Guzmán, Sergio López Ruelas, compiladores. – Guadalajara, Jalisco: Universidad de Guadalajara. Coordinación de Bibliotecas, 2018. 184.; 16.5 cm.

Texto completo

La profesionalización de los bibliotecarios, a partir de competencias informativas, ha puesto en marcha un proceso de cambio en el panorama de la formación universitaria para los trabajadores de las unidades prestadoras de servicios de información.

El aumento y diversificación de los servicios y recursos que ofrecen las bibliotecas en la actualidad, debe garantizar la calidad y la visibilidad de los nuevos perfiles profesionales de nuestro ámbito. Este cambio ha significado la oportunidad de avanzar en la adaptación hacia la sociedad digital y en red (algo que desde hace tiempo se viene planteando en nuestra disciplina), a la revisión curricular, la colaboración y la cooperación, entre otras grandes áreas. La formación para la innovación, la elaboración de metodologías docentes centradas en el alumno -ese que será nuestro usuario-, y la implantación del e-learning, parecen ser los temas presentes en las agendas del campo de la información y documentación.

Habilidades y competencias informacionales para el siglo XXI. Planeta Biblioteca 2019/07/19

 

296535dc82e4837c7d6ab26472f589d1-1

ESCUCHAR

Ir a descargar

 

En la sociedad de la información y del conocimiento la alfabetización ya no es una opción es una necesidad. La alfabetización digital es el conjunto de competencias necesarias para la plena participación en la sociedad del conocimiento. Incluye conocimientos, habilidades y comportamientos  para propósitos de comunicación, creación y colaboración que cualquier ciudadano necesita conocer.

Hay algunas habilidades de alfabetización digital fundamentales que todos deben conocer. Un marco de la alfabetización digital que se puede aplicar a cualquier situación.

  • Cómo funcionan los motores de búsqueda y sistemas de recuperación de la información
  • Escritura científica y pensamiento crítico
  • Gestores de referencias y marcadores sociales
  • Destrezas de comunicación en línea
  • Privacidad y protección de la información
  • Curación de contenido.
  • Derechos y responsabilidades en el entorno digital
  • Ética de la información

Estas son las habilidades de aprendizaje basada es competencias muy valiosas para para un mejor desenvolvimiento en la vida de cualquiera persona o profesión. Estas también son habilidades útiles para compartir con los miembros de nuestra comunidad.

El creciente flujo de informes y datos sobre noticias falsas, desinformación, contenido partidista y alfabetización

 

fake-news-public-domain-2-credit-990x550

Nuclear disasters, information vacuums: How a lack of data in Fukushima led to the spread of fake health news
En: NiemanLab by LAURA HAZARD OWEN @laurahazardowen July 12, 2019, 7:39 a.m.

Ver completo

El otoño pasado, un miembro del concejo municipal de la ciudad de Minamisoma, Japón, distribuyó un folleto impreso entre los residentes de la comunidad, cerca de donde ocurrió el desastre nuclear de Fukushima Daiichi en 2011. (Fue el primer desastre nuclear que ocurrió desde que se difundió ampliamente la Internet.) El folleto informó que las tasas de cáncer de tiroides y leucemia aumentaron drásticamente después del accidente. Pero, los investigadores de Minimisoma escribieron en la revista QJM: An International Journal of Medicine, que esos datos eran incorrectos. Fueron creados a propósito….

“…utilizando una interpretación sesgada de los datos de reclamamaciones a los seguros de salud en el Hospital General Municipal de Minamisoma, una institución médica central de la ciudad. Estos datos son a menudo inexactos y no deberían utilizarse para calcular la incidencia de cáncer, ya que la base de datos sólo muestra el número aproximado acumulado de enfermedades en un hospital. En este caso, sólo hubo una incidencia mayor del cáncer de tiroides en 2010 antes del incidente del Fukushima, y este número progresó a 29 en 2017, a pesar de que sólo hubo cuatro casos de cáncer de tiroides recién diagnosticados en el hospital en 2017. Por lo tanto, la “incidencia 29 veces mayor de cáncer de tiroides” indicada por estos datos es una interpretación sesgada. Pero sorprendentemente, un miembro del consejo de la ciudad comenzó a distribuir esta información. Además de la distribución a los ciudadanos, esta información llamó la atención nacional a través de los servicios de redes sociales e Internet. Para empeorar las cosas, el gobierno local hizo poco para impedir que el miembro del consejo difundiera esa información engañosa, ya que no tenía información precisa sobre la incidencia de la enfermedad.”

 

Parte del problema, señalan los investigadores, era que en realidad no se disponía de buenos datos. “La razón principal de la propagación de esta información engañosa fue la insuficiente acumulación de bases de datos de enfermedades fundamentales tras el incidente del FDNPP”, escriben. “Hasta la fecha, no hay datos sobre la incidencia y prevalencia de cáncer y enfermedades no transmisibles (ENCs) entre los afectados por el incidente del FDNPP”. La gente tampoco sabe mucho sobre la radiación, y hace dos años, “la intimidación hacia los niños evacuados asociada con el estigma en torno a la radiación después del incidente del FDNPP se convirtió en un problema social en Japón”.

Un estudio separado de Fukushima, publicado a principios de este año, analizó la ansiedad:

“En agosto de 2016 se llevó a cabo una encuesta por correo entre 2.000 residentes de la prefectura de Fukushima de entre 20 y 79 años de edad. Los ítems de la encuesta incluyeron preguntas sobre las ansiedades actuales de salud causadas por la radiación, fuentes confiables de información sobre la radiación y los medios utilizados para obtener información sobre la radiación. La tasa de respuesta válida de la encuesta fue del 43,4%. Los resultados del análisis de regresión lineal múltiple revelaron que la ansiedad era significativamente mayor para los grupos que indicaban “confianza en los grupos de ciudadanos” y “uso de sitios de Internet”. La ansiedad era significativamente menor para los grupos que indicaban “confianza en los ministerios del gobierno”, “confianza en el gobierno local” y “uso de la televisión local”. También la ansiedad fue significativamente menor para los grupos con mayor conocimiento de la salud.”

 

En última instancia, los investigadores piden que se recopilen más datos y que se ponga más información a disposición de los ciudadanos: El vacío de información creado en su ausencia es peligroso.

La alfabetización mediática no debería ser un opción. Un nuevo informe de la RAND analiza varios esfuerzos de alfabetización mediática en Estados Unidos, y define la alfabetización mediática como un intento de “ayudar a la gente a discernir mejor el contenido que consume, crea y comparte a través de diversas plataformas mediáticas”.

Como parte del informe, la RAND creó una base de datos de 50 recursos de alfabetización mediática con sede en Estados Unidos, que se puede descargar como archivo Excel aquí y que consta de “planes de estudio, planes de estudio, actividades, seminarios en línea, vídeos y juegos sobre alfabetización mediática”. La mayoría de los recursos se dirigen a los estudiantes de bachiller “y, en menor medida, a los estudiantes universitarios”. Hay menos programas dirigidos a los educadores, a los padres y al público en general”. Cerca de la mitad de los programas estaban en línea, más de la mitad eran gratuitos, y el tema más común que se cubrió fue la evaluación de la credibilidad de la fuente.

Los investigadores también revisaron la investigación existente sobre alfabetización mediática, pero observaron que el estudio del campo sigue siendo limitado: “Hay poca investigación evaluativa causal en el campo de la alfabetización mediática que aísle los efectos de las intervenciones. Además, los estudios que se revisaron variaron ampliamente en la forma en que definieron y midieron las competencias. Como resultado, no se está seguro de sacar conclusiones definitivas de investigaciones anteriores, tales como qué tipo de prácticas sobre Alfabetización Digital funcionan y bajo qué condiciones. Aún así, es útil resumir la investigación que existe y lo que podemos aprender de ella”.

“Un panfleto barato y sencillo.” Investigadores de Columbia encontraron que los padres que recibieron información sobre la vacuna contra la gripe en el consultorio de su pediatra eran más propensos a vacunar a sus hijos que los que no lo hicieron

 

Las bibliotecas y los objetivos de desarrollo sostenible: manual para contar historias

sdg-storytelling-manual

“Las bibliotecas y los objetivos de desarrollo sostenible: manual para contar historias”. The Hague: IFLA, 2018

Texto completo

Descargue el folleto: “Cómo contar tu historia

 

“Contar historias en el contexto de una biblioteca
significa capturar la chispa inicial de la inspiración y
permitir que esa chispa sea la guía. Juntos sacamos a la
luz nuevas ideas, construimos vínculos y generamos una
participación comunitaria sostenida”

Matt Finch

 

La narración de cuentos trata sobre el compromiso, usando el poder de las palabras para crear empatía, lealtad y aspiración. Contando historias, basadas en pruebas sólidas, podemos ganar corazones y mentes, y animar a la gente -en particular a los responsables de la toma de decisiones- a que nos den su apoyo.

 

Todas las buenas historias necesitan un argumento. Si su objetivo es ganarse el apoyo de alguien, entonces debe concentrarse en un tema que le importe. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs), establecidos en la Agenda 2030 de la ONU, proporcionan una lista completa de los temas que preocupan a los políticos y a otros responsables de la toma de decisiones.

Las bibliotecas de todo el mundo ofrecen una amplia gama de productos y servicios que promueven el logro de todos y cada uno de los 17 SDG, incluyendo el apoyo indispensable de personal dedicado con un profundo conocimiento de las necesidades locales.

Desde la promoción de la alfabetización hasta el libre acceso a la información, las bibliotecas son espacios seguros y acogedores, en el corazón de las comunidades. Fomentan la inclusión digital mediante el acceso a las TIC, la conexión a Internet y las competencias. Fomentan la innovación, la creatividad y el acceso al conocimiento del mundo para las generaciones futuras.

El objetivo de “Las bibliotecas y los objetivos de desarrollo sostenible: manual para contar historias” tiene por objeto ayudar a los bibliotecarios y a los defensores de las bibliotecas en sus esfuerzos de promoción, proporcionando orientación sobre cómo contar historias convincentes acerca de sus actividades, proyectos y programas bibliotecarios, y su impacto en las comunidades y en la vida de las personas.

IFLA Library Map of the World (LMW) le ofrece un espacio digital único para compartir su historia que demuestra la contribución de sus bibliotecas al logro de los SDG, y para ayudar a las bibliotecas de otras partes del mundo a mostrar el potencial que tienen para los responsables de la toma de decisiones y ganar su apoyo.

El equipo de LMW ha trabajado con el Programa de Incidencia Internacional (IAP) de IFLA y con los asociados del Programa de Líderes Internacionales (ILP) de IFLA, como parte de su proyecto “Historias que importan”, para preparar este manual que te ayudará a elaborar y contar su historia digital.

 

 

¿Cómo crear un makerspace en una biblioteca escolar?

 

magnatiles

Makerspace Made Easy
BY COLLEEN R. LEE on Knowledge Quest 05/06/2019

Ver origial

 

Muchos bibliotecarios se sienten intimidados por la idea de crear un espacio de creación en su biblioteca. Generalmente se piensa que no se tiene el tiempo o el espacio para crear un makerspace. Crear un makerspace no es tan difícil como parece. La clave es empezar de a poco y construir su espacio de creación paso a paso.

Obtención de materiales

Existen algunos materiales y juegos que se pueden utilizar en un espacio de creadores y que no suponen un coste exageradamente alto tipo el Lego, o los juegos de bloques.

  • Tegu Blocks: a los niños les encanta construir con estos bloques magnéticos de madera. Con este juego los niños pueden crear dibujos usando varios imanes.
  • Juegos de imanes: Estos juegos vienen con varitas, canicas magnéticas, chips magnéticos y muchos otros tipos de imanes.
  • Stick BotsPermita que los estudiantes hagan películas de animación de stop-motion usando estas figuras geniales.
  • Boligrafos 3D: Para aquellos que no estamos listos para dar el salto de obtener una impresora 3D, esta es una alternativa fácil y económica.
  • Magna Tiles: Estas coloridas baldosas son otro gran éxito para mis estudiantes.

 

Se pueden vincular estas actividades en el espacio del fabricante con la literatura. Después de leer un cuento, los estudiantes eligen los materiales de construcción que quieren usar (Legos, Baldosas Magna, Bloques IO, o Bloques Tegu) y se les propone un reto. Por ejemplo, después de leer How to Catch a Leprechaun de Adam Wallace, reté a mis alumnos a construir su propia trampa para duendes. Cada grupo tenía su propio trébol brillante recortado para utilizarlo como cebo para el duende. Después de leer varias versiones del Hombre de Jengibre, reté a mis estudiantes a crear un vehículo que ayudara a su hombre de jengibre a cruzar el río y evitar al zorro.

Deje que los estudiantes se hagan cargo

Muchas veces, mis estudiantes han inventado sus propias ideas sobre el espacio de creación. El año pasado, para nuestra Noche Internacional, transformamos la biblioteca en el Museo Internacional de la Cenicienta. El museo contenía artefactos relacionados con diferentes historias de Cenicienta de todo el mundo. Un grupo de estudiantes de 5º grado preguntó si podían crear el carruaje de Cenicienta. Les di un montón de cartulina, luces del árbol de Navidad, tul y cualquier otra “chatarra” artesanal que tuviera a mano. Este grupo creó un hermoso carruaje en el que los estudiantes de K-2 podían sentarse para tomar fotos! Otro grupo creó un tipi de tamaño natural para The Rough Face Girl de Rafe Martin.

Cada día, estos estudiantes venían durante su tiempo libre para trabajar en sus proyectos. Me sorprendió lo bien que colaboraron para hacer estos complejos artefactos para nuestro museo. Yo sólo proporcioné el espacio y los materiales. Mis estudiantes eligieron sus propios grupos y su proyecto. Mi flexibilidad y mi enfoque de no intervención permitieron a estos estudiantes llevar sus creaciones al siguiente nivel.

Mantenga la simplicidad

No hay una respuesta correcta o incorrecta cuando se trata de espacios de fabricación. Se trata de dejar que los estudiantes creen y sean creativos. Lo admito, mis Stick Bots y mis bolígrafos 3D aún están en sus paquetes. No he tenido tiempo de empezar con ellos, pero está bien. Empieza de forma sencilla. Mira la “basura” que se ha ido acumulando en tu biblioteca. Las revistas y libros desechados por sí solos pueden utilizarse para todo tipo de actividades creativas. Hice que un padre tomara un libro de Calvin y Hobbes desechado y creara hermosos marcadores laminados. Ahora tengo un área de creación de marcadores para que los estudiantes la usen.

Menos es más

La belleza del makerspace es que los estudiantes hacen el trabajo. Como maestros, hemos sido entrenados para tener todos los aspectos de nuestras lecciones planeados a la perfección. Esto no es necesario en el caso de los espacios de fabricación. Una vez que los estudiantes conozcan sus expectativas, déjelos que se diviertan con los materiales. Su flexibilidad permitirá que la creatividad de los estudiantes crezca.