Archivo de la etiqueta: Informes

Sobrecarga informativa

 

540x293_20141114_64d50660efbd5d4c4359601059a57f3a_jpg

Horrigan, J. B. (2016). [e-Book] Information Overload. Washington D. C, Pew Research, 2016

Texto completo

A las personas les gusta mantenerse informados, pero el 20%  de los estadounidenses dicen sentirse sobrepasados por la cantidad de información que reciben. Las tensiones ocurren cuando las personas reciben más información de la que pueden asimilar. La encuesta muestra que la mayoría de los estadounidenses se sienten cómodos con sus habilidades para hacer frente a los flujos de información que reciben en su vida cotidiana. Por otra parte, aquellos que poseen más dispositivos son también los que se sienten más cómodos con estos grandes flujos de datos y medios de comunicación en sus vidas. Aquellos que tienen más probabilidades de sentir sobrecarga de información tienen menos tecnología y son más pobres, de más edad y menos instruidos.

El término “sobrecarga de información” se utiliza desde los años 70 para referirse al crecimiento de la producción de información y a las consecuencias potencialmente negativas que produce en las personas cuando intentan lidiar con flujos aparentemente constantes de mensajes e imágenes. La llegada de Internet puso aún más en entredicho la cuestión,pero está siendo con el inicio de la conectividad ubicua cuando se está convirtiendo en algo aún más acuciante.

El concepto Síndrome de Fatiga Informativa (IFS) o Technostress, aparece formulado por primera vez en un informe de la agencia Reuters titulado Dying for information? elaborado por el psicólogo Davis Lewis en octubre de 1996 tras estudiar a 1.300 directivos de Reino Unido, USA y Hong Kong. Aunque muchos años antes el neurólogo ruso Levon Badalian ya advertía sobre el daño que el exceso de información provocaba en el desarrollo neurológico y cerebral de los niños, siendo el causante de muchos de los trastornos del aprendizaje. En España Alfons Cornellá a principios en 1999 utilizaba el término intoxicación para referirse a la contaminación informativa por exceso de información siendo este exceso más perjudicial que provechoso. El síndrome se da en personas que tienden a manejar grandes cantidades de información procedente de libros, revistas, periódicos, correos electrónicos, móviles  y sobre todo redes sociales. Los síntomas más destacados del mismo son: estrés, ansiedad, confusión, superficialidad y  falta de atención, además de daños en las relaciones personales.

La encuesta del Pew Research Center se llevó recoge la opinión de 1.520 estadounidenses mayores de 18 años en abril de 2016  sobre cómo gestionan las demandas de información en sus vidas y cuáles son sus sensaciones en relación al volumen de información que encuentran en su día a día. En general, los estadounidenses valoran que puedan acceder a mucha información. La gran mayoría no considera que la sobrecarga de información sea un problema para ellos. Un 20% dicen que se sienten agobiados ante tanta información, -curiosamente esta cifra es menos que hace una década que la cifra era del 27%-, mientras que el 77% dicen que les gusta disponer de tanta información en sus manos. Además, el 67% afirma que tener más información a su disposición realmente ayuda a simplificar sus vidas.

Respecto a la siguiente frase  “Tengo confianza en mi capacidad para usar Internet y otros dispositivos de comunicación para estar al día con las demandas de información en mi vida.” fue suscrita por el 81% de los encuestados. El 80% también dijo que la mayoría de las veces es fácil para ellos determinar qué información es confiable. – esto a pesar de que hace poco apareció un estudio que aseguraba que un 82% de los estudiantes son incapaces de distinguir entre un contenido patrocinado y una noticia verdadera en una página web -. Y un 79% se identifica mucho con la frase “Tener mucha información me hace sentir que tengo más control sobre las cosas en mi vida”.

En cuanto a las características demográficas, aquellos con menos vías de acceso a Internet son más dados a expresar sus preocupaciones sobre la sobrecarga de información y a informar de las dificultades que tienen para encontrar la información que necesitan. Aquellos que tienen más posibilidades de acceso dicen que tienen más tiempo y capacidad para gestionar la información que necesitan. Sólo una cuarta parte de este grupo (24%) dijo que a veces tenía dificultades para encontrar información. Por el contrario, la mitad (49%) de los que tienen menos posibilidades de acceso afirmaron tener dificultades para encontrar la información que necesitaban.

Estos hallazgos sugieren que la sobrecarga de información puede no ser la forma correcta de enmarcar las ansiedades sobre el volumen de información en la vida de las personas. Por el contrario, la sobrecarga de información es más situacional: situaciones específicas pueden surgir, como cuando las instituciones y organizaciones imponen altas tasas demandas de información a las personas para las transacciones, lo que crea una sensación de carga de información.

Ver además

¿Qué es y cómo se manifiesta la dependencia tecnológica? Planeta Biblioteca 2015/02/11

Redes sociales y Síndrome de Fatiga Informativa

Estudio de consumidor móvil en 2016

evolution of electronics

2016 Mobile Consumer styudy. [e-Book]  Vibes, 2016

Texto completo

Lo móvil se ha sido señalado como el próximo gran canal de comunicación para los vendedores, y por buenas razones. Una gran mayoría de los consumidores de hoy mantienen sus dispositivos móviles al alcance de sus manos en todo momento. Esto posiciona al smartphone como el dispositivo más confiable e importante del consumidor, al tiempo que lo convierte en el vehículo de compromiso más directo y confiable del vendedor.

El año 2015 fue clave en el marketing móvil, y para la movilidad en su conjunto. La adopción de teléfonos inteligentes alcanzó nuevos máximos récord, ya que casi dos tercios de los estadounidenses poseen dispositivos, según Pew Research1. Coincidiendo con eso, la mayoría de los clientes minoristas y de marca orientaron a sus propias bases de clientes a hacer el cambio hacia la movilidad.

Para ello es neceario entender mejor las preferencias de los consumidores móviles y llegar a un punto de vista sobre cómo sus propias bases de clientes utilizan el móvil para investigar, comprar, suscribirse e interactuar con el mundo que los rodea. El informe 2016 Mobile Consumer Study fue diseñado para hacer precisamente eso. Este informe incluye los últimos datos de preferencias de los consumidores móviles, junto con información sobre las formas en que las marcas y los vendedores usan actualmente la tecnología móvil para atraer a los clientes. El objetivo de este informe es ayudar a conocer no sólo cómo los usuarios/clientes utilizan el móvil, sino también a entender cómo quieren utilizar el móvil.

El informe cubre tres aspectos

  • Aumentar el conocimiento de los temassobre movilidad
  • Comprender mejor los hábitos y preferencias de los clientes
  • Informar de estrategias óviles basadas en tácticas preferidas por el consumidor

10 tendencias claves sobre las bibliotecas públicas

 

Beautiful young woman at library doing online research

10 facts about Americans and public libraries
by Lee Raine

Enero 24, 2014

La tecnología, y sobre todo Internet, están cambiando los hábitos de lectura de los estadounidenses y también su relación con las bibliotecas. La mitad de los estadounidenses ahora posee una tableta o lector electrónico, y las bibliotecas han respondido a esta necesidad expandiendo sus ofertas digitales.

Pero lo que no ha cambiado es el amor de los estadounidenses por los libros. Los adultos estadounidenses siguen leyendo tanto como antes, y abrumadoramente dicen que las bibliotecas juegan un papel importante en sus comunidades. Aquí se exponen algunos hechos y tendencias claves sobre las bibliotecas públicas de los Estados Unidos.

  1. La lectura de libros electrónicos está creciendo, pero los libros impresos todavía dominan el mundo de la lectura. El 28% de los adultos estadounidenses de 18 años o más leyeron un libro electrónico en el último año, frente al 17% de 2011. Sin embargo, el 69% leía un libro impreso, casi igual al del año pasado. Sólo el 4% de los lectores son lectores de “sólo libros electrónicos”. La gran mayoría de los lectores de libros electrónicos también leen un libro impreso. (Report)
  2. El aumento de la lectura de libros electrónicos está vinculado al constante aumento de la propiedad de las tablet y lectores electrónicos. El 50% de los adultos son ahora propietarios de una tableta o de un lector electrónico. Pero la gente también lee libros electrónicos en sus teléfonos inteligentes (el 32% de los lectores de libros electrónicos lo hicieron en los últimos 12 meses) y en ordenadores de escritorio o portátiles (el 29% de los lectores de libros electrónicos lo hicieron en los últimos 12 meses). (Report)
  3. Los estadounidenses aprecian las bibliotecas, especialmente por el papel que desempeñan en las comunidades. Un 90% de los estadounidenses dicen que el cierre de su biblioteca pública local afectaría a su comunidad y el 67% dijo que afectaría a ellos y a sus familias. (Report)
  4. A las madres les gustan las bibliotecas. Las madres son más dadas que los padres a leer a sus hijos todos los días (55% frente a 45%). Las madres también tienen más probabilidades que los padres de tener una tarjeta de la biblioteca y haber visitado una biblioteca en el último año. (Report)
  5. El acceso a libros, medios de comunicación y lugares de lectura tranquilos y seguros figura en la lista de los servicios favoritos que ofrecen las bibliotecas . El 80% de los estadounidenses dicen que el acceso sin costo a los libros y medios de comunicación es el servicio más importante que proporcionan las bibliotecas, seguido por la labor de ayuda que hacen los bibliotecarios (76%), disponer de un lugar tranquilo y seguro para leer (75%) y tener recursos de investigación (72%). (Report)
  6. Las mayores prioridades del público respecto a las bibliotecas se centran en los niños y la alfabetización. 85% de los estadounidenses dicen que las bibliotecas “definitivamente deben” coordinar más estrechamente con las escuelas locales. Y el 82% cree que las bibliotecas deben proporcionar programas gratuitos de alfabetización a los niños pequeños, que pueden incluir lectura tradicional, escritura y comprensión, así como tecnología y alfabetización de nuevos medios. (Informe).
  7. Las visitas a los sitios web de las bibliotecas están creciendo. El 44% de los usuarios mayores de 16 años  ha utilizado alguna vez un sitio web de la biblioteca, frente al 39% en 2012, y el 30% utilizó uno en los últimos 12 meses. Los usuarios del sitio web tienden a ser aquellos de más altos ingresos y nivel de educación superior (Report)
  8. Los adolescentes mayores y los adultos más jóvenes son quienes demandan más las nuevas tecnologías de la biblioteca. El 45% de los adultos jóvenes usarían muy probablemente una aplicación móvil GPS para encontrar el material dentro de la biblioteca. También son los más propensos a decir que usarían los quioscos de estilo Redbox para acceder a los libros o las películas de la biblioteca si se instalaran en sus ciudades.  (Report)
  9. Un desafío que enfrentan las bibliotecas es hacer que las personas sean conscientes de todos los servicios que ofrecen. El 30% de los usuarios de la biblioteca dicen que saben poco o nada acerca de los servicios que ofrece su biblioteca. (Report)
  10. El uso de la biblioteca es muy diferente para muchos unos y otros. El 26% de los usuarios de la biblioteca dicen que su uso ha subido en los últimos 5 años; El 22% dice que ha bajado.(Report) En marzo de 2014, el Centro de Investigación Pew publicó un informe especial sobre una encuesta de 6.200 estadounidenses mostrando que hay 7 grupos distintos de usuarios de bibliotecas y 2 grupos distintos de no usuarios de bibliotecas, cada uno con sus propios hábitos, prioridades y composición demográfica.

 

 

Reimaginando la biblioteca universitaria para un aprendizaje más activo

1787_thomas-street-1-wr-721x456

Boosinger, M., B. MacEwan, et al. [e-Book] Reconfiguring Auburn University’s Main Library for Engaged Active Student Learning, IThaka, 2016

Texto completo

Los efectos de la innovación tecnológica han sido rápidos, significativos y bien documentados; en consecuencia, las bibliotecas han respondido positivamente a estos cambios en función de la forma en que la gente lee, comunica e investiga proporcionando contenido digital y renovando los espacios para apoyar las nuevas necesidades de trabajo y de información de sus usuarios. En este informe describe una iniciativa de reconfiguración del espacio desarrollada en la Universidad de Tecnología de Sydney (UTS)

Cada vez más universidades ofertan cursos “híbridos”, “aulas invertidas” y “aprendizaje activo”, Los profesores facilitan el acceso a materiales en línea y comprometen a los estudiantes con la exploración grupal y la resolución de problemas durante el tiempo de clase. Las aulas están cambiando para apoyar nuevas pedagogías: los espacios informales de aprendizaje ya están presentes en muchas universidades. Tecnólogos instructivos y otros especialistas apoyan a sus comunidades de enseñanza e investigación con aplicaciones, dispositivos y la creación de actividades de aprendizaje en línea. Este informe de  Ithaka S + R  es un estudio de caso describe una iniciativa de la Universidad de Tecnología de Sydney (UTS) para dar forma a espacios para nuevos tipos de enseñanza y aprendizaje. Por ello se han adaptado y construido espacios y edificios innovadores en su campus en los últimos años, cuyo objetivo es apoyar las nuevas pedagogías para trabajar más de acorde con las nuevas necesidades de un aprendizaje más activo.

housing-hero-002

Zonas de descanso con billar y ping pong

Las nuevas pedagogías están creando oportunidades para que las bibliotecas se conecten directamente al currículo y apoyen a los estudiantes a los que se les pide que trabajen de nuevas maneras. Una cosa es reconocer que, sin embargo, se necesita un cambio y otro diseñar cambios que efectivamente apoyen formas emergentes de enseñanza y aprendizaje. Tal fue el caso en la Universidad de Auburn, donde un proyecto para construir un nuevo edificio específicamente para las clases de Aprendizaje Activo de Estudiantes Activos (EASL) proporcionó a la biblioteca la oportunidad de renovar su planta principal. El nuevo Mell Classroom Building incorporará en su vestíbulo de entrada la fachada de la biblioteca y los terceros y cuartos pisos de la biblioteca se conectarán a los pasillos de la nueva estructura. Por ello se aprovecho la oportunidad para proporcionar espacio específicamente para apoyar las actividades académicas fuera de la clase de los estudiantes en las clases de la EASL.

uts_04

Para ello se creó un equipo y pidieron a los miembros de la facultad y a los estudiantes que expresaran sus expectativas respecto a los espacios y servicios, teniendo en cuenta otras prácticas de estudiantes y profesores tanto en clase como fuera de clase.

.

¿Cómo y qué contenidos consideran los profesores e investigadores que deben incluir los servicios de alfabetización de sus bibliotecas universitarias?

literacia_digital

Wolff, C. [e-Book] Canadian Association of Research Libraries Faculty Survey 2016, IThaka, 2016

Texto completo

Encuesta llevada a cabo en universidades canadienses sobre cómo consideran que debe llevarse a cabo y que contenidos deben incluir las tareas de alfabetización informacional y apoya a la investigación por parte de sus bibliotecas universitarias, incluida la gestión de datos de investigación (GDI). En la encuesta participaron 4.039 profesores de 11 instituciones de enseñanza superior de Canadá. 

Desde el 2014, once instituciones miembros de Canadian Association of Research Libraries (CARL)han llevado a cabo una encuesta  junto con S + R Ithaka en sus campus esta encuesta es complementaria a la desarrollada en Estados Unidos. La encuesta cubre muchos temas académicos relacionados con la investigación y la enseñanza, con preguntas sobre preferencias y prácticas relacionadas con el descubrimiento, las actividades de investigación digital, las percepciones de las habilidades de investigación de los estudiantes, el rol de la biblioteca y la preservación y gestión de datos de investigación (GDI)

Entre los resultados más destacados de las repuestas a esta encuesta encontramos:

  • Casi tres cuartas partes de los profesores creen firmemente que la responsabilidad principal de la biblioteca debería ser facilitar el acceso a los materiales académicos. Aproximadamente la mitad de los encuestados estuvo firmemente de acuerdo en que la responsabilidad principal debería ser apoyar el aprendizaje de los estudiantes de pregrado. Los encuestados en las disciplinas de Humanidades, y los que se identificaron más como profesores que como investigadores valoraron con más contundencia estas dos responsabilidades de la biblioteca.
  • Los profesores que enseñan a distancia están más de acuerdo en que sus estudiantes tienen malas habilidades de investigación. Aproximadamente el sesenta por ciento de estos encuestados estuvo totalmente de acuerdo en que estos estudiantes tienen malas habilidades sobre como localizar y evaluar información científica. Estos encuestados también son más inclinados a estar de acuerdo en que los bibliotecarios ayudan a los estudiantes a obtener mejores resultados en sus cursos.
  • Los profesores de las áreas de Humanidades y Ciencias Sociales difieren de los de áreas de Ciencias y Medicina en las formas en que comienzan sus procesos de investigación. Los de Humanidades y Ciencias Sociales consideran que la formación de los alumnos debe empezarse enseñando el funcionamiento del sitio web de la biblioteca y el catálogo de la biblioteca, mientras que sus colegas de las áreas de Ciencias y Medicina consideran que lo primordial es que conozcan los recursos electrónicos específicos o bases de datos. Esta cuestión tiene su lógica ya que el libro en Humanidades y Sociales sigue siendo la base fundamental para el aprendizaje y la investigación, frete a lo que ocurre en los campos de Ciencias en los que es más relevante el artículo de revista.
  • Los profesores tienen una clara preferencia por la autosuficiencia en la preservación de sus datos de investigación. Después de la conclusión de un proyecto, aproximadamente tres cuartas partes de los encuestados indicaron que preservan sus datos de investigación ellos mismos. Aproximadamente la mitad de los encuestados valoran altamente el software libremente disponible y el apoyo de su biblioteca universitaria o universitaria en la gestión y preservación de estos datos.
  • Los profesores e investigadores del ámbito científico-tecnológico valoran especialmente muchas de las actividades y metodologías de investigación digital, incluyendo el análisis de datos cuantitativos, el uso de modelos y simulaciones, y la escritura de software y código abierto. Estos profesores también indicaron un mayor nivel de interés en integrar estas actividades y metodologías en comparación con sus colegas de otras disciplinas.

 

 

 

Cómo hacer para que los datos generados por los ciudadanos sean de utilidad

2016-12-27_12-13-18

Danny Lämmerhirt, Shazade Jameson, and Eko Prasetyo.. Making Citizen-Generated Data Work. 2017

Texto completo

Vivimos en un mundo de datos. Los gobiernos utilizan datos para medir el impacto y la eficiencia de las políticas basadas en la evidencia. Las empresas extraen grandes cantidades de datos para conocer los patrones de comportamiento de sus clientes.

Los individuos están organizando su vida social a través de medios que permiten capturar, recopilar y comunicar más información sobre sus comportamientos y creencias, que nunca antes fue posible disponer en cualquier otra época. Las Naciones Unidas pidieron una “revolución de datos” para aprovechar las nuevas tecnologías y aprovechar este vasto tesoro de datos existentes y emergentes para ayudar a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG), que buscan medir el camino de la humanidad hacia la sostenibilidad con un conjunto más amplio de datos con el objetivo “no dejar a nadie detrás”.

Este informe analiza cómo los ciudadanos y la sociedad civil generan datos para impulsan el desarrollo sostenible; y cómo los datos creados por los ciudadanos pueden influir en la toma de decisiones y en la gestión de las instituciones públicas, para que estas cumplan mejor con su misión, con el objetivo de ser más eficientes y efectivas a la hora de invertir adecuadamente los recursos de todos.

El uso de datos móviles en el mundo en 2016

tefficient-mobile-data-usage-analysis-1h-2016-177x300

Mobile data 1H 2016
“Unlimitedpushes data usage to
new heights” tefficient.com, 2017

Texto completo

El informe de Tefficient de 2017 proporciona las cifras de uso de datos móviles en 32 países. El uso de datos móviles continuó creciendo en 2016, pero las tasas de crecimiento variaron mucho. Singapur, Japón, Hong Kong y Hungría crecieron más lentamente, mientras que Lituania, Turquía, Austria y Corea crecieron más rápido.

La lista de uso de datos está dominada por operadores que ofrecen descargas ilimitadas: El líder mundial es DNA de Finlandia con un uso medio por tarjeta SIM de 9,9 GB al mes. Ver gráfico de abajo

La alta penetración de SIMs de sólo datos se explica por el uso de una red 4G LTE. Pero el ingreso efectivo por GB es un dato más interesante: En Finlandia, el uso medio fue 13 veces el de los Países Bajos, donde los operadores cobraron 14 veces más por un gigabyte que en Finlandia. Otros países con altas tarifas de datos móviles son Canadá, Bélgica, Alemania y la República Checa.

 

c0dzuiiwgaewvkg

Consumo de GB por mes