Archivo de la categoría: PreTextos

El abrazo de la lectura

 

56600672

 

“Pero también el libro tiene enemigos entre los de su propia especie. En mi caso personal, fueron los libros de texto del bachillerato. Qué repulsión, qué aversión me inspiraron. Odio al libro, odio a la lectura, odio al conocimiento. Por fortuna, había en Madrid muchísimos puestecillos callejeros en los que vendían a mitad de precio noveluchas de segunda mano, o de tercera o cuarta, sobadas y requetesobadas, noveluchas de aventuras, policiacas y también verdes [eróticas]. Aquellos puestecillos hicieron que se conservara vivo mi amor al libro, que los catedráticos escritores habrían conseguido asesinar. En la guerra de libros -como no puede ocurrir en las guerras de verdad-, ganaron los pobres”.


Fernando Fernán Gómez (1921-2007), El abrazo de la lectura

 

 

Las bibliotecas se unen a la moda en un desfile de alta costura de Chanel

 

1562144589945648-02_fw-2019-20-hc-finale-picture-by-olivier-saillant-2-

 

El Grand Palais de París se transformó en una gigantesca biblioteca en el desfile de alta costura de Chanel titulado “la sinfonía de libros” de Karl Lagerfeld – viejos, nuevos y en diferentes idiomas y lugares-. Este fue el inicio de la nueva diseñadora de la marca Virginie Viard. Un vasto círculo de libros como una antigua biblioteca cubría el Grand Palais, el espacio preferido de Chanel.

Tomando como referencia la biblioteca de Mademoiselle Chanel en su apartamento de la Rue Cambon 31, el espacio se organizó como una tranquila sala de estar con elegantes sofás, sillas alares, mesas de centro, alfombras y adornos, con sus estantes presumiblemente repletos de obras de los autores favoritos de Chanel: Homero, Platón, Virgilio, Sófocles, Lucrecio, Dante, Montaigne, Cervantes, Madame de Sévigne, Stéphane Mallarmé, y obras de autores que formaron parte de su vida, como Jean Cocteau. La biblioteca también recordaba la casa del anterior diseñador de Chanel, Karl Lagerfeld. Lector voraz, famosa por tener estanterías del piso a techo. Como recordó Edward Enninful, redactor jefe de Vogue UK, a principios de este año: “Karl tenía una mente enciclopédica; cuando hablaba con él, yo asentía con la cabeza, pero a menudo tenía que ir a investigar de quién demonios estaba hablando.”

 

4182

“Es una mezcla de libros en el apartamento de Coco Chanel y los de Galignani”, dijo Virginie, refiriéndose a una de las librerías favoritas de París. Si bien la biblioteca se había diseñado para la ocasión y los libros eran falsos. En cualquier caso, el libro es el mejor complemento para cualquier mujer del siglo XXI.

 

1562145323194-aw19hc-chanel-215

Veo tu inteligencia cuando pasas las hojas de un libro

 

pp550x550.u2

INTELIGENCIA

Veo tu inteligencia cuando pasas las hojas
de un libro, y un destello te ilumina;
cuando frunces los labios para atrapar la idea,
mariposa en la punta de un florete.
Cuando te hago observar la línea de los cuerpos
de Prud’hon, de Guérin y de Bronzino,
y entiendes que hay en ti la misma gloria.
Cuando si vacilar me tomas la cabeza
para llevarme hasta el lugar exacto,
y después de ascender y de tensarte
como se abraza al viento una cometa,
de subir y bajar por la montaña rusa,
das un salto redondo en la noria del aire
y tomas tierra, ardiendo las mejillas,
abres los ojos y me dicen “¡Hola!”,
con un gesto tranquilo de la mano.

Guillermo Carnero

Ex-Libris, la película sobre la Biblioteca Pública de Nueva York (NYPL)

exlibris_quad_title

Ver información

 

La película de Frederick Wiseman, EX LIBRIS – The New York Public Library, nuestra las escenas de una de las instituciones de conocimiento más grandes del mundo como un lugar de bienvenida, intercambio cultural y aprendizaje.

EX LIBRIS – La Biblioteca Pública de Nueva York es una producción de Ex Libris Films, LLC en asociación con WGBH y Independent Television Service (ITVS), con fondos proporcionados por la Corporation for Public Broadcasting (CPB) para PBS. Productor Ejecutivo de ITVS – Sally Jo Fifer.

La película nos lleva al espectador a la trastienda de una de las más grandes nstituciones de conocimiento del mundo. La película examina cómo esta legendaria institución ha seguido con sus actividades habituales adaptándose a la vez a la revolución digital. Muestra que las bibliotecas informan y educan de múltiples formas: libros, conciertos, conferencias, clases y muchas cosas más.

El documental explora el papel de la NYPL como una red igualitaria de exploración, intercambio y aprendizaje. No hay personajes centrales, sólo una serie de viñetas que representan de todo, desde la poesía hasta la construcción de robots. La biblioteca tiene 92 puntos de servicio y atiende cada área de manera diferente de acuerdo a sus necesidades.

Incluye ponentes tan conocidos como Richard Dawkins, Patti Smith y Elvis Costello y usuarios anónimos de la biblioteca en sus vestíbulos, anexos y salas de reuniones.

Los gestores que dirigen la biblioteca exploran sus desafíos para atender un conjunto tan diverso de necesidades y Wiseman contrasta esto con los diversos usuarios de la biblioteca, incluyendo los usuarios de computadoras portátiles, investigadores y personas sin hogar.

 

Con 92 puntos de servicio en Manhattan, el Bronx y Staten Island, la biblioteca es un recurso para todos los habitantes de esta ciudad multifacética y cosmopolita, y más allá. La Biblioteca Pública de Nueva York ejemplifica la arraigada creencia estadounidense en el derecho del individuo a saber y estar informado. Es una de las instituciones más democráticas de Estados Unidos, en la que todo el mundo es bienvenido. La Biblioteca se esfuerza por inspirar el aprendizaje, promover el conocimiento y fortalecer a las comunidades.

 

 

¡El diccionario de Adán está en peligro!

 

59628a3a44466f4f4775a21e86ef1aa7

David Molins Garcia (Autor, Traductor), Ilustraciones de Empar Piera. Las aventuras de Sandro y el resto de unicornios (Calidoscopio) Tapa blanda –ISBN 978-84-16044-85-6

Disponible en AMAZON

 

¡El diccionario de Adán está en peligro!

 

He subido a clase a por el estuche y he visto a Iker haciendo pis en el diccionario de Adán.
–¡Eres un cochino asqueroso! ¿Por qué estás haciendo pipí en el diccionario de Adán? –le he dicho. Adán se iba a mediodía a comer a su casa, es una lástima que no se hubiera quedado en el cole.
–¡Porque estoy harto de él! ¡El otro día La Seta me castigó sin salir al patio por su culpa! ¡Cuando Adán coja el diccionario esta tarde le van a oler muy mal las manos y ninguna chica se acercará a él!
–¡Se lo voy a decir a la profe esta tarde!
–¡Ve con cuidado! ¡Si se lo dices te daré un par de puñetazos! —y me tuve que callar porque Iker es mucho más fuerte que yo y no quiero que estropee mi preciosa cara.
Pero por la tarde ocurrió una cosa terrible: ¡Adán no vino! Aitana nos contó que Adán había empezado a tener fiebre a mediodía. Y en clase de Lengua, la señorita Gloria cogió justamente el diccionario de Adán, y en cuanto le llegó a su nariz el olor a pipí, empezó el espectáculo.
–¿Quién ha sido el gracioso que ha hecho pipí en el diccionario de Adán Moreno?
Todos nos quedamos callados y yo no quería decir nada por miedo a que Iker me destrozara la cara.
–¡Seguro que ha sido Valentín! –gritó Iker.
–¡Mentiroso! Seguro que has sido tú! –le respondió Valentín.
–¿A que te doy un guantazo? –gritó Iker.
–¡Va, listo, ven si te atreves! –le respondió Valentín.
–¡Pelea, pelea! —empezamos a gritar todos. Y entonces Iker se levantó y se dirigió hacia Valentín, y le dio un puñetazo en la cara. Valentín se puso a llorar y por suerte, en ese momento entró El Pulpo a nuestra clase debido al escándalo que estábamos organizando.–¡Se os oye desde la otra parte de la escuela! ¿Me puede decir qué ha pasado, señorita Gloria?
–Ha habido un gracioso que ha orinado en el diccionario de Adán y no sabemos quién es –dijo la señorita Gloria, que estaba afónica.
–No se preocupe. Eso tiene una solución sencilla –y dirigiéndose a la clase–: ya que nadie se declara culpable, tendréis un castigo y estaréis toda la semana sin patio. Además, Iker y Valentín copiaréis doscientas veces: «No me pelearé con los compañeros porque la violencia no llega a ninguna parte». Entonces sonó la sirena y recogimos nuestras cosas.
Estoy seguro de que la señorita Gloria no querrá volver a venir a nuestra clase después de todo lo que la hemos hecho sufrir en el día de hoy.

 

 

Llénalos de noticias incombustibles, pero se creerán inteligentes.

 

uploads252fstory252fthumbnail252f74487252f5f00302f-459b-468c-b25e-b93976c668c2.jpg252f950x534

 

Llénalos de noticias incombustibles. Sentirán que la información los ahoga, pero se creerán inteligentes. Les parecerá que están pensando, tendrán una sensación de movimiento sin moverse. Y serán felices.

Ray Bradbury, Fahrenheit 451, 1953

 

Esta frase de Ray Bradbury en la que resume el actual escenario de la información en la era de la postverdad y las “fakes news” fue escrita en 1953 en su libro Fahrenheit 451

 

 

Lugares comunes – escena bibliotecaria (Tutti Tudela)

 

“Tengo un libro de química industrial donde está todo muy bien explicado, se lo puedo prestar con la condición de que me lo devuelvas, no es mío, es del instituto.”

Lugares comunes (2002) / Adolfo Aristarain. Tuti Tudela —

 

Fernando (Federico Luppi): Creo que usted sabe mucho de perfumes.
Tutti Tudela (secretaria): Ummm, casi tanto como usted de mujeres. Con una sola mirada, muy discreta, me examinó de arriba a abajo y creo que no le pareció nada mal lo que veía, ¿me equivoco?
F: O usted es muy sabia o mi mirada está perdiendo la discreción, tal vez porque no esperaba encontrarme con alguien que despertara en mí un inequívoco sentimiento de lujuria.
T: Usted también es una presa que una mujer sin prejuicios estaría muy dispuesta a conquistar.
Carlos (amigo de Fernando): Si quieren sigo yo con las fotocopias y ustedes se van a tomar un café o algo…
T: A mí me quedan unos cuantos prejuicios. Este momento no debe pasar de ser un intercambio muy agradable de elogios eróticos. Puro coqueteo entre dos personas con mucha experiencia.
F: Experiencia no implica conocimiento… Yo no sé nada de mujeres.
T: Eso es una mentira elegante, un caballero no habla de ciertas cosas.
F: Las pocas mujeres que conocí en mi vida, las admiré, las observé e intenté descifrarlas…, nunca dejaron de ser un misterio, nunca dejaron de sorprenderme. Creo que lo único importante es disfrutar de su presencia. No me di cuenta enseguida, pero… un tiempito después aprendí a escucharlas, a valorar los silencios, las miradas, esos momentos en los que parece que no pasa nada y pasa un mundo. Aprendí a respetar su intuición, su inteligencia… y aprendí a amarlas.
T: Le quiero advertir que el nivel de mi defensa se está bajando peligrosamente. No se puede decir esas cosas así… como si nada.
C: Yo me voy, te espero en el coche… (hace gesto de irse).
F: Llevo 40 años casado con la misma mujer y le soy fiel (su amigo se queda).
T: No soy chismosa, no es necesario que me mienta.
F: No le estoy mintiendo. Nunca me obligué a serle fiel a mi mujer. No es una norma o pacto a respetar. Con Lili, con mi mujer, siempre dijimos que si alguien se cruza con alguno de los dos… mala suerte, pero sin mentiras. Estamos juntos porque queremos, nadie nos obliga a ser leales. Ninguna de las mujeres que conocí después de Lili le puede ganar. No… Las miro, las puedo admirar, me puede asombrar encontrarme con alguien como Tutti Tudela, pues yo estoy abierto a lo que sea, por lo que pueda pasar. Pero no hay caso… Lili gana… Lili gana siempre.
T: Tengo la… sensación… de que cuando habla de mujeres… está hablando de una sola mujer.
F: Sí, puede ser sí.
C: Debo advertirle, mi querida Tutti que el discurso de mi amigo es una gran mentira, magistralmente armada para seducir mujeres hermosas como usted.
T (hablando a Luppi): Me gustaría mucho conocer a su mujer.. quiero dejar de ser discreta por una sola vez y contarle todo lo que usted me dijo. ¿Ella lo sabe?
F: Nunca se lo dije, pero… Lili… qué sé yo!!!! nunca se le escapa nada.
T: Dígaselo.
F: No sé si puedo… Por eso escribo…
T: Eso también estaría bien… pero hágalo pronto… Esa mujer no se merece que la hagan esperar tanto.