Archivo de la etiqueta: Acceso abierto

Alfabetización editorial académica en las bibliotecas: del asesoramiento a la participación activa

 

scholarly-publishing-literacy-at-the-intersection-of-digital-scholarship-and-information

 

Johnston, Chelsea ; Boczar, Jason. “Scholarly Publishing Literacy At The University Of South Florida Libraries: From Advising To Active Involvement”. Journal of Librarianship and Scholarly Communication (JLSC), 7 (1) DOI: 10.7710 / 2162-3309.2310

Texto completo

 

La publicación exitosa de acceso abierto (OA) en bibliotecas requiere una orientación y organización cuidadosas. El soporte y los servicios ofrecidos varían según los recursos disponibles, así como la solidez del programa de publicación de una biblioteca.

Este artículo describe la conexión entre los servicios de publicación y la alfabetización editorial académica a través de ejemplos de las Bibliotecas de la Universidad del Sur de Florida (USF). El programa de publicación OA de las Bibliotecas de la USF incluye revistas, libros de texto, actas de conferencias y más. Nuestro programa equilibra la defensa del acceso abierto con el asesoramiento de acciones que sirven a los objetivos de sus socios colaborativos. Esto invita a la confianza, relaciones sostenibles y oportunidades para nuevos trabajos.

 

OpenMonographs.org: libros académicos de Humanidades y Ciencias Sociales en Acceso Abierto

 

2019-12-03_13-11-27

OpenMonographs.org

 

La  Association of American Universities (AAU), Association of Research Libraries (ARL), y Association of University Presses (AUPresses) han lanzado una plataforma web,  OpenMonographs.org , en un nuevo y audaz esfuerzo por cambiar el panorama de la publicación de libros académicos en el Humanidades y Ciencias Sociales.

AAU, ARL y AUPresses establecieron TOME (Toward an Open Monograph Ecosystem) en 2017 como un proyecto piloto de cinco años. Las monografías siguen siendo la forma preeminente de publicación académica en Humanidades y Ciencias Sociales, pero el modelo de financiación es incierto. TOME busca abordar este problema transitando hacia un sistema más sostenible que cubra los costos de publicación de monografías con subsidios para libros académicos financiados institucionalmente.

De momento hay 21 libros publicados bajo este modelo financiados por TOME, con más de treinta que se publicarán próximamente. El sitio además proporciona una gran cantidad de información y recursos para gestores, autores y editores que puedan estar interesados ​​en publicar un libro bajo los auspicios de TOME. También hay información para editores universitarios y bibliotecarios que pueden estar considerando trabajar con TOME en sus instituciones.

Ya hay  17 instituciones que participan en TOME  y más de  60 editoriales universitarias  que se han comprometido a producir ediciones digitales de acceso abierto con TOME, bajo licencias Creative Commons y depositar los archivos en repositorios abiertos seleccionados.

 

El derecho de autor en el repositorio institucional

 

open2bin2border2bto2bcollaborators

 

Copyright in the Institutional Repository. The Journal of Copyright in Education and Librarianship
Volume 3, Issue 3
DOI: 10.17161 / jcel.v3i3.8248

Texto completo

 

Los responsables de los repositorios institucionales (IR) a menudo ofrecen orientación sobre derechos de autor a los profesores que desean autoarchivar sus investigaciones publicadas o a los estudiantes que depositan su tesis. Como los gestores de RR.II. no son expertos en derechos de autor, tomar decisiones y verificar los derechos puede ser difícil y llevar mucho tiempo. Este artículo pretende ser una guía práctica para describir los tipos comunes de material que se pueden depositar en un RI, así como los posibles problemas de derechos de autor y otras consideraciones para cada tipo. Los tipos de materiales cubiertos incluyen capítulos de libros, artículos de revistas, actas de conferencias, trabajos de estudiantes, tesis y disertaciones electrónicas, conjuntos de datos de investigación, materiales históricos y de archivo, e historias orales. También se discuten cuestiones subyacentes como la propiedad de los derechos de autor, el trabajo realizado por encargo y la definición legal de publicación. Para una referencia más fácil, el apéndice contiene un cuadro con breves descripciones de las cuestiones y los recursos.

 

 

¿Estamos incentivando la mala ciencia?

 

f8de176e-b522-4c04-82f05cc0522e0d25_source

 

Zimring, James. We\’re Incentivizing Bad Science. Scientific American, a Division of Springer Nature America, Inc.,

Oct 29, 2019

Ver original

 

¿Estamos incentivando la mala ciencia? Las tendencias actuales de la investigación se asemejan a la burbuja financiera de principios del siglo XXI

Nuestro comportamiento se ve profundamente afectado por las estructuras de incentivos que encontramos. Imagina lo que sucedería si los bancos que emitieron préstamos hipotecarios ya no ganaran dinero con los intereses, sino que más bien ganaran dinero mezclando los préstamos convertidos en bonos de inversión que luego vendieran a los inversionistas. Hay un número limitado de personas que tienen la suerte de poder pagar una casa. Una vez que todas esas personas tuvieran hipotecas, los bancos se convertirían en una fábrica de garantías hipotecarias que se habría quedado sin materias primas para fabricar sus productos.

Los bancos podrían simplemente dejar de ganar dinero, o podrían empezar a conceder préstamos a cualquiera que los solicitara, independientemente de la capacidad de pago de la gente. Después de todo, una vez que los préstamos se vendieran a los inversores, el riesgo ya no era del banco. Por supuesto, las agencias de calificación están diseñadas para alertar sobre el riesgo, pero los bancos les pagan por hacerlo, y enojar a la única base de clientes no es un buen negocio. Antes de 2008, sin la intención de hacerlo, el sistema había evolucionado de tal manera que los banqueros estaban específicamente incentivados para inflar una burbuja masiva en la economía, construida sobre préstamos incobrables y deudas insostenibles, y hacer fortuna sin riesgo para ellos mismos, y eso es precisamente lo que hicieron.

Entonces, imaginemos lo que podría pasar si las reglas de la ciencia profesional evolucionaran de tal manera que los científicos se sintieran incentivados a publicar tantos artículos como pudieran y si aquellos que publicaran muchos artículos de poco rigor científico fueran recompensados por aquellos que publicaran menos artículos de mayor rigor? ¿Qué pasaría si los científicos no fueran recompensados por la reproducibilidad a largo plazo y el rigor de sus hallazgos, sino que más bien se convirtieran en una fábrica que produjera y publicara nuevos descubrimientos altamente emocionantes e innovadores, y luego otros científicos y empresas gastaran recursos en los estudios de seguimiento y asumieran todo el riesgo?

Así como los bancos en 2008 ganaron dinero vendiendo los préstamos, lo que condujo a que la calidad de los préstamos dejara de ser significativa para ellos. Del mismo modo, una vez publicados, los resultados innovadores de la nueva ciencia a menudo pasan sin pena ni gloria hasta la siguiente innovación, y debido al sesgo de publicación y al “efecto de cajón de sastre”, nunca volvemos a oír hablar de ellos, ni de si fallan en manos de otros. Por supuesto, la reputación de un buen trabajo afecta a los científicos tanto como a cualquier otra persona, pero uno o dos avances “reales” de un investigador borrarán cualquier problema, incluso un amplio conjunto de otros hallazgos que desaparecieron en la basura del tiempo, ya que nadie más puede reproducirlos. De hecho, en un informe de Bayer Pharmaceuticals, el 65 por ciento de los resultados científicos publicados no fueron reproducibles por los científicos de Bayer cuando intentaron utilizarlos para el desarrollo de fármacos.

 

Según un estudio de Bayer, el 65 por ciento de los resultados científicos publicados no fueron reproducibles por los científicos de Bayer cuando intentaron utilizarlos para el desarrollo de fármacos.

No se trata de una cuestión de fraude o mala conducta científica en la que los científicos inventan datos o mienten a propósito; los datos son reales y fueron realmente observados. Sin embargo, el sistema ferozmente competitivo conduce a una precipitación en la publicación y a un mayor número de resultados de trabajos menos rigurosos. Lo que puede llevar a que los científicos más cuidadosos y autocríticos que dedican más tiempo y recursos a realizar estudios más rigurosos obtengan menor promoción profesional, reciban menos recursos de investigación y menos reconocimiento por su trabajo.

Por supuesto, la publicación científica está sujeta a un alto grado de control de calidad a través del proceso de revisión por pares, que a pesar de los factores políticos y sociales, es una de las “joyas de la corona” de la objetividad científica. Sin embargo, esto está cambiando. El objetivo muy loable de las “revistas de acceso abierto” es asegurar que el público tenga libre acceso a los datos científicos que se financian con sus impuestos.

 

El sistema de comunicación científica ferozmente competitivo conduce a una precipitación en la publicación y a un mayor número de resultados de trabajos menos rigurosos.

 

Sin embargo, las revistas de acceso abierto cobran a los autores de los artículos una cuota sustancial por publicar, con el fin de compensar el dinero perdido por no disponer de suscripciones. Por lo tanto, en lugar de ganar más dinero cuantas más copias de la revista vendan, las revistas de acceso abierto ganan más dinero en función del número de artículos que acepten. Los autores están dispuestos a pagar más para que sus artículos se publiquen en revistas más prestigiosas. Por lo tanto, cuanto más emocionantes sean los hallazgos que publique una revista, más referencias, mayor será el impacto de la revista, más envíos recibirán, más dinero ganarán.

La autorregulación de los científicos de décadas y siglos pasados ha creado la ciencia moderna con todas sus virtudes y defectos. Sin embargo, al igual que los banqueros de principios del siglo XXI, corremos el riesgo de permitir que nuevos incentivos erosionen nuestra autorregulación y distorsionen nuestras percepciones y comportamiento; al igual que los préstamos de riesgo que subyacen a los valores respaldados por hipotecas, las observaciones científicas erróneas pueden formar una burbuja y un edificio inestable. Como la ciencia es en última instancia autocorrectiva, las conclusiones erróneas se corrigen con estudios continuos, pero esto lleva mucho tiempo.

 

Potencial de acceso abierto y captación en el contexto del Plan S – Un análisis de brecha parcial

Open access potential and uptake in the context of Plan S – a partial gap analysis. Amsterdam: NWO, 2019

Texto completo

 

Bianca Kramer y Jeroen Bosman de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos y los propietarios del blog “Innovations in Scholarly Communication” han publicado un nuevo análisis de brecha parcial del Plan S.

El análisis se encargó en nombre del Consejo de Investigación Holandés (NWO), miembro de la COOlición S.

El informe tiene como objetivo proporcionar a la COOlición S datos cuantitativos y descriptivos iniciales sobre la disponibilidad y el uso de varias opciones de acceso abierto en diferentes campos y subdisciplinas, y, en la medida de lo posible, su cumplimiento de los requisitos del Plan S.

 

Acceso abierto: ¿Podría la derrota ser arrebatada de las fauces de la victoria?

 

hero-63cba3665dff98f385a4c5d8b22a5240_right-469e425120b5e65df6c4bc09cdf41777

 

Richard Poynder. Open access: Could defeat be snatched from the jaws of victory?.
18th November 2019

Ver completo

Cuando a principios de 2019 se conoció la noticia de que la Universidad de California había abandonado negociaciones de licencias con el mayor editor académico del mundo (Elsevier), una ola de el triunfalismo se extendió a través de la esfera Twitter entre los simpatizantes del Acceso Abierto. Las conversaciones habían fracasado debido a el fracaso de Elsevier para ofrecer a la UC lo que exigía: un nuevo estilo de Big Deal en el que toda la universidad tuviera acceso a todo el contenido de Elsevier más los derechos de publicación de OA para todos los autores de la UC. – lo que la UC llama un acuerdo de “leer y publicar”. Además, la UC quería que Elsevier proporcionar esto a un costo reducido. Dada su magnitud e influencia, la decisión de la UC fue aclamada como “lo que se se venía escuchando ya en todo el mundo académico”. La noticia había añadido un toque de picardía, al igual que en el caso del la estela de una nueva y radical iniciativa europea de ciencia abierta llamada Plan S. Propuesto en 2018 por un grupo de financiadores europeos que se denominan a sí mismos cOAlition S, el objetivo del Plan S es conseguir que toda la investigación financiada con fondos públicos fuera de libre acceso para 2021. Animados por estos dos acontecimientos, los defensores del acceso abierto llegaron a la conclusión de que, 17 años después de la Iniciativa de Acceso Abierto de Budapest (BOAI)  – el objetivo del acceso abierto universal (o casi universal) estaba finalmente al alcance de la mano. O como El bibliotecario de Berkeley que dirigió las negociaciones de la UC lo dijo, “se ha alcanzado un punto de inflexión”. Pero, ¿podría la derrota ser arrebatada de las mandíbulas del éxito?

 

Monografías en acceso abierto: panorama actual de las publicaciones monográficas en el sector de la educación superior

 

open access and monographs

 

Open access and monographs: evidence review. London: Universities UK, 2019

Texto completo

 

Las universidades del Reino Unido crearon un Grupo de Monografías de Acceso Abierto (OAM ) para supervisar y evaluar el progreso hacia la publicación de monografías en acceso abierto. En julio de 2018, el UUK El Grupo OAM publicó su primer informe, Open access and monographs (Acceso abierto y monografías), que ofrecía una visión general. de los acontecimientos y actividades importantes en este ámbito. En marzo de 2019, el grupo publicó un informe sobre las discusiones de dos eventos celebrados en otoño de 2018. Esta tercera entrega reúne el trabajo realizado por el Grupo OAM durante los últimos 12 meses y reflexiona sobre el los resultados del análisis de datos de los libros de OA realizado por fullstopp GmbH. Este informe presenta nuevas evidencias sobre la publicación de libros académicos en el Reino Unido y presenta un conjunto de recomendaciones de las partes interesadas que se considerarán como parte de las revisiones de acceso abierto de UK Research and Innovation (UKRI) y Research Excellence Framework (REF).

El informe ha sido publicado por el Grupo de Monografías de Acceso Abierto de las Universidades del Reino Unido (UUK). Un análisis de los datos de los libros de acceso abierto en el Reino Unido, realizado por fullstopp GmbH y apoyado por Research England y el Arts and Humanities Research Council (ambos parte de UK Research and Innovation), Jisc y la British Academy, también ha sido publicado junto con el informe UUK.

El informe UUK se basa en un análisis cuantitativo del panorama actual de las publicaciones de larga duración en el sector de la educación superior, y su participación con más de 90 organizaciones en dos eventos, incluyendo editores, sociedades científicas, asociaciones temáticas y bibliotecas de investigación.

Aspectos destacados:

  • Los autores tienen preocupaciones reales y legítimas sobre las implicaciones de la publicación de libros en acceso abierto. Las preocupaciones sobre los procedimientos de contratación y promoción, las oportunidades de financiación y la necesidad de reconocer el panorama internacional de la publicación académica se plantearon a lo largo de los eventos y durante las entrevistas con los representantes del sector.
  • Muchos investigadores sienten que no saben lo suficiente sobre la publicación de libros de la OA (y de hecho, sobre la publicación en general) para poder tomar decisiones informadas. Las incertidumbres sobre los libros OA continúan persistiendo en toda la comunidad académica.
  • Los autores y editores están preocupados por las implicaciones de la OA para los libros comerciales y libros que pueden tener un atractivo público más amplio que un libro académico estándar. Los títulos de este tipo representan una minoría significativa de trabajos académicos.
  • La publicación de investigaciones académicas es una actividad internacional. El análisis de fullstopp encontró que más del 90% de las publicaciones de formato largo devueltas al panel C y al panel D en el REF2014 se publicaron con rotativas con sede en el Reino Unido (78%) o en los Estados Unidos (14%). Los idiomas y la lingüística son los más dados a ser publicados en editoriales con sede fuera del Reino Unido y los Estados Unidos.
  • En cuanto a las colaboraciones internacionales, algo menos del 7% de todos los títulos presentadas al REF 2014 fueron escritas en colaboración con un investigador que no tiene su sede en un centro de investigación de mayor prestigio en el Reino Unido. institución de educación superior (IES).
  • Se necesita un liderazgo sólido de los equipos de gestión superior de las instituciones. También debe fomentarse la tutoría y el apoyo entre pares dentro de las universidades y entre ellas.
  • El estudio de fullstopp descubrió que alrededor del 5% del presupuesto de adquisición de libros de las bibliotecas de las IES se gasta en la adquisición de títulos REF, mientras que otro 15% se gasta en la adquisición de títulos que se publicaron hace más de 10 años). Estos costes ascienden aproximadamente a 11,2 millones de libras esterlinas al año. Sin embargo, reconocemos que esta lista clásica es también una fuente de ingresos para los editores de libros; cualquier reorientación de los fondos debería tener en cuenta la viabilidad y sostenibilidad de otras partes interesadas (por ejemplo, los editores especializados). Es razonable sugerir que que se mantendrá la demanda de ejemplares impresos; sin duda, OA no tiene la intención de sustituir a los ejemplares físicos de los libros académicos. Además, la financiación de los libros de OA también requerirá el apoyo de las organizaciones de financiación (el grado de este apoyo puede variar en función de cada caso) y deberíamos tener claro lo siguiente que no esperamos que las instituciones soporten la carga completa de este coste