Archivo de la etiqueta: Futuro

La biblioteca del futuro

 

 

Vídeo para las Jornadas de la Asociación de Bibliotecarios de El Salvador, ABES sobre el Futuro de la biblioteca en el siglo XXI

En la XXX Semana Cultural del Bibliotecario Salvadoreño, nominada “Lic. José Armando Castillo Cañas”. Lema: “La sociedad de la información y el conocimiento formando parte de la Visión Global y el Desarrollo Sostenible como agentes de cambio para El Salvador”.

 

 

La Biblioteca Universitaria: permanencia y metamorfosis

 

109243_coverl

José Augusto Cardoso, B., M. Ana Maria Eva, et al. (2015). [e-Book] A biblioteca da Universidade: permanência e metamorfoses. Coimbra, Coimbra University Press, 2015

Texto completo

En el marco de las conmemoraciones de su 500 aniversario, la Biblioteca General de la Universidad de Coimbra organizó un Congreso Internacional sobre el tema “La Biblioteca de la Universidad: permanencia y metamorfosis”, que tuvo lugar los días 16, 17 y 18 de enero de 2014, en el auditorio de la Rectoría de la Universidad de Coimbra. El objetivo principal de esta reunión científica fue reflexionar sobre el presente y el futuro de las bibliotecas al servicio del público universitario. En otro aspecto, tratamos de llamar la atención sobre la importancia de la Biblioteca, con miras al progreso de los conocimientos técnicos y científicos. Por último, el Congreso pretendía establecerse como una oportunidad para la reflexión prospectiva y como un lugar de encuentro entre las sensibilidades de todos aquellos que trabajan profesionalmente con libros y otros medios bibliográficos. En este sentido, se presentaron conferencias, mesas redondas y sesiones testimoniales sobre temas como el valor de las bibliotecas universitarias, la biblioteca universitaria en su contexto: los cambios y desafíos, la biblioteca universitaria y la sociedad de la información y el conocimiento, el impacto del acceso abierto en la comunidad científica y las bibliotecas digitales.

¿Cuál es el futuro a las bibliotecas públicas? Los servicios de las bibliotecas públicas en el siglo XXI

 

pub1455011657

Macdonald, Liz. A New Chapter Public library services in the 21st century. London: Carnegie UK Trust, 2012.

Texto completo

Ver además

What Does The Future Hold For Public Libraries?

Carnegie UK Trust, con su larga historia de apoyo al sistema de bibliotecas públicas, no ha estado involucrado activamente en esta área desde 1950, pero el nivel de preocupación sobre el futuro de las bibliotecas públicas nos ha llevado a revisar esta área. Carnegie UK Trust encargó una investigación en todo el Reino Unido y la República de Irlanda que demuestra que la gente sigue queriendo a sus bibliotecas, pero la el estudio advierte que las bibliotecas públicas no pueden permanecer inmóviles en un mundo cambiante: el servicio de bibliotecas públicas se encuentra en una encrucijada y es necesario un cambio para responder a la reducción del gasto público, a los retos y oportunidades de la era digital y a los cambios en los estilos de vida y los patrones de comportamiento de las personas.

La investigación proporciona datos sobre los niveles de uso y la frecuencia de uso de las bibliotecas en las cinco jurisdicciones, sobre la actitud de la gente hacia las bibliotecas públicas, y sobre las cosas que la gente dice que los animaría a hacer más uso de las bibliotecas públicas.

 

 

Retos de las bibliotecas del siglo XXI con Emir José Suaiden. Planeta Biblioteca 2019/05/01

 

ec6ba49910d20865addf8656c2764b88

En la foto de izquierda a derecha Emir José Suaiden, Julio Alonso Arévalo, Juan Felipe Vargas, Ernest Abadal, Anibal Mesa y Mercedes González. En Cuenca (Ecuador )”Coloquio Internacional de Escritura Científica y Publicaciones – Ciec2019, 23 al 25 de abril de 2019

Planeta Biblioteca 2018/05/01. Retos de las bibliotecas del siglo XXI

Escuchar

Ir a descargar

40 aniversario de los servicios de prestamo interbibliotecario… ¿cuál es el futuro?

2019-03-28_-rsc

After 40 years of resource sharing … what’s next?

Cathy King Cathy King

OCLC 01 April 2019

Texto original

En estos dias se cumple el 40º aniversario de primer intercambio de recursos de OCLC. Así es, hace 40 años, el 1 de abril de 1979, se realizó el primer préstamo interbibliotecario a través de los sistemas de OCLC. Ese año, OCLC procesó 565,680 transacciones de préstamos entre bibliotecas. En el año 2018, se procesaron casi 7 millones.

Comparado con lo que tenemos ahora el trabajo de PI de hace 40 años suena como si fuera una aventura. Historias de direcorios telefónicos, notas post-it y retrasos de semanas y meses. Ahora, una aventura a menudo hace una buena historia en retrospectiva, pero no es algo que esperamos un lunes por la mañana.

¿Quién podría predecir, en 1979, los cambios masivos que llegarán a nuestras vidas? Estábamos a décadas de distancia de la web, por no hablar de teléfonos inteligentes, aplicaciones, Google, Amazon, Facebook, Twitter y todos nuestros otros servicios de información que ahora son cotidianos.

Pero, ¿todo ello es realmente diferente hoy? Estamos preparados, en todo el entorno de servicios de información, para avanzar aún más en áreas de automatización, inteligencia artificial y servicios en red.

El futuro de los servicios bibliotecarios, hoy.

Actualmente, ya estamos viendo a grandes rasgos estos cambios, y se tuvo la oportunidad de revisar algunos de ellos en la Conferencia de intercambio de recursos del mes pasado en Jacksonville, Florida. Más de 325 colegas se reunieron a para hablar sobre sus desafíos y éxitos. Fue una gran agenda, llena de información y sabiduría de muchos de los miembros de nuestras bibliotecas. Pronto tendremos un enlace para el contenido de la conferencia que puede revisar.

Uno de los temas principales que me llamó la atención en la conferencia fue que el futuro de los servicios de biblioteca ya está, esencialmente, aquí. Simplemente no siempre en nuestra profesión. Podemos ver una amplia gama de otros servicios comerciales con fines de lucro y ver herramientas y características para adoptar y adaptar a nuestro trabajo.

De alguna manera, esto es muy positivo para las bibliotecas. Nos permite obtener una vista previa de otras actividades relacionadas saber cómo adaptarlas para utilizarlas en la biblioteca. Dado que muchas de estas aplicaciones están basadas en datos e información, podemos ver una correlación directa con el trabajo que hacemos.

Pero eso también significa que nuestros usuarios esperan que cumplamos y superemos los tipos de servicios que esperan de las tiendas en línea, los servicios de entrega, los proveedores de contenido … incluso los juegos.

¿Cómo podemos igualar esas expectativas?

La biblioteca bajo demanda

Satisfacer las necesidades de los usuarios hoy y mañana requerirá que nos comprometamos a proporcionar “la biblioteca bajo demanda”.

Todos sabemos que la búsqueda de información es solo una de las muchas actividades realizadas en entornos amigables para el usuario. Para tener éxito, la biblioteca bajo demanda nos posicionará cuatro acciones para competir:

  1. Descubrimiento intuitivo que anticipa y entiende el contexto.
  2. Cumplimiento inteligente a través de sistemas que hacen el trabajo pesado para usuarios y bibliotecarios.
  3. Una cuenta personal, única para todas las actividades de la biblioteca.
  4. Acceso a un inventario universal de contenido masivo y de alto valor.

Esta es una estrategia de “el usuario primero”. Tomará nuevas formas de pensar sobre el trabajo que hacemos en la biblioteca. Requerirá eliminar ciertas funciones. Y tendremos que trabajar en los departamentos de bibliotecas, instituciones y procesos de proveedores.

Podemos hacelo. Pero tenemos que trabajar juntos. Esta no es una tarea que cualquier organización (o cualquier cooperativa) pueda asumir sola. Sin embargo, creo que OCLC está especialmente calificado para impulsar el concepto de la biblioteca bajo demanda, ya que posee:

  • La colección más grande y completa de metadatos de bibliotecas.
  • una red mundial de miles de bibliotecas que comparten datos, recursos y conocimientos técnicos
  • muchas asociaciones con proveedores de contenido, proveedores de servicios de biblioteca y servicios al consumidor
  • liderazgo en productos e investigación, incluido el trabajo sobre estándares y con organizaciones sobre normalización.

También es importante que OCLC sea una organización sin fines de lucro neutral y “independiente del servicio”. En términos de visibilidad y acceso al contenido, esa ofre un poderoso impulso que podemos usar en nombre de nuestros miembros.

Hay mucho trabajo por hacer que se basará en las grandes cosas que las bibliotecas ya están haciendo para brindar un servicio excepcional. Tres áreas principales de enfoque son importes en este momento:

  • Experiencia del usuario: abordar las deficiencias funcionales a través de la investigación, las pruebas de usabilidad, las mejores prácticas de la industria minorista y los comentarios de los miembros
  • Velocidad y previsibilidad: identificando materiales que se pueden entregar rápidamente, con el mayor acceso automático y con el menor número de intermediarios que sea posible
  • Interoperabilidad: integración de la flexibilidad en los productos para que puedan trabajar fácilmente con otros servicios, transfiriendo datos, solicitudes y materiales sin problemas

Para hacer todo esto, tendremos que asociarnos con otros proveedores y la comunidad de bibliotecas, como siempre lo hemos hecho. La mayor fortaleza es la diversidad de experiencias, la creatividad y el conocimiento que nuestros miembros nos brindan todos los días.

¿El logro? La biblioteca bajo demanda: servicios que mueven a los usuarios de forma natural desde su punto de necesidad hasta la llegada del recurso perfecto.

Nuevas evidencias sobre las actitudes y conductas cambiantes de los investigadores del siglo 21

image.imageformat.lightbox.1151714119

Blankstein, Meliase ; Wolff-Eisenberg,  Christine. Ithaka S + R US Faculty Survey 2018. Ithaka S + R, 2019. DOI: https://doi.org/10.18665/sr.311199

Texto completo

Los investigadores cada vez utilizan más Google y otros motores de búsqueda cono punto de partida para el inicio de un proceso de investigación. Ademas utilizan servicios en la nube para gestionar y preservar sus datos. Aunque están cada vez más interesados ​​en un modelo de publicación de acceso abierto, los incentivos académicos tradicionales continúan motivando su toma de decisiones. El papel de la biblioteca en el archivo, curación y preservación de materiales es cada vez más importante.

 

La Encuesta del profesorado de Ithaka S + R de EE. UU. tiene por objetivo conocer las prácticas cambiantes de la investigación, enseñanza y publicación por parte de los miembros de la universidad de  manera trienal desde el año 2000, para poder disponer de datos y evidencias que ayuden a las universidades a saber como los servicios de apoyo a la investigación como bibliotecas universitarias, sociedades científicas y editores académicos planifican el futuro.

En esta séptima encuesta trienal, se entrevistó a una muestra aleatoria de profesores de Estados Unidos sobre algunos de los temas que se planteron en encuestas anteriores, incluido el acceso y el descubrimiento de información, la gestión de datos, la difusión de investigaciones, las percepciones de las habilidades de investigación de los estudiantes y el valor de la biblioteca. También se añadieron nuevas preguntas sobre temas emergentes, como son cuestiones relativas a recursos educativos abiertos, análisis del aprendizaje y nuevos modelos de comunicación académica. Dados los niveles de respuesta a la encuesta, los hallazgos se pueden analizar por disciplina, tipo de institución y otras características demográficas importantes.

La encuesta se envió en el otoño de 2018 a una muestra de 150,941 miembros de la universidad. Recibiendo un total de 10,919 respuestas completas, con una tasa de respuesta del 7.2 por ciento.

A continuación se destacan las cuestiones clave:

  • Los puntos de partida del descubrimiento de informacion se están desplazando hacia Google Scholar y otros motores de búsqueda generales. Si bien las bases de datos académicas específicas siguen siendo el punto de inicio más frecuente para la investigación, los profesores están comenzando cada vez más a explorar la literatura académica a partir de Google Scholar y otros motores de búsqueda de propósito general.
  • Los profesores prefieren cada vez más administrar y preservar sus datos utilizando servicios de almacenamiento basados ​​en la nube. Desde el ciclo anterior de la encuesta, una mayor proporción del personal docente utiliza los servicios de almacenamiento basados ​​en la nube, como Google Drive, Dropbox y Flickr, para organizar, administrar y preservar sus datos de investigación, medios o imágenes. Los profesores también informan que los servicios de alojamiento de archivos, como Box y Dropbox, son la fuente más valiosa de apoyo para administrar y preservar estos datos en comparación con otras fuentes.
  • Si bien los profesores están cada vez más interesados ​​en un modelo de publicación de acceso abierto, los incentivos académicos tradicionales continúan motivando su toma de decisiones. Aproximadamente dos tercios de los encuestados en este encuesta indicaron que estarían contentos de ver que el modelo tradicional de publicación basado en suscripción fuera reemplazado por completo por un sistema de acceso abierto, que representa una mayor proporción de encuestados en comparación con la encuesta anterior. Sin embargo, solo cuatro de cada diez profesores indican las características de acceso abierto de las revistas como altamente influyentes en las

La biblioteca lunar: se envía a la luna una copia de todo el conocimiento humano para preservarlo para el futuro

190227-lunar-library-2-al-0928_4760910b35443373a34322d426782180.fit-760w

 

Una startup israelí está enviando una biblioteca a la luna. SpaceIL incluyó un documento de 30 millones de páginas en su módulo de aterrizaje lunar Beresheet, archivando todos los logros de la humanidad. La biblioteca lunar está formada por finas láminas de níquel grabadas con láser, una microficha analógica que se puede leer fácilmente con un microscopio óptico de 1.000 aumentos y contiene un vasto archivo de la historia y la civilización humana, que cubre todos los temas, culturas, naciones, idiomas, géneros y períodos de tiempo, desde el contenido de Wikipedia hasta una compilación de lenguajes humanos, el Proyecto Rosetta, libros seleccionados por el Proyecto Gutenberg, así como mapas del genoma, 60.000 imágenes analógicas de páginas de libros, fotografías, ilustraciones y documentos, y gran parte del mayor arte, música, literatura y conocimiento científico del mundo. 

 

La Fundación Arch Mission, con sede en Los Ángeles, tiene como objetivo producir y difundir copias de seguridad de los conocimientos más importantes de la humanidad, tanto en la Tierra como en todo el sistema solar. El proyecto comenzó como el sueño de la infancia de la cofundadora Nova Spivack, que se inspiró en la serie de novelas “Fundación” de Issac Asimov sobre un grupo de científicos que se enteran del colapso de la civilización y trabajan contra el tiempo y contra diversos señores de la guerra intergaláctica para proteger los conocimientos de la humanidad antes del colapso final.

La información enviada a la luna se almacena en 25 discos de níquel del tamaño de un DVD, que sólo tienen 40 micrones de grosor. Preguntados por qué no se había publicando la lista completa de contenidos del contenido que se enviaría, Arch Mission Foundation (AMF) informó que sólo se habían revelado parte del contenido de la biblioteca, y que en lugar de confiar en curaciones problemáticas de materiales, se había decidido incluir toda la amplitud y diversidad del conocimiento y la cultura humana registrada como una muestra de la vida y la civilización del planeta Tierra. A este respecto, Matt Hoerl, director de producción de la Arch Mission Foundation afirmo “No importa lo que hagamos, nunca va a ser posible satisfacer completamente a todos los grupos, por lo que la única solución fue tener tanto espacio de almacenamiento que no fuera necesaria ninguna curación”. Así, que se decidió enviar todo. Lo que el equipo de estudiosos y científicos de la Arch Mission Foundation ha considerado como el conocimiento más importante de la humanidad se envía en forma de conjuntos de datos abiertos procedentes de la fundación Wikimedia, la Fundación Long Now, el Proyecto Gutenberg y Internet Archive, así como muchos otros conjuntos de datos aportados por individuos y organizaciones. “Nuestra esperanza es proporcionar una imagen precisa de nuestro pasado a seres en un futuro lejano, y para ello tenemos que transmitir no sólo nuestros éxitos y triunfos, sino también nuestros errores y las cosas de las que nos hemos arrepentido”, dijo Hoerl. “No queremos que se borre ninguna historia”.

Almacenar información en el espacio es bastante complejo, especialmente si se quiere que dure miles de millones de años. La Biblioteca Lunar, por ejemplo, no sólo tendrá que soportar la radiación espacial, sino también el calor y el frío extremos de la superficie lunar. Se han utilizado discos de níquel puro debido a que este material no se descompone y no tiene vida media, es básicamente indestructible, incluso en el espacio. Los cuatro discos principales de la Biblioteca tienen más de 60.000 imágenes extremadamente pequeñas grabadas en ellos – fotos y páginas de libros en un formato llamado Nanofiche, por lo que quien los encuentre sólo necesitará un dispositivo de aumento para examinar los datos.

El módulo de aterrizaje “Beresheet” fue lanzado por un cohete SpaceX Falcon 9 el 21 de febrero y podría alcanzar la Luna el 11 de abril. El módulo de aterrizaje y su cápsula del tiempo permanecerán en la Luna indefinidamente. Sin embargo, la biblioteca puede haberse perdido en el cosmos, ya que el pasado lunes la nave perdió la comunicación con la tierra al hacer una maniobra de motor, quedando fuera del alcance de las comunicaciones, aunque fue contactada posteriormente. De modo, que módulo de aterrizaje lunar está de nuevo en comunicación con el equipo de tierra, mientras los controladores de vuelo trabajan en los próximos pasos.

Además de la biblioteca dirigida a la luna, ya hay otra enviada en el módulo SpaceX Tesla Roadster que ha estado en órbita alrededor del sol desde febrero de 2018. También se anunció que se enviaran más discos a la luna en los próximos años.

“A través de la replicación masiva alrededor del sistema solar, podremos garantizar que las Bibliotecas del la Humanidad nunca se perderán en el futuro en miles de millones de años”, dijo Nova Spivack, cofundadora y presidenta de la Arch Mission Foundation.