Archivo de la etiqueta: Historia

Planeta Biblioteca 2020/01/29. Unamuno y Bejar

 

 

Planeta Biblioteca 2020/01/29. Unamuno y Bejar

Ir a descargar

 

 

Presentación de la la exposición “Unamuno y Béjar”, que se puede visitar en El Centro Municipal de Cultura San Francisco de esta ciudad salmantina en la que se muestran las relaciones del escritor con la ciudad y sus gentes. Para ello nos ha visitado el comisario de la exposición José Antonio Sánchez Paso, que nos ha hablado de la ciudad y su entorno a principios del siglo XX, de la relación de Miguel de Unamuno con el municipio, y como estas vivencias quedan plasmadas en la obra del autor. También nos comentó, un hecho casi desconocido, como es D. Miguel quien impulsa la primera biblioteca obrara de Béjar. Además de otros alicientes que pueden ser de interés para acercarse a este municipio ver la exposición y pasear por las mismas rutas que hizo el escritor vizcaíno.

 

EXPOSICIÓN UNAMUNO Y BÉJAR Hasta el 12 de abril 2020 en Béjar

Con José Antonio Sánchez Paso. Comisario de la exposición

Ver

La muestra podrá visitarse en el Centro Municipal de Cultura San Francisco hasta el 12 de abril de 2020. En ella se recogerán fotografías y textos que mostrarán la relación entre el exrector de la USAL y la población bejarana. Son muchos las muestras de admiración por Béjar que Unamuno dejó en forma de textos, poemas y otros elogios.Pero no solo por Bejar, sino también por los pueblos de su entorno. Dicha admiración comenzó a principios de siglo, cuando fue nombrado por primera vez rector de la Universidad de Salamanca tras conseguir la Cátedra de Griego.

Digitalización y acceso abierto a la prensa histórica de Medio Oriente y norte de África

iraq20news

 

Middle Eastern and North African (MENA)

 

CRL y East View Information Services han publicado los  periódicos de Medio Oriente y África del Norte (MENA), la segunda colección de títulos digitalizados bajo el Global Press Archive (GPA) CRL Charter Alliance. MENA Newspapers se suma a la  creciente colección de material de acceso abierto disponible a través del programa Global Press Archive de East View.

Con un lanzamiento preliminar de más de 100.000 páginas de 15 títulos, la colección MENA Newspapers eventualmente abarcará hasta 500,000 páginas de contenido de noticias históricas que proporcionarán información única sobre la historia de países individuales, así como amplios puntos de vista sobre eventos históricos clave de finales del siglo XIX. hasta mediados del siglo XX.

El contenido en los  periódicos MENA  está predominantemente en árabe, pero también incluye títulos clave en inglés y francés, con títulos como  Al-Iqbal  (Líbano),  Al Akhaa al Watani  (Irak),  Gaceta de Tánger  (Marruecos) y  La Vérité  (Argelia). Gran parte del material nunca ha estado disponible en formato digital o disponible como material de acceso abierto, lo que brinda la oportunidad de una consulta profunda de publicaciones únicas y poco frecuentes de toda la región.

Cazadores de información: cuando bibliotecarios, soldados y espías se unieron en Europa en la Segunda Guerra Mundial

 

2019-12-11_12-45-44

Peis Kathy. Information Hunters: when Librarians, Soldiers, and Spies Banded Together in World War II Europe. Oxford: Oxford University Press, 2019

Adquirir

Si bien los ejércitos se han apoderado de los registros enemigos y textos raros como botín a lo largo de la historia, fue solo durante la Segunda Guerra Mundial que un grupo poco probable de bibliotecarios, archiveros y académicos viajaron al extranjero para recolectar libros y documentos para ayudar a la causa militar. Estimulados por los acontecimientos de la guerra para adquirir y preservar la palabra escrita, así como para proporcionar información crítica con fines de inteligencia, estos civiles estadounidenses emprendieron misiones para recopilar publicaciones e información extranjeras en toda Europa. Viajaron a ciudades neutrales en busca de textos enemigos, siguieron un paso detrás de los ejércitos que avanzaban para capturar registros y confiscaron obras nazis de librerías y escuelas. Cuando terminó la guerra, encontraron colecciones saqueadas escondidas en bodegas y cuevas. Su misión era documentar, explotar, preservar y restituir estas obras.

En este relato fascinante, la historiadora cultural Kathy Peiss revela cómo la recolección de libros y documentos se convirtió en parte del nuevo aparato de inteligencia y seguridad nacional, planificación militar y reconstrucción de posguerra. Centrándose en los estadounidenses que llevaron a cabo estas misiones, muestra cómo tomaron decisiones sobre el terreno para adquirir fuentes que serían útiles en la zona de guerra, como en el frente interno.

Estas misiones de recolección también impulsaron las ambiciones de posguerra de las bibliotecas de investigación estadounidenses, ofreciéndoles la oportunidad de convertirse en grandes depósitos internacionales de informes científicos, literatura y fuentes históricas. Su trabajo en tiempos de guerra no solo tuvo implicaciones duraderas para las instituciones académicas, la formulación de políticas exteriores y la seguridad nacional, sino que también condujo al desarrollo de las herramientas esenciales de ciencia de la información de hoy.

Las publicaciones se remontan a las décadas de 1930 y 1940, algunas incluso antes. Escritos en muchos idiomas, incluyen todo, desde documentos del gobierno y periódicos hasta panfletos clandestinos y ficción barata. Después de la Segunda Guerra Mundial, dos millones de libros y publicaciones periódicas extranjeras llegaron a la Biblioteca del Congreso y a las principales bibliotecas de investigación estadounidenses. Otros 160.000 volúmenes saqueados de judíos europeos se dirigieron a seminarios judíos y otros depósitos en Estados Unidos. Miles de carretes de microfilm llenos de publicaciones periódicas enemigas y otros materiales, una vez estudiados ávidamente por funcionarios del gobierno de Estados Unidos, están ahora dispersos, sin catalogar, e incluso en subasta en Internet. Rara vez los catálogos de las bibliotecas ofrecen a los lectores una manera de descubrir los orígenes de estas obras. Sólo un sello, un librero, una etiqueta o una anotación escrita a mano aluden a sus viajes. Estos son los vestigios de un esfuerzo estadounidense sin precedentes para adquirir publicaciones e información extranjeras durante la Segunda Guerra Mundial y en el período inmediatamente posterior.

Al inicio de este conflicto devastador, nadie podía prever que el coleccionismo de libros -el dominio de los bibliógrafos y los bibliófilos- se convertiría en un compromiso gubernamental. Al final, las habilidades, la experiencia y las aspiraciones de los bibliotecarios y coleccionistas se alinearon con los objetivos militares y políticos estadounidenses. Los participantes llevaban consigo un fuerte compromiso de ganar la guerra, sentían repugnancia contra el régimen nazi y compartían la confianza de que Estados Unidos rescataría la civilización en peligro. Sin embargo, en la base de este sentido de propósito nacional se encontraban preguntas incómodas sobre la ética de la adquisición, los derechos de los vencedores, la relación entre la lectura y la libertad, y la justicia de la restitución.

¿Por qué el coleccionismo llegó a ser tan importante en la lucha americana de la Segunda Guerra Mundial? La respuesta está en la naturaleza misma de los libros y de los textos impresos, y en el carácter particular de la guerra. Los libros sirven a los lectores de muchas maneras diferentes: como fuentes de información útil, como formas de comunicación y como manifestaciones materiales del conocimiento y la tradición cultural. En una guerra total, estos atributos generales se convirtieron en terrenos de batalla. Para luchar contra el enemigo se requería la movilización de conocimientos, lo que produjo un compromiso arrollador con la recopilación de inteligencia, incluida la inteligencia de “código abierto” recogida en las publicaciones. También exigía confrontaciones ideológicas que contrastaban fuertemente la libertad y el fascismo; los libros alemanes y otros medios de comunicación eran vistos como portadores de propaganda nazi que debían ser eliminados. El asalto de la guerra moderna a la vida civil también provocó una nueva atención a la preservación de libros y otros materiales culturales.

La idea de que las fuentes abiertas proporcionarían la información necesaria para ganar la guerra era una idea fascinante, no necesariamente evidente. A diferencia de la interceptación y el análisis de mensajes codificados (inteligencia de señales), las publicaciones estaban abiertamente disponibles y a menudo no eran oportunas. Sin embargo, en el transcurso de la guerra, las publicaciones se transmutaron en información valiosa -indicada, irónicamente, por el hecho de que se convirtieron en información clasificada-, fueron retiradas del acceso público y a menudo permanecieron en secreto mucho tiempo después de terminada la guerra. En el proceso, bibliotecarios y académicos se convirtieron en improbables agentes de inteligencia, que aplicaron sus conocimientos profesionales a la guerra clandestina y al gran esfuerzo por derrotar al Eje.

“Este libro surgió de un descubrimiento casual durante un homenaje en línea a un tío que nunca conocí. Reuben Peiss había sido bibliotecario en Harvard cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, y como muchos fue reclutado en la Oficina de Servicios Estratégicos, la primera agencia de inteligencia de la nación. Como agente de campo con sede en Lisboa y Berna, desarrolló una red de libreros y particulares para adquirir publicaciones oportunas para el análisis de inteligencia. Cuando los Aliados entraron en Alemania, trabajó con equipos de recolección de documentos para descubrir registros de crímenes de guerra, alijos de propaganda nazi y colecciones de libros enterrados en cuevas y minas. Después de la guerra, dirigió una misión en el extranjero de la Biblioteca del Congreso para adquirir obras publicadas en la Alemania de la época de la guerra y en los países ocupados para las bibliotecas de investigación estadounidenses. Cuando regresó, trabajó en el Departamento de Estado y enseñó en la escuela de la biblioteca de la Universidad de California, Berkeley. Plagado de enfermedades crónicas, vivió una corta vida, muriendo en 1952 a la edad de cuarenta años.”

Intérpretes en la Guerra Civil. Planeta biblioteca 2019/12/02

 

b6df9b25674e8cbe6bc8935a4b969298

Intérpretes en la Guerra Civil. Planeta biblioteca 2019/12/02

Escuchar el programa

Ir a descargar

 

Presentamos el libro “Lenguas entre dos fuegos. Intérpretes en la Guerra Civil española (1936-1939)” (Comares, 2019) de Jesús Baigorri Jalón, intérprete en la ONU entre 1989 y 1999 y reconocido internacionalmente como experto y un buen conocedor de la historia de la interpretación.  Con Jesús hemos hablado de la labor de recogida y cotejo de datos para elaborar el texto, el papel juega el intérprete en el terreno de la política, que cambió en la profesión desde entonces, con qué medios contaban, cómo fue la selección de los profesionales, que tareas desarrollaron, , las condiciones de trabajo, la exposición a situaciones de peligro, la indumentaria y todas las circunstancias que concurrieron en en el proceso de mediación lingüística durante el conflicto.

Historia de la educación en manuscritos, revistas y compendios de los siglos XIX y XX.

 

capa_histc3b3ria_educac3a7c3a3o_manuscritos-v2

Edgleide de Oliveira Clemente da, S., S. Ivanildo Gomes dos, et al. (2018). [e-Book] A história da educação em manuscritos, periódicos e compêndios do XIX e XX. Sao Paulo, SciELO Books.

Texto completo

Esta colección tiene como objetivo revisar la Historia de la Educación Brasileña a través del lente de revistas, manuscritos y compendios de los siglos XIX y XX, sacando a la luz las discusiones que impregnaron la educación en las diferentes provincias y por parte de los diferentes actores sociales del  país. Para ello, se presentan trabajos dedicados a analizar, a través de diferentes lentes y fuentes, la situación sociocultural que subyace a la formalización del proceso de escolarización en el Brasil Imperial. Cargada de sentidos, normas, reglas y conocimientos, desde su génesis y constitución, la escuela de ayer y de hoy refleja los ideales de una época y de un lugar. Se presentan las huellas de una educación no dirigida por religiosos en la educación pública de Alagoas; la circulación de la Filosofía Panéctica de Joseph Jacotot en la revista Sciencia (1847-1848), en la corte imperial; los choques que surgen en el campo de la educación y la medicina; la vida, las obras literarias y la actuación de dos maestros de primaria de Alagoas que estaban presentes en un escenario de publicación masculina o de representantes de la intelectualidad brasileña; la obra y la vida de Tomaz Espíndola y la geografía escolar del Imperio Brasileño a partir del compendio: “Elementos de Geografía y Cosmografía ofrecidos a la Juventud Alagoas (1885)”; el discurso hegemónico de la hegemonía promovido por Arthur Ramos a través de su defensa de la idea de “higiene mental” y la concepción de la infancia en la Revista de Enseñanza (1927-1931), en Alagoas, en contrapunto con Walter Benjamin.

Privilegio y Propiedad: Ensayos sobre la historia del derecho de autor

 

26

Ronan Deazley, M. K. a. L. B. e.  [e-Book] Privilege and Property: Essays on the History of Copyright, Cambridge: Open Publishers Editions, 2010.

Texto completo

Desde su publicación, este libro ha sido visto gratuitamente 41.809 veces (detalles). Lo que se puede y no se puede copiar es una cuestión de derecho, pero también de estética, cultura y economía. El acto de copiar, y la creación y transacción de los derechos relacionados con él, evoca nociones fundamentales de comunicación y censura, de autoría y propiedad -de privilegio y de propiedad. Este volumen concibe una nueva historia del derecho de autor que tiene sus raíces en una amplia gama de normas y prácticas. Los ensayos se remontan al mundo material de la artesanía y las invenciones mecánicas de la Italia del Renacimiento, donde, en 1469, el maestro impresor alemán Johannes de Speyer obtuvo un privilegio exclusivo de cinco años para imprimir en Venecia y sus dominios.

A lo largo del viaje intelectual que sigue, encontramos a John Milton quien, en 1644, acusó al parlamento inglés de haber sido engañado por el `fraude de algunos antiguos titulares de patentes y monopolizadores en el comercio de la venta de libros’ (por ejemplo, la London Stationers’ Company). Ensayos revisionistas posteriores investigan la regulación de la imprenta en las colonias norteamericanas como una versión provincial y un tanto cruda de los precedentes europeos, y cómo, en la Francia revolucionaria de 1789, el sutil equilibrio que los reales decretos habían establecido entre los intereses del autor, el librero y el público, fue destruido por la abolición del sistema de privilegios. Algunos de los ensayos también abordan la evolución específica de los derechos asociados a las artes visuales e interpretativas.

El volumen acompaña al archivo digital Primary Sources on Copyright (1450-1900), financiado por el Arts and Humanities Research Council (AHRC) del Reino Unido. Privilegio y Propiedad es recomendado en la Guía de Libros de Texto de Educación Superior del Times (Noviembre, 2010). El Jessica E. Smith and Kevin R. Brine Charitable Trust y el Arts and Humanities Research Council (AHRC) del Reino Unido han contribuido generosamente a la publicación de este volumen.

 

De libros redondos y gordos y otras historias: huellas de Torres Villarroel en la Biblioteca Universitaria

esferas

 

Becedas González, Margarita. “De libros redondos y gordos y otras historias: huellas de Torres Villarroel en la Biblioteca Universitaria” Salamanca: Centro de Estudios Salmantinos, 2019. 162 p. ISBN 9788486820480

 

Ejemplares disponibles en la Biblioteca de Universidad de Salamanca

Ver reseña en “El mercurio salmantino

 

“Hoy que estamos a últimos de junio de 1572, está del mismo modo (la Universidad de Salamanca), huérfana de libros e instrumentos, y muchos de sus hopalandas, todavía persuadidos a que tiene algún sabor a encantamiento o farándula esta ciencia-la matemática- y nos miran los demás licenciados como a estudiantes  inútiles y ruines.”

Diego de Torres Villarroel “Prólogo general de sus obras”.

Ver

 

El libro contiene el discurso del Acto de ingreso en el Centro de Estudios Salmantino de Margarita Becedas González, directora de la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca .  Libros “redondos y gordos”, así es como Diego de Torres Villarroel se refería a las esferas celestes y globos terráqueos. No era una denominación despectiva, todo lo contrario, el catedrático de Matemáticas y Astrología quería así enfatizar el valor de las esferas como herramientas para la docencia. 

“De libros redondos y gordos y otras historias: huellas de Torres Villarroel en la Biblioteca Universitaria” aborda la relación del escritor y catedrático Diego de Torres Vilaroel con la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca. La biblioteca que Torres conoció durante su etapa universitaria arrastraba desde 1664 los desdichados efectos de la caída de la bóveda. Pero en torno a la época de su jubilación logro verla ya restaurada y con una imagen muy parecida a la actual, aunque aún seguía “huérfana de libros e instrumentos”. En 1752 resultó elegido miembro de la Junta de Librería, por lo que tuvo la oportunidad de colaborar en su organización y crecimiento. Fue entonces, como cuando con el afán de crear una academia para la enseñanza práctica de las matemáticas, Torres Villarroel adquirió para la biblioteca las esferas terrestres y celestes que llamó “libros redondos y gordos”

Por otra parte se analiza la llamada “Biblioteca Torres Villaroel” adquirida por la universidad en 1979, así como la presencia en la biblioteca de las obras que publicó antes de su muerte en 1770.

Torres Villarroel, cuya imagen de Piscator siempre oscureció sus méritos literarios y científicos , se revela como un personaje notable, un hombre inquieto y de prosa aguda e inteligente, sin duda un pseudocientífico preilustrado, pero de espíritu apasionado y con una admirable capacidad para la divulgación.

Muchas felicidades a Marga por el ingreso en el CES, y por el excelente discurso que tuvimos ocasión de escuchar con verdadero agrado en la tarde de ayer.