Archivo de la categoría: PreTextos

Cuento kilómetros. Cuando leo me transporto

14950404352cuento_kilometros

Cuento kilómetros. Cuando leo me transporto. [e-Book]  Santiago de Chile, Plan Nacional de la Lectura y LOM Ediciones, 2016.

Texto completo

La Corporación Cultural Espacio Creamundos y Empresas Turbus, con la colaboración del Plan Nacional de la Lectura y LOM Ediciones, presentan la antología Cuento kilómetros. Cuando leo me transporto, que incluye los tres primeros lugares y a siete menciones honrosas de concurso 2016 que llevó el mismo nombre de la antología. El texto ganador fue En busca del Hamlet perdido, del escritor Diego Zúñiga; el segundo lugar fue para Casas de Tránsito, de Felipe Cares, y el tercer lugar recayó sobre Graciela Pino, autora del cuento llamado Un pitido continuo y largo.

Hallados tres libros envenenados en una biblioteca universitaria de Dinamarca

 

file-20180627-112614-twgyc6

 

Jakob Povl Holck & Kaare Lund Rasmussen, This University Library Discovered Three of Its Books Were Poisonous. Well that’s awkward. The Conversation 1 Jul 2018

Ver  original

 

Algunos recordarán el libro mortal de Aristóteles que juega un papel vital en la trama de la novela de Umberto Eco “El nombre de la rosa”. En el que el libro envenenado por un monje benedictino loco de un monasterio italiano del siglo XIV, mata a todos los lectores que se lamen los dedos al pasar las páginas intóxicadas. ¿Podría pasar algo así en la realidad? ¿Envenenamiento por los libros?

 

 

Recientemente se ha descubierto que tres libros de la sección de “raros” de los siglos XVI y XVII sobre varios temas históricos de la colección de la biblioteca de la Universidad del Sur de Dinamarca, contenían grandes concentraciones de arsénico en sus portadas.

Las cualidades venenosas de estos libros se detectaron mediante la realización de una serie de análisis de fluorescencia de rayos X (micro-XRF). Esta tecnología muestra el espectro químico de un material analizando la radiación “secundaria” característica que emite el material durante un análisis de rayos X de alta energía. La tecnología Micro-XRF se utiliza en los campos de la arqueología y el arte, por ejemplo, cuando se investigan los elementos químicos de la cerámica y la pintura.

La razón por la que se llevaron estos tres libros raros al laboratorio de rayos X fue porque la biblioteca había descubierto previamente que algunos fragmentos de manuscritos medievales, tales como copias de la ley romana y de la ley canónica, se utilizaron para confeccionar portadas de otros libros. Está bien documentado que los encuadernadores europeos de los siglos XVI y XVII reciclaban pergaminos más antiguos.

Se intentó identificar los textos latinos utilizados, o al menos leer parte de su contenido. Pero se encontró que los textos latinos en las portadas de los tres volúmenes eran difíciles de leer debido a una extensa capa de pintura verde que oscurecía las viejas letras manuscritas. Así que se llevaron al laboratorio. La idea era poder filtrarse a través de la capa de pintura utilizando micro-XRF y centrarse en los elementos químicos de la tinta de abajo, por ejemplo, hierro y calcio, con la esperanza de hacer que las letras fueran más legibles para los investigadores de la universidad. Pero el análisis XRF reveló que la capa de pigmento verde era arsénico. Este elemento químico es una de las sustancias más tóxicas del mundo y la exposición puede provocar diversos síntomas de intoxicación, el desarrollo de cáncer e incluso la muerte.

El arsénico (As) es un metaloide omnipresente y natural. En la naturaleza, el arsénico se combina habitualmente con otros elementos como el carbono y el hidrógeno. Esto se conoce como arsénico orgánico. El arsénico inorgánico, que puede aparecer tanto en forma metálica pura como en compuestos, es la variante más dañina. La toxicidad del arsénico no disminuye con el tiempo. Dependiendo del tipo y la duración de la exposición, puede producir varios síntomas de envenenamiento que incluyen irritación estomacal y de intestino, náuseas, diarrea, cambios en la piel e irritación de los pulmones.

Se cree que el pigmento verde que contiene arsénico que se encuentra en las cubiertas de los libros es verde parisino, triarsenita de acetato de cobre (II) o acetoarsenita de cobre (II) Cu (C₂H₃O₂)₂-3Cu(AsO₂)₂ Esto también se conoce como “verde esmeralda”, debido a sus llamativos tonos verdes, similares a los de la popular piedra preciosa.

El pigmento de arsénico – un polvo cristalino – es fácil de fabricar y se ha utilizado comúnmente para múltiples propósitos, especialmente en el siglo XIX. El tamaño de los granos de polvo influye en la tonificación del color, como se observa en pinturas al aceite y lacas. Los granos más grandes producen un verde más oscuro y los más pequeños un verde más claro. El pigmento es especialmente conocido por su intensidad de color y su resistencia a la decoloración.

La producción industrial del color verde en París se inició en Europa a principios del siglo XIX. Los pintores impresionistas y postimpresionistas utilizaron diferentes versiones del pigmento para crear sus vívidas obras maestras. Esto significa que muchas piezas de museo contienen hoy en día el veneno. En su apogeo, todo tipo de materiales, incluso las tapas de libros y la ropa, podían ser revestidos en verde parisino por razones estéticas. Por supuesto, el contacto continuo de la piel con la sustancia provocaría síntomas de exposición.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, se tuvo conciencia de los efectos tóxicos de la sustancia, y esta variante del arsénico se dejó de utilizar como pigmento y se utilizó con mayor frecuencia como plaguicida en las tierras de cultivo. Otros pigmentos sustituyeron al “Verde París” en las pinturas y en la industria textil. A mediados del siglo XX, se eliminó su uso en las  tierras de cultivo.

En el caso de los libros, el pigmento no se utilizó con fines estéticos, formando un nivel inferior de la portada. Una explicación plausible para la aplicación -posiblemente en el siglo XIX- del “Verde París” en los libros antiguos podría ser la de protegerlos de los insectos y las alimañas.

Bajo ciertas circunstancias, los compuestos de arsénico, tales como arseniatos y arsenitos, pueden ser transformados por microorganismos en arsina (AsH₃) – un gas altamente venenoso con un olor distintivo a ajo. Es un hecho que los papeles pintados verdes elaborados con estas sustancias en la época victoriana llevaron a la muerte a muchos niños que los utilizaron para decorar sus habitaciones

Actualmente, por cuestiones de seuuridad, la biblioteca almacena los tres volúmenes venenosos en cajas de cartón separadas con etiquetas de seguridad en un armario ventilado. También se planteo su digitalización para minimizar la manipulación física. Cualquiera no esperaría que un libro contuviera una sustancia venenosa. Pero podría suceder.

 

Endogamia académica

 

 

“Le seguían los acólitos torciendo los ciriales; después los turiferarios, meciendo tan fuertemente los braserillos, que las centellas volaban y crujían en torno del maestro de ceremonias”

Gabriel Miró “Nuestro Padre San Daniel – Novela de capellanes y devotos” 

 

Tristemente un espectáculo que se sigue viviendo hoy en día. En una ocasión pensé que con la entrada de las personas más jóvenes en la universidad las cosas cambiarían, craso error, como diría Aute “pido perdón por confundir el sueño con la realidad”. The Show Must Go… Acabo de ver pasar por mi ventana Max Estrella y al coro de ModernistasOs dejo esta magnífica cita de Gabriel Miró

 

Las 10 bibliotecas universitarias en las que más se liga en España

ligarbiblioteca

Las 10 bibliotecas universitarias en las que más se liga en España

Original: El diario.es

Septiembre es oficialmente el mes de la ‘vuelta al cole’ para los estudiantes de todas las edades. Tras el fin de las vacaciones cuesta volver a coger el hábito de estudiar, por ello hay que buscar alicientes. Y algunos universitarios los encontrarán más fácilmente que otros. Meetic, la web y app para encontrar pareja, ha elaborado el ranking de las 10 bibliotecas universitarias donde más se liga en España para facilitar a los estudiantes la vuelta a los estudios. Y lo ha hecho usando los datos internos de la actividad de la app en cada zona de España. Esta son las elegidas:

 

1. Facultad de Derecho de la Universidad de Granada. Granada

2. Biblioteca Universitaria de Sabadell de la Universidad Autónoma de Barcelona.  Sabadell.

3. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense. Madrid.

4. Biblioteca de Ciencias Sociales Gregori Maians de la Universidad de Valencia. Valencia.

5. Ciencias de la Información de la Universidad Complutense. Madrid

6. Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla. Sevilla.

7. Biblioteca del Campus de Vizcaya de la Universidad del País Vasco. Leioa (Vizcaya)

8. Biblioteca Francisco de Vitoria de la Universidad de Salamanca. Salamanca

9. Facultad de Ciencias Sociales y Comunicación de la Universidad de Vigo. Pontevedra.

10. Biblioteca General de la Universidad de Málaga. Málaga

 

 

Un cartel a la puerta de una biblioteca con el texto “por favor, no dejen entrar al gato” se hizo viral en defensa de los derechos de autor

image

Wingo, R. S., A. Logsdon, et al. “Going viral: Copyright lessons from Max the Cat.” College & Research Libraries News vol. 79, n. 7 (2018). pp. 350. https://crln.acrl.org/index.php/crlnews/article/view/17052

 

El 29 de noviembre de 2017, una foto de un cartel que pedía a los usuarios de la biblioteca “por favor, no dejen entrar al gato” Se hizo viral cuando las agencias de noticias recogieron la historia, la imagen (y el gato). La foto pasó del Instagram de Rebecca S. Wingo a Tumblr a Twitter a Facebook a Reddit a Twitter al Washington Post

 

Esta historia, primero impresa y pegada con cinta adhesiva en la puerta de una biblioteca universitaria en St. Paul, Minn., Podría haber terminado ahí. Pero como se vio anteriormente, se twitteó . También se difundió en Tumblr-ed y Reddit-ed . Entre otras cuestiones porque a la gente que navega por Internet le encantan los gatos, y tiene una afición especial por los conocidos como gatos de biblioteca , la historia de Max, explotó.

Esto demuestra que una buena campaña de marketing no tiene porque ser costosa, simplemente imaginativa.

 

 

Neil Gaiman y Chris Riddell publican un ensayo ilustrado sobre por qué necesitamos bibliotecas

x400

“Art Matters: Because your imagination can change the world” Texto de Neil Gaiman e ilustraciones de Chris Riddell

Dos de los grandes defensores de la lectura por placer regresan para recordarnos que las bibliotecas crean ciudadanos informados. Con ilustraciones originales del ilustrador de Gaiman, Chris Riddell, Art Matters es un testimonio conmovedor de la libertad de ideas que nos inspira a hacer arte frente a la adversidad, y nos desafía a elegir ser audaces.

Ver

Comprar

Art Matters (El arte importa) es una llamada a la acción creativa que combina cuatro extraordinarias obra escritas por Neil Gaiman, e  ilustradas con la llamativa obra de arte en cuatricromía de Chris Riddell. Inspirado en los discursos, poemas y manifiestos creativos publicados por Gaiman, Art Matters es la encarnación de la visión de este notable artista multimedia, una exploración de cómo la lectura, la imaginación y la creación pueden transformar el mundo y nuestras vidas.

663

Art Matters reúne cuatro de los escritos más queridos de Gaiman sobre creatividad y arte:  “Credo”, su manifiesto sobre la libertad de expresión, notablemente conciso y relevante, fue presentado por primera vez tras los rodajes de Charlie Hebdo “Make Good Art”, su famoso discurso de apertura del curso de 2012 pronunciado en la Universidad de Filadelfia.  “Making a Chair”, un poema sobre las alegrías de crear algo, incluso cuando las palabras no llegan.  “Sobre las bibliotecas”, un apasionado argumento a favor de las bibliotecas que ensalza su importancia para nuestro futuro y celebra la forma en que fomentan a los lectores y soñadores.

653

 

664