Archivo de la etiqueta: Brecha digital

Las bibliotecas y la telesalud abordan con fuerza la brecha sanitaria

GovTech. «Libraries and Telehealth Tackle Health-Care Gap Full Force», 30 de junio de 2021.

Texto completo

Las bibliotecas públicas con servicios de telesalud podrían convertirse pronto en la vanguardia de la alfabetización en salud que luche contra la brecha existente entre quienes pueden acceder a una atención sanitaria asequible y de calidad y quienes no.

Puede que la telesalud no sea la solución milagrosa para la sanidad pública, pero es una poderosa herramienta digital que puede sacar a la gente del lado equivocado de la brecha, especialmente a los residentes sin ingresos o con ingresos bajos de los centros urbanos, las poblaciones rurales, las personas mayores, los inmigrantes, los desempleados y los trabajadores pobres. Armadas con un giga de banda ancha, instituciones ancla como las bibliotecas pueden crear colectivamente centros de telesalud para hacer frente a la desigualdad en la atención sanitaria.

Aprendiendo del pasado, los organismos públicos están incrementando significativamente la financiación de la banda ancha y otras tecnologías digitales de las instituciones de referencia, lo que hace posible la telesalud. En el mes de julio la Comisión Federal de Comunicaciones puso en marcha un Fondo de Conectividad de Emergencia (ECF) de 45 días dotado con 7.100 millones de dólares en banda ancha y tecnología digital para apoyar a bibliotecas y escuelas.

Durante más de 20 años, las instituciones ancla han sido elementos fundamentales del diseño de las redes de banda ancha comunitarias, en parte porque estas organizaciones pueden ayudar a financiar (mediante cuotas) gran parte de la construcción de la red. Pero su valor fundamental es impulsar el uso de la red, los abonados y la alfabetización digital desde dentro de sus organizaciones. Los anclajes también pueden impulsar el acceso y la adopción de la telesalud.

A medida que las comunidades se familiaricen con las diversas ventajas de la telesalud, más allá de la visita ocasional al médico por vídeo, empezarán a notar importantes beneficios en la salud general de esa comunidad. La telesalud siempre vuelve a la banda ancha, y las instituciones de referencia son la clave de la implantación de la banda ancha.

Informe sobre la Sociedad Digital en España 2022 (2023)

Informe sobre la Sociedad Digital en España 2022. Madrid: Fundación telefónica, 2023

Descargar

El informe ‘La Sociedad Digital en España’, convertido en un referente informativo, pretende reflejar el camino que está siguiendo nuestro país para convertirse en una sociedad en red. Esta transformación, acelerada por la crisis sanitaria, presenta numerosos desafíos donde el prioritario es conseguir que nadie se quedé atrás, garantizando así una transición inclusiva.

Como en años anteriores, este trabajo parte de tres fuentes de información: la procedente de los principales indicadores sobre el ecosistema digital, tanto nacionales como internacionales, otra que emana de las encuestas a clientes de las unidades de negocio de Telefónica y, finalmente, una visión territorial desde las comunidades autónomas.

Estamos viviendo una época histórica sin precedentes que, como sociedad, nos obliga a asimilar desafíos vitales para el crecimiento de nuestro país: es necesario abordar la transición digital de todos los sectores, transformar las empresas, paliar la falta de profesionales TIC, reducir las brechas digitales… Un esfuerzo común para evitar que nadie se quede atrás en esta nueva ola tecnológica y que podemos afrontar con optimismo, porque España ocupa una situación privilegiada en digitalización y conectividad.

La transformación digital se presenta como palanca clave de crecimiento económico y herramienta de recuperación, con especial protagonismo del 5G. El despliegue de esta tecnología supondrá, en nuestro país, inversiones por valor de más de 5.000 millones de euros y la creación de más de 300.000 empleos. Además, se perfila como una palanca esencial para promover la sostenibilidad medioambiental, reduciendo las emisiones anuales totales de la Unión Europea hasta en un 20%. Son datos recogidos en ‘La Sociedad Digital en España 2022’ que recoge los indicadores sociales más relevantes para medir el avance hacia la digitalización.

El ocio digital continúa siendo uno de los principales motivos de uso de internet: casi dos tercios (64,7%) de los internautas españoles han visto contenido multimedia en 2021, situándose como uno de los principales usos de internet.

Dentro de los canales o medios que los usuarios prefieren a los servicios digitales se continúa accediendo a través del ordenador, el smartphone y la tableta, sin embargo, otros dispositivos (altavoces inteligentes, smart TVs, pulseras de actividad, sistemas IoT domésticos, electrodomésticos inteligentes) comienzan a tener una presencia destacada. En 2021, por primera vez, más de la mitad de los hogares (53,1%) contaba con un televisor inteligente conectado a internet, casi 11 puntos más que en 2020.

A pesar del avance hacia la digitalización, siguen existiendo brechas. Una de las más evidentes es la relacionada con la edad, donde el 30% de los mayores de 65 años no hace uso de internet. Otra de las brechas digitales está relacionada con el nivel formativo y de cualificación: en 2021, una quinta parte de las familias españolas no disponía de ordenador, un dispositivo necesario para llevar a cabo usos avanzados de internet, como teletrabajar o formarse online. Esto pone de manifiesto la necesidad de políticas públicas que ayuden a disminuir la brecha de capacitación digital sin olvidar la brecha derivada de la falta de disponibilidad de dispositivos suficientes.

La inteligencia artificial, el big data, internet de las cosas, blockchain, cloud o la robótica, están dando forma a la economía del dato y del conocimiento.

A finales de 2021, la Comisión Europea publicó su informe anual sobre el grado de aplicación de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que estaba centrado sobre el tema de la protección de los derechos fundamentales en la era digital. El documento identifica varios problemas asociados con la transformación tecnológica en marcha considerados especialmente preocupantes, como son, la gestión de contenidos por parte de las plataformas digitales, los derechos individuales frente al uso de la inteligencia artificial, las distintas brechas digitales, los derechos de los trabajadores de la gig economy, y la vigilancia basada en recopilar macrodatos de la ciudadanía.

Desde la perspectiva de los Estados miembros, España ha sido pionera en la adopción en julio de 2021 de una Carta de Derechos Digitales, que pretende equiparar la protección de los derechos de los ciudadanos en los entornos offline y online.

La biblioteca Charlotte Mecklenburg de Carolina del Norte regala 20.000 ordenadores portátiles reacondicionados para reducir la brecha digital

Charlotte Observer. «The Charlotte Mecklenburg Library Is Giving Away Free Laptops. Here’s How to Get One», 18 de enero de 2023. https://www.charlotteobserver.com/news/local/know-your-704/article271318782.html.

La Biblioteca de Charlotte Mecklenburg distribuirá gratuitamente 20.000 ordenadores portátiles reacondicionados entre los adultos del condado de Mecklenburg que reúnan los requisitos necesarios. La iniciativa forma parte del programa MeckTech del sistema de bibliotecas, que trabaja para reducir el número de hogares de Charlotte que carecen de ordenadores y de acceso a recursos en línea.

A través de Emergency Connectivity Fund (ECF), la Biblioteca de Charlotte Mecklenburg entregará 20.000 ordenadores portátiles reacondicionados a los adultos del condado de Mecklenburg que cumplan los requisitos. Cada portátil es gratuito e incluye aplicaciones precargadas de productividad y educación, así como todo el hardware necesario para su instalación.

Estos ordenadores utilizan un sistema operativo Linux con software de código abierto compatible con muchos programas de Windows (por ejemplo, LibreOffice puede leer, crear y editar documentos de Microsoft Office). Sin embargo, algunos programas propios de un entorno Windows pueden no tener un equivalente en Linux. El servicio de Internet no está incluido, aunque todos los portátiles tendrán la capacidad de conectarse a WiFi. De acuerdo con los requisitos de la ECF, estos dispositivos disponen de software de filtrado de Internet para cumplir con la Ley de Protección de Menores en Internet (CIPA).

Equidad digital: centrarse en el futuro digital

«Digital Equity: Focusing on Every Canadian’s Digital Future». Deloitte, 2022

Texto completo

La capacidad de utilizar y acceder a la tecnología es ahora un requisito para participar plenamente en nuestra sociedad, pero muchos ciudadanos se están quedando atrás en la estela del avance digital

Preparado o no, el mundo digital está evolucionando rápidamente. Si todo el mundo en Canadá puede participar plenamente, esta evolución puede aportar enormes beneficios a las personas y a las organizaciones. Pero aún no estamos ahí. En el segundo informe del Centro del Futuro de Canadá sobre la equidad digital, destacamos las medidas que deben adoptarse en los tres pilares principales de la equidad digital -acceso, participación y ecosistema- para conectar a todos los canadienses con un futuro digital inclusivo.

En este informe, se exponen los mayores retos en materia de equidad digital a los que se enfrenta Canadá en la actualidad y las medidas clave que se deben adoptar para construir un futuro mejor y más equitativo de aquí a 2030.

Muchos canadienses siguen encontrando obstáculos para participar en el mundo digital. Basado en una investigación original, que incluye una encuesta a los canadienses y entrevistas con líderes de la industria y el gobierno, «Digital Equity: Focusing on Every Canadian’s Digital Future» es el segundo informe sobre equidad digital publicado por el Centro del Futuro de Canadá de Deloitte.

A pesar de los progresos realizados, el informe muestra que Canadá se está quedando atrás en materia de equidad digital, con crecientes diferencias en el acceso a la tecnología digital y el desarrollo de competencias, así como una mayor amenaza a la privacidad y el bienestar en línea. El informe revela que la edad, el origen étnico, los ingresos y la ubicación geográfica se encuentran entre los principales factores que influyen en la equidad digital de los canadienses, lo que repercute en la capacidad de Canadá para competir a nivel mundial.

Algunas de las conclusiones de la encuesta son las siguientes:

  • El 58% de los hogares encuestados declara tener una velocidad superior a la mínima establecida por la Comisión Canadiense de Radiotelevisión y Telecomunicaciones (CRTC).1 En comparación, sólo el 39% de los hogares que ganan menos de 40.000 dólares al año alcanza este umbral.
  • Los hogares que ganan menos de 40.000 dólares al año tienen el doble de probabilidades de citar el coste de los dispositivos como un obstáculo en comparación con los que ganan más de 150.000 dólares al año.
  • Sólo el 44% de los encuestados menores de 35 años considera que su formación les ha preparado para triunfar en la economía digital.
  • Aproximadamente tres de cada cinco encuestados mayores de 75 años expresan cierto nivel de frustración al intentar utilizar las nuevas tecnologías.
  • Casi la mitad (47%) de los encuestados afirma no saber dónde acudir para adquirir competencias digitales.

Las claves para superar la equidad digital sería:

  • Acceso. Donde todos los canadienses tienen acceso a Internet y a sus dispositivos. Para ello se debe superar: El coste de la Internet rápida para ciertos grupos. Las estructuras de financiación de la banda ancha que crean barreras para las comunidades rurales y remotas. Teléfonos inteligentes y otros dispositivos de Internet inasequibles
  • Participación. Donde todos los canadienses pueden participar plenamente en línea. Para ello se debe superar. La incoherencia en la enseñanza de la alfabetización digital. Dificultad para encontrar oportunidades de aprendizaje permanente. Barreras financieras y de otro tipo para la formación.
  • Ecosistema. Donde el ecosistema digital está diseñado para que todos prosperen. Para ello se debe superar: Garantizar que todos los canadienses tengan derechos modernos de privacidad.Gastar más en ciberseguridad. Proteger a los canadienses de contenidos falsos o perjudiciales en línea.

Una investigación revela que la ampliación de las redes de escuelas y bibliotecas es clave para conectar a los hogares de estudiantes de bajos ingresos

Katz, Raul. An Economic Analysis of Options to Extend Affordable Broadband to Students and Households via Anchor Institutions SHLB and OTI, 2022

Texto completo

Estudio

Casos

Schools, Health & Libraries Broadband (SHLB) Coalition y New America’s Open Technology Institute (OTI) de New America han publicado un nuevo informe y estudios de casos que demuestran la eficacia de conectar a los estudiantes y hogares de bajos ingresos a Internet mediante la ampliación de las redes de escuelas, bibliotecas y otras «instituciones ancla» en la comunidad.

El estudio económico, realizado por el Dr. Raul Katz de Telecom Advisory Services, concluye que la construcción de redes de banda ancha «hacia y a través» de las instituciones «ancla» es a menudo la opción más rentable y financieramente sostenible para conectar a los estudiantes en las zonas rurales y desatendidas, desafiando la narrativa que afirma que este enfoque es demasiado costoso. Los estudios de caso muestran que tanto los distritos escolares grandes como los pequeños, incluidos Council Bluffs (IA) y Fresno (CA), están utilizando una variedad de tecnologías inalámbricas y asociaciones para cerrar permanentemente la brecha digital.

Durante la pandemia, se calcula que entre 15 y 17 millones de estudiantes se vieron privados del aprendizaje a distancia por falta de conectividad en el hogar. En respuesta, SHLB, OTI y otros defensores solicitaron a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que permitiera el uso fuera del campus de los servicios financiados por E-Rate y que permitiera a las escuelas y bibliotecas locales utilizar estos fondos para conectar directamente los hogares de los estudiantes a una banda ancha asequible. Aunque el Congreso reconoció esta oportunidad al crear el Fondo de Conectividad de Emergencia (ECF) de 7.170 millones de dólares en la primavera de 2021, estos fondos se limitaron en gran medida a la compra de suscripciones mensuales a Internet, como los hotspots móviles. Algunos argumentaron que este era un uso más rentable de la financiación del ECF que el enfoque «de ida y vuelta» defendido por SHLB y OTI.

El informe y los estudios de casos que lo acompañan de 12 redes escolares y comunitarias ofrecen una revelación clave para los responsables políticos y los defensores de la causa, ya que debemos aprovechar al máximo la histórica inversión de 60.000 millones de dólares del año pasado para cerrar la brecha digital: Construir la banda ancha hacia y a través de las instituciones «ancla» es a menudo la opción más sostenible y eficaz desde el punto de vista financiero para conectar a los estudiantes y a los hogares sin acceso a redes. Los estudios de caso describen cómo los cambios en la tecnología inalámbrica permiten a las instituciones «ancla» convertirse en centros para extender el servicio de Internet asequible a la comunidad circundante, a menudo mediante la asociación con el sector privado.

Un tercio de la humanidad no tiene acceso a Internet en 2022

New Data, Statistics: ITU Releases 2022 Global Connectivity Report, Global Potential of Internet Remains Largely Untapped. UIT, 2022

Texto completo

El inmenso potencial de Internet para el bien social y económico sigue sin aprovecharse en gran medida a pesar de 30 años de crecimiento constante, según un nuevo informe de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo especializado de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y la comunicación.

El Informe sobre la Conectividad Mundial 2022, presentado con motivo de la inauguración de la World Telecommunication Development Conference en Kigali (Ruanda), afirma que, aunque el acceso fácil y asequible a la banda ancha rápida es casi omnipresente en la mayoría de los países del mundo rico, grandes franjas de la humanidad siguen excluidas de las inmensas posibilidades que ofrece la experiencia en línea, lo que frena el desarrollo económico y agrava las desigualdades mundiales.

Mientras que el número de usuarios de Internet pasó de unos pocos millones a principios de los años 90 a casi 5.000 millones en la actualidad, 2.900 millones de personas, es decir, alrededor de un tercio de la humanidad, siguen estando totalmente desconectadas, y muchos cientos de millones más luchan con un acceso caro y de mala calidad que apenas mejora sus vidas.

Si bien el aumento de la demanda de acceso a Internet relacionado con la COVID hizo que unos 800 millones de personas más estuvieran en línea, también incrementó drásticamente el coste de la exclusión digital, ya que quienes no pueden conectarse se ven abruptamente excluidos del empleo, la escolarización, el acceso al asesoramiento sanitario, los servicios financieros y muchas otras posibilidades.

El informe ‘The Missing Link’, publicado en 1984 por la Comisión Independiente para el Desarrollo Mundial de las Telecomunicaciones, creada por la UIT, identificó una clara correlación entre el acceso a las telecomunicaciones y el desarrollo socioeconómico e instó a todos los países a hacer de la conectividad una prioridad.

Casi 40 años después, ese ‘The Missing Link’ aún persiste, pero se ha transformado en múltiples brechas digitales:

  • La brecha de ingresos: el nivel de uso de Internet en los países de bajos ingresos (22%) sigue siendo muy inferior al de los países de altos ingresos, que se acercan al uso universal (91%)
  • La brecha urbano-rural: el porcentaje de usuarios de Internet es dos veces mayor en las zonas urbanas que en las rurales.
  • La brecha de género: en todo el mundo, el 62% de los hombres utiliza Internet, frente al 57% de las mujeres.
  • La brecha generacional: en todas las regiones, los jóvenes de entre 15 y 24 años son usuarios más ávidos de Internet (72%) que el resto de la población (57%).
  • La brecha educativa: en casi todos los países de los que se dispone de datos, las tasas de uso de Internet son más altas para los que tienen más estudios, en muchos casos, muy superiores.

El informe señala que los mayores retos para conectar a los desconectados ya no están relacionados con la cobertura de la red, sino con la aceptación y el uso. Con sólo un 5% de la población mundial que sigue estando físicamente fuera del alcance de una señal de banda ancha móvil, la «brecha de cobertura» se ve ahora empequeñecida por la «brecha de uso»: alrededor del 32% de las personas que están dentro del alcance de una red de banda ancha móvil y que teóricamente podrían conectarse siguen sin estar conectadas, debido a los costes prohibitivos, a la falta de acceso a un dispositivo o a la falta de conocimiento, habilidades o capacidad para encontrar contenidos útiles.

Las bibliotecas públicas son esenciales para cerrar la brecha digital

Keeping Communities Connected: Library Broadband Services During the COVID-19 Pandemic ALA, jun 2022

Texto completo

Un informe publicado la semana pasada por la American Library Association subraya el papel de las bibliotecas públicas en la ampliación de la equidad digital durante la pandemia de COVID-19 mediante asociaciones con entidades gubernamentales y otros esfuerzos.

La Asociación Americana de Bibliotecas publicó la semana pasada un informe que subraya el papel de las bibliotecas en la expansión de la equidad digital a lo largo de la pandemia de COVID-19.

Las bibliotecas han desempeñado un papel cada vez más importante en la ampliación del acceso a la tecnología emergente, así como en los esfuerzos de programación de la alfabetización digital con asociaciones como Tucson Connected. Este papel fue aún más importante durante la pandemia, cuando los usuarios se vieron obligados a adaptarse a nuevas realidades.

El informe, titulado Keeping Communities Connected: Library Broadband Services During the COVID-19 Pandemic, explora los esfuerzos de las bibliotecas para comprender y combatir la brecha digital.

Aunque las bibliotecas han proporcionado conectividad Wi-Fi fuera del horario de funcionamiento antes de la pandemia de COVID-19 en muchos casos -el 81% de las bibliotecas encuestadas por la Asociación de Bibliotecas Públicas en marzo de 2020 informaron de que lo hacían-, el 12% amplió esta práctica en respuesta a la pandemia de COVID-19.

El informe de la ALA destaca ejemplos concretos de bibliotecas que han ampliado el acceso a Internet. Por ejemplo, una iniciativa piloto en el condado de Boone, Kentucky, creó una red de malla de área amplia para llegar a 200 hogares, mientras que la iniciativa Wi-Fi on Wheels en el condado de Orange, California, proporcionó banda ancha para un radio de 300 yardas desde ubicaciones previamente designadas.

Además de ampliar el acceso a la Wi-Fi, las bibliotecas también han ofrecido recursos para proporcionar apoyo técnico y ayudar a los usuarios a desarrollar sus habilidades digitales.

Un ejemplo señalado en el informe es el Programa de Navegadores Digitales de la Biblioteca Pública de Salt Lake City, que ofrece apoyo técnico, desde la resolución de problemas hasta la formación individual en habilidades digitales. Del mismo modo, una biblioteca del municipio de Roxbury (Nueva Jersey) ofreció talleres en línea cuando la pandemia la obligó a cerrar para ayudar a las pequeñas empresas a adaptarse a las operaciones virtuales.

El informe también detalla las disparidades digitales para los jóvenes y las personas mayores, así como las barreras que afectan a las personas de color. Por ejemplo, mientras que alrededor del 82% de los blancos poseen un ordenador, esto sólo es así para el 58% de los negros y el 57% de los hispanos.

Las bibliotecas están abordando la equidad digital en gran parte aprovechando las asociaciones de colaboración con los gobiernos locales y las escuelas. En uno de estos casos, la Biblioteca Pública de Buena Vista, en Colorado, se asoció con la ciudad de Buena Vista para ofrecer acceso público a Wi-Fi en un parque local.

El informe de la ALA también subraya que siguen existiendo retos en este ámbito. El más importante es que los ajustados presupuestos limitan a las bibliotecas a la hora de ampliar el acceso a la banda ancha tanto como requiere la demanda. Un reto secundario es el acceso general a las conexiones de Internet, ya que algunas bibliotecas se encuentran en zonas sin banda ancha, lo que hace que soluciones como los puntos de acceso sean menos eficaces.

El informe concluye que las bibliotecas han desempeñado un papel fundamental a la hora de mantener a las comunidades conectadas durante la pandemia, al atender las necesidades inmediatas de conectividad y sentar las bases para la recuperación económica a largo plazo.

«Mantener a las comunidades conectadas no es sólo un informe sobre incidentes críticos, sino una hoja de ruta a largo plazo para avanzar en la equidad digital y una guía para las inversiones necesarias para progresar», dijo la presidenta de ALA, Patty Wong, en el anuncio.

La Biblioteca de Baltimore presta Chromebooks gratis para cerrar la brecha digital

Fuente

Los Chromebook son una familia de portátiles que se basan en la utilización de un sistema operativo de Google, y que aunque enfocados a gamas inferiores también tienen algunos modelos de gamas altas.

En asociación con la Coalición de Equidad Digital de Baltimore, Dell Technologies donó 1.000 Chromebook a la biblioteca. Con los dispositivos las familias pueden hacer cosas simples como hacer sus tareas, solicitar trabajos e integrarse en la comunidad. Los dispositivos, completos con adaptador de corriente/cordón y bolsa de transporte, pueden recogerse y devolverse en cualquier ubicación de la Biblioteca Pratt. El período de préstamo es de tres semanas, y el dispositivo se renovará automáticamente cuando no haya reservas. Los Chromebooks requieren una conexión a Internet, también se puede reservar un hotspot móvil para obtener acceso gratuito a Internet.

Además, la Biblioteca está proporcionando diversas maneras de acceso a Internet, y un programa de formación digital para niños, adolescentes y familias para asegurarse de que sepan cómo utilizar el dispositivo y acceder a los servicios de la biblioteca en línea.

Brecha digital de género 2022

Brecha digital de género 2022. ONTSI, 2022

Texto completo

No hay transformación sin brechas ni transición sin impacto y por eso es fundamental no perderlas de vista. En este informe se aborda la llamada brecha digital de género, que afecta a la mitad de la población y tiene tantas dimensiones como la propia tecnología.

Uso de Internet
En la última década se ha reducido la brecha de acceso a Internet entre mujeres y hombres. Desde 2018 es casi inexistente en su uso semanal. Los cuidados son las actividades online donde las mujeres tienen mayor presencia. El 73% busca información sobre temas de salud frente al 66% de los varones. Encontramos una brecha en las actividades que conciernen a la economía, el comercio y la información.

Educación
No existen apenas diferencias por sexo en competencias digitales, siendo mayor la distancia en software y en la capacidad de resolución de problemas. Aun así, la diferencia de competencias digitales básicas es de tres puntos porcentuales en desventaja de las mujeres.

Ellas también son minoritarias en las carreras de Ingeniería y Arquitectura: solo hay un 26% de mujeres en sus aulas pese a suponer el 57% de las personas matriculadas en la universidad española.

Trabajo
Solo el 5,7% de las empresas emplea a mujeres especialistas en tecnología y digitalización, sector al que solo se dedica el 1,6% de las trabajadoras. Dentro de las compañías españolas que tienen en plantilla a profesionales de la tecnología, siete de cada diez no cuentan con expertas en la materia.

Seguridad en Internet
Solo el 6% de las mujeres se siente muy segura al navegar por Internet. Una de cada cuatro chicas de entre 16 y 24 años ha recibido insinuaciones inapropiadas, humillantes, intimidatorias u ofensivas en redes sociales. Por este motivo, ellas son más propensas a limitar el acceso a su perfil y a restringir la visualización de su ubicación geográfica.

Hacia un futuro digital equitativo: las bibliotecas están reduciendo la brecha y empoderando a las comunidades

Special Report: Toward an Equitable Digital Future
Libraries are bridging the divide and empowering communities
.

Texto completo

En los últimos dos años, la pandemia ha puesto de manifiesto la creciente brecha existente en Estados Unidos entre quienes tienen y no tienen un acceso constante a Internet.

Incluso cuando los cierres han disminuido y la mayoría de las escuelas y bibliotecas han reabierto, la disponibilidad de banda ancha fiable, los dispositivos y la formación en alfabetización digital siguen siendo fundamentales, ya sea para las tareas escolares, el empleo, los servicios públicos, las visitas de telesalud, las conexiones sociales o la participación cívica. Y esta necesidad crecerá exponencialmente a medida que la infraestructura tecnológica siga evolucionando.

Los trabajadores de las bibliotecas llevan más de dos décadas trabajando para abordar Los trabajadores de las bibliotecas llevan más de dos décadas intentando resolver el complejo problema de la brecha digital y avanzar en la equidad digital. Ahora, armados con nuevas herramientas, financiación, asociaciones, datos y conciencia social, muchos grupos, incluidas las bibliotecas, ven que un futuro digital más equitativo está al alcance.

El informe especial sobre la equidad digital se inspira en un área clave de la iniciativa presidencial «Libraries Connect» de la presidenta de ALA, Patricia «Patty» M. Wong. Como ella escribe en su columna del número de marzo/abril de 2022, «Con una mayor concienciación… llega la responsabilidad de todos los trabajadores de las bibliotecas de abogar por la equidad digital».

En este informe especial, encontrará artículos sobre:

Con la innovación, el alcance y la colaboración, los trabajadores de las bibliotecas se están educando a sí mismos, a sus comunidades y a las partes interesadas en la creciente necesidad de los esfuerzos de inclusión digital. Este informe especial pretende ser una plataforma de lanzamiento para una mayor exploración y acción.

¿Qué medidas tomará tu biblioteca para servir a sus comunidades digitalmente desatendidas?