Archivo de la categoría: Alfabetización informacional

La biblioteca pública de Valdepeñas ofrece lectura telefónica a los mayores para combatir la soledad del confinamiento

310320-biblioteca-voluntariado-lectura-telefonica-mayores1-569x427-1

Valdepeñas ofrece lectura telefónica a los mayores para combatir la soledad del confinamiento

Lanza VALDEPEÑAS

 

Voluntarios de Valdepeñas leerán relatos y poemas a mayores de la ciudad por teléfono durante el confinamiento. ‘El teléfono de la lectura’ pone en contacto a voluntarios con mayores de 60 años a los que leen relatos, poemas y cuentos a modo de acompañamiento.

El objetivo es doble, por una parte mitigar la soledad de las personas mayores durante esta etapa de confinamiento, y por otro también acercarles la lectura desde la biblioteca pública a través de voluntarios.

La biblioteca organiza este servicio proporcionando asesoramiento y materiales a aquellas personas que deseen participar en hacer llegar la lectura y el acompañamiento a sus vecinos de más edad.

“Enseñar y Aprender desde casa”: guías y orientaciones educativas para profesores, alumnos y familias en estos tiempos de confinamiento

 

coleccion-ensec3b1ar-y-aprender-desde-casa-edullab-e1585577640586

Colección “Enseñar y aprender desde casa”

https://edullab.webs.ull.es/wordpress/ensenar-y-aprender-desde-casa/

 

Un grupo de investigación de la ULL (Univ. La Laguna) denominado Laboratorio de Educación y Nuevas Tecnologías (EDULLAB) ha generado una colección multimedia denominada “Enseñar y Aprender desde casa” que ofrece guías y orientaciones educativas para el profesorado, alumnado y familias en estos tiempos de confinamiento COVID19.  Son gratuitas y de acceso libre.

 

 

La pandemia del coronavirus es un “big bang”, un antes y después en todas las esferas de nuestra sociedad. El confinamiento en sus casas del alumnado y del profesorado ha roto el ritmo y formas de enseñanza presenciales en las aulas. Esto nos obliga a utilizar los recursos de Internet para continuar la labor docente y de aprendizaje desde el hogar. Ante este nuevo escenario hemos creado la colección “Enseñar y Aprender desde Casa” formada por cinco guías que ofrecen orientaciones y pautas generales de cómo organizar y desarrollar el teletrabajo docente y el aprendizaje en el hogar a través de Internet. 

Esta colección ha sido elaborada por el Grupo de Investigación e Inovación Laboratorio de Educación y Nuevas Tecnologías (EDULLAB) de la Universidad de La Laguna en colaboración con el Area de Tecnología Educativa (ATE) de la Dirección General de Ordenación, Innovación y Calidad de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.

Estas cinco guías son:

– La enseñanza digital. Retos y desafíos
– Guía para el profesorado
– Guía para los equipos directivos de los centros educativos
– Guía al alumnado
– Guía a las familias

Cada una de las mismas presenta recomendaciones prácticas, a modo de un decálogo, de cómo enseñar y aprender a distancia a través de la red. Si eres profesora o profesor, alumna o alumno, madre o padre, o perteneces al equipo de dirección de centro, te animamos a que las consultes.

Las guías están publicadas en la Mediateca de la Consejería de Educación y también están en el portal para familias creado por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias ante el COVID19. Estas guías son de acceso libre, puedes descargarlas, compartirlas y difundirlas donde estimes más oportuno.

 

 

Recursos Educativos Abiertos. Planeta Biblioteca 2020/04/01

 

487075f5bab4398c955f98a76c47a72d

Recursos Educativos Abiertos. Planeta Biblioteca 2020/04/01

ESCUCHAR EL PROGRAMA

Ir a descargar

Enlaces a las fuentes y recursos REA

Recursos Educativos Abiertos

Los recursos educativos abiertos o “REA” (en inglés: Open Educational Resources, “OER”) son documentos o material multimedia con fines relacionados con la educación como la enseñanza, el aprendizaje, la evaluación y la investigación cuya principal característica es que son de acceso libre y por lo general bajo licencia abierta. Aunque algunas personas consideran que el uso de un formato abierto es una característica esencial de los REA, este no es un requisito universalmente reconocido.

 

Juventud y Ciudadanía Digital: comprender las habilidades necesarias para un mundo digital

 

2020-03-26_19-58-17-768x993-1

 

Cortesi, Sandra, Alexa Hasse, Andres Lombana-Bermudez, Sonia
Kim, and Urs Gasser. “Youth and Digital Citizenship+ (Plus):
Understanding Skills for a Digital World.” Berkman Klein Center for
Internet & Society (2020).

Texto completo

 Temas relacionados

 

 

 

 

“Youth and Digital Citizenship+ (Plus): Understanding Skills for a Digital World” explora cuestiones importantes sobre los jóvenes y el entorno digital, y proporciona una visión general y un análisis del discurso actual en torno a la juventud (12-18 años) y el concepto de ciudadanía digital. En el informe se propone un concepto modificado de “ciudadanía digital+ (plus)”, con el objetivo de reunir a diferentes comunidades para promover la capacidad de los jóvenes de aprovechar las oportunidades y navegar por los desafíos del mundo en línea.

 El informe se centra en varias cuestiones clave:

  • ¿Por qué el concepto de ciudadanía digital se ha convertido en un tema central en los debates sobre la juventud, la educación y el aprendizaje en el siglo XXI?
  • ¿En qué se parece o difiere el concepto de ciudadanía digital de otros conceptos, como la alfabetización digital, la alfabetización mediática, las nuevas alfabetizaciones mediáticas, las aptitudes del siglo XXI o la competencia digital?
    ¿Qué se aborda en el actual panorama de la ciudadanía digital y en qué medida se incluyen las voces de los jóvenes en el desarrollo, la aplicación y la evaluación de las iniciativas de ciudadanía digital?
  • ¿Cuáles son las principales consideraciones para los espacios de aprendizaje y la participación significativa de los jóvenes?
  • ¿Cómo podemos abordar las áreas poco exploradas, como la inteligencia artificial y los datos?

 

 

Contra el Coronavirus y la desinformación: juego test de Kahoot

 

6d8ef4c2d6f63aed2804118675760cb4

Enlace al cuestionario en Kahoot

Juego de concienciación contra el coronavirus y la desinformación. Fuentes de información: OMS, Ministerio de Sanidad, Junta Castilla y León, Maldita.es, Salud sin bulos, EIT Bulos del coronavirus…

Kahoot permite crear un divertido juego de aprendizaje en cuestión de minutos, al que llamamos “kahoots”. El juego consiste en hacer una serie de preguntas de opción múltiple. El formato y el número de preguntas depende se puede personalizar y añadir vídeos, imágenes y diagramas a las preguntas para ampliar el compromiso del alumno.

Kahoot es una herramienta gratuita para gamificar el aula y hacer que los alumnos aprendan divirtiéndose. Existen varios modos para aplicarla, uno es aprovechar los cuestionarios y quizás ya existentes y otra, crear un Kahoot personalizado en función de unos intereses determinados.

Teorías conspiranoicas en tiempos de pandemias: la lucha contra la infodemia y la desinformación desde las bibliotecas

 

e6ada6e6b189e882bae7828ee696b0e59e8be586a0e78ab6e79785e6af922019-ncov-baiyunju.cc_

 

Momentos como el que lamentablemente estamos viviendo son propicios para este tipo de teorías, sin embargo, a veces la verdadera conspiración está en el propio relato conspirativo, ocurre lo mismo con los avisos de virus informáticos o de supuestas alertas policiales, que circulan sin tregua de WhatsApp en WhatsApp, y son ellas en si misma las verdaderas amenazas en si mismo.

 

Históricamente, los brotes de pandemias siempre ha estado acompañado de la difusión de rumores y teorías de conspiración. En el siglo XIV, cuando la peste negra asoló Europa, nadie sabía cómo se había originado la enfermedad. Poco después, surgieron rumores infundados de que los judíos causaron el brote envenenando los pozos en un intento de controlar el mundo, y fueron sometidos a pogromos y destierros a la fuerza. Entre 1918-1920, la llamada gripe española, que fue más letal que la Primera Guerra Mundial, mató entre 25 y 50 millones de personas, entonces se llegó a afirmar que el patógeno que provoco esa pandemia había sido desarrollado por el ejército alemán para utilizarlo como arma. En los años más recientes ocurrió esto mismo con el SIDA, especulando que se había creado en un laboratorio de Estados Unidos con la intención de exterminar a los homosexuales.

Las teorías conspiranoicas se utilizan para referirse a ciertas teorías alternativas a las oficiales que explican un acontecimiento, y normalmente invocan a grupos poderosos o ideológicos con intereses determinados de tipo económico, político o religioso. El término conspiración según el diccionario de la lengua española significa  «unirse contra su superior o soberano, o unirse contra un particular para hacerle daño». En relación con ello hay una expresión que se utiliza habitualmente denominada la “Navaja de Ockham”, según la cual “en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable”, esto quiere decir que cuando existen dos teorías verosímiles sobre un tema, la explicación más sencilla es la más probable de ser la cierta; esto es así en el ámbito de la ciencia. Lo que en cierta manera nos puede servir de pauta en este complejo mundo de noticias falsas y postverdad.

En estos días nos han llegado noticias tan sorprendentes como estas: El nuevo coronavirus fue desarrollado en un laboratorio militar chino o estadounidense, y que la guerra comercial con EE.UU. podría estar en el trasfondo de la pandemia. Los albaneses son genéticamente inmunes al virus. Y que el Primer Ministro búlgaro Bojko Borissov tiene un aura mística que lo proteje de contraer el COVID-19. Y probablemente la más llamativa de todas es que el COVID-19 fue consecuencia de la implementación de la tecnología móvil 5G en la ciudad china de Wuhan, el centro de origen del brote. La impotencia y el miedo ante una situación tan critica es un terreno de cultivo favorable a la propagación de este tipo de noticias.

Esta es la lógica casi normal en un momento en que la preocupación por las consecuencias derivadas del contagio del COVID-19 es central en el mundo de las noticias, como lo es  que aparezcan, agoreros, sectas y fórmulas mágicas que curan la enfermedad. Hace unos días se dijo que darse unos vahos a 60 grados evitaba o curaba la posibilidad de contagio, cuestiones que lógica y el razonamiento nos dicen que no tienen ningún fundamento, incluso para quienes no somos científicos. La desinformación o (mis)información es tal que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha creado un sitio web dedicado a disipar las afirmaciones infundadas sobre las fórmulas mágicas para curar el coronavirus y cómo se propaga el patógeno, a las que califica como “infodemia”. Incluso, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus. director jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha afirmado “No sólo estamos luchando contra una epidemia; estamos luchando contra una infodemia

El problema es que en este contexto de miedo, y de noticias falsas, los consejos médicos incorrectos, engañosos o falsos pueden hacer mucho daño, y además la capacidad de propagación es tan rápida que antes de que nadie tenga la oportunidad de corregirlas. El problema es que ahora con la capacidad de difusión de los medios de comunicación social el fenómeno se amplifica como una bola de nieve. Según un informe del Washington Post que citaba otro informe inédito del US Global Engagement Center, entre enero y febrero se difundieron alrededor de 2 millones de tweets que contienen teorías de conspiración sobre el coronavirus.

Por ello diferentes medios comerciales e institucionales se han unido para combatir esta desinformación;  así Google ha creado una alerta SOS sobre COVID-19 en los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas, para asegurarse de que la primera información que reciba el público sea del sitio web de la OMS. Facebook también se unió a esta corriente eliminando aquellas noticias falsas que decían curar o tratar el coronavirus. En TikTok, el Foro Económico Mundial ofrece un breve contenido de vídeo destinado a disipar algunos mitos y a poner de manifiesto los hechos sencillos.

Aún así, la proliferación de noticias falsas será tan duradera como lo sea la pandemia. Los mensajes en línea se comparten mucho más rápidamente en los medios sociales y a través de aplicaciones de mensajería de lo que cualquier autoridad médica o sanitaria puede refutarlos. Desde las bibliotecas, como profesionales expertos en información, también podemos ofrecer algunas pautas que al menos puedan paliar el estado de desinformación que vivimos, para que las personas tomen conciencia de una serie de pautas que se deben tener en cuenta cuando alguien se encuentra con un mensaje emocional, que tenga en cuenta que antes de distribuirlo en sus redes de amigos, lo primero es comprobar la fuente, si se trata de una fuente autorizada y creíble, cerciorarse de quién es el autor, a quién va dirigido, cuál es la intencionalidad del mensaje, si existen sesgos ideológicos, si es una broma y si la fecha es actual.

Podéis encontrar más información y consejos en la etiqueta   de este mismo blog. La educación, la alfabetización mediática y la responsabilidad social deben estar en nuestra mente cuando consumimos la información o difundimos información en la era digital.

Los bibliotecarios de la Universidad de Columbia proporcionan la guía y el diseño de los protectores faciales imprimibles en 3D para la lucha contra el coronavirus

 

img_8547-1-225x300-1

 

Guide and Design for Rapidly Manufacturing Face Shields with a 3D printer and household tools.

 

En respuesta a la escasez de equipos de protección personal (PPE) mientras los hospitales y clínicas se apresuran a responder a la pandemia de COVID-19, los bibliotecarios de la Universidad de Columbia han publicado una Guía y Diseño para fabricar rápidamente protectores faciales con una impresora 3D y herramientas domésticas.

 

La semana pasada, el Dr. Pierre Elias, becario de cardiología de la Universidad de Columbia, se puso en contacto con la bibliotecaria de tecnologías de investigación y aprendizaje Madiha Choksi para preguntarle sobre la utilización de las impresoras 3D de la biblioteca y la experiencia del personal del makerspace de la biblioteca para producir protectores faciales. El Dr. Elias proporcionó un diseño para un visor de protección facial publicado por Budmen Industries. Choksi tomó el diseño de Budmen y lo optimizó, reduciendo el tiempo de impresión en un tercio. El nuevo diseño tarda una hora en imprimirse, y el acetato para la parte delantera del escudo puede cortarse y moldearse a mano. Un simple perforador hace los agujeros que conectan la parte delantera del escudo con el visor. Además, inclinó la visera para facilitar a los profesionales de la salud la colocación de máscaras protectoras detrás del escudo.

Choksi también consiguió la ayuda de otros miembros del personal de la Biblioteca, incluyendo al Bibliotecario de Apoyo a la Investigacón Digital Alex Gil y al Bibliotecario de Datos de Investigación Moacir P. de Sá Pereira para crear la Guía y el Diseño para la Rápida Fabricación de Protectores Faciales. El equipo distribuyó la guía a otras bibliotecas universitarias que podrían estar en condiciones de comenzar la producción de los protectores. Para apoyar aún más la rápida producción de protectores, el Jefe de los Servicios de Datos de Investigación Jeremiah Trinidad-Christensen se ha puesto en contacto con la facultad de Columbia sobre la utilización de impresoras 3D adicionales en el campus.

Choksi entregó cinco prototipos de escudos el 21 de marzo al Dr. Elías, quien posteriormente solicitó 1.000 escudos para los hospitales presbiterianos de Nueva York.

En España, la Comunidad Maker de Euskadi contra el Coronavirus, también está fabricando material para sanitarios como respiradores y protectores en impresoras 3D para luchar contra la pandemia del coronavirus