Archivo de la categoría: Alfabetización informacional

Políticas de educación superior por universitarios

marengo_small

Marengo, R., C. Giordano, et al. (2015). [e-Book] Políticas de educación superior por universitarios. La Plata, Editorial de la Universidad Nacional de La Plata, 2018

Texto completo

Como una reflexión colectiva sobre la política universitaria en cuanto parte del sistema de educación superior de Argentina, los artículos de este volumen fueron elaborados para la materia Perspectiva Sociopolítica del Sistema Universitario, de la Especialización en Docencia Universitaria de la Universidad Nacional de la Plata. Situados en nuestra Universidad, son obra de un conjunto de docentes que se ocupa de la influencia de las tendencias y políticas internacionales, de sus posibles impactos en sus propios ámbitos académicos o de docencia y de las propuestas políticas formalizadas en algunos proyectos de ley de educación superior.

El contacto con los libros en la adolescencia mejora las habilidades de alfabetización, aritmética y tecnología en la edad adulta

 

45283975422_98bcfcf64c_o_d

 

Sikora, J., M. D. R. Evans, et al. “Scholarly culture: How books in adolescence enhance adult literacy, numeracy and technology skills in 31 societies.” Social Science Research  n. 20 (2018).

Texto completo

 

Una creciente cantidad de evidencias apoyan el argumento de que favorecer que los niños crezcan en un entorno en que haya libros beneficia su posterior éxito educativo, sus logros y su posición ocupacional. Los datos de la investigación proceden de una encuesta a 160.000 adultos de 31 países que llega a la conclusión de que disponer de una biblioteca con muchos libros en el hogar proporciona a los adolescentes que abandonaron la escuela habilidades equivalentes a las de los graduados universitarios que no leyeron de niños.

 

Son muchos estudios los que sugieren que aquellos niños que crecen en hogares con libros les dota cuando son jóvenes de gustos, habilidades y conocimientos que les son útiles para toda la vida. Sin embargo, hasta la fecha, esto no se había comprobado directamente. En la investigación se documentan los efectos ventajosos del contacto con la cultura en las edades iniciales y los efectos posteriores en el desarrollo de las habilidades en alfabetización, aritmética y la resolución de problemas tecnológicos cuando son adultos.

Estas evidencias proviene de una investigación sobre datos de 31 países que participaron en el Programa para la Evaluación Internacional de las Competencias de los Adultos (PIAAC) entre 2011 y 2015. A los participantes en la encuesta se les preguntó cuántos libros había en sus casas cuando tenían 16 años -se les dijo que un metro de estanterías equivalía a unos 40 libros- y se sometieron a pruebas de alfabetización, aritmética y tecnología de la información y la comunicación (TIC) para evaluar sus capacidades. Mientras que el número medio de libros en una biblioteca doméstica difiere de un país a otro -de 27 en Turquía a 143 en el Reino Unido y 218 en Estonia-, los efectos totales en función del tamaño de las bibliotecas del hogar  sobre la alfabetización son importantes en todos los países.

El estudio llega a la conclusión de que crecer en hogares con bibliotecas potencia las habilidades de los niños cuando son adultos más allá de los beneficios que se derivan de la educación de los padres o de sus propios logros educativos u ocupacionales. Además, los efectos son loglineales, con mayores retornos si crecen en hogares con bibliotecas de mayor tamaño que si lo hacen en hogares con bibliotecas más pequeñas. Según las conclusiones del estudio una biblioteca en el hogar necesita contener por lo menos 80 libros para ser efectiva.

 

Consejos sobre las reuniones entre padres y maestros: estrategias para directores, maestros y padres

parent-teacher-meeting-blog

Parent-Teacher Conferences: Strategies for Principals, Teachers, and Parents. Global Family Research Project, 2018

Texto original

Las reuniones entre de padres y maestros son una parte esencial de la relación entre las escuelas. y las familias de sus estudiantes. Las primeras reuniones que se inician al inicio del curso deben intentan crear un ambiente positivo, pero a veces también pueden crear ansiedad entre los padres, maestros, administradores de escuelas, e incluso entre los estudiantes. Estas primeras reuniones, que normalmente se celebran en otoño, no tiene que ser estresantes y pueden ser, en cambio, el inicio para una conversación fructifera y  continua en que los directores, educadores y familias discutan el progreso de los niños y desarrollen estrategias comunes para ayudar a los estudiantes a lograr el éxito durante todo el año escolar.

Esta guía de Global Family Research Project está diseñada para apoyar a los educadores y a las familias en la consecución de relaciones productivas y exitosas entre padres y maestros.

La guía da una serie de consejos que sistematizan lo que los directores, maestros y padres pueden hacer para prepararse mejor y aprovechar al máximo estas reuniones. Estos encuentros son sólo una parte de los programas de participación familiar, que también incluyen trabajar con los padres como socios colaborativos en la comprensión de los aspectos relacionados con el apoyo al progreso de sus hijos, tanto dentro como fuera de la escuela.

La guía establece 5 metas (5Rs en ingles): alcanzar, elevar, reforzar, relacionarse y reimaginar. La aplicación de estos enfoques puede conducir a formas innovadoras de relacionarse con las familias para asegurar que reciban la información que necesitan para ayudar a sus hijos, y que los maestros entiendan mejor las fortalezas y necesidades de sus alumnos.

 

Llegar a la comunidad

Llegar a la comunidad significa esforzarse para que los programas y recursos de participación familiar sean accesibles para aquellos que tienen más dificultades para aprovechar estas oportunidades. Por ejemplo, cuando se programe una reunión establecerla en un horario en el que los padres que trabajan tengan la mayor flexibilidad posible de poder asistir, o que los miembros de las familias con dificultades de comprensión del idioma se sientan cómodos tratando de comunicarse con el maestro.

Para alcanzar estos objetivos los directores pueden:

  • Asegurarse de que los intérpretes, el cuidado infantil o el transporte estén disponibles cuando sea necesario, y de que las familias conozcan la existencia de estos servicios.
  • Proporcionar a los maestros apoyo profesional sobre cómo hacer de la conferencia una experiencia positiva.
  • Considerar la posibilidad de implementar programas de visitas a domicilio, no como un reemplazo para las reuniones, sino como una forma de establecer una relación antes de la conferencia. Los directores pueden ofrecer esta oportunidad a sus maestros y familias.

 

Para alcanzar estos objetivos los maestros pueden:

  • Ser flexibles ofreciéndose a estar disponibles por teléfono o videoconferencia cuando haya dificultades para mantener una reunión en persona con alguna de las  familias.
  • Utilizar parte de la reunión para conocer mejor a la familia antes de discutir el progreso académico de los estudiantes.
  • Considerar, siempre y cuando se firmen las autorizaciones correspondientes, permitir que los padres o tutores deleguen en a otro miembro de la familia o amigo si esto les hace sentir más cómodos, especialmente si esa persona tiene una mejor comprensión del idioma en el caso de las familias emigrantes.

Para alcanzar estos objetivos las familias pueden:

  • Hacerles saber a los maestros con anticipación si tienen alguna incompatibilidad de horario o si hay alguna preocupación en particular que quieran abordar. A veces es fácil olvidar una pregunta o información importante cuando la reunión está en marcha.

 

Cooperar 

Cooperar significa que las conferencias sean una comunicación bidireccional. Que las familias compartan lo que saben sobre sus hijos, co-diseñen planes de acción con los maestros y participen en los métodos que las escuelas utilizan para mantener la comunicación.

Para alcanzar estos objetivos los directores pueden:

  • Trabajar con la asociación de padres u con otros padres en particular para promover las reuniones de padres y maestros como una experiencia valiosa y para recabar la opinión de las familias en momentos determinados, y ayudar a establecer los puntos del orden del día sobre los temas que desean abordar los profesores durante las reuniones.
  • Asegurarse de que los padres sepan cómo acceder a las plataformas de información de los alumnos en línea mediante antes de la conferencia para que estén bien informados a la hora de discutir el progreso de sus hijos. Algunas escuelas, por ejemplo, ponen a disposición ordenadores para formar a los padres padres sobre  cómo iniciar sesión o cómo hacer un seguimiento de los progresos de sus hijos a través de Internet.

Para alcanzar estos objetivos los maestros pueden:

  • Pedir a los padres que rellenen un formulario que enumere las fortalezas de sus hijos, las áreas de mejora y lo que les gustaría hacer, dentro y fuera de la escuela.
  • Escuchar cómo los padres apoyan el aprendizaje de sus hijos y sus metas de lo que quieren para sus hijos.
  • Tener conocimiento de cómo se sienten los padres al hablar de temas delicados, de modo que se les anime a que hablen de estos temas con los maestros.

Para alcanzar estos objetivos las familias pueden:

  • Preguntar sobre la mejor manera de ponerse en contacto con un maestro si tienen más preguntas o inquietudes. También que el maestro sepa la mejor manera y el mejor momento de ponerse en contacto con ellos.

 

Fortalecer

Refuerzo significa que los valores culturales, las normas, el lenguaje y los contextos de las familias se integran en las conversaciones y los planes de acción relacionados con los objetivos de aprendizaje de los estudiantes. Las familias deben conocer la mejor manera de apoyar y promuever el aprendizaje y desarrollo de los niños en el hogar, en la escuela y en la comunidad.

Para alcanzar estos objetivos los directores pueden:

  • Traducir documentos y mensajes importantes a los idiomas que se hablan en los hogares de los estudiantes.
  • Considerar la posibilidad de colocar carteles en toda la escuela que reflejen las formas en que las familias de diversas culturas están apoyando el aprendizaje de los niños a través del currículo. Incluso poner un mapa del mundo que muestre de dónde proceden las familias puede hacer que los padres se sientan bienvenidos cuando entren al edificio.
  • Proveer desarrollo profesional que minimice los prejuicios culturales y de otro tipo para dar a los profesores una oportunidad de confrontar los sentimientos o preocupaciones que puedan tener sobre reunirse con los padres.

Para alcanzar estos objetivos los maestros pueden:

  • Aprender algunas cosas sobre las culturas de las familias representadas en sus aulas y cómo el aprendizaje informal puede ser diferente de sus propias experiencias o expectativas. Considerar consultar a otras organizaciones culturales para saber más de las otras culturas.
  • Proporcionar datos que muestren cómo los niños están progresando hacia los estándares en áreas específicas, y recomendar recursos para que los padres puedan apoyar y ayudar mejor en las tareas y deberes encomendados a sus hijos. Los maestros deben sentirse cómodos y bien informados sobre cómo les va a los niños en la escuela y su progreso individual a través del tiempo.
  • Muestrar respeto por cada familia, evitar afirmaciones como “debería” que suenan sentenciosas, y aprender de los conocimientos que los padres tienen sobre sus hijos.
  • Elaborar un plan de acción junto con los padres sobre lo que pueden hacer tanto  maestros como padres para apoyar el aprendizaje de los niños y cuándo se comunicarán entre sí.

Para alcanzar estos objetivos las familias pueden:

  • Participar en los eventos escolares, como jornadas de acogida,
    visitas guiadas a las escuelas u otras oportunidades para conocer
    a los maestros al principio del año, de manera que las reuniones no sean la primera oportunidad de conocerse.
  • Dar a conocer el comportamiento positivo de sus hijos en casa, lo que proporciona
    a los profesores una mejor comprensión de cómo incorporar esas estrategias en el aula o en el individuo. Algunas escuelas, especialmente las de nivel medio y superior. nivel secundario, involucran a los estudiantes en en las reuniones con los profesores. Pero si no lo hacen, los padres pueden preguntarle a sus hijos antes de que acudan a la reunión si hay algún tema concreto que quieren que se discuta.
  • Pedir sugerencias y orientación a los maestros sobre cómo apoyar  mejor el aprendizaje de sus hijos en la escuela o en qué recursos les recomendaría.

 

 

Relacionarse

Los programas de participación familiar también apoyan las relaciones en forma de redes colaborativas. Así como los educadores tienden a valorar el aprendizaje mutuo, los padres dependen de otros padres para que los introduzcan en las rutinas de la escuela, para que aprendan consejos sobre recursos relacionados con el aprendizaje en la comunidad y para que les brinden apoyo cuando tengan preguntas o inquietudes.

Para alcanzar estos objetivos los directores pueden:

  • Ayudar a las familias a establecer conexiones entre ellas ; reclutar a los padres más comprometidos con el aprendizaje para  que pueden actuar como enlaces entre los maestros y las familias; y habilitar un espacio en la escuela para que las familias se puedan reunir en la escuela.
  • Ofrecer oportunidades para que las familias trabajen juntas. Programas tales como huertos escolares, eventos de voluntarios o producciones escolares puede dar a los padres la oportunidad de conocerse y trabajar juntos son otra manera de ayudar a los padres a sentirse parte de la comunidad escolar

Para alcanzar estos objetivos los maestros pueden:

  • Fomentar las relaciones entre las familias en su comunidad. A medida que conocen mejor a los padres durante en el momento de la reunión, pueden tener en cuenta qué familias podrían ser buenas conexiones o recursos para cada uno, tal vez porque sus hijos tienen intereses similares o viven en las mismas condiciones o en un entorno próximo (en la misma calle, por ejemplo.)
  • Alentar a los padres a que compartan estrategias sobre la forma en que apoyan el aprendizaje de sus hijos, como la supervisión de las tareas y el establecimiento de límites en el uso del teléfono. Los maestros también pueden trabajar con los padres para crear sistemas de compañerismo entre las familias para fomentar las buenas relaciones

Para alcanzar estos objetivos las familias pueden:

  • Averiguar con los maestros o con los enlaces de los padres si hay otras familias que deberían conocer mejor, o que podrían tener experiencias conjuntas con programas particulares de la comunidad. Aquellos que llevan en la escuela varios  años también pueden ofrecerse a conectarse con otras familias que puedan necesitar apoyo.

 

Reimaginar

Por último, las escuelas pueden necesitar reimaginar formas de aumentar el acceso de las familias y la comprensión de la información sobre el progreso de sus hijos. Esto podría incluir implicar a los estudiantes en las reuniones colectivas o individualizadas que se llevarán a cabo con los padres. Además, las otros profesionales y unidades administrativas de la escuela, como la biblioteca, pueden desempeñar la tarea de proporcionar a las familias los recursos necesarios para apoyar mejor las necesidades de sus hijos en la escuela, así como oportunidades para aprender con ellos.

Para alcanzar estos objetivos los directores pueden:

  • Construir conexiones con otros profesionales y proveedores de la comunidad que tengan programas o servicios que amplíen y profundicen los intereses de los estudiantes y satisfagan las necesidades de las familias en la escuela. Estas asociaciones pueden ser valiosas en el momento de la reunión, ya que los padres pueden hacer preguntas sobre cómo apoyar mejor el aprendizaje de sus hijos.
  • Considerar la posibilidad de realizar talleres sobre la comprensión de los datos de los estudiantes, los tipos de evaluaciones llevadas a cabo u otros temas. Muchas escuelas tienen solamente reuniones formales, pero los líderes escolares también pueden considerar programar conferencias para revisar el progreso hecho durante el año.

Para alcanzar estos objetivos los maestros pueden:

  • Recomendar recursos de la comunidad que puedan ayudar a extender el aprendizaje fuera de las clases.
  • Recomendar -si se lleva a cabo una reunión de primavera- sobre como reforzar el aprendizaje durante las vacaciones de verano por parte de las familias o en qué cuestiones centrarse de cara al próximo curso.

Para alcanzar estos objetivos las familias pueden:

  • Pedir a los maestros y a los enlaces con los padres, así como a otras familias, recursos de la comunidad que puedan complementar lo que los niños están aprendiendo, aprovechar las áreas de interés de las familias y continuar apoyando a las familias a medida que sus hijos completan sus ciclos en la escuela.
  • Unirse a diferentes grupos y redes comunitarias que apoyan a niños y familias.

 

 

El futuro de la asistencia sanitaria: preventiva, personalizada y precisa

 

capture_29

The future of healthcare: Preventative, personalised and precise [e-Book] The Economist Intelligence Unit, Standard Chartered Private Bank, 2018

Texto completo

Los hábitos de salud de personas de alto nivel adquisitivo a menudo pueden proporcionar ejemplos de cómo las tecnologías sanitarias de vanguardia se integran en la vida de las personas, y pueden servir como la etapa preliminar de una adopción futura generalizada. Para ver el futuro de la atención médica, The Economist Intelligence Unit encuestó recientemente a 480 personas de alto poder adquisitivo (HNWI) en las regiones de rápido crecimiento de Asia, Oriente Medio y África para estudiar cómo sus hábitos actuales de atención médica podrían conducir a grandes avances para la sociedad en su conjunto. ¿Qué impedirá las tecnologías futuras e impulsará a otras, y por qué? ¿Cuáles de las tecnologías actuales tienen el mayor potencial de impacto a corto y largo plazo, cómo se están adoptando y cómo llegarán finalmente a la atención sanitaria cotidiana? Estas son las preguntas exploradas en The future of healthcare: Preventative, personalised and precise , la tercera parte de una serie de investigación sobre los avances en una vida mejor, patrocinada por Standard Chartered Private Bank.

 

Cómo Aprende la Gente II: Estudiantes, contextos y culturas.

43382927930_747df4e9a3_d

How People Learn II: Learners, Contexts, and Cultures. [e-Book] Washington, DC National Academy of Sciences, 2018.

Texto completo

Hay muchas razones para tener curiosidad sobre la forma en que la gente aprende, y en las últimas décadas se ha producido un incremento de la de investigación que tiene importantes implicaciones para el aprendizaje individual, la escolarización, la formación de la fuerza laboral y las políticas. En 2000 se publicó How People Learn, y su influencia fue amplia y profunda. En el informe se resumían las ideas sobre la naturaleza del aprendizaje en los niños en edad escolar, se describían los principios para el diseño de entornos de aprendizaje eficaces y se daban ejemplos de cómo se podía aplicar en el aula. Desde entonces, los investigadores han continuado investigando la naturaleza del aprendizaje y han generado nuevos hallazgos relacionados con los procesos neurológicos involucrados en el aprendizaje, la variabilidad individual y cultural relacionada con el aprendizaje y las tecnologías educativas. Además de ampliar la comprensión científica de los mecanismos de aprendizaje y la forma en que el cerebro se adapta a lo largo de toda la vida, se han hecho importantes descubrimientos sobre las influencias en el aprendizaje, en particular los factores socioculturales y la estructura de los entornos de aprendizaje. How People Learn II: Learners, Contexts, and Cultures. ofrece una actualización muy necesaria que incorpora los conocimientos obtenidos de esta investigación durante la última década. El libro amplía los fundamentos expuestos en el informe de 2000 y examina en profundidad la constelación de influencias que afectan al aprendizaje individual. How People Learn II se convertirá en un recurso indispensable para comprender el aprendizaje a lo largo de la vida de los educadores de estudiantes y adultos.

¿Cómo se difundió la desinformación durante las elecciones presidenciales de 2016? Estudio de las campañas de desinformación e influencia de las ‘Noticias falsas’ en Twitter

unknown-4

Texto completo

 

El informe revela un concentrado ecosistema de “noticias falsas”, que vincula a más de 6,6 millones de tweets con los editores de noticias falsas y de noticias de conspiración en el mes anterior a las elecciones de 2016. El problema persistió después de las elecciones con 4 millones de tweets de noticias falsas destinados a conspirar desde mediados de marzo hasta mediados de abril de 2017. Una gran mayoría de estas cuentas siguen activas en la actualidad.

 

¿Cómo se difundió la desinformación durante las elecciones presidenciales de 2016? ¿ha cambiado la situación desde entonces? Un nuevo estudio de más de 10 millones de tweets de 700.000 cuentas de Twitter que se vincularon a más de 600 medios que difunden informaciones falsas.

El estudio, uno de los más grandes hasta la fecha sobre este tema, cuenta con el apoyo de la Fundación Knight, producido por Matthew Hindman de la Universidad George Washington en colaboración con Vlad Barash de la firma de análisis de redes Graphika. Knight encargó el estudio para mejorar la comprensión de cómo la desinformación se propaga en línea.

“Las “noticias falsas” y la desinformación siguen llegando a millones: Más del 80 por ciento de las cuentas que repetidamente difundieron información falsa durante la campaña electoral de 2016 siguen activas, y continúan publicando más de un millón de tweets en un día normal. El 65% de los enlaces de noticias falsos y de conspiración proceden de sólo 10 sitios.

La mayoría de las cuentas que difunden noticias falsas incluidas en el informe muestran evidencia de publicación automatizada: El treinta y tres por ciento de las 100 cuentas más seguidas en el mapa postelectoral del informe – y más del 60 por ciento de una muestra aleatoria de todas las cuentas – muestran evidencia de actividad automatizada.

Las noticias falsas siguen recibiendo muchos menos enlaces que las fuentes de los medios de comunicación tradicionales: Los sitios de noticias falsas recibieron alrededor del 13 por ciento de los enlaces de Twitter; mientras que los medios de comunicación tradicionales recibieron el 37 por ciento de los enlaces recibidos por un conjunto de periódicos regionales. Pero, las cuentas que difunden noticias falsas o de conspiración revelan un núcleo ultra-denso de cuentas que se suceden. Una cantidad sustancial de información errónea fue difundida tanto por cuentas identificadas con los republicanos como con los demócratas: Mientras que la mayoría de las “noticias falsas” procedían de cuentas pro-republicanas y pro-Trump. Después del período electoral, las noticias falsas de tendencia izquierdista disminuyeron mucho más que las noticias falsas de tendencia derechista.

La difusión coordinada de información errónea por parte de los trolls de la Agencia Rusa de Investigación en Internet (IRA) es evidente. De las más de 2,700 cuentas IRA nombradas públicamente cuando se realizó la investigación, el 65 están incluidas en al menos uno de los mapas del informe. Estas cuentas incluyen varias que fueron ampliamente citadas en los medios de comunicación estadounidenses, como @WarfareWWW, @TEN_GOP y @Jenn_Abrams. Sin embargo, el contenido con mensajes similares fue tuiteado por muchas otras cuentas con muchos más seguidores que los trolls del IRA, así como por cuentas todavía activas que probablemente están automatizadas.

 

Espacios seguros, espacios de compromiso: diversidad y libre expresión en la educación

3fcollid3dbooks_covers_026isbn3d978026203714326type3d

 

Palfrey, J. (2018). [e-Book] Safe Spaces, Brave Spaces: Diversity and Free Expression in Education. Cambridge, MA, The MIT Press, 2018

Texto completo: https://bravespaces.org/

 

Espacios seguros, alertas, microagresiones, desinvitación de oradores, demandas para cambiar el nombre de los hitos del campus: el debate sobre estos temas comenzó en las aulas y en los cuádriceps universitarios, pero terminó en las páginas de opinión del New York Times y el Wall Street Journal, en las noticias por cable y en los medios sociales. Algunas de estas críticas tenían mérito, pero otras hicieron una serie de tiros baratos a los “crybullies” que necesitaban ser mimados y protegidos del mundo real. Pocos cuestionaron el supuesto de que las universidades deben elegir entre la libertad de expresión y la diversidad. En Safe Spaces, Brave Spaces, John Palfrey sostiene que los valores democráticos esenciales de la diversidad y la libertad de expresión pueden y deben coexistir en el campus.

Palfrey, actual director de la escuela de Phillips Academy, Andover, y ex profesor y vicedecano de la Facultad de Derecho de Harvard, escribe que la libertad de expresión y la diversidad son más compatibles que opuestas. La libertad de expresión puede servir a todos, incluso si a veces ha estado dominada por ciudadanos blancos, hombres, cristianos, heterosexuales y sanos. La diversidad tiene que ver con la autoexpresión, el aprendizaje mutuo y el trabajo conjunto entre las diferencias; puede abarcar la libertad académica sin tolerar la incitación al odio.

Palfrey propone una forma innovadora de apoyar tanto la diversidad como la libre expresión en el campus: crear espacios seguros y espacios valientes. En espacios seguros, los estudiantes pueden explorar ideas y expresarse sin sentirse marginados. En espacios valientes -aulas, aulas, foros públicos- la búsqueda del conocimiento es primordial, incluso si algunas discusiones pueden hacer que ciertos estudiantes se sientan incómodos. La fuerza de nuestra democracia, dice Palfrey, depende del compromiso de defender tanto la diversidad como la libertad de expresión, especialmente cuando es más difícil hacerlo.