Archivo de la etiqueta: Edificios

Un tunel interminable de libros en una librería y biblioteca de China

https3a2f2fblueprint-api-production-s3-amazonaws-com2fuploads2fcard2fimage2f5392062f3310d58a-2b01-47db-a38a-e84a45987dd4

Esta Librería y biblioteca de Yangzhou, en el este de China, ha transformado su espacio en un espacio interminable de libros, con un ingenioso truco de espejos. Zhongshuge, que se traduce aproximadamente a desván de libros de campana, es parte de una cadena de librerías con sede en otros dos lugares en Shanghai y Hangzhou. Su interior fue diseñado por el estudio de Shanghai XL-Muse Architects, que se inspiró en las famosas vías fluviales y puentes de piedra de Yangzhou que fueron referenciados por los poetas clásicos chinos, como Li Bai, que vivió en el siglo VIII, y Du Mu, del siglo IX

Ver Video

 

Su interior fue diseñado por el estudio de Shanghai XL-Muse Architects, que se inspiró en las famosas vías fluviales y puentes de piedra de Yangzhou que fueron referenciados por los poetas clásicos chinos, como Li Bai, que vivió en el siglo VIII, y Du Mu, del siglo IX

Anuncios

Planificación y diseño de una biblioteca universitaria

1979

Galeota, G[e-Book] Traslocare, riaggregare, rifondare. Firenze, Firenze University Press, 2006

Texto completo

 

Este libro relata las fases en la puesta en marcha de la nueva Biblioteca de Ciencias Sociales de la Universidad de Florencia. El movimiento brindó la oportunidad de reunir las colecciones que estaban dispersas en siete puntos de servicio y en una docena de otros sitios cerrados al público. Al mismo tiempo, brindó la oportunidad de reconsiderar los servicios ofrecidos, reorganizándolos sobre la base de las características del nuevo emplazamiento. La primera sección explica cómo se concibió y planificó la biblioteca, con los grupos de trabajo de los bibliotecarios preparando el movimiento y proyectando los cambios que se realizarían en el nuevo sitio. La segunda parte aborda los problemas de organización y gestión de los servicios en la nueva biblioteca.

Instrucciones para el arquitecto

 

mario-vargas-llosa

“Nuestro malentendido es de carácter conceptual. Usted ha hecho ese bonito diseño de mi casa y de mi biblioteca partiendo del supuesto —muy extendido, por desgracia— de que en un hogar lo importante son las personas en vez de los objetos. No lo critico por hacer suyo este criterio, indispensable para un hombre de su profesión que no se resigne a prescindir de los clientes. Pero, mi concepción de mi futuro hogar es la opuesta. A saber: en ese pequeño espacio construido que llamaré mi mundo y que gobernarán mis caprichos, la primera prioridad la tendrán mis libros, cuadros y grabados; las personas seremos ciudadanos de segunda. Son esos cuatro millares de volúmenes y el centenar de lienzos y cartulinas estampadas lo que debe constituir la razón primordial del diseño que le he encargado. Usted subordinará la comodidad, la seguridad y la holgura de los humanos a las de aquellos objetos.

Es imprescindible el detalle de la chimenea, que debe poder convertirse en horno crematorio de libros y grabados sobrantes, a mi discreción. Por eso, su emplazamiento deberá estar muy cerca de los estantes y al alcance de mi asiento, pues me place jugar al inquisidor de calamidades literarias y artísticas, sentado, no de pie. Me explico. Los cuatro mil volúmenes y los cien grabados que poseo son números inflexibles. Nunca tendré más, para evitar la superabundancia y el desorden, pero nunca serán los mismos, pues se irán renovando sin cesar, hasta mi muerte. Lo que significa que, por cada libro que añado a mi biblioteca, elimino otro, y cada imagen —litografía, madera, xilografía, dibujo, punta seca, mixografía, óleo, acuarela, etcétera— que se incorpora a mi colección, desplaza a la menos favorecida de las demás. No le oculto que elegir a la víctima es arduo y, a veces, desgarrador, un dilema hamletiano que me angustia días, semanas, y que luego reconstruyen mis pesadillas. Al principio, regalaba los libros y grabados sacrificados a bibliotecas y museos públicos. Ahora los quemo, de ahí la importancia de la chimenea. Opté por esta fórmula drástica, que espolvorea el desasosiego de tener que elegir una víctima con la pimienta de estar cometiendo un sacrilegio cultural, una transgresión ética, el día, mejor dicho la noche, en que, habiendo decidido reemplazar con un hermoso Szyszlo inspirado en el mar de Paracas una reproducción de la multicolor lata de sopa Campbell’s de Andy Warhol, comprendí que era estúpido infligir a otros ojos una obra que había llegado a estimar indigna de los míos. Entonces, la eché al fuego. Viendo achicharrarse aquella cartulina, experimenté un vago remordimiento, lo admito. Ahora ya no me ocurre. He enviado decenas de poetas románticos e indigenistas a las llamas y un número no menor de plásticos conceptuales, abstractos, informalistas, paisajistas, retratistas y sacros, para conservar el numerus clausus de mi biblioteca y pinacoteca, sin dolor, y, más bien, con la estimulante sensación de estar ejerciendo la crítica literaria y la de arte como habría que hacerlo: de manera radical, irreversible y combustible. Añado, para acabar con este aparte, que el pasatiempo me divierte, pero no funciona para nada como afrodisíaco, y, por lo tanto, lo tengo como limitado y menor, meramente espiritual, sin reverberaciones sobre el cuerpo.

Confío en que no tome lo que acaba de leer —la preponderancia que concedo a cuadros y libros sobre bípedos de carne y hueso— como rapto de humor o pose de cínico. No es eso, sino una convicción arraigada, consecuencia de difíciles, pero, también, muy placenteras experiencias. No fue fácil para mí llegar a una postura que contradecía viejas tradiciones —llamémoslas humanísticas con una sonrisa en los labios— de filosofías y religiones antropocéntricas, para las que es inconcebible que el ser humano real,estructura de carne y huesos perecibles, sea considerado menos digno de interés y de respeto que el inventado, el que aparece (si se siente más cómodo con ello digamos reflejado) en las imágenes del arte y la literatura. Lo exonero de los detalles de esta historia y lo traslado a la conclusión que llegué y que ahora proclamo sin rubor. No es el mundo de bellacos semovientes del que usted y yo formamos parte el que me interesa, el que me hace gozar y sufrir, sino esa miríada de seres animados por la imaginación, los deseos y la destreza artística, presentes en esos cuadros, libros y grabados que con paciencia y amor de muchos años he conseguido reunir. La casa que voy a construir en Barranco, la que usted deberá diseñar rehaciendo de principio a fin el proyecto, es para ellos antes que para mí o para mi flamante nueva esposa, o mi hijito. La trinidad que forma mi familia, dicho sin blasfemia, está al servicio de esos objetos y usted deberá estarlo también, cuando, luego de haber leído estas líneas, se incline sobre el tablero a rectificar lo que hizo mal.

Lo que acabo de escribir es una verdad literal, no una enigmática metáfora. Construyo esta casa para padecer y divertirme con ellos, por ellos y para ellos. Haga un esfuerzo por imitarme en el limitado período que trabajará para mí. Ahora, dibuje.”

Instrucciones para el arquitecto de “Los cuadernos de Don Rigoberto” por Mario Vargas Llosa

El espacio como estrategia de la biblioteca del siglo XXI

040317_tcpl_0507

Ya no hay catedrales silenciosas con paredes forradas de libros, las bibliotecas locales se están convertido en plazas públicas, lugares confortables para que la comunidad se reúna para todo tipo de actividades.

Fundadas en el ideal de un lugar tranquilo para la autoeducación, las bibliotecas de hoy no sólo dan cabida a un mundo cambiante en el exterior, sino que acomodan las necesidades creadas por los estilos de vida digitales al tiempo en que vivimos. Contrariamente a lo que cabría pensar en la era digital muchas bibliotecas están notando un importante aumento en el número de visitas a sus instalaciones.  Según datos de la Biblioteca Pública de Plymouth en los cinco años entre 2011 a 2015, la asistencia a programas públicos en la biblioteca aumentó en un 65 por ciento.

A parte de leer, en la biblioteca muchas personas encuentran un lugar donde realizar tareas en equipo que no pueden hacer en otros lugares como estudiar en grupo, aprender inglés, obtener asesoramiento fiscal, hablar de los libros que leen, ver películas y comentarlas en común, escuchar actuaciones en vivo, jugar con compañeros, aprender algo nuevo como bailar, yoga o también a tejer, experimentar un arte como la pintura en colores pastel, o obtener consejos sobre el uso de un dispositivo. La lista de propuestas es interminable, hay personas que aprenden cosas de otras personas, y construyen relaciones de comunidad.

Se trata de la reorientación del espacio actual para satisfacer las necesidades contemporáneas, revitalizando las bibliotecas para servir mejor al público y a un estilo de vida moderno. De este modo las bibliotecas están utilizando el espacio disponible de manera diferente, reutilizando los espacios y añadiendo – o tratando de añadir – nuevos espacios a los edificios actuales para atener diferentes propuestas, con el establecimiento de zonas flexibles y versatiles que se adaptan a un mundo en continuo cambio. El espacio es una de las principales propuestas de la biblioteca del siglo XXI, cuando buena parte de la información que anteriormente casi era sólo consultable en la biblioteca, está disponible a través de internet, justo lo que no pueden ofrecernos las redes, un lugar donde relacionarnos cara a cara, donde reunirnos y donde convivir, donde proyectarnos como personas y cooperar entre nosotros.

Designing Libraries: información sobre todos los aspectos del diseño y uso de espacios en bibliotecas

10171129545_ba6721fac8

Designing Libraries es una puerta de entrada al mundo de las bibliotecas y una fuente de información sobre todos los aspectos del diseño y uso de espacios en bibliotecas, incluyendo espacios virtuales y físicos, con ejemplos de las mejores prácticas de todo el mundo.

http://www.designinglibraries.org.uk/

Designing Libraries es un recurso de libre acceso para todos los interesados en el diseño y la innovación en las bibliotecas.La base de datos de edificios proporciona un registro permanente de los proyectos de construcción, renovación, mejora y ampliación de bibliotecas en el Reino Unido e Irlanda.

Se trata de un proyecto colaborativo donde cualquier persona interesada puede añadir a datos sobre su biblioteca a la base de datos un registro completo e imágenes de su nueva biblioteca.

Diseñar Bibliotecas también actúa como guía de productos y servicios de innovación y desarrollo en las industrias que se asocian con bibliotecas en las áreas de diseño, tecnología, contenido y consultoría.

El sitio dispone de un directorio de enlaces web y fuentes de información sobre bibliotecas, organizaciones de bibliotecas, edificios de bibliotecas, diseño de bibliotecas, tecnología e innovación.

Se puede buscar en una base de datos multicriterio. Por edificio, sector, organización, institución o tipo de biblioteca.

Designing Libraries es el recurso esencial para cualquier persona que busque información o ejemplos de buenas prácticas cuando realice proyectos de renovación, construcción nueva o transformación.

Tipos de bibliotecas

  • Bibliotecas universitarias
    Una selección de estudios de casos de bibliotecas universitarias y centros de aprendizaje.
  • Bibliotecas públicas y archivos
    Estudios de caso que ilustran proyectos arquitectónicos y de diseño para bibliotecas públicas y centros de servicio, archivos y oficinas de registro.
  • Bibliotecas escolares
    Estudios de casos que muestran proyectos recientes de diseño en bibliotecas de escuelas primarias y secundarias, y colegios

Tipos de espacio

  • Espacios para niños y jóvenes
    Espacios para niños y jóvenes.  Cómo redefinir el diseño de servicios para los jóvenes y lo que las bibliotecas significan para ellos.
  • Espacios para el aprendizaje
    Las cambiantes demandas y estilos de aprendizaje y los diferentes enfoques de la información en la era digital están orientando el diseño de las bibliotecas como espacios de aprendizaje.
  • Espacios sostenibles
    La innovación en el diseño de edificios y el uso de materiales está llevando un enfoque creativo y sostenible de la biblioteca en su entorno arquitectónico y urbano.
  • Bibliotecas públicas en la actualidad
    Las bibliotecas están cambiando – en todo el mundo – con una gama de servicios y oportunidades creativas para los usuarios, remodelando la idea misma de la biblioteca pública.
  • Bibliotecas del futuro
    A medida que las bibliotecas se convierten en espacios multimedia y centros de innovación, se exponen aquí ideas actuales sobre el futuro de las bibliotecas y el impacto de la tecnología.

Reimaginando la biblioteca universitaria para un aprendizaje más activo

1787_thomas-street-1-wr-721x456

Boosinger, M., B. MacEwan, et al. [e-Book] Reconfiguring Auburn University’s Main Library for Engaged Active Student Learning, IThaka, 2016

Texto completo

Los efectos de la innovación tecnológica han sido rápidos, significativos y bien documentados; en consecuencia, las bibliotecas han respondido positivamente a estos cambios en función de la forma en que la gente lee, comunica e investiga proporcionando contenido digital y renovando los espacios para apoyar las nuevas necesidades de trabajo y de información de sus usuarios. En este informe describe una iniciativa de reconfiguración del espacio desarrollada en la Universidad de Tecnología de Sydney (UTS)

Cada vez más universidades ofertan cursos “híbridos”, “aulas invertidas” y “aprendizaje activo”, Los profesores facilitan el acceso a materiales en línea y comprometen a los estudiantes con la exploración grupal y la resolución de problemas durante el tiempo de clase. Las aulas están cambiando para apoyar nuevas pedagogías: los espacios informales de aprendizaje ya están presentes en muchas universidades. Tecnólogos instructivos y otros especialistas apoyan a sus comunidades de enseñanza e investigación con aplicaciones, dispositivos y la creación de actividades de aprendizaje en línea. Este informe de  Ithaka S + R  es un estudio de caso describe una iniciativa de la Universidad de Tecnología de Sydney (UTS) para dar forma a espacios para nuevos tipos de enseñanza y aprendizaje. Por ello se han adaptado y construido espacios y edificios innovadores en su campus en los últimos años, cuyo objetivo es apoyar las nuevas pedagogías para trabajar más de acorde con las nuevas necesidades de un aprendizaje más activo.

housing-hero-002

Zonas de descanso con billar y ping pong

Las nuevas pedagogías están creando oportunidades para que las bibliotecas se conecten directamente al currículo y apoyen a los estudiantes a los que se les pide que trabajen de nuevas maneras. Una cosa es reconocer que, sin embargo, se necesita un cambio y otro diseñar cambios que efectivamente apoyen formas emergentes de enseñanza y aprendizaje. Tal fue el caso en la Universidad de Auburn, donde un proyecto para construir un nuevo edificio específicamente para las clases de Aprendizaje Activo de Estudiantes Activos (EASL) proporcionó a la biblioteca la oportunidad de renovar su planta principal. El nuevo Mell Classroom Building incorporará en su vestíbulo de entrada la fachada de la biblioteca y los terceros y cuartos pisos de la biblioteca se conectarán a los pasillos de la nueva estructura. Por ello se aprovecho la oportunidad para proporcionar espacio específicamente para apoyar las actividades académicas fuera de la clase de los estudiantes en las clases de la EASL.

uts_04

Para ello se creó un equipo y pidieron a los miembros de la facultad y a los estudiantes que expresaran sus expectativas respecto a los espacios y servicios, teniendo en cuenta otras prácticas de estudiantes y profesores tanto en clase como fuera de clase.

.

Bibliotecas diseñadas para el aprendizaje

2418235983592c656f8410db33951e11

Bennett, S. (2003). [e-Book] Libraries Designed for Learning. Washington, D.C, Council on Library and Information Resources, 2003

Texto completo

Durante siglos, la gente ha visitado las bibliotecas para encontrar información, las necesidades prácticas de las colecciones y los lectores han impulsado el diseño de la biblioteca. En muchos casos, el diseño ha llegado más lejos, para crear un lugar que inspira al individuo y al intelecto. Cualquiera que sea la forma, los edificios de la biblioteca se han convertido en símbolos físicos para el desarrollo intelectual de la persona. Los avances tecnológicos de los últimos 20 años han hecho posible que la gente encuentre información sin necesidad de entrar en una biblioteca, incluso algunos se han preguntado si la biblioteca como espacio físico está condenada a la extinción. Sin embargo, otros sostienen que el crecimiento de la tecnología ha hecho que la biblioteca sea aún más importante porque permite el acceso a contenidos electrónicos, servicios y capacitación que de otro modo no estarían disponibles en los buscadores de información de internet.

El diseño y la construcción de la biblioteca de la última década han respondido a los cambios en la tecnología de la información de varias maneras, desde la incorporación de aulas electrónicas para la enseñanza de la información hasta la integración física del espacio donde se guardan los materiales electrónicos e impresos. Algunas bibliotecas han creado “espacios comunes de información”, equipados con tecnología y dotados de especialistas en información. Sin embargo, estos avances, aunque responden a las nuevas tecnologías, han seguido apoyando el objetivo tradicional de permitir la manipulación y el dominio de la información.