Archivo de la etiqueta: Internet

50 años de la red de redes: La evolución de la Red en España

captura-12-218x300

50 años de la red de redes: La evolución de la Red en España: del Tesys a la economía digital. Madrid: Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicación de Madrid, 2018

Texto completo

El surgimiento de lo que hoy llamamos Internet ha sido capaz de transformar profundamente nuestros modelos económicos y sociedades como pocas revoluciones lo han hecho. A lo largo de estos 50 años de historia, la “red de redes” se ha convertido en un activo irrenunciable para los ciudadanos, las empresas y las administraciones.

No obstante, la historia de Internet, su evolución y su transformación hasta convertirse en la red que hoy conocemos, es una cuestión desconocida no sólo para el gran público, sino también para muchos profesionales cuya actividad gira en torno a ella.

El libro, fruto de la colaboración de red.es, el Foro Histórico de las Telecomunicaciones y  la Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicación de Madrid se estructura en cinco partes. Una primera en la que el relato avanza por la Senda Histórica segmentada en cuatro períodos: de 1967 a 1995, Las Primeras Redes de Datos; de 1995 a 2004, Internet Comercial; de 2004 a 2014, Internet Móvil y Social; y a partir de 2014, la Economía Digital. En las cuatro se describen con toda precisión y lujo de detalles la introducción de Internet en España, diferenciada en cuatro bloques: la Senda de la Academia y la Sociedad Civil; la Senda de los Operadores; la Senda de la Administración; y la Senda de los Contenidos, las Aplicaciones y los Servicios.

Anuncios

Cada vez más personas de todas las edades y condiciones utilizan Internet

beneficios-del-coworking-para-trabajadores-mayores-de-50-anos-noticias-infocif-1

New Data Show Substantial Gains and Evolution in Internet Use. Washington D. C.: National Telecommunications and Information Administration (NTIA), 2018

Texto completo

La brecha digital está mostrando signos de ceder a medida que más estadounidenses de todas las profesiones y condiciones sociales se conectan a Internet. Según los resultados iniciales de la encuesta más reciente de NTIA sobre el uso de Internet realizada por la Oficina del Censo de los Estados Unidos, varios grupos históricamente desfavorecidos mostraron aumentos significativos en la adopción de Internet en los últimos años.

La encuesta, que se llevó a cabo en noviembre de 2017, revela nuevos contornos del uso de Internet por parte de los estadounidenses. En 2017, había más hogares que tenían un plan de datos en sus dispositivos móviles que aquellos que disponían de un servicio de banda ancha por cable. Además, por primera vez desde que NTIA comenzó a rastrear el uso de diferentes tipos de dispositivos informáticos, las tabletas fueron más populares que los ordenadores de escritorio entre los estadounidenses, y el número de personas que usaron múltiples tipos de dispositivos también aumentó sustancialmente.

Los datos muestran que el 78 por ciento de los estadounidenses a partir de los 3 años de edad utilizaba Internet en noviembre de 2017, en comparación con el 75 por ciento en julio de 2015. Este aumento de 13,5 millones de usuarios fue impulsado por el aumento de la adopción entre las familias de bajos ingresos, los ancianos, los afroamericanos, los hispanos y otros grupos que han sido menos dados a conectarse a Internet.

Los dispositivos informáticos preferidos de los estadounidenses también han cambiado en los últimos años. Hace dos años, la NTIA informó que el uso de dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas estaba en aumento, y que esto seguía siendo cierto en 2017. Sesenta y cuatro por ciento de los estadounidenses usaron un teléfono inteligente en 2017, en comparación con el 53 por ciento en 2015, y el uso de tabletas aumentó del 29 por ciento al 32 por ciento durante el mismo período. El uso de dispositivos portátiles como los relojes inteligentes y las bandas de acondicionamiento físico -todavía una categoría de productos incipiente- creció significativamente hasta el 8 por ciento de los estadounidenses, en comparación con el 1 por ciento dos años antes. El uso de la televisión inteligente y de los dispositivos conectados a la televisión también siguió aumentando, con un crecimiento de siete puntos porcentuales hasta el 34 por ciento entre 2015 y 2017.

Continúan aumentando el número de dispositivos que se utilizan para conectarse a Internet. La proporción de personas que utilizan al menos dos tipos diferentes aumentó del 52 por ciento en 2013 al 62 por ciento en 2017. El uso de tres o más tipos de dispositivos diferentes también aumentó sustancialmente, de 32 por ciento en 2013 al 42 por ciento en 2017.

Sin embargo, a medida que muchas personas recurren a una variedad de herramientas informáticas diferentes para realizar diferentes tareas, algunos grupos utilizan menos dispositivos que otros. Las personas que viven en hogares de mayores ingresos son más dados a usar múltiples tipos de dispositivos. Los estadounidenses que reportaron ingresos familiares inferiores a $25,000 por año en promedio usaron 1.34 tipos diferentes de dispositivos, mientras que aquellos con ingresos de $100,000 o más usaron un promedio de 2.77 tipos de dispositivos-más del doble.

La encuesta, realizada como un suplemento a la Encuesta de Población Actual (CPS) de la Oficina del Censo, incluyó a más de 123,000 personas que viven en más de 52,000 hogares en 50 estados y el Distrito de Columbia. NTIA ha patrocinado el Suplemento de Uso de Computadoras e Internet de CPS 14 veces desde 1994. Con su gran tamaño de muestra y más de 50 preguntas sobre el uso de Internet, es la encuesta nacional más completa sobre cómo los estadounidenses se conectan a Internet y lo que hacen cuando están en línea.

 

 

 

 

Adolescentes, Medios Sociales y Tecnología 2018

pi_2018-05-31_teens-technology_featured

 

Anderson, M. and J. Jiang [e-Book]  Teens, Social Media & Technology 2018. New York, Pew Research Center, 2018.

Texto completo

YouTube, Instagram y Snapchat son las plataformas en línea más populares entre los adolescentes. El 95% de los adolescentes tienen acceso a un teléfono inteligente, y el 45% dice que están en línea ‘casi constantemente’. La encuesta también encuentra que no existe un consenso claro entre los adolescentes sobre el efecto que los medios sociales tienen en sus vidas. 

 

El informe recoge algunos de los principales hallazgos de la encuesta del Pew Research a adolescentes estadounidenses realizada del 7 de marzo al 10 de abril de 2018. A lo largo del informe, cuando se habla de “adolescentes” se refiere a las personas de 13 a 17 años de edad.

Hasta hace poco, Facebook había dominado el panorama de los medios sociales entre la juventud de Estados Unidos, pero ya no es la plataforma en línea más popular entre los adolescentes, según una nueva encuesta del Pew Research Center. Hoy en día, aproximadamente la mitad (51%) de los adolescentes estadounidenses de 13 a 17 años de edad dicen que usan Facebook, pero menos de lo que usan YouTube, Instagram o Snapchat.

Este cambio en el uso de las redes sociales por parte de los adolescentes es sólo un ejemplo de cómo ha evolucionado el panorama tecnológico para los jóvenes desde la última encuesta del Pew Research sobre los adolescentes y el uso de la tecnología en 2014-2015. Más notablemente, la propiedad de teléfonos inteligentes se ha convertido en un elemento casi omnipresente en la vida de los adolescentes: el 95% de los adolescentes ahora informan que tienen un teléfono inteligente o acceso a uno. A su vez, estas conexiones móviles están impulsando actividades en línea más persistentes: un 45% de los adolescentes dicen que están en línea en una base casi constante.

La encuesta también encuentra que no existe un consenso claro entre los adolescentes sobre el efecto que los medios sociales tienen en sus vidas. Las minorías de adolescentes describen ese efecto como mayormente positivo (31%) o mayormente negativo (24%), pero la mayor parte (45%) dice que el efecto no ha sido ni positivo ni negativo.

 

 

 

 

Ciberseguridad y Confianza en los hogares españoles. Mayo 2018

ciberseguridad_privacidad_binomio_mejora_compras_online

Ciberseguridad y Confianza en los hogares españoles. Mayo 2018. Madrid, ONTSI, 2018.

Texto completo

 

Este estudio realizado durante el segundo semestre de 2017, aporta información sobre el estado de la ciberseguridad en los hogares españoles. Para ello se analiza la adopción de medidas de seguridad así como el nivel de incidencia de situaciones que pueden constituir riesgos de seguridad. Además se estudia el grado de confianza que la población tiene en Internet.

 

La información presentada en el informe se ha conseguido a través de dos metodologías, por un lado, mediante un cuestionario online realizado a hogares y por otro lado, a través de la instalación del software Pinkerton en PCs, smartphones y tablets Android. La combinación de estas dos metodologías da un gran valor a este estudio puesto que permite contrastar la información declarada de los cuestionarios con los datos reales recogidos por el software.

Las principales conclusiones del estudio en el segundo semestre de 2017 son:

  • La e-confianza del usuario comienza a recuperarse tras la gran cantidad de noticias relacionadas con incidencias de seguridad publicadas durante el primer semestre del año. Este segundo semestre aumenta 3 puntos porcentuales y el dato se sitúa en el 42,8 % de los individuos.
  • Internet es considerado como cada día más seguro por el 44,1 % de los internautas españoles.
  • Casi 7 de cada 10 usuarios (68,5 %) consideran que su ordenador y/o dispositivo móvil se encuentra razonablemente protegido frente a las potenciales amenazas de Internet.
  • El uso real de soluciones antivirus por parte de los internautas españoles es del 69 % en PC y del 43,7 % en dispositivos Android. Este uso real es inferior al declarado por los internautas (-4,6 p.p. en el caso de los ordenadores y -6,1 p.p. en dispositivos Android).
  • Gran parte del software malicioso resulta novedoso e innovador de forma que puede eludir las detecciones de los recursos antivirus. Esto hace que el 61,7 % de los usuarios de ordenadores y el 28,1 % de dispositivos Android, no se percate de las infecciones existentes en sus equipos.
  • En cuanto al acceso a la Red mediante redes inalámbricas, el dato declarado refleja que el 93,8 % de los usuarios se conecta mediante una conexión propia, 18,9 % de los internautas se conecta a una red inalámbrica Wi-Fi pública y el 14,9 % a la red de un particular. De éstos, el 38,9 % lo hace siempre que lo necesitan y en cualquier lugar.

 

 

 

Politización del Espacio Digital : Teoría, Internet y Renovación de la Democracia

635198_cover

Smith Garrisson, T.  [e-Book]  Politicizing Digital Space : Theory, the Internet, and Renewing Democracy. Westminster, University of Westminster Press, 2017.

Texto completo

El objetivo de este libro es esbozar cómo una política radicalmente democrática puede ser revitalizada en la teoría y en la práctica a través del uso de Internet. El autor sostiene que la política en su sentido propio puede distinguirse de la antipolítica analizando la configuración del espacio público, la subjetividad, la participación y el conflicto. Cada uno de estos terrenos puede configurarse de manera más o menos política, aunque el statu quo contemporáneo los inclina fuertemente hacia una configuración antipolítica, y a partir de esta comprensión de lo que implica exactamente la política, este libro considera cómo Internet puede ayudar y obstaculizar los esfuerzos para mover cada área en una dirección más política. Al interpretar explícitamente las teorías contemporáneas de lo político en términos de Internet, este análisis evita las trampas del determinismo tecnológico y del cinismo tecnológico,  al dar a conocer lo que significa la palabra “política”, el autor desarrolla un trabajo teórico de Arendt, Rancière, Žižek y Mouffe para presentar una visión clara y coherente de cómo, en teoría, se puede digitalizar la política y, alternativamente, cómo se puede desplegar Internet al servicio de la política tridemocrática”.

Libertad en la Red 2017, Los gobiernos de todo el mundo están aumentando drásticamente sus esfuerzos para manipular la información en los medios sociales

 

40359816350_50e8a47c24_b_d

 

Freedom on the Net 2017: Manipulating Social Media to Undermine Democracy. [e-Book] Washington D. C: Fredon House, 2018

Texto completo

Los gobiernos de todo el mundo están aumentando drásticamente sus esfuerzos para manipular la información en los medios sociales, amenazando la noción de Internet como una tecnología liberadora, según Freedom on the Net 2017, la última edición de la evaluación anual país por país de la libertad en línea, publicada hoy por Freedom House.

 

Los gobiernos de un total de 30 países desplegaron algún tipo de manipulación para distorsionar la información en línea, en comparación con los 23 del año anterior. Comentaristas pagados, trolls, bots, sitios de noticias falsas y medios de propaganda estaban entre las técnicas usadas por los líderes para inflar su apoyo popular y esencialmente apoyarse a sí mismos.

La manipulación en línea y las tácticas de desinformación jugaron un papel importante en las elecciones de por lo menos 18 países durante el año pasado, incluyendo los Estados Unidos, dañando la capacidad de los ciudadanos para elegir a sus líderes sobre la base de noticias objetivas y un debate auténtico. La manipulación de contenidos contribuyó a un séptimo año consecutivo de declive general de la libertad en Internet, junto con un aumento de las interrupciones del servicio de Internet móvil y un aumento de los ataques físicos y técnicos contra los defensores de los derechos humanos y los medios de comunicación independientes.

Los gobiernos de al menos 14 países restringieron la libertad de Internet en un intento de abordar la manipulación de contenidos. Las autoridades ucranianas, por ejemplo, bloquearon los servicios con sede en Rusia, incluyendo la red social y el motor de búsqueda más utilizados del país, después de que los agentes rusos inundaran los medios sociales con historias inventadas que promovían la narrativa del Kremlin.

Por tercer año consecutivo, China fue el peor abusador de la libertad en Internet, seguida de Siria y Etiopía. En Etiopía, el gobierno cerró las redes móviles durante casi dos meses como parte de un estado de emergencia declarado en octubre de 2016 en medio de protestas antigubernamentales a gran escala.

Menos de la cuarta parte de los usuarios de Internet en el mundo residen en países en los que Internet está designada como Libre, lo que significa que no hay obstáculos importantes para el acceso, restricciones onerosas sobre el contenido, o graves violaciones de los derechos de los usuarios en forma de vigilancia sin control o repercusiones injustas para la expresión legítima.

Los gobiernos manipularon los medios sociales para socavar la democracia: Los gobiernos de 30 países de los 65 países evaluados intentaron controlar los debates en línea. En los últimos años, esta práctica se ha generalizado considerablemente y se ha vuelto técnicamente más sofisticada.

Los censores estatales se centraron en la conectividad móvil: Un número cada vez mayor de gobiernos ha restringido el servicio de Internet móvil por razones políticas o de seguridad. La mitad de todos los cierres de Internet en el último año fueron específicos de la conectividad móvil, y la mayoría de los demás afectaron simultáneamente a los servicios móviles y de línea fija. La mayoría de los cierres móviles se produjeron en zonas pobladas por minorías étnicas o religiosas, como las zonas tibetanas en China y Etiopía.

Más gobiernos restringieron el vídeo en directo: A medida que el vídeo en directo ganaba popularidad con la aparición de plataformas como Facebook Live y Snapchat’s Live Stories, los usuarios de Internet se enfrentaron a restricciones o ataques para la transmisión en directo en al menos nueve países, a menudo para evitar la transmisión en directo de las protestas antigubernamentales. Países como Bielorrusia interrumpieron la conectividad móvil para impedir que las imágenes en directo llegaran a un público masivo

Aumentaron los ataques técnicos contra los medios de comunicación, la oposición y los defensores de los derechos humanos: Se documentaron ciberataques contra críticos del gobierno en 34 de los 65 países. Muchos gobiernos tomaron medidas adicionales para restringir el cifrado, dejando a los ciudadanos aún más expuestos.

Nuevas restricciones a las redes privadas virtuales (VPN): En la actualidad, 14 países restringen las herramientas utilizadas para eludir la censura de alguna forma y seis países han introducido nuevas restricciones, ya sea prohibiciones legales o bloqueos técnicos en los sitios web de VPN o en el tráfico de la red.

Los ataques físicos contra ciudadanos de Internet y periodistas en línea se expandieron dramáticamente: El número de países que sufrieron represalias físicas por hablar en línea aumentó en un 50 por ciento durante el último año, de 20 a 30 de los países evaluados. En ocho países, la gente fue asesinada por su expresión en línea. En Jordania, un caricaturista cristiano fue asesinado por burlarse de la visión celestial de los militantes islamistas, mientras que en Myanmar, un periodista fue asesinado tras publicar en Facebook notas en las que se alegaba corrupción.

Desde junio de 2016, 32 de los 65 países evaluados en Freedom on the Net vieron cómo la libertad en Internet se deterioraba. Los descensos más notables se documentaron en Ucrania, Egipto y Turquía

Casi el 90% de las personas dice que Internet ha sido algo bueno para las personas y la sociedad en general

 

Smith, A. and T. Caiazza (2018). [e-Book] Declining Majority of Online Adults Say the Internet Has Been Good for Society. New York, Pew Research Center, 2018

Texto completo

 

La mayoría de los adultos en línea dicen que Internet ha sido bueno ellos y para  para la sociedad en general, pero al mismo tiempo crece el número de personas que también ven aspectos negativos del uso de esta tecnología. Por otra parte, los contornos de la conectividad están cambiando: Uno de cada cinco estadounidenses son ahora usuarios de Internet “sólo a través de teléfonos inteligentes” en sus hogares.

 

Los estadounidenses tienden a ver el impacto de Internet y otras tecnologías digitales en sus propias vidas de manera muy positiva, según las encuestas del Pew Research Center a lo largo de los años. Una encuesta de adultos estadounidenses realizada en enero de 2018 encuentra evidencias continuas de esta tendencia, la gran mayoría de los usuarios de Internet (88%) dice que Internet, en general, ha sido algo bueno para ellos personalmente.

Pero incluso cuando ven el impacto personal de Internet de manera positiva, los estadounidenses se han vuelto algo más ambivalentes sobre el impacto de la conectividad digital en la sociedad en su conjunto. Una gran mayoría de adultos en línea (70%) sigue creyendo que Internet ha sido algo bueno para la sociedad. Sin embargo, la proporción de adultos en línea que dicen esto ha disminuido en un modesto, pero significativo porcentaje de 6 puntos desde principios de 2014, cuando el Pew Research hizo la primera pregunta. Esto se equilibra con un aumento correspondiente (del 8% al 14%) en la proporción de adultos en línea que dicen que el impacto social de Internet es una mezcla de lo bueno y lo malo. Mientras tanto, el porcentaje que dice que Internet ha sido algo mayormente malo para la sociedad no ha cambiado mucho en ese tiempo: el 15% lo dijo en 2014, y el 14% lo dice hoy en día.

Este cambio de opinión con respecto al último impacto social de Internet es particularmente marcado entre los estadounidenses más mayores, a pesar del hecho de que los adultos han sido especialmente rápidos adoptadores de tecnologías de consumo como los medios sociales y los teléfonos inteligentes en los últimos años. Hoy en día, el 64% de los adultos en línea de 65 años de edad y mayores dicen que Internet ha sido en su mayor parte algo bueno para la sociedad. Eso representa una disminución de 14 puntos desde el 78% que dijo esto en 2014. Las actitudes de los adultos más jóvenes se han mantenido más consistentes durante ese tiempo: el 74% de los usuarios de Internet entre las edades de 18 a 29 años dicen que Internet ha sido en su mayoría bueno para la sociedad, en comparación con el 79% que lo dijo en 2014.

En cuanto al grado formativo, la respuesta es muy similar a los datos de la encuesta de 2014, es más probable que los graduados universitarios digan que Internet ha tenido un impacto positivo en la sociedad (y menos probable que digan que ha tenido un impacto negativo) que aquellos con niveles más bajos de educación. Entre los adultos en línea con un título universitario, el 81% dice que el impacto de Internet en la sociedad ha sido mayormente bueno y sólo el 7% dice que ha sido mayormente malo. Por el contrario, el 65% de los que tienen un diploma de bachillerato o menos dicen que Internet ha tenido un impacto mayormente bueno en la sociedad, y el 17% dicen que su impacto ha sido mayormente malo.

Los puntos de vista positivos de Internet suelen estar vinculados al acceso a la información y a la conexión con otros; los puntos de vista negativos se basan en una gama más amplia de cuestiones.

Aquellos que piensan que Internet ha tenido un buen impacto en la sociedad tendieron a concentrarse en dos temas clave, según los ítems de seguimiento que permitieron a los encuestados explicar sus puntos de vista con sus propias palabras. La mayoría (62% de los que tienen una opinión positiva) mencionaron cómo Internet facilita y acelera el acceso a la información. Mientras tanto, el 23% de este grupo mencionó la capacidad de conectarse con otras personas, o las formas en que Internet les ayuda a mantenerse más en contacto con amigos y familiares.

Por el contrario, aquellos que piensan que Internet es algo malo para la sociedad dieron una gama más amplia de razones para sus opiniones, sin que se destaque ningún tema en particular. El tema más común (mencionado por el 25% de los encuestados) fue que Internet aísla a las personas entre sí o que hace que las personas pasen demasiado tiempo con sus dispositivos. Estas respuestas también incluían referencias a la difusión y prevalencia de noticias falsas u otros tipos de información falsa: El 16% mencionó este tema. Alrededor del 14% de los que piensan que el impacto de Internet es negativo citaron preocupaciones específicas sobre su efecto en los niños, mientras que el 13% sostuvo que fomenta la actividad ilegal. Una pequeña parte (5%) expresó preocupaciones sobre la privacidad o sobre si la información personal sensible está disponible en línea.

Uno de cada cinco estadounidenses son ahora usuarios de Internet “sólo a través de teléfonos inteligentes” en sus hogares. Estos cambios de actitud están ocurriendo en un paisaje más amplio en el que las opciones de acceso disponibles para los estadounidenses están cambiando dramáticamente. Más notablemente, uno de cada cinco estadounidenses (20%) son ahora “sólo usuarios de teléfonos inteligentes” en casa – es decir, tienen un teléfono inteligente pero no se suscriben al servicio de banda ancha tradicional donde viven. Este porcentaje representó un aumento de 7 puntos en comparación con los datos de 2015, cuando el 13% de los estadounidenses eran usuarios de teléfonos inteligentes solamente. Aproximadamente dos tercios de los estadounidenses (65%) dicen que disponen de un servicio de banda ancha en su domicilio, cifra muy similar al 67% que dijo esto en julio de 2015.

La proporción de personas que sólo disponen de una conexión a Internet en casa son aquellos con un nivel de formación inferior, en relación con quienes disponen de un servicio de banda ancha en casa. También informan que viven en hogares de bajos ingresos. Por ejemplo, el 31% de los estadounidenses con un ingreso familiar anual de menos de 30,000 $ son usuarios de Internet que utilizan sólo teléfonos inteligentes,  y más del triple de la proporción entre los que viven en hogares que ganan 75,000$ o más por año (9%). Este fenómeno también es notablemente más frecuente entre los que respondieron que eran de color e hispanos que entre los blancos.

Por el contrario, los estadounidenses relativamente bien educados y económicamente acomodados tienen muchas más probabilidades de decir que tienen una conexión de banda ancha tradicional en casa. Casi nueve de cada diez estadounidenses en hogares que ganan 75,000$ o más por año dicen que se suscriben al servicio de banda ancha en el hogar, casi el doble de la tasa entre aquellos que ganan menos de 30,000$ por año (45% de los cuales tienen servicio de banda ancha en el hogar).

Más allá de esta creciente dependencia de los teléfonos inteligentes para el servicio de Internet en el hogar en lugar del servicio de banda ancha tradicional, también es notable que el 15% de los estadounidenses indican que no tienen servicio de banda ancha en casa ni un teléfono inteligente. Una gran parte de este grupo no está en línea, y  el 11% informan que no utilizan Internet ni el correo electrónico desde ningún lugar. En otros casos, la parte sin banda ancha doméstica o un teléfono inteligente representa a los estadounidenses que se conectan por otros medios.

Y, al igual que en el caso del uso exclusivo de Internet por parte de los teléfonos inteligentes, los que carecen de servicio de banda ancha y de un teléfono inteligente tienen una probabilidad desproporcionada de pertenecer a ciertos segmentos de la población. Más notablemente, el 40% de los estadounidenses de 65 años de edad y mayores están dentro de esta categoría. Esto también es así en el caso de minorías residentes rurales (25%), aquellos que no han asistido a la universidad (25%) y aquellos de hogares que ganan menos de 30,000$ por año (23%).