Archivo de la etiqueta: Bibliotecarios

A lo mejor nos hacen falta tantos bibliotecarios como ingenieros

1554377232_555997_1554377660_noticia_normal_recorte2

Bibliotecas o polígonos

Lorenzo Silva

Cadena SER 20 de abril de 2019

Ver completa

En una biblioteca se genera de forma instantánea una conversación en la que se implica la comunidad. Esa conversación es estímulo y hasta se convierte en motor de la vida cotidiana, en la que introduce una nueva calidad.

«A lo mejor a un pueblo en trance de despoblación le hace más bien una biblioteca que un polígono». La frase, escuchada el otro día en esta misma emisora, tiene un autor y es de ley que antes de nada se deje constancia de su nombre: Luis Antonio Sáez, director de la Cátedra sobre Despoblación y Creatividad de la Universidad de Zaragoza. La afirmación no sólo proviene de alguien que se ha dedicado a estudiar en profundidad un fenómeno y a analizar las posibles respuestas. Encierra además una reflexión inteligente y necesaria sobre el valor y la rentabilidad social de los libros y de la cultura. No cuesta mucho convencer a un alcalde de que emprenda la urbanización de un polígono o la construcción de un polideportivo, aunque es muy probable que ni uno ni otro contribuyan a fijar población; el primero porque sin vías de comunicación no querrá venir empresa alguna, el segundo porque si algún chaval brilla con la pelota ya se encargarán de llevárselo a la gran ciudad. En una biblioteca, en cambio, se genera de forma instantánea una conversación en la que se implica la comunidad, y que con el concurso de un buen bibliotecario alcanza incluso a sus elementos menos letrados. Esa conversación es estímulo y hasta se convierte en motor de la vida cotidiana, en la que introduce una nueva calidad. A lo mejor nos hacen falta tantos bibliotecarios como ingenieros: además de construir cacharritos, tenemos, no lo olvidemos, el reto de darles sustancia a nuestros días.

Día Nacional del Trabajador de Bibliotecas 9 de abril

 

e143f4a50d4f5f844d7a1ce697547821

 

Reconocer a todos los trabajadores de bibliotecas que hacen posible el servicio de biblioteca todos los días en el Día Nacional del Trabajador de Bibliotecas, el 9 de abril, un día designado para los usuarios, gestores, personal, simpatizantes, comunidades y amigos de las bibliotecas para reconocer las valiosas contribuciones hechas por todos aquellos que trabajan en las bibliotecas.

La ALA–Allied Professional Association ha desarrollado un kit de herramientas de publicidad gratuita. El juego de herramientas incluye plantillas descargables para artículos, ejemplos de comunicados de prensa, proclamaciones y anuncios de servicio público, que se pueden utilizar para promover sus actividades.

Tweet sobre sus celebraciones de la NLWD usando el hashtag, #NLWDD19, Comparte fotos y descripciones de sus celebraciones con el Boletín de la Biblioteca Worklife.

 

 

Las bibliotecarias son como Mary Poppins y duermen en las bibliotecas

 

marypoppins

 

Las bibliotecarias son como Mary Poppins y duermen en las bibliotecas por Alejandro Palomas

Ver original

 

En la Redacción de ‘El Asombrario’ hemos recibido una nueva carta de Guille, un niño de nueve años. Y es la cuarta. Creemos que tiene algo que ver con el escritor Alejandro Palomas, que, por cierto, acaba de publicar su nueva novela juvenil protagonizada por Guille, ‘Un secreto’ (Destino). Hoy nos plantea si podemos pedir que las bibliotecarias, a las que tanto quiere y admira, cobren un poco más, para que puedan regresar cada noche a sus casas, y no tengan que dormir en las bibliotecas.

 

Buenos días, señor Director. Vuelvo a ser Guille. Es que estoy en la biblioteca de la plaza, que se llama Municipal, porque mi padre se ha olvidado de venir a buscarme y Lola, la señora que trabaja aquí, me ha dicho que puedo quedarme leyendo mientras le espero. Lo que pasa es que mi padre hace muchas cosas todo el rato y a veces llega muy tarde a buscarme y dice “es que no doy, no me da la vida” y una vez en el coche se puso a sudar y respiraba muy raro, como si hubiera dado diez vueltas al patio de gimnasia y hubiera llegado el último como Lorena Silva, que aunque repite curso va muy lenta porque merienda Donuts y zumo de bote y bueno.

Es que la señora Lola me ha dado una manzana y ha dicho “toma, una pieza de fruta siempre viene bien” y luego se ha puesto a ordenar libros con un carrito hasta que ha llegado un chico mayor aunque no mucho y han hablado así muy bajito porque es la biblioteca y si hablas te ponen un negativo y entonces ella se ha reído como que no quería pero sí, y ha dicho “Ay, Jose, si es que yo vivo aquí, parece que no lo sepas”. Entonces he notado una cosa por encima de la barriga que era dolor aunque distinto, porque seguro que lo de que la señora Lola vive en la biblioteca era un secreto mundial de los espías de Miami del Norte y para que no me vieran me he tapado la cara con el libro de La sirenita, que es nuevo porque es en moderno. Es que la señora Lola siempre me da libros muy chulos con dibujos que se llaman ilustraciones y dice: “Este te gustará mucho, Guille. Ya verás”. Y en el de hoy, la Sirenita ya no se ahoga como pasaba en el antiguo, que era de un señor que siempre estaba triste porque era de Dinamarca. En el nuevo, la Sirenita se hace capitana de un barco moderno porque estudia en la Cruz Roja y como no quiere novio ni nada, rescata a personas del mar que van en barcas de goma sin tapón. La señora Lola me dijo ayer que a lo mejor a Ariel le pagaban menos que a los sirenos y se quejó muchas veces, pero como nadie le hacía caso al final se cansó.

Lo que pasa, señor Director, es que yo creía que las bibliotecarias solo estaban en la biblioteca un rato largo y después se iban a casa con su familia, pero ahora ya sé que viven aquí y seguro que tienen una cama que está detrás de una pared secreta con libros y a lo mejor no pueden salir ni nada porque son esclavas y les pagan muy poco y por eso nunca comen ni tienen un piso. ¿Y usted podría llamar por mensaje de móvil al presidente del mundo de España y contarle el secreto sin que se entere nadie y decirle que les pague una semanada de diez euros o más para que puedan tener vacaciones y no se mueran jóvenes de tanto trabajar sin que les dé el aire? Es que si no, seguro que se mueren muy jóvenes y si la señora Lola se muere seguro que cierran la biblioteca y ponen un súper o un gimnasio de músculos y ya no me dejarán quedarme aquí cuando papá se olvide de mí.

Y entonces…

Entonces ¿quién fabricará los libros gratis con los cuentos modernos y nos dará la merienda que no engorda y apagará los ordenadores y las luces cuando no haya nadie porque si no se gasta la luz que dice papá que está muy cara y eso sí que no?

Y otra cosa, señor Director: ¿Puede preguntarle también al presidente si las bibliotecarias son como Mary Poppins porque se quedaron huérfanas muy pequeñas o son así porque leen todo el rato para encontrar secretos que duelan y quitarlos de los libros antes de abrir por la mañana?

Y ya está porque creo que padre me llama desde la calle con la bocina ronca.

Novelista, traductor y poeta, ha recibido, entre otros, el Premio Nacional de Literatura Juvenil 2016 con Un hijo y el Premio Nadal 2018 con Un amor. Su obra ha sido traducida a más de 20 lenguas.

 

La formación elearning: una herramienta para la formación continua del personal bibliotecario

 

elearning-to-do-more-with-limited-budget

 

Marquina, Julian. La formación elearning: una herramienta para la formación continua del personal bibliotecario, Nota de prensa 2019

 

La formación permanente y continua es primordial para cualquier profesional, incluidos el personal bibliotecario. Desde las organizaciones e instituciones del sector se recomienda y fomenta el desarrollo personal y profesional como la manera de poder ofrecer mejores servicios a los usuarios. Baratz, en su compromiso de servicio a la comunidad bibliotecaria, pone a su disposición cursos de formación online sobre el uso del SIGB AbsysNet a través de su campus virtual

https://formacion.absysnet.com/

 

La formación continua es un elemento fundamental para el desarrollo de los profesionales ante el entorno cambiante en el que se mueven. Aspectos como la revolución comunicativa, la informativa o la tecnológica están provocando cambios metodológicos, estructurales y funcionales ante los que surgen nuevas necesidades.

Dentro del sector de las bibliotecas, esta necesidad de formación permanente es, si cabe, aún más importante por su labor social. La constante relación con los usuarios los obliga a estar continuamente al tanto de las novedades y pendientes de nuevas necesidades en la comunidad bibliotecaria.

Tanto desde organismos internacionales, como la IFLA, como desde el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, a nivel nacional, se ha remarcado la importancia de la formación permanente en el sector bibliotecario. El Grupo de Trabajo sobre Perfiles Profesionales del CCB detectó en el documento «Formación continua en el Sistema Español de Bibliotecas. Resultados de una encuesta» que la formación continua es fundamental no solo porque adiestra al personal sino también porque es un criterio que se tiene en cuenta en la promoción del personal. Por su parte, la IFLA ha redactado unas directrices para el desarrollo continuo profesional (Guidelines for Continuing Professional Development: Principles and Best Practices) en las que destaca la importancia de la inversión en el desarrollo profesional del personal bibliotecario y los actores principales para conseguir personal de biblioteca altamente cualificado.

Las razones por las cuales la formación es fundamental para el desarrollo profesional del personal de biblioteca son numerosas. Algunas de las más importantes son:

1. Adquirir y actualizar conocimientos.
2. Adquirir y desarrollar nuevas habilidades.
3. Intercambiar y compartir experiencias y conocimientos.
4. Mejorar la calidad del desempeño profesional.
5. Actualizar y fomentar la innovación y creación de nuevos servicios a través de
las tendencias de la información, comunicación y tecnología.
6. Crecer personal y profesionalmente.
7. Favorecer el progreso profesional/promocionar internamente.
8. Aumentar la motivación en el trabajo.

En Baratz estamos comprometidos desde siempre con la formación, ofreciendo como parte de nuestros servicios cursos para el mejor aprovechamiento de nuestras herramientas. La última aportación que hemos hecho es facilitar aún más esta opción formativa ofreciendo cursos elearning a través de nuestro campus virtual (https://formacion.absysnet.com/), de forma que el alumno pueda adaptar los cursos a sus necesidades y pueda hacerlo cuando mejor le convenga. Así que no dudes en seguir formándote y no pierdas esta oportunidad.

Bibliotecarios famosos. Planeta Biblioteca 2019/03/06

46575798184_8be8ff0433_b_d

ESCUCHAR

Ir a descargar

 

En el programa de hoy hemos hablado sobre famosos que ejercieron la profesión de bibliotecarios. Desde Eratóstenes, bibliotecario de la famosos biblioteca de Alejandría, a papas como Nicolás V y Pío XI, hasta escritores como MArcel Proust, Borges, Pesssoa o Stepen King, a estadístaas como Mao, Mohamed Jatami, o el creador del FBI en algún momento de sus vidas ejercieron esta bonita profesión, muchos de ellos también fueron eminentes bibliófilos y amantes del libro.

Ver

Galería de Bibliotecarios Famosos

¿Clubs de fans de bibliotecarios?

Jorge Luis Borges, suma de infinitos bibliotecarios hipostáticos

Giacomo Casanova “El bibliotecario más seductor”

Ray Bradbury, el escritor con alma de bibliotecario

Pessoa Bibliotecario en Bibliotecas llenas de fantasmas

Maria Moliner: la labor intelectual como bibliotecaria, filóloga y lexicógrafa

Kikí de akí, bibliotecaria pop de la móvida

Raíces y flores: vida y obra de la bibliotecaria afrocubana Marta Therry

 

46441194484_ae2ccb6a06_b_d

Abdul Alkalimat y Kate Williams Javier Ramón Santovenia Díaz, Traductor Revisión realizada por Jone Vicente Urrutia. Raíces y flores: vida y obra de la bibliotecaria afrocubana Marta Therry. Urbana, IL, USA : Twenty-First Century Books and Publications, 2019.

Texto completo

La biografía sobre Marta Terry recoge pasajes trascedentes de su vida profesional, tales como su paso por las bibliotecas de la Junta Central de Planificación (actual Ministerio de Economía y Planificación), Casa de las Américas y la Biblioteca Nacional de Cuba. De igual modo, el volumen ofrece una panorámica de sus años como integrante del ejecutivo de IFLA y, sobre todo, su labor como organizadora del Congreso Mundial de Bibliotecología y Documentación, celebrado en Cuba, en agosto de 1994

 

El título de este libro describe una contradicción. Raíces significan una historia larga, rica y compleja lo que constituye la base para el crecimiento. Las flores significan la afirmación continua de la vida: las cosas verdaderamente nuevas y hermosas. Los dos significados están conectados en el ritmo de la vida, la muerte y el renacimiento. El momento más maravilloso es la primavera, cuando las raíces de un árbol detonan la energía a través del organismo y el árbol da luz a una nueva temporada de capullos. Esta es una manera de pensar en el proceso revolucionario cubano: era un soporte histórico de los cuales provocó un florecimiento de nuevas cosas.

Este libro constituye un acercamiento a la trayectoria de una persona a través su labor bibliotecaria, un viaje que ha durado alrededor de sesenta y tres años y continúa activa. Se centra en las tensiones que existen entre la sostenibilidad y la innovación, entre la estandarización de normas globales y la descolonización para reafirmar la integridad nacional.

La biografía sobre Marta Terry recoge pasajes trascedentes de su vida profesional, tales como su paso por las bibliotecas de la Junta Central de Planificación (actual Ministerio de Economía y Planificación), Casa de las Américas y la Biblioteca Nacional de Cuba. De igual modo, el volumen ofrece una panorámica de sus años como integrante del ejecutivo de IFLA y, sobre todo, su labor como organizadora del Congreso Mundial de Bibliotecología y Documentación, celebrado en Cuba, en agosto de 1994. “Al Congreso de La Habana llegamos tras muchos años de trabajo, en los cuales nos fuimos ganando el respeto de las asociaciones de muchos países”, refirió la única cubana elegida miembro de honor de IFLA, distinción recibida en 2006. “Después del congreso, Cuba fue más respetada y querida dentro de la asociación de bibliotecarios”, concluyó la exintegrante del ejecutivo de IFLA entre 1991 y 1997, incluidos cuatro años como vicepresidenta. (2016)

Este libro está publicado con CC0 1.0 Universal (CC0 1.0), Dedicación de Dominio Público. Los autores y el edición ha dedicado la obra al dominio público, mediante la renuncia a todos sus derechos a la obra bajo las leyes de derechos autorales en todo el mundo,  incluyendo todos los derechos conexos y afines, en la medida permitida por la ley. Puede copiar, modificar, distribuir e interpretar la obra, incluso para propósitos comerciales, sin pedir permiso.

 

La dama de libros.

Poema de Abdul Alkalimat dedicado a Marta Terry

 

“Ella se burla e incluso se mofa de los cuentos de la cultura.

Ella recoge clasifica conservas
y colabora
y siempre que las campañas.

Ella es una señora de libros, una bibliotecaria, un cuadro en la batalla de las ideas.

Ella vive ahora,
pero su tiempo es el futuro.”

—La Habana, primero de enero de 2007

Publicado en 2019 por Twenty-First Century Books and Publications, Apartado de Correos 341, Urbana, Illinois 61801 USA.

 

 

Los bibliotecarios, algunas de las raras capacidades de inteligencia de las que nuestro país puede estar orgulloso

 

tumblr_n3tpb7jrvi1rdpk23o1_500

John Steinbeck Library, Salinas, California, 2009

 

“Estuvimos allí para celebrar algunas de las raras capacidades de inteligencia de las que nuestro país puede estar orgulloso: las de los bibliotecarios. Los veo como sanadores y magos. Los bibliotecarios pueden obtener de individuos inarticulados suficiente información sobre lo que buscan para guiarlos por el camino de la conexión. Son guías de senderos a través del bosque de estanterías y pasillos – Si liberas a una persona que tiene habilidades limitadas, será golpeada por las ramas-. Pero los bibliotecarios emparejan a los lectores con los libros correctos. . .”

Anne Lamott

 

Se refiere a un encuentro ente escritores y actores en Sacramento para salvar las bibliotecas de Salinas, amenazada de cierre por recortes presupuestarios. La propia Lamott viajó en auto con el célebre artista y maestro budista Jack Kornfield. El grupo organizó una “lectura de emergencia” las 24 horas del día para sensibilizar a la opinión pública, no sólo de la importancia de las bibliotecas como instituciones culturales, sino también al capital humano que las impulsaba.