Archivo de la categoría: Alfabetización informacional

Formación en ciencia abierta a lo largo de la tesis

Former à la science ouverte tout au long de la thèse. Paris: Ministère de l’Enseignement Supérieur, de la Recherche et de l’Innovation, 2022

Texto completo

La guía, destinada a las escuelas de doctorado, da las claves para construir una oferta formativa sobre los principios y prácticas de la ciencia abierta. Basado en ejemplos, permite a los futuros doctores aprender a lo largo de su tesis a través de un camino progresivo, en 7 pasos, que identifica las habilidades a adquirir para cada paso.

Breve manual sobre el funcionamiento de BookCrossing 

Breve manual sobre el funcionamiento de BookCrossing. BCID, 2013 

Texto completo

BookCrossing es un movimiento gratuito, voluntario e individual. Cualquier persona puede registrar y liberar libros en cualquier lugar, que nació en 2001, de mano del americano Ron Hornbaker. El equipo que continúa haciendo que todo esto suceda tiene su base en Sandpoint, Idaho (EEUU). Sin embargo, la web no podría funcionar sin los «beceros» voluntarios de todas partes del mundo, que ayudan en diferentes proyectos, a extender el movimiento, mantener los portales de los países y resolver dudas.

Intercambiar libros se vuelve más divertido con Bookcrossing. La meta es convertir el mundo entero en una gran biblioteca. ¿Y cómo lo hacemos? Liberando (dejando) libros en cualquier lugar: desde cafeterías a trenes, pasando por bancos y centros comerciales.

BookCrossing supone un intercambio de libros de proporciones infinitas. Actualmente hay 2.300.423 «beceros» y 10.038.130 libros viajando por 132 países (estadísticas a 27 de noviembre de 2013)

Los principios de funcionamiento de Bookcrossing son las “3 eRRes”:

  • Read (Lee) un buen libro (eso ya sabes hacerlo)
  • Register (Regístralo) y consigue un BCID (Número de IDentificación BookCrossing) que a partir de ese momento será una especie de “DNI” del libro.
  • Release (Libéralo) para que lo lea alguien más. Puedes dárselo a un amigo, déjarlo en un banco del parque, “olvídarlo” en una cafetería… y te será notificado vía email cada vez que alguien venga aquí y haga una entrada en el diario para ese libro. ¡Y si escribes Notas de Liberación sobre el libro, otros pueden ir de caza e intentar encontrarlo!

La página http://www.bookcrossing.es es el sitio de referencia para los usuarios hispanos de la página oficial, http://www.bookcrossing.com, que se gestiona desde EE.UU. Es allí donde se almacenan los datos y controlan los procesos de registro de usuarios, registro de libros, liberaciones de libros, etc. En caso de problemas con alguno de estos trámites es necesario contactar con ellos directamente a través de su formulario.

Bookcrossing Spain tiene varios nombres o dominios:
http://www.bookcrossing.es
http://www.bookcrossing-spain.org

Administración electrónica y personas mayores. Mejoras en el acceso y uso de la Administración electrónica por parte de las personas mayores.

Administración electrónica y personas mayores. Mejoras en el acceso y uso de la Administración electrónica por parte de las personas mayores. Fundación COTEC, 2022

Texto completo

La falta de competencias digitales para realizar trámites por internet, no disponer de instrumentos para realizar dichos trámites o la falta de confianza en el entorno digital son algunas de las razones que impiden el uso de los servicios públicos digitales por parte de la población mayor de 65 años. Se trata de parte del análisis que recoge este estudio, Administración electrónica y personas mayores, elaborado por la Fundación Cotec para la innovación y la Universidad de Murcia. 

El proyecto, seleccionado en la Convocatoria PIA de Cotec de 2019, establece una serie de medidas para mejorar el acceso y uso de los servicios públicos electrónicos con el fin de reducir la brecha digital y aportar soluciones a situaciones de desigualdad, vulnerabilidad y exclusión social generadas por el proceso de digitalización.

El documento señala que, aunque el colectivo de las personas mayores se ha sumado al proceso de digitalización “desde posiciones retrasadas o de desventaja”, en la última década se ha observado un “crecimiento extraordinario en el porcentaje de personas mayores usuarias de internet”. Sin embargo, destaca que aún existe cerca de un 25% de personas mayores de 65 años que manifiestan no haber utilizado nunca internet, a partir de datos de Eurostat (2020). 

Respecto a la interacción con la Administración electrónica, el estudio recoge que “la evolución en la última década y, especialmente, en los últimos años marcados por la pandemia ha dado un impulso notable al uso de servicios públicos digitales por parte de las personas mayores”. El 29% de este colectivo ha hecho uso de ella en el año 2020, según datos de Eurostat. Sin embargo, este trabajo señala que las personas mayores no son autónomas para realizar este tipo de trámites en internet y se apoyan principalmente en su red sociofamiliar para realizarlos.

Encuesta sobre Recursos Educativos abiertos (REA) en las bibliotecas europeas de educación superior 2022

Santos, Gema, Corti, Paola, & Proudman, Vanessa. (2022). Survey instrument for the SPARC Europe Open Education (OE) in European Libraries of Higher Education Survey 2022. Zenodo. https://doi.org/10.5281/zenodo.6483065

Texto completo

Este es el instrumento de la encuesta SPARC Europe Open Education (OE) in European Libraries of Higher Education Survey 2022

Esta encuesta se elaboró en consulta con los miembros de la Red Europea de Bibliotecarios de Educación Abierta (ENOEL): El objetivo de esta encuesta es explorar el trabajo realizado por los bibliotecarios académicos para implementar la Recomendación de la UNESCO OER Recommendation, publicada en noviembre de 2019, y está estructurada en torno a sus cinco áreas de acción.

Tenemos previsto utilizar los datos recogidos para organizar nuestras actividades en el futuro con el fin de proporcionarle Educación Abierta en el futuro.

La baja alfabetización equivale a una sentencia de muerte temprana: las personas mayores con una alfabetización sanitaria inadecuada tienen una tasa de mortalidad un 50% mayor

Northwestern University. «Low Literacy Equals Early Death Sentence.» ScienceDaily. ScienceDaily, 26 July 2007.

Texto completo

No saber leer no sólo dificulta la vida cotidiana. El bajo nivel de alfabetización perjudica la capacidad de las personas para obtener información crítica sobre su salud y puede acortar drásticamente sus vidas.

Un estudio de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern muestra que las personas mayores con una alfabetización sanitaria inadecuada tienen una tasa de mortalidad un 50 por ciento mayor a lo largo de cinco años que las personas con una capacidad de lectura adecuada. La alfabetización sanitaria inadecuada o baja se define como la incapacidad de leer y comprender materiales básicos relacionados con la salud, como los envases de las recetas, los resguardos de las citas médicas y los formularios del hospital.

Según el estudio, los bajos conocimientos sanitarios fueron el principal factor de predicción de la mortalidad después del tabaquismo, superando también los ingresos y los años de educación. La mayor parte de la diferencia de mortalidad entre las personas con un nivel de alfabetización inadecuado se debió a las mayores tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

«Es una cuestión de vida o muerte», dijo el doctor David Baker, autor principal del estudio y jefe de medicina interna general de la Facultad Feinberg. «El exceso de muertes entre las personas con bajo nivel de alfabetización era enorme. La magnitud de esto nos impactó».

«Cuando los pacientes no saben leer, no son capaces de hacer las cosas necesarias para mantenerse sanos», señaló Baker. «No saben cómo tomar sus medicamentos correctamente, no entienden cuándo deben buscar atención médica y no saben cómo cuidar sus enfermedades». Baker cree que por eso tienen muchas más probabilidades de morir.

Más de 75 millones de adultos en Estados Unidos sólo tienen conocimientos sanitarios básicos o por debajo de los básicos, según la National Assessment of Adult Literacy de 2003.

«Hay un cierto conjunto mínimo de habilidades de lectura que se requieren para poder hacer las cosas que se espera que haga un paciente», dijo Baker. «Y si alguien está por debajo de ese nivel, le van a pasar cosas malas».

El estudio de Northwestern comenzó en 1997, cuando asistentes de investigación entrevistaron a 3.260 pacientes de Medicare de 65 años o más en Cleveland, Tampa, Miami y San Antonio. Los investigadores preguntaron por la raza/etnia de los participantes, su nivel de formación, sus ingresos, sus conductas de salud (tabaquismo, consumo de alcohol, ejercicio) y sus enfermedades crónicas (diabetes, asma, artritis, hipertensión, enfermedades cardíacas, cáncer, depresión).

Los participantes completaron una prueba de conocimientos sanitarios que incluía pasajes de lectura y materiales relacionados con la salud, como frascos de pastillas, que requerían la comprensión de números. A continuación, en 2003, los investigadores determinaron qué participantes habían muerto durante los seis años posteriores a la entrevista cotejando sus nombres con el Índice Nacional de Defunciones.

Los resultados demuestran que es muy necesario que los profesionales sanitarios encuentren mejores formas de educar a los pacientes con bajo nivel de alfabetización sobre su salud.

«Tenemos que utilizar un lenguaje sencillo», dijo Baker. «No estamos hablando de simplificar el material. Hablamos de utilizar un lenguaje sencillo que la persona media pueda entender». Le gustaría desterrar la jerga médica del lenguaje de los médicos y de los materiales educativos sobre salud. Un ejemplo es decir «azúcar» en lugar de «glucosa» cuando se habla de diabetes.

Muchos conceptos también son más fáciles de entender a través de gráficos y multimedia que con palabras. «Si una imagen vale más que mil palabras, una película puede valer más que 10 imágenes», afirma Baker. «Así, si vas a explicar a alguien con una enfermedad llamada insuficiencia cardíaca que su corazón no está bombeando lo suficiente, una imagen en movimiento puede mostrar esto mucho más claramente que las palabras o una imagen fija».

A menudo, los pacientes con bajo nivel de alfabetización necesitan múltiples repeticiones para comprender plenamente la información. «Hay que aprender a repetir el material o las instrucciones hasta que alguien sea capaz de repetirlo con sus propias palabras o de responder a preguntas sobre el material», explica Baker.

Baker y sus colegas están diseñando actualmente materiales de educación sanitaria más sencillos para los pacientes sobre el cáncer colorrectal, el asma y la diabetes. Están trabajando directamente con los pacientes para encontrar las mejores palabras y métodos para explicar la información sanitaria.

Se necesita mucho más trabajo, dijo Baker. «En el caso del asma y la diabetes, ahora sabemos realmente qué palabras utilizar para que nos entiendan. Pero hay cientos de otros temas que no hemos abordado. En esos, creo que seguimos haciendo un mal trabajo».

Los cambios beneficiarán a todos los pacientes, sobre todo a los de mediana edad y mayores. Las funciones mentales comienzan a declinar a partir de los 30 años y la comprensión lectora es mucho menor entre los ancianos. A medida que nuestra población envejece, dijo Baker, es seguro que aumentará el problema de los conocimientos sanitarios inadecuados y la necesidad de mejorar los métodos de educación y comunicación sanitaria.

Los servicios bibliotecarios no deben limitarse a quienes tienen capacidad de leer

Literacy as Liberation
Centering reading in library work

By Tracie D. Hall | May 2, 2022

Texto completo

«Los servicios bibliotecarios no deberían limitarse a quienes tienen la capacidad de leer. Hay personas que no tienen la capacidad -y otras que no tienen el acceso- de leer. Ambos grupos merecen nuestra atención y defensa».

TRACIE D. HALL is executive director of the American Library Association.

Es famosa la frase del abolicionista y sufragista Frederick Douglass, anteriormente esclavizado: «Una vez que aprendas a leer, serás libre para siempre». Las leyes del Código de los Esclavos o del Código Negro que prevalecían en la época de Douglass no sólo criminalizaban la lectura y la escritura de los negros esclavizados con la amenaza de la cárcel y los castigos corporales, sino que también prohibían su instrucción.

Desde Alabama hasta Virginia, los estados imponían multas de hasta 500 dólares (el equivalente a 11.300 dólares de hoy) por enseñar a leer a los negros. La alfabetización se consideraba una amenaza tan directa para la esclavitud que un editorial de Harper’s Weekly de 1867 afirmaba: «El alfabeto es abolicionista. Si quieres mantener a un pueblo esclavizado, niégate a enseñarle a leer».

Ese vínculo entre la alfabetización y la autodeterminación se mantiene hoy en día. En algunas ciudades de Estados Unidos, hasta el 20% de la población adulta no puede leer a un nivel de 5º grado. Peor aún, como sociedad hemos llegado a aceptar e incluso a normalizar la baja alfabetización en algunos segmentos de la población, a pesar de sus nefastas consecuencias. Según el Instituto Nacional de Alfabetización, el 43% de los adultos con un nivel de alfabetización muy bajo viven en la pobreza, y el 70% de los adultos que reciben asistencia social tienen un nivel de alfabetización bajo.

Los adultos con un nivel de alfabetización limitado tienen más probabilidades de abandonar la escuela antes de tiempo, de ser encarcelados y de tener una tasa de mortalidad más alta que las personas con un nivel de lectura adecuado. Un estudio de la Universidad Northwestern de 2007 proclama: «La baja alfabetización equivale a una sentencia de muerte temprana«.

El Programa para la Evaluación Internacional de las Competencias de los Adultos define la alfabetización como la capacidad de identificar, comprender, interpretar, crear, comunicar y calcular utilizando materiales impresos y escritos asociados a diversos contextos, lo que permite a las personas alcanzar sus objetivos, desarrollar sus conocimientos y su potencial y participar plenamente en su comunidad y en la sociedad en general. El Comité de Alfabetización de la ALA utiliza un marco que incluye la alfabetización digital, la alfabetización en salud, la alfabetización financiera, la alfabetización en información y la alfabetización en medios de comunicación, destacando las distintas necesidades de alfabetización de los adultos, los adolescentes, los niños pequeños y sus familias, los estudiantes de inglés y las personas implicadas en la justicia y recientemente liberadas.

A lo largo del próximo año, ALA profundizará en la conexión entre la alfabetización de adultos y la movilidad socioeconómica.

Makerspaces y bibliotecas: el espacio como estrategia y servicio en la biblioteca del siglo XXI

Alonso-Arévalo, J. Makerspaces y bibliotecas: el espacio como estrategia y servicio en la biblioteca del siglo XXI. Banco de la República de Colombia. Manizales (Colombia) 28 de abril de 2022

VER VIDEO CONFERENCIA

PPS

Articulo prensa La magia de las bibliotecas del siglo XXI

Por: Quehacer Cultural

Fecha de publicación: 02/05/2022

http://www.quehacer.co/la-magia-de-las-bibliotecas-del-siglo-xxi/

Artículo Desiderata

Alonso-Arévalo, Julio ; Flórez Holguín, Richard. El espacio como estrategia en la biblioteca del siglo XXI. Desiderata, 2020, b, 13 pp. 72-81 Texto completo

En la era digital, cuándo parece que todo se desvanece y se convierte en secuencias de bits, cuándo las relaciones digitales se construyen en el anonimato; las bibliotecas de todo el mundo están abriendo sus puertas e invitando a los miembros de la comunidad a su interior. Convirtiéndose en un auténtico conector de sus comunidades. Una nueva filosofía del edificio público como un espacio democrático de derecho y convivencia que contribuye al moderno concepto de ciudad inteligente (Mersand et al. 2018). La biblioteca de hoy es tanto un lugar físico como virtual, pero sigue siendo la presencia física de la biblioteca la que le ancla más firmemente a la comunidad (Garmer 2014). La investigación y la experiencia muestran que la geografía y el lugar todavía importan. Las nuevas bibliotecas son el ejemplo más llamativo del cambio que están operando los edificios públicos, disponen de cafeterías, escenarios, rincones acogedores para sentarse y espacios multifunción diseñados para acomodar espacios creativos, clases de baile y gimnasia, o exposiciones de arte público que muestran obras contemporáneas de los artistas de la región.

Prácticas de alfabetización digital 2020

Prácticas de alfabetización digital 2020. Santiago de Chile: Agencia de Calidad de la Educación, 2020

Texto completo

La alfabetización digital ha sido una preocupación constante en las políticas educacionales en Chile. La reforma educativa implementada en la década de los 90 impulsó el desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes en alfabetización tecnológica en los estudiantes, contribuyendo principalmente a la integración de la tecnología en las escuelas, y entregando infraestructura, equipamiento, recursos digitales y capacitación a los docentes, además de conectividad. Según los resultados del censo de informática educativa de 2012, el promedio de computadores de uso exclusivo para estudiantes es de 37 unidades y el 81 % de los establecimientos escolares cuenta con conexión a internet. Sin embargo, el uso de hardware y software para realizar clases por parte de los docentes, así como también la frecuencia de actividades pedagógicas con tecnología de información y comunicación (TIC) sigue siendo baja. La masificación de la tecnología y los programas del Mineduc que han entregado computadores a los estudiantes, han favorecido el acceso a la tecnología en el hogar. Es así que, en la actualidad, ocho de cada diez estudiantes de educación media cuenta con acceso a internet desde su hogar. (Mineduc, 2013) En esta misma línea, las Bases Curriculares promueven el desarrollo de habilidades de orden superior, que tienen relación con la capacidad de resolver problemas de gestión de información y comunicación en ambientes digitales; compartir y colaborar con otros a distancia, y conocer los riesgos y beneficios del uso de internet y su impacto en la sociedad. A nivel internacional, la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo (IEA1) ha mostrado interés en el aumento en el uso de las TIC en la sociedad moderna y en las habilidades y capacidades relevantes que deben desarrollar los estudiantes alrededor del mundo para participar efectivamente en un mundo digital. El Estudio Internacional de Alfabetización Computacional y Manejo de la Información (ICILS)2 surge como una respuesta a la inquietud anterior.

Texto completo

Pequeñas acciones, esfuerzos y creación de comunidades: Inspirando nuevas perspectivas en la enseñanza de la alfabetización informacional en tiempos de incertidumbre


A Baer, DG Kipnis – Small actions, grassroots efforts, and community building: Inspiring fresh perspectives on teaching information literacy in a time of uncertainty 2022

Texto completo


Como los espacios de fabricantes en dos bibliotecas universitarias compartirán su enfoque de base para fomentar la alfabetización cívica y digital a través de su trabajo en la enseñanza de la «lectura lateral» y la evaluación de fuentes en línea.

Sociedad Digital en Latinoamérica 2020-2021


Sociedad Digital en Latinoamérica 2020-2021
. Madrid.Fundación Telefónica, 2022

Texto completo

La pandemia global desencadenada por la COVID-19 ha acelerado de forma irreversible los procesos de digitalización, y ha puesto en evidencia que las redes fortalecen y hacen resilientes a las sociedades y a la actividad económica. Nos encontramos ahora ante la oportunidad de apuntalar la recuperación sobre los servicios y aplicaciones digitales por la capacidad que tienen estos para espolear la productividad de las empresas e impulsar la competitividad de todo el tejido productivo. El informe Sociedad Digital en Latinoamérica 2020-2021 se adentra en el análisis del estado de la transformación digital de la región, plasmando el grado de avance en los distintos ámbitos y países.

Este trabajo tiene en cuenta aspectos como el desarrollo de las infraestructuras de telecomunicaciones y las políticas necesarias para garantizar su despliegue, la importancia de la tecnología para impulsar la economía regional, así como temas relacionados con la educación digital, los cambios en el mercado de trabajo, las brechas digitales, o la necesidad de contar con un marco regulatorio que favorezca la igualdad de oportunidades para todos los agentes que intervienen en el ecosistema digital, entre muchos otros.