Archivo de la etiqueta: Futuro

Innovando el futuro. La transformación de la economía y la sociedad. Horizonte 2030

captura-20

Innovando el futuro. La transformación de la economía y la sociedad. Horizonte 2030. [e-Book] Madrid, Multinacionales por marca España, 2018.

Texto completo

 

En la próxima década, la digitalización revolucionará la sociedad y la economía tanto en entornos industriales como en el contexto diario de la comunicación, la educación, la salud, la movilidad o el hogar: el big data permitirá a las empresas identificar nuevas oportunidades de mercado, la inteligencia artificial gestionará herramientas potentes y eficaces, mientras que otras tecnologías como la realidad virtual o la realidad aumentada revolucionarán el consumo de contenidos.

 

Multinacionales por marca España ha presentado el informe “Innovando el futuro”, donde se analizan las tendencias de futuro que transformarán la economía y la sociedad en el horizonte 2030. Se trata de la tercera publicación de la asociación en la que destaca el liderazgo de las empresas de capital extranjero en el ámbito de la innovación.

El estudio destaca el impulso de la innovación y el emprendimiento como ejes sobre los que debe pivotar la adaptación de la estructura económica a la nueva realidad. El progreso tecnológico tendrá un impacto directo en la creación de empleo y riqueza y se requerirá de la colaboración entre el factor humano y la máquina. Se considera necesario reenfocar el sistema formativo y adaptarlo a los nuevos perfiles y habilidades que exige el mercado.

Los datos serán el nuevo activo como ocurrió en el pasado con el capital o las infraestructuras. Su manejo adecuado permitirá la predicción de nuevas tendencias y toma de decisiones, que conllevará un uso de criterios éticos y tecnológicos exigentes para garantizar su privacidad y seguridad. Se avanzará en nuevos sistemas y herramientas de protección de datos como el cifrado y los acuerdos de confianza para potenciar la ciberseguridad.

El informe apunta a que la industria 4.0 cambiará el funcionamiento del mundo tal y como lo conocemos. Las fábricas digitales dispondrán de soluciones en la nube para el análisis de datos con el objetivo de optimizar su rendimiento, ahorrar costes y garantizar la calidad de su producción. Todo ello guarda una estrecha relación con la estrategia de digitalización que están abordando las compañías en la actualidad.

Por su parte, las ciudades evolucionarán hacia el modelo smartcities con viviendas más seguras, inteligentes y saludables que mejorarán el uso de los recursos a través de la iluminación eficiente, sistemas de ahorro de agua y energía o su autogeneración mediante fuentes renovables. También la movilidad cambiará: la conducción autónoma; el tren automático y los vuelos y drones sin tripulación, guiados por internet, serán una realidad en 2030.

La publicación sugiere el área de las ciencias de la salud y la vida como ámbito de la innovación en el que pueden generarse los avances más disruptivos, gracias a los avance en el conocimiento y la modificación del ADN, incluida la intervención sobre la longevidad y el envejecimiento, la medicina personalizada de precisión, y la prevención, previsión y diagnóstico basados en las tecnologías de la información y la comunicación.

Anuncios

Fortalecimiento de las bibliotecas como centros de emprendimiento empresarial

 

startup-muster

Strengthening Libraries as Entrepreneurial Hubs. New Leadership Brief from the Urban Libraries Council, 2018

Texto completo

 

Gracias a sus profundas conexiones con la comunidad, las bibliotecas pueden convertirse en un recurso esencial para conectar a los empresarios potenciales con el conocimiento, las herramientas, los socios y las ideas para sus esperanzas y sueños económicos. La información, ejemplos y estrategias en este Informe de Liderazgo surgen de la colaboración de ULC con la Fundación Ewing Marion Kauffman para fortalecer la capacidad de las bibliotecas para apoyar a los emprendedores.

 

La construcción de una economía local fuerte es una prioridad principal para cualquier ciudad y su comunidad. Las medidas clave de éxito económico para los líderes locales incluyen la creación de empleo, la atracción por los negocios, el desarrollo de la fuerza laboral y fomento del espíritu empresarial. Las bibliotecas públicas están especialmente equipadas para apoyar el espíritu emprendedor como motor de la innovación local como mecanismos, mecanismo potenciador de la  económica y garante de la igualdad de oportunidades.Este Informe de Liderazgo se centra en el papel de la biblioteca pública como recurso esencial para los emprendedores y componente central de los ecosistemas empresariales locales. Destaca el apasionante trabajo que ya se está llevando a cabo en las bibliotecas para fomentar el espíritu empresarial e identifica siete estrategias para que los líderes bibliotecarios se vuelvan más intencionales a la hora de implementar programas que apoyen los objetivos de desarrollo económico local.

7 ESTRATEGIAS DE ACCIÓN PARA LÍDERES BIBLIOTECARIOS

Las siguientes estrategias ayudarán a los líderes bibliotecarios mejorar su impacto en el ecosistema  del sector empresarial, construir conexiones que apoyen prioridades de desarrollo económico de la comunidad y garantizar que todos los empresarios potenciales tengan acceso a los recursos y al apoyo necesario que puede cambiar sus vidas:

1. Familiarícese con la economía local de desarrollo y asegurarse de elegir a los líderes adecuados que sean conscientes de lo que la biblioteca puede aportar a sus prioridades

2. Identificar y mapear los recursos empresariales en la comunidad para aprender lo que está disponible y conocer en que lugares la labor de la biblioteca puede tener mayor repercusión

3. Involucrar al personal en la configuración del enfoque de la biblioteca para apoyar a los emprendedores y proporcionar oportunidades de desarrollo para desarrollar las habilidades del personal, experiencia y confianza

4. Establecer programas y servicios de la biblioteca para emprendedores en vecindarios donde las personas estén más necesitadas de apoyo en el lugar donde viven, trabajan y hacen negocios en lugar de esperar a que la gente vaya a la biblioteca

5. Establecer alianzas que complementen y mejoraren la capacidad de la biblioteca para satisfacer las necesidades de emprendedores y ampliar el alcance de la biblioteca y visibilidad en el ecosistema local

6. Conéctarse con los servicios de su comunidad o región. para aprovechar los recursos de la biblioteca para apoyar y fomentar el fortalecimiento de la economía local

7. Sensibilizar sobre las oportunidades disponibles en la biblioteca pública compartiendo historias de éxito de personas que han usado recursos bibliotecarios y apoyo para poner en marcha su sueños empresariales.

Empoderamiento, experimentación y compromiso: el reposicionamiento de las bibliotecas como laboratorios de experimentación, incubadoras de ideas y colaboradores esenciales de sus comunidades

16x9-large

 

Mathews, B., S. Metko, et al. “Empowerment, Experimentation, Engagement: Embracing Partnership Models in Libraries.” EDUCAUSE Review vol. 53, n. 3 (2018).

Ver Original

Al pasar de un modelo transaccional a un modelo asociativo, las bibliotecas se están reposicionando como laboratorios de exploración, incubadoras de ideas y colaboradores esenciales en las tareas de enseñanza, aprendizaje e investigación. Aquí recogemos un artículo publicado por Mathews, B., S. Metko, et al.  en EDUCAUSE Review, que ilustra con algunos servicios desarrollados por Virginia Tech Libraries sobre como las bibliotecas universitarias se están convirtiendo en socios colaborativos de sus comunidades y en fuerza impulsora del aprendizaje.

 

¿Qué relación queremos que tengan los estudiantes con su biblioteca? Esta es una pregunta esencial para aquellos de nosotros que trabajamos como profesores y personal de bibliotecas en la educación superior. A medida que el entorno de la información se vuelve cada vez más diverso, complejo y digital, necesitamos considerar los diferentes roles que están adoptando las bibliotecas. Desde espacios para creadores y centros de capacitación digital hasta iniciativas de acceso abierto, proyectos de bibliotecas digitales y  alfabetización; de este modo, las bibliotecas universitarias y de investigación se están involucrando con sus usuarios y  comunidades como nunca antes lo habían hecho.

“Aunque estas responsabilidades y nuestra experiencia en la adquisición, navegación y evaluación de información siguen siendo demandadas, los bibliotecarios también estamos asumiendo papeles más activos como colaboradores académicos, maestros, y consultores”

 

En la medida que los entornos físicos y virtuales de las bibliotecas siguen evolucionando, también lo hace su filosofía de servicio. El empoderamiento intelectual sigue siendo la base de su razón de ser, pero la manera en como abordamos esta misión está cambiando. Históricamente, las bibliotecas han estado arraigadas a un modelo transaccional, en el cual profesores y personal de la biblioteca proporcionan acceso al contenido y a las herramientas, y ofrecen asistencia a los usuarios de la biblioteca. Aunque estas responsabilidades y nuestra experiencia en la adquisición, navegación y evaluación de información siguen siendo demandadas, también estamos asumiendo papeles más activos como colaboradores académicos, maestros, y consultores. Cada vez más se nos demanda con más frecuencia para proporcionar los conocimientos y la infraestructura que pueden empoderar a la gente para crear, compartir, curar y reflexionar sobre su aprendizaje. Como resultado, las bibliotecas están pasando de un modelo transaccional a modelos de asociación.

“… las bibliotecas ofrecen oportunidades sin precedentes para conectar el aprendizaje de nivel superior con iniciativas tecnológicas en todas las unidades del campus”

A medida que este esfuerzo evoluciona, nuestra atención va más allá de la compra, la concesión de licencias y el acceso a las colecciones, y abarca un mayor énfasis en el contenido que los estudiantes y el profesorado generan por sí mismos. Las bibliotecas se están reposicionando como laboratorios de experimentación, incubadoras de ideas y colaboradores esenciales en las tareas de enseñanza, aprendizaje e investigación. Nuestra propia institución, Virginia Tech Libraries, ofrece algunos ejemplos de esta transformación:

  1. Alfabetización digital e informativa. Si, como ha afirmado la especialista en alfabetización mediática Renee Hobbs, “la alfabetización es compartir el significado a través de símbolos“, ¿cuál es el papel de la biblioteca en la promoción y el empoderamiento de los alumnos en todo el espectro de las alfabetizaciones digitales y de la información? A medida que nuestra sociedad y nuestra cultura utilizan cada vez más los símbolos como modos formales de comunicación, ¿cómo debemos guiar el desarrollo de estas alfabetizaciones a través de nuestros contextos de aprendizaje específicos? Durante el último año, hemos estado trabajando en la creación de un marco de alfabetización digital que proporciona una estructura para abordar estas cuestiones. El marco identifica un conjunto de competencias básicas para un ciudadano digitalmente alfabetizado, así como los valores que los estudiantes deben esforzarse por personificar a través de la práctica cuando se involucran en contextos tanto digitales como físicos. Una iniciativa que ha surgido de nuestros esfuerzos de alfabetización digital es el programa ePortfolios. Las bibliotecas que dirigen una iniciativa electrónica ofrecen oportunidades únicas para explorar la intersección entre la enseñanza de la alfabetización digital y la de la información a través de una perspectiva pedagógica y tecnológica. Si bien esta es una nueva área de servicio para las bibliotecas, ofrece oportunidades sin precedentes para conectar el aprendizaje de nivel superior con iniciativas tecnológicas en todas las unidades del campus, a la vez que se arraiga profundamente en las iniciativas de éxito estudiantil a nivel local. El proyecto ePortfolios también se alinea muy bien con los valores típicos de la biblioteca, como la apertura, la curaduría, la preservación del trabajo de los estudiantes y la idea de la biblioteca como plataforma.
  2. Prácticas Educativas de Alto Impacto (HIP). Para fomentar un alto nivel de conexión personal, estamos poniendo a prueba un modelo de enlace que integre al cuerpo docente de la biblioteca dentro de equipos colaborativos e interdisciplinarios organizados en torno a las propuestas del documento Prácticas Educativas de Alto Impacto de la Association of American Colleges & Universities (AAC&U). Estos bibliotecarios están explorando nuevos modelos de enlace basados en asociaciones en investigación de pregrado, aprendizaje de servicios, experiencias de primer año y nuestras comunidades de aprendizaje vivencial (LLC). Su compromiso abarca desde dirigir un evento de exhibición para estudiantes en una conferencia de aprendizaje experiencial y desarrollar un sistema de asesoramiento personalizado para estudiantes de pregrado hasta ayudar a la Oficina de Investigación de Pregrado a diseñar e implementar el Programa de Excelencia en Investigación para Estudiantes de Pregrado. A medida que la relación entre la biblioteca, el campus y los líderes estudiantiles ha crecido, también lo ha hecho la complejidad y responsabilidad del trabajo. Al permitir que los bibliotecarios de proyecto High-Impact Practices (“HIP”) tengan tiempo y espacio para explorar colaboraciones significativas y a menudo indefinidas; así estamos descubriendo que las bibliotecas se encuentran en una posición única para proporcionar infraestructura y conocimiento para los programas de campus que están emergiendo o que actualmente están desatendidos. De esta manera, los bibliotecarios de HIP operan como constructores de comunidades y socios de campus dentro de modelos de servicio que cambian rápidamente.
  3. Estudios. Si, como ha afirmado el diseñador Chris Flink, “el espacio es el’lenguaje corporal’ de una organización“, ¿qué dicen los espacios de la biblioteca sobre la cultura y las prioridades del campus? ¿Cómo reflejan y condicionan la experiencia del usuario? En los últimos dos años, hemos creado una red de estudios-espacios que enmarcan a la biblioteca como un socio creativo fomentando tanto la colaboración como el compromiso con las tecnologías emergentes. Estos espacios van desde la producción de medios hasta la visualización de datos. Cada estudio tiene un enfoque distinto, pero todos adoptan un enfoque de diseño de servicios para la creación de nuevos entornos de aprendizaje en la biblioteca. Es decir, el fomento de modelos de servicio en los que los estudiantes puedan adquirir nuevas competencias, abordar problemas del mundo real y en los que fomentar la creatividad se considera tan importante como facilitar el acceso a las colecciones de información o enseñar alfabetización digital. En el estudio de diseño 3D, por ejemplo, hemos visto a estudiantes de medicina veterinaria que entraron en el estudio como aprendices de la impresión en 3D y que, con nuestra ayuda, han creado modelos médicos complejos e innovadores. En nuestro Fusion Studio, un espacio diseñado específicamente para equipos de investigadores de pregrado, los estudiantes reciben talleres sobre comunicación interdisciplinaria como parte de su acceso al estudio para que puedan participar de manera más efectiva en proyectos de múltiples campos. Los estudios son a su vez prototipos: iterativos, adaptables y lo suficientemente flexibles en sus modelos de servicio para satisfacer las necesidades cambiantes de los usuarios. Su propósito es nutrir y amplificar las conexiones entre los estudiantes, la tecnología y las ideas. La biblioteca, situada en la intersección de estas tres líneas, es ideal para asociarse en estos esfuerzos.
  4. Exposiciones y programas. La inicciativa Course Exhibit Initiative (CEI) transforma los proyectos de los cursos en exposiciones interactivas. Estas exposiciones son verdaderas colaboraciones entre estudiantes y profesores que trabajan junto al curador del CEI para conceptualizar y, en muchos casos, construir las exposiciones. Las exposiciones permiten a los estudiantes materializar las tareas del curso de maneras poderosas e inesperadas, ya sea presentando su trabajo dentro de nuevos contextos o enmarcando las tareas ellos mismos. El proceso de crear una exposición a menudo inspira preguntas que son difíciles de plantear -o responder- dentro del contexto tradicional del aula. Por ejemplo, una exposición reciente de un curso de inglés de pregrado presentaba documentos de archivo de colecciones especiales sobre los vuelos espaciales de los años sesenta, junto con poesía estudiantil, medios de comunicación mixtos y reflexiones críticas sobre los materiales de fuentes primarias. Para diseñar la exposición, los estudiantes tuvieron que considerar su propio trabajo en relación tanto con las colecciones como con el público involucrado en la exposición. De manera similar, el Programa de Curaduría de Aprendizaje Activo, que muestra métodos de enseñanza innovadores en Virginia Tech, anima a toda nuestra comunidad académica a reflexionar sobre los procesos de enseñanza y aprendizaje. A menudo en formato digital y con observaciones y entrevistas con estudiantes y profesores, las exposiciones consideran el contenido de los cursos menos que la forma en que los estudiantes pueden dirigir su propio aprendizaje a través de pedagogías de aprendizaje activo. Una vez más, a través de estas iniciativas, la biblioteca es vista cada vez más como un socio educativo dinámico, un co-creador en el aprendizaje tanto como un repositorio, físico o virtual, de información.

 

“A través de estas iniciativas, la biblioteca es vista cada vez más como un socio educativo dinámico, un co-creador en el aprendizaje tanto como un repositorio, físico o virtual, de información… este es un momento crítico para experimentar con nuevos modelos de participación que potencien -no sólo apoyen- la enseñanza y el aprendizaje. “

 

Estos ejemplos ilustran cómo estamos reimaginando la relación que los estudiantes y el profesorado tienen con sus bibliotecas. A medida que las universidades están reconsiderando el papel de las bibliotecas, creemos que este es un momento crítico para experimentar con nuevos modelos de participación que potencien -no sólo apoyen- la enseñanza y el aprendizaje. ¿Cómo lo hacemos?”

 

” … aunque cada vez se está publicando más contenido y se producen más interacciones en línea, hay una necesidad cada vez mayor de consultas personalizadas cara a cara. Sabemos que el hecho de que algo sea digital no significa que sea intuitivo.”

 

Para empezar, consideramos la noción conflictiva de que aunque cada vez se está publicando más contenido y se producen más interacciones en línea, hay una necesidad cada vez mayor de consultas personalizadas cara a cara. Sabemos que el hecho de que algo sea digital no significa que sea intuitivo. Nos esforzamos para que los usuarios de las bibliotecas puedan pedir ayuda y anticiparse a los retos sociales, culturales y técnicos. El desarrollo de modelos de servicio que se centren en reducir las barreras de entrada y el miedo y la ansiedad es una prioridad absoluta, al igual que la creación de modelos que proporcionen asistencia a grupos tradicionalmente subfinanciados o con problemas estructurales.

En segundo lugar, a largo plazo, invertimos en el ciclo de vida de los estudiantes. Adoptamos una perspectiva holística, identificando oportunidades claves de compromiso a través del currículo y esfuerzos co-curriculares. Las bibliotecas están bien posicionadas para interactuar a un nivel introductorio y luego escalar con los individuos y transformarse a medida que sus necesidades, capacidades y aspiraciones crecen.

“Las bibliotecas están bien posicionadas para interactuar a un nivel introductorio y luego escalar con los individuos y transformarse a medida que sus necesidades, capacidades y aspiraciones crecen.”

Así que, volviendo a la pregunta que inició este artículo: ¿Qué relación queremos que tengan los estudiantes con su biblioteca? Una que se base en asociaciones dinámicas e interdependientes. Una que impulse las ideas y proponga la biblioteca no sólo como un lugar donde ocurre el aprendizaje, sino como una institución que trasciende sus muros. Y, con suerte, una relación en la que todos los alumnos se sientan incluidos en una comunidad, respaldados por una red de apoyo que se ocupe de sus necesidades específicas. De esta manera, a medida que los estudiantes progresan a través de su jornada académica, la relación crece desde las bibliotecas que proporcionan servicios transaccionales a los estudiantes, a la asociación con ellos, a la transformación no sólo de lo que pueden hacer sino también de lo que hacemos como docentes y personal de la biblioteca.

Brian Mathews is Associate Dean for Learning at Virginia Tech Libraries.

Stefanie Metko is Director of Teaching & Learning Engagement at Virginia Tech Libraries.

Patrick Tomlin is Director of Learning Environments at Virginia Tech Libraries.

© 2018 Brian Mathews, Stefanie Metko, and Patrick Tomlin. This work is licensed under CC BY-NC-SA 4.0.

 

 

La tragedia de la retirada de libros en bibliotecas universitarias

 

27080110677_86e57ab09e_b_d

The tragedy of ‘deaccessioning’ books from university libraries

ABA JOURNAL

Ver original

 

Es descorazonador escuchar lo que está sucediendo con nuestras bibliotecas. Un artículo de Associated Press el 7 de febrero titulado “A library without books? Some universities purging dusty volumes ..” informa que “a medida que los estudiantes abandonan las colecciones de libros impresos a favor del material de referencia en línea, las bibliotecas universitarias están retirando millones de volúmenes no leídos en una purga nacional”. Algunos libros están siendo transportados a lugares de almacenamiento permanente; otros están siendo vendidos en bloque a vendedores de libros usados; y otros están siendo arrojados a contenedores de basura.

Dado que la mitad de la colección de la biblioteca de la Universidad de Indiana de Pensilvania ha estado “sin circular durante 20 años o más”, los gestores universitarios decidieron purgar 170.000 volúmenes. “Las estanterías están dejando paso a las salas de estudio en grupo y a los centros de tutoría, `espacios para fabricantes’ y cafeterías”, informa el artículo. La bibliotecaria de la Universidad Estatal de Oregon, Cheryl Middleton, presidenta de la Asociación de Bibliotecas Universitarias y de Investigación, dice: “Somos como la sala de estar del campus. No somos sólo un almacén”.

Los eruditos más conservadores están indignados. Uno llama a este desecho de libros “un cuchillo en el corazón”. Tiene razón, por supuesto. ¿Hay alguna buena noticia aquí? Sólo para coleccionistas y vendedores de libros usados: Entre los montones hay algunos tesoros. Por ejemplo, en los últimos años he obtenido muchos libros raros que han sido “desadquiridos” por bibliotecas universitarias, incluyendo algunos que llevan las firmas de Learned Hand y Harlan Fiske Stone. Aunque es agradable tenerlos, sé que fue una parodia de bibliofilia lo que llevó a mis adquisiciones. Peor que una parodia, es una tragedia.

Los escenarios que aquí se describen son reales. Son auto-representaciones ligeramente ficticias. El primero me describe a mi en 1980, el segundo me describe en 2014, el tercero me describe en 2017.

 

Escenario No. 1: Un ambicioso estudiante de literatura que trabaja en su tesis de último año sobre Shakespeare’s Love’s Labour’s Lost va a la biblioteca y descubre, para su sorpresa, dos largos pasillos de libros sobre Shakespeare: unos 6.500 libros sobre ese tema. Pasa hora tras hora revisando los numerosos tomos, revisando los índices y luego leyendo los pasajes relevantes. Encuentra que muchos eruditos han escrito sobre la “curiosa foppería del lenguaje” de Shakespeare (Walter Pater [1889]) en la obra, que es “verdaderamente una comedia sobre el estado de la lengua inglesa en 1588” (William Mathews [1964]). Un erudito (Friedrich Landmann), en una oscura monografía de principios de la década de 1880, definió los cuatro tipos de abuso lingüístico que se encuentran en la obra: aliteración excesiva, sonorización amorosa petrarquista, eufhuismo (sintaxis de fantasía y elección de palabras) y latinidad perversamente extrema. Casi un siglo más tarde, un crítico estadounidense calificó la obra de “investigación sostenida sobre la naturaleza y el estado de las palabras; y sus personajes encarnan, definen y critican implícitamente ciertos conceptos de palabras” (Ralph Berry[1969]).

Nuestro estudiante tiene un comienzo fructífero para su tesis de graduación. Su profesor ha sugerido que un verdadero erudito debe investigar lo suficiente para saber lo que han hecho sus predecesores. Recolectar estas citas, y muchas otras también, ha llevado a nuestro incipiente erudito unas 100 horas de esfuerzo. A lo largo del camino, ha aprendido mucho sobre la crítica shakesperiana, los medios de la investigación tradicional de libros, los métodos de análisis literario, y la inmensidad del trabajo académico en el campo.

Mientras tanto, el asesor de su facultad insiste en que la tesis se centre en la lectura cercana de la obra por parte del estudiante, no en la de los eruditos anteriores. En el camino, puede mencionar lo que otros han dicho, ya sea para cuestionar sus conclusiones o para apoyarlas. Las citas deben ser incidentales a su propio análisis; no pueden sustituirlo. Pero no debería intentar escribir ignorando a sus precursores.

Escenario No. 2: Una estudiante de derecho que trabaja en un ensayo sobre la doctrina de los precedentes significa sumergirse en la literatura sobre el tema. Ella va a la sección de jurisprudencia de su copiosamente abastecida biblioteca de leyes y pasa días recolectando fragmentos de Francis Lieber (en una edición póstuma de un libro fechado en 1883), Timothy Walker (1895), Clarence Morris (1938), John Salmond (1947), W.J.V. Windeyer (1949), Burke Shartel (1951), W.W. Buckland (1952), A.W.B. Simpson (1961), Max Radin (1963) y Rupert Cross (1991). Ella está sorprendida porque ninguno de los artículos de la revista legal que ha leído en los últimos años cita a ninguna de estas autoridades. Ella remonta algunos aspectos de la doctrina a William Blackstone (1765), James Kent (1826) y Joseph Story (1858).

Esa recitación de las autoridades sólo es la parte fundamental de lo que está descubriendo. Está estudiando el campo para poder rastrear el desarrollo de precedentes en sistemas de derecho consuetudinario antes de embarcarse en su nueva y audaz teoría. Esta larga investigación, le dice su directora, necesita de una buena base.

Muchos de sus descubrimientos son fortuitos. Trabajando desde el cubículo de su biblioteca, examina pilas de libros para encontrar ensayos relevantes en lugares improbables. No esperaba encontrar información pertinente en un libro de Henri Lévy-Ullmann de 1935 ni en un libro de Frederic R. Coudert de 1914. Las penetrantes ideas de esos escritores ayudan a refinar su tesis. Está encantada con la abundancia de los fondos de la biblioteca de su universidad.

 

Escenario No. 3: Un abogado de Texas está informando una apelación para una mujer que afirma ser la esposa de derecho consuetudinario de un hombre que ha muerto en un accidente industrial. Por supuesto, los tres elementos del matrimonio de derecho consuetudinario son bien conocidos en las 10 jurisdicciones que lo reconocen: un acuerdo para casarse, cohabitación por algún tiempo, e indicios de convicenciacomo cónyuges en la comunidad en general. Los dos primeros son fáciles de establecer aquí, por lo que todo gira en torno al elemento de sujeción. Por lo tanto, nuestro abogado quiere saber lo que las cortes de Texas han sostenido sobre el tema.

Las búsquedas de Westlaw producen mayormente casos que simplemente iteran los tres elementos de un matrimonio de hecho.

Un colega le dice a nuestro amigo que debería ver las encuestas anuales de Joseph W. McKnight sobre derecho de familia. Dudoso, el abogado encuentra una biblioteca de leyes que tiene copias impresas de la Revisión de Leyes de SMU para descubrir que cada año de 1970 a 2016, McKnight analizó autoritariamente las decisiones de apelación en Texas relacionadas con la ley de familia. A partir de 2016, nuestro amigo regresa año tras año en los volúmenes encuadernados, descubriendo que McKnight comenzaba cada actualización anual con discusiones de importantes holdings relacionados con los matrimonios de derecho consuetudinario.

Para sorpresa del abogado, McKnight los llama “matrimonios informales” porque “matrimonio de derecho consuetudinario” es un nombre algo inapropiado: Podría haber sido una doctrina de derecho consuetudinario al principio, pero hoy en día un estatuto autoriza estos matrimonios, y el matrimonio de hecho es el término más exacto. Nuestro amigo se da cuenta de que sus búsquedas en Westlaw han pasado por alto la mitad de los casos, un descuido que pronto subsana.

De las discusiones de McKnight, el abogado también descubre que la mitad de los casos que ha encontrado han sido revocados, desaprobados o de otra manera reemplazados por casos posteriores. Algunos de ellos los habría encontrado más tarde, gracias a los libros revisados en la biblioteca, pero no de inmediato ni con claridad las razones.

Pronto, con la ayuda de un colega junior, el practicante está categorizando los indicios de convivencia y encuentra ocho: (1) presentaciones conyugales, (2) una relación padrastro- madrastra, (3) exhibiciones publicadas tales como folletos funerarios, (4) exhibiciones externas tales como tatuajes mutuos, (5) deudas y responsabilidades financieras compartidas, (6) un apellido compartido, (7) percepciones generales de la comunidad y (8) documentos formales tales como declaraciones de impuestos y documentos de seguro. Su cliente dispone de siete de los ocho indicios.

Nadie, incluyendo a McKnight, ha dicho nunca que hay ocho indicios. Eso es original. Pero McKnight ha llevado al médico a 35 casos que ilustran esos indicios, y las búsquedas en el ordenador han producido 15 casos más. Sin las encuestas McKnight, el abogado habría estado perdido en un laberinto de jurisprudencia, sin una guía autorizada de los hechos importantes.

Al cambiar de volumen a volumen en los libros, ha logrado en dos horas lo que no podría haber hecho de manera tan eficiente, si es que lo ha hecho, en el ordenador.

El resultado: La investigación del libro es casi insustituible para el investigador hábil. No puede, y no debe, ser completamente reemplazada por la investigación en línea, que por supuesto tiene sus propias ventajas pero también sus propias limitaciones.

 

 

 

 

 

La hora del cuento en las bibliotecas de la nueva generación

gettyimages-514561246-1-1

This Is Library Storytime for the Next Generation

by Lindsay Barrett

Ver completo

Las bibliotecas públicas están innovando sus espacios y servicios para segur siendo relevantes para sus comunidades, también la tradicional hora del cuento aderezandola con nuevos ingredientes como el yoga, la divulgación científica, la integración social, los prejuicios morales o los aspectos relacionados con la igualdad entre géneros. Lindsay Barrett hace un recorrido por estas nuevas propuestas

 

 

A pesar de que los tiempos han cambiado, investigaciones recientes indican que los beneficios de la hora del cuento que realizan las bibliotecas para estimular la alfabetización son ciertos. Además de actualizar los enfoques para satisfacer las necesidades de los niños, incorporar la tecnología y mantenerse al día con los nuevos libros, los bibliotecarios están innovando con algunas estrategias sorprendentes la tradicional hora de los cuentos

 

Tiempo de Cuentos sobre Ciencia y Tecnología (STEM/STEAM)

El mundo de la educación está lleno de iniciativas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEAM), comenzando en la primera infancia, y muchas bibliotecas están trabajando para proporcionar oportunidades relacionadas a sus usuarios más pequeños. El sistema de Bibliotecas Públicas de Boston ofrece “Towering Tots“, que incluye una lectura en voz alta relacionada con STEM y un edificio con bloques gigantes, y “STEAM Stories”, con historias y canciones relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las artes y las matemáticas. “Las horas de cuentos STEAM en las bibliotecas públicas de Boston ofrecen a los niños a una edad temprana la oportunidad de aprender en un ambiente de apoyo y diversión sobre los conceptos clave que son el centro de atención en los ambientes académicos”, dijo Farouqua Abuzeit, Gerente de Servicios Juveniles.

 

Hora de Cuentos de Yoga

El yoga ha surgido como una oferta de biblioteca popular a medida que las bibliotecas buscan maneras de añadir la promoción del bienestar físico a su larga lista de impactos positivos en la comunidad. La realización de ejercicios y posturas de los cuentos de yoga coinciden con historias y canciones relacionadas. Katie Scherrer, bibliotecaria y profesora de yoga, explica: “El yoga ofrece a los niños la oportunidad de experimentar y practicar muchos movimientos que pueden ayudarles a desarrollar el equilibrio, la conciencia corporal y espacial, la fuerza y la resistencia, la flexibilidad, la coordinación y el control. Les da la oportunidad de moverse de muchas maneras, incluso transversalmente, mientras usan sus cuerpos para representar historias, expresar emociones y moverse creativamente”. Todos estos beneficios además de impulsarla alfabetización temprana.

Cuentos de Yoga

 

Hora de Cuentos Drag Queen

Promover la formación de una identidad positiva y la aceptación de los demás es más relevante ahora que nunca. Las bibliotecas de Los Ángeles, Nueva York, San Francisco y otras ciudades ofrecen lecturas en voz alta y actividades presentadas por drag queens en todas sus galas. La Hora de Cuentos Drag Queen describe su objetivo como proporcionar a los niños oportunidades para “ver a la gente que desafía las rígidas restricciones de género e imaginar un mundo en el que la gente pueda presentarse como quiera, en el que el disfrazarse sea real”.

 

41049452155_9ea11a603f_b_d

 

Hora de Cuentos de Baby Doll

No son sólo los sistemas de bibliotecas de las grandes ciudades los que ofrecen una hora del cuento innovadora. Rachel Davis, bibliotecaria de Servicios para la Juventud de la Biblioteca Thomas Memorial de Cape Elizabeth, Maine, desarrolló Baby Doll Story Time después de darse cuenta de que los más pequeños a menudo asisten mejor a la hora de los cuentos cuando se les ofrece a las muñecas bebés sentarse en sus regazos. El programa, inspirado por Baby Doll Circle Time de la Dra. Becky Bailey, invita a los niños a dar biberones a sus muñecas, cantarles, acurrucarse con ellas durante las lecturas en voz alta y mecerlas hasta que se duerman. Davis observa que, “los niños pequeños y los preescolares, que de otra manera no se quedarían quietos durante media hora entera de cuentos, lo harán con una muñeca bebé en sus regazos… cuidándola y consolándola”. Con la importancia de enfatizar el aprendizaje socio-emocional recibiendo mucha atención últimamente, la meta de Davis para Baby Doll Story Time es “fomentar la empatía, la auto-tranquilidad y las conductas de cuidado” – parece estar bien encaminado.

 

Historias sensoriales

El número de niños diagnosticados con trastorno del espectro autista está en aumento y muchas bibliotecas, junto con otros espacios públicos para las familias, están haciendo todo lo posible por adaptar la programación para satisfacer mejor las necesidades de esta población. En la Hora de Cuentos Sensoriales, el sistema de la Biblioteca Pública de Seattle utiliza una estructura repetitiva y un horario visual para ayudar a los niños a saber qué esperar, utiliza técnicas como el movimiento y apoyos tangibles para promover el compromiso. Los cuentos sensoriales pueden ser divertidos – e inclusivos – para todos los niños, pero son especialmente acogedores para las familias que dudan en asistir a los cuentos más tradicionales.

28077788198_9cf9cfa465_b_d

Black Lives Matter” en la Biblioteca Pública de Bostón

 

 

Hora de Cuentos de Justicia Social

Los niños son conocidos por hacer preguntas sobre temas complejos que son difíciles de responder simplemente. Los tiempos de cuentos enfocados en conversaciones amistosas para niños sobre justicia social son una tendencia emergente en los calendarios de las bibliotecas. La Biblioteca Pública de Boston se asocia con la organización de base Wee the People para ofrecer una serie llamada “Pequeñas Voces, Gran Cambio”. Los temas de incluyen: “¿Qué es el racismo? y “Black Lives Matter” y “Bridges Not Walls”, y la programación incorpora historias, juegos, actividades prácticas y manualidades. tiene un programa llamado “haciendo estallar esterootipos” (Popping Stereotypes); es decir romper con los prejuicios mientras se hacen estallar globos, lo que parece una forma beneficiosa de pasar una hora y avanzar en formas de pensar libres de prejuicios hacia los demás

¿Proporciona tu biblioteca local programación creativa de cuentos? Comparta sus experiencias en la sección de comentarios a continuación!

 

 

 

 

 

 

El impacto del 5G

img_01661

 

Cerezo, J., P. Cerezo, et al. (2018). [e-Book]  El impacto del 5G. Cuadernos de Tecnología Evoca. , Evoca, 2018.

Texto completo

 

Tras 40 años de vida de tecnología móvil y tan solo 7 años más tarde de la aparición del primer teléfono móvil 4G, la quinta generación de telefonía móvil 5G llama a la puerta y anuncia su despliegue para 2020. La industria inalámbrica –que ha transitado por cuatro anteriores– se prepara ya para una nueva generación llamada a revolucionar no solo el mundo de las comunicaciones móviles sino el de la economía e industria en su conjunto.

La evolución de la telefonía móvil ha venido impelida para dar respuesta a las nuevas necesidades y demandas de comunicación de la sociedad. Y la constante en estos 40 años de evolución de las tecnologías inalámbricas móviles ha sido poder acceder a aplicaciones y contenidos cada vez más exigentes, por su propia naturaleza y tamaño, con la velocidad de transmisión óptima para su uso. Comunicaciones seguras, fiables y eficientes en el uso del espectro radioeléctrico y las infraestructuras de red. Pero frente a las generaciones anteriores la tecnología 5G constituye una evolución con un mayor grado de disrupción, ya que no solo evoluciona el paradigma de conexión existente sino que será el desencadenante e impulsor definitivo de la transformación digital de la sociedad y de la economía en los países más avanzados durante la próxima década. A diferencia de lo que supuso la sustitución del estándar 3G por 4G, la implantación del 5G tendrá un impacto más allá de un cambio tecnológico en las redes de telefonía móvil y constituye el sustrato tecnológico básico para desarrollar la transformación digital”, un proceso sobre el que existe un consenso global de su importancia e impacto en la economía y en el conjunto de la sociedad.

El coche conectado, la realidad virtual, la regulación del tráfico en las ciudades o los robots que trabajen en red son ejemplos de casos de uso apropiados para el 5G, “que promete abrir la puerta a nuevos procedimientos quirúrgicos, medios de transporte más seguros, comunicación instantánea para los servicios de emergencia y socorro y una nueva forma de consumir entretenimiento de última generación a través de la realidad virtual y el 3D”.

Un artículo reciente de USA Today dice que los bibliotecarios se extinguirán en el año 2030.

 

burgess_meredith_the_twilight_zone_1961

 

 

Careers: 8 jobs that won’t exist in 2030
Michael Hoon, The Job Network Published 9:00 a.m. ET Oct. 13, 2017 | Updated 4:09 p.m. ET Nov. 1, 2017

Ver

 

En un artículo titulado “8 trabajos que no existirán en 2030” aparecido en USA TODAY, se incluyen algunos oficios que según el autor se extinguirán en 10 o 20 años. Entre los trabajos a desaparecer se apunta el de bibliotecario. En mi modesta opinión, contrariamente a los expresado en el artículo, las bibliotecas y los bibliotecarios somos cada vez más importantes. Eso si, no como hemos existido hasta ahora, si no adaptándonos al nuevo contexto y centrándonos en las actividades de aprendizaje. Aquí os dejo un resumen del contenido, y si queréis dejad vuestra opinión en la zona de comentarios de este blog.

 

Los tiempos están cambiando de manera acelerada, y el mercado de trabajo responde a estos cambios. Es probable que ya sepas que la tecnología está haciendo desaparecer muchas de las cosas a las que estamos acostumbrados. ¿Libros no electrónicos? Pronto serán cosa del pasado. ¿Cd’s? Intenta encontrar a alguien de menos de 20 años que los escuche. Pero desafortunadamente, muchos puestos de trabajo se extinguirán en los próximos años.

1, Biblotecarios

Cada vez más y más gente está deshaciéndose de sus libros en rústica y descargando libros electrónicos en sus Tablets y Kindles. Lo mismo ocurre con los préstamos: como los libros impreso están perdiendo uso, las bibliotecas son cada vez menos populares. Eso significa que te será difícil encontrar un trabajo si decides convertirte en bibliotecario. Muchas escuelas y universidades ya están trasladando sus bibliotecas de las estanterías a Internet.

2. Repartidor de periódicos

Los libros impresos ya no son los únicos materiales de lectura en peligro. A medida que más personas leen las noticias en línea, los periódicos en papel están desapareciendo, ya muchos de ellos sólo editan en digital. Estas son buenas noticias para los árboles pero malas noticias para todos los niños que una vez ganaron dinero extra repartiendo  periódicos puerta a puerta.

3. Cajero

Puede ser muy agradable ver una cara amigable al pagar por en un supermercado, pero muchos compradores prefieren simplemente pagar por sus cosas y salir. Muchos minoristas se están dando cuenta de esto, así como de la rentabilidad de no tener que pagar a los cajeros, y están optando por las máquinas de auto-checkout.

4. Recepcionista

¿No es molesto cuando usted llama a un negocio y tiene que tratar con un sistema automatizado que puede no ser capaz de responder a sus preguntas rápida y cortésmente? Lástima. Muchas empresas han adoptado tales sistemas, lo que no es un buen presagio para los recepcionistas humanos.

5. Teleoperadores

Vale, esta puede parecer una buena noticia, porque a nadie le gusta que los Teleoperadores interrumpan su día. Sí, los Teleoperadores ya no tienen una gran demanda debido al marketing basado en Internet, aunque las “llamadas robotizadas” igualmente odiosas siguen siendo bastante comunes.

6. Agente de viajes

Sitios como Expedia y Travelocity hicieron que reservar un viaje sea tan fácil como publicar algunos Tweets. Sin embargo, hubo un tiempo en el que había que ir a una agencia de viajes y tratar con un ser humano detrás de un escritorio para hacer los arreglos necesarios para visitar Disneylandia. Esos profesionales obsoletos son conocidos como agentes de viajes, y desafortunadamente, la mayoría de ellos han tenido que buscarse otro trabajo.

7. Mecanógrafos

El mecanografiar era una vez un trabajo bastante común en cualquier oficina. Las aplicaciones de procesamiento de textos han hecho innecesaria la contratación de mecanógrafos humanos. Estos puestos de trabajo se encuentran en una espiral descendente que probablemente tocará fondo en cualquier momento de los próximos 20 años.

8. Gestor de redes sociales

Las bibliotecas y las agencias de viajes probablemente están quedando anticuadas, ya que se trata de productos del siglo XX en un mundo de tecnologías disruptivas. Sin embargo, los medios sociales sólo han sido una fuerza importante durante unos 15 años. Sin embargo, ni siquiera esta tecnología relativamente nueva está a salvo del cambio. En realidad, es la popularidad de los medios de comunicación social lo que puede obligar a los administradores de medios de comunicación social a quedar fuera del negocio. ¿Quién necesita a estos expertos cuando todos nos estamos convirtiendo en expertos? En 10 o 20 años, es posible que ni siquiera recordemos lo que es un community manager.